viernes, 20 de noviembre de 2015

El 22 se termina el curro...


Ayer, el intelectual Marcos Aguinis dijo que Estela de Carloto era un ser despreciable.

Hoy aparecieron estas pintadas en la Casa de la Memoria de Morón.

El "cambio" no es conservar lo bueno y corregir lo defectuoso. El "cambio" es volver a atacar desde la raíz la memoria, aprovechándose de quienes no padecieron el horror, y de más de un pobre diablo que cree que a él no le va a pasar nada.


Y en ese caldo se cocinan "¿humoristas?" como éste, del diario El Informe, de Venado Tuerto


3 comentarios:

Pablo Picco dijo...

Agregale el ataque al mural de madres en Mendoza, el ataque de los neonazis en Mar del Plata y el represor condenado que quiere ser fiscal de Cambiemos. Se viene gente linda en la revolución de la alegría...

Carlos dijo...

Ahá, qué raro.... yo esperaría al Lunes para salir a insultar a Carlotto o pintar paredes ¿no serán atentados de falsa bandera?

Somos grandes muchachos, alcen la puntería.

Gerardo Fernández dijo...

Carlos: Carlos: Para mamertos como vos todo vale y toda interpretación por maquiavélica que sea es útil.
Pero ¿Cómo es? ¿Aguinis entonces no habló? ¿Y Macri no dijo que se va a acabar el curro de los DDHH? ¿Y las palizas en MDP y Tres Arroyos a militantes del FPV También las hicimos nosotros?
No es que seamos grandes, es que vos das pena

Entrada destacada

Corea del Centro, el hit del verano que se viene