viernes, 14 de septiembre de 2012

Cobos, el penal sobre la hora



Cuando empezó el programa de Nelson Castro en TN con Julio Cobos quedó más expuesta que nunca la imposibilidad del espectro opositor de cambiar de pantalla y mostrar algo nuevo. La movilización había sido importante, más grande que las anteriores, pero la aparición del ex okupa de la vicepresidencia fue un rewind fatal, un regreso a imágenes que condujeron al 54 % de octubre.

Apuntes de blogueros que respeto:

Martín Rodríguez

Una oposición que tiene que hacer pedagogía sobre sus representados. Pasar a civilización ese runrún difuso. TN no podía poner testimonios. // Esa plaza también tiene algo intraducible. Y la fantasía eterna de la oposición es creer en la representación total. // Sobre todo atender que la política no es una sábana flexible que no deja nota sin tocar. // Representar no es soplar y hacer botellas. Ni recoger mensajes del mar. Ni todo es representable. No le inventemos utopías a la democracia


Abel Fernández

Buena parte de los caceroleros, actuales y potenciales, tienen intereses y reivindicaciones económicas muy concretas detrás de su bronca: la mayoría de los empresarios rurales, todos los rentistas, los jubilados de los niveles de ingresos más altos, los que habitualmente ahorran en dólares, los vinculados a sectores competitivos de la economía,… Excepto los que piensan en el equilibrio del conjunto, antes que su situación personal – una minoría muy pequeña en cualquier sociedad, me temo – la lista es larga de quienes tienen motivos reales para oponerse. Igual, esas razones no alcanzan para provocar un enfrentamiento de las características del que vivimos. 


La otra estrategia posible es la de "ruptura" con el clima de época. Es decir, muy queridos míos: decidirse a ser de centroderecha sin ningún tipo de vergüencita, lo cual, en la Argentina de hoy no te sirve para ganar, pero sí te tiene que servir para acumular un núcleo de votos que, me parece, puede ir del 20 al 30 si lo hacés bien.  O sea: esto implica, por ejemplo, dejar de lado las dos consignas principales que quieren mostrar hoy, que son "no a la re-reelección" y "contra la inseguridad", que son consignas "de centro". Y en lugar de eso animarse a expresar lo que muchos quieren expresar. ¿Y qué es? Una agenda neta de centro derecha. Que quieren dólares, que no quieren controles del Estado, que no quieren empresas del Estado, que no están de acuerdo con la no represión de la protesta social, que no están de acuerdo con una política de seguridad que no hace centro en lo represivo, que no están de acuerdo con la Asignación Universal por Hijo, que no están de acuerdo con los nuevos jubilados de la moratoria previsional, que no están de acuerdo con que los salarios en la Argentina sea costosos de pagar, que no están de acuerdo con que los alumnos de escuelas públicas reciban netbooks a cambio de nada. Expresar bien claramente que, a diferencia del 2001, cuando se juntaron con "los de abajo" porque tenían "miedo de caer" ahora a lo que le tienen es miedo a que "los negros" de "abajo" lleguen a subir mucho más.  

-----------------

Me quedo con ese "TN no podía pasar testimonios" que dice mucho del clima de anoche. No poder poner el micrófono es no poder reproducir las bestialidades más irreproducibles de sectores que, precisamente, viven haciendo alharaca de "civilización". Una contradicción fenomenal a explotar. El común denominador de anoche fue el odio y el delirio de sectores acomodados. Sólo así se entiende que las consignas remitieran a la idea de masas oprimidas por una dictadura feroz. Sólo así se entiende ese clamor para que "devuelvan el país". En realidad es un estertor prekirchnerista. La vieja idea de que las cosas no estaban tan mal en el uno a uno hasta llegaron los ineptos de la Alianza y nos fuimos a la banquina. La vieja idea de que Néstor fue el gran conductor que sacó el auto del barro y lo puso de nuevo en la cinta asfáltica, pero, en vez de seguir para adelante por caminos desconocidos, volvamos a los caminos trillados. La vieja noción de que el país no era tan desigual ni tan invivible en los 90. Quieren volver a esos tiempos donde la familia los domingos puteaba a coro a Menem (y lo votaba), donde todos eramos felices y opositores y los progres nos pajeábamos con Día D, practicando una suerte de voyeurismo político y nos pajeábamos con cada frase rimbobante de Lanata, creyendo que al blandir el carnet de boludo de su revista y mostrárselo a la cuñada estábamos más cerca del cambio y la revolución.

En ese tiempo había menos contradicciones, todo era más fácil. Grondona aupaba a Chacho Alvarez los jueves en Hora Clave, Magdalena era fervorosa opositora y Corach se nos cagaba de risa cada mañana en su acera.

Todo eso deja marca y si le sumamos la desesperación de Clarín porque se le viene, inexorable, el desguace y la presión del 11 por ciento de arriba por quebrarle el espinazo económico al gobierno con el dólar como ariete, tenemos como resultado el clima de anoche.

Pero, la verdad, lo de Cobos fue demasiado, un penal sobre la hora, la mano estúpida de Sánchez el domingo contra Ñuls ¿Cobos? 

¿No tenían otro? 

¿La salida la planean por ahí?
.

6 comentarios:

GrouchoMarx dijo...

Adhiero 99%.
El 1% que no es por esa innecesaria, dolorosa referencia a la mano de Sánchez.

ram dijo...

Bueno, si a mmí me pasara ahora ser opositor y viera a ese ejemplar por televisión, no sé, algún atisbo de vergüenza me daría y no por moral precisamente, sino la vergüenza práctica de descubrir que se quiera "representar" mi bronca, mi oposición, con un mamerto sobrada y comprobadamente ineficaz; porque no hay que joder con ciertas cosas, ya desde el imperio romano se sabe que "gladiador" que perdió, es boleta. Y cletito, bueno, como gladiador, la verdad...
Y es notable, se quejan de que no tienen "libertad", insultando, amenazando, descalificando y todo a los gritos y en un asqueroso de desprecio - y no les pasa nada - raro, no?, uno , sea K o no K, se acuerda que en el patio de la escuela si alguno se te venía así y no lo "bajabas" más temprano que tarde, después no te dejaba vivir.
O sea, había que responder en los mismos términos.
Claro, uno crece y ahí puede llegar a entender que, a una vieja desequilibrada como las de las fotos (y sus demás bagayos colegas), no le podés devolver la gentileza, no, porque en el fondo esa vieja (o los titiriteros que la manejan) quieren precisamente eso; que a la vieja le hagan tragar desprecio y dentadura en la misma jugada y venderla como "mártir" (como a D'elía y el boquifloja insultador).
Una lástima, seamos sinceros, que gentuza tan detestable pueda gozar de la impunidad que goza, que haya que postergar o anular las ganas de contestarles como se merecen, de retribuirles las gentilezas.
Porque no conviene, porque su desesperante brutalidad es su derrota y porque (y para que les duela), de este lado hay más inteligencia práctica. ¿No me creen?, mírenlo a cobitos...134

Nicolás Tereschuk (Escriba) dijo...

Un abrazo

jpmalvinero dijo...

Esta "manifestación espontánea por la paz, el diálogo y el consenso", es otro espasmo de la derecha recalcitrante, cipaya y antinacional que existe en la Argentina (y sobre todo en la ciudad de BA). Son ellos, los odiadores, los del "Viva el Cáncer", los procesistas, los que están desaforados y a la defensiva. Ahora que ya no tienen la opción de los golpes de estado o de mercado, se ven obligados ellos mismos a salir a la lleca y van a tener que armar un partido político, aceptar las reglas de la democracia y ganar las elecciones, si quieren gobernar. Me dan mucha pena y asco los que fueron a la "marcha" de ayer, porque solo piensan en defender sus privilegios malamante obtenidos y no en la grandeza de la Patria, ni en la Libertad, ni en ninguna de las consignas con las que atrayeron incautos a su marcha del odio. En lo único que creen (los que organizaron la "marcha" y la mayoría de los que asistieron, es en el salvese quien pueda, en la especulación,en el racismo y en la angurria con la que fueron criados desde pendejos.
Nuestra rta. solo debería ser seguir profundizando el camino iniciado desde el 2003, corrigiendo todo lo que haya que corregir, pero nunca aflojar. No debemos volver al cierre de industrias nacionales,ni a la importación indiscriminada, ni a las relaciones de sumisión con los ctros del poder mundial, ni al endeudamiento con las potencias económicas o sus satélites financieros como el FMI, el BM o el Banco Europeo, etc.
Una buena idea sería organizar ,para el día en que al cuasimonopolio Clarín se le vence el plazo otorgado por la CSJN para desinvertir y dejar de tener una posicion dominante en el mercado, una gran marcha por la aplicación completa de la Ley de Medios. Una marcha que haga empalidecer la marcha del odio gorila.

Saludos peronistas,
JP

uno dijo...

Tengo mis dudas esta vez acerca del perfil de la gente que se manifestó. En los cacerolazos anteriores de este año estaba clarísimo que se trataba exclusivamente de la derecha dura y recalcitrante. Pero ayer, no se, me cuesta creer que la derecha esa sea tan grande.
No se muy bien que hizo que ayer fuera tan masiva y las veces anteriores apenas se escucharan las cacerolas. Porque el tema dólar ya estaba igual que ahora, ni hablar de la inseguridad, etc, que son temas permanentes en la agenda.

Minaverry dijo...

Organización, Uno. La organizaron bien. Llevaron más gente, pero con consignas tan amplias y etéreas que va a ser difícil que puedan transformarlas políticamente en algo. Y menos de la mano de Cobos. Por ahí por eso están tan locos.

Entrada destacada

Carta Abierta a Carta Abierta