sábado, 31 de mayo de 2008

Curso gratuito de fonética paqueta


Si usted quiere vivir intensamente la sensación de pertenecer al exclusivo mundo de los ganadores, le propongo un ejercicio sin costo alguno que le brindará el placer de sentirse por un instante todo un señorito de Recoleta o de los countries más paquetes zona norte.
Busque un espejo (el que mejor se adapta al ejercicio es el del baño) y por las dudas baje persianas, ventiluces o cortinas asegurándose de no ser observado por nadie.
Párese frente al espejo. Ponga cara de serio y diga:
“EL CAMPO”
Repítalo un par de veces mirando fijamente su rostro. Luego, enfocando la forma que toma su boca. Repita nuevamente:
“EL CAMPO”
"EL CAMPO"

Bien. Ahora mírese y prenuncie:
“EL KEMPO”
Y repítalo un par de veces.
“EL KEMPO, EL KEMPO”
Rápidamente observará cambios en la inflexión de su voz y notará modificaciones en la expresión de su boca y rostro. En el punto máximo de éxtasis sonoro la boca tiene que dibujar una “O” bastante achatada como lo demuestra la foto que ilustra el post.
Notará que las comisuras de su boca se ensanchan y por un instante se sentirá uno de esos tilinguitos que gritan “VIVA EL KEMPO. POR EL KEMPO” en Santa Fe y Callao.
En realidad no es una “e” cerrada. Es una mixtura paqueta entre “e” y “a”. Como en tantas pronunciaciones de la lengua inglesa (Oh casualidad) hay que poner la boca dispuesta para pronunciar la letra “e”, pero se debe sacar una “a”. También puede ser a la inversa. Da un resultado igualmente muy fino.
Ahora sí llegará al punto justo de la pronunciación paqueta.
Repita el ejercicio varias veces y poniendo la boca con forma de “e” haga sonar una “a” y se verá transportado al corazón de Avenida Quintana.
Repita de nuevo:
“POR EL KEMPO”
“POR EL KEMPO”
Por un instante experimentará la fresca y divertida sensación de sentirse un concheto insuperable.

viernes, 30 de mayo de 2008

El kempo está cada vez más loquito


Carbap responsabiliza al Gobierno Nacional, de quien están a cargo las fuerzas policiales, por este acto de intimidación y provocación al sector impidiendo ejercer el derecho constitucional de protestar"
¿Cómo?
¿No era que los derechos de unos terminan donde comienzan los derechos del prójimo?
¿Y la pérdida del presentismo?
¿Y la gente que llega tarde a su casa o a su trabajo por los cortes en las rutas?
¿Alguna vez un grupo piquetero llegó a agredir a un gobernador como pasó hoy en Chaco?
¿No tiene nada para decir La Nación?
¿Nada para decir Bergoglio y demás autoridades del Comité Central de Dios?
Es muy claro: Así como El Kempo entiende que “el gobierno nacional es un obstáculo para el desarrollo”, ahora cree que cortar las rutas nacionales y provinciales es un derecho constitucional.
Esta gente nunca ha leído la Constitución Nacional porque la desprecia. Para El Kempo lo único que vale son sus ganancias.
No señores del Kempo, tendrán que ajustarse a derecho como cualquier hijo de vecino.Cortar rutas está penado por la ley, mal que les pese.

El culpable soy yo. Nadie me obliga a prender la radio


Para los que nos gusta escuchar radio (Aclaro: escuchar “radio”, no gente que habla frente a un micrófono) encontrarse con Antonio Carrizo siempre es saludable. El caso es que pasé por Rivadavia y me quedé con Don Antonio hasta que a las 13.00 vino el informativo del mediodía, el viejo y querido “Rotativo del aire”, toda una clase de periodismo objetivo, independiente, veraz... (que todo es mentira...)
Dirigentes de cámaras comerciales de Concordia; Chacabuco y Junín hablando de la baja de las ventas. Nota con un “productor” de Pigüé avisando a los camiones que no vayan a la rotonda de las rutas 33 y 67 “porque por acá no pasa naides, canejo”...
Nota con la líder de la Colisión Cívica diciendo que ni el gobierno entiende las medidas que anunció y que les va a pasar como a los Ceacescu si no hacen trabajo de parto para que nazca el nuevo contrato moral que desplace al régimen.
Al final y así de chiquitito pusieron al Intendente de Villa María que está a favor de las medidas de anoche (bueno, algo es algo viejo ¿Vos pensás que Cetrá puede hacer una radio distinta a esto?)
Apagué el receptor, como todos los días a esta hora tiré un dardo a una foto que tengo pegada en la heladera de una dirigente política que no pienso nombrar por mas que insistan (Sólo diré que lo clavé en su papada ¿adivinaron?)
Despedí a los chicos que regresan a su escuela sin calefacción y volví a mi trabajo.
Me propuse que esta vez no iba a escribir un post para sermonear sobre la subjetividad espantosamente tendenciosa y opositora de los medios de difusión y me dije una vez más que teniendo tanta buena música y la discografía completa de Alfredo Zitarrosa y Rubén Blades, si en lugar de repasarla prendo la radio, es porque soy un reverendo boludo sin remedio.

Las elecciones de 2009 están a la vuelta de la esquina


No está de más ponerse a especular con qué pasará dentro de un año cuando se lleven a cabo las elecciones parlamentarias. Y si lo estuviese solicito se disculpe este post que no está motivado por otra cosa que no sea nuestra pasión por las cuestiones electorales. De momento sólo tenemos a mano un puñado de preguntas y algunas especulaciones que lanzamos a la blogosfera con ánimo de recoger puntos de vista y sensaciones sobre un acontecimiento que en términos y tiempos políticos, está a la vuelta de la esquina, mucho más cerca de lo que parece (Seguramente Artemio podrá darnos una manito para poner un poco de conocimiento científico a nuestras percepciones)
Veamos:
El gobierno, que ganó con holgura en el interior de la provincia de Buenos Aires ¿Perderá muchos votos?
Si los pierde ¿Irán todos juntos a una misma canasta o se desperdigarán?
¿La oposición logrará armar un bloque electoral único o seguirá presentando varias opciones que se anulan entre sí?
¿Quién expresará mejor en Buenos Aires la avaricia rural Stolbizer o De Narváez?
Si irrumpe el duhaldismo -algo muy probable- ¿No contribuirá a diseminar aún más el voto “blanco”?
¿Qué pasará con los votos que juntó Roberto Lavagna?
¿Buzzi y/o De Angeli irán como candidatos? Si lo hacen ¿En qué listas?
Pareciera que si no surge un polo que unifique las fracciones y facciones opositoras, lo que pueda perder el gobierno (que está por verse cuánto es) no le costaría el triunfo, aunque sin duda van a juntarlos en el recuento simbólico (Ya la estoy viendo a la lider de la Colisión Cívica exigiéndole por poco la renuncia a la presidenta...)
Entonces, si por ejemplo el oficialismo triunfase con un 38 %, saldrán a decir que en rigor fue humillado dado que sumó solo eso contra un 62 % de la oposición (juntando en una colosal bolsa de gatos al duhaldismo con el radicalismo de Alfonsín; al ARI alternativista; Solanas; Pando; Patti; De Narváez,; El PRO, el PO, Vilma Ripoll, La Colisión Cívica, Nina Pelozzo, el posadismo, Moria Casán, Cherasni, etc)
Las elecciones en la pampa húmeda van a poner a prueba la capacidad de tracción electoral del piquete rural. Hasta ahora los “productores” están envalentonados y creen que se comen los chicos crudos. Quiero ver la respuesta de los centros urbanos en los pueblos del interior porque, no nos engañemos, sólo una derrota humillante de las listas oficialistas le sirve “al Kempo”. Cualquier otro resultado lo dejará malherido.
Digo: Si por ejemplo, en distritos donde CFK obtuvo el 46 %, en 2009 el oficialismo triunfara con el 38 %, en términos políticos sería una derrota fenomenal para “El Kempo” dado que tanto discurso rimbombante y tanta representatividad proclamada por los presidentes de las Sociedades Rurales de cada distrito quedaría reducida a unos pocos votos y se confirmaría que el liderazgo rural es otra de las grandes mentiras del sector.
La patronal agropecuaria está corriendo el riesgo de quedar presa de su palabrerío grandilocuente: Si es cierto que el apoyo a su reclamo por el ensanchamiento de la renta agropecuaria es tan contundente, las expresiones electorales que auspicie o avale “el Kempo” tendrán que alzarse con la victoria, por lo menos superando el 40 % de la voluntad electoral. Si los resultados fuesen otros quedará claro, una vez mas, cómo se fabula tranqueras adentro.
Mientras tanto, por el lado del oficialismo la percepción es que, por ejemplo, en los sectores medios que lo acompañaron en 2007, la fidelidad sigue siendo muy alta.
Habrá que ver cómo se van acomodando los melones y ver si el Lomo Plateado, además de intimidar, asustar y dispersar, logra acumular.

jueves, 29 de mayo de 2008

Esto pasa en las escuelas de Mauricio y Gabriela


En la Escuela Nº 5 de Moldes 2043 donde concurren mis hijos hoy se va a sentir el frío y ni les cuento cómo pegan las bajas temperaturas en el Jardín de Infantes que está en el subsuelo.
Este frío me duele porque junto a los compañeros de la cooperadora hicimos todo lo que estuvo a nuestro alcance para no padecerlo, pero la llamativa ineptitud del gobierno del PRO tiró todo por la borda.
El año pasado reparamos los seis motores de la caldera, una caldera relativamente nueva que está en perfecto estado; cambiamos niples y manchones para que no hubiera una sola pérdida de agua; contratamos un servicio para purgar todas las cañerías de modo que el agua caliente pudiera circular como corresponde en un edificio inmenso, de dos plantas y subsuelo, que va desde la calle Moldes hasta Amenábar. Contratamos un ingeniero calderista matriculado para tener cobertura profesional en lo referido a su funcionamiento e iniciamos los tramites de habilitación dado que como tantas escuelas de las denominadas “Cacciatore” que se inauguraron a las apuradas cuando “la reina se vino con todo”, no estaba habilitada. (Después que hicimos todo ese laburo resultó que sí estaba habilitada, solo que nadie lo sabía...)
El caso es que luego de haber soportado los inviernos de 2005 y 2006 sin gas, pudimos tener un 2007 calefaccionado, con la caldera en ópticas condiciones.
El jueves 20 de marzo de este año, cuando comenzaban las minivacaciones de Semana Santa, se rompió el automático de la cisterna (que está en la sala de la caldera) y como las bombas de achique no arrancaron, se desencadenó una inundación de un metro que luego se derramó al Jardín de Infantes cubriéndolo en algunas partes con un centímetro de agua. Naturalmente quedaron bajo el agua los dos bombeadores centrales del edificio y los seis motores de la caldera. Fuimos con el viejo y querido Domingo, nuestro “todologo” (Un todologo, ya lo sabrán, es el que arregla “todo”. Si necesitan de sus servicios escriban) sacamos el agua y secamos uno de los dos bombeadores para que el martes, al reiniciarse las clases, los tanques estuvieran llenos.
El martes 25 de marzo me comuniqué por mail con Cecilia Klappembach, titular de la Dirección de Comedores y Cooperadoras del gobierno de la ciudad y le informé lo ocurrido. Ese mismo día vino el Sr Ruíz a la escuela a interiorizarse de la situación y dijo que a la brevedad se solucionaba todo. (Ruíz es el eslabón perdido en materia de calderas en la Dirección de Infraestructura escolar del gobierno de la ciudad. El señor tiene en la cabeza cada caldera del distrito, vos le nombrás una escuela de Parque Patricios y te dice: “Ahí hay una caldera de tal marca que funciona así y así, etc, etc”. Le nombrás cualquier otra escuela y el tipo te responde con una precisión que asusta. No tendrá la ciudad en la cabeza como Telerman, pero sí las calderas. El problema es que el día que Ruíz se jubile no queda nadie con sus conocimientos)
Ante nuevos reclamos, pues no pasaba nada, Klappembach envió al funcionario Néstor Gasparoni, Director General de Infraestructura Escolar quien en un mail del 14 de abril le informó... Adivinen: ¡Lo mismo que ya se le comunicado a esta mujer el 25 de marzo... !!!(Están los mails bien guardaditos...)
Tiempo después retiraron tres motores de la caldera y el bombeador restante y hasta el día de la fecha no tuvimos mas noticias.

Todo esto ocurre en un momento en que por una Ley sancionada a fines del año pasado, el macrismo eliminó el subsidio de Mantenimiento edilicio con el que las cooperadoras realizábamos arreglos menores -como éste- y habilitó las contrataciones directas (que ya sabemos para qué sirven) y esto lo hizo con el aval del kirchnerismo local que siempre, tarde o temprano termina acompañando las iniciativas del PRO, llámese ABL, Comunas o esta cuestión.

Teléfono para Kravetz y los suyos...

Así las cosas, al día de hoy las escuelas que ya consumieron el subsidio del año pasado están sin recursos para cambiar un vidrio, una cerradura, comprar productos de limpieza (porque los que envía el gobierno no bastan) y tantas otras minucias que hacen al funcionamiento de este tipo de establecimientos.
En nuestra escuela no solo hemos consumido el subsidio de mantenimiento del 2007 hace rato sino que hemos tenido que destinar parte de los aportes voluntarios que realizan las familias a solventar gastos de mantenimiento. Concretamente en marzo desviamos más de 3000 pesos a esos fines y estamos tramitando en la Defensoría del Pueblo de la Ciudad que se nos devuelva ese dinero que es de las familias y naturalmente no puede admitirse que la gente le esté financiando el mantenimiento de los edificios al gobierno de turno, aunque éste sea un gobierno PRO ¿vistessss?
Las escuelas de la ciudad están a la buena de Dios ¿Y si Dios no existe?
Se eliminó un subsidio y no se pensó en cómo reemplazarlo. Claro, todo funcionó re PRO desde el 10 de diciembre hasta el 3 de marzo. Cuando los chicos volvieron a las escuelas comenzaron a romperse caños, vidrios, baños, cerraduras, etc, etc. Y el call center que instalaron colapsó en menos de una semana.
Esta es la foto que nos muestra la total incapacidad para gestionar del macrismo. El ladriprogresismo anterior fue de temer, que quede claro, pero estos muchachos del PRO encima vienen con ínfulas fundacionales y quieren cambiar todo entonces, como no tienen la menor idea de qué es la gestión de un gobierno enorme como el de la ciudad, todo lo que hacen está mal, improvisan sobre la marcha y a poco de andar tienen que volver sobre sus pasos y así sucesivamente.
Así como el ibarrismo y el telermanismo negociaron con Genta y objetivamente le dejaron la gestión, el macrismo también negocia pero quiere dejar su impronta, el resultado es que todo está como el año pasado y un poquito peor.
He aquí la nueva forma de entender la política que estamos padeciendo en la ciudad de Buenos Aires.

miércoles, 28 de mayo de 2008

Ojo con los conversos


“Los Kirchner son un obstáculo para el crecimiento”
No es una frase más. No es un exabrupto tribunero. Es una confesión, un sinceramiento: Para “el campo” generalmente los gobiernos democráticos fueron un obstáculo, por eso conspiró, auspició golpes de estado y proporcionó cuadros a las dictaduras de turno. Cualquier repaso histórico por el pueblerío del interior nos va a mostrar que la mayoría de los intendentes de facto prevenían del “campo”.
Lo que atenúa el impacto de estas palabras es que no sonaron de las bocas de Luciano Miguens o Mario Llambías (¿Es pariente del Llambías que fue funcionario de la última dictadura?) representantes cabales de la ortodoxia terrateniente, sino de un impostor, de un converso, de alguien que proviniendo de sectores progresistas se ha entregado de pies y manos a quienes hasta hace poco identificaba como sus enemigos históricos.
Los conversos son los peores, dijo alguien con mucha razón. Su afán de ser aceptados por los nuevos aliados los suelen arrastrar a los peores fundamentalismos.
La tribuna bramó: “Y pegue Buzzi pegue” sincerando los roles. Y Buzzi cumple con la multitud bien vestida. Es un golpeador oral...
Como Tenembaum respecto a Clarín, Buzzi se desvive en mostrarle al poder agropecuario que en él tienen al dirigente que estaban esperando, al hombre que puede conducir tropas con ingenio. Luego se hace el dolobu y se pone al lado del melli diciendo que “No somos tan importantes”...
En un punto tiene razón y en orden al buen gusto no ejemplificaré con obviedades...
El converso quema etapas y al tener claro que no tiene retorno entra pasado en todas las curvas. Es desde este vértigo que el presidente de la Federación Agraria lanzó la frase que resume un siglo de golpismo terrateniente y expresa el meollo de la cosmovisión rural.
El campo no está dispuesto a que interfieran sus negocios, aunque quien ose cruzarse ante sus portentosas camionetas sea ni más ni menos que el Estado. Esta es la verdad. Este es el fondo de todo lo que se viene discutiendo. El campo se ve si mismo como anterior a la república por eso la desprecia y por eso la tolera en tanto ésta no se cruce en su camino.
El resto es cháchara

martes, 27 de mayo de 2008

Pobre melli...


Pobre melli, la verdad que ayer viendo el programa de Pettinato me dio pena la forma en que lo gastó Buzzi con el diente que se puso (¿Habían observado que fue al dentista?)
Un poco mas tarde lo vi salir de la reunión de la Mesa de Enlace con cara de haber recibido muchos bifes.
Claro, seguro que se lo quisieron comer cuando se enteraron que el gobierno levantaba la reunión argumentando que no se negocia en medio de aprietes, en clara referencia al ultimátum que les impuso desde la tribuna rosarina.
Incluso hoy anda pidiendo perdón a la presidenta por haberle faltado el respeto.
Pobre melli. Así son las grandes ligas: El menor desliz te cuesta carísimo.
Pobre melli.

El eructo de Lanata

Leyendo ayer a Jorge Lanata concluí que ciertas sospechas que albergaba tenían su fundamento. La verdad es que siempre sospeché que con gran habilidad Lanata se apropió de todo el prestigio de Página/12 y que en rigor, el impacto saludable de Página se debió al concurso mancomunado de varias personalidades del periodismo y la intelectualidad que ya venían reuniéndose en publicaciones muy piolas como El Porteño o El periodista. Por supuesto que le cabe al director el reconocimiento de haber conducido tamaña reunión de figuras, lo que seguramente no debe haber sido fácil. Pero es impensable la revolución y el impacto de Página/12 sin reparar en el aporte de figuras como Osvaldo Soriano, Eduardo Aliverti, Miguel Bonasso, Miguel Briante, Horacio Vervitsky o Eduardo Galeano, por nombrar injustamente unos pocos.
Incluso desde lo ideológico nunca estuvo muy claro cuál era el posicionamiento de Lanata, seguramente porque el hoy director de Crítica de la Argentina con gran cintura siempre se las ingenió para saltar de un lugar a otro haciendo gala de un pragmatismo aparentemente progre y por ende en mas de una ocasión quedó eximido de presentar credenciales político-ideológicas.

Hoy, cuando Crítica va llegando a las 100 ediciones, Lanata muestra que atrás de su ego deforme tímidamente va apareciendo su verdadera pulpa política.
En esta nota pobre ("Gobernar en democracia es reconocer el derecho a decir no") con poca iluminación y desabastecida fatalmente de ideas, Lanata sólo consigue espantarnos con un eructo execrable:
Caracteriza al gobierno de intolerante, se mofa de quienes sostienen que tras el camionetazo agropecuario hay un plan desestabilizador y culmina tratando de “subsidiados” a todos aquellos intelectuales que están planteando un apoyo crítico a la gestión oficial.
No sería grave este steep trease ideológico-político que revela en toda su dimensión un corpus profundamente reaccionario si no fuera que todavía hay muchas personas bien pensantes que siguen creyendo que Lanata es otra cosa.

lunes, 26 de mayo de 2008

Guarda con el "Clima Destituyente"...


Hace bien el gobierno en no sentarse a negociar con nuevas amenazas y luego de lo mucho que se dijo ayer en Rosario.
¿Puede ser que muy suelto de cuerpo el presidente de la Federación Agraria diga que “El gobierno de los Kirchner es un obstáculo para que avancemos, para crecer con pleno empleo” al lado de los representantes de las entidades ligadas al golpismo mas feroz de la historia nacional?
También dijo:

“Estemos preparados para volver a los piquetes el martes, de manera que truene el escarmiento si no se cambian las retenciones”

¿De Angeli puede tratar alegremente de mentirosa a la presidenta de la nación y apretar con que si no hay acuerdo (y el acuerdo, obvio es ceder a las exigencias del “campo”) vuelven a las rutas?
¿Cómo caracterizar estos dichos sino como un garrotazo desestabilizador?
¿Puede dejarse pasar por alto que Llambías mienta que desea “una patria justa, libre y soberana”?
Hasta la dirigente de la Coalición Cívica Elisa Carrió, aprovechó en envión y expresó que la presidenta tiene 48 horas para pacificar el país...
El gobierno tiene que salir ya mismo a dar la disputa en otros términos porque lo que se está cocinando es un clima destituyente muy peligroso.
El nivel de agresión que se vivió ayer frente al monumento a la bandera no puede pasar desapercibido y algún costo tiene que generarle a estos sectores que, ya es un hecho, vienen por todo y ya no se conforman con una rebaja de las retenciones, quieren mas, mucho mas.
El gobierno está cada vez mas apretado y urgido de cambiar la táctica. Debe abrir el juego y recostarse sobre los muchos que desde diversos lugares están dispuestos a dar la pelea a su lado.
Ayer fue un punto de inflexión que debe ser analizado en toda su dimensión y tal como lo manifestó hoy por la mañana en Radio Nacional Ricardo Foster, el gobierno debe salir a dar el debate desde otro lugar e incorporando otros voceros, porque no puede recaer todo sobre Alberto Fernández.
La confrontación va adquiriendo tal nivel que exige otro armado. La mesa chica va quedando cada vez más chica y hay que sumar nuevos contertulios.
Se avecinan tiempos complejos.

El deslíz gorila de Horacio Verbitsky

Cuando el desprecio gorila proviene de los sectores más reaccionarios de la sociedad estamos frente a una manifestación previsible. Por ejemplo cuando ayer en el acto de Rosario se planteó que la multitud que acompañó a las entidades rurales era “gente no arriada”, en contraposición obvia al acto salteño. Mas allá de que en otro momento habrá que pensar en los distintos tipos de “arreo”
(¿ Acaso la renta no es para ese público que se movilizó a Rosario el equivalente al “chori y la coca” del pobrerío que asiste a otros actos?) lo real es que esto era esperable.
Lo desagradable es cuando el elitismo y el gorilismo provienen de personas que, se supone, están del lado de los sectores populares. En su nota de ayer, Horacio Verbitsky se refirió de una manera abominable al dirigente entrerriano Alfredo De Angeli. Escribió:

“Quien sí espera su oportunidad es el energúmeno de Gualeguaychú, mimado por todas las cámaras. Alfredo De Angeli vive sus quince minutos de gloria como si fueran un anticipo de la eternidad, con la misma fruición con que lo hicieron en su momento Nito Artaza, Juan Carlos Blumberg y el capitán del rompehielos Irízar (¿alguien se acuerda cómo se llamaba?). Financiado en forma generosa por los grandes capitales del agronegocio, las quinientas palabras guturales que maneja De Angeli cumplen la función de rebajar la investidura presidencial, como ni él ni Eduardo Buzzi se animarían frente a un hombre.”

Lo primero que hay que pedirle a Verbitsky es un poco mas de paciencia para escribir, porque uno que lo lee hace años supone que si bien la redacción nunca fue su fuerte, su capacidad le da para redondear párrafos no tan lamentables. Sucede, y me pasa, que a veces la premura y cierta pelea con las ideas generan redacciones de una pobreza que avergüenzan, por eso me inclino a sospechar que una combinación de este tipo fue la que lo arrastró a desarrollar una idea interesante de manera tan penosa.
De lo contrario estaríamos ante una filtración delatora de que bajo mantos discursivos consustanciados con lo mejor de la tradición de lucha del pueblo, se esconde una bestia discriminadora y, por ende, profundamente elitista y antipopular.
¿Diría lo mismo Verbitsky si quien manejara un acotado stock de palabras proviniese “del campo popular”?
¿Opina lo mismo de la mismísima Evita, que manejaba la misma o menor cantidad de vocablos que el entrerriano?

Tengo un gran respeto por Horacio Verbitsky y espero sus notas con ansiedad, básicamente por la información que maneja y porque es de esos referentes ineludibles para todos los que somos bastante mas jóvenes. Pero nada de eso justifica complicidad o silencio ante este vómito elitista, porque así no se ganan las discusiones. Hay muchísimas maneras de refutar a De Angeli, y todas tienen su valor relativo. Solo una suma menos diez, y es esta gorilada espantosa.

sábado, 24 de mayo de 2008

Los condenados al éxito


Jamás se han escuchado las barbaridades sobre un presidente que se repiten jocosamente y que denigran ya no a Cristina, sino a la mujer como género. Es que este país de “machos” jamás se bancó que una mujer pudiera gobernarlo con prestancia. Si ni siquiera le respetan su apellido y la mentan con el de su esposo.
Este país de machos le falta el respeto su presidenta como ni siquiera se lo faltó al dormilón ¿Será porque muchos de los piolas que ahora ridiculizan a Cristina fueron los cheroncas que ungieron presidente a esa vergüenza siestera radical?
Ni siquiera a la rata inmunda se la atacó tan violentamente. Claro, el turco se la llevaba pero era canchero, piloteaba aviones, se volteaba buenas minas, llegaba en dos horas a Pinamar en una Ferrari. En definitiva Menem expresaba buena parte de ese costado putrefacto de mucho argentino ganador, de esos que con la guita de los retiros voluntarios de 1993/94 se compraron un auto creyendo, pobres salames, que laburando de remiseros se salvaban... (¿Viste cómo la chamuyan muchos remiseros? Por lo menos a mí me han tocado de ex gerentes para arriba. Siempre son tipos recapos pero que tuvieron alguna desgracia, por ejemplo que la fábrica cerrara y por eso “momentáneamente” andan de remís más que nada para no aburrirse en casa...)
También están los que rajaron a la nona de su cuarto para abrir un “Maxikiosco” (Porque vos sabés que un “Maxi” es mucho más que un kiosco..) o una pañalera.
Muchos de esos “condenados al éxito” son los que ahora están en primera fila reproduciendo las peores infamias. Claro, el auto envejeció y no lo pueden cambiar; los pañales los terminaron guisando y el maxikiosco resultó un clavo.

“El que depositó dólares recibirá dólares”

Pero la culpa la tiene esa yegua de Cristina.

Supieron comprar dólares a 3,90 siguiendo los consejos de Melconián, Laje, Broda y todos esos bochos mediáticos y los tuvieron que malvender para ir a la boliferia de Retiro o a La salada a comprar ropa de marca bien baratita, pero la culpa la tienen “Cristina y los montoneros de la Casa Rosada”
En el fondo no les importa un bledo que la presidenta no haya llegado al medio año de mandato. Quieren cambios ya y aunque se pudra todo no les importa porque ellos no tienen nada que ocultar y nunca anduvieron ni pensaron en cosas raras, ellos son tipos derechos.
Son tipos (y mujeres) de esos que terminan los mensajes que mandan a la radio con un “Por favor...yo no sé dónde vamos a ir a parar”
Son los que ante temas complejos como el aborto llaman a las radios y se atajan de entrada diciendo “Yo soy Católica/o pero pienso de que... (Agachate y tapate los oídos porque invariablemente acaban solicitando por lo menos castración y pena de muerte para los abortitas)
Son los que votaron a Macri porque como el pibe “ya la tiene” no va a chorear...
Son esa porción de la sociedad que compra todo mensaje pedorro que no resiste el menor análisis; que repite a lo loro frases hechas sin ninguna comprobación práctica (por ejemplo, que la gente de campo es muy trabajadora) y que jamás hará una pausa para revisar su práctica concreta y ver, por ejemplo, que si no hubieran tomado los retiros voluntarios de Menem, quizá hoy tendrían un trabajo seguro y cierta previsivilidad.
Y son los que de afuera, de arriba y gratis auspician que se siembre soja hasta en la tierrita que se junta atrás de la puerta. Total acá lo importante “es hacerla” y si el futuro de sus nietos es vivir sobre un desierto, no les preocupa. Acá lo único que importa es llevársela ahora...
Finalmente, son tan ilusos que creen que les tocará alguna mísera porción de los dólares sojeros. No reparan en la experiencia histórica y siguen creyendo en que Dios existe y que los ricos son bondadosos y la reparten.
En el fondo son inocentes.

Pero muy jodidos

viernes, 23 de mayo de 2008

La Mesa de Enlace a punto de ir a la Huelga de Hambre!!!


Los pibes están como locos. Se comieron el amague y en la desesperación llegaron a considerar como medida potente el pernoctar en el Ministerio de Economía. Se calcula que la semana que viene van a declarar una huelga de hambre. Ahora marchan a un acto en Rosario con los Rodríguez Saa, Carrió, Duhalde, la gente de Patti, Cecilia Pando, Guillermo Cherasny, Macri y demás sectores con probada vocación patria donde no pueden garantizar nada y consecuentemente puede llegar a pasar cualquier cosa.
¿Acaso esperaban que el PEN hiciera alguna movida corriendo el riesgo de que en la asamblea 4 X 4 del 25 lo repudiaran? De cualquier manera ese acto opositor va a darle pa’ que tenga a Cristina.
El problema lo tienen los dirigentes con “las bases” y los “autoconvocados”. El problema es que van a Rosario con las manos vacías; el problema es que ya saltó el disyuntor cuando ante una propuesta de Buzzi de retenciones diferenciadas, Llambías lo cruzó diciendo que esa propuesta es de la FAA, no de la Mesa de Enlace.
El problema lo tenemos todos porque a muchos empresarios verdes les está resultando divertido esto de “ir al corte”, como que la pasan bien, bolacean, se morfan unos asados cojonudos, se chamuyan a esa gringa que los tiene locos y encima se creen que hacen patria.

jueves, 22 de mayo de 2008

Mitos, silencios y miserias del campo

Uno de los mitos más fuertes de la Argentina es que la gente de campo es muy trabajadora. En rigor, cualquiera que haya vivido un corto tiempo en cualquier pueblo del interior puede dar fe que eso no es más que una creencia. Pero claro, como para coexistir pacíficamente en los pueblos hay que callar verdades evidentes, de esto no conviene hablar. Usted sabe que "Acá nos conocemos todos"...
Ese manto de silencios y concesiones va transformándose con el tiempo en el caldo de cultivo de mentiras hechas verdad que se van instalando como certezas indiscutibles y tamaña acumulación de falacias culmina generando un estado de delirio colectivo preocupante.

¿No se ha hablado del “paro” del campo? Sólo gracias a esas “mentiras hechas verdad” y a una prensa afiebradamente militante -que por ahora no se la puede mentar como partidaria porque aún el partido del campo no se estructuró- pueden instalarse nociones tan falsas y reñidas con el sentido común.
¿Acaso los novillos dejaron de engordar durante el “paro”?
El único cambio que hubo durante el lock out fue que el patroncito se fue a tomar mate a la ruta, pero la peonada siguió en el yugo, los empleados del tambo siguieron levantándose a las tres de la mañana, la tierra siguió produciendo sus frutos y la ganadería siguió pastando.
Es tragicómico que se declaren en “paro” muchos herederos que en su vida trabajaron, salvo que se entienda por trabajo ir al banco y negociar con el consignatario y la cerealera.
En los pueblos se conoce cómo adquirieron los campos algunos; se sabe de dónde vienen muchos de esos que ahora “cortan el bacalao”; No se ignora cómo hicieron la plata o mejor dicho, de qué maneras non sanctas se enriquecieron otros, pero ahora son “Señores” y hasta el cura les da la comunión sin el menor atisbo de un regaño, aunque sea “para la tribuna”.
Todos lo saben pero nadie se acuerda de nada...

Otro mito muy extendido es que “el interior vive gracias al campo”
La verdad es que cuesta fundamentarlo. Mas bien sucede que cuando al campo le va mejor (porque nunca le va mal) los patrones cambian el auto y la camioneta, o le compran un 0 KM a sus hijos y eso genera la ilusión óptica de que “hay más movimiento” cuando en rigor, el empleado del Banco Provincia cobra lo mismo que el mes pasado, lo mismo que el docente, el jubilado y el empleado de comercio. Por eso da risa Eduardo Buzzi cuando dice que ésta es una lucha por el interior y el federalismo. Todos sabemos que los primeros en quemar sus ganancias extravagantes en la capital o Miami son los señoritos que ahora andan preparando su excursión a Rosario.
Todos sabemos que el gran gasto lo hacen en Buenos Aires y al mismo tiempo le deben al supermercado del pueblo, al taller mecánico y al banco.
Para el llanto y la deuda son Federales, pero para gastarla son bien Unitarios...
Yo nací en un pueblo de 6000 habitantes donde en 1960 se instaló una planta frigorífica que en sus mejores épocas llegó a tener unos 400 empleados. Esa planta fue cambiando de dueños y abriendo o cerrando dependiendo siempre de los vaivenes de la economía pero lo concreto es que desde que tengo uso de razón oigo decir en Tres Lomas que “la cosa está mejor porque abrió el frigorífico” o que está todo parado “porque cerró el frigorífico”. Claro, 400 salarios en una comunidad de 6000 habitantes significa una inyección de efectivo poderosísima. Por eso la medida de mayor o menor actividad en los últimos cuarenta años siempre fue el frigorífico, jamás la cosecha, jamás el campo.
Y no es que el campo sea malo o jodido, sencillamente es una actividad que genera muy poco empleo, ni más ni menos, pero cuesta asumirlo seguramente porque en el fondo subyace la creencia instalada y sostenida por los "dueños de la Patria" de que es viable un país agroexportador y no queremos reconocer que con el campo sólo viven unos pocos (ellos) y que en Argentina están sobrando 20 millones de personas.
Mientras no quebremos esta visión hegemónica, no tendremos una salida previsible en términos colectivos, de conjunto, o sea “Todos”.

martes, 20 de mayo de 2008

Qué pasa con la Ley de Radiodifusión?

Cuando el gobierno instaló el tema de la necesariedad de una nueva Ley de Radiodifusión, dijimos acá

“La pregunta del millón es a qué juega el gobierno y si piensa ir a fondo o quedarse a mitad de camino.”

Cualquier observador de la política cotidiana puede comprobar que desde la Casa Rosada se han bajado un poco los decibeles en torno a este tema y es evidente que Clarín levantó el pie del acelerador.
Sería muy preocupante que el debate por la Ley de Radiodifusión comenzara a diluirse imperceptiblemente hasta quedar nuevamente cajoneado, porque otra vez estaríamos asistiendo a una nueva victoria de los multimedios con sus nefastas consecuencias.
El gobierno demostraría que su juego es chico y las palabras de Jorge Fontevecchia se tornarían lapidarias:

“Todos los gobiernos creen, en los momentos buenos, que seduciendo a Clarín con favores lograrán comprar su fidelidad para los momentos malos. Y luego, al ver que no fue así, despechados, todos los gobiernos creen que podrán destruirlo. Con ambas acciones, lo único que logran es empeorar su propia situación. Y en ambos casos engrandecen a Clarín.”

La Transversalidad llegó al campo?


Se dice que en la reunión de ayer lo que más discutieron los dirigentes del campo fue qué hacer con De Angeli, dado su nivel de referenciación que trasciende los encuadramientos y áreas de representación de cada entidad.

Se dice que el domingo en el acto de Rosario podría rodar la cabeza de Eduardo Buzzi y que por aclamación quedaría como líder de la Federación Agraria Alfredo De Angeli. Este es un corrillo que habrá que chequear con la realidad, pero no suena descabellado puesto que a esta altura de los acontecimientos no se sabe realmente cuál es el nivel de representatividad del presidente de la FAA.
Es incontrastable a esta altura de los acontecimientos Que De Angeli ha emergido como el referente de los sectores más combativos. Lo curioso es el amplio abanico que pareciera expresar este entrerriano. Con una capacidad de comunicación innata y una llegada directa al corazón del “hombre de campo”, De Angeli reivindica el Grito de Alcorta pero objetivamente juega a favor de los intereses más concentrados del negocio agropecuario. El mismo, como arrendatario de 800 hectáreas no pertenece al grupo de los tan mentados “pequeños productores”.
Su combatividad no pareciera enmarcarse en un proyecto progresista, incluso se da el contrasentido de que corre a Buzzi por “izquierda”, pero defendiendo intereses que están totalmente corridos a la derecha. La combatividad del mellizo es meramente gestual, una pose que los medios amplifican por su poder de venta y porque en definitiva, es el mejor garante del actual estado de cosas. No casualmente es aclamado en sus visitas a lugares con fortísima presencia de CARBAP, la más poderosa y reaccionaria de las entidades del sector.

lunes, 19 de mayo de 2008

¿Y ahora cómo lo Bajan del caballo a De Angeli?


El tipo sigue firme, como para resistir un año y dice que eso hicieron los hacedores del “Grito de Alcorta”
Pobre Buzzi, qué feo que es volver a la asamblea para que te reputeen y te dejen pegado al gobierno que demonisaste durante 60 días...
¿Fractura en puerta? ¿Federación Agraria Intransigente Y Federación Agraria dialoguista?
Ya que estamos, observen a la derecha del afiche que aparece la imagen de Kirchner y atrás una bandera de Montoneros... Cómo le damos al subliminal ¿no? ¿Qué agencia les está armando la campaña?

viernes, 16 de mayo de 2008

Porqué la canción de la peonada no se rebela?


Merced al conflicto que la patronal agropecuaria mantiene con el gobierno nacional recordé cómo desde pequeño, cuando entendí el sentido de “El orejano”, aquél “Hit” de Jorge Cafrune, me intrigó que en la música tradicional de la provincia de Buenos Aires hubiera tan poca rebeldía siendo que es un cancionero que se nutre del dolor de los pobres, de los laburantes y los explotados.
Si uno se devora la obra de José Larralde; Alberto Merlo u Omar Moreno Palacios, por ejemplo, se va dar cuenta rapidito que se enfocan las relaciones laborales, el vínculo entre el peón y el patrón desde un lugar meramente descriptivo. El relato es del peón y se describen problemáticas de distinta índole, pero jamás se plantea que la solución a los problemas del trabajador rural puedan venir de la transformación de los términos de la propiedad de la tierra. Eso de “la tierra para quien la trabaja” no existe en el cancionero surero. Y no solo no existe sino que en buena medida se ensalza la imagen y figura del “patrón”, llegando incluso a mostrarlo bonachón y paternal, como ese que defiende a su peón Segundo Molina cuando lo vienen a detener por desertor.

“¿Qué no ha servido a la patria mi peón Segundo Molina?”

Le dice el estanciero al miliquito que viene con la orden de arresto. Y entonces el patrón enumera las virtudes como trabajador de su empleado, dando a entender inequívocamente que al haberle ofrendado a bajo costo su plusvalía, el hombre ha servido a la patria igual o más que estando en la colimba (Esta obra es de Víctor Abel Giménez, el mismo autor de “Cosas que pasan” y quizá la pluma mas representativa en estas temáticas)

Es notable que un cancionero que básicamente se nutre de las injusticias del paisanaje carezca de rebeldía, se consuele con reivindicaciones pequeñas, se estanque en el tradeunionismo y no persiga una utopía transformadora.
Podríamos decir que la milonga surera se enmarca, desde este punto de vista, en una suerte de “conservadorismo popular” ya que tiene una innegable penetración pero no altera el estado de cosas, no exhibe alternativa.
Se relatan injusticias diversas y por ahí hasta se reniega de los mandamases, pero siempre desde el convencimiento de que eso no va a cambiar y hasta se deja entrever que la injusticia es para siempre.
Se relatan problemas de bajos salarios; de “dotores arrogantes”; de herederos que al hacerse cargo de la estancia son malos patrones; se reniega de los ricachones, etc, pero se da por sentado que esa situación social es inalterable.
Escasean las letras de pequeños propietarios y generalmente las historias transcurren en estancias con el peón como protagonista. Si hasta el mismísimo Atahualpa Yupanqui en su Milonga del peón de campo se rinde a la tentación descriptiva.
Si más tarde o más temprano la canción popular incuba versos libertarios ¿Por dónde andará la llama insurgente de la milonga de mi provincia?

Un poco de cintura política política ahí...


La decisión de cercar Rosario para impedir el acto ruralista del 25 de Mayo es un desacierto político de envergadura. Cuando el piquete agropecuario comienza a debilitarse y va quedando más claro que la dirigencia quiere arreglar ya mismo pero no lo puede hacer para que no la puteen los sacados en las asambleas, esta medida adoptada por las organizaciones afines al gobierno es de una torpeza llamativa.
Si algo puede darle una bocanada de oxígeno a la sedición agropecuaria es que se los salga a enfrentar en las rutas para victimizarlos.

jueves, 15 de mayo de 2008

José Larralde: Cosas que pasan

Se me dió por pensar cuántos afiliados de CARBAP que andan jetoneando en la ruta son como el mocoso de esta obra que canta José Larralde.


COSAS QUE PASAN
Nadie salió a despedirme cuando me fui de la estancia solamente el ovejero, un perro nomás, Cosas que pasan.
El asunto, una zoncera, un simple cambio de palabras, y el olvido de un mocoso, del que puedo ser su tata. Y yo que no aguanto pulgas, a pesar de mi ignorancia, ya no mas pedí las cuentas, sin importarme de nada.
No hubiera pasado esto, si el padre no se marchara, pero los patrones mueren, y después los hijos mandan. Y hasta parece mentira, pero es cosa señalada, que de una sangre pareja, salga la cría cambiada.
Los treinta años al servicio, pal’ mozo no fueron nada, se olvido mil cosas buenas, por una que salió mala. Yo me había aquerenciao, nunca conocí otra casa, que apegado a las costumbres, me hallaba en aquella estancia.
Sí hasta parece mentira, mocoso sin sombra e’ barba que de guricito andaba, prendido de mis bombachas. Por él, le quité a unos teros dos pichoncitos, malaya! Y otra vez, nunca había bajao un nido, y por él gatié las ramas.
Cuando ya se hizo muchacho, yo le amansé el malacara, y se lo entregué de riendas, pa’ que él solo lo enfrenara. Tenía un lazo trenzao, que gané en una domada, pal’ santo se lo osequié, ya que siempre lo admiraba.
Y la única vez que El patrón, me pegó una levantada, fue por cargarme las culpas, que a él le hubieran sido caras. Zonceras, cosas del campo, la tranquera mal cerrada, y el terneraje e’ plantel, que se sale de las casas. Y eso, pal’ finao patrón, Era cosa delicada.
Y bueno, pa’ que acordarme de una época pasada, me dije pa’ mis adentros, todo eso no vale nada.
Sin mirarnos, arreglamos, metí en el cinto la plata, le estiré pa’ despedirme mi mano, Pa’ que apretara, y me la dejó tendida, cosa que yo no esperaba. Porque ese mozo no sabe, si un día ha de hacerle falta...
Tranqueando me fui hasta el catre, alcé un atado que dejara, y me rumbié pal’ palenque, echándome atrás el ala. Ensillé, gané el camino, pegué la ultima mirada al monte, al galpón, los bretes, el molino, las aguadas,
De arriba abrí la tranquera, eche el pañuelo a la espalda, por costumbre, prendí un negro, talonié mi moro Pampa, y ya me largué al galope, chiflando como si nada.
Nadie salió a despedirme Cuando me fui de la estancia, Solamente el ovejero, un perro nomás, Cosas que pasan.


Poema de Don Víctor Abel Jiménez
Musica de Jose Larralde

Obvio: Ibarra abomina la gobernabilidad

Era previsible que Aníbal Ibarra se despegara del gobierno iniciando así su marcha parsimoniosa al ostracismo del que sólo lo rescatarán aquellos periodistas y medios que buscan ahondar el clima destituyente. El acudirá gustoso pues nada le excita más que hacer política en los medios. Seguramente acompañado por algún que otro figurón al que han dejado a la intemperie, prestará su figura para que cierta prensa lo use como ejemplo del supuesto desgajamiento kirchnerista.
Por suerte, todo indica que su imagen se irá perdiendo imperceptiblemente, como el sonido de la trompeta de Miles Davis, y la política porteña se librará de uno de sus más grandes impostores.
No puede caberle otro destino a quien la ola frepasista encaramó en la cúspide y, sin reunir los atributos necesarios, consecuentemente no tuvo ni el tacto, ni el temple, ni la sagacidad, ni la astucia de edificar tan solo una fuerza política pequeña pero compacta que le bastara por lo menos para garantizarle el cumplimiento de su mandato.
Su paso por la gestión fue absolutamente transparente: No dejó ningún rastro, salvo el escarnio por las muertes de Cromañón y el recuerdo de su ausencia cobarde la noche del desastre.
Buenos Aires no cambió con sus largos años de gobierno. La burocracia quedó igual y Genta siguió manejando los hilos estratégicos mientras él y su entorno jugaban internitas pequeñas y miserables. Ni siquiera tuvo vuelo para mejorarle la antena a la radio pública de la ciudad...
Al fin y al cabo, la impericia política de Ibarra fue la coartada que necesitaba la derecha para apoderarse del gobierno porteño y acá estamos empezando a padecer las consecuencias.
En este contexto, llama la atención que este dirigente que ni siquiera pudo garantizar la recolección de firmas para convocar a un plebiscito sobre su permanencia en la Jefatura de Gobierno, ahora declare con una candidez asombrosa que:

“Kirchner se encerró en el partido para garantizar su gobernabilidad. Cambió gente por estructuras del poder”

Sólo desde una visión de la política tan miope como la suya se puede leer negativamente la pretensión de garantizar gobernabilidad. Porque si no te vuelan de un saque, como lo volaron a él del gobierno de la ciudad.
Pero no, no aprendió absolutamente nada...
Se imaginan si al ex presidente se le hubiera dado por garantizar gobernabilidad con el ibarrismo?
Podrá discutirse el tipo y la calidad de las garantías que recoge Kirchner, pero eso será tema de otro post.
Así las cosas sólo resta esperar que el progresismo porteño tenga capacidad para estructurar algo distinto y superador a lo hecho por estos personajes.Por lo menos hoy tenemos algo a favor: Estudiando el ibarrismo ya sabremos qué es lo que no se debe hacer.

miércoles, 14 de mayo de 2008

Debe ser una joda: Macri quiere que trabajen gratis y cobra $ 25.000


Un viejo ardid de la derecha que sigue teniendo un fuerte imán en la sociedad es el de los cargos ad honorem. De esta manera, los únicos que pueden ejercerlos entonces son los sectores acomodados de la sociedad y objetivamente se le impide acceder a ciertos espacios de representación a personas que no tienen la posibilidad de vivir de otra cosa que no sea su trabajo.
La derecha es muy hábil en estas cuestiones. Al fin y al cabo es ella la gestora de buena parte del “sentido común” de la sociedad y por ende sabe cómo y dónde dar el golpe de efecto. Como cuando plantean que un Diputado debería ganar lo mismo que un jubilado. Pura demagogia de segunda mano para tapar que, precisamente, la cuestión es al revés: Que los jubilados ganen muchísimo más...
Subido a este lugar común del chicaneo reaccionario el macrismo viene ahora a reflotar el asunto de los cargos ad honorem para las comunas.
No deja de ser curioso, empero, que la misma fuerza política que plantea que los comuneros trabajen gratis aumentó el sueldo del Jefe de Gobierno y sus ministros a $ 25.000

¿Hay algo más que agregar?

Ahora Buzzi califica los discursos de la Presidenta...

Ahora Buzzi dice que le parece muy bien que la presidenta hable de unir a los argentinos. Perdón Buzzi ¿Quién los desunió? ¿Quién generó el desabastecimiento con su consecuente machetazo inflacionario? ¿Quién corta rutas porque quiere mejorar su renta? ¿Quién sos vos para hacerle control de calidad a los discursos de la señora presidenta? ¿Le preguntaste al viajero De Angeli qué le pareció el discurso? Porque no vaya a ser que tengas que cambiar de caballo en la mitad del río...
Buzzi: Los argentinos están unidos, muy unidos. Los que se desunen son ustedes, que con la prepotencia típica y ancestral del “campo” se creen los dueños de la patria, de la escarapela y del derecho a la alimentación de los compatriotas. Ustedes, que como se vió ayer, sólo pueden unir a De Narváez con Pinedo y Rodríguez Saa, lo mejor de cada casa...
¿Quiénes son ustedes para revisar la carga de los camiones y determinar si pueden o no transitar? ¿No te da vergüenza elogiar a Evo Morales mientras andás de gira con la dirigencia estanciera ligada a lo peor de la historia política del país? ¿No te das cuenta que estás pintado y que primero a vos y luego al mediático De Angeli les van a embocar un puntín de aquellos Miguens y llambías?
¿No te das cuenta que esto no es una lucha del interior contra la ciudad sino del sector que siempre se la llevó en pala ancha contra el resto de la sociedad?

Carta de la tía Eulalia

Gerardito, mi amor: Vos que andás metido en internet ¿Me podés explicar cómo hace alguna gente para vivir sin trabajar?
Fijate este De Angeli que estuvo ayer con los diputados ahí en la capital y hoy anduvo en un tractorazo por Bahía Blanca. La verdad que desde marzo me parece que este hombre no ha cerrado un solo molino ni ha desgranado un choclo pa' las gallinas, ni se ha subido al tractor ¿De qué vive?
Por acá dicen que estos viajes se los pagan los de Monsanto y algo de eso debe haber porque este muchacho sigue de gira y los hoteles están carísimos.
Fijate querido si me averiguás algo.
Un beso
Tía Eulalia

Qué nos dice esta foto?


Se están produciendo reacomodamientos difíciles de explicar en la escena política. Si la Federación Agraria marcha codo a codo con los estancieros y si esta entente nuclea en la Cámara de Diputados a dirigentes de tan distinto pelaje, debemos estar en las vísperas de alguna novedad política.
Ayer se pudo ver al socialista Giustiniani y al derechista Pinedo del PRO; a Francisco De Narváez y al lilito Pérez; a Adolfo Rodríguez Saa y el radical Morales, al Juecista Rossi y la duhadista Hilda González.
¿Coinciden entre sí estos dirigentes?
Así como es obvio que la señora de Duhalde pueda acordar en todo con Rodríguez Saa, cuesta imaginar cuántos puntos en común pueden tener el socialista Giustiniani con De Narváez.
Algo similar ocurre en el ambiente del periodismo donde, por ejemplo, tipos peleadísimos entre sí como Lanata y el paragolpe ideológico de Clarín no se pueden ni ver pero ambos parecieran coincidir en las operaciones contra el oficialismo.
Cuando buena parte del espectro político opositor converge auspiciando la voracidad agropecuaria ¿Estamos ante un error o ante un logro del gobierno?
¿Qué ha hecho o hace el gobierno para unificar un espectro tan diverso?
¿O será que esa diversidad no es tan diversa?
¿O será que los socialistas están mas a la derecha de lo que se cree?
¿O será que De Narváez es progresista?

Con la incautación de ahorros a la clase media de finales del 2001 y la posterior llegada al gobierno de Néstor Kirchner comenzaron a desdibujarse los alineamientos políticos tradicionales y ahora estamos en una etapa de transición donde todo está muy mezclado y donde, por ende, es aventurado lanzar definiciones categóricas respecto a cómo se reagruparán las principales corrientes.
De momento sólo hay fotos que transmiten, que comunican, como esta de ayer en el Congreso: Sospecho que está diciendo muchas cosas. Tratemos de descifrar su mensaje cuanto antes.

martes, 13 de mayo de 2008

Jorge Barrachia: Un ejemplo de gestión y Dignidad


Jorge Barrachia fue electo tres veces Intendente Municipal del partido de Trenque Lauquen en las listas de la UCR y desplegó una gestión que es digna de estudio.
Algunos de los puntos sobresalientes de su obra fueron la Creación de un Laboratorio de medicamentos en el hospital municipal; el trabajo con los residuos, donde se educó a la población cómo separar en distintas bolsas distintos tipos de residuos y una fabulosa obra pública.
Cualquier visitante de esa pujante ciudad del oeste bonaerense lo puede comprobar y asombrarse de cuántas cosas se pueden realizar cuando hay vocación de gestionar.
Barrachia se alejó luego de la UCR y anduvo frecuentando el espacio del centroizquierda llegando incluso a ser candidato a Senador Nacional en la provincia de Buenos Aires por el ARI en el 2001.
En la actualidad es nuevamente Intendente de Trenque Lauquen pero ahora identificado con el Frente para la Victoria y muy enfrentado con la sedición agropecuaria.
Días pasados en un reportaje que concedió a FM Amanecer de Tres Lomas, un pueblo muy cercano a Trenque Lauquen, cuando se le preguntó qué opina de los intendentes que apoyan el piquetazo agropecuario, Barrachia respondió:

"Van porque son unos cagones. Están pensando en las próximas elecciones. A mi no me importa perderlas, por decir lo que siento. Lo que más me interesa es el bienestar de la mayoría".

Por supuesto que actitudes de tamaña entereza le acarrean, por ejemplo, sufrir escraches de “La gente de campo” de su ciudad, pero esto no lo arredra.
Todo un ejemplo de gestión y coraje.

Ahora Buzzi dice...


Buzzi anda rozando el patetismo. El otro día quedó como un alcahuete al pedo, ahora dice que si el gobierno los llama podrían cortar el lockout.

Parece un noviecito adolescente.

Claro, el doble comando que le hace De Angeli lo tiene cada vez más apretado y demuestra que esta dirigencia de la Federación Agraria es el mejor profilactico de los terratenientes, los fondos de inversión y los pulpos como Cargill

lunes, 12 de mayo de 2008

Las fotos lo dicen todo























Nuestro piano está de luto


Seguramente por desconocimiento del periodista de turno, en su edición online Clarín titula la noticia de la muerte de Adolfo Abalos así:

“Murió Adolfo, uno de los hermanos Abalos”

No murió uno más de los de Los Hermanos Abalos, murió el inventor del piano en nuestro folklore, el músico que recogió aportes que andaban desperdigados por ahí, entre otros de “El Tata” Farías Gómez (El padre del Chango y Marián) y definió un sonido, una estética y una forma de tocar desde una zamba hasta una chacarera.
Pianistas como Lilián Saba, Eduardo Lagos, Manolo Juárez u Oscar Alem reconocen que la fuente o como dicen en el jazz “La corriente principal” del piano en nuestra música de raíz folklórica es Adolfo.
Es que Adolfo fue al piano del folklore lo que Roberto Grela a la guitarra del tango, o Hugo Díaz a la Harmónica: Fundacional.
Y como amante de la música que fue, amó perdidamente al Jazz y supo cultivar la amistad y el respeto del Mono Villegas, quien grabó en tributo a esa amistad un disco íntegro con obras suyas.
Todas las maravillas que crearon los Hermanos Abalos, desde la Chacarera del Rancho hasta esa zamba memorable que es “Agitando pañuelos” son en realidad creación de Adolfo, este musicazo que hasta se dio el lujo de adaptar una obra de Tchaikovsky al ritmo de Gato cuando compuso el “Gatito de Tchaikovsky”, uno de los temas más tocados por la vanguardia de nuestro folklore. Con el humor que lo caracterizaba alguna vez Adolfo explicó que en realidad Tchaikovsky era santiagueño porque en quechua “Chai” significa “Cuanto” y“Cosqui”, “Dinero”... y que por eso le había compuesto ese gatito.
La música argentina está de luto y ese luto hoy es bien grande.
Seguramente en las peñas del fin de semana lo van a evocar y seguro que desde los ambientes mas tradicionalistas hasta irreverentes como Raúl Carnota o el Chango Farías Gómez lo están llorando.
Nosotros también.

domingo, 11 de mayo de 2008

Cuándo te vas a hacer cargo de algo, Chacho?

Chacho Alvarez no deja de sorprender. Habla con la frescura de los desmemoriados y los hipócritas.
Si realizamos un pantallazo sobre su accionar político solo hallamos un rosario de errores groseros que objetivamente descuartizaron la herramienta política más potente que se construyó en el espacio progresista desde 1983 en adelante.
Su renuncia a la vicepresidencia de la nación sin otro plan que “volverse a casa” fue el cenit, la demostración mas acabada de irresponsabilidad y miopía política.
Fue el gestor de una alianza electoral con un radicalismo hegemonizado por su ala conservadora y ni siquiera tuvo tacto para visualizar que así como Bordón le había ganado la interna un par de años atrás con un puñado de punteros peronistas, la misma suerte correría ahora enfrentando a los radicales.
¿Se acuerdan cómo renegaba allá por 1995 contra la “política testimonial” que según él practicaba Pino Solanas?
Tanto desprecio por lo testimonial lo llevaría unos años después a practicar “política concreta” y desde ahí transformarse en el principal auspiciante del retorno de Domingo Felipe Cavallo al Ministerio de Economía, retorno que nos arrastraría luego al “blindaje” y al corralito...
Alvarez parece carecer de autocrítica y si bien no intenta volver a la política activa porque sabe que no sería electo ni en el consorcio del edificio que habita, cuando tiene un micrófono a mano no deja pasar la oportunidad de ratificar que es una manada de elefantes dentro de un pequeño bazar.
Días pasados, en la Feria del Libro -ese ámbito que debe ser el único que le sienta bien- Alvarez dijo:

“Otra vez sacamos el librito de Jauretche para enseñarle a la clase media cómo es un verdadero proyecto popular y vamos a terminar entregando la clase media a algun otro proyecto conservador"

Las anteojeras, su tremendo ego y una gran torpeza le impiden intuir primero que sus palabras serían utilizadas para esmerilar al oficialismo al que dice pertenecer y segundo que la historia ya se enteró que el principal responsable del supuesto arrojo de las clases medias a algún proyecto conservador es él, como líder de la fuerza política que terminó arrastrando a la hoguera a buena parte de las esperanzas progresistas.
Alvarez no se ha dado cuenta de nada. No repara en que su crecimiento político dependió en una primera etapa del talento y claridad conceptual del inolvidable e irreemplazable Germán Abdala y posteriormente de la silla que casi todos los jueves le tenía reservada en “Hora Clave” Mariano Grondona.
No repara en que no debió quemar etapas. Que debió consolidar su fuerza sin arrastrarla a una alianza inconducente.
Para Alvarez la “Nueva Política” fue acumular apariciones en los medios renegando del trabajo territorial y boicoteándolo toda vez que le fuera posible, hecho que por ejemplo le significó que un publicitado abrazo a Tribunales no se pudiera concretar por falta de gente... o que años después uno de sus mas fieles interpretes, Aníbal Ibarra, no lograra ni siquiera garantizar militancia para instalar una miserable veintena de mesas en lugares céntricos de la ciudad que recolectaran firmas para habilitar una consulta popular sobre su permanencia en la jefatura de gobierno porteño luego del desastre de Cromañón...
Esos fueron los logros de “La Nueva Política”
Algún día, Alvarez y otros dirigentes que andan por ahí muy sueltos de cuerpo como si no tuvieran pasado, deberán hacerse cargo de la responsabilidad política que les cabe en haber quebrado tantos sueños y tanta credibilidad en que el cambio es posible.
Cuando se estudie la supuesta derechización de una franja de los sectores medios se deberá analizar descarnadamente cuánta incidencia tuvo en este reacomodamiento político la defraudación que padeció por parte de los Alvarez y Cía.
Porque son inentendibles el macrismo y la Coalición Cívica sin el telermanismo, el ibarrismo y el chachismo como antecedente inmediato.

sábado, 10 de mayo de 2008

Despidos en varias emisoras: De eso no se habla

Salvo contadísimas excepciones como esta, Radio Nacional y Marca de Radio, los medios están ocultando información sobre despidos de trabajadores y hasta violaciones de la Conciliación Obligatoria por parte de Radio La Red (AM 910, propiedad de Francisco de Narváez, Daniel Vila y José Luis Manzano).
Los despidos, además de en La Red se han producido en Continental; Mitre; Rock and Pop y otras emisoras que controla el CIE.
Pero de eso no se informa ni se habla ¿Alguien la escuchó a la “independiente” Magdalena Ruíz Guiñazú tan solo mencionar el conflicto en la emisora donde realiza su programa? ¿El paragolpe ideológico de Clarín dijo algo al respecto en “Primera Mañana”? ¿Pergolini y sus chicos PRO informaron algo?
Silencio.
Como pasa con los recurrentes conflictos en la editorial Perfil o con Canal 9 y C5N. Todos se cubren y delatando una hipocresía que apesta no son “independientes” para informar sobre sus manejos empresarios.
Uno se conformaría con que estas empresas que explotan medios de comunicación por lo menos tuvieran estilo y asumieran periodísticamente los motivos que las llevan a despedir empleados, si al fin y al cabo eso pasa en todos lados y la reducción de personal es algo legítimo siempre y cuando se cumpla con la legislación vigente. La pregunta es si el silencio empresario se debe a esta falta de estilo o a que se está incumpliendo la Ley...

jueves, 8 de mayo de 2008

Peligrosa incontinencia verbal


Si a las 24 horas de haberse iniciado la protesta de la patronal agropecuaria el dirigente Alfredo De Angeli lanza esta declaración:


"nos van a tener que matar de pie antes de vernos de rodillas"


No está mal preguntarse qué se dirá dentro de una semana...

¿Alguien está reparando en la irresponsabilidad de este muchacho?
Ya dijo en marzo que fueran llevando ambulancias, luego declaró que estaban armados. Y ahora esto...
Mientras tanto los medios, que ante una piña de D'Elía armaron un circo esplendoroso, de manera rastrera callan ante la incontinencia verbal de este sacado.
Que después no aparezcan los lamentos si la muerte responde a las convocatorias que se le están haciendo desde las rutas.
Con la muerte no se jode, mucho menos en un país donde aún chorrean sangre las páginas más frescas de su historia.

miércoles, 7 de mayo de 2008

Pegándole al teclado

“Tengo que decir algo” pensé cuando se cayó definitivamente el dialogo entre el gobierno y las cámaras patronales de la actividad rural, un dialogo que en rigor nunca fue muy ameno que digamos y que por lo tanto estaba destinado al fracaso.

Es bastante difícil negociar con un sector prepotente que amenaza con paros, movilizaciones y desabastecimiento. Desde el apriete no hay negociación posible y menos cuando las patronales no vienen a “negociar” sino a imponer sus intereses y cuando tienen a toda la oposición, la prensa, de su lado. De Angeli, con su fraseo campechano y su asombrosa capacidad de penetración a sido la figura excluyente de la radio y la tv “libre”.
Dijimos en su momento acá:

“Nos reímos con Barcelona cuando titula que las entidades del campo “Quieren retrotraer la situación a 1880” pero en realidad deberíamos largarnos a llorar. Porque de eso se trata. Los tipos vienen por todo ¿Está claro? Y la CARBAP va a volver a cortar rutas dentro de pocos días, no nos engañemos. Los tipos quieren su pedazo enterito y no están dispuestos a compartir absolutamente nada. Saben que se viene una década donde los alimentos se van a cotizar por las nubes y quieren hacer toda la diferencia posible. De la misma manera, los grandes multimedios quieren manejar a su manera el Triple Play; el Tetraplay y la TV Digital sin que ningún ente oficial se les cruce en el camino. Por eso han puesto toda la carne en el asador.”

Solo quedan por agregar algunas cosas:

Tal cual está planteada la puja, ya está claro quién sale derrotado: El gobierno.

El campo no tiene nada que perder, a lo sumo ganar un poco menos por unos meses...

Un gobierno que pierde una pulseada con un sector que sólo busca mejorar su rentabilidad, revela una incapacidad y una falta de tacto preocupante. ¿Cuánto puede soportar con esta actitud torpe y antipolítica?

¿Cuánto le (nos) costará si tiene que aflojar de prepo mas adelante?

Si esto le pasa a menos de un semestre de su asunción, la verdad que hay que empezar a ver en qué condiciones llega a 2011.

lunes, 5 de mayo de 2008

Los progres anti K: Una fauna digna de estudio

Es notable el formateo que revelan los comentarios que dejan en los blogs quienes se oponen al gobierno desde un perfil supuestamente progre.
Un eje común de estos lectores es que cuando detectan algún grado de “infección oficialista” descerrajan una batería de datos y argumentos que lo ponen al autor afuera de la realidad. Los tipos hablan de la inflación, por caso, como si los oficialistas no la padecieran, y como este tantos otros ejemplos.
También recurren a casos como el del sobre de Felisa Miceli y lo enrostran como si aquellos que ven con buenos ojos los trazos gruesos del gobierno practicaran una suerte de Obediencia Debida que implicara avalar a libro cerrado la gestión en su conjunto.
Creen que solo ellos alquilan; que solo ellos van al chino; que solo ellos viven de un sueldo. Creen, a la postre, que solo ellos viven la vida concreta y que los que piensan distinto son marcianos o tauras que viven de rentas.
Pero además revelan un autoritarismo feroz y unas anteojeras más grandes que las de Plata, aquel hermoso caballo del Llanero Solitario. Al primer cruce de ideas y ante algún argumento sólido te tiran un “Claro, debe ser culpa de Carrió, Lanata y Clarín”. No son capaces de contemplar los matices para analizar en toda su complejidad el momento político que atravesamos.
Como Tenembaun, uno de sus ideólogos, que remata ayer una pobre y mañera nota en Página/12 con el juego de los buenos y los malos, para poner arteramente al tano De Genaro del lado de los malos y a Urquía de lado de los buenos. Esto es tan pobre como decir que los hinchas de River son todos vendepatria porque Menem es gallina.
Pero dejemos a Tenembaum ganarse en paz su rol de Paragolpe ideológico de Clarín, porque ya le adivinamos las cartas marcadas. Sigamos con los opositores, esos que te achacan el tren bala, la ley antiterrorista, las minas y demás costados criticables de la gestión K. Los tipos se descentran cuando les manifestás que compartís esas críticas. Se brotan mal porque no comprenden que se pueda aún desde el desencanto por temas puntuales avalar el trazo grueso de una gestión. Para ellos es o todo blanco o todo negro. De grises ni hablar.
No soportan que haya varias miradas posibles de la coyuntura y menos aún que les objeten sus fuentes de información. En el fondo son ingenuos y siguen creyendo en pavadas tales como “Periodismo Independiente” o “Prensa libre”. No reparan en el desprecio que revela Lanata hacia ellos cuando publicita su diario con el slogan “la diferencia entre enterarte y entender”. El tipo les está diciendo “Vos, que sos un gil, necesitás que YO y mis empleados te enseñemos a pensar porque solo no podés”.
Es una fauna digna de estudio. Me corrijo: Más que fauna es una jauría.

sábado, 3 de mayo de 2008

La pena profunda de Elisa Carrió

Elisa Carrió sabe que jamás llegará a la presidencia de la nación. En su fuero intimo siente el profundo dolor que solo causan la certezas: Esta sociedad no la merece.
Por eso sus declaraciones son cada vez más exóticas, más irreales, Total...
Vaya que debe duro sentir que estando para mucho más uno deba contentarse con el veintipico % de los votos.
Vaya que debe doler presentir que a la hora de elegir candidato opositor con chances de ganar el ungido será cualquier otro menos uno.
Por eso es que a veces se me ocurre que compensa la pena de no poder ser con una suerte de narcisismo declarativista. Se me hace que la veo feliz leyendo sus “bombas” en La Nación y frente al espejo levantar la vista, guiñarse un ojo , torcer apenas el labio inferior a lo John Wayne y exclamar su canchero: “Ta?”

Pequeño "Sincericidio" sobre los chacareros


Me crié en un típico pueblo de 5.000 habitantes ubicado en el sudoeste de la provincia de Buenos Aires muy cerca del límite con La Pampa. Casi todos mis familiares, muchos amigos y alguna que otra noviecita vivían el campo. Eran lo que se conoce como “Gente de campo”
De las vivencias que tuve en mi pueblo recuerdo nítidamente a los chacareros. Recuerdo su pose, su caminar, su pensar y su decir.
Cuando ya instalado en la ciudad me fui adentrando en la militancia, comencé a leer que el campesinado y el pequeño productor agropecuario estaban llamados a integrar el bloque “del pueblo” (No me extenderé en esto que todos los que hemos andado dentro del Nacionalismo Popular ya sabemos)
Debo confesar que en su momento me costó asimilar esto dado que si confrontaba la imagen del pequeño productor agropecuario que me daban los libros con la experiencia concreta que tenía de haber convivido con ellos la cosa no cerraba. Pero bueno, al fin y al cabo quién era yo para polemizar con los libros ¿no?
El tiempo pasó y esta duda ha vuelto a reverdecer al calor del recrudecimiento del lockout agropecuario y de un pasaje de este texto de José Pablo Feimann:


“El sector de la clase dominante o, si usted prefiere, de la clase dirigente o, para ahondar más la cuestión, del “establishment”, de eso que es, realmente, el Poder y no el Gobierno (con lo cual les señalamos a ciertos progres, que creen estar luchando contra el Poder desde la “libertad de prensa”, que no lo están haciendo, ya que el Gobierno, lejos, muy lejos, está de ser el Poder sino que sólo es el Gobierno), que está enfrentando al Gobierno que preside Cristina F. es el sector agrario, encabezado por la Sociedad Rural y utilizando como tropa a los llamados “pequeños productores” que, al haberse encolumnado con los poderosos, revelan que son pequeños muy a su pesar y que no lucharán contra los grandes sino que buscan ser como ellos. Ninguno de los “pequeños” habría engrosado la manifestación de los “grandes”, ni siquiera un almacenero, si quisiera en verdad ser diferente de los “dueños de la tierra”, pero no. Quieren dejar de ser peones de los grandes y pasar a ser patrones de sus peones propios. Actúan como clase media que son. La clase media teme “bajar” y ser clase baja, negrada, clase obrera o excluida social, quiere trepar y ser clase alta.”



Y la verdad es que así como una amiga de mi hija dice que cree un poquito en Dios porque no creer nada le da miedo, a mi me viene pasando algo similar cuando veo a los chacareros: casi no encuentro ligazón entre el rol que les asigna la teoría clásica y lo que expresan en la realidad de todos los días.
Entonces me siento un hereje o un obtuso que se deja llevar más por su experiencia empírica que por el saber de la teoría política.
Pero es así nomás. Siempre me asqueó la pose chacarera y su empecinamiento en hacer creer que porque llegan al pueblo con ropa de trabajo y en la camioneta vienen de trabajar...
Siempre me llamó la atención su individualismo feroz, por eso me hacían mucho ruido los textos que los situaban al lado de la clase obrera.
Siempre los vi como carne de la derecha más reaccionaria y retardataria.
Pero seguro que no es así y que no se debe generalizar.
Debo se yo que estoy mirando torcido

viernes, 2 de mayo de 2008

No te tengo miedo De Angeli


De Angeli dice:

“"Esto viene duro. No nos quieren dar nada”

Frente a tamaña declaración ¿Qué le queda por decir a un jubilado que aportó durante toda su vida y hoy recibe una mensualidad miserable?
Tanto apoyo cerrado de la “Prensa Independiente” al reclamo de la patronal del campo ha puesto patas para arriba la percepción de la realidad, entonces ahora pareciera que el sector al que mejor le va atraviesa la peor de las crisis. Esto es grave, muy grave.
Resulta que “La Prensa libre” agita el tema de la inflación pero en ningún momento vincula la estampida del último mes al Lockout agropecuario y nadie le pregunta a De Angeli qué siente por los miles de argentinos que volvieron a caer bajo la línea de pobreza por culpa de sus piquetes desabastecedores.

Sigue diciendo el entrerriano:

“Las bases pedimos que no negocien nada, que no vamos a aceptar eso”

Bueno bueno, nos empieza a tapar el agua ¿Cómo es eso de “no negociar nada”? ¿Se puede vivir en sociedad sin negociar nada?
Mire don De Angeli: Usted está obligado a negociar con nuestro gobierno porque mal que le pese, el gobierno nacional es gobierno tanto para usted como para mí y si usted no quiere negociar con el gobierno pues me está negando a mí el derecho de vivir en democracia. Usted está asumiendo una actitud netamente antidemocrática.

“el chacarero no se come más cuentos”

Nosotros tampoco. Y el cuento que menos nos comemos es que a ustedes le va mal. Por favor, en homenaje a la inteligencia modifíqueme el discurso para poder debatir un poco mas seriamente.

Entrada destacada

Corea del Centro, el hit del verano que se viene