miércoles, 30 de enero de 2013

Más sobre 678 y lo que está faltando

El lector Carlos Balmaceda dejó dos comentarios en el post anterior que reproduzco ya que enfoca con justeza el problema de la comunicación kirchnerista (las negritas son mías)

------------------------------------------------

1) No es la primera vez que Hugo Presman hace ese reclamo en 6.7.8 (Acá está el video del programa)  Atinadísimo por varios motivos:

a) la TV pública no tiene un programa político que con un formato novedoso, tal como 6.7.8, convoque al análisis y al debate en términos no partidarios, sí que ideológicos.

b) Cuando hablo de partidarios, me refiero a que la cortinita "si te veo amor del otro lado..." con banderas unidas y organizadas de fondo, no puede convocar más que a los convencidos, y me parece que el programa podría hacer algo más. Hoy el argentino medio rechaza toda imagen de movilización salvo las que vengan con cacerolas y carteles de "morite yegua". Que el programa se presente así, o con el latiguillo "mááás buenas noticias", necesariamente pone en fuga a cualquier gorila medio pelo, y cuando digo medio pelo me refiero a los que todavía no tienen "pelo entero", esos que incluso desde 6.7.8 se los podría si no atraer, al menos no espantar.

c) el problema es que, según los panelistas, y Barone es el desideratum de esto, el discurso partidario/ideológico de 6.7.8 se termina mordiendo la cola, y por la misma dinámica de rancho aparte y cerrado, se termina dando por buena y maravillosa toda política gubernamental. A ver, estoy generalizando, esto no siempre ocurre, pero insisto, en la dinámica de charla que se cierra sobre sí misma, la que uno podría tener con sus amigos en un asado, esto termina por ocurrir. A veces hay demasiada complacencia, demasiadas palmadas un "todo va fenómeno, por eso nos queremos mucho".

d) Presman sabe lo que dice: En "El tren" le cedieron alguna vez todo el espacio del programa a Eliaschev, y los oyentes, con muy buen criterio y argumentos poderosos, lo refutaron. Conclusión: Presman y Yomal preservaron las formas republicanas tan pedidas por la oposición y los medios hegemónicos, y Eliaschev quedó como lo que es. 

2) Cynthia García se ganó un lugar en 6.7.8 destruyendo a Pablo Sirvén en TN. Eso se lo está perdiendo la TV pública, esa bandera que además complacería tanto los valores republicanos de la clase media. Creo que es algo que un periodista del perfil de Gustavo Sylvestre podría hacer, sumándole obviamente al propio Hugo Presman y algunos de ese talante.

3) Algo parecido pasó con Dolina y Pinti en "Argentina para armar"; Pinti quedó como el mediocre antipolítico y tía vieja y rezongona que es, gracias a Dolina, claro, pero en el contexto, otra vez, de TN. 

4) En conclusión, tenemos más discurso, más coherencia, más inteligencia, mas análisis y más honestidad intelectual de este lado que de aquel. ¿Por qué guardarse con cierto temor ante los brulotes que puedan venir de allá? Si los brulotes llueven siempre sobre nuestras cabezas, pero para la tribuna de ellos. Es decir, Pagni, Morales Solá, Kirschbaum y Majul hacen jueguito para los foros, esos antros tumefactos de la imbecilidad y la mala leche. Saquémoslos a la luz. ¿Qué puede decir un Aguad en una discusión mínimamente equilibrada y honesta con cualquier funcionario o militante del kirchnerismo?

5) El espacio de debate en 6.7.8 está bien, pero no es mágico: Jozami, de buen tipo que es, por caballero, y quizás para no caer en el estereotipo del crispado le dejó el campo orégano a un reaccionario como Bergman, al que simplemente había que revelar como lo que es; un cultor del neoliberalismo y partícipe de todos los ámbitos de la derecha reaccionaria y conservadora. 

La cuestión es que en ese debate no se habló nada en concreto y entonces el infeliz de Bergman pudo hacer su show mediático sin que se le moviera un pelo. Pónganle un eje claro a Bergman, un solo tema de discusión, ya se trate del Fino Palacios de la represión del PRO, de los aumentos de tarifas desmesurados en la ciudad, o incluso, del papel reaccionario de la conducción de la AMIA que ayudó a entronizar (lindo debate que podría darse con un Wainfeld, o un Sztranjrajber, que activa en otros lugares de la comunidad judía) y van a ver cómo se presenta como lo que es. Basta de discutir con Fernando Iglesias sobre el INDEC, pónganle adelante un perro de presa especialista del pensamiento de izquierda, y que hablen de eso, de qué es ser de izquierda, y van a ver también lo que pasa. 

6) Finalmente, 6.7.8 sufre el vértigo de la TV, la bulimia de imágenes y de información, aderezada por el condimento de la binariedad, enfermedad a la que son empujados los panelistas por el carácter de los informes. Por caso, Pinti, con su desmentida, pasa a formar parte de "este lado", de alguna manera, cuando por la mañana Aníbal lo ponía de "aquel lado". Ni tanto ni tan poco. Pinti es, como el mismo 6.7.8 mostraba un día después, un cultor de la antipolítica, definido así por Alejandro Dolina. Siempre lo fue, y si hoy se llama a silencio por sus monólogos, no es, queridísimo Barragán, porque es criterioso. No. No es boludo y sabe que su público, esa clase media de mierda que toda la vida le dio de comer, lo que le está pidiendo es sangre, quiere un Lanata arriba del escenario. Y un poco por negocio, pero reconozcámosle algo, otro poco por olfatear sus propios límites, hace un paso al costado. 

El discurso político lo reveló como lo que es, pero también, el discurso politico se hizo denso en Argentina. Ya no están dadas las condiciones para la serie de generalidades y estereotipos que el tipo desgranó cuatro décadas. 

En este dominó o rompecabezas que armamos todos, el tipo puso una piecita importante, y es la de dimensionar como se debe "la sangre helada" de Adrián Suar y recordar a la Triple A. Pero Pinti no está de este lado, y no va a hacer un puente sobre el mar solo para vos para venir de acá. 

La binariedad, qué tema, amigos, quizás con un par de jefes de edición que editorialicen más finamente, podría mejorarse. Digo, esa persistencia en ponerte de acá o de allá, que ¡ay! por qué no podemos evitarla para transitar por ese margen finito, formal, sí, qué se le va a hacer, pero tal vez estratégicamente inteligente, por el que podemos llegar a ganarnos unos gorilas de medio pelo que por ahí quién te dice hacen un puente sobre el mar.

martes, 29 de enero de 2013

A propósito de 678 y lo que falta

Comparto el espíritu de este post, donde Oscar Cuervo, con mucha honestidad, plantea algo que es compartido por mucha gente afín al gobierno. Es que los escenarios cambian y la acción política en materia de comunicación debe moverse en consecuencia. Alguna vez Martín Rodríguez estampó una frase de una contundencia colosal, cuando expresó:

"Ya dijimos dónde está Magnetto escondido. Ahora digamos dónde está el futuro"

Esta idea expresa mucho de lo que debemos debatir quienes apoyamos el proyecto que lidera Cristina y nos preocupa su comunicación. Hubo un tiempo donde se imponía demostrarle a la sociedad qué era en realidad Clarín y fue Néstor Kirchner quien quizá en su momento de mayor debilidad política sintetizó todo lo que se venía produciendo al respecto en la frase "¿Qué te pasa Clarín, estás nervioso?". Ese fue el punto máximo de acumulación política contra el grupo, fue el quiebre, a partir de ahí Clarín dejó de ser parte de "la verdad" para empezar a ser visto como un multimedios que venía controlando a gusto y placer la agenda cotidiana. Hoy, cuando alguien se dispone a leer el diario o consumir alguno de sus medios audiovisuales sabe que va a consumir una mirada de la realidad, no a enterarse de "lo que pasa", como sucedía años atrás. De ahí que toda insistencia en repetir viejos esquemas sobre cómo funciona el grupo hoy ya no tiene el impacto de un par de años atrás.

Se impone generar espacios de debate y confrontación de ideas y proyectos. Al no abrir esos espacios, el oficialismo dilapida a diario la posibilidad de demostrar que los diversos grupos opositores lo único que plantean son consignas rimbombantes y en todo caso, el retorno a esquemas de los noventa pero con mayor control de daños. Todo eso sólo puede plasmarse comunicacionalmente abriendo nuevos espacios. No será fácil y seguramente obligará a más de un dirigente kirchnerista a poner las barbas en remojo, pero no hay alternativa.

Es un gran desafío para el área de comunicación del oficialismo e incluso para el propio Diego Gvirtz, quien sin dudas ha sido el mejor comunicador del kirchnerismo y quizá por ello es quien está más capacitado para darle formato a lo que hoy por hoy aparece como carencia.


CONFERENCIA DE PRENSA DE GIL LAVEDRA, PRAT-GAY, CORTINA, TUMINI y ABREVAYA

Hay gacetillas que no tienen desperdicio...

----------------------------------------------------------


"Hay que sacarles la mayoría"
CONFERENCIA DE PRENSA DE GIL LAVEDRA, PRAT-GAY, CORTINA, TUMINI y ABREVAYA
Los diputados nacionales de la Ciudad de Buenos Aires Ricardo Gil Lavedra (UCR), Alfonso Prat-Gay (CC-ARI)y Roy Cortina (PS), el secretario general de Libres del Sur, Humberto Tumini, y el presidente de PODES, Sergio Abrevaya, presentarán MAÑANA, miércoles 30 de enero, un balance del último año legislativo en el Congreso Nacional. Será a las 16 en la Secretaría General del Bloque de la UCR, ubicada en el segundo piso del Palacio Legislativo.
En su exposición mostrarán que el Frente para la Victoria utilizó su mayoría para conseguir impunidad, para hacer trampa, para asegurarse la caja, para transferirle el ajuste a las provincias y a los trabajadores y para fomentar el miedo.
Además, los dirigentes opositores expondrán cuáles fueron los temas fundamentales para los ciudadanos que el FPV dejó afuera de la agendaabusando de sus mayorías parlamentarias. Este año en el Congreso de la Nación quedó en evidencia que las prioridades legislativas que planteó la Presidente del 54% están completamente alejadas de las necesidades de la gente.

lunes, 28 de enero de 2013

Pinti razona como señora gorda. Gorda y reaccionaria


Nunca me gustó Pinti, es más, siempre me sublevó su ¿humor?, sus monólogos, su descripción berreta del sector social berreta con el que se llenó de guita. Eso de "Pasan los radicales, pasan los militares, quedan los artistas" siempre me pareció, además de falaz, muy "de por y para" esa clase media que en la dictadura decía "por algo habrá sido". Humor funcional para hipócritas, monólogos que sirvieron de excusa y justificación de sectores medios que se hicieron bien los boludos cuando el país se desangraba y que reacccionaron sólo cuando Cavallo y la Alianza se les metieron en el cajero automático. Esa Argentina del "yo no fui", esa patria del "deme dos" que la gozó bien gozada con Martínez de Hoz es la expresó históricamente Pinti y la que compró todos los tickets de sus espectáculos.

Ese discurso del "todo es una mierda" engarzó a la perfección en un estado de cosas y en un tipo de país donde desde algún lugar no siempre identificado se nos decía que los políticos "eran una mierda" y lo no contaminado eran los ¿artistas? y los medios ( Casualmente hoy alguien dice "ni radicales ni peronistas, PE RIO DISTA ¿casualidad?). Por eso ahora el tipo sale con los tapones de punta, sumándose a una fila que recién comienza de figurones que van a ir emergiendo, uno a uno, por la sencilla razón de que vivimos un tiempo donde por suerte se empiezan a caer las máscaras y muchas abstracciones comienzan a tomar encarnadura. Hoy Pinti no puede hacer sus monólogos predecibles como antes, hoy no puede pararse en una falsa neutralidad, porque ahora es él quien se posiciona en un lugar bien definido, naturalmente a favor de la restauración conservadora y febrilmente en contra de los cambios que se vienen implementando. Porque, ojo,  a este señor no le preocupa sólo el dólar, en realidad -y como a tantos- le preocupa que se están cambiando reglas de juego y por supuesto que él no va a desentenderse y hacerse el distraído si el estado de cosas que le posibilitó hacer mucha guita se trastoca. Es que hay muchos que prefieren la Argentina de una década atrás, es obvio. Nadie sale de la cueva porque sí, todo el que se expone lo hace en defensa de un tipo de país que por "H" o por "B" le convenía.

Era sabido que a Pinti no le gusta nada este gobierno. Ya Dolina demostró en su momento que piensa como una "señora gorda".

Ahora él se ha encargado de ratificarlo.

Piensa y late como señora gorda. Gorda y reaccionaria.

La visita de Arnaldo Bocco al Vermucito

Ayer compartió el programa en el piso Arnaldo Bocco, algo que resultó un gran aporte para contextualizar varias cuestiones de índole económica que están sobre el tapete en estos días. 

Primera hora


Segunda hora



Tercera hora

domingo, 27 de enero de 2013

La necropolítica contra Cristina



La constante es que todo lo que hagan los otros siempre será mejor que lo que haga Cristina. Recuerdo que cuando fue a Tartagal, luego de un derrumbe de lodo, lo menos que la acusaron fue de oportunista. Si hubiera viajado a capital el 22 de febrero tampoco se lo hubieran perdonado. Luego recibió a los familiares de las victimas y las operaciones se dividieron entre la tergiversación y el ocultamiento de la noticia.

Los jefes de estado proceden cada uno a su manera y ante situaciones límites no se pueden juzgar livianamente las reacciones. Cuando Cromañón, Néstor Kirchner se quedó en el sur y en ese momento nadie dijo nada por la sencilla razón de que aún no estaba desatado el proceso de demonización que ahora padece nuestra presidenta. Si Cristina hubiera venido a capital el 22 de febrero no hubieran faltado las campañas en las redes sociales para desacreditar su viaje.

Los mismos a los que por estas horas les chorrea sangre por las comisuras son los que se travistieron en nacionalistas de la primera hora cuando la Fragata Libertad quedó retenida en Ghana y hasta amenazaron con participar en colectas para recuperarla. Todo vale, ora el Fondo Buitre, ora los Kelpers, ora la muerte de jóvenes en un país hermano.

El punto acá es la demonización y la utilización perversa hasta de la tragedia en Brasil para esmerilar a la presidenta. En estas horas hay más de un crápula que está usando la muerte de dos centenares de jóvenes brasileños para practicar la más hedionda necropolítica contra Cristina en las redes sociales. 

No hay límites, todo será usado en su contra.

Después se asombran, cuando la sociedad se expresa en las elecciones y los guarismo son apabullantes. Es que es cada vez más fétido el olor de estas operaciones.


¿Quién genera odio?


Por si fuera poco, la foto que puso Clarín no es del acto del viernes sino del año pasado, cuando cantó un rato con los pibes de la Juventud.
.

sábado, 26 de enero de 2013

Coparticipación y representación parlamentaria

Los chisporroteos sobre el reclamo de la PBA por un aumento en su porcentaje de coparticipación y la forma confusa en que el sciolismo lo agita por los medios, con la obvia complicidad de éstos, se inscriben en una de las tantas discusiones mal planteadas que tenemos en estos tiempos. Sólo basta pensar a qué provincias se les quitaría puntos para conseguir esos 8 que Buenos Aires cedió en los ochenta ¿Alguien podría imaginarse que alguna otra provincia admitiría que se le saque aunque sea medio punto para dárselo a la PBA?

Una nueva coparticipación sólo puede ser acordada con un consenso de todas las provincias, lo mismo que la representación electoral donde también La provincia de Buenos Aires está subrepresentada ¿Cómo puede ser que se necesiten más votos para obtener un concejal en Lomas que un diputado nacional en Chubut? Si alguna vez se blanqueara la representación electoral, la PBA tendría muchísimos más diputados nacionales que los 70 que posee en el presente, con lo que su peso político sería muchísimo más decisivo y ciertos equilibrios indudablemente se resquebrajarían. Una primera conclusión al paso dice, entonces, que pareciera imposible que "haya país" si una provincia con tanto poder económico y electoral no cede parte de su coparticipación y representación parlamentaria.

Otra discusión que habría que dar es si una provincia con tanta riqueza y desarrollo no está en condiciones de generar recursos propios como para paliar ese déficit. En apariencia, le resultaría más fácil a Buenos Aires generar esos recursos que a provincias pequeñas, con muchísima menos actividad y desarrollo.



jueves, 24 de enero de 2013

Ahora entiendo porqué nuestra derecha elogia a Brasil


Leyendo este muy interesante reportaje se advierte porqué las fuerzas de oposición argentinas elogian el modelo brasileño, porque allí se aplicó mejor y si bien fue perjudicial, no hizo los estragos que padecimos acá. En realidad, la gran aspiración del espectro opositor es volver a un neoliberalismo pero ahora con mayor control de daños...

Por otra parte, Crespo también le da valor a esa idea que Arnaldo Bocco repite toda vez que tiene ocasión: la necesidad de crear un Banco de Desarrollo.

martes, 22 de enero de 2013

No todo es lo mismo

En este post de días atrás traté de sugerir que desde el kirchnerismo hay que buscar elevar el debate porque  esta suerte de "twitterización" de la discusión política que pareciera dominar la escena tira todo hacia abajo y en ese lodazal es difícil hacer una diferencia. Lo que deberíamos responder, antes que nada, es si esa  "twitterización" es un síntoma de época o consecuencia de la incapacidad del oficialismo para subir el piso del debate. Se me ocurre que concurren ambas, que Twitter impone su ritmo a como dé lugar y que el kirchnerismo no logra hacer pie, básicamente porque le están faltando un par de anuncios fuertes, trascendentales, de esos que de la noche a la mañana limpian el terreno y posibilitan el comienzo de discusiones más profundas, como pasó con YPF, con las AFJP, etc.

El problema actual es que la potenciación del lanatismo merced al volúmen de Clarín le a inyectado mucha potencia a la noción de que "todo es una mierda" y en esa bolsa entra todo, hasta el gobierno, como no podía ser de otra manera. Esa nivelación soez y para abajo le da buenos resultados al esquema que con astucia viene desplegando el lanatismo. No todo es una mierda, pero hay que demostrarlo y hay que salir como sea de esa trampa porque, además del angostamiento conceptual que impone Twitter, se vienen sumando a la discusión sobre lo público sectores muy despolitizados que confunden, por ejemplo, la visita de la presidenta a un jefe de estado como Chávez con que ella acá no visita pacientes en hospitales públicos...Se mezcla y confunde todo y eso tira indefectiblemente para abajo.

Entre que "todo es una mierda" y la mentira cada vez ganándole más terreno a la información se compone un cóctel peligroso que urge desactivar. Ya hemos visto cómo la opinión editorial arrasó con la información. Ahora estamos viendo la lujuria de la mentira, del invento y la tergiversación más brutal ocupando cada día un lugar más rimbombante en el accionar mediático-opositor. Es que están quemando las barcas, están jugando a todo o nada, están arriesgando mucho porque es muchísimo lo que están corriendo el riesgo de perder, pero por momentos da la impresión que desde el oficialismo no se visualiza esto en toda su dimensión y gravedad. Entonces no alcanza con salir a desmentir, porque esa desmentida no cruza la red, no llega al otro lado. Estamos protagonizando una batalla en la que no tenemos una teoría donde abrevar porque no hay experiencias mundiales para tomar de referencia. En ningún país se dio el caso de un gobierno intentando democratizar la comunicación y por ende pretendiendo disciplinar a grupos con un poder de penetración nacional que no reconoce parangón en otras latitudes. Si bien hay caso como Brasil donde O Globo es poderosísima, lo que no hay en la patria hermana es una lucha tan despiadada y cuerpo a cuerpo entre gobierno y conglomerados mediáticos.

No todo es una mierda ni todo es lo mismo. Así de sencillo pero difícil de comunicar en estos tiempos.

Se está dando, por otra parte, una muy pronunciada partición de la agenda donde tanto el oficialismo como el dispositivo mediático opositor profundizan la pesca en la pecera. La realidad de quien se informa por la prensa opositora difiere cada vez más de lo que maneja como agenda quien se informe por medios afines al gobierno. Este empate no es bueno. Debe ser roto y para ello no alcanza ni ahí con que alguna vez la ley de medios pueda aplicarse íntegramente. Con Clarín y Nación en papel y web, Radio Mitre y TN te emputecen la agenda día a día. A no confundirse. Si a ello le sumás el lodo de Twitter descubrís que estás hasta las manos.

Han cambiado muchas cosas, fundamentalmente pasó que esas gestas digitales del 2008 al 2011 quedaron atrás, que como siempre sucede se dio un vuelta de página y cuesta verlo. Esos años donde los blogs Nac & Pop fueron el puntal de la fundamentación conceptual del kirchnerismo dejaron paso a una nueva etapa donde básicamente en Twitter la discusión se redujo a 140 caracteres y ahí entramos a tener problemas. En 140 caracteres el lanatismo te asesina y los blogs son cada vez menos leídos, entre otras cosas, porque salvo algunas excepciones, la verdad no aportamos una producción que convoque y movilice. Este es el tiempo donde más hay que escribir, pero ojo: el gobierno tiene que calentarnos el teclado, tiene que clavarnos frente a la PC con medidas que exciten.

No todo es lo mismo, hay suficientes diferencias entre el kirchnerismo y las oposiciones que lo enfrentan. Hay mucha política y mucha ideología que nos separa, pero están faltando disparadores que nos coloquen nuevamente en los puestos de batalla.


lunes, 21 de enero de 2013

Cuando La Nacion Elogiaba a Néstor kirchner


Sábado 21 de julio de 2001 | Publicado en edición impresa
                                      LA NACION

Control remoto


Ajustar la jubilación, un acto de audacia

La maldición de Malinche. Ni candidato en Racing. La firma de la necesidad.


La maldición de Malinche. Se estaban debatiendo las medidas del Gobierno que, con el objetivo de lograr el déficit cero, toman como variable de ajuste los sueldos de los empleados estatales y de los jubilados.


En el piso del programa "A dos voces" se encontraban el diputado de Acción por la República José Luis Fernández Valoni y el gobernador de Santa Cruz, Néstor Kirchner, que, dicho sea de paso, hace cinco años que tiene equilibrio fiscal en su provincia.

Valoni: -A mí me parece que hay que aclarar lo siguiente: el Poder Ejecutivo es el que tiene la obligación política e institucional de realizar en un momento dado una decisión de fondo. Como que tomando nota del verdadero diagnóstico de la situación marca el rumbo, pone los objetivos y diseña una estrategia. Eso hay que hacerlo con sentido de urgencia. Y además tiene que poner en evidencia la audacia, la determinación, para salir de una crisis en un momento dado, como dice bien Patricia (Bullrich, la ministra de Trabajo, que también estaba en el estudio) . Ahora el Congreso es el que tiene la pelota, las posibilidades, la palabra...

Kirchner: (lo interrumpe) - ¿Cuál es la audacia?

Valoni: -Perdón, perdón. Dejame...

Kirchner: -Esto parece la maldición de Malinche: son débiles con los poderosos y fuertes con los débiles.

Valoni: -Bueno, pero acá nosotros no estamos hablando...

Kirchner: -No se puede tomar este tipo de medidas.

Valoni: -Yo le digo: había que tomar una medida de alguna forma heroica.

Kirchner: -¿Y ser audaz con los jubilados?

("A dos voces", miércoles 18, TN.)

http://www.lanacion.com.ar/321613-ajustar-la-jubilacion-un-acto-de-audacia

domingo, 20 de enero de 2013

Hal y Puri en El Vermucito


Twitter sirve para que si, por caso, se genera algún intercambio de ideas interesante, pueda continuar luego en  la radio, con más espacio y más tiempo de desarrollo. Eso pasó hoy, cuando Hal y Gabriel Puricelli se encontraron en El Vermucito para conversar sobre ferrocarriles y otros temas sobre los que habían empezado chicanearse ayer en 140 caracteres.

Participaron también, Néstor Sbariggi, Guille Di Baja y Contradicto y antes nos dimos el lujo de entrevistar a Omar Moreno Palacios sobre el estado deplorable de los artistas que se presentaron al pre Cosquín.







sábado, 19 de enero de 2013

Los valientes y las crisis

La prensa opositora protege a Macri con la dedicación con que se cuida al único heredero con posibilidades de acceder al trono. Intenta comunicar que a pesar de lo impopular del violento ajuste en el costo del subte,  Macri tiene "la valentía" de poner la tarifa al precio "que debe estar". El propio jefe de gobierno llegó a balbucear que el boleto debería estar cerca de los seis pesos. Alguna vez habría que preguntarse si la política no tiene como función, precisamente, que aquello que debiera estar a 6 pueda costar 2...

López Murphy tuvo un brote similar de coraje en tiempos de la Alianza para rebajar los sueldos de empleados públicos y jubilados a los niveles que "debían estar" para evitar la crisis terminal. Siempre que las medidas son contra las mayorías serán relatadas como actos heroicos. Se argumenta que sin esas gestas heroicas por parte de los gobernantes, el conjunto del país sufrirá, más tarde o más temprano, las consecuencias de la crisis, por eso la historia argentina se reconoce en un sinfín de actos "valientes" que finalmente no evitaron que la tan  mentada crisis se apersonara y lo arrasara todo. Es que la crisis es, a la postre, el gran cuco y la gran salvación de los de arriba: te amenazan con que se viene para ponértela despacito y después te la mandan hasta el fondo. la crisis siempre llega, porque es funcional a un estado de cosas.

Las clases dominantes agitan el fantasma de la crisis para imponer ajustes que afectan de lleno a las populares y luego la desencadenan para se lleve lo que no les conviene y los deje ante un nuevo estado de cosas donde ellas emergen mejor posicionadas que antes. Por eso lo actos de una supuesta valentía no son más que intentos de transferir recursos dentro de la legalidad, metidas de mano en el bolsillo. En rigor, la política está para que si los fríos números dicen que algo vale demasiado, se lo pueda rebajar a un precio accesible para la mayoría. Dicho de otra manera: la política sirve para fundamentar que algo tiene que ser virtualmente inaccesible -como el subte de ahora en más- o para posibilitar lo contrario. Macri opta, con una lógica obvia, que no sorprende, por la política de avalar los costos elevados. En su formato ideológico, las cosas valen lo que valen y sólo los más aptos podrán acceder a ellas.

Este es un buen filón de discusión política, un eje que el kirchnerismo debería tomar con ganas para tratar de levantar el nivel bajísimo del debate de estos días. El conglomerado opositor nos está llevando a un terreno de discusión muy sucio, con mucha maleza y barro. Salir de esa trampa es menester para clarificar las diferencias. Fundamentar porqué nos oponemos a un subte a 3,50 es un buen punto de partida para jugar el partido en la superficie que más nos beneficia. Porque, por si no nos dimos cuenta, en ésta que estamos, no nos va nada bien.

sábado, 12 de enero de 2013

Imágenes del hospital




La primera impresión es que la mayoría de los pacientes son trabajadores en negro y pobres. La base de la pirámide social ¿por qué? Porque los pobres se queman más. Porque tienen menos protección, porque son vulnerables, porque las condiciones de precariedad en que viven agigantan las posibilidades de accidentes domésticos en relación a los sectores mejor acomodados. El caso de un niñito que se quemó medio cuerpo porque se desfondó un calefón de plástico mientras se estaba duchando nos exime de dar más ejemplos horrorosos, que abundan. Es que se pone una hornallita arriba de un cajón y mientras se calienta el agua por ahí pasa el bebé y sin querer empuja esa estructura enclenque y sobreviene el drama.

En líneas generales los pacientes provienen de villas y el conurbano. Las enfermeras parecen provenir también de la provincia y los médicos, de Flores, Belgrano y “zona norte”. Por ahí se ve a una madre que pasa los días en paz, no digamos que disfrutando pero sí con algún gesto de alivio. Claro, es probable que esa piba (en líneas generales las madres son muy jóvenes) encuentre en el hospital un cobijo que al menos compense el drama de su bebé quemado. Sabe que mientras estén internados tendrán buena comida, abrigo, cuidados, techo, y que cuando salga muy probablemente deba volver a una casilla sumamente precaria para lidiar con los otros hijos, con la escasez de lo básico y con una vida que más se parece a un calvario que a otra cosa.

En la sala donde está Juanchi había un televisor roto que sólo permitía ver el Cartoon. Ofrecí llevar uno de casa y de paso donarlo a la institución, algo que por suerte fue aceptado. También llevé un ventilador, un equipito que nos prestaron de esos para ver DVD en los viajes y compré una reposera grande y resistente como para soportar mis 130 Kg ya que las que tienen en pediatría son para gente normal... Noté que en algunos casos esto no cayó del todo bien, que fue leído como alguna forma de privilegio. Claro, no es usual, como tampoco que ante alguna directiva se pregunte sobre los fundamentos de la misma. Funciona un código no escrito donde la enfermera “manda”, “domina” y la mamá asiente con suma docilidad. Un código que, si llevás un televisor para donar, pareciera estallar.

“Pongan llave en el locker porque es muy peligroso” se escucha. En 20 días no nos faltó nada.

Lo primero que nos preguntaron cuando ingresó Juanchi, a las 5 de la tarde del 24 de diciembre, fue si autorizábamos a dar su nombre a los medios y si queríamos hacer declaraciones a la prensa. Ahí comprobamos la intensidad de la presión con que los medios acorralan a determinados centros de salud en vísperas de incremento del uso de pirotecnia. Esto de “salir en la tele” es un fenómeno de ramificaciones perversas que asombra. Con seguridad no faltará el familiar de un quemado que, motivado por contar su historia para con ello prevenir otros casos, termine cediendo a la tentación de los 30 segundos de fama.

El hospital funciona muy bien, con un nivel de excelencia llamativo. En lo profesional, el personal es sobresaliente, la comida es exquisita y tanto el quemado como el familiar que lo cuida están permanentemente asistidos.

La sensación que te queda al ver el hospital público por dentro es que en la CABA tenemos una muy buena salud pública pero desconocida o, si se quiere, desdeñada por la mayoría de los porteños. Se mira al hospital como lo último, como “lo gratis”, como algo para paliar las desventuras de pobres y marginales. En líneas generales se desconoce lo que allí sucede, como que no interesa mostrarlo ni tampoco verlo. Lo bueno tiene que estar sí o sí arancelado, aunque ese médico que por la tarde te atiende en una clínica rococó, a la mañana estuvo laburando en el hospital público. Como los institutos de idiomas ¿sabés por qué generalmente funcionan martes y jueves? Porque lunes, miércoles y viernes, esos mismos docentes trabajan en los CECIES del gobierno de la ciudad (los centros de idiomas gratuitos que funcionan en las escuelas públicas entre las 17 y las 20)

Luego, cuando viene el tiempo de la campaña electoral y hablamos de defender la escuela y la salud pública quedamos con un discurso medio fuera de foco, que muy pocos desean escuchar. Nadie que pueda evitarlo envía a sus chicos a la escuela pública o va al hospital del barrio. Por ende, no “vende”, no convoca defender lo que no se quiere. No suma proclamar la defensa de lo que se ha desvalorizado tanto. Hay mucha gente convencida de que lo público no es bueno. La privatización como concepto ha hecho estragos en la conciencia media de los porteños, “lo público” se lo ha empezado a ver como “lo gratis” y ahí se consuma una de las tergiversaciones más complejas de desentrañar. Hay que empezar a ver este tema desde otro lado. Hay que sacar a la salud y la educación del mercadeo. Cuando hablamos de “batalla cultural” debemos detenernos todo el tiempo que sea necesario acá, en dar todos los debates que haya que dar para que se deje de creer que en salud y educación lo bueno sólo se lo adquiere pagando. Romper esa creencia es un desafío de fina ideología, antes que de otra cosa. No es mejor una sociedad donde lo bueno, o lo apto, o lo básico se consiga pagando. No son mejores Chile ni Estados Unidos en este aspecto. Argentina ha dado y sigue dando grandes profesionales que se formaron desde el jardín en la esfera de lo público y este es un ejemplo que no podemos dejar de observar.

Si lográramos demostrar que hay servicios que pueden ser buenos sin necesidad de pagar, si se pudiera desacoplar "lo público" de "lo gratis" y lo fundiéramos con "lo de todos" podríamos celebrar una victoria social esplendorosa.

Estamos a tiempo.

jueves, 10 de enero de 2013

Macri quiere pagarle a los fondos buitre


Para salir del lugar de deudores hay que pagar y para poder hacerlo, el gobierno argentino realizó en 2005 una propuesta que el 93 % de los acreedores aceptó. Macri, definitivamente balbucea lugares comunes inconsistentes sólo aptos para oídos predispuestos a escuchar sandeces. ¿A qué se refiere este salame cuando dice que "hay que regularizar nuestra situación con el mundo"? ¿Entiende que hay que pagarle a los fondos buitre?

Leopoldo Moreu escribió hace unos días que sobra oposición, que lo que falta es proyecto alternativo. En un primer momento coincidí con ese planteo pero pensándolo bien, las cosas no son tan así. Hay un proyecto alternativo al kirchnerismo y es el que esboza Mauricio Macri, que no es nada más ni nada menos que volver a los 90.

No hay más opciones.

miércoles, 9 de enero de 2013

¿Cuánto hace que no festejamos soberanía?



Los que hicieron alharaca patriotera cuando la fragata quedó retenida en Ghana, los que hoy se hacen los desentendidos ante su regreso no se oponen a posibles errores de manejo de cancillería y/o ministerio de Defensa. Se oponen a que se ponga sobre el tape y con bombos y platillos la exitosa renegociación de la deuda que encaró Néstor Kirchner en 2005 y se transformó en ejemplo para todo el mundo.

Los grupos minoritarios que siempre han privilegiado los intereses de la extranjería no dudan en ponerse del lado de los kelpers cuando se discute Malvinas o de los fondos buitre cuando se discute la deuda externa. Todo lo que afecte al gobierno popular será apoyado y celebrado por ellos.

Las fuerzas de oposición tuvieron la oportunidad de despegarse, de separar la paja del trigo, pero volvieron a quedar apresadas por la falta de un proyecto político propio y terminan estando ausentes ante el regreso de la fragata, serviles ante la lacra vendepatria, hundiéndose en el oprobio.


El regreso de la Fragata Libertad es una victoria más del pueblo argentino y su gobierno, el retorno de la fragata suma soberanía y dignidad. Hoy el pueblo está feliz al sentirse representado por un gobierno, algo que sucede muy de vez en cuando.


lunes, 7 de enero de 2013

Darín no es un ciudadano más...

Darín no es un "ciudadano común", es un gran actor, con muchísima fama que sabe muy que cualquier declaración suya tendrá inevitablemente alto impacto. Seguramente lo traicionaron los reflejos de la Argentina de años atrás donde un famoso podía decir cualquier cosa que nadie se animaba a retrucarle. Bien, acá le pasó que la presidenta es distinta y tiene estas cosas, tiene estos impulsos de enviarle una carta abierta que, como no podía ser de otra manera, el dispositivo mediático y su correlato de opositores sin proyecto pretenden transformar en un ataque despiadado desde las más altas esferas a un pobre diablo.

En realidad, de lo que se trata antes de nada es de separar al artista del ciudadano. Se me ocurre que Darín es un gran actor pero eso no tiene nada que ver con sus opiniones ciudadanas. Me pasaba con Piazzolla, me pasa con Paquito D'Rivera, artistas que me han cautivado con su arte pero con los que no he coincidido en nada cuando de política se trata. No obstante, Darín sabe que sus declaraciones no pasan desapercibidas, entonces se tiene que bancar la reacción de Cristina que, por lo demás, no es agresiva sino muy precisa y pone las cosas en su lugar cuando, por ejemplo, dice que ningún político ha sido tan investigado como ella y su difunto marido. De eso nadie dice nada.

Lo que traiciona a Darín es ese reflejo de quedar bien con Dios y con el Diablo, ese "neutralismo", esa búsqueda del empate opinativo. No, Ricardo, en la Argentina de nuestros días, donde hay una oposición que está dispuesta a no dejar gobernar y apoyar a los kelpers y los fondos buitres con tal de esmerilar al gobierno, en esta Argentina felizmente partida en dos, se acabaron los espacios para jugar al equilibristra. No hay posibilidad de quedar en el medio, y los que como vos tienen más chapa son los que deben entenderlo si no quieren caer en el ridículo. A vos te ayudó, además de tu capacidad actoral, esa virtud de ser un buen entrevistado, un tipo que siempre te da un titular, un canchero, un divertido. Bueno, hay cosas con las que no se juega, ni se boludea.

Bancátela, man.

Entrada destacada

Corea del Centro, el hit del verano que se viene