lunes, 2 de noviembre de 2015

¿Sirve la campaña del miedo?


Temo que la campaña del miedo desatada por el kirchnerismo no arroje resultados, básicamente porque quienes votaron a Cambiemos y UNA no percibían que si ganaban Macri o Massa se desataría un vendaval de medidas antipopulares, salvo que creamos que son imbéciles que votan contra sí mismos. No estoy diciendo que Macri no encabece una restauración conservadora sino que una porción nada desdeñable de los argentinos no lo cree, o no lo visualiza de esa manera.

Quizá lo más redituable sea interpelar al votante de Massa ya que está ahí el caudal de votos que inclinará la balanza para uno u otro lado. La mayoría de los 5 millones de votos de UNA votaron al FPV entre 2003 a 2011 . Quizá el tema pase por conversar con ese elector y ver por qué en su momento votó al FPV, por qué se alejó y qué cree que deberíamos hacer para contar con su voto el 22/11. Ahí deben apuntarse los esfuerzos, de lo contrario existen muchas posibilidades de que el festival "Si gana Macri" termine siendo una escena de terrorismo político tardío que muy probablemente termine favoreciendo aún más a Cambiemos.

Basta de carpetazos y archivos ¿De qué sirvieron? ¿Dónde están los votos que perdió Macri por Niembro y las pautas truchas a radios del interior? 

Aprendamos

Cuando Macri ensayó su astuto cambio de discurso, la noche en que Larreta ganó el ballotage a Lousteau, en el post "Cambiemos para volver a Néstor" escribí:

"La verdad es que en la Argentina del siglo XXI todos estamos de acuerdo con lo que hizo el kirchnerismo con la diferencia de que todo eso se podría haber hecho mejor...

Pareciera que han caído los velos y el país empieza a ver a las fuerzas políticas tal cual son. La gran primicia es que todo lo que se hizo había que hacerlo, pero de otra manera.

Ahora van a instalar ese debate. Ya han comprobado que la mayoría de la sociedad está a favor de mantener los ejes estructurales del modelo pero "con una gestión más transparente y eficiente" ¿Ta?

Tendremos que estar más atentos que nunca. Como en esas películas de alto suspenso en que el espectador está tieso y alerta porque en cualquier momento viene el golpe de efecto que lo eyectará de la butaca, habrá que preparase para presenciar un desfile de travestismo político que no tiene antecedentes en la historia política vernácula.

Reconozcamos que el giro es inteligente, al menos no les queda otro recurso a mano. Ya probaron con la oposición frontal y así les fue. Pero nada es tan simple como parece: este tipo de reposicionamientos no se combaten con tanta facilidad, básicamente porque no a todos los ciudadanos les importa discutir quién es el padre del modelo sino que les preocupa elegir al que se muestre más capacitado para gestionarlo.

Las PASO sirven como un ejemplo perfecto para lo que intento plantear: hoy ya nadie se acuerda de que las sancionó el kirchnerismo en soledad ante la férrea oposición del resto de las bancadas. Lo que le importa a la mayoría es que son un excelente mecanismo de resolución de internas que le hubiera servido y mucho, por ejemplo al panradicalismo en 2011. Ya en 2013 lo adoptó en la CABA con indudable rédito político y a nadie le importó quién las había propuesto y aprobado.

¿Acaso alguien dejó de elegir la boleta de Menem en 1995 porque luego de su victoria de 1989 dijo que si hubiera expuesto cuál era su verdadero plan de gobierno nadie lo votaba?

Los pueblos no votan paternidades de modelos. Eligen al que se muestra más idóneo para llevarlos adelante en beneficio de las mayorías."

-------------

Por supuesto que hay antecedentes de Macri que deben ser trabajados; por supuesto que no hay que dejar de remarcar el doble discurso de salir a decir ahora que están bien todas aquellas iniciativas a las que se opusieron con obstinación. Pero con eso solo, parece que no alcanza.

30 comentarios:

Alberto Cáceres dijo...

Claro que no.
No sirve el miedo cuando ganó el hartazgo a la mentira permanente, al reto por pensar distinto, al griterio.
Las últimas encuestas mas o menos creíbles- hasta el sistema de encuestas han pervertido los destructores del sistema estadístico en Argentina- arrojan un 63- 37 a favor de Macri.

Parece que el miedo es lo último que les queda para convencer, pero logran el efecto contrario.
Deberían volver a proponer. El tema es que lo que pueden proponer lo han transformado en no creíble.

El callejón sin salida lo han armado ustedes mismo a lo largo de años.

Anónimo dijo...

Discrepo con vos con respecto al voto a Menem en el '95. En el '89 con una hiper desatada y con un Alfonsín totalmente desgastado y ante la promesa de una revolución productiva y un salariazo el peronismo era la única opción visible para salir de la crisis.
En el '95 con las medidas tomadas por Menem, éste era para la clase media alta (sobre todo) alto, rubio y de ojos celestes y recibió masivamente el voto de ese sector.
También hay que recordar que el voto disconforme con Menem se volcó a la fórmula Bordón-Alvarez.
Gachi

Alberto Cáceres dijo...

El problema de referenciarlo todo en el pasado es que la historia nunca se repite matematicamente y se dejan de percibir los matices del futuro.
Insistir con la Alianza cuando en 8 años el gobierno de la CABA ha demostrado algunas capacidades concretas de gestión, es torpe.
Ir mas lejos, a Martínez de Hoz, al Proceso, es decididamente inútil.
Espero que no sigan yendo para atrás, a la Revolución Libertadora, al golpe de Uriburu, al gobierno de Roca o Mitre, a los carlistas.

Martin Valacco dijo...

La derecha, en el mundo, siempre uso el miedo como herramienta ( terrorismo, inseguridad, etc), con resultados dispares pero muchas veces con éxito. No se si hay tiempo y organización para orquestar la campaña que pedís, creó que no. Creó que apelar a la memoria es la última que nos queda, no se si alcanza, probablemente no, pero es mejor que quedarnos tres semanas discutiendo como hacer. Abrazo grande

Anónimo dijo...

Acá en Mar del Plata la campaña del miedo contra Arroyo fracasó , en la Provincia contra Aníbal funcionó...
Puede que buena parte de la gente que se inclino por Massa sienta que al kirchnerismo ya lo derrotó el 25 y que si gana Scioli en definitiva es el golpe de nocaut y la reinstalación de un peronismo no k.
Pero la verdad la cosa pinta fulera...
Roberto Petruzza.-

Mariano T. dijo...

Hay una leyenda urbana acerca de que el voto a Menem en el 95 era muy diferente al del 89.
Algo puede ser, pero si revisamos las zonas, el voto de fierro de Menem siempre fue el conurbano y las provincias del Norte. Igual que el voto a Scioli.

GrouchoMarx dijo...

Dado que todas las encuestas indican que Macri se va a imponer por más del 80% de los votos, la campaña del “miedo” puede tener una influencia mínima, insignificante y hasta contraproducente.
Ya quedó demostrado que tratar de asesino y narcotraficante a un candidato no tuvo ninguna incidencia. Ninguna. No le restó ni un voto. Nadie cortó boleta.
Tampoco influyó acusar falsamente al padre de un candidato de trabajar para un parricida.
Y no te digo del plan bomba, el asesinato de Nisman por un comando iraní, la caída en default de toda la deuda, el pago en $ del vencimiento de octubre o su no pago, la confiscación de las cajas de seguridad, el espionaje de la SUBE, el de la SIDE, etc.
Fuera de esas demostraciones empíricas, es claro que coincido, en lo general, con el planteo, con una salvedad. No puedo mezclar a los votantes de Macri con los de Massa. En mi laburo hay dos votantes de Massa, identificados, que tienen real miedo de que pueda ganar Macri.
Recuerdo la polémica armada por el voto “útil” a Lustó, donde recibimos duras agresiones quienes lo impulsábamos. Los resultados casi nos dan la razón. Y el casi va por cuenta de los votos en blanco, impugnados y ausencias que superaron holgadamente la diferencia entre los candidatos.
Reitero. Coincido que el “miedo” está instalado en una parte. En otra parte, no, ni se lo podrá instalar, porque gente que está harta de la mentira permanente, al reto por pensar distinto, y el griterío, no se va a asustar porque le digamos que va a votar a un candidato que está PROCESADO por armar una red de espionaje para proteger a un policía procesado por el encubrimiento de la AMIA. Ni que su inmaculado candidato se llevó puesta a una Corte Suprema por sus delitos comprobados y admitidos de evasión y contrabando. Ni por el Correo, ni por las pesificaciones de sus deudas, ni por la UCEP, Beara, Iron Mountain, gimnasio, derrumbes, talleres clandestinos, Soldati, Borda, Teatro San Martin, prostitución, promesas incumplidas, sobreprecios, cámaras de seguridad, homicidio culposo de una menor, DNI, autosecuestro, etc., minucias al lado de los modales patoteriles de CFK en su abuso de la Cadena Nacional. Ah, Y Boudou y Lázaro Báez.
Es por ello que, como descreo de esta campaña, porque los que tenemos miedo ya lo tenemos y el que no lo tiene no lo va a tener, es mucho más saludable interpelar e interpretar a ese votante que no eligió a ninguno de los dos finalistas y que, pareciera, en un 100% ya eligieron cambiar. Como todavía no votaron, permítanme dudar.
Ah, y ahora leo lo de Marianote y coincido con su apreciación sobre el voto a Menem.

Don Frías dijo...

La campaña del miedo mas descarada y desvergonzada que vi jamás fue la que se hizo contra Anibal y les funcionó perfectamente. Pasa que si asustas a la gente para un lado tenes que tener la bolsa preparada en el otro costado. El poster de Heidi sonriente y Bigote photoshopeado en blanco y negro quedará en la historia para los estudiosos de la campaña de marketing electoral.

Me pasó con esto del ballotage algo interesante, amigos y conocidos "antik gorilas independientes" propensos a votar a Randazzo (hoy es mas evidente el porque les cae bien), de repente andan con caras largas y si les preguntas a quien van a votar dicen enojados "Y, que querés, ahora tengo que votarlo a éste"(refiriéndose a Scioli). A ellos les pasa lo que nos pasa a parte del nucleo oficialista con Scioli. Macri no era el que querían, querían a Massa. Hablo de gente en el sector Pyme, pequeños empresarios y jefes de familia que podrán ser gorilas o antik pero boludos no son. Saben que con Macri peligran seriamente sus negocios, sus inversiones sacadas a credito, estan preocupados, tanto como nosotros. No se si es bueno o malo pero es un dato. Un dato de un sector aún pequeño, pero sumable, cada voto vale oro.

Hoy el batacazo lo dió el efecto "Heidi" cuyo target es un amplísimo sector femenino con mucha influencia en el voto joven. Por ahí leí un comentario interesante "Los pibes no les dan bola ya al jefe de familia, la que incide en serio en el voto de los hijos es la mamá", Y eso fue muy evidente en el voto Massista del 2013 y en el de Vidal: "pensa en tus hijos, ¿quien te los cuidará Heidi dientitos o el señor de bigote?"
Meter miedo es efectivo si tenes una puerta de emergencia abierta de par en par, linda y bien señalizada, no al estilo Crogmagnon.

Si ese sector nuevo esta siendo importante hay que jugar ahi también, tiene que participar Karina Rabolini, Cristina por supuesto, mostrar a Scioli como lo que es un tipo decente, ocho veces campeón mundial en su disciplina deportiva, un laburante, no un vago y un turbio mafioso como el que tiene en frente. Una madre no te vota a un señor que se saca fotos en locales de trata junto a proxenetas, que tiene historias oscuras por doquier en ese aspecto, donde anda la señora Natacha Jait? Que opina Lorena Martins de que este señor se candidatee a presidente? Que opinan las madres argentinas de esto? Hay muchísimos aspectos en los que trabajar, colocar a un impresentable como Macri(el verdadero cuco) en la esquina contrincante fue una gran logro estratégico, ahora hay que generar la salida a ese infierno, sólida, cálida que invite a un futuro mejor para todos que es Scioli. Solo falta salir a hacer el gol, que no se dará por arte de magia, hay que hacerlo. Depende muchísimo de Scioli mismo este partido.

Pedro dijo...

Y la izquierda no, Martín?

Deberías estudiar un poco el stalinismo.
Adjudicar a la derecha todo lo malo y a la izquierda todo lo bueno es atrasar al menos medio siglo dialéctico.
El miedo esparcido por el estado o cualquier organización que lo ejerza se llama tecnicamente "terrorismo". Esto es, instalar una sansación de miedo en una población. Hay mushos modos de hacerlo..
Pero fundamentalmente no tiene ideología. Cualquiera puede ejercerlo.

Bad Luck dijo...

¿Las encuestas dan ganador a Macri por el 80%?
¿Que encuestas?
No puedo creer que haya una que diga eso

Anónimo dijo...

La encuesta que le dá el 80% a Macri, es una encuesta que se hizo en la casa de Mauricio. Sin incluír en la consulta a las tres empleadas domésticas.
Hay que dejar de escuchar relatos fantásticos de los que salieron segundos pero presentan la derrota como una victoria definitiva.
Quieren convencer por lo medios que el triunfo de Macri es irreversible, para arrastrar los votos que no tienen. Los números con proyecciones racionales, indican lo contrario a lo que pretende el señor de los globos.

Octavio dijo...

Con todo respeto compañeros, por qué no hacen este debate después del 10 de diciembre y mientras nos dedicamos a ganar la calle en búsqueda del voto Scioli.

Gustavo dijo...

Gerardo: La estrategia del miedo por si misma no alcanza, pero es necesario recuperar algunos de los que vieron a la Vidal como caperucita y mostrarles que Macri es el presidente de la patronal....
Si no somos capaces de articular todas y cada una de las tácticas de persuasión politica estamos perdidos.
Si Scioli se limita al miedo perdemos, pero si rechaza la herramienta de verbalizar los riesgos que representa la derecha TAMBIEN PERDEMOS.
Dicen que los votantes de Massa estarían 65% a 35% a favor de Macri, tenemos que conseguir cambiar 600.000 votos y todo vale.
Prefiero decir "hasta la victoria siempre" que decir "o juremos con gloria morir".

juani_ctes dijo...

Ir tan al pasado no sirve, pero qué tal la idea de enfocarse en el tema del bolsillo + familia con las cosas que estuvo comentando el equipo económico de Macri? Tenemos videos y artículos, pero no basta con mostrarlos, hay que bajarlos a cuestiones muuuy concretas que toquen a la gente bien de cerca, lo más cerca del bolsillo posible.

- Hay mucha gente que está pagandose el autito con un plan de ahorro. Esas cuotas son variables a medida que aumenta el auto. Con el shock devaluatorio del equipo de Macri va a pegar fuerte ahí, no?
- Los jubilados son un tema, todos tenemos abuelos y madres queridas que están llegando a la jubilación. Muchas abuelas son pensionadas, es decir que son las que "no aportaron" pero están cobrando jubilación igual. Hablemos con nuestros familiares de ellos, y de lo que les puede pasar con esta idea de "los que no aportaron".
- Muchísimos Argentinos alquilan. Hablemos del efecto del dólar con respecto a las propiedades, de cómo se van a disparar, etc. Hablemos de los familiares que están más complicados, de sus proyectos, etcétera.

¿Esto dicen que no sirve? Yo la estuve probando un poco con personas no Kirchneristas y masomenos camina. Por lo menos la gente se queda pensando un toque. La idea es ir a cosas bien concretas y cercanas en vez de ejemplos generales: la abuela marta, tu hijo que está alquilando, las cuotitas del auto que vengo pagando que andá a saber a cuánto se van.

GrouchoMarx dijo...

Lo del 80% fue en tono irónico. Una "cachada" como diría o dijese Fanchella.
Lo me preocupa es que lo tomaron en serio.
Saludos.

Javier dijo...

Concuerdo plenamente, y a Scioli lo perjudica enormemente el no poder haberse instalado como la continuidad mejor administrada. Parte de la culpa (no se a quien le corresponde la mayoría) está en el fracaso de la bien intencionada "sintonía fina". Creo que si llegarías a esta elección con los números menos distorsionados, tendría Scioli muchas mejores chaces de ganar.

Al votante UNA, para mi, se lo interpela tratando de demostrar que Scioli representa una continuación con ajustes mucho menos violenta que Macri, lo cual a nivel personal creo que es 100% verdadero. Obviamente sin soltarse de Cristina, hay que salir a aclarar todo lo que se pretende cambiar en términos de administración, no hay que ignorar los errores cometidos.

Anónimo dijo...

"¿Acaso alguien dejó de elegir la boleta de Menem en 1995 porque luego de su victoria de 1989 dijo que si hubiera expuesto cuál era su verdadero plan de gobierno nadie lo votaba?" -> NO fue Menem sino el actor Gerardo Romano.

El Coronel dijo...

Los intelectuales de la democracia K como Forster dicen "es necesario impedir que Macri gane" en lugar de "Hagamos que gane Scioli"
Pero no son fachos, eh!

Alejandro Cirilo Gómez dijo...

Javier 7:57: a Scioli lo perjudica enormemente el no poder haberse instalado como la continuidad mejor administrada
No te preguntás si esa imposibilidad parte que la realidad de la provincia QUE PERDIERON

Magalí dijo...

La campaña del miedo fracasará porque está basada en mentiras y catástrofes incomprobables. El problema es que la pagamos todos
Todo el Estado haciendo campaña sucia, hasta en los altoparlantes de Tecnópolis.
Evidentemente ya no tienen nada bueno que sea creíble.
Salir de esta locura es que se termine esta etapa nefasta de nuestra historia de una buena vez. Demasiado larga y nociva ha sido. Esta campaña sucia es la prueba.

Giovanni Pérez Macías dijo...

Muy inteligente y honesta su reflexión, una lástima que el debate electoral no se de en estos términos

Hugo dijo...

Estoy de acuerdo con vos, Gerardo. La campaña del miedo no sirve. Solo es efectiva si se cuenta con los medios hegemónicos a favor para fogonearla. De hecho con Anibal funcionó, y como. ¿pero puede instalarse el miedo a Macri con Pagina 12, Tiempo Argentino, Radio Nacional o 678? Muy difícil.

Politico Aficionado dijo...

No es cuestión de miedo, sencillamente de mostrar que hace la derecha neoliberal en los países donde llega al poder, ya sea por elecciones o por golpe de estado.

oti dijo...

Macri no está en la posición que está ahora sólo por sus ambiciones y sus méritos. Está allí, además y principalmente, en esa posición expectante a la que pudo llegar porque es un mandatario de intereses de poder económico muy superiores a él mismo.

Y es muy difícil que, en tal calidad, pueda hacer un gobierno más o menos beneficioso para los sectores populares, ni siquiera neutral entre esos intereses y el de sus mandantes.

Él no va a tener libertad de maniobra entre las tensiones existentes entre los intereses encontrados. El juego de él va a ser siempre promover los intereses superiores de ese poder económico, en forma disfrazada y bajo una cobertura de los aparatos ideológicos privados que lo apoyarán y que lo presentarán como una suerte de "progresista moderno".

El problema que le veo es que tendrá que dar una zanahoria al burro y no puede ser otra que tomar deuda de acreedores occidentales, que son todos especuladores. Ninguno de ellos invierte en infraestructura o producción, salvo en sectores muy específicos. Solo los capitales privados o estatales de Oriente invierten en infraestructura y producción, pero llegar a un acuerdo con ellos va en contra de los intereses superiores que responden a la geopolítica Occidental centrada en USA y su TTP de "libre comercio", que tienen un marcado sesgo antichino.

En el hipotético caso que él traicione a esos poderes económicos superiores no le quedará otra que apoyarse en las tímidas tendencias desarrollistas de algunos capitales nacionales pequeños y medianos. Pero, si ocurre eso, perderá el apoyo del establishment.

Y en el contexto mundial en que estamos inmersos, es muy difícil un gobierno de transacción, esto es que siga políticas pro occidentales en algunos aspectos y políticas nacionales en otros, porque la situación global decanta para rumbos definidos.

Lo veo a Macri como candidato con reales posibilidades de gobernar en un contexto global en el que se haya despejado la incertidumbre y que dé muestras de una posibilidad cierta de recuperación en el sector Nor Occidental transatlántico.

Pero estamos lejos de ese punto.

Por eso me parece una suerte de absurdo histórico que Macri sea gobierno a partir del mes que viene.

Alberto Cáceres dijo...

Yo ya creo que hay una clara orden de Casa Rosada de sepultar a Scioli.
Sino no se explica lo mal que están haciendo todo.
Durán Barba debería agradecer publicamente a Gollan, a Delía, a Esteche, a Hebe, a Randazzo, a Urtubey, a todos.
A mi juicio, hay una voluntad dinástica tan fuerte en CFK, que lejos de haber generado un candidato interesante para su continuidad, ha puesto a Scioli para destruírlo publicamente.

Scioli, al quién ninguneó hasta el patetismo, el que Carta Abierta siempre detestó, es el voto de la resignación de los obedientes acríticos, los que lejos de poder colaborar a la construcción de su representatividad, solo aceptan aplaudiendo.

Creo que eso se agotó. Y para darle la manito faltante, lo hunden entre todos.
Sino no se explica.

Diego dijo...

Le estamos errando fiero con la campaña del miedo. Tenemos que señalar claramente que en realidad Mauricio tira la cortina de humo del ajuste feroz para ocultar QUE VA A GOBERNAR CON LOS RADICALES. Este Durán Barba es un genio, cómo nos comimos este amague.

Graciela dijo...

No solo no sirve la campaña del miedo.
Menos aún sirve que Scioli le niegue porque parece que toma por boludos a todos los que vemos el muñequito de Tecnópolis, los carteles en los consorcios, el folleto de La Cámpora anuncioando Tus derechos ó Macri.
Esto es todo lo que quedó del Modelo?

Anónimo dijo...

Muchachos! uds. también se prenden en la de "meter miedo"? están comprando ese discurso de los pajabravas del pro? Morir con las botas puestas y si gana el niño Mauri que se hagan agua los helados! que es eso de seducir al votante? Esto es lo que hay y si no te gusta votá al de los globitos que tanto! nunca menos y abrazos
Daniel del pago de los arroyos

Mariano T. dijo...

Cuanto más deuda pueda tomar, y más rápido, menor va a ser la necesidad de devaluar.
Al BCRA le quedan muy pocos dólares posta para vender.

Vanesa dijo...

mi abuelo se murió pensando que todo crio menor de 16 años era un potencial agresor a su persona y bienes. Por supuesto, en 2013 voto a Massa para diputado.

Entrada destacada

Corea del Centro, el hit del verano que se viene