viernes, 19 de febrero de 2016

Bonelli en la misma línea que Broda


En el libro “Clarín, la era Magnetto”, Martín Sivak cuenta que Marcelo Bonelli es uno de los periodistas del grupo que mejor vínculo tiene con el CEO, por eso sus notas son leídas con atención pues lo que escribe se lo considera en gran medida parte del pensamiento político-económico del mandamás del grupo Clarín. En su habitual columna de los viernes “Panorama empresarial” hoy Bonelli dice en un párrafo muy sugestivo:
“Junto a Jaime Durán Barba, el jefe de Gabinete defiende la estrategia de no llevar adelante ningún ajuste sustancial de la economía, para no deteriorar la imagen de Macri. Ese plan tiene, por ahora, todo el aval del Presidente. Pero dentro del gobierno existen voces que argumentan que la demora en corregir la economía, alienta la inflación y puede en el futuro generar costos políticos a Macri. Carlos Melconian, titular del Banco Nación, sostuvo en reunión con banqueros:“Estamos en una transición, este no es el plan que tiene en la cabeza Mauricio”.Francisco Cabrera puso paños fríos en las discusiones y cree que la inflación va cediendo. El ministro sostiene: “El traslado a precios de la devaluación fue menor”. Prat-Gay adhiere a la idea de no hacer olas. Cree que no hablar del estado caótico en el cual Cristina dejó la economía va a facilitar la negociación externa con los “buitres” y el plan de endeudamiento para financiar sin ajuste este año el monstruoso déficit fiscal.”
El miércoles, nada menos que en Radio Mitre, Marcelo Longobardi entrevistó a Miguel Angel Broda, considerado la voz más importante de los gurúes (Acá está la desgrabación) Broda dijo exactamente lo mismo que se lee hoy en la nota de Bonelli, con el dato extra de la mención a Carlos Melconián diciendo que “este no es el plan que tiene en la cabeza Mauricio”
Queda claro que estamos asistiendo a una interna fabulosa al interior del gobierno y los conglomerados empresariales que lo entornan. Aquella máxima de Broda sobre si el ajuste “lo haremos planeado o a los golpes” está más vigente que nunca. En este contexto, queda claro que Clarín juega con el ala más salvaje que está planteando que si no se va con el cuchillo a fondo, no llegarán los resultados deseados.
Si a nosotros ya de por sí nos parece extremadamente dura la política desplegada por Prat Gay, casi que no resultaría inimaginable las consecuencias de la aplicación de la receta Broda-Melconian. La gran pregunta es si existen posibilidades en la vida real para la aplicación total de las ideas de Broda, o si en verdad este gurú y sus secuaces no juegan, al fin y al cabo, el eterno rol de exigir lo imposible para de alguna manera legitimar por derecha el ajuste que lleva adelante el gobierno. Viene a cuento recordar cómo en los tiempos de Cavallo-Menem se justificaban las consecuencias nefastas de la convertibidad por la no aplicación de “las reformas pendientes”.
De momento, Macri avanza pero no con la dureza que le exigen. Se rumorea que su discurso del 1 de marzo en la apertura del año legislativo será durísimo en términos de denunciar la herencia recibida (que es una de las exigencias del ala dura) Habrá que ver cuánto les concede en el resto.

No hay comentarios.:

Entrada destacada

Carta Abierta a Carta Abierta