lunes, 24 de septiembre de 2012

El 7D y lo que se viene


Lunes, siete y algo de la mañana. Para tomarle el pulso a la "Cadena Nacional de la Gente Linda" pongo Continental y me encuentro a la señora "nocierto" y a Julio Bárbaro tirándose unos centros divinos y hablando de autoritarismo, de degradación de la democracia, pero cuando la escucho a María O'Donnell repitiendo que ella hace "periodismo independiente" digo "ya está", esa es la medida. Cuando esta colega mete enseguida el tema de "los que hacemos periodismo independiente" es que está hasta las manos y están hasta las manos.

El punto es que en esa orgía de adjetivaciones rimbombantes no se habló de una cosa que, precisamente, motivó la nota: la ley de medios...

El gobierno nacional está avisando que va a hacer cumplir la ley sancionada hace tres años y ratificada por la Corte Suprema de Justicia de la Nación, pero quien se informe por el dispositivo mediático opositor recibirá que "el gobierno genera una nueva embestida contra Clarín y los que piensan distinto". De lo que se trata, ni más ni menos, es de que se cumpla la ley. Así de simple. Pero Clarín no está dispuesto a ello y la corte de obsecuentes que fungen de políticos opositores se rinden a sus pies en una actitud lógica, de libro. Si al fin y al cabo es la jefatura de la resistencia.

Volvemos a reflotar debates que ya dimos y estamos dispuestos a darlos cuantas veces sea necesario. El nudo de la disputa pasó y pasa por acá, aunque algunos crean que los ejes profundos están en otro lado. La democracia argentina ganará respeto y fortaleza si logra que un grupo económico del tamaño de Clarín se avenga a cumplir la ley.

No hay alternativa en esto.

Pero la puja aparece como mucho más favorable al gobierno ahora. Ya hay una ley sancionada por amplias mayorías y hasta la Corte ha dado un fallo ejemplar poniéndole fin a la cautelar con palabras que es muy difícil tergiversar (lean esto en Nestornatutas y esto de Gustavo Arballo), además, lo que está en disputa no es cercenar la voz de nadie sino que un multimedio se adapte a una legislación equivalente a las que imperan en el mundo. Seguramente Clarín ya tiene armadas las compartimentaciones en que se subdividirá y nadie va a perder ni el trabajo ni la libertad de decir lo que le plazca, vamos.

El problema para el gobierno es otro: pensar que sólo en la puja con Clarín se oxigena. Ojo, que a veces no hay que reflotar lo que ya fue. Una cosa es poner todo el empeño en pos de que se cumpla la ley, pero muy otra es creer que con eso se ganan voluntades. El pueblo argentino ya sabe qué es Clarín y Clarín ya no está nervioso como unos años atrás, Clarín está haciendo fría política, ojo. El problema del gobierno es creer que se oxigena en torno a esta batalla. Ya descubrimos el escondite donde moraba Magnetto, ahora hay que internarse en las cavernas donde descansa la posibilidad de edificar un capitalismo mejor al que tenemos.

No obstante, es bueno que se le preste atención a ese coro de periodistas y políticos opositores que dicen las peores barrabasadas del gobierno mientras repiten a coro que se los persigue y que en el país no hay más libertad. Todo un gran contrasentido, una barbaridad conceptual sólo consumible por una minoría de fanáticos. Da la impresión que ese ardid ya se les consumió también a ellos, pero igual le van  sacar alguna gota, por ejemplo, una gran concentración pública de almas bien pensantes que en defensa de la Libertad y la independencia periodística apoyen el no cumplimiento de la ley... fabuloso ¿no?

Es que en un punto, para el que está enfervorizadamente en contra del gobierno, la ley es discutible (todo es discutible) lo mismo que la legitimidad de origen de Cristina. Te van a decir que faltaron boletas, que hubo votos comprados y toda una sarasa por todos conocida. Por eso no consideran contradictoria la militancia contra un gobierno que consideran ilegítimo, que obtuvo en el parlamento leyes igualmente ilegítimas, por eso en la última caceroleada hubo uno que hasta se animó a decir que era golpista pero a favor de la democracia. Ese muchacho seguramente desconoce que todos los golpes se dieron con discursos como el suyo. Todas las dictaduras llegaron hablando a favor de la democracia, proponiendo limpiar las impurezas para luego convocar a elecciones libres. La impureza no era otra que el peronismo, obvio...

Redondeando: tenemos una escalada de acá a diciembre fenomenal con el gobierno en franca posición ganadora.

Esto no se traduce en política, en acumulación.

Muy probablemente el gobierno gane la pulseada pero eso no le sume un solo voto ni le impida perder otros con vistas a 2013.

Una cosa es un cosa y otra cosa es otra cosa.
.

12 comentarios:

Daniel dijo...

Bueno, para ganar en el 2013 tenemos; mayor crecimiento / mayor recaudación. Mejores cosechas, consecuente avance en el ámbito industrial. Muchos menos vencimientos de deuda. Más empleo.

Va a llegar un punto en donde deberán describir con precisión en qué cosa puntualmente no es democrático el gobierno. Porque hasta el opositor mas cerrado se va a cansar de repetir el: -"avasalla a las instituciones".
-"Perdón, puntualmente, en qué?" Hay que llegar a la gente común con esos interrogantes sobre el mismo discurso sobre el que se están haciendo cargo.

E ir comentándole despacio;
-"Perdón, usted es conciente de con quien está compartiendo trinchera, quien es la vanguardia misma de esa trinchera? Usted no es así de insensible como esos monstruos, no me joda"

La batalla cultural de la calle.

Vincent Vega dijo...

Gerardo, creo que más que adentro, el problema es hacia afuera. Esto ya lo está usando la prensa extranjera para "demostrar" que en Argentina la libertad de prensa no existe, y sumar un porotito más al establishment para complicarnos la vida en los organismos internacionales y etc.

Barullo dijo...

Ojalá fuera tan sencillo como lo decís, Daniel. El típico opositor no te daría la razón, sino que diría que el odio y la división y la consecuente trinchera la hizo el Gobierno, y de ahí te va a saltar a los fondos de Santa Cruz, a Skanska, a Schoklender, a Boudou, a la falta de libertad para hacer lo que yo quiero, que el relato, etc. etc. etc.
Y lo peor de todo es que esta situación se da con familiares y amigos, así que ni siquiera queda el recurso de cagarlos a trompadas :-)

Ciudadano Cagna dijo...

Hablando de diferenciar el triunfo en la batalla con Clarín del resto de los triunfos o derrotas por venir, ¿es necesario, conveniente u oportuno el spot alusivo al 7D?
¿Existe algún tipo de precedente para esta actitud del gobierno de denunciar socialmente a un "particular" ante el pueblo en lugar de simplemente operar de acuerdo a los plazos y acciones determinadas por cada Poder?
¿Cuál es la justificación del spot? Alguna debería tener, ya que nada es gratis en televisión.
A mí, personalmente, me chocó bastante.

Barullo dijo...

Yo supongo que, en un clima de caceroleo y operaciones de todo tipo, el Gobierno está apuntando a quien está detrás de todo eso.

Ayer en 678 un invitado insinuó que la única que le queda a Clarín, más allá de alguna demora adicional, es "incendiar la calle".

En ese sentido, el spot se cura en salud. Digo yo, bah.

Ciudadano Cagna dijo...

Me quedé pensando y encontré un precedente en los escraches de ARBA a "morosos incobrables", pero en ese caso no se trata de opositores políticos declarados y sí existe una finalidad práctica muy clara (estimular el pago de la deuda).

Barullo dijo...

Según tu punto de vista tampoco habrian sido necesarios, porque existen instancias administrativas y judiciales suficientes, sin tener que escrachar a nadie.

Otra cosa que dejé del comentario anterior: "nada es gratis en televisión". Si la publicidad el Gobierno la hace en Canal 7, lo que sale por un lado entra en otra parte del Estado.

Ciudadano Cagna dijo...

Barullo, no quiero irme por las ramas, lo que intentaba plantear pasa por otro lado. Pero te respondo esos dos puntos.
1) Exactamente, los escraches no son necesarios, pero sí han logrado ser efectivos a los fines de la recaudación, lo cual los justifica. Insisto con diferenciarlos del spot.
2) Que salga en la TV Pública no cambia nada, creo. Por hacerlo se gastó plata que no se hubiera gastado de otra manera (o que podría haberse gastado de otra manera). Eso exige una justificación. Tal vez haya algo que no esté entendiendo.

Por estas dudas que se plantean, considero que lo del spot no es curarse en salud. Es un tiro que bien puede salir por la culata. Desgasta al Gobierno sin necesidad al meterlo en una guerra de spots que no van a convencer a ningún convencido (de uno u otro lado), pero pueden "disgustar" a los más tibios si es entendida como una operación mediática realizada para dañar a un opositor (creo que esa fue tu interpretación).
Personalmente, hasta que alguien me lo explique de otra manera, yo lo veré como un leve abuso de poder por un lado, y como una torpeza, por otro.

Daniel dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Daniel dijo...

Nada puede hacer este gobierno en beneficio del Estado sin que digan que es en beneficio del gobierno.
Son años de haberle echo perder a la gente la ruta de lo que implica el Estado para su beneficio.
Son años de haber machacado que el Estado es lo peor que nos puede pasar. Por allí se montan.
Los países poderosos; USA, Israel si pueden expedir leyes de fuerza mayor para darle a los instrumentos del Estado viabilidad pragmática por encima de las leyes.
Acá tenemos que explicar que no somos malos ni abusivos en pretender tener la intención de aplicar UNA LEY!!!
La interpretación interesada de la parte afectada se coloca al mismo nivel que la necesidad de aplicación de la ley por parte del Estado. Y aún por encima cuando se esgrime persecusión de facto, quedando esa Ley reducida a un mero recurso incompatible con la "ley mayor" (Constitución) con permanente amenaza (con complicidad de las fuerzas opositoras) que próximamente, cuando caiga la tiranía será anulada.

De paso, si se le busca la vuelta y se recurre al repertorio de sofismas a que se nos tienen habituados, cualquier cosa, toda Ley puede declararse anticonstitucional.

Nerd Progre dijo...

"Seguramente Clarín ya tiene armadas las compartimentaciones en que se subdividirá y nadie va a perder ni el trabajo ni la libertad de decir lo que le plazca, vamos."

Ahora dicen que el 7 dic termina La Era de los Monopolios y comienza la Vigencia Plena de La Era de los Testaferros, como los de Clarin y Crlopez.

FC

Daniel dijo...

Si, todo tiene una doble intención, y los mafiosos y sus sucedáneos duran mil años.
Y toda Ley que propicie un gobierno para bien del Estado esconde no más que malas intenciones que es en el fondo todo lo que hay.
Al final de cuentas, la Iglesia dejó de quemar mujeres en la hoguera para qué?! Si tenemos a los Vázquez que lo siguen haciendo.
Todo avance es una farsa a menos que lo hagan los puros.
Y si alguna vez un puro logra fogonear un avance después descubrimos que no es tan puro porque Fontevecchia denuncia que es un oscuro violador que hábilmente lo ha tapado.
Los puros buenos son los que dejan las cosas como están y abren la ventana a los aires democráticos globalizadores -ya lo dijo Fernando Iglesias-. Por aquí, los populistas solo quieren el poder por el poder mismo. Los K quieren los medios para ellos, vas a ver cuando transmitan en cadena el casamiento de Máximo. Pero si!
Lo que si es secundario, irrelevante, cortina de humo, golpe de efecto es esta Ley de Medios en si misma. Cuando venga la democracia en serio se la va a barrer como corresponde y vamos a respirar otro aire, che.

Entrada destacada

Carta Abierta a Carta Abierta