viernes, 27 de enero de 2017

Macri le cumple a la derecha



El presidente sabe que tiene un ramillete de demandas ideológicas de la derecha más reaccionaria que son de cumplimiento urgente, pero también es consciente de que aún ganando en las parlamentarias de este año no conseguirá el blindaje parlamentario necesario para aprobarlas. Quizá por eso elige el camino más corto, que es el DNU moviendo el feriado del 24 de marzo, algo que sin llegar a su erradicación -algo que demuestra lo alto que dejó el piso el kirchnerismo- al menos trasunta cierto ingreso de la fecha dentro de la lógica feriadista, con lo que se le quitaría buena parte de sustancia más que nada ideológica. Macri sabe que si el congreso se lo rechaza, nadie podrá achacarle que no cumplió con esa derecha ideológica que sin ser mayoritaria en su electorado, tiene su importancia. Mauricio les cumplió y sacó el DNU, luego fue el parlamento el que se lo tiró a la basura.

Esto es evidente, viendo cómo Gabriel Katopodis, intendente de San Martín, hizo punta anunciando que declarará feriado el próximo 24 de marzo y cómo Insaurralde, de Lomas, y otros han seguido su ejemplo. Nada más seguro que el rechazo del congreso a esta iniciativa macrista de tocar el 24 de marzo. Días atrás publiqué un texto, nada menos que de Joaquín Morales Solá, que demostraba el error del presidente.
En lo personal, discrepo con la idea del error porque, pensándolo un poco, me cierra mucho más esta lectura que hoy estoy haciendo, y que hablaría de un presidente astuto para sacarse de encima asuntos donde sabe que lleva las de perder. Por supuesto que alguien podrá argumentarme que estoy medio empecinado en encontrar brillos y virtudes donde no los hay, y en una de esas tenga razón. Sucede que cargo con la mochila de ajedrecista, esa que dice que siempre hay que esperar la mejor jugada del rival y no especular con que se equivocará pues de no hacerlo, hará con uno lo que le plazca.
No lo veo a Macri como un brillante estratega, pero mucho menos como un boludo ¿Me explico?

4 comentarios:

Hugo dijo...

Y al final Macri reculó. El 24 de marzo queda firme e inamovible. Quedar bien con la derecha más reaccionaria y recalcitrante era arriesgarse a que el 24 se le rebelaran muchos municipios, algunas provincias y hasta que le hicieran un paro general (muy a pesar de la CGT). Y es verdad. No será un gran estratega pero tampoco es un boludo.

Politico Aficionado dijo...

Finalmente dio marcha atrás con el DNU, de esta manera reconoce que hizo una mala lectura. No es la primera vez.

Su insistencia en recurrir al "si pasa, pasa", frente a un oposición que ya le está tomando el tiempo, no lo pinta como un político particularmente astuto.

Politico Aficionado dijo...

Ahora bien, si lo que pasó es que confió en los radicales y se vió sorprendido en su buena fé, ahí si que habría que concluir que es un boludo.

Guido Dippo dijo...

Sep, un ajedrecista bárbaro. En 2009 Néstor gana por 15 puntos, en 2015 Scioli en primera vuelta y todo el gobierno K festejando la caída de Clarín mientras Magnetto se cagaba de risa.
Mi sobrino de 5 años se haría un festín con vos jugando al Ta-te-ti.

Guido

Entrada destacada

Corea del Centro, el hit del verano que se viene