martes, 30 de septiembre de 2008

Ahora los quiero ver...

Ahora que los sojeros lanzaron la segunda fase de la sedición quiero ver como se encolumnan los De Gennaro, los SI, los cinematrográficos, los socialistas leves, el monodiputado...
No les pido que banquen al gobierno, simplemente que por lo menos firmen una gacetilla de ocasión diciendo si ven bien o mal la avanzada verde. Nada más que eso: Una gacetilla. Una miserable gacetilla, un mail, un spamcito, alguito que sirva como elemento probatorio de si siguen jugando al lado de los sojeros como en la 125, si siguen siendo la pata progre de Biolcatti, Llambías y Grondona o si tienen la entereza de despegarse.Y está permitido decirle de todo al gobierno, vale. Pero quiero por lo menos leer una posición concreta y clara respecto a la avanzada sojera.

Me asusta no creerle a los gurúes

Leo, escucho, busco y revuelvo por todos lados y no encuentro explicaciones que logren indicarme concretamente en qué nos afectará el “Efecto jazz”. Y eso me asusta porque temo estar bailando en la cubierta del Titanic sin darme cuenta ¿Se entiende?
Cierto es que un crack como el que está padeciendo el capitalismo en su ombligo va a influir en el resto del mundo, pero no encuentro mucho más que titulares como el ya antológico de Clarín (“Algunos problemas de Argentina reducen el impacto de la crisis”) o uno muy voluntarista de hoy en La Nación sobre el fin del “Viento de cola”.
La verdad es que el cenáculo de gurúes sigue escribiendo y hablando como lo hizo siempre, pero sus previsiones no se compadecen con la realidad. Cuando nos decían que estábamos “haciendo bien los deberes” (¿Deberes? ¿Para quién? Seguro que no para el pueblo) nos iba como el orto. En otra época nos hablaban de las “Reformas pendientes” (Je, “Reformas”...) Si hasta el padre de la criatura vino luego auspiciado por el icono del progresismo vernáculo del Varela Varelita ha concretar las tareas pendientes y volcamos mal...
Y ahora le están volviendo a poner micrófonos para opinar...
Después nos vendieron un dólar a casi diez pesos...
Y desde que empezó el repunte, cuando los colectivos volvieron a llenarse de trabajadores, cuando empezaron a hacerse más asaditos en el segundo cordón, cuando mejoró objetivamente la situación de una porción interesante los que estaban en la lona, esos mismos jetones arrancaron con el discurso del “veranito” allá en las primeras épocas de Roberto Lavagna.
Cuando al pueblo le empezaba a ir mejor, para estos charlatanes la situación era pésima. Y ahora andan buscando motivos para el sufrimiento y no logran trascender las frases hechas.
La verdad, no logran asustarme.
Es como que cuando estos gurúes anuncian lluvia, salgo en hojotas.
El problema es la cantidad de espacios que tienen para lanzar sus pronósticos. No hay diario que no abras donde no estén opinando, no hay radio que enciendas donde a los pocos minutos no irrumpa alguno de estos bocones a repetir lo mismo.
Sé que esto que escribo es producto de una sensación térmica estrictamente personal, pero a esta altura de mi vida algo me dice que debo darle un poco de pelota a la realidad concreta que vivo.
Sé también que es la cabeza dependiente de estos tipos la que les impide pensar la crisis desde otro lado, tal cual lo plantea Alfredo Zaiat. Es la cabeza de los gurúes y de la dirigencia empresaria argentina la que no llega a evaluar que estas coyunturas pueden ser útiles para salir a jugar distinto en el mundo.
Son incapaces hasta para evaluar, tan sólo eso, si esta crisis no puede favorecernos en algo. No está en su software. Están formateados así, para la dependencia.
Fueron preparados sólo para la rapiña de cabotaje.

lunes, 29 de septiembre de 2008

"Efecto Jazz": Cómo desafina Martín Caparrós


Han pasado ya algunos días de la publicación de esta nota donde el periodista Martín Caparrós le pide a nuestra presidenta que no se meta con el jazz pues considera que la figura utilizada por la primera mandataria es una gran equivocación ya que, siempre según él, no se puede relacionar a esta música surgida en los arrabales de la sufrida comunidad negra con la explosión de la “economía más central y dominante del planeta”
La verdad es que si de buscar un parangón con la crisis financiera de Estados Unidos se trata, la definición de nuestra presidenta es sencillamente perfecta.
Ya se ha dicho mucho antes que el Jazz es quizá el aporte más importante (el único, sostienen algunos) de Estados Unidos a la humanidad y no nos engañemos: Independientemente de coincidir mucho poquito o nada con Cristina es incontestable que cuando decimos Jazz pensamos en Estados Unidos, así como si decimos Flamenco pensamos en España, si hablamos de Bossa Nova nos figuramos Brasil, si mentamos el Son naturalmente pensamos en Cuba y, sin ir más lejos, toda vez que hablamos de Tango pensamos en Argentina, aunque les duela a los hermanos orientales.
Pero hay más pulpa en esta certera caracterización de Cristina y es cuando ella hace mención a una crisis que estalla en el centro del poder financiero internacional y se expande a la periferia. El Jazz norteamericano siguió ese camino desde su nacimiento, irradiando su potencia desde Estados Unidos al resto del mundo, y sin proponérselo aún en nuestros días sigue siendo la referencia central para todos los músicos que hacen jazz sobre la tierra. Hoy cualquier músico de Europa o la periferia quiere tocar la trompeta como Winton Marsalis, la batería como Dave Weckl y la guitarra como Pat Metheny. Y ni hablar de lo que ha ocurrido en las décadas pasadas donde las referencias para los saxofonistas de cualquier parte del orbe fueron norteamericanos como Lester Young, Coleman Hawkins, Charlie Parker, John Coltrane, Sonny Rollins o Stan Getz. Donde cualquier trompetista siempre quiso tocar como Dizzy Gillespie o Miles Davis. Donde los referentes de los bajistas fueron Jimmy Blanton, Ray Brown o Ron Carter y así sucesivamente en todos los instrumentos, mientras que en lo conceptual, todos los directores de Big Bands abrevaron siempre en el gran Count Basie o en el inconmensurable Duke Ellington y muchos arregladores siguieron los pasos de Gil Evans.
Es cierto que el jazz tiene una innegable impronta negra. Es cierto que muchos de sus genios fueron muy maltratados –quizá los casos del pianista Bud Powell y del monumental saxofonista tenor Lester Young sean los más extremos- pero esto no invalida que como movimiento artístico, el Jazz es innegablemente norteamericano.
Cuando Caparrós describe los problemas de los músicos negros da en la tecla, o toca la nota justa, por decirlo de manera musical. Pero hiere los oídos con una desafinación de principiante cuando no visualiza que esa es una de las tantas contradicciones internas de la gran potencia del norte que no invalidan lo que el Jazz significa para afuera.
El Jazz es rebelde y revolucionario, pero más respecto de la música clásica europea que del capitalismo. El jazz es revolucionario en lo artístico y conlleva la paradoja de que muchas de sus grandes figuras fueron muy transgresoras en materia musical y muy conservadoras en su vida ciudadana. Pero no por ello deja de ser un producto típicamente norteamericano que luego se derramó por el mundo en algunos casos como modelo a imitar y en otros como lenguaje, como forma de abordar el hecho artístico con la mayor libertad posible.
Si será norteamericano que hasta la revolución cubana prohibió tocar jazz en sus primeros años, incurriendo en un error colosal que por supuesto corrigió con el paso del tiempo. Por eso la primera gran agrupación de jazz que surgió durante la revolución, allá por 1967 en la isla se llamó “Orquesta cubana de música moderna” de la que saldrían los músicos como Chucho Valdés, paquito D’Rivera, Carlos Emilio Morales, entre otros, que luego crearían Irakere, el grupo de jazz cubano más importante de las décadas posteriores. Aquél nombre -OCMM- surgió por la prohibición que existía de usar la palabra “jazz”, por considerarla imperialista...
Y ,por supuesto, el jazz no es exclusividad de los negros porque hubo y hay figuras rutilantes blancas como Gerry Mulligan, Stan Getz, Gary Burton, Chick Corea, Benny Goodman, Gene Krupa, Glenn Miller, Stan Kenton, Chet Baker y tantos más. Incluso el mismísimo Miles Davis cometió el error de afirmar que él podría determinar a ciegas que el sonido de los músicos negros se diferenciaba del de los blancos. El crítico Leonard Feather lo desafió y por supuesto Miles pasó un gran papelón. Feather lo sentó en una habitación de espaldas, le fue haciendo escuchar decenas de músicos y Miles tenía que decir “Blanco” o “Negro”. El resultado fue demoledor para Miles, que tuvo que reconocer a regañadientes que su teoría había quedado hecha pedazos.
Si bien el jazz norteamericano procesó en su interior las contradicciones raciales de los Estados Unidos, bueno es reconocer también que ni Miles Davis, ni Louis Armstrong, Duke Ellington o en la actualidad Winton Marsalis renegaron de ser norteamericanos. De ahí que vincular al jazz con ese país, como lo hizo Cristina, es absolutamente pertinente y preciso.
La constante se repite sin cesar: Todo lo que haga o diga Cristina debe ser desacreditado.
Aunque tenga razón

domingo, 28 de septiembre de 2008

Un tren para los progres...


José Natanson se suma acá al debate sobre la cuestión ferroviaria y pone el acento en la necesidad de evaluar el diagnóstico del que parte el cineasta para edificar un relato que conduce hábilmente a otro de los tantos clímax cinematográficos a que nos tiene acostumbrados.
Desde este lugar, el aporte de Natanson es vital dado que hay mucha gente perezosa y con tendencia a correr por izquierda al gobierno que se nutre de estos guiones rimbombantes y taquilleros pero flacos y carentes de pulpa a la hora del debate serio sobre la cuestión ferroviaria argentina.
Ya que no podemos opinar sobre la gestión de Solanas, porque salvo una muy buena diputación nacional no ha tenido responsabilidades en el Estado, sí podemos hacerlo en lo artístico y rendirnos ante su gran sensibilidad y olfato para interpretar a cierta platea progre, de esa que siente que yendo a ver sus películas realiza un acto de militancia revolucionaria.
El problema sobreviene luego de unas horas, cuando el documental llegó a su fin y el progre dejó la propina en el restaurante donde, cena mediante, le dió sin piedad al Tren Bala, al napia, a De Vido y parte a su merecido descanso sintiendo que ha hecho algo por la patria.
El problema es que el documental se revela como un instrumento no apto para encarar el debate que necesitamos darnos sobre qué hacer con los trenes.
Y es aquí donde Natanson realiza un aporte invalorable al preguntarse:

“Si antes de los ’90 (o del ’76, como usted prefiera) no había inflación ni déficit fiscal, si los teléfonos funcionaban, Segba era una compañía modelo y los trenes llegaban siempre a tiempo, ¿cómo se explica una década de apoyo al menemismo (y a Alberto Fujimori y a Fernando Henrique Cardoso y a Julio Sanguinetti y siguen las firmas)?”

Este párrafo nos conduce a la discusión de fondo que hay que dar. Y esa discusión debe contener un capítulo dedicado íntegramente a revisar de dónde parte esa vocinglería que le quiere facturar al gobierno cuestiones que se arraigan en un proceso histórico que por supuesto arranca mucho antes del 2003.
Debe ser irrefrenable la tentación de hacer jueguito con las cámaras para la tribuna de cierta clase media izquierdosa (pero no tanto). No se requiere un diagnóstico muy serio y basta sólo con machacar sobre algunas cuestiones de esas que emocionan al progre y lo nutren de un par de frases contundentes que descerrajará en la primera reunión social o familiar a la que asista. Empero, el problema es bastante más profundo que el síntoma pequebú.
El punto es que la discusión sobre la cuestión ferroviaria trasciende, y por mucho, esa tendencia a conmover a este sector social tan especial, porque la contradicción que plantean Solanas y su grupo: Tren Bala versus Un Tren para Todos, es deliberadamente falsa y maniquea.
No obstante se debe reconocer que han tenido una gran habilidad para instalarla incluso trascendiendo el espectro de su clientela cinematográficamente electoral, llegando a ser utilizada por prohombres de la vida nacional como Mario Llambías, Hugo Biolcatti y hasta el mismísimo Mariano Grondona... (a propósito ¿Porqué cada vez con más frecuencia los cuadros de la derecha promocionan a ciertos políticos progresistas? ¿Se izquierdizan aquellos, se derechizan estos o son las consecuencias de los nuevos bloques políticos que alumbró la 125?)
Pero no pasa por ahí la cuestión.
Tampoco por la barrabasada de Aníbal Fernández.
El punto es que el Estado debe de una buena vez tomar la cuestión ferroviaria, hacerse cargo y dar testimonio en los hechos de qué quiere hacer en la materia.
Seguir tal como hasta ahora, exponiendo a la sociedad a un incendio de vagones por quincena o demostrar que tiene interés en modificar el actual estado de cosas.
Esta es la cuestión central.
Del resto nos encargamos nosotros en las cada vez mas esporádicas reuniones a las que somos invitados puesto que la clase media K no es bien recibida en muchos hogares de esos donde siempre hay un sahumerio encendido, mucho almohadón y un libro de Caparrós dejado así como al descuido sobre la mesita ratona del living, al lado de los cds de Concha Buika, Cesaria Evora y Susana Baca.

viernes, 26 de septiembre de 2008

Conversando con Liliana Felipe

Es un talento desde todo punto de vista. Visceral, creativa, única, anticlerical como pocos. Liliana Felipe es una de las artistas más grandes del continente y en algún momento escribiré largo y tendido sobre su obra y su arte.
Por ahora cuelgo la charla que mantuve con ella hoy en la radio y les recuerdo que mañana, a las 17, actúa en la Ex ESMA.
El audio dura casi 20 minutos.

jueves, 25 de septiembre de 2008

Clarín es la noticia (audio)

Hoy en la radio enumeré las posibles causas que estarían motivando esta campaña de Clarín.

El audio dura 9 minutos.


La noticia es Clarín, no la valija

El tema ya no es la valija. La pregunta del millón es qué está buscando Clarín o porqué está apretando de esta manera.
¿Ley de Radiodifusión?
¿No quiere que el gobierno ate con Brasil para aprobar la norma japonesa de la TV digital?
¿Qué está pidiendo a cambio para levantar el pie del acelerador?
De otra manera no se explica tamaña operación.

miércoles, 24 de septiembre de 2008

Macri liquida la Salud y la Educación públicas

Hoy están parando los médicos residentes de la ciudad de Buenos. Entre las causas que motivan la medida de fuerza está el desabastecimiento prácticamente terminal de insumos que están padeciendo todos los hospitales públicos de la C.A.B.A.
Se ha llegado al extremo de suspender intervenciones quirúrgicas por falta de elementos vitales y muchos de los pacientes internados se quedan sin la medicación básica.
Esto delata una crueldad manifiesta por parte del PRO, al tiempo que es una prueba irrefutable de que no le importa en lo más mínimo la salud pública.
La gestión de Macri está haciendo exactamente lo mismo en Salud que en Educación: Las está liquidando.
Se suman dos factores de innegable potencia: La decisión de achicar el “gasto” en estas áreas y ciertas pretensiones fundacionales, cierta prepotencia tipo. “Ahora llegamos nosotros que sabemos y vamos a hacer lo que se debe” y la verdad, es que para cambiar dos motores de una caldera escolar demoran más de dos meses...
No saben. Están perdidos entre las ínfulas y el desprecio por lo existente. Odian lo que viene de antes y cualquier empleaducho con un nombramiento reciente se cree que es un gerente con décadas de experiencia. Y ahí están las consecuencias.
Una médica del Hospital Tornú decía hoy que en sus 26 años de carrera jamás vio un desabastecimiento hasta de lo elemental, ni siquiera durante la crisis del 2001 mientras que en las escuelas se está verificando una merma preocupante en las raciones que reciben los chicos en los comedores y aún no se ha repuesto el subsidio de Mantenimiento edilicio que fue aprobado en julio por la legislatura. Las escuelas están sobreviviendo con los aportes de las familias.

Pero claro, esto no sale en los diarios, y mucho menos en los de mayor tirada. Hay una alianza explícita con el Jefe de Gobierno porteño a quien ya vislumbran como la gran esperanza de la restauración conservadora y por eso le cubren todos los flancos.
Pero hay algo gravísimo en todo esto: Al macrismo no le interesa tener buenos hospitales y buenas escuelas porque el núcleo duro de su base electoral no utiliza estos servicios públicos. El votante tipo del PRO (Tipo Pro ¿Viste?) envía a sus hijos a colegios privados y frecuenta clínicas y sanatorios también privados, de modo que su preocupación por los hospitales y escuelas públicos es lejana, a lo sumo culposa.
La otra clientela, esa clase media pobretona, que todos los meses deja un servicio impago porque no llega a cubrir todo pero que se identifica cabalmente con quienes están arribita suyo, sigue creyendo que “hay que darle tiempo”.
Y el voto decididamente pobre se disputa con punteros y la estructura que le presta el garante de Banfield...
Por eso Macri está básicamente lavándole la cara a ciudad: Enrejando plazas, pintando fachadas de escuelas y hospitales, raleando artesanos y tapando baches en zonas paquetas. La gestión macrista está claramente orientada a los ojos de esa clase media cacerolera a la que le sigue yendo muy bien.
Todo para la vista ¿viste?

Discutamos sobre la cuestión ferroviaria

Con argumentos aparentemente muy sólidos el ex funcionario de Ferrocarriles Argentinos Roque Cianciolo sale al cruce acá de la muy taquillera propuesta denominada “Un tren para todos” que tanto ha prendido en todos aquellos ciudadanos que utilizan este asunto como el caballito de batalla predilecto para exponer sus críticas al gobierno nacional.
Independientemente de la diferencia notoria de números (mientras para la gente del “Tren para todos” con 3.100 millones de dólares se restauran 18.000 Km de vías, con máquinas, vagones, remodelación de estaciones, etc. Para Canciolo esta restauración insumiría la friolera de 11.337 millones de dólares) aparece con troncal este razonamiento de Canciolo que a continuación se transcribe:

“Cabría preguntarse si, en los albores del siglo XXI, el país debería invertir una extraordinaria suma de dinero para tener un sistema ferroviario con características del año 1960, con tecnología obsoleta y costosa, con un tipo de tracción que utiliza energía no renovable, contaminante y cara, con vías de bajo peso por eje, con vehículos para pasajeros de confort mínimo, en las antípodas del que ofrecen los micros de larga distancia y media distancia, y altos costos en el mantenimiento y en el control de la seguridad de marcha y un transporte de cargas lento e inseguro, cuando las previsiones de transporte de materias primas, en el mediano y largo plazo, son extraordinarias.”

No estaría mal que se tomara este costado del análisis para discutir con seriedad y sin fuegos artificiales la cuestión ferroviaria.
De paso propongo la re-lectura de este post del Lic. Baleno que con gallardía y argumentos contundentes manifiesta su conformidad con el Tren de alta velocidad.

martes, 23 de septiembre de 2008

Contrastes

Mientras la presidenta nos enorgullece brindando un discurso sólido en la ONU.
Mientras vuelve a demostrar una capacidad de oratoria descollante.
Mientras “pone lo que hay que poner” en el centro mismo del imperio y con las palabras justas define a la perfección el cisma financiero yanqui.
Mientras vuelve a jugar la chapa de Argentina en apoyo de Evo, el más legítimo de los presidentes del continente.

Acá los farabutes siguen jugando a la casita robada.
Acá hacen cola para sacarse la foto con el minotauro desde la parejita PRO hasta el tránsfuga de Buzzi y Mauricio sobrepasa nuestra capacidad de asombro con esta declaración:

“El jefe de Gobierno porteño, Mauricio Macri, admitió hoy que el vicepresidente Julio Cobos "parecería no" tener poder de decisión en el Gobierno, tras la reunión mantenida en el Congreso”

¿Y entonces para que fue?
Por ahí andan el radical Sanz y la gordi ofendidísimos con estas reuniones del Cleto. Falta que pasen por su oficina el garante, el socialista leve de Santa Fe y el gobernador del Estado libre asociado para cantar “Cartón lleno”.

Chicos chicos!!! Vengan ahora que mamá no está...




domingo, 21 de septiembre de 2008

Quién miente: Van der Kooy o Melconain?

¿A quién le creemos? ¿A Van der Kooy o a Melconian?
Mientras el editorialista de Clarín escribe hoy:

“Moreno está en las sombras pero el problema se agiganta: la inflación reprimida podría convertirse en pólvora si la crisis financiera internacional restringiera de modo severo el consumo y el crecimiento.”

En “El Cronista” leímos el jueves pasado que según algunas de las principales consultoras privadas del mercado local como las de los economistas Carlos Melconian y Rodolfo Santangelo (M & S) o el Estudio Bein y Asociados, la inflación sería menor al 1 %.

¿Cómo es?
¿Estamos ante un nuevo hecho represivo o ante un enfriamiento?
Ni entre ellos se ponen de acuerdo...
Por otra parte ¿De dónde saca Van der Kooy que una hipotética restricción severa del consumo y el crecimiento producto de la crisis internacional pueda tener efectos inflacionarios, cuando es exactamente al revés?
Sencillamente colisiona contra el sentido común, colisiona...

viernes, 19 de septiembre de 2008

"Los negros"

Esta semana hemos estado bastante absorbidos por la radio. Sucede que tanto en el blog como en el aire, el desafío que siempre me planteo consiste en encontrar alguna idea que valga la pena.
Esta semana hubo algunos disparadores en el programa que generaron algunas ideas que considero interesantes. Por eso pongo los audios en los post dado que si ya está desarrollado un tema en el aire ¿Para qué escribirlo?
La recepción de un mail titulado “Ser Negro” desencadenó una larga apertura del programa (aproximadamente media hora con un par de canciones en el medio) dando lectura a esta obra maestra del peor nazismo y luego pensando en voz alta sobre cómo algunos sectores de esta sociedad se han sacado definitivamente la careta.



Este segundo audio es un ameno intercambio con Leonardo Killian sobre el primer bloque. Killian tenía preparado un temazo para hoy: Porqué la riqueza de Bolivia explica su pobreza social. Pero no pudimos escaparnos del impacto de ese mail con que abrí el programa. También dura una media hora.

jueves, 18 de septiembre de 2008

Zaiat "Argentina tiene muchísimas condiciones para beneficiarse de esta crisis"

No sólo tiró la frase que titula este post, también habló de las actitudes autodestructivas del poder económico argentino que por momentos pareciera desear estar atado financieramente "al mundo" justo en esta coyuntura.
Y un tema central: Esos sectores no creen que podamos, como país, aprovechar la crisis.
En Tierra Firme
Emisión del jueves 18 de setiembre 08

miércoles, 17 de septiembre de 2008

Malestar de Libres de Sur con el kirchnerismo

En base a esta nota lo llamé a Humberto Tumini para conocer de primera mano la postura de Libres de Sur en relación a su vínculo con el kirchnerismo.
Escuchen.


Los gringos de alma



Acá podrán escuchar la primera media hora del programa de hoy miercoles 17 de setiembre del 2008.
El tema es "Los gringos del alma". Esos que desprecian a los bolivianos demás cuestiones.
EN TIERRA FIRME
LUNES A VIERNES 18 A 20
RADIO MAGICA - LA VOZ SUDAMERICANA (93.5 MHZ)

Clarín en llamas

Especulando en cómo puede afectar a nuestro país la crisis financiera de Estados Unidos, Clarín puso ayer en su edición online un titular para la historia:

“Para los economistas, algunos problemas de la Argentina reducen el impacto de la crisis”

No no no. No se puede creer
¿Cómo es eso de “Algunos problemas”?
Porque si los problemas que supuestamente tenemos reducen el impacto del crack yanqui ENTONCES DEJAN DE SE SER PROBLEMAS Y SE TRANSFORMAN EN VIRTUDES ¿no?
Se supone que un problema es algo que te complica, no que te favorezca. Salvo que nos vayamos al extremo, por ejemplo, de afirmar:

“El sordo González zafa de escuchar los CDs de Viviana Careaga"

“El ciego López tiene la suerte de no poder ver “Bailando por un sueño”

Obsérvese que aún en estos casos exagerados adrede, el problema deja de ser “un problema” para transformarse si no en virtud, al menos en una pequeña ventaja...
Que la sordera te blinde contra los alaridos desaforados de la Careaga y la ceguera te exima de padecer la basura tinellista de moda, son una ventajita.
Es como si dijéramos:

“Lamentablemente al estar lejos de la explosión José García salvó su vida”

Pero entonces no hay nada que “lamentar”, salvo que deseásemos la muerte de José García.
Cuesta creer que un diario tan importante vuele tan bajo. Porque no le vamos a pedir a Clarín, nada menos, que piense como nosotros. Pero sí habría que exigirle un poquito mas de respeto a ciertos criterios periodísticos básicos, cierto decoro en la redacción y un poquito de consideración a los lectores.
No se puede titular tan groseramente.

Está claro que para Clarín “estar fuera del mundo” es un problema, tan claro como que cuando estuvimos bien adentro nos fue como el orto.
Está clara la intencionalidad del mensaje, pero ¡Muchachos!
¡Un poco más de laburo!
¡Un brisa de ingenio, por favor!!!

martes, 16 de septiembre de 2008

Redescubriendo a Hugo Díaz con su hija Mavi






Hugo Díaz fue uno de los músicos más impresionantes que dió Argentina. Era un improvizador nato, un "jazzero" de aquellos. En su corta vida (murió a los 50 años) nos dejó más de 30 Long Plays que están clamando por su digitalización.
Como armonicista es estudiado en todo el mundo puesto que desarrolló el instrumento hasta lugares jamás imaginados.
Su esposa fue Victoria, hermana de Domingo Cura (amigos de la infancia)y a la vez una de las cantantes más electrizantes que dió Santiago del Estero.
Sobre estas y otras cuestiones conversamos días pasados en la radio con Mavi, la hija de Hugo y Victoria, la que muchos recordarán como una de la "Viudas e hijas de Roque Enroll"
Mavi presenta su disco "Baile en el cielo" en sábado en el IFT.

Richard Wright

Tendría 14 años cuando mi hermana regresó de su luna de miel con un long play de tapa negra, que me lo traía de regalo pues el tema 1 del lado B era el hit del momento. Claro, era “El lado oscuro de la luna” y fue la primer gran sorpresa musical que tuve en mi vida. No alcanzaba a procesar toda la información que salía de esa placa. Debe ser junto con Abbey Road el disco que más he escuchado en mi vida.
Luego compré “Meddle”, el doble “Un agradable par”, “Animals”, “Wish you where here” y así sucesivamente fui creciendo con Pink Floyd.
“El Lado oscuro de la Luna” lo volví a comprar en vinilo y luego, como muchos, estrené el equipo de compac disc con ese CD.
Son las 7 de la mañana y veo que en varios blogs se comparte la pena por la muerte de Richard Wright y me estremezco al comprobar cómo el dolor atraviesa como si fuera un rayo a toda una generación y cómo muchos contertulios que nos encontramos a diario en estos reductos de discutidores seguramente coincidimos en la pena por el deceso un músico que siempre estuvo como atrás, opacado por el brillo del inconmensurable Waters y el talentoso Gilmour, pero que fue parte insustituible de una de las páginas mas brillantes de la música de todos los tiempos.
La muerte de estos tipos viene a marcarnos también cuánto tiempo transcurrió de aquellos años setenta donde fuimos descubriendo el mundo y a estas superbandas. Nos pone frente al espejo, nos recuerda lo grandecitos que estamos y nos proyecta diversas etapas de nuestras vidas musicalizadas por Pink Floyd.
Quién no tuvo una sesión imborrable de sexo musicalizada por “El gran baile en el cielo”?
Quién no se fumó el mejor cigarro con “Cualquier color que te guste”?
Es una parte de nosotros la que se marchó.

lunes, 15 de septiembre de 2008

Obviedades

¿Dónde están las manifestaciones a favor del gobierno más legitimado del continente por parte de la Colisión Cívica, el PRO, Recrear, Cobos, La Mesa de Enlace, Eduardo Duhalde, Felipe Solá y el gobernador del Estado libre asociado de San Luis?
Silencio.
De eso no se habla.
Ni una palabra condenando el golpismo desenfadado de los ricachones de la media luna.
Nada que decir.
Muchos de los mencionados, principalmente la referente de la CC, se presentan como la esencialidad de la democracia, pero no se les cae ni siquiera un comunicado de ocasión.
Este silencio es obvio, pero desde ser remarcado para reafirmar quién es quién. Para que se entienda qué está en juego en nuestro país y en el continente en estos días.
El accionar de la derecha boliviana es similar al de la comandancia sojera argentina, con la diferencia de que allá están muchísimo más pasados de rosca que acá. Pero estos siguen aquel camino.
Un gobierno que fue ratificado por más de 60 % de los bolivianos está siendo arrastrado a un conflicto armado por los mandamases de siempre.
El eje de fondo es el mismo: Cuando la derecha pierde, o es minoritaria en los ámbitos de representación democrática exige “Consenso” y si no se lo logra, leña, corta camino para el lado de la violencia.
Tal cuál lo hicieron acá, donde De Angeli responsabilizaba al gobierno por los cortes ¿Lo recuerdan?
Luego decían que si la 125 era aprobada en el parlamento “Sería legal pero no resolvería el problema”, con lo cuál dejaban abiertas las puertas a todo tipo de medidas.
Y sin ir más lejos hoy están amenazando con más cortes.
Bolivia está más cerca de lo que parece, muchachos. Y los sojeros de acá son tan potencialmente peligrosos como la Unión de Juventudes Cruceñas. Ya se ha escrito bastante en este blog sobre el accionar de las bandas de la derecha pampeana y su accionar fascista en las rutas nacionales, en los escraches y demás actitudes agresivas que, por supuesto, fueron silenciadas por la cadena radial de la gente linda y La Nación, Perfil, Clarín y el diario del Maipo.
El eje es el mismo, y si Cobos hubiera cumplido con su rol, el país hubiera sido incendiado por estos tipos que hablaron de cerrar el parlamento, que dan notas a nazis, que solicitaron que se vea el color de la piel de los piqueteros verdes para diferenciarlos del piqueterismo desesperado de la desocupación.
Piensan lo mismo. Y si allá no quieren coparticipar para que Evo insista en medidas asistencialistas que según ellos “no sirven para nada”, acá tampoco lo quieren hacer para que el gobierno nacional destine dineros a los planes sociales y demás medidas asistencialistas que, según el discurso reaccionario de moda, sólo sirven para que luego “esos negros de mierda sigan votando a los Kirchner”
En el fondo son lo mismo.
Obvio

Bolivia: Lucas escribió por mí

Lucas lo dice todo tan clarito que sólo hay que clickear acá.
Subrayo un concepto central: La derecha boliviana está a la vanguardia de la nuestra y maneja los mismos postulados ideológicos.
Hoy escuché a un diputado del MNR de tarija decir que no quieren coparticipar para que Evo gaste esos fondos "en un asistencialismo que ya demostró su inutilidad...."
No es ninguna casualidad esta coincidencia con el discurso de los sojeros.

sábado, 13 de septiembre de 2008

Los progres que se victimizan

Una de las trampas predilectas de ciertos opositores progres es cuestionar las formas en que los oficialistas defendemos al gobierno. La cosa sería más o menos así: El opositor progre tiene derecho de manifestar todas sus objeciones pero cuando desde la vereda oficialista se le responde, se victimiza y se siente agredido.
Ya se escribió en este blog sobre ciertos razonamientos llamativos de quienes creen que sólo ellos padecen los aumentos de precios con lo que, por ende, sugieren que los que apoyamos al gobierno no vamos al chino y, en definitiva, no vivimos la realidad tal como ellos.
Así como creen que sólo ellos viven la cotidianeidad y nosotros somos unos marcianos, también creen que tienen el derecho a decir cualquier cosa sobre el gobierno sin que nadie les salga al cruce.
Acostumbrado a los tiempos de Menem, la Alianza y Duhalde, mucho progresismo se sorprende cuando aparece una legión de oficialistas que le discute palmo a palmo y desde el mismo palo cada aspecto de la coyuntura política nacional, entonces se sorprenden y el primer reflejo que les sale es el de enrostrarnos que no nos bancamos las críticas y que reaccionamos acaloradamente en lugar de dar el debate.
Toda una gran mentira, todo un gran montaje para ocultar que lo que no se bancan es que se les responda, a veces bien, otras más o menos, pero que se les responda, al fin y al cabo.
Son funcionales al escenario maniqueísta que tanto acá como en Bolivia y en Venezuela formula la derecha:
Que la violencia la genera el gobierno.
Es noticia muy fresca de estas horas lo que esgrime la derecha de la media luna boliviana, culpando al Evo Morales de los actos de violencia y aquí la "prensa libre" ha transformado en verdad irrefutable que la violencia siempre proviene del lado del gobierno, no de las bandas rurales que cortaron rutas, hicieron volcar camiones, impidieron el tráfico de mercadería y hasta provocaron la muerte de una persona.
Es noticia de quince días atrás cómo se publicó en la prensa “libre e independiente” que Mariano Grondona fue agredido en Azul, cuando en los hechos fueron una docena de militantes que le gritaron golpista y otras verdades, lo que dista y mucho del escenario que se le vendió a la sociedad.
Pareciera que hay ciertos opositores progres que se mueven dentro de esa lógica. Que creen tener todo el derecho a decir cualquier cosa pero que quienes pensamos distinto no podemos responderles, y si lo hacemos a poco de andar se nos cuestionan los modos.
Un viejo truco.
Acá hay una lider opositora que compara al matrimonio Kirchner con los Ceacescu y que vaticina que no llegamos a diciembre.
Pero la violencia la genera el gobierno
Acá hay editoriales en La Nación de golpismo explícito.
Pero la violencia la genera el gobierno
Acá hubo un silencio sepulcral y vergonzante por parte de socialistas, solanistas y Siístas cuando se escracharon domicilios de legisladores y funcionarios cuyo pecado fue ser oficialistas.
Pero la violencia la genera el gobierno
Acá hay Sociedades Rurales como la de Reconquista que declara “personas no gratas” a legisladores que votaron en contra de sus intereses.
Pero la violencia la genera el gobierno...
Acá hay provocaciones como la que sufrió Guillermo Moreno en un restaurante, como la execrable y vomitiva actitud del depredador de boleros Fernando Peña quién al aire hizo un copete de nota digno de repulsa general por su racismo explícito, pero resulta que luego cuando Luis D’Elía le respondió, se victimizó escribiendo una carta abierta a la presidenta de la nación plagada de mentiras y omisiones que no ameritó comunicado alguno por parte de ciertos parlamentarios “progresistas”.
Pero la violencia la genera el gobierno.

Así como hubo una coincidencia objetiva en la votación de la 125 entre ciertos legisladores que se dicen progresistas con la derecha golpista, así como la historia recoge montones de escenarios de golpismo donde inexplicablemente (o no) aparecen sectores de izquierda avalando las acciones desestabilizadoras, también se verifica hoy una coincidencia en esto de moverse dentro del maniqueísmo delineado por la derecha, según el cuál quien genera violencia es el gobierno nacional.

Hay cierta oposición que se ve a si misma como “progresista” que debiera repensar un poquito el lugar que está ocupando y para quienes objetivamente está jugando antes de seguir victimizandose cuando se les dicen algunas cosas que, aunque les duela en lo más profundo, son verdades incontestables.
Si a la hora de los bifes votan con CARBAP
Si ante los desmanes protagonizados por la derecha rural en las rutas ni siquiera emiten un comunicado de ocasión criticando ese patoterismo antidemocrático.
Si cuando hay que negociar una Ley en el parlamento se la pasan corriendo el arco para no acordar.
Si casi no opinan de la reforma de Ley de Radiodifusión porque temen que no les den mas aire en los medios.
¿No es hora de que se enteren que están en la puerta del horno?
No se quejen después cuando se lo recordemos.

viernes, 12 de septiembre de 2008

Caparrós se puso boludo ahora o siempre lo disimuló muy bien?

Es doloroso ver cómo algunas mentes que uno creía brillantes se opacan vertiginosamente cuando analizan la coyuntura política que nos toca vivir .
¿O soy yo el equivocado al otorgarle brillos que quizá no tenga Martín Caparrós?
Cambia todo tan rápido que en una de esas aquella persona que sospechábamos inteligente termina hoy reproduciendo razonamientos ramplones, agobiándonos con una caterva del lugares comunes.
Vaya uno a saber.
En rigor, debo admitir que ya Caparrós me sorprendió con una columna patética que vomitó en Perfil cuando murió Frank Sinatra. Me asombró que un tipo presumiblemente culto tuviera una caracterización tan tipo Feimann –el de Radio 10- de un cantante casi perfecto, en cuyo fraseo se inspiró nada menos que el mismísimo Miles Davis. En aquél 1998, desde New York descerrajó una sarta de pavadas, como sus vínculos probadísimos con la mafia, en el intento de aparecer con una mirada “distinta”, propia de una mente superior, sin darse cuenta que a veces, cuando las luces están apagadas conviene no escribir nada para no meter la pata.
“También a las personas cultas las asiste el derecho a la sordera”, pensé en esos días.
Pero fue un alerta, un llamado de atención sobre cierta tendencia al derrape del periodista que se ganó nuestro respeto intelectual junto a Jorge Dorio en las noches de Radio Belgrano y en “El Monitor Argentino”, efímero programa que se emitió por Canal 13, para luego sumarse a las filas de El Porteño y más tarde a Página/12, instalandose así como uno de los periodistas más lúcidos del progresismo periodístico porteño.
Pero ahora anda sufriendo las consecuencias de la cambiante realidad criolla, cuyas mutaciones y coletazos te vuelan de la butaca si no te ataste el cinturón de seguridad.
No es un caso como los de Tenembaum y Zlotowiazda que eligieron asalariarse en Clarín y operan en consecuencia.
De Caparrós no se sabe que se haya conchabado en algún multimedio poderoso y en consecuencia haya negociado libertad de opinión por jubilación apacible y segura, lo que constituye una verdadera fuente de preocupación a juzgar por estas pelotudeces que hoy publica en el diario de la nueva estrella de calle Corrientes. No estaríamos ante la resultante de una pluma domada por el billete sino frente a síntomas preocupantes de una rara variante de senilidad intelectual prematura.

jueves, 11 de septiembre de 2008

Charla con Escriba sobre blogs, medios y política

Es uno de los Peso Pesados de la blogosfera. Escuchalo en esta larga conversación donde fuimos y vinimos de un lado al otro.
Apretá el botoncito de la derecha.

El florecer de la cría menemista

La Cámara Federal confirmó el procesamiento de dos ciudadanos que sin causa justificada no se presentaron a ser autoridades de mesa en las elecciones del año pasado.

Todos sabemos que la justicia electoral selecciona ciudadanos con por lo menos el bachillerato aprobado para actuar como autoridades de mesa en los comicios nacionales.
En su gran mayoría los convocados pertenecen a la clase media y es sabido que hay muchos nominados como autoridad de mesa que toman esa citación como una condena, como un castigo injusto, como una intromisión del poder judicial en SU vida privada. Por eso no cumplen con su deber, entre otras cosas porque no lo conciben como tal. No creen que tengan algún deber para con una sociedad que, según ellos, no les brinda casi nada.
Es tan solo una muestra de cómo ven muchos los asuntos públicos. No sólo no les interesa el país como conjunto, en realidad lo abominan.
Es que entienden su proyecto de vida como algo “privado”.
“Si yo pago mi salud, si yo pago la escuela privada de mis hijos ¿Porqué tengo que hacer cosas para el resto si no tengo nada que ver con él?” rumian mientras hacen tronar las bocinas de sus autos ante el más leve retraso del tránsito.
Es gente que así como descree en un futuro como país (Son los que a cada rato disparan “Este país”) por decantación descree de nuestro sistema electoral y no dudaría en apoyar la instauración del voto calificado que pregonó hace décadas Álvaro Alsogaray.
He aquí el fundamento del desertor cívico.
Es que en el fondo desprecian las elecciones tal como son hoy día y no terminan de digerir que SU voto tenga el mismo valor que el de un pobre desamparado de Cuartel Noveno. Ese inconveniente digestivo, ese cólico de asco social, es el que genera el enrojecimiento de rostros que muchos vimos con pavor en las convulsiones de junio en Barrio Norte, Belgrano y Olivos donde la gente linda se confundió en un pogo finamente perfumado al grito de “Si este no es el pueblo, el pueblo donde está”
Y gritan desde la ofensa, reclamando su lugar, para que se aclare de una vez por todas que “pueblo” son ellos, porque los otros, los que con sus carretones llenos de basura demoran el tránsito, los que beben “Córdoba”, los que viven de los planes sociales y se hacinan en villas y barrios humildes son cualquier cosa menos “pueblo”.
Entonces, si el voto de ellos no vale lo mismo que los otros, todo lo que aquellos sufragios mugrientos elijan carecerá de legitimidad y por ende no se merece respeto alguno ¿ta?

Es el florecimiento de la plantación realizada en los noventa. Cada puerta de la vida nacional que abrimos nos depara un espectáculo fantasmagórico y en la base de este show macabro están los años de Menem y Cavallo cuyas consecuencias las padeceremos por más tiempo del esperado.
Lo que quedó es una sociedad con grietas muy profundas, una sociedad hecha pedazos donde cada sector hace la propia y donde la mirada de conjunto lamentablemente parece haber pasado a mejor vida.
Es la noción de país la que está muriendo porque los ganadores, exhibiendo una miopía social patética, entendieron que la solución pasa por encarcelar SU vida dentro de barrios privados y porque hay legiones de pequebú que echan mano a cualquier recurso con tal de encerrarse como los de arriba.
Es en este contexto que aparece la justicia electoral a recordarles a algunos que mal que les pese, mientras no se modifique la legislación vigente, tienen el deber cívico de donar un día de trabajo cada dos años al sistema democrático. Y es ahí donde estalla el pequebú. Donde en llamas arranca su show de los “YO” y los “MI”:
“YO no puedo arruinar MI domingo”, y toda esa cantinela que delata una concepción absolutamente individualista y, por ende, PRIVADA, de la vida y el mundo.

Es muy complicado lidiar con gente que a fuerza de salvarse –perdón, de creer que se salva- cada día encuentra menos motivos para sentirse parte del país. Lo único que los une al resto puede ser la selección de fútbol y alguna otra manifestación deportiva. Pero en lo demás se sienten otra cosa.
Unos tienen sus prepagas; sus hospitales; sus escuelas y universidades; sus barrios exclusivos; sus playas paquetas y su custodia propia.
Los otros van tras sus pasos, degustando las sobras de aquellos. Viviendo una especie de paquetería de segunda selección; usando las mismas marcas pero con prendas adquiridas en los outlet de la calle Aguirre, en Villa Crespo.
Si eso es lo que vale, lo que pesa
¿Cómo se le ocurre a la justicia electoral venir a joderles un domingo?
¿A cambio de qué?
¿Para qué?

miércoles, 10 de septiembre de 2008

De Angeli no quiere pagar impuestos

Leo este post de Lucas Carrasco y veo todo muy claro.
A ver si nos entendemos. Los muchachos no protestan sólo por el aumento de impuestos que había ordenado el gobernador de Entre Ríos. En verdad quieren dejar de pagar todo tipo de impuesto porque entienden que no hay motivos para aportar a un Estado que no los representa ¿Se entiende?
Esta gente está empezando a exhibir posiciones salvajes que durante décadas estuvieron reprimidas y que merced al conflicto de la 125 afloraron definitivamente en todo su esplendor.
No quieren tributar a un Estado que sienten como enemigo.
El único Estado que pueden llegar a tolerar es aquél que se absolutamente condescendiente con sus intereses. Así de sencillo, de lo contrario ¡Leña!
La quieren toda para ellos y es por eso que sus posiciones son cada vez más neofeudales. No quieren que un solo centavo de “su trabajo” se reparta en el conurbano y en todos aquellos lugares donde se hacina el pobrerío.
No quieren que sus impuestos vayan a planes Trabajar y asistencia social.
Y no es nuevo el asco de esta gente por los planes sociales. Todos lo hemos percibido de una u otra manera en los últimos años.
Estas patrullas agrarias atrasan que da miedo y son la punta de lanza de lo que Zaiat caracteriza como “La restauración conservadora”.
No es que estén rechazando aumentos de impuestos. Persiguen su eliminación lisa y llana.

martes, 9 de septiembre de 2008

La batalla que se viene con los sojeros

Alejandro Rofman arrima muy bien el bochín en esta columna de opinión sobre una cuestión que debe ser debatida en profundidad: Los pequeños productores agropecuarios.
¿Existe hoy ese pequeño productor agropecuario de los sesenta y setenta enfrentado inexorablemente a la Sociedad Rural, que era visualizado por el Nacionalismo Popular Revolucionario como un componente sustancial del campo del pueblo?
Un primer vistazo nos dice que no. Que ese modelo de chacarero virtualmente se ha extinguido y que los que aún sobreviven -como bien lo explica Rofman- han sido Hegemonizados política e ideológicamente básicamente por CARBAP, la entidad mas reaccionaria y con mas afiliados, que expresa a los productores de 500 hectáreas para arriba y que es el verdadero motor de la sedición sojera.
Esto explica la alianza de Buzzi y De Angeli con Llambías y Biolcatti, siendo el propio De Angeli un productor que al explotar 800 hectáreas alquiladas no tiene nada que ver con aquellos chacareros que trabajaban unidades económicas de 250/300 hectáreas, y mucho con el afiliado promedio de CARBAP.
Estas mutaciones debieran ser estudiadas a fondo a fin de extraer un nuevo diagnóstico del panorama agropecuario que posibilite no sólo nuevas miradas sobre el sector sino que sea funcional al diseño de un proyecto agropecuario que hasta ahora brilla por su ausencia.
Pero debe quedar claro que al enunciar la necesidad de un nuevo proyecto agropecuario no estamos coincidiendo con la comandancia sojera. Porque cuando ellos plantean la necesidad de una política agropecuaria, lo que en rigor dicen es que quieren que el Estado se retire definitivamente de su actividad. Esa es la “política agropecuaria” de los sojeros.
La política agropecuaria que reclama el país está destinada a colisionar indefectiblemente con la patronal verde, de ahí que se requiera una etapa de preparación muy extensa.
Mientras tanto hay que empezar a prepararse para los aprietes que se vienen. Así como el pasado jueves en Arroyo Seco demostraron su intolerancia violenta contra la presidenta de la nación, llegando incluso a levantar nubes de polvo con las camionetas para dificultar el aterrizaje y despegue del helicóptero que trasladaba a la primer mandataria, antes de fin de año van a mandarse algunos cortesitos, y el año que viene, en los meses previos a las elecciones ¡AGARRATE CATALINA!!!!! con la que nos espera...
Los candidatos del oficialismo no van a poder transitar por las rutas y los actos en el interior van a ser boicoteados por las bandas de la nueva derecha sojera.
Nos aprestamos a sufrir una campaña electoral con una violencia rural sin precedentes porque el conflicto de la 125 configuró una nueva expresión reaccionaria en la Pampa Húmeda que hacía tiempo estaba incubándose pero no encontraba causes para expresar su fundamento fascistoide. En los pueblos y ciudades de esta región todos conocemos a los que van al corte y fungen de dirigentes de las Sociedades Rurales locales, tienen de 500 hectáreas para arriba y sabemos que tienen mucha guita, sabemos cómo explotan a la gente, lo mal pagadores que son, cuantos hijos no reconocidos tienen en las barriadas humildes, y demás perlitas que la obediencia debida a la hipocresía de los pueblos chicos obliga callar.
Estos muchachos no tienen nada que ver con el chacarero al que se refería la teoría 30 años atrás.
Y sabemos que tienen la cara muy dura al aparentar que su actividad no es rentable. Pero claro, ellos manejan el pueblo y son muy pocos los intendentes con valentía para enfrentarlos.
Lo concreto es que estos especimenes, con mucho pero mucho resto económico, son la cimiente de esta nueva derecha rural que lamentablemente recién está naciendo y con el tiempo va a dar que hablar porque inexorablemente trasladan a su praxis política esa concepción de "Capanga", de "dueño todopoderoso del pueblo". Pero hay algo peor aún y es el hecho de que se creen dueños de la argentinidad y del trabajo. Están convencidísimos que SON LA PATRIA y tamaña convicción los lleva a creer que tienen vía libre para expresarse en las rutas de las formas más totalitarias. Como además van a misa y cumplen con todos los rituales sociales (comprar rifas, donar un ternero a una escuela, presidir un Club, etc) están convencidos que son portadores de la llama de la nacionalidad.
Son gente de temer...
Todo esto amerita ser analizado por todos aquellos que no estén dispuestos a convalidar la estructuración de un país para 16 millones de habitantes, que es el proyecto sojero.
Desde la política habrá que trabajar mucho esta cuestión y creo que se abre un rol fundamental para los blogs: DENUNCIAR TODOS LOS ACTOS DE VIOLENCIA QUE ESTA GENERANDO Y VA A GENERAR LA NUEVA DERECHA RURAL.
La experiencia de los amigos del blog Jóvenes cachariences fue un ejemplo de contrainformación cuando el productor agropecuario de Pehuajó Mariano Grondona estuvo insultando periodistas en Azul.
Los blogs van a ser el único medio de difusión que publique las tropelías que se avecinan. Porque las radios y diarios locales están encorsetados y ya sabemos qué tipo de cobertura realizará la prensa “Libre” “Objetiva” e “Independiente” nacional.
Se avecinan tiempos difíciles y de mucha pelea.
Continuará.

lunes, 8 de septiembre de 2008

Reportaje a Alfredo Zaiat

Eva Row se tomó tan en serio la nota que le hice la semana pasada a Alfredo Zaiat que la desgrabó, de modo que acá pueden leer los pasajes más importantes.
Desde ya, el mayor de los agradecimientos a Eva en mi nombre y de todos aquellos que la lean.
Gerardo
------------------------------------------------------------------------------------------------


Cualquier tipo que está más o menos en el tema de los medios ve en Alfredo Zaiat un tipo que ya hace muchos años que viene laburando, con una postura muy, por sobre todas las cosas, honesta, de una forma de ver la economía y la política, de una forma muy clara, y debería ser un tipo para ponerlo a opinar sobre todo lo que pasa, en los grandes medios, pero casi nadie lo convoca, entonces ¿Cómo se manejan, desde el punto de vista político, las agendas para las entrevistas?
Mirá, para despersonalizarlo (je). Hay un aspecto sobre cómo se maneja la agenda, que me parece que es una asignatura pendiente de lo que son los productores de los programas de radio. Ven lo que sale en las tapas de Clarín y Nación, y a partir de ahí le arman el programa al conductor. Y que ahí se arma un cìrculo vicioso, porque el conductor después también reclama qué es lo que salió en otro programa, y a la vez, que es lo que está en la tapa de Clarín y Nación. Me parece que el productor tiene que tener un poquito más de fuerza o de énfasis para decirle bueno busquemos otra cosa, no sólo lo que sale en Clarín y Nación, porque si no pasan a ser subsidiarias sin estar integradas al grupo Clarín ( ¡je! ). Eso por un lado, y por el otro, en la agenda siempre están los mismos. Y la verdad que son los voceros del poder. Y también hay que traducirlo, digamos. Son los voceros del poder. Y cuando digo voceros del poder, no estoy hablando del Gobierno, estoy hablando de lo que el verdadero poder, que es el poder económico. Y las empresas periodísticas, que son las de la radio, las de televisión, son el poder económico también. Así se va reproduciendo el discurso dominante.
Lo que hoy es ya sorprendente pero por lo grosero, es que Cavallo pase a tener una voz legítimada sobre qué es lo que está pasando en la economía. Eso ya es como el colmo de la obscenidad del manejo de la información. Que Cavallo pueda ser consultado, o en todo caso rescatada una opinión de Cavallo sobre qué es lo que pasa sobre la economía, sobre la deuda, sobre el dólar, ya es grosero. O Roque Fernández, o López Murphy. Son los culpables del período oscuro de la economía argentina, y que seguimos levantando y soportando parte de esa herencia. Pero bueno, es el poder, uno tiene que entender qué es lo que pasa con el poder. En todo caso, tratar de evitar caer en esas trampas. Pero bueno, es muy fuerte, porque uno lo puede ver cuando empieza a tener una escucha y una mirada crítica sobre la realidad, y también sobre la información.
¿Cómo ves las críticas al pago de la deuda con el Club de París? ¿Cómo ves la postura de sectores políticos como Claudio Lozano, la gente del SI de Macaluse? ¿Es correcta la visión de ellos, está muy teñida por interés político? ¿Cómo pararnos ante eso ?
Bueno, en primer lugar, el pago al Club de París es controvertido. A partir de que es controvertido, podemos analizarlo, a partir de mi visión de por qué es controvertido.
Cuando vos me incorporás la posición de Lozano y Macaluse es porque existe una decodificación de la figura de ellos dos, como de centroizquierda. Entonces ahí, empezamos la contradicción. ¿Por qué? Porque tienen un discurso de centroizquierda, pero finalmente, en la praxis, o sea, en la práctica, se alían con la derecha y votan en función a los intereses de la derecha. Entonces, es mucho más complejo.
Lozano y Macaluse tienen un discurso de centroizquierda, una construcción teórica y discursiva de centroizquierda, pero cuando lo discursivo no nos acompaña en la gestión, en este caso legislativa, con el voto, y con el voto por el contrario pasan a acompañar y apoyar las posiciones más reaccionarias, dejan de ser referentes de centroizquierda, o deberían dejar de ser referentes de centroizquierda. Porque incluso si ves en lo de la movilidad jubilatoria, votan con la derecha, que es el PRO, Coalición Cívica, el Radicalismo más conservador.
También me pueden decir ¿cómo estás diciendo ésto? No, simplemente voy a los hechos, a lo que es la praxis. Porque cuando uno estudia, ve lo que es el discurso y lo que es la praxis, porque si me quedo simplemente con el discurso yo lo acompaño, pero después tengo que ver cuál es la práctica.
Entonces, cuando aparecen esas figuras y dicen: es la centroizquierda, bueno ahí, para mí entra en un conflicto de identificación de espacios. Porque cuando uno lee a Rosendo Fraga y lo lee en La Nación, ve claramente una coherencia. Es un intelectual orgánico de la derecha, escribiendo en un diario de la derecha, sosteniendo posiciones de derecha. Tanto en la práctica como en el discurso. Con Lozano y Macaluse, lamentablemente, porque además lo tengo que decir, yo lo voté. Yo lo voté ( je,je ) y acompañé, y además, e incluso en su momento cuando nadie lo llamaba, "nadie lo llamaba", yo le abría las puertas del Suplemento Económico, que soy el editor, del Cash, en el Página 12, de la sección de economía, para sus posiciones, las cuales yo compartía. Simplemente esto como contexto.
Pero hoy, ese intelectual de centroizquierda, después en la práctica, tiene todo un comportamiento, que favorece, "que favorece", lo que yo denomino la Restauración Conservadora.
Claro…
Eso por un lado. Yendo a lo del pago del Club de París, creo que el Gobierno paga, y manifiesta esa voluntad de pago, a partir de que está acorralado. Es a diferencia de lo que fue el pago del Fondo Monetario Internacional y es diferente al momento de lo que fue la reestructuración de la deuda en Default. Un Gobierno que está acorralado internamente, después de la derrota por las retenciones móviles, y a nivel del exterior. El Banco Mundial y el Bid, ya le habían adelantado al Gobierno que si no flexibilizaba su relación con el Club de París, dejaban de refinanciar las deudas de vencimiento en el año próximo, lo que en un contexto que no tiene Argentina acceso al mercado financiero internacional, o sea no tiene acceso al crédito, y a nivel interno, está en una situación, también, como te decía, políticamente acorralado, y con el problema grave de la inflación, y la manipulación grosera del INDEC y por consiguiente el IPC, en ese contexto, los países del grupo de los siete más poderosos, a través del Banco Mundial y el BID, hicieron una presión muy fuerte sobre el Gobierno. El Gobierno para destrabar, y saltar ese obstáculo, paga esos casi 7mil millones de dólares, en un contexto, como te decía, muy diferente, como te decía, local, pero a nivel internacional también. Porque hay una crisis internacional fenomenal, extraordinaria, en los países desarrollados. Que es la crisis bancaria y financiera más grave, desde la crisis del crack del año 29, del siglo pasado, donde tenés 100 bancos de Europa y de EEUU con quebrantos multimillonarios, que nadie sabe qué es lo que puede pasar.
Y entonces, entregar 7 mil millones de dólares hace que vos tengas una mayor vulnerabilidad, lo que no significa que seas vulnerable, pero antes eras más fuerte. Con 47 mil millones sos más fuerte que con 40 mil millones, además se diferencia de cuando fue lo del FMI no es tan claro que recuperes tan rápido esos dólares que pagás, precisamente por lo que yo te mencionaba tanto por interno o por externo. Por lo del Fondo lo recuperaste en menos de un año. Hoy , las pérdidas que tuviste a partir del Lock Out agropecuario, casi 3.400 millones de dólares de reservas, todavía no los pudiste recuperar.
Alfredo, vos decís claramente, la imagen es contundente: un gesto de un gobierno acorralado. Todos coincidimos en que luego del "cletazo" (ya sabemos el impacto que ésto tuvo sobre el Gobierno), ¿notás que va levantándose de a poco del mandoble que recibió? ¿Notás que está agarrándose de la cuerda de abajo, que está todavía de rodillas, creés que puede levantarse del garrotazo que recibió ?
No lo veo de rodillas, no lo veo en la lona. Lo veo que está acorralado. Que después de perder en el Senado, tuvo reacciones. Si vos agarrás desde ese momento hasta ahora, una sucesión de iniciativas, reestatización de Aerolíneas, movilidad jubilatoria, suba del mínimo no imponible para cuarta categoría, suba del salario mínimo, regulación de las prepagas, fijate, tema ignorado por la mayoría de los medios, "ignorado".
Y que además, curiosamente, Lozano no estuvo...
No. No estuvo, no estuvo…
es llamativo, ¿no?
No estuvo…
No deja de ser una tontería, si querés, pero no estuvo…
No estuvo. Esa es una de las claves. De lo que siempre se habla. De lo que es la centroizquierda y la posibilidad de construir, que siempre se habla. ¿Qué sujeto social para construir y hacer la transformación? Si justamente cuando tenés que construir no estás en el Recinto, y cuando estás en el Recinto votás en contra de lo que pueden ser los intereses de la mayoría …¡Ojo!, que me parece que son primeros pasos, porque el tema de la movilidad jubilatoria es muy importante, importantísimo. Pero no lo cierra, no es que se hizo la revolución jubilatoria. Se hizo un primer paso para seguir avanzando en la mejora y en la situación del sistema previsional. Yo creo que hay una serie de inciativas que muestran que pueden seguir avanzando y seguir construyendo. Digamos, es muchos años tres años.
El tema después es que está la gestión, que es uno de los puntos débiles. Y me parece que el nudo central, yendo al nudo central, más allá de todas esas inciativas, está en el INDEC. Es uno de los nudos principales, si no es el principal. Pero ¿sabés qué? , no solamente por el índice del precio al consumidor, sino por la legitimidad de la palabra. El Gobierno rifó la legitimidad de la palabra, o sea que la gente le crea las cosas que hace, a partir de enero de 2007 cuando empezó a intervenir groseramente en el INDEC. Lo que no implica que no había que hacer cambios en el INDEC. Pero, la forma en la que lo hizo fue la más grosera, violenta, torpe, todos los calificativos que le puedas encontrar. Entonces, si no recuperás la legitimidad de la pabra, ahí es donde no puede saltar el principal obstáculo para salir de ese esquema de acorralamiento.

sábado, 6 de septiembre de 2008

Sobre los progres

Varios de los comentarios recibidos en el post anterior me hicieron pensar en la simpleza de mucha gente de la oposición a la que le cuesta comprender que un oficialista pueda criticar alguna cuestión puntual del gobierno.
Al toque surgen dos actos reflejos: O creen que te estás borrando, o exigen que te hagas cargo. Y la verdad, que ninguna de las dos. Es como que cuesta asimilar que los apoyos a los gobiernos son contradictorios, cargados de matices y hasta de sensaciones cambiantes.
En apariencia se estaría tratando de una cuestión de pereza. Existe una clase media perezosa y opositora por definición. Sectores que disfrutan de la comodidad de una situación socioeconómica tranquila y que se agarran de los casos de extrema pobreza o de ciertos funcionarios indefendibles para justificar su oposición al gobierno. Entonces se rayan mal cuando gente parecida a ellos, a la que les resultaría comodísimo hacer lo mismo, sale a defender la gestión de Cristina. Lo sienten como una traición imperdonable porque en algún punto saben que les están escupiendo en asado. No toleran que personas como ellos, que han leído a Marx, que tienen compacs de Silvio Rodríguez, que visten bien y ven buen cine apoyen al gobierno.
Entonces se ofuscan y lanzan agresiones por doquier
Entonces nos hablan de Guillermo Moreno y D’Elía
Y les respondemos
Entonces hablan de Moyano
Y les respondemos
Entonces hablan del tren bala
Y les decimos que ya fue
Entonces hablan de los trenes
Y les decimos que en eso estamos de acuerdo
Y....
Se brotan mal. No puede ser que gente como ellos los traicione de esa manera. El progresismo debe ser uno solo y debe estar férreamente unificado. El coro debe sonar de lo más afinado cuando se despotrica contra “Bailando”, cuando se festeja el retorno de los Cadillacs, cuando se comenta el documental de Solanas y cuando se le pega a Aníbal Fernández.
Y si alguien se atreve a disentir, es probable que deje de ser invitado a futuras reuniones. El progresismo que se ve a si mismo como democrático es en el fondo muy pero muy autoritario. El progre se violenta cuando desde una cosmovisión político-ideológica de avanzada se defiende al kirchnerismo, y cuando sus tres balas de plata (Tren bala – Moreno – D’Elía) no derrumban a la bestia oficialista, entra en niveles de enojo a veces preocupantes.
Y vuelvo a lo de la pereza: El progre es perezoso para replantearse cuestiones ligadas a la táctica y la estrategia, a la ideología y la política y a los armados políticos. El progre sigue convencido que Lozano es “progresista” cuando desde que se cerró “la escribanía” ha estado en todas las votaciones junto al PRO, Carrió, Rodríguez Saa y el radicalismo de Morales... Y cuando hubo casi pleno acuerdo por el tema de las prepagas, no estuvo en la sesión.
Entonces, cuando leen esto empiezan a escribir comentarios para preguntarnos cuán progresista es Pichetto, o Scioli y etc, etc.
No entienden que esa materia ya la aprobamos y que la discusión no pasa por ahí.
No entienden que de vez en cuando -si así se lo siente y aunque cueste- uno sea oficialista. Y los descentra que lo seamos "gratis", sin cargo en el Estado ni beneficio material o laboral alguno, porque su visión mercantilista de la política explota en mil pedazos al no poder enrostrarnos que defendemos al gobierno porque nos da de comer...
No les cierra esa actitud casi socialmente nihilista de varios de nosotros que hemos perdido la voz discutiendo contra una docena de progres y algún que otro conserva recalcitrante en reuniones familiares.
Se quedan anclados en el contragolpe. Es más: Viven de contragolpe. Son incapaces de avanzar, de jugarse, de comerse algún orsay de esos pesados, como el que nos íbamos a comer nosotros si ganábamos la votación de la 125 con el voto de Saadi.
Nunca se arriesgan, siempre están en la cómoda esperando un cagadón de algún funcionario para salir con sus aburridas y predecibles cantinelas.
El progre no entiende que hasta su lugar de “progre” fue barrido por la historia y que ya no se es progre por leer a Lanata, ver documentales de Solanas y escuchar a Mercedes Sosa.
Noo!!! Lanata está en el Maipo y Mercedes ya votó a Mauricio en el 2003 mientras que Solanas avaló el monovoto de su diputado a favor de la Sociedad Rural y CARBAP.
El progre sigue creyendo en los armados de De Gennaro y no se pone a pensar cómo puede ser que el tano lo siga bancando a Buzzi, que a esta altura del partido ya está claro para qué lado patea.
No no no. Eso ya no es ser progre, eso ya fue.
Hay que barajar y dar de nuevo muchachos y empezar a pensar muchas cosas desde cero, básicamente para emprolijar el debate y no seguir discutiendo sobre diagnósticos desactualizados.
Yo aporto mi granito de arena.
No sé que es ser progre hoy, pero tengo muy claro que los que se dicen progres y luego juegan al lado de la peor lacra reaccionaria, ya son otra cosa.

jueves, 4 de septiembre de 2008

Trenes: Estos reflejos del gobierno dan asco

Supongamos que lo que dice Aníbal Fernández sea cierto ¿Cambia algo?
Dicho de otro modo: ¿Podría alguna patrulla perdida del PO o Quebracho generar tamaño caos si no hubiera condiciones objetivas tan maduras como para que el cotidiano padecer ferroviario de miles de trabajadores pueda transformarse de un momento a otro en un infierno de violencia desmadrada?
¿Hasta cuándo piensa seguir el gobierno nacional sin poner las barbas en remojo en la cuestión ferroviaria?
Pónganse a laburar muchachos y dejen de agitar fantasmas!
Dejen de dar vergüenza ajena!
Y si cada vagón incendiado costó un millón de dólares es por exclusiva responsabilidad del estado que no controla debidamente a las empresas concesionarias que le hacen creer que porque incorporan vagones con aire acondicionado mejoran un sistema ultra colapsado.
En el San Martín remodelaron algunos vagones y pusieron asientos de metal!!!
¿Saben lo que es sentarse ahí a las 8 de la mañana con la helada levantando?
¿Saben lo que es viajar desde José C. Paz hasta Retiro en esos asientos?
¿Viajó alguna vez en uno de esos vagones Aníbal Fernández?
Déjense de joder...
Metan mano de una vez por todas ¡Gestionen el problema!
Y expliciten cómo fue el proceso del ferrocidio. La gente debe saber, por caso, que un Madanes –dueños de Fate- supo ser interventor de Ferrocarriles Argentinos en tiempos de Raúl Alfonsín ¡Un empresario del caucho puesto a manejar los trenes!!!
El zorro cuidando el gallinero. Nunca estuvo tan clara esa imagen.
La gente debe enterarse que hubo muchas empresas ligadas al transporte que se beneficiaron con la liquidación del Tren y que si hacemos el ranking de quién fue mas jodido para con el sistema ferroviario, no sé si no hubo peores que Menem, con todo lo que eso implica...
Expliquen y operen: rompan contratos, aprieten, exijan, manden gente a controlar y resuelvan el problema.
O sigan militando para Solanas.

Alfredo Zaiat: Brillante como siempre

Hoy entrevisté a este notable periodista y me encantó la simpleza con que caracterizó el presente político de Claudio Lozano y el SI. Creo que lanza algunas puntas para profundizar.
Aprieten el botoncito de la derecha y compruebenlo.

¡Qué nervioso me ponen!!

Enrique Piñeyro deslizó como crítica hace un rato, en el programa de la señora de doble apellido, que el proyecto que envió el ejecutivo al parlamento es un mamarracho y que debió haber enviado lo que a la postre fue aprobado con las modificaciones que se le introdujeron.
Bueno Enrique...
¿Qué más querés?
En todo caso el parlamento no está para eso, para mejorar lo que sea mejorable?
Grave hubiera sido al revés ¿no?
Digo

miércoles, 3 de septiembre de 2008

Lozano me tiene podrido

Estoy muy asqueado del oportunismo de Lozano y además no me banco la pose soberbia ni el tonito y mucho menos el gesto cheronca que ensaya cada vez que aparece en la TV.
Ahora dice que antes de pagar esa deuda ilegítima construida a fines de la dictadura debió habérsela investigado. Ni lerdo ni perezoso el monodiputado puede hechar mano con total naturalidad a planteos que hacía Fidel Castro en 1985, total... lo único que importa es correr al gobierno por izquierda.
Quien sostiene esta postura es un diputado nacional supuestamente de centroizquierda que votó en contra de un proyecto que favorecía ampliamente a los pequeños productores agropecuarios y castigaba a los sojeros nucleados en las corporaciones que precisamente fundamentaron esa dictadura y la poblaron de cuadros...
Da vergüenza ajena tamaño pragmatismo opositor.
En las elecciones para Jefe de gobierno porteño del año pasado, Lozano acuñó la definición de “progresismo trucho” para referirse a Ibarra, Telerman y Filmus.
¿Y él?
¿Acaso no está dando cátedra de progresismo pedorro, oportunista y truchísimo?
¿En qué quedamos, Diputado?
Es muy placentero pontificar con ese aire de soberbio sabetolotodo. Total, son palabras que las lleva el viento. Quisiera verlo a Lozano planteándole la investigación de la deuda y por ende de lo actuado por la dictadura a Llambías y Biolcatti. Quisiera saber qué le responderían estos dirigentes que contaron con el beneplácito de su voto.
Como dijo alguien por ahí, este progresismo lo único que tiene claro es decirle NO al gobierno. Y si en alguna ocasión no pueden zafar de votar junto al oficialismo, sacan comunicados explicitando los “peros” y matices que LOS DIREFENCIAN del gobierno, no vaya a ser cosa que su hipotética clientela electoral vaya a ofuscarse pensando que votaron con el kirchnerismo...
En consecuencia y en pos de una acumulación electoral a la izquierda del oficialismo pueden posicionarse indiscriminadamente a su izquierda o derecha, no importa. Lo único válido es despegarse, siempre despegarse, incluso ausentarse llamativamente a la hora de votar algunas leyes como pasó hace días cuando Lozano no estuvo en la sesión donde se aprobó el proyecto de regulación a las empresas de medicina prepaga (raro ¿no?)
Es curioso este faltazo, lo mismo que su silencio en lo referido a la ley de radiodifusión. Claro, si a él le va fenómeno con los medios tal como están y “el periodismo independiente” lo vive convocando para tener la pata progre en todas las mesas que se arman para surtir al gobierno. Pasa más horas en los estudios de TV que en la Cámara de Diputados ¿Será por eso que no emite opinión al respecto?

No no no. Como dice Escriba, NO MIDE.
Habrá que analizar seriamente esta medida del gobierno nacional que al golpe de vista aparece como un típico volantazo de un gobierno que intenta retomar la iniciativa pero sigue medio a los ponchazos.
Pero hay que marcar a fuego el oportunismo de estos sectores pseudoprogresistas que pontifican despreocupadamente desde la impunidad virtual que confieren las monobancas.
A esta altura de los acontecimientos, tipos como Lozano son funcionales a la estrategia de los sectores más reaccionarios. La derecha siempre necesita “progres” para camouflarse y siempre hay figurones que movidos por su soberbia y el infantilismo político de creer que esa funcionalidad táctica contribuye a fines estratégicos emancipatorios, caen en la trampa. Ya los socialistas y el PC hicieron la de Lozano en el 45 contra Perón (Y así les fue)
Pero el monodiputado no repara en esto y quién sabe si le importa. El es feliz yendo de un Estudio de TV a otro, escribiendo para el diario de la nueva estrella de la revista porteña y saliendo al aire en la cadena radial matuina de la gente linda, liderada por la señora Ruíz Guiñazú, y los señores Ernesto Tenembaum y Nelson Castro.

martes, 2 de septiembre de 2008

Interesante charla con Lucas Carrasco

Leyendolo a Lucas uno se forma la imagen de un personaje arrebatado y frenético, pero tras esa fachada hay un tipo muy pensante y racional.
Tan sólido y racional como para administrar un personaje a todas luces querible y atractivo.
He aquí una de las estrellas de la blogosfera.
Aprieten el botoncito de la derecha y disfrutenlo.

Los sojeros y la Media luna boliviana

No sé si es que ando muy ocupado o que la cecera está necesitando una desfragmentada. Lo real es que tengo algunas preguntas dando vueltas y las quiero esparcir por la blogosfera porque, la verdad, me inquietan y no me inscribo entre esas gentes egoístas que no comparten sus tormentos interiores. Si de socializar desvelos se trata, he aquí un comedido:
¿Hasta dónde están ligados los movimientos secesionistas bolivianos con los sojeros argentinos?
Cuando desde la “Media luna” del oriente boliviano se niegan a girar fondos al gobierno central ¿No plantean lo mismo que decían los sojeros aquí cuando despotricaban contra el Estado nacional argumentando que el dinero de las retenciones no vuelve al interior?
¿Acaso el planteo sojero no radica en que no quieren seguir bancando provincias y regiones que no producen oro verde, algo similar a los planteos del filo-nazismo de la media luna boliviana que no quiere coparticipar sus riquezas con el resto de su país?
Esto dice José Terrazas, uno de los ideólogos de la Unión Juvenil Cruceñista:

“Con la cantidad de dinero que han recibido los indígenas no han sido capaces de vivir respetando a los demás y se han acostumbrado a no trabajar. En el fondo no hacen más que declarar al mundo la pobreza de su alma, el odio al trabajo y la violencia que quieren desatar contra quienes son mejores que ellos. Estos indios son como los judíos. Si Hitler mató a los Judíos es porque no conoció a estos indios”

Nada que ver con “el color de la piel” del que nos habló en su momento Hugo Biolcatti ¿No? Seguro que fue una chicana de ocasión.
¿Y la entrevista concedida por De Angeli a Alejandro Biondini ¿Es sólo un nuevo error por falta de información del melli?
Los planteos que se escuchan en la pampa húmeda sobre la vagancia del conurbano, y las críticas hediondas contra los planes Trabajar y demás ayudas sociales a los desamparados que se amontonan en las periferias de las grandes urbes ¿No esconden un tufillo a sobredosis de discriminación?
¿Cómo denominar a las “sobredosis de discriminación”?
Ultima y la corto:
¿El pobrerío del conurbano no es visualizado desde la pampa húmeda con el mismo lente con el que miran a La Paz desde la media luna del oriente boliviano?

Entrada destacada

Corea del Centro, el hit del verano que se viene