viernes, 23 de noviembre de 2012

El malinchismo, los desmemoriados y los que no se enteraron




Malinche terminó jugando en contra de su pueblo por amor, el "malinchismo", en cambio, es hacer de la defensa de los intereses foráneos un proyecto político. "Malinchismo" hacen los que festejan el fallo de Griesa, "malinchismo" practican los que entienden que siempre los de afuera tienen razón, "malinchismo" hacen los que avalan con jolgorio el accionar de estos apestosos fondos buitres ya que, como tantas veces se ha expresado, entienden que todo enemigo del gobierno de Cristina Fernández de Kirchner es automáticamente su aliado táctico.

En los sucesos de estas horas confluyen muchos factores, pero para que la lectura no se torne ilegible se impone recordar de dónde venimos para trazar un hilo conductor en el análisis.

Es imposible despegar el fallo de Griesa de la instauración de la utilización de la deuda externa como elemento de dominación en la década del setenta. Es imposible ignorar que en marzo de 1976 nuestra deuda era de 7.600 millones de dólares y que en 1983 ya ascendía a 43.000 millones con lo que el país ya había quedado preso de un nuevo tipo de dependencia, ahora de los organismos financieros. Año a año no llegábamos ni siquiera a saldar los intereses, por eso el capital engordaba dramáticamente. Esa deuda que nunca se pudo saber en qué se invirtió, qué se hizo, salvo los estadios para el mundial de fútbol. Esa deuda, cuya parte privada, perteneciente a "estas empresas a las que les interesa el país" Domingo Cavallo transformó allá por 1981 cuando presidía el Banco Central, en deuda de todos los argentinos, esa deuda que nos trajo a Teresa Terminasián, al indio Anoop Singh y a tantos funcionarios del FMI, que cual visitantes ilustres venían como capangas a mirar nuestras cuentas y hasta en las revistas del corazón los retrataban con el gesto vergonzante y servil del que termina idolatrando al invasor.

Por eso el famoso "desendeudamiento" que propuso Néstor Kirchner en 2005 resultó central para quitarle poder a la incidencia del FMI en nuestro país. Canceló la deuda con el Fondo y le dijo a los tenedores de bonos de la deuda externa "podemos pagarles esto. Tómenlo a déjenlo" y ofreció un monto mucho menor al nominal pero con la seguridad de poder pagarlo y así fue que el 93 % de los bonistas aceptaron. Desde ese momento Argentina ha pagado en tiempo y forma cada vencimiento.

Como era de esperar, esta política de Kirchner nunca fue avalada por los sectores del stablishment, que ahora salen con los tapones de punta. La traducción del fallo de Griesa en nuestra política doméstica se encuadra en la defensa o no de los intereses nacionales, en una cuestión de soberanía, por eso no hay mucho más que hablar. Por eso desde Felipe Solá hasta Ricardo Alfonsín están apoyando la posición argentina. El asunto acá es que hay sectores que no sólo les encanta que al país le vaya mal por cuestiones ideológicas sino por intereses bien concretos. La idea que los mueve es que toda vez que el país entra en crisis, son precisamente ellos -el entramado de grandes bancos y grupos económicos- los que terminan haciendo la gran diferencia. Cualquier lectura de los últimos 70 años muestra que por lo menos una vez por década estalló una crisis y que a la salida de la misma, los de arriba aparecían mucho mejor que lo que estaban antes y los abajo mucho peor. La crisis es para ellos la gran oportunidad de hacer la diferencia, por eso están poniendo fichas a Griesa y a los fondos buitres, buscando crear un gran despelote que los ayude a reposicionarse. El país previsible no les sirve, el país ordenado es su calvario. El país que negocia con los bonistas y obtiene un 93 ¡93! por ciento de adhesión y luego paga como Dios manda, es su enemigo declarado. Por eso ayer alertaba en este post a aquellos argentinos que sin profundizar adhieren al discurso de los medios opositores y llegan al espanto de considerar que el reclamo de los fondos buitres "es justo". Alertaba porque siempre en esas crisis es donde los de arriba agrandaron su participación en la torta, los choreados siempre fueron los que viven de su salario. Siempre que Argentina quedó de rodillas, los intereses los pagó la clase trabajadora.

Argentina hoy es ejemplo en el mundo por la forma en que resolvió su crisis y su deuda, por eso también hay intereses muy poderosos en hacerle pagar carísimo las consecuencias para, entre otras cosas, mostrarle al resto que los que a los que sacan los pies del plato se los cortan.

Puede ser un brote voluntarista lo mío, pero mucho me temo que el pueblo argentino tiene más claro de lo que nos parece este asunto. Mucho me temo que así como cuando se decidió recuperar YPF se consiguió una adhesión popular incontestable, ahora el gobierno logre en esta pulseada un nivel de consenso igualmente asombroso, pero no por ello la discusión es menos importante. Hay que salir del zocaleo y llevar el debate al origen del problema de la deuda, ahí se gana fácil.


5 comentarios:

ram dijo...

Me va a disculpar Gerardo, pero yo la dejaría tranquila a la pobre Malinche, a la que algún atenuante sentimental se le puede encontrar.
A mí se me da por pensar en un personaje como "Gunga Din", pricipalmente por la actitud servil a ultranza, como esos diarios, verdaderos buitres del fondo y esos "periodistas" que, no dan para pasar por Malinches enamoradas, sino que son vulgares babosas, como adriancito verdura por ejemplo.
Yo no sé si está lo suficientemente claro el hecho de que todos estos opinadores "independientes", "serios", opinan y ponen cara de tujes desde la guita que embolsaban antes, embolsan ahora y podrían embolsar después si el "enojo" del camarada griesa prospera.
Uno, de tanto ver películas, al personal de servicio, no lo nota, es paisaje. Y si encima porta la caripela de adriancito verdura o se babea con la pilcha de singh como bonelli, hasta puede creer que son chicos inofensivos.
Graso error, son gurkhas y cobran según el botín y, obvio, para que el botín aumente hay que pegarle a la yegua, sus potrillitos y facturarle los pagarés firmados por otros (otros, a su vez, inexistentes, ¿alguien sabe de la existencia actual de un tal carlo, un tal mingo o incluso un tal chupete?).
No estaría mal si alguno trajera la data de cuánto dinero, de curso legal en multitud de países, estamos hablando, para medir el patriotismo y la honra de estos muchachos y de cuánto más podríamos hablar en este nuevo capítulo de predicar su catecismo.

walter dijo...

No es solo voluntarista Gerardo,la gente no es tan tonta,el pueblo en escencia es profundamente nacionalista (bien entendido)y esto se comprueba en la nacionalizacion de YPF,Aerolineas.Lo que pasa es que capital tiene la densidad mas alta de tilinguería por m2,hay que salir un poco de la city que los amontona a todos,aca en avellaneda no hubo cacerolazos en el barrio,el que caceroleo (unos 1O) el 8n se fueron a capital porque aca no sono absolutamente ni una.
Siempre esperan algun revès para lastimar y regodearse con las heridas,acà el paro no se notò salvo en las escuelas porque las maestras dijeron que no enviaran los chicos ,pero ellas fueron a la escuela.
Simpre que hablo de politica me saltan con tema de la inseguridad ,y es gracioso,cuando les planteo que tienen miedo a ser muertos en un asalto y sin embargo no tienen miedo a viajar en auto que es mucho mas probable por estadisticas a sufrir un accidente me aceptan el argumento(de hecho aca en el barrio hubo muchos accidentes mortales y solo uno por asalto y no acà),asi estan las cosas,la lucha mediatica solo invade en sectores muy parciales,el resto esta en otra.
Creo que CRISTINA esta gestionando bien y tiene claro que la cuestion es la economìa y la ampliacion de derechos.

Contango dijo...

Excelente el post Gerardo. Pero ayer, escuchándote en la radio, me agarre una maquina con vos, por que a veces en los momentos donde hay que apechugar, ciento que te pones a hacer quilombo cuando se hunde el barco. A no enojarse, pero cada ves que un golpe nos entra, en el Kirchnerismo tenemos la costumbre de buscar que hicimos mal, echarnos las culpas, mirarnos de costado, salir con el Nestorometro a medir compañeros, y erramos viejo. Las cosas no siempre pasan por errores propios, a veces pasan. Cuando algunos compañeros defeccionan o abandona el proyecto, la reacción no es siempre la de Alberto Fernández también hay un Taina. Por que convengamos que Jesús no tuvo la culpa de la ambición desmedida de Judas y tampoco digamos que le falto visión o lo descuido. A veces se le reclama a la conducción que cuide de cada uno de nosotros y es exactamente al revés. Saludos Gerardo.
Walter siempre utilizo el mismo recurso con el tema de la inseguridad y les ofrezco un ejercicio, “decime cuantos famosos conoces que murieron en ocasión de robo y cuantos tuvieron un accidente fatal”.
Saludos

Mariano T. dijo...

Es el gran problema del sectarismo de los kirchneristas enunciado en un post. No hay en él ninguna voluntad de unidad nacional ante una amenaza externa.
Se minimizan los apoyos de la oposición, y se pone lente de aumento en las disidencias.
No importa si la unidad nacional es buena para la causa ante los fondos buitres, lo importante es amplificar las diferencias por puro objetivo político interno.
El único motivo por el cual la AUH no es ley, es que saldría por unanimidad, lo que contradiría el relato.
En el voto a los 16, mandaron a Larroque a expulsar a la oposición con su discurso.
Y ahora es lo mismo. Los apoyos serán minimizados, y las diferencias amplificadas, no conciben la política de otra manera.

elbosnio dijo...

Gerardo, (aceptando el criterio de Ram sobre el atenuante del amor de la Malinche y negandoselo a Gunga que sentía amor por el inglés) yo creo que el Gunga Dinismo está en los tipos locales que laburan para los fondos buitres, tipos que quizás se formaron en universidades aqui, quizás obtuvieron información critica y conocimiento trabajando para el estado argentino, y hoy está alimentando a los fondos buitres por una monedas.
El opositor que usa este dato para su jueguito en la tribuna local (uso las palabras de GR en su comentario a tu post anterior), erosionar a CFK en la arena local, no hace mas que política nacional. Erosiona a su adversario con lo que tiene a mano. No me parece lo mismo. Habrá que desarticular la critica, refutarla, usarla en su contra, pero eso no hace mas poderosos a los fondos buitres.
Es como cuando ante el narco escándalo de Santa Fe, algún opositor los chicanease al FAP. No es lo mismo que asistir a los narcos policías, ni darles fondos para que aumenten el despelote en una provincia opositora. Es solo usar un tema publico para sacar rédito político, sin hacer en la realidad ese tema peor.

Contango, acuerdo con usted en lo global. Los éxitos del Kirchnerismo en la arena política nos dejaron sin oposición y comenzamos a reemplazarla en la crítica interna. Nos perseguimos con nuestros errores como opositores despiadados. No sé si es malo, pero es llamativo. Desde hace años el gobierno con el que simpatizamos no ha cesado de avanzar a pasos agigantados pero estamos periodicamente padeciendo por que ¨se detuvo¨ o porque ¨no puede ser que cometamos tantos errores¨ o tantas cosas mas. Es raro que el 54% nos haya sorprendido. Por lo general a los simpatizantes, su candidato los sorprende por lo poco que saca, porque la pasion y el deseo lo lleva a sobreestimar el resultado. Con los K no pasa.

Mariano T: uno se centra en lo que lo sorprende. Que toda la oposición se una frente al embate de un fondo buitre es como que se una en aplaudir un gol de la selección. Podríamos hacer posts sobre eso, pero nadie los leería. Es lo que todos esperamos. Gerardo se centra en aquello que no ocurre como debiera. Es eso malo?

Entrada destacada

Reivindicación del Chango Farías Gómez