jueves, 13 de junio de 2013

La orgía de la carroña




Hasta las 7.06 de esta mañana volvían en masa del orsay, abochornados. Estamos tan tomados por el tema de "la inseguridad" que el primer acto reflejo fue imaginar a un loco suelto, un psicópata que agarró de los pelos a Angeles en un descampado, la violó y la tiró en un container. Para los medios y periodistas opositores era la gran oportunidad de tirarle un nuevo cadáver al gobierno. Para legisladores que siempre se anotan en la primera fila, se trataba de correr en busca del registro de violadores... ¿Tiene que haber otra violación para que se reflote en los diputados la necesidad del registro de violadores, si es que eso ayuda?

¿No se puede superar ese reflejo pedorro de ir a redactar proyectos ante cada caso que conmociona a la sociedad? O dicho de modo ¿Hay que esperar que sucedan actos abominables para legislar?

Hoy Clarín tituló "Imprevisto giro en la investigación por el crimen de Angeles"

"Giro de la investigación" significa "La realidad nos volvió a triturar todos los titulares y todos los zócalos"

¿Giro en torno a qué? La fiscal nunca cambió la carátula, pero ayer vimos durante toda la mañana a los móviles de la TV en Colegiales entrevistando a vecinos sobre la inseguridad y diarios importantes descontaban que la piba había sido violada.

Hasta que los informes descartaron la violación y se supo que las cámaras vieron a la adolescente en la cuadra de su casa, como volviendo a su hogar. No se sabe mucho más, pero sí que todo lo que se especuló estuvo sólo fundado en el prejuzgamiento y en la necesidad de tirarle con lo venga al gobierno nacional.

En este blog hemos escrito mucho sobre cómo los lineamientos editoriales de los medios opositores se vienen llevando puesto al periodismo. El tratamiento del crimen de esta pobre piba es tan solo una prueba más.

Pero a partir de las  7:07, cuando se produjo el choque de trenes en Castelar, todos los que volvían abochornados del orsay tuvieron una noticia caída del cielo, inesperada: otro siniestro o accidente (eso está por verse) en el Sarmiento. La mañana fue invadida por todo tipo de especies carroñeras que como no podía ser de otra manera impusieron su ritmo oportunista, menor, vomitivo. Todavía no están claras las causas del accidente y se aconseja esperar para emitir conclusiones. El sentido común, no obstante, lleva a pensar que es raro que una formación salida hace muy poco de los talleres, que fue refaccionada, que se le pusieron frenos nuevos y que de Once hasta Morón circuló sin el más mínimo inconveniente se haya quedado sin frenos en un santiamén. El sentido común también indica que con las imágenes aún presentes del 22/F a alguien se le pueda ocurrir poner en funcionamiento una formación que no está en condiciones.

Es raro...

Nada de esto reduce, empero, el costo político que el gobierno pagará. Gestionar tiene estas reglas y si en un área sensible como el transporte ferroviario se cometieron errores durante años, todo lo que se ha venido haciendo desde que Randazzo tomó el fierro caliente siempre será poco ya que décadas de abandono no se revierten en un año y pico.

Es simple y doloroso. 

Cada descarrilamiento, cada incidente es responsabilidad de los gobiernos que desde 1960 en adelante operaron para destruir nuestro sistema ferroviario pero la cuenta se le cobra al gobierno de turno.

¿Se podría haber hecho más desde 2003? Sin dudas que sí, pero me parece que hay que mirar la situación desde otro lado: los gobiernos también cometen errores, también se equivocan. En materia ferroviaria nuestro gobierno no ha estado a la altura que estuvo en otras áreas y lo está reconociendo en los hechos, con las obras que emprendió y en las inversiones realizadas para reequipar todas las líneas del transporte interurbano con material rodante que en su mayoría empezará a llegar al país el año entrante. Pero ello queda arrumbado en un rincón porque en días como el de hoy la orgía de la carroña todo lo puede.

8 comentarios:

Daniel dijo...

Escuchar ayer a una buena vecina Pro tirar su panfleto, muy dolorida ella por la muerte de esta chica, tan dolorida que saca el panfleto de siempre del bolsillo y tenés que escuchar por un noticiero de llegada masiva desplegar el panfleto de siempre en boca de gente de sensibilidad tan espontánea que tiene siempre el panfleto de la inseguridad a mano! Ayyy.

Daniel dijo...

Mas otro boga de esos que van al programa de Mauro que tira el que los violadores están sueltos y violan por culpa de los Derechos Humanos !!! Y la concha de la lora del panfleto de siempre en boca de esta gente que ya me tiene las bolas por el suelo!

HUINCA dijo...

Entiendo. Pero la cantidad de energía y recursos es finita; y además, a ver qué pasaba si al gobierno se le ocurría meterse con los trenes privatizados antes. Por desgracia (nunca mejor dicho...), sin accidentes no hubiera sido posible meter la mano, y sin espalda de plata -esto es, sin las mejoras recaudatorias en Anses y AFIP- no se podía hacer gran cosa. este ha sido y es en parte aún un país que sigue limpiando los escombros de la catástrofe seudonatural del neoliberalismo. Recordemos que los 50 años de abandono -pensando en el 60, aunque me iría mucho más atrás, creo que nuestros trenes siempre fueron viejos, eso de ser colonia tiene esa desventaja- implican además el que no hubiera personal preparado, ni técnicos, ni logísticos.

Y una más, la fundamental: haber empezado algo con los trenes antes, hubiera implicado perder a Moyano, que fue imprescindible hasta hace poco. Cada vez que Cristina dijo alguna frase que incluía la palabra "tren", Moyano se inventaba alguna para decir "nos van a tener en la vereda de enfrente". Y sino me creen, a las hemerotecas.

Es como todo. Es hacer el país de nuevo, que tiene estos problemas, estos riesgos de vida que nos hacen pagar (a las víctimas directas en primer lugar). Pero se seguirá.

Sergue dijo...

Huinca, se metieron antes, a Jaime con sus trajes refulgentes lo puso Nestor y lo bancó, lamentablemente muchísimo tiempo. El festival de subsidios a los concesionarios sin control también fue obra del kirchnerismo. Es cierto que no se puede hacer todo, pero por ejemplo en transportes se optó en algún momento por poner la guita y la inversión en Aerolineas y no en el transporte masivo ferroviario, son decisiones, con sus consecuencias , perjudicados y beneficiados.... en realidad como decía Manolo en su blog me parece que ni los provincianos de ciudades chicas ni los porteños que no salen de la CABA entienden la fundamental importancia del transporte masivo para la masa de laburantes del conurbano..

jfc dijo...

Viajo y he viajado en tren, usando varios ramales, especialmente el Roca, y si pudieran buscar datos, fotos, algun video, verían que en el 2003 los trenes eran literalmente, salvo el ramal a San Isidro, basura, apenas algo mejor que los trenes blancos asignados a los cartoneros. Por años no se veian antes de esa fecha, mantenimiento de vias. Se tuvo que hacer y vi como se hizo muchisimo, falta, mucho. Desde esta mañana tengo la cabeza y el corazón partidos en dos, una parte, la mayor, con todas las víctimas, la otra parte con mi gobierno, que jaqueado a diestra y a siniestra, por una falla que no se a que se debe no pudo evitar este terrible accidente.
Espero que las mayorías sigan viendo la gran película y sepamos reclamar por estas tristes fotos.

hector dijo...

Todo lo hecho quedara efectivamente arrumbado en un rincón, si asumimos como natural el discurso de nuestros enemigos y hacemos alegremente la famosa “autocritica”, que tanto deleita a los progresistas. Si nosotros no ponemos en valor las razones policías que llevaron a nuestro gobierno a establecer prioridades en su gestión, las consecuencias de los accidentes serán siempre producto de nuestra corrupción, desidia e ignorancia. En nuestro país, en el tema ferroviario, no hay mayores adulto que sea solo víctima del manejo de los trenes, por acción u omisión le hemos permitió a los distintos gobiernos que precedieron a este, la paulatina y sistemática destrucción del sistema ferroviario. Los gremios ferroviarios, tampoco están exentos de esta crítica. Seguramente la gestión del ministro Randazzo merezca alguna crítica, pero no podemos ser nosotros los que nos sumemos a ellas, legitimando el discurso de quienes han sido y siguen siendo los enemigos del transporte ferroviario en beneficio del automotor (diputa que esta inexplicablemente silenciada) porque las relaciones carnales viene con camiones, no con ferrocarril. Saludos.-

walter dijo...

Parece que la era K nos impone a seguidores y opositores la inesxistencia del error humano.
Que sòlo son inteligentes los que hablan o critican pero su responsabilidad sòlo es hasta ahì,si una tragedia como esta nos duele,porquè no nos asusta tanto salir a las rutas donde muere mas gente por dia que por trenes al año? serà porque los accidentes de transito tienen componente individual?a veces es mejor callar y esperar a que se despeje ,para mirar con mayor claridad,pero que quede claro que no hay que ser ingenuo y aceptar cualquier crìtica porque sì

Facundo Coronel dijo...

es un espanto ver el uso politico que se le da a las noticias de impacto. cualquiera q tenga un poco de gimnasia lectora en los medios se daba cuenta de q el crimen de angeles no estaba relacionado a "esa" inseguridad de connotacion social sino a un hecho particular y casi "atemporal". En cto a lo del sarmiento lo mismo, el oficialismo tratando de sacarse el problema de encima buscando enseguida relacionarlo con el maquinista y los medios solo intentando destripar a randazzo, cristina y a todo aquel q lleve una k en el pecho. si escuchabas a lanata a la mañana tenias ganas de salir a matar kirchneristas en una horda armada con rastrillos y antorchas.egoismo politico. de todas las puntas. horrible.

Entrada destacada

Reivindicación del Chango Farías Gómez