lunes, 13 de junio de 2016

Qué peronismo ganó en Río Cuarto?


Yo no miraría tan linealmente el resultado de Río Cuarto pues, al fin y al cabo, la suma de los votos entre el delasotismo y Cambiemos es más o menos equivalente a lo que sacó Macri en el ballotage. Tranquilamente podríamos pensar en una interna dentro de un mismo espectro en la provincia que catapultó a Macri a la presidencia. Es obvio que una derrota es una derrota, lo que no lo es tanto es que la fuerza triunfante sea una oposición férrea, sino que mas bien es algo funcional al modelo de alternancia que se pretende edificar, algo parecido a Colombia, un marco de fuerzas “razonables” y “dialoguistas” que se turnen en la gestión del estado dentro de un contexto prolijo, donde ninguna de las dos expresiones saque lo pies del plato. El establishment sueña con una alternativa a lo Massa, que ese sea el límite de la disidencia. En ese sentido, el resultado de ayer juega muy a favor de ese diseño y si en el peronismo olfatean que la cosa viene por ahí, muchos no vacilarán en sumarse.


El gran desafío, entonces, es para los sectores que no están dispuestos a formar parte alegremente de este sistema en ciernes: cómo tender puentes con todo el peronismo y no aislarse; cómo articular una presencia político electoral que no se aísle en un testimonialismo de por y para sectores con necesidades básicas satisfechas que por momentos se asemejan más a un club de fans de Cristina que a un colectivo político seriamente comprometido con la transformación de la realidad.

No hay comentarios.:

Entrada destacada

Carta Abierta a Carta Abierta