lunes, 26 de mayo de 2014

Cristina vuelve a la Catedral



Cristina vuelve a la Catedral de Buenos Aires y en la mirada de María Eugenia Vidal está todo: curiosidad, admiración, envidia... Luego de 11 años en la cresta de la ola esta mujer sigue estando en el centro de la escena.

Cristina vuelve a la Catedral en modo estadista. Sabe que arribar al final de su segundo mandato con normalidad es definitorio y que por eso los enemigos del pueblo no descansarán tratando de consumar el recambio traumático, ese que les hizo creer en enero que a esta altura estaríamos con un gobierno provisional.

Pero no es de acero y se quiebra leyendo una oración. Seguramente le pasan como un rayo Néstor y tantas jornadas de combate.



La lucha política tiene etapas, tiene tácticas y tiene estrategias. El combate es largo, nos trasciende generacionalmente. Si Cristina llega a entregar el bastón presidencial el 10 de diciembre de 2015 en orden, el movimiento popular se habrá anotado una victoria rutilante. Esto no es fácil de entender, como tampoco que así como ahora vas por YPF al rato estás cuidando el precio del yogurt. La política es el arte de combinar los grandes relatos con el chiquitaje aparentemente más insignificante.

Hubo una mañana de gesta y hay un atardecer de sosiego.

Detectarlo es sabiduría...

A la hora en que tras los ventanales chorrea el mismo odio del 55 ahora remixado, Cristina ingresa a la Catedral y Monseñor Poli pronuncia "diálogo diálogo diálogo". En ese preciso instante la historia pega un volantazo y las palabras cardenalicias suenan más a ruego dirigido al espectro opositor que al gobierno mientras a lo lejos todavía resuena el eco del bochorno por la carta papal.

4 comentarios:

uno dijo...

¡Brillante Cristina Brillante!....Que alegría, estar viviendo este momento...que alegría Peronista que siento, que alegría de ver toda esta juventud BIEN Peronista...BIEN Kirschnerista; Tenemos futuro ¡Sin dudas!

Politico Aficionado dijo...

Es para Moyano que lo mira por TV.

Carlos G. dijo...

Estaba haciendo falta una alegría como ésta.
No puedo estar más agradecido a la providencia el estar viviendo estos 11 años históricos, extraordinarios.
Y los que vendrán.

Politico Aficionado dijo...

No deja de llamar la atención que la movilización de 20.000 personas de Moyano y sus amigos haya sido nota de tapa en los medios dominantes, mientras que la movilización, 15 veces mas grande del 25/5 haya sido cuidadosamente invisibilizada.

Entrada destacada

Corea del Centro, el hit del verano que se viene