sábado, 31 de octubre de 2015

Quiero ser lobo, déjenme vagar por la espesura...


Entre las cosas que el gobierno se niega a escuchar está ese clamor por querer pagar más caro, está ese deseo de que sólo los que pueden pagar paguen. Como el kirchnerismo nos quiso llevar al paraíso pero a patadas en el culo, ahora Mauricio nos palmea la cola y nos pasa el brazo por encima del hombro mientras nos acompaña a esa jaula de la que sólo los más fuertes saldrán indemnes.

Estos años han engendrado un deseo cuasi salvaje de salirse de la manada. La mediocridad hoy es lo colectivo, que muchos accedan. Noo, sólo deben llegar los que pueden. Somos All Blacks frenados, amordazados, contenidos. Somos fieras hartas de andar rodeados por una manga de subsidiados. Soy distinto, tengo con qué y quiero demostrarlo.

Hay argentinos que perciben la SUBE o el plan el 12 cuotas como una ofensa y quieren gritarlo a los cuatro vientos.

Por eso nos oponemos al Mercado Central de Colegiales ¿Qué es eso de pagar un 50 % menos? No hay mayor ofensa que pagar más barato. Un gobierno que busca abaratar el consumo va a contramano de los tiempos. Mirá si Apple va a abaratar sus productos ¿Y Audi?

No no y no... Las cosas deben valer lo que cuestan. Yo no quiero que me subsidien, quiero libertad para elegir, para comprar, para desarrollar mis capacidades. Para eso me formé. Quiero ser lobo, déjenme vagar por la espesura...

Hay muchos indignados porque quieren pagar más caros los servicios y el gobierno nacional no los deja. ¡Basta de estado y opresión! ¡Quiero dólar libre, y que todo se acomode a ese valor!!

10 años de convertibilidad no fueron en vano.

El matrimonio que está abonando una cuota promedio de 2400 pesos para llegar a un Fiesta 0 Km, quiere que se terminen los subsidios y que el dólar valga lo que tiene que valer, o sea que si se revalúa un 40%, ponele, deberán cargar ese porcentaje a la cuota y cuando saquen el auto, pagar un 40% más la patente, los impuestos, el seguro, etc.

No me digas que por un momento no dan ganas de que gane Mauricio para sentarse a ver las reacciones de toda esta gente linda...

El desafío de Scioli es asumir que hay que meter mano y a fondo con las tarifas y ser muy estrictos con los subsidios, buscando fórmulas para mantener a cobijo a los sectores más desprotegidos y darle al resto la posibilidad de vivir ¡por fin! en un país con tarifas como la gente.

viernes, 30 de octubre de 2015

jueves, 29 de octubre de 2015

El retorno al sálvese quién pueda


Ricardo Pignanelli, entrevistado por Marcelo Zlotogwiazda dice "Para que no haya Impuesto a las Ganancias, en 5 meses se acaban las paritarias libres y viene la devaluación". Zloto le acota que, entonces, le paran el país, el dirigente sindical dice algo espeluznante: "Cuando vos empecés a tener más de un 15% de desocupación después me vas a decir si podés para tan fácil el país, porque empieza la teoría del sálvese quien pueda"

Pignanelli describe en segundos el escenario de un país al borde del suicidio, guiado por una suerte de pensamiento mágico que no explica que para que, por ejemplo, se eliminen las retenciones, habrá que reemplazar esos ingresos con deuda externa nueva y reducción del "gasto", que ya sabemos que es AUH, etc.

La manta es corta pero hay muchos que están creyendo que es más larga.

El regreso al "sálvese quien pueda" está encarnado en los que creen que si no hubiera existido el kirchnerismo les hubiera ido mucho mejor que lo bien que les fue desde 203 en adelante y es imposible hacerles ver que están serruchando la rama sobre la que están posados. 

Hay que trabajar sobre los que aún tienen algo de memoria.

miércoles, 28 de octubre de 2015

Los desafíos del kirchnerismo de cara al ballottage


El kirchnerismo tiene por delante dos desafíos: el primero es no confundir al fanático anti K, al cacerolo, al que sigue diciendo en las redes que a Nisman lo mandó a matar el gobierno, con aquél que votó a Vidal en la provincia sin ser radical o del PRO. Me consta de gente conocida que votó lista completa del FPV y cortó para gobernador. Entonces, ahora algunos dicen que una vez superado el tema Aníbal, que objetivamente apareció como el gran cuco, habrá que ver cómo se mueve ese electorado. 

De nuevo, el kirchnerismo no debe confundir al fanático anti K con el ciudadano de a pie que votó a Vidal y no por ello es macrista, de la misma manera que todos los que en 2011 votaron a Cristina no eran kirchneristas.

El segundo desafío es abrir la ventana y sacar la cabeza afuera. Salir de la lógica de los premios Eter trasladada a la política. Si no se quiebra la comunicación algorítmica  propia de la redes sociales, donde nos seguimos todos los que pensamos parecido, será imposible llegar con el mensaje al otro lado. A ver: mientras el mundo opositor tiene el volumen de los mass media operando a full, nosotros seguimos redundándonos en el Facebook, yendo de ahí a 678 y de 678 a Radio Nacional, pasando por Del Plata y Victor Hugo pero todo queda entre nosotros. Por eso no es casual que, por ejemplo, hayamos bancado a un compañero que valoramos muchísimo como Aníbal subestimando el riesgo de que su imagen negativa, que de por sí era muy alta, pudiera terminar siendo letal. Nos dejamos llevar por nuestro microclima y las consecuencias están a la vista. Lo demolieron y perdimos nada menos que el control del aparato de la provincia de Buenos Aires... Qué me contás. 

No sé cómo se hace para romper esta suerte de algoritmo K. Pero hay que romperlo urgentemente

Audio del Editorial en Nacional Rock




El fuego Amigo puede quemarlo a Mauricio


El clima de fiesta anticipado y las zarpadas del fuego amigo pueden complicarle a  Mauricio Macri la sumatoria de nuevos apoyos para ganar el ballottage. Cierta alevosía de alguna prensa al comunicar que suben los títulos y bajan desde el riesgo país al blue o consultoras que están recalculando los números del 2016 en función de un hipotético triunfo de Cambiemos pueden inducir a muchos argentinos a concluir  que ,entonces, la crisis horrenda que se anticipaba no tenía razones económicas sino estrictamente políticas y que quienes ya están descorchando espumantes son los mismos que condujeron al desempleo a la mitad de los trabajadores. Está por verse cuántos ciudadanos están dispuestos a escupir para arriba y olvidar que todos los sectores corporativos que están celebrando expresan el modelo de país que los sacó del aparato productivo 15 añosa atrás.

Por otro lado, se percibe que, curiosamente, muchos de los que están instalando imágenes como la del fin de "la oscura noche de tiranía y persecución" no dejaron de trabajar ni fueron censurados en los 12 años de gobiernos kirchneristas. La década kirchnerista nos deja, entre otras postales desopilantes, a periodistas febrilmente opositores diciendo que eran censurados siendo que no dejaron de estar un solo día al aire. La sociedad no habla mucho, pero no come vidrio y se expresa con una contundencia demoledora, si no pensemos en cuántas veces dijimos que no iba a haber corte de boleta para gobernador...

La grieta existe y desde mucho antes del kirchnerismo. Cuidado que el descabezamiento del busto de Evita en San Vicente, muy cerca de Rafaela (Santa Fe) y algunos aires de vendetta que se observan pueden contribuir a que algunos vean con nitidez que están borrando con el codo lo que escriben con la mano.

La misma sociedad que el domingo eyectó al peronismo nada menos que de la gobernación de la provincia de Buenos Aires, podría tranquilamente no estar dispuesta a darle un cheque en blanco al retorno de los brujos. 

En una de esas busca cierto equilibrio.

Hay que estar atentos...



martes, 27 de octubre de 2015

Primera encuesta sobre el Ballottage


Sin suerte en las PASO, donde llegó a vaticinar, por ejemplo, que María Eugenia Vidal quedaría relegada detrás de Julián Domínguez, Aníbal Fernández y Felipe Solá con el 18 por ciento de los votos, ni en las generales, cuando estimó que la distancia entre Scioli y Macri era de doce puntos, la firma que dirige Federico González se le anima al escenario de segunda vuelta.

El estudio está basado en mil encuestas telefónicas a través de un sistema IVR, con alcance nacional, un nivel de error de 2.89 por ciento y un nivel de confianza de 95, llevado a cabo entre el 26 y el 27 de octubre, es decir ayer y hoy.

El estudio revela alto nivel de indecisos y un escenario que es favorable a Mauricio Macri por apenas cuatro puntos. El Jefe de Gobierno porteño tiene 45.5% de intención de voto contra un 41.6% de su par bonaerense. También da cuenta de un alto nivel de indecisos, en torno al 8.8% y de voto en blanco, con 4.1 por ciento. Proyectados, esos números llevan a Macri al 50% contra un 45.5% de Scioli.

Según González y Valladares, Scioli retiene el 95.6% de los votos que obtuvo el domingo y Macri el 98.3%. Los votos de Massa, en tanto, migrarían en un 45% hacia el Jefe de Gobierno porteño y un 22.3% hacia Scioli. Son el segmento más volátil: el 24% aún no definió qué opción tomará.

El voto mayoritario de Del Caño, en tanto, se inclinará por el sobre vacío, en tanto que el 40% de los votos de Stolbizer migrarán hacia Macri y el 9 por ciento hacia Scioli. Un 40% de esos votantes permanece indeciso. Finalmente, el electorado de Rodríguez Saá se parte en tercios entre Scioli, Macri y blancos e indecisos.

Publicado originalmente en Infocielo

Terminó la crisis



Al menos es lo que comunican las tapas de los diarios económicos. Ya habían subido las acciones hasta en Wall Street cuando se rumoreaba que podría haber acuerdo entre Macri y Massa.

Por estas horas se puede palpar la euforia de "los mercados": Suben acciones, bajan el riesgo país y el blue...

La crisis llegó a sus fin mágicamente, de la mano de la política

Como siempre

Néstor, a 5 años de tu muerte


Escrito y publicado el 28 de octubre de 2010 cuando sus restos eran trasladados desde Casa Rosada a Aeroparque.

-------------------------------

En medio del llanto algo me emocionó aún más y quiero contártelo: Lloro porque vivo en un territorio hostil, porque muchas veces me sentí forastero en mi pueblo, con mi familia, con mi vieja y mis hermanos. Forastero en mi barrio y en la escuela pública donde hace 6 años integro la cooperadora. "Forastero", "plaga", "confundido", "raro", "inocente", "crédulo" y todo lo que quieras imaginarte.

Por Néstor y Cristina me hice odiar, por Néstor y Cristina perdí amistades y hasta vínculos con algunos familiares. Por Néstor y Cristina puse en todo momento la cara y el pecho y eso brota ahora entre mis lágrimas. Ayer y hoy han llamado o me han escrito preguntando cómo estoy porque si algo saben es que desde la primera hora estuve del mismo lado y nunca me corrí. Si de alguna cosa ya tengo que enorgullecerme en mi vida es del hecho de haber sido fiel y de sostener plenamente un convencimiento, una convicción.

Este blog es casi mi diario íntimo. Acá están escritas mis alegrías y mis tristezas, mis acuerdos y desacuerdos con Néstor y Cristina, pero siempre desde el mismo lado del mostrador. Lloro porque siento temor, lloro porque la veo a Cristina y la siento cada vez como de mi familia. Adivino cada uno de sus gestos y hasta sospecho saber lo que siente. Lloro porque la quiero más a ella, lloro porque a su gobierno lo he vivido con más intensidad que el de él. Lloro porque Néstor no tiene repuesto. Lloro porque los pueblos a veces paren dirigentes que tienen un plus que los hacen distintos. Lloro porque un pelotudo me discute en Twitter que Cobos tiene derecho a ir al velorio como "vicepresidente de la nación".

Lloro por ese post que escribí en plena crisis de la 125, ese donde temía que en Belgrano me descubrieran, que una tarde fuese caminando por el barrio y que una vieja se detuviera como en esa película donde Lawrence Olivier compone a un nazi viejo y me señalara con el dedo tembloroso al grito de "KIRCH NE RIS TA", generando mi huida por entre los autos para evitar el linchamiento.

Lloro porque hoy habemos millones de argentinos que tenemos el orgullo de poder lagrimear y mostrar nuestro dolor. Lloro porque no puedo dejar de pensar en los que no tienen motivos para hacerlo. Lloro por los que lloraron a Raúl Alfonsin y por los que no pueden llorar a Cobos, a Macri, a De Narváez. Lloro porque esa cola, ese pueblo y ese dolor no se cooptan, no se compran.

Lloro porque estamos velando al tipo que nos enseñó a ser dignos, al tipo que nos demostró que se pueden hacer cosas, que se puede transformar en democracia y que en democracia se pueden lograr cambios trascendentes. Desde 1983 al 2003 mediaron 20 años en los que fui resignándome a que era al pedo, que la política no servía como instrumento de transformación, pero un buen día vi en Néstor a un tipo que firmaba decretos con una birome Bic y eso me hizo entender que había cosas que tenían sentido.

Lloro porque este blog nació para ser mi parlante, para comunicar mi apoyo al gobierno en momentos en que estaba sin trabajo en alguna radio. Lloro porque desde aquí fui montando una trincherita de expresión que diariemente convoca  a mucha pero mucha gente, muchos lectores, miles, que pasan diariamente a leer. Señal que lo que escribo importa.

Lloro porque gracias a Néstor descubrí el peronismo, porque hoy lo entiendo más y porque gracias a toda la movida bloguera hoy la mayoría de mis amigos son compañeros peronistas y eso me emociona, porque el peronismo tiene secretos que no se le revelan a cualquiera. El peronismo es un mundo medio oculto al común de los mortales. Y de verdad me siento dichoso de haber generado la confianza de muchos perucas como Manolo, el conu, Omix o el Inye, por citar algunos, que me fueron pasando las claves del santo grial del movimiento.

Pero nada de todo esto hubiese sido posible sin Néstor, el gran visionario, el que se escapaba al Tortoni a tomar un café con amigos en los primeros días de su presidencia. En aquellos primeros días de su gobierno me definía ante el mundo como "opositor de la oposición" pero al poco tiempo ya me inmiscuía en este maravilloso rol de gestor de kirchnerismo, de defensor de un proyecto y lo he disfrutado mucho. 

Y fundamentalmente lloro porque mi mujer lo hace conmigo y Maite, entre sus 14 años y su nube de pedo me abraza y me contiene y entiende que su papá llora de dolor y de orgullo. Pero por sobre todas las cosas lloro porque sé que dentro de un rato hay que salir a redoblar el esfuerzo. Todo lo que hicimos hasta ahora es poco, no alcanza.

Hay que poner más y más

Y lo vamos a poner

lunes, 26 de octubre de 2015

Las derrotas vienen, como la Pasionaria


Las derrotas vienen, como la Pasionaria. Generalmente están a la vista, pero cuesta verlas llegar. Un día el electorado dice "basta" y se acabó. Las derrotas tienen varios componentes y los que se ven primero son los errores puntuales, pero si hay algo muy delicado para visualizar son las razones profundas que incuba la sociedad y la mueven a cambiar de representación política. Por lo general, siempre está más claro lo que ya no se quiere que el reemplazo.

Es feo, pero lamentablemente es así.

La cruel derrota en el corazón del poder político argentino, la provincia de Buenos Aires, nos muestra a un electorado que eligió lo que tenía a mano para decretar el fin de una etapa, y lo que se tiene a mano es eso, es lo que hay, no lo que se quisiera. Los pueblos están condenados a forjarse un futuro y van, a los tumbos, tras él. Y si en su momento votaron a Cristina sin ser kirchneristas ahora votaron a Cambiemos sin ser macristas. 

No hay que confundir al cacerolo vehementemente anti K con el bonaerense de a pie que votó creyendo que ahora la cosa para por Mariu Vidal. 

Mucho menos enojarse. 

Hay que entender.

Daremos la pelea por ballottage, con esa mística tipo Terminator que nos lleva a reconstituirnos luego de recibir una descarga mortífera. Lo haremos reivindicando todo lo que le dejamos a la sociedad, desde Arsat a Vaca Muerta, pasando por todas las grandes transformaciones que el pueblo ha tomado como propias. Haremos un intento más para terminar de verificar si en realidad ya somos pasado o si aún tenemos un bonus de sentido histórico.

Esta noche cambiamos futuro por pasado


Es inentendible la derrota en la provincia sin analizar el desenlace de la interna nacional, cuando se conoció la fórmula Scioli-Zannini y Florencio Randazzo no aceptó el ofrecimiento de la candidatura a gobernador que le realizó Cristina. Este punto habrá que debatirlo en profundidad más adelante, pero debe ser contemplado como prioritario ya que todos los sondeos lo daban por lejos como el mejor posicionado de todos los candidatos que tenía el FPV para la gobernación.

No es raro que Aníbal esté obteniendo un 35 % y Scioli un 36 %. Ha quedado demostrado que, contrariamente a lo que suponíamos, Daniel Scioli no logró captar votos por fuera del núcleo duro K. Pero no sólo él: el kirchnerismo no logró trascender su activo y ahí me parece que también hay que realizar un análisis profundo. Quizá hemos confundido nuestro microclima con el clima de la sociedad y recién nos damos cuenta ahora, pero esto importa exclusivamente a la provincia de Buenos Aires que ha sido nuestro talón de Aquiles. En una de esas, la derrota nos despabila.

Pero también puede estar pasando que luego de 12 años la sociedad esté buscando otra cosa y por eso nadie por fuera de nuestro dispositivo nos votó. Si lo que se busca nos gusta o no, es otra cosa: Lo evidente, al parecer, según se mira los resultados, es que quiere algo distinto a nosotros. Tómese esta afirmación con pinzas y carácter transitorio...

Hubo un trabajo de demolición sobre Aníbal, de todos modos sabíamos desde el primer momento que arrancaba con una imagen negativa muy alta, pero no nos importó pues creímos que entre la boleta presidencial y la de los intendentes se lo remolcaba, pero eso no sucedió. También es de buenos perdedores reconocer que María Eugenia Vidal terminó siendo una candidata con una electorabilidad impresionante y eso es un valor que desequilibra cualquier  balanza. Nos parecía infantil cuando leíamos que ella podría remontar a Mauricio y no le dábamos importancia porque la historia electoral de la provincia decía otra cosa. No advertimos que un día la historia pega volantazos. Y vaya si lo pegó...

Lo que no se puede es negar que el voto de la provincia indica la existencia de una corriente de opinión muy fuerte por algo distinto y contra eso no hay tecnicismos que valgan. Quiero decir que la victoria de Cambiemos vuelve a demostrar que cuando una sociedad quiere modificar su representación política no hay forma de evitarlo. Tenemos ejemplos, como sin ir más lejos cuando Graciela Fernández Meijide derrotó al aparato duhaldista en 1997. Quizá habrá que ver si esta corriente no fue reforzada, de alguna manera, por la forma en que se resolvió la interna nacional y si ello no transmitió un mensaje negativo para el afuera que no advertimos a tiempo.

Queda por delante el ballottage y con él la última batalla por ver si somos capaces de convencer a la mayoría de los argentinos que seguimos siendo la fuerza más capacitada para conducir el país en el tiempo crítico que se avecina. Ahora es un mano a mano, instancia ideal para poner sobre la mesa los componentes básicos de cada propuesta política. Si logramos instalar que hay dos proyectos diametralmente opuestos, que uno va hacia adelante y el otro esconde un retroceso a los ejes que nos arrastraron al desastre, seguramente ganaremos. De lo contrario, y como bien lo dijo María Eugenia, "esta noche cambiamos futuro por pasado"

domingo, 25 de octubre de 2015

El Vermucito | Audio del 25-10-2015


Nos visitó Héctor "Cacho" Otheguy, Gerente General de INVAP

NOTA CON HECTOR OTHEGUY


PRIMERA HORA




SEGUNDA HORA


TERCERA HORA



¿Llegamos?


El 30 de octubre de 1983, Clarín tituló "Llegamos", un plural bastante discutible en un diario que fue aliado de la peor dictaura cívico-militar de nuestra historia. Pero, de última, se terminaba con esas elecciones un gobierno antidemocrático.

Hoy, el inefable diario Perfil, rememorando aquella tapa, también usa el "Llegamos" ¿Llegamos adónde, Fontevecchia? 


viernes, 23 de octubre de 2015

Carta abierta a Horacio González


Estimado Horacio: Con todo el respeto que te tengo, pues te considero uno de esos pensadores que nos abren la cabeza y siempre nos proponen ir un poco más allá en eso de complejizar el análisis, debo manifestarte que yo no votaré ni desgarrado ni con cara larga a Daniel Scioli ¿Por qué? Porque representa ni más ni menos que lo que fuimos capaces de construir todos quienes estamos dentro del proyecto que se inició allá por 2003. Todo lo que podemos sospechar que le falta a nuestro candidato es equivalente a nuestra propia incapacidad para haber generado algo superador, de ahí que yo no pueda decir que lo votaré a desgano.

Si después de 8 años de intensidad kirchnerista desembocamos en la fórmula Scioli-Zannini es culpa nuestra, Horacio. El desgarro no se lo podemos achacar a Scioli. Es injusto, es patear la pelota afuera. Somos nosotros los que no fuimos capaces de gestar algo que nos pudiera parecer más auténticamente kirchnerista, si es que en verdad se puede blandir una vara para mensurar el kirchnerismo. Creo que luego de los dos gobiernos de Cristina queda el peronismo, con sus cosas buenas y sus cosas malas, que es al fin y al cabo la fuerza que con su volumen político sostuvo el proyecto en la malas y aportó para lograr las medidas más audaces, esas que nos enorgullecen.

Por supuesto que a figuras de la talla de Cristina no hay modo de hacerle sombra, por supuesto que, además, la historia nos enseña que a liderazgos tan potentes como el suyo,  generalmente no lo suceden dirigentes de su talla. Nadie del peronismo ni del conjunto del espectro político argentino está en condiciones de empardar la significación histórica de Cristina.

Scioli expresa la continuidad posible del proyecto y por eso muchos vamos a ingresar al cuarto oscuro con ganas de seguir avanzando, sabiendo que es tanto lo que tenemos por delante que, la verdad, no tenemos tiempo de andar con caras largas ni mucho menos deteniéndonos en imágenes tan graves como la del desgarro.

Si para vos es tan doloroso

¿No pensaste en no votarlo y listo?

¿Quién te obliga?

No hay que sufrir el voto


Te mando un abrazo

jueves, 22 de octubre de 2015

El desafío de escaparle al voto cómodo

Prefería a Scioli por sobre Randazzo porque nunca acordé con la hipótesis "Scioli va a traicionar" y porque era el candidato que más chances tenía de ganarle a Macri. Prioricé la victoria electoral por sobre otros factores pues soy un convencido de que el primer paso es ganar y luego continuar gestionando, ajustando, profundizando, extendiendo todo lo que se ha hecho. La mejor forma de fidelidad a Néstor y Cristina es empezar por el principio, que es ganar las elecciones. Sabía, como todos, que Daniel Scioli no se parece a Cristina, daba por descontado que conformaría un equipo como el que ha ido mostrando en cuentagotas y, por sobre todo, que a una sobrecarga de mística la sucederá un tiempo más grisáceo, con mucha menos adrenalina, con menos plazas y más palacio.

Pero si de algo no tengo dudas es que, contrariamente al verso mediático, Scioli no se parece tanto a Macri como nos quieren hacer creer. Básicamente porque atrás suyo está el peronismo y porque la propuesta que esboza difiere y mucho de la del jefe de gobierno porteño. Claro, sucede que hay mucho trazo grueso de mirada lejana. Qué se yo: si me preguntás a mí por las diferencias entre Del Caño, Altamira y Bodart, la verdad es que no veo ninguna porque para mí son lo mismo ¿Se entiende? Pero cualquiera que observe las propuestas de Scioli y las ponga al lado de las de Macri no podrá seriamente decir que se parecen. Con toda la "moderación" que se le pueda achacar, Daniel Scioli expresa la continuidad de la década kirchnerista, o la continuidad posible, si querés, ante el retroceso a los noventa encarnado en Macri. El domingo recomendé esta nota del colega Claudio Scaletta y lo vuelvo a hacer para que veamos la distancia que hay entre nuestro candidato y el de Cambiemos.

Por supuesto que también ha mencionado algunos nombres que no nos gustan nada: Casal, sin ir más lejos, pero ello no puede importar más que el resto de una nómina que expresa con absoluta fidelidad el ancho de banda del Frente para la Victoria. Pero claro, como era esperable, por estas horas se lee y escucha a cierto progresismo/kirchnerismo que anda dándole más importancia al caso de Casal, Berni y Granados que al conjunto y es ahí donde se me ocurre que el desafío mayor de un sector de la sociedad con necesidades básicas satisfechas e ideas políticamente correctas es escaparle al voto cómodo que, como sabemos, siempre tiene un par de opciones. Es ese voto que no se compromete, que no diputa poder porque, en realidad, su condición social no se vería alterada por la victoria del FPV o Cambiemos. Pareciera que hay muchos que esperan agazapados que Scioli pronuncie algunos apellidos no muy bien vistos para usarlos como la gran coartada para salir rajando.

Hay que entenderlos. Ya volverán

miércoles, 21 de octubre de 2015

El lamento de Morales Solá


En la mesa de Mirtha Legrand, Joaquín Morales Solá lanzó una frase que sin dudas quedará en el historia:

"La sociedad no percibe que está en crisis, en tanto puedan cobrar a fin de mes, en tanto haya aumentos salariales anuales"

Lo que a simple vista parece una soberana tontería, en realidad es el lamento de las clases dominantes, de las cuales el escriba de La Nacion es quizá su mejor vocero. El gran logro de la oligarquía fue transformar sus intereses en los intereses del conjunto del pueblo, hacerle creer al laburante que sus problemas eran los mismos que los de las patronales y que por ende, cuanto mejor les fuera a ellas, mejor le iría a él. De esta forma se instaló como hegemonía el proyecto de las elites y por eso no fue casualidad que en pleno auge del neoliberalismo noventista los Morales Solá repitieran el ya célebre "Estamos mal pero vamos bien".

Durante décadas, lograron que la sociedad se encolumnara detrás de sus consignas, hasta que llegó el kirchnerismo a poner en discusión esa hegemonía, a contradecirlos. Todas las campañas desestabilizadoras que lanzaron pasaron al olvido sin pena ni gloria y el país siguió funcionando pese a los peores augurios. El drama para los dueños históricos de la torta es que la sociedad ha ido verificando durante varios años que todos los desastres que les anticiparon no fueron tales y eso es letal. Una porción significativa de los argentinos sabe que hay mucho por hacer y mucho por corregir, sabe que el FPV no es perfecto, pero también tiene evidencias de que es la única fuerza política que puede orientar el rumbo hacia un norte distinto que el que durante décadas le propusieron las clases dominantes.

Cuando Morales Solá dice que la sociedad no percibe que está en crisis no hace más que admitir que en realidad la crisis la tienen sus mandantes, que no logran retomar la hegemonía y volver a convencer a la plebe de que ellos tienen el mejor proyecto.

Así no le ganan a nadie


Primero dijeron que Cristina no permitiría que Daniel Scioli fuera candidato. Cuando la realidad los desmintió empezaron a repetir que el gobernador sería una suerte de pituto, un títere de la actual presidenta. Pero como la vida real los refutó, una vez más, se lanzaron a vocear que habría malestar con el candidato porque conformó un gabinete que podríamos denominar propio, con dirigentes salidos de su riñón pero también muy afines a Cristina, como Sergio Berni, Diego Bossio o el pato Urribarri.

Ellos mismos la fabrican y la consumen.

El drama opositor es que lo lineamientos de agenda no lo diseñan las fuerzas políticas sino el pasilleo mediático; que van de bolazo en bolazo creyendo que nadie anota y se da cuenta y que la única propuesta que le ofrecen a la sociedad es volver al modelo que estalló en 2001.


Mientras tanto, estalla en el ridículo la nueva denuncia del dúo dinámico

13-08-2011  | 21-10-2015

Y para colmo, parece que no va a llover... 

lunes, 19 de octubre de 2015

¿Los periodistas deben decir a quién votan?


El principal problema de la discusión política en nuestro país es que está muy fingida y por eso se impone clarificar los lugares de emisión. Somos un país sin derecha y atiborrado de periodistas "independientes" que, curiosamente siempre patean para un mismo lado, que es precisamente el de esa derecha que se miente como centro.

Aquí abajo el comentario al respecto que hice en la radio.


Y vos ¿Qué pensás?

domingo, 18 de octubre de 2015

El Vermucito | Audio del 18-10-2015


PRIMERA HORA


SEGUNDA HORA


TERCERA HORA


Y Scioli no sacó los pies del plato


Es tan buena la columna de Claudio Scaletta en el suplemento Cash de Página/12 de hoy, que no aguanté y fotografié dos pasajes para que aquellos que no tienen el diario en papel puedan leer algo, antes de que se publique en la web a la tardecita.



sábado, 17 de octubre de 2015

¿Qué hace un progre un 17 de octubre?


Este diploma (*) y unos mocasines que todavía uso es lo que me traje de mi padre, cuando murió en ese agosto de 2002. Quizá por ser la descendencia de una antiperonista furiosa y un peronista del pueblo, que en tiempos de Onganía buscaba en la onda corda noticias del General recalé en el Partido Intransigente en 1982. O quizá fue por esa magia con que Alende me conquistó aquella tarde en la Federación de Box. Vaya uno a saber, porque por otra parte, antes de eso, el primer afiche que pegué en la puerta del departamento de la calle Don Bosco, entre Loria y Virrey Liniers fue de Intransigencia y Movilización Peronista, ese que traía la foto eterna de las patas en la fuente.


Lo concreto es que fui un activo militante de "la patota del doctor" y ya en 1987 estuve entre los que propiciaron el frente con Antonio Cafiero, pero fuimos derrotados por el "alternativismo" y ahí llegó a su fin el sentido histórico del PI. En 1992 me alejé de la política partidaria para dedicarme enteramente a la radio, algo que ya venía haciendo desde los ochenta. Mucho PI y mucho Página/12, la combinación exacta para fabricar un progre, ese tipo con ideas nobles pero sin política, lo que lo transforma en una especie de barrilete con la cola corta.

Llegó la explosión del 2001 pero ya antes me había llegado la decepción sobre todo lo referido a la política y lo colectivo. Había concluido en que, más tarde o más temprano, al pueblo le rompen el culo y terminan gobernando los de siempre. El resto es historia conocida, la llegada de Néstor Kirchner y ciertos gestos suyos que me indicaron que algo había empezado a cambiar. Pero no quiero hablar tanto de eso, para no llover sobre mojado, sino de un detalle que considero central y más cuando escribo estas líneas en una mañana soleada, hermosa del 17 de octubre, a 70 años.

Y quiero hablar de cuando Alende y el PI decían aquello de la confluencia con el "peronismo pueblo", algo que en su momento me parecía brillante y con los años descubrí que era una definición que podríamos caracterizar como la fase superior del elitismo gorila. Eso de que a la monada había que darles la línea y listo. Por suerte, el paso de los años fue acomodando los melones y gran parte de quienes veníamos de esas diversas formas de progresismo terminamos en el peronismo y ahí, creo, hay que reconocer un aporte fundamental del kirchnerismo, que operó como ese conector que posibilitó que el planeta peronista y diversas expresiones políticas y sociales que orbitaban en su entorno establecieran contacto. Se "reconocieran", para usar un concepto actual, ligado al mundo de las computadoras. Porque había una gran cercanía pero no se pasaba de ahí. Me ocurría que, por ejemplo, tenía como referentes desde el negro Dolina a Verbitsky, que me devoraba Unidos, pero estaba afuera. Bueno, el kicrhnerismo nos metió adentro y acá estamos.

Una vez establecido ese vínculo, empecé a mirar las cosas de otro modo y, lo más importante, a comprenderlas, pequeño gran detalle: comprender, por ejemplo, que sin el volumen político del peronismo y su acompañamiento cerrado en el el parlamento, la mayoría de las leyes que nos enorgullecen no se habrían podido sancionar. Pero también comprendí algo vital y obvio que está a la vista de todo el mundo, salvo de los ojos progres, y es que sin construir mayorías y sin lucidez para manejar la inmensa carga de contradicciones que conlleva esa obra es imposible llegar al poder, mantenerse y desde ahí imponer transformaciones.

"Es el peronismo, estúpido" le dije ayer a Martín luego de leer su estupenda nota titulada "¿Los mismos de siempre?"

Ahí está todo lo que me gustaría decir.

(*) Papá se llamaba Severino, con "S", algo que torna aún más entrañable al diploma.

viernes, 16 de octubre de 2015

La Nacion busca enrostrarle al gobierno nacional el apagón de Recoleta


Lo de La Nacion es vergozoso: No sólo ha evitado informar sobre la responsabilidad del gobierno porteño en el apagón de Recoleta sino que ahora titula de manera tendenciosa y jodida, buscando colocar al gobierno nacional como incumpliendo una promesa

Es muy aburrido volver a cada rato sobre estos temas, pero hay que hacerlo porque el nivel de mendacidad de estas empresas periodísticas se supera minuto a minuto.

jueves, 15 de octubre de 2015

Silvina Batakis a Economía


Como lo indicaba el sentido común, Daniel Scioli fue por lo seguro y comunicó que si llega a la presidencia, su ministra de economía será Silvina Batakis, quien se viene desempeñando en esa cartera en la PBA. Para los que no lo vieron, aquí hay un extenso reportaje donde Silvina muestra cuál es su pensamiento político y económico.

En puntas de pie


José Focus confirma las sospechas respecto a que los números están sin grandes variantes en relación a las PASO. Daniel Scioli está arriba del 40, Macri apenas arriba del 29 y Massa mordiendo el 20. Se ratifica lo que escribíamos hace poco, básicamente porque los únicos lugares donde hay que buscar posibles variaciones son en los 6 puntos que cosecharon Sanz y Carrió, los de De La Sota y los que votaron en blanco y ahora lo harían por un candidato.

Hay un dato nada desdeñable y es el hartazgo de la gente ante los llamados de las encuestadoras. Se dice que si usualmente cada 7 llamados uno accede a responder, ahora se obtiene una respuesta cada 15 llamados, nada menos. Esto también enrarece cualquier intento de obtener números finos. De modo que ingresamos ya en la recta final, todos en puntas de pie esperando que nada se salga de su cauce.

Daniel Scioli ha dado en las últimas horas dos buenas noticias: su visita a Tabaré Vázquez y Dilma Roussef, operando a nivel regional en los dos países más cercanos, y la conformación de su gabinete, donde el peso de varios gobernadores muy exitosos que culminan sus mandatos evidentemente da una imagen de gobernabilidad y continuidad para nada desdeñable. En un contexto como el actual, este último dato tiene un valor mucho más importante de lo que en apariencia puede suponerse.

miércoles, 14 de octubre de 2015

El desquicio



"Magnetto está apoyando a Scioli para hacer una interna del PJ, un interna donde Clarín, Scioli y algunos peronistas le hagan una interna a Cristina, a Zannini, etc. Ahora, esto termina en sangre, muchachos, eh..."

martes, 13 de octubre de 2015

Massa sale tercero pero mejor posicionado políticamente que Macri

Hace más de un año decíamos que era correcto el análisis de Elisa Carrió, referido a que si no se coaligaba todo lo que estaba por fuera del peronismo, era imposible una victoria opositora. Como sabemos, esa coalición no se plasmó y, más allá de las facturas que hoy muchos le pasan a Durán Barba, no pareciera que las causas haya que buscarlas en supuestas "mezquindades" sino en causas bastante más profundas.

En política las cosas no pasan por casualidad. 

Los diagramas elaborados en oficinas de operadores corporativos no se pueden bajar y aplicar como algo natural a la realidad de la política territorial. Esta es la fuente de todos los desaguisados en el espectro opositor: Creer que infiltrando a las fuerzas políticas se logra que éstas sean funcionales al proyecto de "los mercados". Las pruebas están a la vista: No se logró juntar a Macri con Massa y día a día parece cada vez más inevitable que el FPV retenga el gobierno. 

En la vida política hay intereses múltiples, en la mayoría de los casos entrelazados entre sí, que no se los puede ordenar de arriba para abajo. La acción política es algo demasiado complejo como para dejarla en manos de gerentes y las pruebas están a la vista. Hay celos, intereses, dinero, negocios, ansias de poder, miserias, virtudes, lealtades y traiciones, en fin, todo lo que sabemos que la política engloba y la vuelve indomable para quienes pretendan ordenarla como si fuera una empresa. Mientras "los mercados" dieron la orden de que se juntaran todos, Macri procedió en base a un análisis político que, independientemente de su nivel de certeza, lo llevó por el camino de intentar secar a Sergio Massa y quedarse con su capital electoral para transformarse así en el gran referente opositor al peronismo. Llegó incluso a enfrentarse con el famoso circulo rojo en ese frenesí ¿Por qué? Porque la política tiene una lógica propia y esa lógica lo llevó a salirse del lugar que los grupos económicos le tenían preparado.

Pero no sólo pasó que Mauricio rompió el libreto sino que Massa demostró una capacidad de supervivencia mucho mayor de la que todo el mundo imaginaba. Parece mentira que un dirigente que entre marzo y junio parecía languidecer, llegara a sobrevivir con un caudal que si bien no le alcanza para ganar sí le basta para mantenerse políticamente vivo, algo nada despreciable luego de todo lo que soportó.

Estas son las particularidades de la política, que son imposibles de ser controladas por las planificaciones de gabinete. Por eso ya en marzo escribí un post titulado "Sergio va a dar pelea y tiene con qué" donde decía:

"Sergio Massa seguirá blandiendo su candidatura a presidente, resistiendo todos los aprietes del círculo rojo ¿Por qué? Porque sabe que es muy joven y que puede darse el lujo de esperar su turno más que ningún otro y porque para su proyección futura le conviene mucho más un triunfo del FPV, puesto que una victoria de Macri virtualmente lo reduciría a un rol meramente testimonial y le vaciaría su discurso."

Y así fue que el por entonces moribundo Massa sobrevivió y con seguridad se llevará un trofeo extraño pero nada desdeñable y es que, saliendo tercero emergerá con más oxígeno y más futuro que Mauricio, a quien por su razón de ser muy probablemente la derrota lo aleje de la actividad política quizá para siempre.

lunes, 12 de octubre de 2015

Gerardo Morales y la orgía republicana


El radical Gerardo Morales está desarrollando una campaña en Jujuy que se destaca por su excesiva amplitud republicana. Es que anda repartiendo su boleta para gobernador con cuatro candidatos a presidente: Mauricio Macri, Sergio Massa, Margarita Stolbizer y Adolfo Rodríguez Saa. Para concejales lleva la friolera de 187 colectoras y varias listas de candidatos a diputados provinciales.

La ingeniería puesta en marcha por Morales funciona así: lleva su candidatura a Gobernador con Macri en una boleta, con Massa en otra y lo mismo con Stolbizer y Rodriguez Saa. A su vez, cada una se esas combinaciones va con una lista de diputados provinciales diferente, y en cada localidad llevan dos o tres candidatos a intendentes y varias listas de concejales.


En las fotos se puede apreciar el espacio físico que ocupan las boletas del FPV y las de la orgía republicana de Morales. Llama la atención que en los medios que custodian la moral, las buenas costumbres, la calidad democrática y las instituciones no se oiga ni lea absolutamente nada sobre el ancho de banda republicano del senador Morales.

domingo, 11 de octubre de 2015

El Vermucito | Audio del 11-10-2015


COLUMNA DE ARNALDO BOCCO


PRIMERA HORA


SEGUNDA HORA
Nota con Martín Granovsky sobre Brasil


TERCERA HORA
Nota con Eric Calcagno

El tema es la proyección, papá

Porque aquél que mire la tapa de La Nacion en un kiosco, ponele, no llegará a ver lo que está redondeado arriba, a la izquierda, que es lo vital en una encuesta: La proyección

Como bien se ve aquí, la proyección, contando indecisos, etc, pone a la fórmula del FPV en torno a los 41 puntos contra 30 de cambiemos.

viernes, 9 de octubre de 2015

Gran columna de Néstor Restivo sobre la semana económica


Llegamos al fin de semana en calma luego de todo tipo de operaciones terroristas por parte del los voceros de establishment, que luego de intentar instalar que el Boden 15 se pagaría en pesos, pasaron a machacar con la caída estrepitosa de las reservas. Sobre estos temas versó la columna del periodista especializado Néstor Restivo en el el programa "Gente de a pie", que se emite todos los mediodías en Radio Nacional. A continuación el audio y las desgrabación de los pasajes que me parecieron más destacables.


"La semana arrancó con el pago del BODEN 2015 y la verdad es que no vino el mundo abajo. Se quiso generar pánico desde los voceros del establishment, que la Argentina se iba a desfinanciar, que las reservas monetarias iban a quedar exhaustas, etc. Pero la verdad es que se pagó y, al contrario, hubo buenas señales y ayer se volvieron a emitir un par de títulos , tal como se lo había hecho el martes con la idea de recuperar una partecita de las reservas que se habían perdido por el pago del Boden 2015. Ayer se captaron casi 400 millones de dólares y 8000 millones de pesos, que se pagarán en 2017 o eventualmente ahí se verá si se negocia porque en líneas generales los tenedores de esos bonos prefieren renegociarlos.

"Todo esto generó grandes debates sobre el nivel de las reservas, sobre si endeudarse o no a partir del próximo gobierno, cómo negociar o no con los fondos buitres y aquí me parece que el coro mediático opositor, más aún en plena campaña electoral, agudiza ciertas contradicciones entre economistas  políticos vinculados al sciolismo y los vinculados al gobierno actual. Yo no creo que haya tantas contradicciones pero en todo caso ese tema: dólar, reservas, renegociación de la deuda será en un año muy tranquilo de pagos externos, lo que va a tener que lidiar quien sea presidente, eventualmente Daniel Scioli, sobre todo en los primeros meses de gobierno.

¿Por qué digo que no pasó gran cosa esta semana? Un indicador es la bolsa: La bolsa de comercio subió ayer por quinto día consecutivo. Si después de un pago de 6000 millones de dólares hubiese sido un caos, que Argentina estaba sin reservas, etc, hubiera sido imposible que esto sucediera. Subió el Merval 3,3 y en toda la semana 17,5. O sea que muchos papeles subieron casi 18 % en una semana en que supuestamente se iba a caer todo. Hubo factores externos favorables, se recuperó el precio del petróleo, por ejemplo, pero si uno despoja estos datos de lo que pasó en el mercado de Buenos Aires, es indudable que lo que mandó como señal el gobierno argentino es que es una economía que está estable, que no está para nada en crisis y que el momento financiero y de expectativas de rentabilidad del país es bueno.

Respecto de las nuevas emisiones que hizo el gobierno hay que decir que ayer las ofertas fueron mayores a lo que propuso el gobierno. Se podría haber endeudado más aún el gobierno, podría haber captado más y no lo quiso hacer. Otro dato más: Si la oferta es superior a la demanda que tiene el gobierno es porque hay confianza. En el caso del BONAR 17 la oferta fue de tres veces más. El gobierno ofreció tanta plata y las ofertas triplicaron ese monto. Esto quiere decir que hay confianza en las finanzas de la Argentina. Mientras todo esto sucede aparecen estos debates de los que hablaba al comienzo."

La mejor respuesta al discurso de Massa


Hablemos del odio

 

Quedó ratificada en la Corte de apelaciones de Roma la condena al Corriere Della Sera y a la periodista que escribió una nota en donde aseguraba que la jefa de Estado, en el marco de su asistencia a la cumbre sobre el hambre organizada por la FAO (rama de la alimentación de la ONU), había comprado alhajas en la exclusiva joyería Enigma, del famoso diseñador Gianni Bulgari, donde -según Corriere della Sera- había adquirido aros, relojes y pulseras con oros y diamantes por un valor superior a los 140.000 euros.

El diario La Nacion la reprodujo el 8 de junio de 2008, sin consignar la fuente, y cuando la jefa de estado le ganó el juicio en primera instancia al medio italiano, se disculpó con un texto repugnantemente cínico:



Pero no está de más meterse en lo publicado por este diario, entre otras cosas porque demuestra la manera asquerosa en que se ha difamado a Cristina y cómo estas mentiras han penetrado en muchas personas que, bueno es aclararlo, están predispuestas a creer éstas y otras turradas. Se lee en la nota que "La fuente de doctrrina publicó en 2008" (Las negritas son mías)


"ROMA.- Hambre en el mundo y Dolce Vita: en Roma para la cumbre de la FAO sobre la emergencia alimentaria y biocombustibles, la líder argentina, Cristina Fernández de Kirchner, no ha renunciado a la frivolidad.

Definida como una presidenta "part-time" por la revista argentina Noticias -de los primeros dos meses de mandato sólo pasó la mitad en la Casa Rosada, el palacio de gobierno-, la vigilia de la cumbre cenó en el jardín del hotel Eden, donde se aloja con su delegación. Al sentarse a la "mesa Fellini", antes reservada al cineasta, eligió como vista la cúpula de San Pedro. "Como católica ferviente -han dado a conocer en el hotel-, prefirió, en la terraza panorámica, el ángulo con vista al Vaticano."


Conocida por sus amistades VIP, desde la ex modelo top Naomi Campbell a la pareja de Melanie Griffith-Antonio Banderas, la Presidenta, para aligerar su agenda, se concedió alguna hora de compras en la via Margutta.

Acompañada por una amiga romana, adquirió alhajas en la joyería "Enigma" de Gianni Bulgari. "Apreció mucho nuestras líneas de diseño exclusivo", confirman en la orfebrería. ¿La preferida? "Los pendientes conchilla en azabache, mineral fósil de hace 30 mil años". Su precio básico es de 50 mil euros, pero el modelo "bling bling", con diamantes engarzados, llega a 100 mil.

La presidenta Kirchner también admiró la colección de relojes de oro Spyder (cuyo costo promedio es de 10 mil euros) y pulseras de 30 mil euros.

Huésped con charme, para lograr la decoración impecable de su mesa en la residencia de Olivos, confió en el ultrachic negocio de blanquería vecino, Pratesi.

De culto entre las estrellas, en el divorcio de Brad Pitt, Jennifer Aniston habría disputado por quedarse con el ajuar "made in Pistoia". La marca se jacta de sus fans del calibre de Elizabeth Taylor.

La toalla en algodón egipcio tejida en Italia y decorada con bordes de encaje, roza los 6 mil euros.

Para la alcoba, la jefa del Estado argentino eligió un conjunto de sábanas de dos plazas (1000 euros), tan preciadas que "dormir en ellas es una opción", según las palabras de Athos Pratesi, fundador de la empresa textil que sigue abriendo sucursales en todo el mundo.



Como se ve, no sólo la grieta estaba antes, también el odio.

jueves, 8 de octubre de 2015

Microclimas y humo batido


En las usinas de generación de rumores del microclima opositor siguen buscando que la sociedad crea alguno de los bolazos que fabrican día a día. Así como inventaron que Cristina sería "sí o sí" candidata a diputada pues necesitaba los fueros más que el aire para seguir en libertad una vez finalizado su mandato, por citar el invento más rimbombante, ahora se los ve muy copados creyendo que en realidad Scioli perdió 3 puntos por no haber estado en la exposición de candidatos que denominan pomposamente "debate".

Cuando se razona con algo de tranquilidad y la tele apagada, y se coteja con el mundo real en el que se vive: amigos, parientes, compañeros de trabajo, se comprueba que en realidad las tendencias electorales son muy sólidas y que la inmensa mayoría tiene muy decidido su voto. Esto lo verifica cualquier persona en su vida cotidiana. Las sorpresas o novedades se las debe buscar, por ejemplo, en quienes no fueron a votar en las PASO y ahora lo harían; alguna porción de quienes votaron blanco (conozco casos de randazzistas que así lo hicieron y ahora se inclinarían por Scioli-Zannini) y en quienes votaron por Sanz y Carrió en las primarias de Cambiemos. En este caso, está por verse si ese 6 % irá todo a Macri o alguna porción mudará a Stolbizer. Algo similar está por verse en los votantes de De la Sota. Por fuera de estos casos puntuales, no hay más cambios que esperar en las tendencias electorales, el resto es humo.

Eduardo Fidanza, hombre de Poliarquía, columnista de La Nacion e insospechado kirchnerista escibió hace menos de un mes en esta columna de lectura obligatoria:

"Considerando las tres principales candidaturas, hubo cambios paulatinos y poco espectaculares. En el inicio encabezó Massa, que venía de ganar la última elección, seguido por Scioli y Macri. Luego se asistió al lento declive del tigrense y al crecimiento de Macri, que se ubicó segundo, precediendo a Scioli. Desde ocho meses antes del 9 de agosto éstas eran las posiciones y ningún acontecimiento las modificó sustancialmente. El candidato oficialista creció poco a poco, afianzándose en torno al 40%, mientras los otros dos intercambiaron votos hasta arribar al resultado de las PASO. Luego no hubo cambios significativos. Ni el viaje de Scioli a Italia, ni Hotesur, ni Niembro, ni Tucumán conmovieron a los votantes. Los políticos, al borde de un ataque de nervios, interpelan a los encuestadores y éstos, con mínimas variaciones, les repiten las cifras inamovibles, desesperantes: 40, 30, 20. A ninguno le alcanza para estar tranquilo. Y la aguja no se mueve.

La inmutabilidad de los votantes no se traduce en una película, sino en una fotografía. La Argentina electoral permanece estática, fijada en un plano. Allí pueden leerse, e interpretarse de distintas maneras, las distribuciones de opiniones, actitudes y comportamientos de los votantes. Los clivajes, como los denominan los politólogos. Estas divisiones son endiabladas y difíciles de descifrar, las piezas no encajan fácilmente. Una mitad aprueba al Gobierno, la otra mitad lo desaprueba; el 62%, sin embargo, votó a la oposición y el 38% al oficialismo; otro 61%, no obstante, prefirió candidatos peronistas y sólo el 39% a los que no lo son. Por último, apenas el 25% quiere cambiar todo lo que hizo este gobierno, mientras el 55% desea transformaciones parciales y el 20% mantener las políticas vigentes."


Hay otro pasaje muy importante en la columna de Fidanza y es el que dice:


"El equilibrio de la opinión pública se observa en dos planos. Primero, en la reacción ante acontecimientos de gran trascendencia, como la muerte del fiscal Nisman, las presiones sobre el juez Fayt, los casos de corrupción, la crisis de los holdouts y los paros nacionales. Y segundo, en la evolución de la intención de voto a los candidatos presidenciales. Los que esperaron que durante los últimos meses la mayoría reaccionara con emoción o cambiara su preferencia electoral quedaron desconcertados. Los acontecimientos tuvieron respuestas focalizadas. Fueron las minorías intensas las que expresaron interés, adhesión o rechazo, pero nunca mutó masivamente el humor social ni cambió el modo de votar."

En efecto, son los microclimas los que suben y bajan de temperatura a diario. De hecho, este blog se asume dentro de este espectro minoritario, pero afuera, las cosas son mucho más estables.

miércoles, 7 de octubre de 2015

La grieta ya estaba


El 12 de enero de 2003, Ernestina Herrera de Noble publicó una carta abierta, a propósito de su detención por las aún no aclaradas irregularidades en el trámite de adopción de sus hijos, donde llama la atención la utilización de un lenguaje que luego se utilizaría contra el kirchnerismo:

"Hay un sector político que quiere ir limpiando el terreno para adueñarse de todo el poder: su primer paso es destruir a los medios independientes y, de esa manera, hacer desandar todo el camino de libertad que el periodismo y la gente hemos construido desde el retorno de la democracia."

"Lo que nunca confesarán es que quieren instaurar una dictadura con apariencia de democracia, sin juntas militares. Y que saben que eso no es posible si medios de difusión como Clarín siguen diciendo la verdad, siguen investigando y denunciando lo que deben y siguen defendiendo a la gente."

Está muy claro que la grieta viene de mucho antes. No obstante, estas perlitas son útiles para refrescar la memoria pero también para descubrir que el concepto de la "dictadura con apariencia de democracia" estaba ya vigente en el mundo Clarín y demuestra que el supuesto temor a una tiranía que le manifestó Héctor Magnetto al periodista Martín Sivak, no sería una sensación generada por el kirchnerismo sino una muy fina estrategia discursiva que tenían planificada desde mucho antes.

martes, 6 de octubre de 2015

A 15 años de la renuncia de Chacho Alvarez


En la pag 299 de "Clarín, la era Magnetto", se lee este párrafo que de alguna manera sintetiza la visión y la práctica política de Chacho Alvarez. Recuerdo que en 1994, para las elecciones de constituyentes, con un grupo de amigos queríamos fiscalizar para el FREPASO y nos costó horrores hallar un local en toda la zona norte de capital, finalmente encontramos uno en Villa Urquiza. Recuerdo también la renuncia de Chacho, gran conmoción en los medios y nada de impacto en la calle.

Con esa renuncia, de la que hoy se cumplen 15 años, aprendí que la construcción política, apalancada exclusivamente en los medios, no tiene destino.

La renuncia me empezó a doler de manera creciente con el paso de los días, hasta que comprendí el motivo: Chacho nos había traicionado. Muchísima gente lo acompañó para que diera la pelea. Para que metiera las manos en la mierda y construyera, no para escapar ante la primera gran confrontación dentro del palacio.

Pero hoy observo que esa experiencia fue útil, porque a muchos "progres" nos demostró que así no se disputa poder, que hay que ir por otro camino. El resto de la enseñanza nos lo proporcionaron Néstor y Cristina.

Entrada destacada

Carta Abierta a Carta Abierta