domingo, 30 de marzo de 2008

Carta abierta a Fernando Peña

Estimado Fernando: De una vez por todas vamos a tener que darle la razón a quienes dicen que cuando los artistas se meten en política pierden esa llama, esa luz, ese brillo que los diferencia del común de los mortales.
Porque esta carta abierta que le enviaste a la Presidenta de la Nación no se comparece con el talento y la repentización del Fernando Peña que cotidianamente nos asombra en El Parquímetro con Palito, Roberto Flores y toda la banda. Quiero creer que el reloj te jugó en contra y que la urgencia para enviar la columna al diario, mas cierto desabastecimiento momentáneo de ideas , se aliaron para hacerte componer una de las actuaciones mas pobres de tu carrera.

Por empezar, en el texto hay mentiras y omisiones, cosa rarísima en vos, que siempre vas al frente contra viento y marea y tenés un envidiable coraje para sostener con el cuero lo que decís con el pico. Por ejemplo, omitís contarle a la señora Cristina que empezaste la nota diciendo “Tenemos una nota de color negro” y ¿sabes? No es un dato menor puesto que seguramente de no haber escuchado esa frase D’Elía no se hubiera brotado y habrías hecho un reportaje excelente y desde un lugar distinto, no me cabe duda.
Y fijate lo selectiva que es tu memoria: Olvidás escribir cómo copeteaste la nota pero sí te acordás que él te espetó: “Qué hacés, sorete”. A partir de esta omisión descerrajas un texto propio de una persona asustadiza y atemorizada y lo que hacés es sencillamente falsear los hechos con una deshonestidad flagrante.

Me hacés acordar a mi hijo cuando me explica que siempre que lo mandan a la Dirección es por culpa de sus compañeros y olvida confesar que él también pateó, pegó, tiró cosas y protagonizó demás actos ilícitos propios de alumnos de cuarto grado.
Pero Juan tiene solo 9 años...

Y me llama poderosamente la atención que finjas algún temor justo vos, que si a algo no le temés, y lo has dicho hasta el cansancio, es a la muerte. Pero además, me asombra que te muestres así como aturdido por la fiereza del piquetero de Laferrere cuando diariamente descargás durante tres horas vastas dosis de violencia verbal muchísimo más grandes que la que genera este entredicho.
Yo te he escuchado maltratar y de maneras terribles a oyentes y entrevistados, entonces no podés venir ahora a posar de asustado. No se lo cree nadie.

Después escribís textualmente:

“Yo soy actor, no político ni periodista, y a veces, aunque no parezca, soy bastante ingenuo y estoy bastante desinformado”

¿Porqué seguís mintiendo? Un tipo que hace tres horas de radio todos los días está hiper informado y no sólo eso: Para darle vida a tus personajes tienes, además de mucha información, una capacidad de percepción de la realidad asombrosa, porque antes cualquier noticia que aparezca en el programa, Palito, la Mega, Roberto y los demás personajes reaccionan con llamativa precisión en cuando a sus perfiles sociales. Entonces, no podés mentir así, tan impunemente.

También escribís:


“Me aterra el subdesarrollo intelectual, el manejo sucio, la falta de democracia”

Coincido con lo del subdesarrollo intelectual pero respecto al manejo sucio me pregunto qué es este compendio de falsedades que escribiste si no una manipulación artera y sucia.
Lo de "La falta de democracia” no es para tomarlo seriamente...

Vos sabés que D’Elía no te va a matar ni mucho menos, no finjas un falso temor que solo puede ser creíble para incautos.

Lo que blanquearía la situación sería que asumas públicamente y lo dejes firmado, que sos un ferviente opositor a este gobierno y que actuás en consecuencia. De lo contrario fingís temores que en rigor no sentís y asumís una actitud falsamente timorata cuando sos precisamente todo lo contrario.

Desde la admiración que siento por tu coraje y tu talento es que tipeo estas líneas, sabiendo que una vez superada esta coyuntura, en tu fuero íntimo dirás que esta actuación ha sido, sin dudas, la peor de todas.
Gerardo Fernández

viernes, 28 de marzo de 2008

Luis D'Elía


La verdad que luego de escuchar la forma en que Fernando Peña presenta la nota con Luis D’Elía, diciendo “Tenemos una nota de color negro” y el consecuente estallido del entrevistado no me surge otro sentimiento que no sea de solidaridad para con Luis D’Elía.
Porque hemos llegado a un punto tal de mentira en todo lo referido a este dirigente que no me sale otra cosa que ponerme de su lado en muchas cosas.
Sé que esto es incorrecto políticamente y me importa un bledo. Al fin y al cabo no escribo para juntar votos. Escribo para divulgar mis ideas y que, cual botella lanzada al mar, quien quiera abrir el mensaje, que lo haga.
Es como que está permitido insultar de las formas más discriminatorias posibles a D’Elía y en general a los dirigentes y militantes sociales y sindicales. Ahora, que ninguno de ellos tenga el tupé de contestar pues le caerán las peores furias de todos los dioses.

El martes pasado cuando se armó ese cacerolazo ricachón en Plaza de Mayo, aglomeración que todos los que conocemos algo de política sabemos que no fue espontánea, y vi entrar a D’Elía con su gente, la verdad que me gustó ¿qué querés que te diga? Por ahí leí que “al peronismo no le copás la plaza tan fácil como a De La Rúa” y me pareció coherente. La Plaza es símbolo muy caro para el ADN político argentino y había que defenderla.
Luego vino ese tipo que durante más de una cuadra fue provocándolo y su salida de cadena posterior que en algún punto también es comprensible ¿O resulta que ahora somos todos una manga de carmelitas descalzas que jamás recibimos o repartimos un bife en una pulseada por ver quién acomodaba mejor su columna en el acto????
Luis D’Elía dice muchas verdades y eso jode. Y hoy, cuando le dijo lo que le dijo a Peña me conmovió porque un tipo que a su manera, con sus errores y aciertos, lucha por un país más justo tiene también derecho a cantarle las cuarenta a un divo que montado en una supuesta actitud transgresora lo trata con un nivel de asco y odio de clase que genera violencia, y mucha.

A diario escuchamos los peores calificativos para con aquellos que apoyen al gobierno nacional y nos callamos la boca, y nos hacemos los boludos. ¿Está bien que nos sigamos haciendo los boludos cuando, por ejemplo, se trata alegremente de “puta” a la Presidenta de la Nación?
No, no está bién y algo hay que hacer al respecto. En lo personal se me hace cada vez más cuesta arriba ir a la panadería y demás lugares por donde circula la clase media belgranense. Tengo que pararme antes de entrar, contar hasta 20 y recién ahí ingresar. La verdad, no se cuánto voy a aguantar sin mandarme una cagada...
Quizá deba obedecerle a Serrat

"La familia, los amigos
me molestan a diario
No me queda otro remedio
que mudarme de este barrio"

Leí por ahí, creo que en un comentario en La Barbarie, algo así como que el tipo es un pelotudo porque debe saber que los medios lo están esperando y haciéndole marcación hombre a hombre para defenestrarlo en la primera de cambio.
Me gustó y comparto esa mirada, porque ahí hay sentido táctico y porque se plantea la discusión en un terreno mucho mas productivo.
Pero eso será tema de otro post.



La diferencia entre enterarse y entender


El diario de Lanata publica hoy una nota colorida sobre los mellizos De Angelis que, según parece, tienen agallas y son muy pintorescos.

La periodista Érica Olijavetzky recolecta anédotas de pobladores sobre estos piqueteros rurales y construye una suerte de apología de quienes están encabezando cortes que generan que ya hoy en los comedores escolares de la ciudad de Buenos Aires el menú sea de emergencia por el desabastecimiento.

No pareciera haber sentido crítico en la Crítica lanatista. No hay ganas de marcar cómo mienten estos muchachos cuando dicen, por ejemplo, que hace 4 años que solicitan audiencia en Casa Rosada y no se las otorgan.

No se tiene el reflejo de advertirle a estos pesados de Gualeguaychú que los bebés que se están quedando sin leche en capital y el conurbano no tienen la culpa.

Nada de eso.

Todo lo que vaya en contra del gobierno contará con el beneplácito de Crítica. Y se mentirá con alevosía como la noche del martes, cuando tituló que "La ciudad estalló tras el discurso de Cristina"

"La diferencia entre enterarse y entender"...

Día a día se entiende cada vez mejor quién es Lanata.

jueves, 27 de marzo de 2008

Son las Retenciones o vienen por más?

Algo tiene que hacer el gobierno en materia de medios de comunicación pues lo que se ha visto en estos días preanuncia un futuro altamente nocivo para la convivencia democrática.
Dejadas de lado estupideces del tipo de “la objetividad periodística”, hay que centrarse en lograr niveles crecientes de pluralismo en el espectro de los medios. La subjetividad extrema a favor del piquete agropecuario y del espasmo opositor de las zonas mas acomodadas de la capital debe tener un límite.
De lo contrario entramos en una zona de espejismos que solo puede conducirnos a grandes colisiones. Los medios han manipulado, han tomado partido, han fomentado la bronca y han mentido descaradamente. Desde el mismísimo momento en que equipararon en un plano de igualdad la sedición agropecuaria con un gobierno legítimamente constituido, violaron principios básicos del manejo de la información. Ni hablar de cómo amplificaron casi militantemente la sedición cuando tiempo atrás se rasgaban las vestiduras contra los cortes piqueteros. ¿Dónde quedaron los discursos sobre que “los derechos de unos terminan donde comienzan los derechos de los otros? Ya nadie habla de eso. Con total naturalidad muestran “en vivo” cómo los piqueteros agropecuarios inspeccionan camiones y dictaminan que, si transportan alimentos, no pasan... ¿Puede ser que las mismas pantallas que demonizan y descuartizan a Luis D’elía y su gente no emitan un solo “pero” ante esta actitud demencial de los señores que están en la ruta?. Si esta misma noche se levantara el paro ¿Cuánto tardará en recomponerse la cadena de circulación de alimentos? ¿Y si el paro sigue una par de días más? ¿Alguien se ha puesto a pensar en cómo estaremos en materia de puja por un paquete de fideos a fines de la semana próxima? Lo que sí podemos afirmar es que vamos a asistir a espectáculos patéticos donde se verá a personas tironeando por un sachet de leche que a esa altura va a cotizarse al doble de su precio real. Y los medios que tanto cacarearon contra los piqueteros y se llenaron la boca con palabras como "convivencia civilizada" ahora avalan de manera perversamente cómplice una actitud antisocial sin precedentes en la historia del país. Porque jamás sector alguno osó romper el código básico de convivencia que significa garantizar el flujo de alimentos. Ni las huelgas más duras llegaron a poner a la sociedad al borde del desabastecimiento como lo están haciendo los señores del campo.
Hace un rato le preguntaba a mi cuñado que tiene un centro de diálisis ¿Vos desconectarías a los viejitos del PAMI porque se retraza quince días en darte el cheque? La gravedad de estas medidas nos ponen en el peor lugar imaginable.
Indigna, por otra parte, que muchas de las caceroleras de Recoleta no van a padecer el desabastecimiento porque ya fueron con tiempo al súper y llenaron los freezers y tienen reservas de morfi para un mes.
Es que al fin y al cabo pareciera que el poder se está sacando la careta y a dicho “BASTA” y en orden a esa decisión los medios y buena parte de la dirigencia política opositora e irresponsable se guardan críticas y objeciones evidentes para apañar una metodología que por su nivel de salvajismo comienza a dejar entrever que aquí las retenciones móviles son el comienzo de las coartadas, y que en rigor vienen por mucho más.
El país ha mejorado, eso lo sabemos y palpamos todos y para que siga edificándose esa Argentina un poquito mas justa hay alguien que tendrá que perder algo. Ya sabemos quien es y está operando en consecuencia.
Pero tendrá que tomar nota el oficialismo de su grueso error analítico cuando renovó licencias alegremente en el 2005. Ahora se ve el daño que la manipulación genera. Ahora se ve que la noticia de la muerte de un paciente por culpa del piquete agropecuario es encriptada y no trasciende; ahora se sufre al ver cómo Telefé, al instante de concluir el discurso de Cristina le da micrófono a un dirigente rural para que, en un plano de investidura similar, le responda a la Presidenta de la Nación.
Ahora quizá sea tarde.

miércoles, 26 de marzo de 2008

Decirlo no suma...


Pero hay que decirlo: En términos generales los productores agropecuarios no se caracterizan por el sostenimiento de posiciones político-ideológicas progresistas. Mas bien todo lo contrario. Día a día el discurso de los piqueteros agropecuarios va pelándose y, cual fruta madura, comienza a quedar al descubierto la pulpa de una concepción del mundo muy, pero muy reaccionaria.
Al fin y al cabo son patrones. Son empresarios que en muchos casos han heredado las propiedades y ello condiciona su visión del mundo.

PIQUETE ABUNDANTE - 2da Parte

LOS MEDIOS Y SUS LICENCIATARIOS

El gobierno, con bastante desatino o reconociéndose débil prolongó por mas de una década las licencias de explotación de frecuencias de radio y Televisión a los licenciatarios actuales.
Ayer a la noche en las oficinas gubernamentales deben haber padecido como pocas veces la impotencia de ver por todos los canales de aire y de noticias cómo se parcializó la mirada y con qué favoritismo pro-cacerola se movieron TN, América Noticas, Telefé y Cía.
Mientras el sólido discurso presidencial fue mutilado y sólo se propalaron fragmentos que puestos así, descontextuados, resultan fácilmente irritantes, se le dió todo el aire del mundo a cualquier chacarero que estuviera en la ruta y a los manifestantes de la clase media de Belgrano, Recoleta, Palermo y Caballito que salieron a corroborar en la calle su oposición al gobierno nacional, tal como la habían hecho en las urnas en octubre pasado.
Hubo, además, exageraciones como la del diario de Lanata que en su edición online llegó a titular que “Tras el discurso presidencial la ciudad estalló” ¿Se puede seriamente hablar de estallido? Si ni aún los cacerolazos del 2001 revisten el carácter de estallido popular, mal que le pese a muchos, lo de anoche no pasa de una manifestación importante (cómo negarlo) pero muy circunscripta a un sector social. En el conurbano sólo hubo algunas personas movilizadas en Olivos, frente a la Quinta Presidencial y su composición era de gente de esa que uno jamás podría sospechar que la esté pasando mal. En el resto del G. B. A. No pasó absolutamente nada, y más de un laburante debe haberse rascado la cabeza mientras se quitaba las zapatillas sentado en la punta de la cama y mirando en el televisor los cabellos, los colores de ojos, las poses y el glamour de los caceroleros.
La entrega de frecuencias de radio y TV es esencialmente política y aquí el kirchnerismo ha cometido un error que le está costando carísimo. Porque tarde o temprano Clarín se corta solo y en un par de horas puede generar serios problemas manipulando información; El caso de América, controlada por Francisco De Narváez es mucho más obvio, lo mismo que Telefé. Ni aún C5N y los medios de Hadad puede decirse que hayan jugado ni siquiera al empate. Sin poner en duda los corrillos respecto a ciertos acuerdos entre el oficialismo y Hadad, lo real es que desde Radio 10, Canal 9 y C5N la línea editorial es claramente favorable a la movilización agropecuaria.
El fantasma de una suerte de “venezuelización” en materia de medios se agiganta minuto a minuto y algo habrá de tener que hacer el gobierno si no está dispuesto a que desde radios y pantallas se lo esmerile segundo a segundo.

ERNESTO TENEMBAUM, ESTRANGULADO EN EL CENTRO

Por la mañana y contradiciendo mi decisión de mantener apagada la radio, amanecí con Mitre y el patetismo de Tenembaum colmó mi capacidad de asombro. Si entrevista a un oficialista se embandera con el discurso agropecuario y si quien está del otro lado de la línea es alguien del campo, muta en repetidor de consignas gubernamentales.
Tenembaum plantea que hay que buscar un punto medio y razonable para salir adelante pero no pareciera que su propuesta y su práctica sean las más correctas, porque acá no estamos ante dos contendientes del mismo nivel. Acá no podemos hablar “de un lado y de otro”.
No no no... Acá hay una actitud sediciosa de un sector empresario contra un gobierno legítimamente constituido y elegido hace 5 meses con un margen amplísimo.
Estamos en presencia de una actitud antisocial de parte del empresariado agrícola-ganadero ¿Cómo interpretar el desabastecimiento de alimentos básicos que ha comenzado a padecer la sociedad?
Aquí es donde el discurso de Tenembaum hace agua. Porqué, finalmente, a la larga o a la corta hay que tomar decisiones y elegir para qué lado se está. Mefisto no lo creyó así y en la película, antes de morir exclama “Yo sólo soy un actor”. “Yo solo soy un periodista” diría el conductor de “Primera mañana” a lo que le contestaríamos: “Si, vos sólo sos un periodista contratado por el principal multimedios del país, que tiene intereses gigantescos en todo este asunto y te impone, como empleado que sos en definitiva, que asumas SU postura.

EL GOBIERNO MENOSPRECIO LA POTENCIA DEL PARO AGROPECUARIO

No miró detenidamente el escenario y no contaba con que la Federación Agraria se moviera de manera tan reaccionaria.
El escenario montado por los grandes terratenientes les ha resultado impensadamente favorable. Porque los que están en la ruta son los chacareros chicos y medianos y eso convoca adhesiones a raudales. La dirigencia de la Federación Agraria se ha transformado en la primera línea de combate de la protesta. De participar en movilizaciones junto a la CTA, el movimiento cooperativo y los movimientos sociales, esta entidad ha retrocedido a niveles impensables de derechización.
En el actual contexto, cualquier resolución favorable para el parate patronal no se traducirá en beneficios para los minifundistas. Esto es lo que no contempla la FFAA. Están subidos arriba del caballo sin pensar que a los primeros que van a traicionar los de la SRA y CARBAP es a ellos. Porque toda vez que se habla de reformar la estructura del campo, los grandes propietarios usan su capacidad de lobby para que todo quede igual y eso es precisamente lo que daña al pequeño productor.
Cualquier política que ayude al pequeño productor, afecta inexorablemente al grande. Esta contradicción es fundacional en el histórico problema de la tierra en nuestro país.
La dirigencia de la FFAA va a pagar carísimo este atajo reaccionario que ha tomado.

martes, 25 de marzo de 2008

Piquete abundante


Miralas bien, si hasta se siente el perfume importado.
Esta es la clase social que cacerolea.
PRINCIPALES FOCOS INSURGENTES:
Recoleta, Belgrano, Palermo y Caballito.

domingo, 23 de marzo de 2008

Con la muerte no se jode, Lanata


Sólo la mala leche puede engendrar este tipo de Titulares.
Pareciera que Lanata está urgido por diferenciarse o aturdido por la escuálida tirada de su nuevo producto.
No obstante, resulta flojo, de muy bajo nivel y asquerosamente oportunista el intento de acumular con las muertes en las rutas. Muertes que nos interpelan y nos marcan lo cerca que estamos del horno.
Y con esto, creo, no se jode ni se titula alegremente.

La prensa argentina no se enteró que murió Cachao...


Ayer falleció en Miami uno de los músicos mas importantes que dio Cuba. A los 89 años murió Israel López Cachao, contrabajista, creador junto a su hermano Orestes “Macho” de las bases del Mambo, ese ritmo que luego sería el trampolín a la fama de otro cubano: Pérez Prado. “El chaparrito con cara de foca”, como lo apodaba Beny Moré a Pérez Prado fue conocido como “El Rey del Mambo” y tal título lleva a mucha gente a suponer aún hoy que fue el creador del Mambo, pero los López habían trabajado antes en la gestación de este ritmo que nace al igual que el Cha Cha Cha del Danzón. Es más, a los primeros danzones que compusieron los hermanos López se los denominaba “Danzón de ritmo nuevo”.
Cachao se fue de Cuba cuando triunfó la revolución y vivió tocando hasta los últimos días. En su larga carrera “tocó con todos”. Protagonizó “descargas” trascendentales (la “descarga” es una suerte de “jam session” a la cubana) con los mejores músicos de la isla; integró la inolvidable orquesta del borícua Tito Rodríguez a comienzos de la década del sesenta, junto al pianista René Hernández, también cubano, y al eximio trompetista panameño Víctor Paz, entre otras figuras legendarias de la música tropical.
En los últimos años participó en discos de Gloria Estefan y en la película Calle 54, ese tributo del director español Fernando Trueba al jazz latino. Grabó, por suerte, decenas de discos.
La historia de Israel López es casi toda la historia de la música cubana del siglo veinte.
Si usted quiere conocer a fondo la música cubana, el sonido cubano, pruebe con Cachao. Es como si quiere conocer aquí en Argentina de música santiagueña: Escúchelo a Adolfo Abalos y tendrá todo claro.

Pero bueno, el sentido de este post viene por otro lado cual es el de manifestar la bronca y, a la postre, la tristeza por la nula repercusión que tuvo hoy domingo en la prensa argentina la muerte de esta insigne figura de la música latinoamericana y mundial, porque la noticia comenzó a rebotar en Internet ayer por la tarde, a eso de las 18.00, y es sabido que a esa hora aún las redacciones están abiertas.
Ha muerto una personalidad esencial de la música tropical. Nos ha dejado un instrumentista y compositor notable, de esos que la historia colocará al lado de Jobim; Piazzolla o Ellington.
Pero en Argentina no es noticia. Y lo grave es que no lo es por el desconocimiento casi absoluto que en materia de música hay en las redacciones (si hasta César Pradines, tránsfuga periodístico de La Nación llama “Saxofonista” al pianista Eddie Palmieri...)
Parece mentira que en tiempos donde el acceso a la información vía internet es mucho más fácil y rápido, en los grandes medios ello no se refleje.
Esta es la foto contundente, precisa y lamentable que retrata a los medios de difusión en la Argentina de nuestros días.
Murió Cachao, señores y el mundo de la música está con luto grandote como su contrabajo. Pero, como siempre pasa con los grandes músicos, toda vez que suena su música está más vivo que nunca.
* * * * * * * * * * *
ACLARACION: Estas líneas las comenzé a escribir alrededor del mediodía, luego de chequear las ediciones impresas de los diarios La Nación; Clarín; Página/12 y Crítica de la Argentina. Me hice una siestita y las terminé. Luego de publicarlas revisé las ediciones online de algunos diarios y encontré referencias a la muerte de Cachao en Clarín y Página/12. En ambos casos se nota el remanido recurso del "copy-paste" de biografías pescadas en Internet por parte de guardias periodísticas con limitados conocimientos en la materia. Así nos encontramos con que en Clarín se lo nacionaliza "puertorriqueño" a Tito Puente y no es así: Puente fue ciudadano norteamericano, hijo de padre borícua.
En Página/12 leemos textualmente:
"Tenía unos 20 años cuando escribió una canción con su hermano, que la llamó 'Mambo', un estilo de música cubana con influencias afro, y un ritmo algo más lento que el popular danzón de la mayor isla del Caribe, pero que hacía mover a todo el que lo escuchaba."
No no no... Es precisamente al revés, el mambo es más movido, más picado, más sincopado que el Danzón.
La "Tribuna de Doctrina" todavía no acusó recibo. Tiene a todo su plantel cubriendo los piquetes rubios...

sábado, 22 de marzo de 2008

En el campo ¿Votan contra sus intereses?


En un interesante post, el Criador de Gorilas plantea la aparente contradicción electoral de distritos y provincias donde Cristina y Lavagna, candidatos, “pro-retenciones” obtuvieron en las elecciones de octubre pasado guarismos cercanos al 60 %. Se pregunta el Criador: ¿Están votando contra sus intereses?
Es que el a lo sumo un 20 / 30 % del padrón es “gente de campo” el resto es voto urbano: Empleados de comercio, docentes, bancarios, etc.
Es interesante observar cómo las plantas urbanas cachetean con el voto a los señores del campo. Y más interesante aún es ver cuantas contradicciones hay en estos lugares. Está el “chacareraje”, familias minifundistas con explotaciones que van de 50 a 250 hectáreas y cuya vinculación con la población “común” es de igual a igual.
Y después están los señores que generalmente poseen un piso de 700 y tienen otro tanto alquiladas. Y de ahí para arriba.
Lo que se ve para afuera es que estos grandes propietarios tienen muy clara su cuestión de clase. Presiden las SRA locales, son muy amigos del cura, tienen una fuerte influencia en los partidos políticos del lugar y en asociaciones intermedias. Se los ve como los dueños del lugar.
Pero si uno mira desde adentro ve otra cosa.
En los pueblos hay, como en todos lados, un sector servil y “chupamedias” que siempre hará coro a los señores del campo. Tratarán de que sus hijos sean amigos de sus herederos; se sientan lo mas cerca posible en la misa y en el cine y llegan al éxtasis cuando logran compartir un vermuth el sábado a la tarde en la confitería mas paqueta del centro. Los hay de estos.
Pero después está la mayoría silenciosa, de donde sale el 60 % de los votos obtenidos por los candidatos “pro-retenciones”. Y en este grupo hay, antes que nada, bastante asco por los señores del campo. Porque en los pueblos se conocen todos y ahí no se engaña nadie. En los pueblos todo el mundo sabe quien es el chacarero que se mata laburando y quien el cajetilla que va y viene del campo con su ropa de trabajo intacta y ni una mísera mancha de barro o bosta...
En lo pueblos se sabe qué peón trabaja en cada campo y cuánto y cómo cobra, y en las cocinas se murmuran por lo bajo infidelidades y cruzamientos de datos que a veces ligan a chicas muy “de las afueras” con jóvenes de doble apellido que han sido monaguillos y abanderados...
En las fiestas patronales y en cada acontecimiento importante irrumpen los señores del campo con su pose y su carpincho. Y en un juego de imágenes bastante hipócrita la plebe finge acatar el liderazgo agropecuario. Luego saldrá la nota en la radio, en el canal de TV local y en el semanario del pueblo donde aparecerán, en primer plano, los ricachones del campo. Pero acá no hay hegemonía; acá no hay una población consustanciada con los intereses “del campo”. Acá hay personas que coexisten con “el campo” y saben mejor que nadie qué beneficios reales les da “el productor agropecuario”.
El que vende ropa sabe que a él solo le compran minucias y que los grandes gastos los hacen afuera; el que vende electrodomésticos tiene muy claro que el plasma no se lo compraron a él y el del supermercado está harto de recibir cada dos meses un cheque que sólo achica un poco la deuda que, curiosamente, jamás se salda. Y ve el contraste con la familia trabajadora de la vuelta que religiosamente cancela la deuda el 7 de cada mes.
Seguramente toda esta información se acopia y se manifiesta tímidamente pero con una potencia colectiva feroz en el cuarto oscuro.

miércoles, 19 de marzo de 2008

Yo sé que en el pago me tienen idea...


Es cierto que hay que revisar la estructura del campo pues arrastra muchísimas inequidades y la amenaza de la concentración en muy pocas manos ya casi es una realidad.
Recuerdo que en tiempos de militancia, en el tema de la tierra decíamos que es tan improductivo el latifundio como el minifundio y que uno de los mecanismos tributarios para “emprolijar” paulatinamente el asunto era la implantación del Impuesto a la Renta Normal Potencial de la Tierra, de aplicación progresiva. Este impuesto no atenta contra “la propiedad” sino que funciona sobre lo que produce un campo. Y cuanto más grande es la extensión, se aplica la progresividad. Esto es: El chacarero que sembró 200 hectáreas tributa, por caso, el 2 % de lo producido y el que sembró 1000, aporta el 10 %. Este impuesto lo aplicó efímeramente Horacio Giberti, cuando fue Ministro de Agricultura y Ganadería de Héctor J. Cámpora y, naturalmente, casi le cuesta la vida al pobre Giberti que aún anda luchando por reformas estructurales para el campo argentino.

La actual situación da para pensar un rato sobre el problema del campo. Lo real es que al paso que vamos, dentro de poco la propiedad de la tierra quedará en un puñado de empresas. También es real que “el chiquitaje”, el pequeño productor, no está perdiendo plata pero tampoco tirando manteca al techo. Este sector siempre ha llevado las de perder y a lo sumo, zafan.Y por supuesto, es mas cierto aún que las modificaciones en cuanto a la propiedad de la tierra y su concentración en pocas manos no es un tema que preocupe al gobierno.
Debería preocuparle.

Tenemos entonces que el gobierno nacional no tiene una política concreta para entrarle al proceso de concentración de tierras ni tampoco un esquema que le de cierto oxígeno a los miles de pequeños productores y que los aliente a quedarse en el campo y trabajarlo en lugar de alquilarlo y oxidarse en los pueblos sin ocupación ni proyecto de vida. Nada hay mas penoso que ver a gente que vivió toda su vida en el campo, trasplantados a los pueblos y viviendo del alquiler de su campito sin nada que hacer.

Y tenemos también el negocio monumental de las grandes multinacionales del cereal, que manejan desde siempre el negocio (Cuando uno va de noche por la ruta 33, en el sudoeste de la provincia de Buenos Aires, muy cerca de Trenque Lauquen y se aproxima al cruce con los accesos a los pueblos de Treinta de Agosto y Tres Lomas, para el lado de Tres Lomas comienza a verse una concentración de luces muy llamativa. Desde lejos parece como que una nave extraterrestre se ha posado. Pero no, se trata de un complejo de silos de Cargill que da miedo. Si uno se para frente a este monumento al acopio de granos entiende rápidamente la problemática y cómo se la llevan estas multinacionales)

Y tenemos, finalmente, una gran capacidad de lobby, de presión y de disputa ideológica por parte de entidades como la Sociedad Rural, Confederaciones Rurales, etc. Estas patronales siguen sosteniendo posiciones de ultraderecha y no están dispuestas a retroceder. Y son las que vienen hegemonizando las protestas y arrastrando cual río caudaloso a la pobre Federación Agraria que para no perder predicamento entre el chacareraje se suma como furgón de cola a una disputa donde casi son convidados de piedra.
La pulseada acá está entre una casta golpista, reaccionaria, mal llamada liberal que no soporta que ningún gobierno (no solo éste) se meta con sus privilegios. Cuando se trata de pagar impuestos eluden, evaden y/o pagan montos ridículos, tal como lo publicó esta semana Crítica Digital, pero se desaforan cuando el Estado les saca una parte de las tremendas ganancias que están obteniendo. Cuando dicen “De cada cuatro camiones el gobierno se lleva dos” ocultan que esos dos camiones que les quedan hoy valen más del doble que algunos años atrás.
Sólo quieren Estado para perseguir ladrones de zapatillas (porque los otros, también son “productores”) Sobre-explotan a los peones y cuando cazan una moneda la van a gastar “a Buenos Aires” y en los comercios del pueblo, si te he visto no me acuerdo. Eso sí, mantienen deudas inmensas en el supermercado que nunca saldan...
Me da risa y mucha pena el honesto de Eduardo Buzzi (miralo en la foto lo incomodo que está) cuando habla del atentado al interior. Nooo, Buzzi. Vos sabés mejor que yo dónde compran las botas de carpincho, y los disfraces de gauchos estos señores; Vos sabés mejor que yo dónde confeccionan los vestidos para sus hijas quinceañeras... vamos ¿Qué compran en el pueblo estos piqueteros 4 X 4?
Hay un problema con el campo y sería bueno que el gobierno hiciera algo para darle sentido y proyecto a los pequeños productores. Porque solo así separaremos la paja del trigo y quedará al descubierto, cual vampiro en la alborada, la voracidad de los señores de la tierra. Esos que se hacen llamar “productores” y está en duda cuántas veces se subieron a un tractor.

viernes, 14 de marzo de 2008

PIQUETE RICACHON



Son insaciables, golpitas, reaccionarios.
No quieren que el Estado se meta en sus negocios, pero se va a seguir metiendo, mal que les pese. O, dicho de otra manera: Nos vamos s seguir metiendo todos los argentinos a través de nuestro Estado.
Estos ricachones que nunca se sabe si en realidad alguna vez laburaron son hiper-estatistas para solicitar represión a las luchas obreras y piqueteras, pero más anarquistas que Severino di Giovanni a la hora de repartir la torta.
No muchachos, sigan pavoneándose en sus tractores y camionetas último modelo. Sigan cortando rutas y amenazando. Sigan demostrando su voracidad antisocial, que no van a modificar nada.
Se olvidaron que la tierra es un bien social y que antes que sus títulos de propiedad está el país. Y se olvidan que casi nunca ganaron tanto como ahora. Eso es lo que enferma, lo que violenta, lo que fractura.

martes, 11 de marzo de 2008

No, Cristina...


No, Cristina, la culpa no es sólo del chofer. El muchacho había arrancado el jueves y hasta el momento del accidente no había visto una cama.
No, Cristina, la culpa es de un Estado que sigue sin tomar partido en la vida cotidiana y concreta de su pueblo.
Y vos, Cristina, tenés algo que ver en todo esto porque sos la Jefa del Estado.
(Antes que nada: Te tuteo porque no me llevás tantos años, porque te voté y te tengo afecto, que quede claro)
Por eso, precisamente, escribo esto. Porque subirse a un micro de larga distancia es cada vez más un viaje a lo desconocido, porque transitar en la ciudad y en la ruta es una ruleta rusa.
Porque nadie media, nadie regula, nadie controla a los ómnibus que con 50 personas arriba van excedidos de velocidad; Nadie le baja el copete a los potentados que viajan a 160 y si no te corrés te pasan por arriba; Nadie les dice nada a las señoras bip que estacionan en doble y triple fila frente a los caros colegios privados y bajan a sus herederos, sus mochilas y sus viandas con una parsimonia tal que exaspera
(Mi hija me dijo el otro día: “Y... si les hacen la boleta van y la pagan, papi” Y me noqueó con el sentido común de los chicos, porque es verdad, una multa por doble estacionamiento no la sienten, o la eluden)

Y vos, Cristina, no podés ponerte a hablar como estando afuera del problema (Eso déjaselo a Macri) Vos no estás para comentar sucesos y escandalizarte, no no no.
Vos estás ahí para transformar la realidad. Estás ahí para meter mano. Estás ahí para hacer algo en un país donde todo está a punto de colapsar.
¿En qué quedó, por ejemplo, el problema de los radares y la inseguridad en los aviones y aeropuertos? ¿Se arregló todo o se tapó todo? No vaya a ser que Piñeyro tenga que filmar la segunda parte de Wisky Romeo Zulú...

Si las empresas sobreexplotan a los choferes y/o si éstos aceptan esas condiciones tentados por adicionales suculentos, los pasajeros están en el horno. Ahí debe entrar el Estado con toda su fuerza, conducido por un Poder Ejecutivo dispuesto a mejorar la calidad para empresas, choferes y usuarios. Ahí tenés que actuar vos, Cristina, gestionar, eso, gestionar.
Vos sabés mucho mejor que yo que un capitalismo en serio requiere de un Estado fuerte, que controle, que regule y que sea feroz antes que nada con las empresas ¿Entonces? Hay meter mano de una buena vez en este y en tantos otros asuntos complejos.
De lo contrario corrés el riesgo de quedar como una oportunista patética o como un Menem con polleras, que comenta la realidad poniéndose afuera de ella.
No, Cristina. Te sobran atributos y elementos para entrarle a este asunto. Hacete cargo, por el bien de todos.

domingo, 9 de marzo de 2008

Siempre se vuelve a Página/12


Los pocos domingos que no compré Página/12 me arrepentí. Las veces que opté por Clarín me embargó un sentimiento de vaciedad enorme. Tanta cantidad de papel y tan pocas notas interesantes!!!
Cuando compré Perfil me dí vergüenza.
Y hoy me arriesgué con Crítica de la Argentina y La verdad que me salió carísimo pues a los $ 4,50 que pagué tuve que sumar el cartucho de la impresora que me devoré bajando notas de Página/12.
Por comprar Crítica tuve que imprimir una nota excepcional de Verbitsky sobre el interés del Comando Sur en Colombia y alrededores. Luego imprimí una muy buena cobertura de Martín Piqué sobre los entretelones del acuerdo en la cumbre de Santo Domingo y un editorial al respecto de Mario Wainfeld con su nivel habitual. Más tarde me bajé la contratapa donde Juan Gelman anticipa lo mal que le va a ir en Hollywood a la buena de Marion Cotillard luego de que una revista levantara sus dudas sobre la versión oficial de la Casa Blanca respecto al atentado del 11/9.
Por ser una persona rodeada de psicólogos y esposo de una lectora del libro de Rolón, naturalmente que no pude resistir la tentación de bajarme también eso.
Y por supuesto que también imprimí la nota de tapa y comentario de Zaiat sobre la influencia creciente de Telefónica en Telecom. Y cómo se vincula esto con la sorda batalla que se está dando entre las telefónicas y Clarín por el paquete del llamado “Triple Play” (Telefonía mas Internet y TV).
Como la tinta se acababa leí online a Diego Fischerman sobre Betty Davis, aquella pareja de Miles Davis que inspiró su mítico álbum “Bitches Brew” y en “Cash” la problemática sobre la desocupación de los jóvenes que andan entre los 18 y los 24 años y, por supuesto, “Buena Moneda” esa imperdible joya que semanalmente nos regala Alfredo Zaiat

¿Y qué encontré en Crítica? La nota de Lanata sobre que se paga el fuel oil mas caro; que el ex montonero Montoto maneja las cámaras vigiladoras para el gobierno porteño; una buena contratapa de Bonasso sobre la masacre de Trelew; una nota de Caparrós sobre los millones de jóvenes chinos que marchan del campo a la ciudad; una típica nota sobre las mentiras de los alimentos ligt, reportaje a Charly García y no mucho mas.
Nada del otro mundo, nada que impacte o sorprenda, nada que te haga sentir que los cuantro mangos con cincuenta estuvieron bien gastados.
Llegado a este punto volví a ratificar la esencialidad de Página y que hasta ahora ningún otro medio logra reemplazarlo.
Pese a todo lo que se dice y a lo que se lo petardea, Página/12 sigue teniendo ese plus que lo caracterizó desde el comienzo.
Finalmente pensé en el slogan de Crítica, ese que dice “La diferencia entre enterarte y entender” y la verdad es que, chequeando ambos diarios, se entienden muchas mas cosas con Página...
Y también me ofusqué con ese slogan pues es un típico producto del ego lanatista que te manda como meta mensaje “Ahora nosotros te vamos a ayudar a entender la realidad a vos que sos un gil...”
Conclusión: Lanata ha dejado de sorprender. Cual wing entrado en años, sus amagues son predecibles y siempre, indefectiblemente, engancha para el centro o la derecha.

miércoles, 5 de marzo de 2008

No será mucho?


El. Jefe De Gabinete de la provincia de Buenos Aires dijo ayer que el 911 recibe 40.000 llamados por día, esto equivale a 1666 llamados por hora y 27 por minuto ¿No es mucho?

Afeitando a Romina


Al comienzo pensaba que sus posturas eran producto de un pensamiento profundo pues, al fin y al cabo, uno le sigue reconociendo a Lanata cierto “olfato” para reclutar al personal que lo secunda.
Pero luego de un año de escucharla en Radio Del Plata está muy claro que Romina Manguel no solo es poco profunda sino que su gorilismo predecible y patético la torna insoportable.
Escuchándola ayer (martes 4 de marzo de 2008) en Del Plata me dió asco su caracterización de Hugo Moyano y su perorata sobre las presiones del periodismo para trabajar libremente en este país.
Te pregunto, Manguel: ¿Alguien te ha prohibido expresarte en la Radio? ¿Alguien le ha prohibido hablar a tu amigo Lanata, que hasta pauta publicitaria oficial tiene en su nuevo diario con olor a soja? ¿Alguien le prohíbe hablar a Ruíz Guiñazú; Nelson Castro y demás caretones del mal llamado “periodismo independiente”?
Una afeitadora ahí!!!!!

martes, 4 de marzo de 2008

Es lo que busca el Pentagono




Daría la impresión que a los tres protagonistas principales de esta escalada les convendrían unos tiritos.
En primer lugar a Uribe, puesto que su política consiste en colisionar contra casi todos los gobiernos del continente, naturalmente mucho más con Chávez.
En segundo lugar le conviene a Chávez pues está jugando como a todo o nada y está en punto de no retorno.
Y finalmente, le conviene a los halcones republicanos que deben estar preparando litros de champagne para descorchar no bien suene el primer cuetazo.
Cada día está mas claro que el gobierno colombiano está operando desenfadadamente en contra de la solución política del conflicto con la guerrilla, del mismo modo en que a diario se ratifica cómo la liberación de rehenes oxigena a Chávez. En este contexto, la escalada fronteriza sólo puede favorecer a Uribe y a “los gringos”.
El presidente venezolano debería bajar un par de cambios puesto que sin tiros Uribe se asfixia.
Las revelaciones francesas, por caso, sobre los tres enviados del Presidente para negociar la liberación de Ingrid Betancourt que estaban en contacto con Raúl Reyes y fueron alertados por los militares colombianos para que no se acercaran al campamento de las FARC que horas después fué bombardeado, es muy contundente y delata el accionar groseramente boicoteador por parte del gobierno colombiano de una salida negociada. Asimismo, no deja de sorprender que luego de un bombardeo tan intenso ninguna de las tres computadoras que, supuestamente tenía Ryes, haya sido destruída. Esto nos hace acordar a la policía cuando "planta" sustancias prohibidas o armas para justificar detenciones.
En este contexto, si los amagues fronterizos empezaran a dar olor a pólvora, el continente en su conjunto quedaría en el horno.
Es lo que busca el Pentágono.

Entrada destacada

Carta Abierta a Carta Abierta