Entrada destacada

10 años de Tirando al Medio

martes, 28 de mayo de 2013

El kirchnerismo se manda un buen acto y la derecha enloquece


Reaparece Eduardo Duhalde, luego de perder en 2011 hasta en la escuela donde votó, ya retornó Domingo Cavallo, todos vuelven, como si nada, legitimados por el mismo dispositivo mediático que sostiene una campaña antigubernamental nunca vista, por lo menos desde 1955 en adelante. En ese ataque frontal todo vale. Hasta hace una semana el problema era la chavización, ahora el nazismo. Se puede ir de un extremo al otro como si nada, reflotando esa anchura conceptual taximetrera que planteaba como solución a los problemas argentinos la irrupción de "un Franco o un Fidel Castro", da lo mismo...

El kirchnerismo se manda un buen acto y la derecha enloquece. No comprende cómo puede ser que a diez años y cuando están convencidos que se cae, el oficialismo les espete una movilización tan formidable. Es que sigue vigente esa constante del microclima, ese rumoreo de pasillo que al no ser chequeado con la realidad de la calle se termina transformando en realidad, hasta que la realidad de verdad lo hace añicos. Los opositores arrancan desde temprano cabeceando los centros de Nelson Castro, Magdalena Ruíz Guiñazú, Tenembaum, Longobardi, Novaresio y terminan la jornada en los mismos canales de cable que ven los mismos de siempre. Lanata refrita notas gastadas con dos años de antigüedad y luego se apoya en el rigor investigativo de la diputada Carrio... Sólo el complejo del gobierno y decisiones infantilistas como cambiar el horario del fútbol pudieron detener una merma en las mediciones de su show dominical que ya se estaba verificando.

Pero hay algo que se ratifica diariamente y es que la disputa sigue siendo entre el kirchnerismo, como herramienta de cambio, y un neoliberalismo con mayor control de daños, que es la nutriente político-ideológica que subyase tanto en el macrismo como en el radicalismo y los desgajamientos reaccionarios del peronismo. Hasta ahora no se vislumbra nada distinto ni mucho menos superador. Esto no implica negar que el gobierno tiene problemas ¿Es que acaso podría no tenerlos? Pero no se vislumbra mejor opción que dar la discusión y la pelea adentro en pos de mejorar todo lo que se pueda. Ojo, es probable que haya un condimento generacional en esta mirada. En una de esas uno está cansado de las guerras de almohadas de las fuerzas de centroizquierda que nunca terminan logrando nada. Quizá uno ya está medio viejo y no tiene ganas de andar improvisando.

Pero además porque me resisto a ser tan miope y tan olvidadizo como desconocer de dónde venimos y cuánto nos costó llegar a esta situación. Si repaso el blog encontraré, año tras año, muchísimas críticas al gobierno, porque no es que antes todo estaba perfecto y un buen día se vino todo abajo, siempre estuvimos discutiendo y muy fuerte al interior del kirchnerismo y en medio de esas tensiones fuimos avanzando en logros que antes nos hubieran parecido imposibles de concretar.

No es fácil ser oficialista, no es sencillo bancar lo que uno entiende erróneo, me pasa por ejemplo con la política desplegada en torno a los medios de Hadad y lo he escrito oportunamente. Pero como no hay manuales que muestren la senda del buen oficialista, sigo practicando empíricamente esto de identificarme con un gobierno y sentirme parte, disfrutando de los logros y poniendo el pecho a los errores (o a lo que uno visualiza como yerros).

El kirchnerismo sigue siendo lo más avanzado que ha podido darse el pueblo argentino, olvidar ese concepto es suicida. Por suerte el sábado vimos que hay miles de argentinos que lo siguen teniendo bien claro.

6 comentarios:

Nando Bonatto dijo...

Esos Titanic que navegan durante diez años y tienen muchos mares por delante

Daniel dijo...

Y el FAP? La segunda fuerza! que se está dividiendo de a poco en lo que ya estaba dividido antes, claro.
El acto los espantó pero las encuestas los están cacheteando.

MÓNICA ADRIANA ROSANO dijo...

YA LO DIJO UNO DE SUS AMIGOS:"EL QUE SE CALIENTA PIERDE"

No dijo...

Yo pensaba que si el acto era un éxito (como fue) clarín, la nación y cía iban a enfocarlo desde "se celebro el 25 de mayo". Alejandolo del kirchnerismo (por mas que los que ufimos sabiamos que no era asi, pero bue, los que lo vieron por tv o medios, no tenian porqué saberlo).

Me pa que estuvieron poco vivos los muchachos. Enhorabuena!

Politico Aficionado dijo...

La derecha se pone como loca porque ya avizora un nuevo cachetazo en las urnas.

walter dijo...

Creo que hace rato que imaginaba un acto semejante,porque me cansè de responder a quienes decìan que habìamos perdido la calle,incluso algunos del palo lo sostenìan,hacì como sostengo que el oficialismo al manejar informaciòn privilegiada puede instrumentar polìticas que a nosotros nos pueden parecer desacertadas o inoportunas pero aùn sin resultar infalibles suelen dar resultados.
Muchos de nosotros a veces pecamos de sabiondos y creemos entender como funcionan las cosas,pero la mayorìa desconocemos lo que es liderar grupos y menos aùn un equipo ministerial de un paìs.
IMEGINEN A CUALQUIERA DE LA OPO AL FRENTE DEL PAÌS.
Nunca voy a dejar de agradecer las circunstancias azarosas que determinaron la llegada de Nestor y Cristina