domingo, 30 de septiembre de 2012

Cristina en Harvard - Sarlo en 678



Estuve leyendo detenidamente la gran cantidad de comentarios del post "Lecciones de Harvard" y me llama la atención que los comentaristas opositores están convencidos de que la presidenta hizo poco menos que un papelón cuando le hicieron preguntas. La verdad es que repasando el video queda evidenciado que respondió con solvencia todo lo que se le preguntó, pero a los opositores eso no les interesa ya que consideran un logro el solo hecho de que alguien, finalmente, haya podido preguntarle, por ejemplo, sobre su patrimonio. La hinchada opositora celebra la pregunta como un smash demoledor sin observar que el remate fue devuelto y muy bien.

La pregunta, como bajada de línea, como editorial encubierta, es lo que se trabajada como victoria. El solo hecho de que alguien le diga en la cara a la presidenta "agradezco la posibilidad de ser uno de los pocos argentinos que puede hacerle una pregunta" ya es relatado como un mandoble demoledor y la hinchada sale de festejo por las redes. Nadie se pregunta, por ejemplo cuántos brasileros le pueden hacer preguntas a Dilma o cuántos Alemanes a Merkel.

Hay un parentesco entre los sucesos y Harvard y la visita de Sarlo a 678. En casos hubo imágenes que proyectan por sí solas más que mil palabras. Así como cuando en mayo del año pasado, desde que la cámara enfocó a la escritora frente al panel más Forster y Mariotto la escena favorecía absolutamente a la escritora, que aparecía "sola" animándose a enfrentar al monstruo comunicacional del kirchnerismo, el jueves, desde el mismísimo momento que Cristina se expuso a preguntas que empezaron con "el cepo al dólar", se multiplicó la sensación de que la presidenta tendría un escenario hostil. Sacarle jugo a esto era una simple cuestión de técnica.

¿Qué fue, en definitiva, lo que fortificó la sensación de muchos opositores de que Cristina la pasó mal en Harvard? El hecho de que por primera vez la presidenta apareció frente a un escenario que no controlaba y esto no es poco si lo contraponemos con la imagen que ofrecen sus actos en Casa Rosada, donde aparece rodeada de funcionarios y militantes que, como es obvio, se limitan a aplaudir sus discursos en una puesta en escena que, la verdad, no está claro si hoy sigue siendo efectiva.
.

El Vermucito en Harvard

El programa de hoy estuvo tomado por al análisis de la visita presidencial a Estados Unidos y las novedades que se vienen generando en el debate político cotidiano (Cacerolazos, etc) Estuvimos: Carlos Montero, Néstor Sbariggi; Contradicto y como invitado Carlos Caramello. La columna de Camila García estuvo dedicada a las tomas en los colegios secundarios porteños y Arnaldo Bocco sumó su mirada sobre los sucesos de los últimos tiempos.

Primera hora


Segunda hora


Tercera hora


.

Se equivoca Clarín con esta tapa


Porque delata de manera grosera sus intenciones editoriales, pone su voluntad, sus ganas por delante del periodismo. Algo similar a cuando en ocasión del triunfo de Macri se mandó esta tapa

.


sábado, 29 de septiembre de 2012

Lecciones de Harvard



A poco más de 24 horas de los sucesos de Harvard y estando ya claramente demostrado que cuadros del PRO operaron con éxito nada menos que a la comitiva presidencial, no está demás pensar en el serio déficit que tuvo el gobierno en materia de inteligencia. El mismísimo corresponsal de Télam contó ayer en el programa de Héctor Larrea que había una serie de movimientos desde días anteriores a la visita de la presidencia y la propia agencia de noticias gubernamental hoy publica esta noticia, entonces ¿porqué no se operó en consecuencia? ¿Era necesario exponer de esa manera a Cristina? Entendámonos: la presidenta  tiene recursos de sobra para enfrentar decenas de escenarios como el de Harvard -y el de Georgetown-. No pasa por ahí la observación, pasa por los costos que esto pudiera ocasionar porque no está escrito en ningún lado que haya salido indemne en términos políticos. Es que el tema es otro, más de fondo, el tema es que se viene evidenciando un accionar novedoso por parte de cierta oposición, que consiste en la suma constante de montajes callejeros ruidosos y pareciera que desde el gobierno y el kirchnerismo en general no se encuentra aún el accionar respectivo para repeler ataques que día a día se irán incrementando.

Es complejo entender muchas de estas novedades porque en cierta medida el kirchnerismo está mucho más preparado para el ataque -y ni hablar del contraataque- que para la defensa. Cuando llegás al 54 % de los votos y además el segundo saca el 17, tocás el cielo con las manos, ya está, ya no queda más nada que soñar en términos electorales, lo que se impone a partir de ahí es blindar, cerrar, cuidar, defender, algo que no parece haberse comprendido en toda su magnitud. Estamos, además, en un tiempo donde impera una noción de lo efímero, donde todo dura un rato, todo se cambia. Las heladeras ya no vienen pensadas para toda la vida, por eso cuando se rompen por ahí es más rentable adquirir una nueva que reparar la que tenemos. Con lo electoral podría estar pasando algo de esto: el pueblo se expresó masivamente en octubre pero ya en la semana siguiente estaba instalada fuertemente como idea que "la gente votó a Cristina y salió corriendo a comprar dólares". Ahí se empezó a vislumbrar un escenario novedoso: si en 2008, a tres meses de asumida Cristina estalló el conflicto del campo, en octubre de 2011, el dispositivo mediático redobló aún más la presión contra el gobierno como respuesta al resultado electoral, demostrando que se empezaba a desplegar una táctica nueva, una suerte de guerra de guerrillas en el sentido de organizar ataques sorpresivos en lo ámbitos más insospechados. El cacerolazo en la casa de Guillermo Moreno y los sucesos de Estados Unidos vienen a ser la demostración de ese accionar. Y el kirchnerismo aparece como en esas películas donde el monstruo grandote no encuentra la forma de repeler tantos ataques en simultáneo, de una gran cantidad de pequeños agresores.

En esta nueva etapa no alcanza con blandir el 54%, aunque parezca mentira. Hay que buscar otras respuestas. No basta con tener la razón. Hay que asumir que en la Argentina el 2012 el aumento de la AUH al día siguiente no es más noticia, porque era esperado, porque se sabía que venía ¿Te das cuenta?

Volviendo a Harvard: si se sabía que algo se estaba preparando y no se operó en consecuencia, o si no se supo, en cualquiera de los dos casos es grave. En el bar se podría decir que Cristina terminó teniendo que soportar un escenario del peor cabotaje pero en Boston, y le hicieron las preguntas más odiosas con el mero objetivo de exponerla y para que más de uno se sonría por lo bajo y diga "mirá cómo la embocaron"... Y al día siguiente Clarín que sale a buscar al duhaldista que dirige la universidad de La Matanza y así sucesivamente. Claro, uno tiende a pensar que el multimedio pesca en la pecera, pero ¿Si no fuera así?

Algo ha cambiado en el escenario y el kirchnerismo no termina de entenderlo, o por lo menos no logra desplegar una respuesta.  La actividad "irregular" se irá multiplicando inexorablemente. "Compañera, es mas que meterles la mano en el bolsillo, les estas sacando el pan con manteca directamente desde la boca." dice Manolo. Y claro ¿Es imaginable que se queden en el molde?

Es lógico que los sectores disconformes empiecen a explorar la actividad en la calle, no les queda otro recurso y lo hacen de manera torpe, plena de incorrección política. Ya irán depurándose y es probable que hasta mejoren en cantidad y calidad. Les estamos desinstalando varios programas que durante décadas les funcionaron muy bien, no les dejamos atesorar dólares y, lo que es mucho peor, los obligamos a blanquearse con todo lo que ello implica ¿Cómo no van a salir a dar la pelea? Es lógico que lo hagan, el punto es entender esta nueva partida de Ajedrez y discutir si, por ejemplo, es más conveniente haber salido como salimos a las 12 de la noche del jueves o haber accionado antes, instalando que Cristina iba a territorio apache, que la estaban esperando y obrar en consecuencia ¿Qué hubiera pasado si cuando Maquieyra le realiza la pregunta, Cristina le dice "Vos eras funcionario del PRO hasta 2 meses atrás ¿no? ¿Te viniste a hacer una maestría a Harvard? Mirá que bueno"

Puntas, ideas que no está mal tomar como disparadores para algunos debates que nos estamos debiendo.
.


viernes, 28 de septiembre de 2012

Caminando en Harvard

La emisión de hoy estuvo muy influenciada por lo que pasó anoche en Harvard

Primera hora



Segunda hora

.

Niños ricos que dan pena


Las clases altas argentinas supieron parir en tiempos idos a intelectuales de fuste, generalmente identificados con una visión del mundo ligada a su abolengo, pero lúcidos y en algunos casos, brillantes. Viendo el espectáculo pobrísimo que brindaron en Boston estudiantes argentinos cuyas familias gastan un piso de 50 mil dólares anuales para que estudien en la famosísima universidad de Harvard, debemos coincidir en que a nuestras clases altas sólo les ha quedado el dinero...


La presidenta de la Nación brindó una exposición soberbia sobre la crisis política y económica que padece el mundo, centralmente la eurozona, pero cuando se fue a las preguntas irrumpió con todo su esplendor ese patético discurso de cabotaje que padecemos a diario los argentinos que vivimos acá. Los jóvenes adinerados se mostraron soberbios y por sobre todo dispuestos a editorializar en lugar de preguntar, repitiendo de manera mecánica el modus operandi de las grandes figuras del periodismo vernáculo que demuestran mañana a mañana que no está en su agenda el interés por preguntar sino que les interesa bajar línea, usar la pregunta como coartada, desnaturalizarla, travestirla para poner en aprietos al reporteado. Es que no les interesa reportear, extraer información del ministro o el funcionario para que el oyente reciba un producto informativo, les preocupa imponer su línea editorial a cualquier costo. De ahí que Cristina siempre nos recuerda que para determinado ambiente mediático las únicas respuestas válidas son las que coinciden con el pensamiento de los medios y entonces, todo planteo discordante será impugnado de plano.

Este accionar deviene del atropello que la información viene padeciendo por parte de la opinión. En la Argentina de nuestros días lo que importa a los grandes medios es imponer SU línea político- ideológica. Recién luego se ve cómo se engarza la noticia y se la hace funcional a esa preeminencia de los contenidos editoriales.

La noticia como complemento del show editorial.

Bien, esto es lo que se vio en Harvad. Los estudiantes argentinos que a un costo soberbio en dólares están en esa universidad no fueron a interiorizarse por el análisis de una de las personalidades políticas más importantes del continente que, además, preside su país. Fueron a bajar su línea, a montar el show para que en horas la prensa opositora se solace con un espectáculo que, la verdad, dio vergüenza ajena. Porque, además, dejaron traslucir que cualquiera de los adolescentes que por estas horas están protagonizando las tomas de colegios y discuten con Feimann, los demuelen en cualquier debate.

Publicado originalmente en Diario Registrado
.

jueves, 27 de septiembre de 2012

El cacerolazo en New York


Gracias a @FrancoMontali que envió este video muy esclarecedor sobre el frenesí cacerolo neoyorkino.
.

Cristina rompió el cepo informativo


Llega a dar gracia la forma en que se brotan medios y periodistas opositores cuando, como ayer, la presidenta de la Nación dialoga y responde preguntas en el exterior. Es que cuando Cristina hace eso, se rompe el cepo informativo que está instalado desde nuestro país hacia el exterior, se escucha otra voz, otra mirada que, además, es sólida, fundamentada, entonces no hay posibilidad de intermediación, desaparecen las interpretaciones y el dispositivo mediático estalla en un ataque de nervios fabuloso y por momentos patético.

Ayer se pudo ver en Twitter a periodistas que trabajan para la prensa opositora pero se dicen "independientes", saltar como locos, diciendo que la presidenta no da conferencias de prensa acá, retuiteando un comunicado de los periodistas acreditados en casa de gobierno, en suma, una histeria barrial, de pueblo chico, que los pinta de cuerpo y alma. Demostraron porqué la presidenta no les da conferencias de prensa, porque no se va a exponer al maltrato de un sector que no busca información sino que utiliza al periodismo como pantalla para fines claramente políticos pero sigue sin asumirlo explícitamente. Por eso la presidenta adoptó desde el primer día esta actitud, porque no está dispuesta a servirles la mesa y está bien que así lo haga ya que no estamos en un país de fantasía con un periodismo transparente, no, estamos en medio de una muy fuerte tensión entre un gobierno ratificado electoralmente y empresas que siguen presentándose como "prensa libre e independiente" mientras en los hechos operan como partidos políticos no electorales para esmerilar gobiernos.

Seguramente el día que La Nación, Clarín y toda la caterva de medios que se encuadran bajo su mando se asuman como lo que son, tendrán conferencias de prensa de la presidenta (porque salvo ella, todos los miembros del gobierno las dan). El día que los medios que se travisten de "independientes" se asuman como lo que son, el día que expresen claramente sus proyectos y digan "somos esto y queremos tal y tal cosa" seguramente Cristina les dará una conferencia de prensa, mientras tanto, va a seguir comunicándose ella en directo con el pueblo, sin intermediaciones.

Por eso ayer se vivió este espectáculo patético, los pibes y pibas pagados por Clarín y La Nacion estaban sacados, locos. Por cuarenta minutos la presidenta respondió preguntas de todo tipo, en su mayoría formuladas desde un ideario típicamente opositor, y lo hizo con la soltura que le conocemos. Por un momento no salía información al exterior masticada y procesada en las redacciones que orientan la agenda opositora, algo imperdonable.

Lo notable es que estos periodistas que ayer tuvieron un ataque de nervios siguen presentándose como "periodistas independientes" ¿No se dan cuenta que hace rato la sociedad sabe para quién juegan?
.

miércoles, 26 de septiembre de 2012

La estrategia de Clarín



Anoche salió por CNN Martín Etchevers, gerente de comunicaciones externas de Clarín, demostrando que uno de los frentes por el que va a contraatacar el grupo es el exterior. En base a un muy basto ramillete de alianzas, Clarín va a empezar a invadir la comunicación interna con "rebotes" de "lo que dice la prensa del mundo sobre lo que ellos denominan "la embestida del gobierno contra las únicas señales libres e independientes por las que aún puede informarse la ciudadanía", como ejemplo puso la cobertura del caceroleo del 13/09.

El otro eje quedó claramente expuesto en la respuesta a la pregunta que le hicieron a Etchevers sobre la excesiva cantidad de frecuencias que tiene el multimedio. Etchevers dijo que, de 5 canales de aire que hay en la CABA, solo uno es de Clarín, que de la inmensa cantidad de radios existentes en capital y conurbano, solo una es de ellos, que tienen sólo 140 señales en el país contra 2500 de Directv, etc (si luego encuentro el video lo subo) O sea, un eje que evidentemente tienen estudiado y que lo saben muy entrador.

Luego estuvo Claudio Morgado en Palabras + Palabras-. Zloto mostró otra carta, pueril pero rimbombante para mucha gente que no maneje el tema de la ley de medios de cerca. Le planteó a Morgado porqué a los otros grupos no se le exige que desinviertan y se lo piden sólo a Clarín (este eje lo están manejando a full) Morgado no respondió esa pregunta, se fue por las ramas cuando lo que hay que decir es que el AFSCA decidió que hasta que no termine la cautelar de Clarín es injusto exigirle la adecuación a los otros grupos y que el multimedio más poderoso conserve intacto su arsenal de medios. Este punto debe ser mejor trabajado por el organismo, se debe salir a comunicar la decisión de que la ley sea pareja para todos y que por eso no se le ha aplicado el art 161 a otros grupos que están excedidos en cantidad de frecuencias.

Y otro punto, expuesto a modo de pregunta por Tenembaum, es qué hará el gobierno "si no hay acuerdo con Clarín". Esto es fenomenal, porque sitúan en un mismo plano al gobierno nacional y a los poderes legislativo y judicial con Clarín. No se trata de que éste deba respetar la ley sino de que tiene que haber un acuerdo. Ojo que no es moco de pavo, en un punto es política cruda.

Con el tema de qué va a hacer el gobierno están buscando instalar la idea de que el 7 de diciembre el gobierno entra con la Gendarmería en todos los medios de Clarín y sobre esta base es que están saliendo a organizar movidas en la calle.

La idea madres es que Clarín no es un monopolio y que lo quieren desguazar por ser la única expresión de periodismo independiente. Idea tosca, pero idea al fin, que amplificada con la potencia del multimedio, bendecida por casi todo el espectro político opositor y comunicada con sabiduría se transforma en un problema de no fácil resolución para el estado democrático.

La batalla a full radica en qué noción se instala con más fuerza en la sociedad, en qué mensaje triunfa. Si, finalmente, se impone la noción de que el gobierno va por Clarín para silenciar definitivamente las voces "independientes", podríamos estar ante un escenario dominando por el contrasentido de que el gobierno logre imponer la ley pero con un escenario muy fracturado en términos de consenso.

No se trata ya de contar con la ley de medios, con la Corte y hasta con la Constitución de nuestro lado. Se trata de qué percepción se instala en la sociedad. Si no se maneja bien la comunicación se corre el riesgo de que de perder políticamente lo que está ganado en términos legales.

La contienda está más que nunca en el plano comunicacional.
.

martes, 25 de septiembre de 2012

Lanata maneja un comité de un partido político no electoral


Hay un error y es juzgar a Lanata como periodista. Él no es periodista, él fue periodista. Ahora está a cargo de un comité, como el tipo que está  a cargo del comité del la circunscripción 14, ponele. Lo único excepcional es que el partido político al que responde ese comité es un partido político no electoral cuya estrategia es erosionar a la política en general. Erosiona al partido en el poder porque es el que tiene el poder hoy, pero erosionaría a Macri y a cualquiera que esté en el poder. No es un partido ideológico porque representa a los sectores de poder muy concretos, a la plutocracia. Es el partido de la plutocracia.

Entonces, si vos lo tomás como dirigente de un comité, la verdad es que Lanata es un tipo talentoso. Como dirigente de un comité tiene que tratar de fortalecer la sensación de pertenencia de sus seguidores, darles razones para que se sientan contentos de ser parte de ese partido, razones por las cuales se sienten contentos de no ser parte de otros partidos y también darles argumentos para el debate. Y Lanata todas las semanas logra esto con nada, porque los tipos del Watergate lograron lo que lograron pero tuvieron a un presidente que hizo escuchas ilegales en el partido opositor. Lanata no tiene nada, tiene un manual PDF colgado de la web de un grupo de pibes que se reúnen una vez por mes a comer empanadas y discutir política, y con eso arma un caso.

Lo que hace Lanata está dirigido a los que parten de la premisa de que detestan a los K y necesitan argumentos que los avalen. Y el domingo, esa gente se fue a dormir con la sensación reforzada de que los K vienen por todo, que están adoctrinando a su gente. Les dio una herramienta más: cuando discutan con vos tendrán como argumento “vos respondés eso porque estás leyendo el maknual”

Desde ese aspecto, fue una movida talentosa y a diferencia de las repetidoras que tiene el grupo Clarín; llámense Castro, Morales Solá, Leuco, etc, que trabajan sobre el contenido que tira Clarín cada mañana, Lanata le aporta contenidos nuevos a este grupo, serán contenidos efímeros, pero bueno, hay que inventar algo semana a semana, no es tan sencillo. Los twitteros K ¿Te acordás? un verso, pero les duró tres cuatro días, los pibes se fueron a dormir con la idea de que Twitter era una herramienta de lavado de cerebro...

Entonces hay que reconocer que en ese juego, que no es el del periodismo y tampoco el del filósofo que busca una verdad profunda, Lanata obtiene buenos resultados. Es muy talentoso como  caudillo que maneja el comité de ese partido político no electoral. Y hay que interpretarlo en ese contexto, no en el contexto del periodismo de investigación porque entonces es risueño. Lo que él tiene como función que es enfatizar el fanatismo anti K y lo consigue.

Es una suerte de mesa de autoayuda anti K y antipolítica, fijate que luego de pegarle al kirchnerismo le pegó al PRO, porque este partido político no electoral busca erosionar la relación entre los representados con sus representantes.Y logra, con más o menos éxito, su cometido. Creo que más allá de la suerte de Lanata hay que ocuparse de ese partido político y en ese sentido va la ley de medios. Y sería bueno que los partidos opositores también lo combatieran porque a ese partido no se lo erosiona con elecciones, no se le exige una plataforma, no se le exige que vaya a internas, etc. Yo creo que es un partido que compite injustamente y por eso sería bueno que la UCR, el FAP y otras fuerzas salgan a pelearle a ese competidor desleal.

Las madre de borrego es que hay un grupo empresario que representa a los ricos y poderosos  de esta sociedad y hace política por fuera de la política electoral. Eso ocurre en todo el mundo, es malo, es un vicio, pero en Argentina ocurre mucho más y por eso cruje, porque cuando vos le quitás a alguien un derecho, aunque sea abusivo, el tipo no lo cede sin crujir y eso es lo que está ocurriendo.

Desgrabación de la nota realizada a El Bosnio el miércoles 19 de setiembre de 2012
.

lunes, 24 de septiembre de 2012

¿Viste que se podían vender departamentos en pesos?


Estas imágenes fueron escaneadas del suplemento "Propiedades y Countries" del diario La Nacion del sábado 22 de setiembre de 2012.
.

Nota con Raúl Degrossi sobre el 7D

Hoy en la radio lo llamé a Raúl Degrossi para que con su lenguaje llano y accesible explicara cómo hay que entender el fallo de la corte sobre el 7D. 
Estuvo buena.

.

El 7D y lo que se viene


Lunes, siete y algo de la mañana. Para tomarle el pulso a la "Cadena Nacional de la Gente Linda" pongo Continental y me encuentro a la señora "nocierto" y a Julio Bárbaro tirándose unos centros divinos y hablando de autoritarismo, de degradación de la democracia, pero cuando la escucho a María O'Donnell repitiendo que ella hace "periodismo independiente" digo "ya está", esa es la medida. Cuando esta colega mete enseguida el tema de "los que hacemos periodismo independiente" es que está hasta las manos y están hasta las manos.

El punto es que en esa orgía de adjetivaciones rimbombantes no se habló de una cosa que, precisamente, motivó la nota: la ley de medios...

El gobierno nacional está avisando que va a hacer cumplir la ley sancionada hace tres años y ratificada por la Corte Suprema de Justicia de la Nación, pero quien se informe por el dispositivo mediático opositor recibirá que "el gobierno genera una nueva embestida contra Clarín y los que piensan distinto". De lo que se trata, ni más ni menos, es de que se cumpla la ley. Así de simple. Pero Clarín no está dispuesto a ello y la corte de obsecuentes que fungen de políticos opositores se rinden a sus pies en una actitud lógica, de libro. Si al fin y al cabo es la jefatura de la resistencia.

Volvemos a reflotar debates que ya dimos y estamos dispuestos a darlos cuantas veces sea necesario. El nudo de la disputa pasó y pasa por acá, aunque algunos crean que los ejes profundos están en otro lado. La democracia argentina ganará respeto y fortaleza si logra que un grupo económico del tamaño de Clarín se avenga a cumplir la ley.

No hay alternativa en esto.

Pero la puja aparece como mucho más favorable al gobierno ahora. Ya hay una ley sancionada por amplias mayorías y hasta la Corte ha dado un fallo ejemplar poniéndole fin a la cautelar con palabras que es muy difícil tergiversar (lean esto en Nestornatutas y esto de Gustavo Arballo), además, lo que está en disputa no es cercenar la voz de nadie sino que un multimedio se adapte a una legislación equivalente a las que imperan en el mundo. Seguramente Clarín ya tiene armadas las compartimentaciones en que se subdividirá y nadie va a perder ni el trabajo ni la libertad de decir lo que le plazca, vamos.

El problema para el gobierno es otro: pensar que sólo en la puja con Clarín se oxigena. Ojo, que a veces no hay que reflotar lo que ya fue. Una cosa es poner todo el empeño en pos de que se cumpla la ley, pero muy otra es creer que con eso se ganan voluntades. El pueblo argentino ya sabe qué es Clarín y Clarín ya no está nervioso como unos años atrás, Clarín está haciendo fría política, ojo. El problema del gobierno es creer que se oxigena en torno a esta batalla. Ya descubrimos el escondite donde moraba Magnetto, ahora hay que internarse en las cavernas donde descansa la posibilidad de edificar un capitalismo mejor al que tenemos.

No obstante, es bueno que se le preste atención a ese coro de periodistas y políticos opositores que dicen las peores barrabasadas del gobierno mientras repiten a coro que se los persigue y que en el país no hay más libertad. Todo un gran contrasentido, una barbaridad conceptual sólo consumible por una minoría de fanáticos. Da la impresión que ese ardid ya se les consumió también a ellos, pero igual le van  sacar alguna gota, por ejemplo, una gran concentración pública de almas bien pensantes que en defensa de la Libertad y la independencia periodística apoyen el no cumplimiento de la ley... fabuloso ¿no?

Es que en un punto, para el que está enfervorizadamente en contra del gobierno, la ley es discutible (todo es discutible) lo mismo que la legitimidad de origen de Cristina. Te van a decir que faltaron boletas, que hubo votos comprados y toda una sarasa por todos conocida. Por eso no consideran contradictoria la militancia contra un gobierno que consideran ilegítimo, que obtuvo en el parlamento leyes igualmente ilegítimas, por eso en la última caceroleada hubo uno que hasta se animó a decir que era golpista pero a favor de la democracia. Ese muchacho seguramente desconoce que todos los golpes se dieron con discursos como el suyo. Todas las dictaduras llegaron hablando a favor de la democracia, proponiendo limpiar las impurezas para luego convocar a elecciones libres. La impureza no era otra que el peronismo, obvio...

Redondeando: tenemos una escalada de acá a diciembre fenomenal con el gobierno en franca posición ganadora.

Esto no se traduce en política, en acumulación.

Muy probablemente el gobierno gane la pulseada pero eso no le sume un solo voto ni le impida perder otros con vistas a 2013.

Una cosa es un cosa y otra cosa es otra cosa.
.

viernes, 21 de septiembre de 2012

Mariana no lo merece


Pareciera que Mariana lo tiene merecido, por animarse a pensar y a cuestionar ciertas hegemonías en un terreno sagrado como el de la comunicación.

Mariana nos ha enseñado a muchos a entender cómo es la lógica de los grandes medios pero no lo ha hecho sólo en el encierro de los gabinetes, algo que siempre ha sido permitido pues, a la postre, un conocimiento que sea sólo patrimonio de unos pocos no tiene potencia transformadora. Al contrario, Mariana ha tenido la virtud y el profesionalismo de divulgarlo en los medios masivos, enseñando y aportando herramientas para que las audiencias se nutran de elementos vitales a la hora de decodificar una noticia o una operación de prensa. Esto le ha valido a la colega la peor de las condenas y en estos días el dispositivo mediático le pasó una costosa factura.

Lo peor que le puede pasar a un sistema de medios hegemónico es que se lo entienda, que se le faciliten herramientas a la sociedad para desentrañe su razón de ser razón de ser. 678, Duro de Domar, TVR, Radio Nacional, Radio Cooperativa, la radio de Las Madres, las FM barriales, varios espacios de prensa escrita, los blogs nacionales y populares y el activismo en Facebook y Twitter han jugado un rol central en este sentido y Mariana es un cuadro de excelencia en este frente, por eso el ensañamiento de que ha sido objeto.

.

jueves, 20 de septiembre de 2012

Caminando | Editorial y nota con Eduardo Blaustein

Editorial sbre cómo reaccionaron La Nacion y Clarín rerspecto al asalto que padeció Mariana Moyano


Nota con Eduardo Blaustein sobre lo que deja el cacerolazo del jueves


.

miércoles, 19 de septiembre de 2012

Subrayando a Mario Wainfeld

La nota "Ecos, reacciones, desafíos" que hoy publica Mario Wainfeld en Página/12 contiene una serie de puntos y definiciones de suma importancia para abordar los cambios que indudablemente se generan a partir de la manifestación del jueves pasado. Creo que Mario sugiere, con su habitual estilo, una serie de puntos a revisar. Por lo pronto subrayo algunos párrafos que me parecen centrales.
--------------------------------------------------------------------

Un riesgo, cree este cronista, acecha al oficialismo. Es suponer que la protesta sólo aglutina a exaltados gorilas, que los hubo y se dejaron oír. También presuponer que sólo el odio mueve a los participantes, aunque unos cuantos lo destilaron en dosis pestilentes. Y, sobre todo, desdeñar todas las críticas o creer que éstas se encierran en la burbuja de la minoría que se expresó.
En toda sociedad siempre hay disconformidades, broncas, intereses heridos que pueden llevar al reclamo. La sociedad argentina, en promedio, es mandada a hacer para reclamar en calles y plazas. Minimizar la expansión del reclamo, con recursos políticos democráticos, es un objetivo lógico del Gobierno. Lo que es muy distinto a creer que eso se puede hacer sólo subestimando a quienes lo cuestionaron o cuestionarán o simplificando su repertorio de demandas u objeciones. O emitir señales que excluyen la introspección, que no es una debilidad sino una sabiduría.
- - -
El veredicto de las urnas sigue vigente, el Gobierno está legitimado para implementar su proyecto. Revocar la expropiación de YPF, la reforma del Banco Central, dar pasos atrás en la ley de medios y muchos etcéteras equivaldría a traicionar el contrato electoral. Exorbitante es pedirlo, defección sería acatarlo.
Quienes desde la oposición exigen cambios rotundos en función de una protesta desmerecen al sistema democrático. Pero sí debe someterse a análisis el modo en que se implementaron medidas valorables, como la restricción de compra de divisas o a las importaciones. Economistas bien afines al Gobierno concuerdan en que su operatoria es mala, perjudica y por ende enfada eventualmente a quienes no debe. La sintonía fina falla o falta ahí y quienes se consideren damnificados no son golpistas potenciales, sino ciudadanos mal atendidos.
El manejo de la paridad cambiaria es resorte del Ejecutivo y sería fatal ceder a presiones devaluacionistas. Insinuaciones como las que hizo Paolo Rocca, CEO de Techint, merecen ser repelidas y divulgadas como lo hizo la presidenta Cristina Fernández de Kirchner. Pero el relato oficialista yerra cuando postula que la cotización del dólar es un conflicto que enfrenta exclusivamente a grandes productores (los sojeros entre ellos) contra los trabajadores. Muchos, casi todos, los sectores exportadores tienen márgenes más estrechos que los sojeros de la Pampa Húmeda. La ecuación de rentabilidad para productos regionales se ha complicado en los últimos tiempos. La solución no debe ser una devaluación general, cuyos efectos castigarían a los laburantes y, para colmo, se espiralizaría velozmente. Pero sí debe atenderse a esas situaciones con medidas más sofisticadas. El economista Héctor Valle propone recuperar la herramienta de los reintegros a cierto tipo de exportaciones, que equivale a una cotización diferencial. Otros hablan de escalas diferentes de tipo de cambio. El cronista no agrega valor en esos debates, pero sí remarca que esquematizar un sistema productivo o una sociedad compleja de modo maniqueo lleva a deslices de gestión o perjuicios injustos.
- - -
Problemas cotidianos como la inflación, la inseguridad, el mal transporte urbano, las inconsistencias del “sistema” de Salud causan malestar a millones de argentinos. No son los de clases altas o medias altas los más dañados. En este año se han acumulado problemas y hasta una tragedia en esas áreas.
Cuando los caceroleros rezongan contra la inseguridad no mentan un problema de los barrios altos. Las movilizaciones que en estos mismos días se repiten en Lanús, por ejemplo, hablan de una transversalidad del problema, que amerita ser computada a la hora de atender o desdeñar señalamientos. En un plano puramente pragmático, incita a imaginar si movilizaciones de diferente origen social y político pueden converger.
La CGT de Hugo Moyano (que era oficialista cuando se cosechó el 54 por ciento de los votos) y la CTA de Pablo Micheli (opositora ha rato) unieron fuerzas para una marcha en común (ver página 6). Es factible reprobar sus alineamientos, pero no lo sería identificar a quienes seguramente adherirán con las clases dominantes.
No aumentar el mínimo no imponible para el impuesto a las Ganancias atañe a los intereses de trabajadores de ingresos medianos. Ninguno de ellos estará conforme, aunque la medida sea exigida por razones de equilibrio financiero.
Los ejemplos pueden multiplicarse. Acciones virtuosas tocan intereses sectoriales, algunos de privilegio. En buena hora. De ahí a pretender que todas se han realizado a la perfección, sin fallas de gestión o daños colaterales hay un abismo que el Gobierno debería pensar en detalle.
- - -
Ver y oír a energúmenos gritando proclamas antidemocráticas, inhumanas a veces, crispa los nervios. El que hace política, máxime si gobierna, no debe dejarse arrastrar por la bronca o el afán de represalia.
Medir científicamente la sensación térmica de una sociedad sería fantástico, pero es imposible. Las encuestas pueden arrojar pistas, aunque usualmente están contaminadas por el ansia de complacer al sponsor. Los dirigentes políticos están forzados, pues, a hacerlo en buena medida a ojímetro: en base a su saber o su intuición tanto como sumando testimonios o atendiendo a miradas surtidas. La prudencia verbal de gobernadores e intendentes oficialistas contrastó con la virulencia oratoria de funcionarios que no controlan territorios. Cualquiera puede pifiarla, pero no es moco de pavo el pulso de los que están cerca de “los ciudadanos-vecinos”.
Uno de los errores capitales del Gobierno en el conflicto con “el campo” fue aglutinar a sus antagonistas en la protesta. Construyó discursivamente un contrincante lineal y se ufanó en exceso de sus virtudes. No aisló a su rival, engordó sus filas. Y lo que es más chocante, se agregaron sectores sociales diferentes a los promotores de la protesta. No está escrito que ahora vaya a ocurrir lo mismo, pero tampoco está predeterminado que no ocurra. Lo que pase dependerá de la destreza y la sutileza de los protagonistas.
La política no es un juego de suma cero, en el que todo lo que pierde un jugador lo gana otro. Puede ser de suma negativa, donde todos pierden algo, como sucedió en la crisis que se desplegó entre 2001 y 2003 que aún deja secuelas. O puede ser de suma positiva, cuando se generan escenarios de avance social. O hasta de cooperación, que no siempre es accesible. El proyecto de ampliación del derecho de voto a los jóvenes es una iniciativa que expande fronteras: sumaría ciudadanos, ampliaría la esfera democrática. También genera una coalición parlamentaria pluripartidaria y coyuntural. Otro tanto sucedió con la ley de medios, la expropiación de Repsol y el matrimonio igualitario sin agotar los ejemplos. En esos casos, la polarización no se extrema, aunque siempre queden sectores de privilegio o reaccionarios del otro lado. La oposición se reagrupa, no se abroquela en el obstruccionismo.
Caer en el juego del antagonista es una tentación digna de ser resistida. Repasar la propia praxis en busca de mejorarla sin resignar el rumbo ni el proyecto es una labor ardua. Cuando lo hizo el kirchnerismo obtuvo logros estimables y hasta records en lo económico social y en la competencia política. De eso se trata, antes y ahora.
.

Caminando | Notas con Escriba, El Bosnio y Cecilia Merchán

Charla con Escriba sobre los efectos del cacerolazo


Charla con Escriba (Parte 2)




Nota con Cecilia Merchán sobre el cacerolazo


.

viernes, 14 de septiembre de 2012

"Devuelvan el país"




Cristina no llegó hasta acá para "hacer la plancha". Sabe mejor que todos nosotros dónde están los puntos sobre los que hay que trabajar para empezar a torcer estructuralmente los destinos del país. Por esa razón puso su amplísimo capital político en juego, dispuesta a gastarlo en lo que verdaderamente importa. La pelea por el dólar y el plan de administración de comercio que puso en marcha con la idea fija de rescatar un piso de 10 mil millones de dólares para que sigan cerrando las cuentas es una demostración cabal de cuál es su juego.

Lo de Cristina va en serio, no es cosmética, no es broma.

Por eso uno de los ejes de la manifestación de anoche fue "Devuelvan el país". Hay un clamor por volver a tiempos pre kirchneristas, donde había un montón de cosas que no estaban en discusión: los presidentes iban los 25 de mayo a recibir recomendaciones a la Catedral y acataban los lineamientos que bajaban los grandes medios y grandes empresarios, las cadenas nacionales eran esporádicas, sólo para comunicar porqué ante las recurrentes crisis (eufemismo que suplía los emplazamientos de los grupos económicos y la usura internacional) se tomaban determinadas medidas que invariablemente terminaban impactando sobre las espaldas de los sectores más desprotegidos del pueblo.

Cristina va a fondo y en serio, por eso el griterío histérico encabezado por sectores sociales que desde los tiempos del primer peronismo no tenían ante sí un gobierno tan dispuesto a trastocarles su modo de vida aunque esto no se traduzca, de momento, en mucho más que la imposibilidad de atesorar dólares porque, bueno es reconocerlo, pocas veces les ha ido mejor que ahora. Cristina no va por el socialismo, simplemente está poniendo su volumen político en el desafío de edificar un capitalismo distinto, menos prebendario, algo nada grato para quienes elogian a los países “serios” pero se brotan cuando fronteras adentro les amagan con disposiciones propias de esos modelos. Por eso piden que les devuelvan ese tiempo donde la Iglesia manejaba el Ministerio de Educación, la Sociedad Rural el de Economía y un puñado de empresas periodísticas la agenda cotidiana y el relato.

.

Cobos, el penal sobre la hora



Cuando empezó el programa de Nelson Castro en TN con Julio Cobos quedó más expuesta que nunca la imposibilidad del espectro opositor de cambiar de pantalla y mostrar algo nuevo. La movilización había sido importante, más grande que las anteriores, pero la aparición del ex okupa de la vicepresidencia fue un rewind fatal, un regreso a imágenes que condujeron al 54 % de octubre.

Apuntes de blogueros que respeto:

Martín Rodríguez

Una oposición que tiene que hacer pedagogía sobre sus representados. Pasar a civilización ese runrún difuso. TN no podía poner testimonios. // Esa plaza también tiene algo intraducible. Y la fantasía eterna de la oposición es creer en la representación total. // Sobre todo atender que la política no es una sábana flexible que no deja nota sin tocar. // Representar no es soplar y hacer botellas. Ni recoger mensajes del mar. Ni todo es representable. No le inventemos utopías a la democracia


Abel Fernández

Buena parte de los caceroleros, actuales y potenciales, tienen intereses y reivindicaciones económicas muy concretas detrás de su bronca: la mayoría de los empresarios rurales, todos los rentistas, los jubilados de los niveles de ingresos más altos, los que habitualmente ahorran en dólares, los vinculados a sectores competitivos de la economía,… Excepto los que piensan en el equilibrio del conjunto, antes que su situación personal – una minoría muy pequeña en cualquier sociedad, me temo – la lista es larga de quienes tienen motivos reales para oponerse. Igual, esas razones no alcanzan para provocar un enfrentamiento de las características del que vivimos. 


La otra estrategia posible es la de "ruptura" con el clima de época. Es decir, muy queridos míos: decidirse a ser de centroderecha sin ningún tipo de vergüencita, lo cual, en la Argentina de hoy no te sirve para ganar, pero sí te tiene que servir para acumular un núcleo de votos que, me parece, puede ir del 20 al 30 si lo hacés bien.  O sea: esto implica, por ejemplo, dejar de lado las dos consignas principales que quieren mostrar hoy, que son "no a la re-reelección" y "contra la inseguridad", que son consignas "de centro". Y en lugar de eso animarse a expresar lo que muchos quieren expresar. ¿Y qué es? Una agenda neta de centro derecha. Que quieren dólares, que no quieren controles del Estado, que no quieren empresas del Estado, que no están de acuerdo con la no represión de la protesta social, que no están de acuerdo con una política de seguridad que no hace centro en lo represivo, que no están de acuerdo con la Asignación Universal por Hijo, que no están de acuerdo con los nuevos jubilados de la moratoria previsional, que no están de acuerdo con que los salarios en la Argentina sea costosos de pagar, que no están de acuerdo con que los alumnos de escuelas públicas reciban netbooks a cambio de nada. Expresar bien claramente que, a diferencia del 2001, cuando se juntaron con "los de abajo" porque tenían "miedo de caer" ahora a lo que le tienen es miedo a que "los negros" de "abajo" lleguen a subir mucho más.  

-----------------

Me quedo con ese "TN no podía pasar testimonios" que dice mucho del clima de anoche. No poder poner el micrófono es no poder reproducir las bestialidades más irreproducibles de sectores que, precisamente, viven haciendo alharaca de "civilización". Una contradicción fenomenal a explotar. El común denominador de anoche fue el odio y el delirio de sectores acomodados. Sólo así se entiende que las consignas remitieran a la idea de masas oprimidas por una dictadura feroz. Sólo así se entiende ese clamor para que "devuelvan el país". En realidad es un estertor prekirchnerista. La vieja idea de que las cosas no estaban tan mal en el uno a uno hasta llegaron los ineptos de la Alianza y nos fuimos a la banquina. La vieja idea de que Néstor fue el gran conductor que sacó el auto del barro y lo puso de nuevo en la cinta asfáltica, pero, en vez de seguir para adelante por caminos desconocidos, volvamos a los caminos trillados. La vieja noción de que el país no era tan desigual ni tan invivible en los 90. Quieren volver a esos tiempos donde la familia los domingos puteaba a coro a Menem (y lo votaba), donde todos eramos felices y opositores y los progres nos pajeábamos con Día D, practicando una suerte de voyeurismo político y nos pajeábamos con cada frase rimbobante de Lanata, creyendo que al blandir el carnet de boludo de su revista y mostrárselo a la cuñada estábamos más cerca del cambio y la revolución.

En ese tiempo había menos contradicciones, todo era más fácil. Grondona aupaba a Chacho Alvarez los jueves en Hora Clave, Magdalena era fervorosa opositora y Corach se nos cagaba de risa cada mañana en su acera.

Todo eso deja marca y si le sumamos la desesperación de Clarín porque se le viene, inexorable, el desguace y la presión del 11 por ciento de arriba por quebrarle el espinazo económico al gobierno con el dólar como ariete, tenemos como resultado el clima de anoche.

Pero, la verdad, lo de Cobos fue demasiado, un penal sobre la hora, la mano estúpida de Sánchez el domingo contra Ñuls ¿Cobos? 

¿No tenían otro? 

¿La salida la planean por ahí?
.

jueves, 13 de septiembre de 2012

Vivir en negro y hacerse cargo

En ese gran blog que es "El Payaso Barricada" encontré un post con este video que se ve a continuación


Hoy en la radio pensé algunas cosas en voz alta referidas a los que guardan cosas en las cajas de seguridad que quiero compartir con ustedes





.

Más de lo mismo


Uno se espera estas tapas, pero igual se asombra cuando las ve
.

martes, 11 de septiembre de 2012

Una buena charla con El Bosnio sobre Techint

Los lectores seguramente conocen a El Bosnio, el famoso "Sri Sri Ravi Shankar" de la Mesa de Autoayuda K, entre otras cosas porque es un asiduo comentarista de este blog.

Es un tipo sencillamente brillante que hoy, en esta charla que mantuvimos en la radio sobre la plutocracia y Techint, estuvo con todas las luces encendidas para explicar con un lenguaje sencillo e imágenes mundanas en qué consiste la puja de Paolo Rocca con Cristina Fernández de Kirchner.

Parte 1


Parte 2

.

Día del maestro

Escribe Leonardo Killian


La Conferencia Interamericana de Educación (celebrada en Panamá en 1943) recomendó celebrar el Día Panamericano del Maestro el 11 de septiembre (fallecimiento del educador y presidente argentino Domingo Faustino Sarmiento).
¿Porqué?
Sarmiento es parte de los íconos venerados de la vieja escuela primaria y secundaria.Junto a la mayoría de los llamados próceres, 
una creación, o en muchos casos una simplifación.Estas personas, políticos y militares en la totalidad de los casos, fueron hombres de su tiempo, con limitaciones, vicios y con idelologías que hoy han perimido.
La Generación del 80 diagramó un pais y la Escuela Pública fue una de las piedras angulares de su sistema.Esta escuela y su pedagogía funcionaron excelentemente bien. Fue un gran logro que millones de argentinos pasaran por sus aulas.Un logro innegable¿Que proyecto lo superó? Ninguno.
El peronismo, si bien, dio un formidable impulso en lo edilicio, en las condiciones de vida del pueblo trabajador y donde se incluye a los educadores y alumnos, su aporte en materia educativa no cambió esencialmente el viejo modelo al contrario, al incluir la educación religiosa fue un retroceso.
Los tiempos han cambiado.
La escuela que conocimos ya no existe.A partir de las reformas involutivas del menemismo, el Ministerio de Educación es un edificio, no una institución.Cada provincia, cada municipio, fue abandonado a su suerte.Lo económico fue seguido por lo pedagógico.El discurso único (si bien autoritario) se pulverizó.En la Argentina del sálvese quien pueda, la escuela no quedó indemne.
Hay nuevas tecnologías y hoy los medios son la vanguardia en la información.La escuela va a la rastra.Patéticamente, en muchos casos, tratando de imitar lo peor de estos hiper sistemas de comunicación, o mejor dicho de información.Información manipulada.Esta vez, no por el Ministerio de Educación sino por ignotos sistemas del cual desconocemos casi todo.En canales de cable podemos ver "programas de historia" donde impunemente se mezclan extraterrestres con supuestas civiliazaciones desaparecidas.
La peor de las escuelas no se animaba a estas cosas.
Un mundo y un sistema han desaparecido.Un sistema de producción capitalista que integraba a las naciones hoy las despedaza.El capitalismo salvaje tiene su correlato: el auge de la escuela privada, la decadencia de la escuela pública, laica y obligatoria.
Un sistema no termina de morir y otro no sabe como encarar los nuevos tiempos.Mis compañeros docentes sufren esta desorientación.Por un lado se niegan a celebrar la figura de un gran pedagogo que ya, fuera del pedestal de Billiken, conocemos en su dimensión de racista y de cómplice de genocidios.Sarmiento aconsejaba a Mitre la liquidación del gauchaje (salvajes) y de la indiada (barbarie) para imponer el "modelo civilizatorio", es decir, la inmigración anglosajona.El sistema está copiado de las ideas de vanguardia de la época y básicamente de Morgan.
Hoy no se puede sostener su figura sin generar controversias.
En el siglo XIX hubo una clase que organizó la Argentina.Una clase dominante pero a la vez una clase dirigente. La oligarquía tuvo grandes aciertos en materia educativa.
Hoy no hay clase dirigente.Hay una mayoría amorfa que vota y nada mas.
Tenemos, vivimos en una Nación que no tiene un nuevo paradigma y no puede sostener el viejo.Esa es la causa de que este 11 de septiembre haya discusión y no alumnos formaditos con una maestra que a voz en pecho cante "honra y loor gloria sin par para el grande entre los grandes, padre del aula Sarmiento inmortal..."
.

domingo, 9 de septiembre de 2012

Ahora no digan que Rocca es "K"

Del cruce epistolar entre Paolo Rocca y la presidenta quedan claras algunas cosas que son muy importantes porque si de algo no puede ser sospechado el hombre fuerte de Techint, precisamente, es de ser un aliado ni mucho menos un adherente al kirchnerismo. De ahí que algunas puntualizaciones de su carta sean un reconocimiento insospechado de los logros obtenidos en los últimos años. Leamos:


- “La industria argentina ha crecido desde 1998 hasta hoy a una tasa muy elevada, superior a la de cualquiera de los otros países de la región.”
- “El crecimiento de la producción ha sido acompañado por un aumento de la productividad también por encima de la de otros países.”
- “La participación de la industria sobre el PBI es hoy mayor en Argentina que en México o Brasil, y el país ha podido acotar los efectos de una ‘primarización’ muy acentuada en la región.”
- “La capacidad exportadora de la industria nacional se ha también incrementado, y su nivel de apertura hacia el mundo se ha duplicado en el período en cuestión.”
- “A partir de la crisis mundial de 2008, y a pesar de que la industria argentina ha podido mantener una tasa de crecimiento superior a la de Brasil, sus indicadores de competitividad se han ido deteriorando.”
- “El incremento de los costos laborales, aun ajustado por el aumento de la productividad, ha superado la devaluación y este factor, en conjunto con una elevada presión tributaria, afecta la competitividad de las exportaciones industriales. He presentado los valores del costo horario de la mano de obra en nuestras instalaciones en la región.”
- “La incertidumbre sobre la disponibilidad y el costo futuro de la energía puede afectar a las inversiones industriales, y en los últimos meses vimos efectivamente una reducción en la importación de bienes de capital que podría ser un síntoma de esta dinámica.”
- “La perspectiva a largo plazo para la industria nacional me parece muy positiva, por las oportunidades que ofrece una integración de las cadenas de valor en la agroindustria, por el acceso al mercado brasileño y por el efecto multiplicador del desarrollo de nuestro potencial energético.”

Aquellos que duden cuando la presidente dice que tenemos el mejor salario mínimo de la región y el de mayor poder adquisitivo, aquellos que se resistan a creer que el país ha mejorado, bien pueden tomar esta carta de Rocca como un diagnóstico de alguien que no regala nada. En el texto firmado hay, por supuesto, una mirada crítica sobre algunos aspectos que incluso pueden ser reconocidos como asignaturas pendientes que bien vale la pena anotar para debatir.
.

Audio de El Vermucito del 9 de setiembre de 2012

Hoy hablamos con Guillermo Olveri, Secretario de Culto, con el diputado nacional Carlos Heller y Camila García hizo su columna sobre Colombia.



Columna de Arnaldo Bocco


.

viernes, 7 de septiembre de 2012

Siguen subestimando a la gente


Cuando anoche Cristina dijo “Solo hay que tenerle miedo a Dios y un poquito a mí” todos supimos cuál sería el derrotero de esas palabras y empezamos a imaginar cómo sería el tratamiento que les daría el dispositivo mediático, y no nos equivocamos. El recorte no se hizo esperar y rebotó a lo largo de la jornada por todos los medios “independientes”. Después, cuando la presidenta arrasa en las elecciones, no entienden nada y es ese mismo dispositivo mediático el que disimula su oprobio saliendo a maltratar a los políticos de las diversas fuerzas opositoras que, precisamente, han cometido el error de adherir tontamente a sus lineamientos editoriales.

Pareciera que además de vicios ocasionados por décadas de hegemonismo, hay también una importante dosis de vagancia que les impide entrever cuáles son las razones por las que la sociedad se manifiesta electoralmente tan alejada de sus posiciones. El problema es que tantos años de armar agenda y de transformar “su” relato en “opinión pública” ha dejado a Clarín y La Nacion sin reflejos para advertir que siguen incurriendo en el peor defecto a la hora de vincularse con la sociedad, que es la subestimación. Sólo así se explica que sigan procediendo con tanta torpeza.

Mucho Más sutil y efectivo podría haber sido plantear, por ejemplo, que algo funciona deficientemente en lo referido a cómo le llega la información a la presidenta y qué cortocircuitos hay en esa comunicación interna como para que ella tenga que salir a retar en público al funcionariado. Pero no, el viejo vicio de la descontextualización volvió a imponerse con los magros resultados de siempre.

Entrada destacada

Corea del Centro, el hit del verano que se viene