sábado, 28 de noviembre de 2015

Alquilo camellos, descuentos especiales para kirchneristas


El neoliberalismo se fue dejando al país en llamas allá por 2001 pero su visión de los problemas nacionales quedó intacta, por eso, saludaron a ese gaucho que apareció saltando el alambrado y les ayudó a desencajar el auto, pero cuando les dijo que el camino era para el otro del que ellos iban lo empezaron a demonizar. Corría el 2008 y el punto de quiebre fue la disputa por la 125. Ahí se rompieron varias cosas, entre ellas, la alianza con Clarín. La derrota de 2009 gestó los dos mejores años del kirchnerismo, hasta 2011, donde empezaron los peores, básicamente por la lectura errónea del 54 %.  Lo más grave fue el microclima, el creer que todo lo que pasaba dentro del mundo K acontecía en la vida cotidiana del resto de los argentinos. Nos creímos que las desmentidas a las operaciones del dispositivo mediático llegaban al otro lado, pero no. No se enteraba nadie, y eso lo comprobamos en cada discusión con familiares o amigos, cuando perdíamos más tiempo discutiendo las fuentes de información de un hecho que del hecho en sí.

Lo que pasó es que se hicieron muchas cosas mal, y lo mejor que se puede hacer es reconocerlo cuanto antes y listo. Estuvo mal que cuando Scioli dice que va a dar el 82% móvil Cristina haya celebrado su veto a esa ley; estuvo mal que Scioli haya dicho que iba a subir el piso de Ganancias, entre otras cosas porque el ciudadano de pie se preguntó, al escucharlo ¿Y recién ahora? ¿Por qué no lo antes si hace dos años que lo venimos pidiendo? Estuvo mal que ya en 2013, recién luego de la derrota ante Massa en las PASO se subiera el piso de Ganancias y se modificara el monotributo. Cuando lo que debiste hacer antes lo llevás a cabo porque perdiste, ya no sirve, no te modifica un voto.

Lo más grave que puede suceder es que pensemos que Macri ganó porque los que lo votaron son unos pelotudos. La derrota fue antes cultural y política que electoral. Si nos agarramos la cabeza con los ejes discursivos de Macri y su nivel de chatura es porque ese es el nivel medio de lo que quería escuchar buena parte de la sociedad y si ese es el nivel de "la gente" es porque en estos 12 años no hubo una repolitización como lo supusimos ni se subió tanto el piso como lo imaginamos. Dicho de manera académica si nos derrotó un discurso tan boludo eso habla pésimamente de nosotros, de nuestra incapacidad de interpretar a la sociedad y de la ceguera de no ver qué pasa por la cabeza y el alma de buena parte de los seres humanos que nos rodean. El peor error es contentarse sospechando que hay un 49 % de piolas y un 51 de nabos ¿Acaso había tantas diferencias en las propuestas de uno y otro candidato?

Ahora se viene un gabinete de CEOS, un país atendido por sus dueños con guita que les van a tirar por la cabeza y apoyos de EEUU, los organismos financieros, los buitres, la chancha y la máquina de hacer chorizos. Van a hacer que la cosa funcione en Argentina para que Dilma termine de caerse de una vez por todas y así cerrar estos 15 años infaustos para "occidente". Ahora vuelven con todo, recalcularon y ¡A la carga! ¿Es lúcido suponer que van a chocar la calesita en marzo? Vamos... Vuelven porque no se habían ido tanto como nos imaginamos. Si ya en mayo de 2002 anchas franjas de clase media y trabajadores pedían leña para los piqueteros ¿No los escuchamos en su momento? La derrota cultural es porque no existió nunca victoria cultural alguna. La derrota cultural es haber hecho una campaña diciendo "tuto, quema"; La derrota cultural es pretender ganar un voto diciendo "Mirá que si Macri gana..." y el interlocutor se cagaba de risa. Derrota cultural es que ninguno de los candidatos bien del palo K midieran más de un punto y medio y que hayamos ido a elecciones con un candidato que, la verdad, cumplió un papel honorable, pero que nunca fue visto como un kirchnerista tipo. Derrota cultural es que sobre el pucho haya irrumpido Randazzo como el portador del santo grial K ¡Randazzo!

Derrota política es que ese gobernador del que se hablaron pestes, que hasta se le negó ayuda para pagar aguinaldos en 2012 de un día para otro pasara a ser simplemente "Daniel".

Derrota política fue que no supimos ver que en realidad la ausencia de Scioli en el primer debate fue un pelotazo en contra.

Derrota cultural es no entender que en estas elecciones el kirchnerismo ofrecía lo peor que se puede ofrecer: más de lo mismo. Nadie quiere más de lo mismo, siempre se quiere más y el análisis de muchos fue "para seguir como hasta ahora prefiero "cambiar", total, en una de esas quien te dice queee..." Y ahí se enterraron nuestros sueños de ganar.

Martín Rodríguez sentenció antes de las PASO de 2011 "Ya descubrimos la cueva donde mora Magnetto, ahora debemos hallar el camino al futuro" No lo hallamos y nos quedamos repitiendo los grandes hits mientras querían escuchar nuevas canciones. Un día los argentinos se enteraron que Clarín era una bosta y la libertad de prensa puro cuento ¿Y qué dijeron ? "Ah, mirá vos" y siguieron laburando, llegando a fin de mes, buscando mejorar las vacaciones. No les cambió la vida por enterarse de que Clarín esto y lo otro. En política, como en la vida, siempre hay que seguir para adelante. Cuando te disocias de la noción de futuro, cuando dejás de ser visto como el camino más corto al futuro, empezaste a degustar la derrota.

De un día para otro nos dimos cuenta que en líneas generales todos estábamos de acuerdo con lo que hizo el kirchnerismo con la diferencia, empezamos a escuchar de parte de ellos, de que eso se podría haber hecho mejor. Un día nos enteramos que todo lo que se hizo había que hacerlo, pero de otra manera. Y fueron audaces al instalar ese debate al comprobar que la mayoría de la sociedad estaba a favor de mantener los ejes estructurales del modelo. Entonces dijeron "Mantenemos el modelo pero con una gestión más transparente y eficiente" ¿Ta?

Reconozcamos que el giro fue inteligente. Habían probado con la oposición frontal y así les fue. Cambiaron, se reposicionaron, nos dejaron en el lugar de lo vetusto, no supimos corrernos a tiempo y eso nos costó demasiado, básicamente porque no a todos los ciudadanos les importa discutir quién es el padre del modelo sino que les preocupa elegir al que se muestre más capacitado para gestionarlo. Aerolíneas seguirá siendo estatal, pero dejará de perder plata a costa de sacrificar frecuencias, cuando no rutas deficitarias. Así cerrará el modelo de gestión.

El gobierno hizo muchísimas cosas, decimos. Para eso está, nos responden.

El gobierno hizo mucho más que otros. Mejor así, nos dicen.

(Antes de olvidarme, una aclaración: a quienes me saquen a relucir montañas de post míos diciendo que la sociedad se había repolitizado, que se había subido el piso y que Macri jamás ganaría les respondo que estaba equivocado, que creí ver cosas que en realidad sólo acontecían en el microclima del que fui y soy parte. Reconocer equivocaciones no es un error.)

Lo tremendo es no perder por Vaca Muerta, por la recuperación de fondos previsionales, por el desendeudamiento, por los 5 millones de nuevos jubilados sino por la cadena... Es horrible ver que un gobierno que hizo tanto se retire perdiendo por dos puntos y dejando un país desendeudado y lo suficientemente emprolijado para que los mercados se hagan un festival. Menem tuvo que arrancar de menos diez, Macri inicia su gestión con un país que es una joya al lado del de 1989.

No se pierde por los aciertos, eh. Si tuviste tantos aciertos pero no te diste cuenta de los errores que cometías, si para colmo éstos suceden en el terreno de la percepción y toman un volumen electoral que opaca aquellos aciertos, la verdad es que la derrota hiere aún más.

Por eso he decidido iniciar un nuevo emprendimiento y es el alquiler de camellos. El desierto que tenemos por delante es sin dudas el más largo luego de la proscripción. Sin el control de la provincia de Buenos Aires y del Estado nacional, con las corporaciones repartiéndose negocios y los medios hegemónicos regalando globos, la travesía que iniciamos será larga y dura. Se nos han hecho trizas algunas certezas, como por ej, que la boleta del gobernador la remontan el candidato a presidente y los intendentes y que la provincia se gana con la fusta bajo el brazo; Se nos hizo trizas la certeza de que con el triunfo en PBA se cubría la derrota en CABA, Córdoba, Santa Fe y Mendoza.

Cuanto antes concluyamos el diagnóstico de lo que nos pasó y tomemos conciencia de la fortaleza del proyecto que ha ganado las elecciones, mejor nos irá, porque de lo contrario no habrá camellos suficientes para una travesía tan larga.

43 comentarios:

Daniel dijo...

Bueno, pero ahora podemos ir ganando una especie de batalla cultural. Sin estruendos, sin encarar violentamente al interlocutor que vendrá avergonzado por su voto a Macri. Es decir; sin hablar, solo con escuchar. Escuchar su lamento y dejar que él mismo de las explicaciones de su arrepentimiento.
Luego estarán los que bancándose el mal trago del ajuste se pondrán en pie de defensa beligerante diciendo: -"No vengan ustedes ahora!..." Y lo mejor que podemos hacer es no ir. Que nos vean haciendo nuestras cosas. Haciendo una oposición inteligente. Como cuando estás tan ocupado con tu laburo que no te da tiempo para pararte a reprocharle algo al otro.
Yo creo que una batalla de perfil bajo los va a sorprender por lo que sería nuestro "cambio de formas".
Allí donde por ahora nos ganas (y en cuanto formas digo, nada que ver con otra cosa) con un Marcos Peña por un Aníbal.
Vieron? Nos van a decir en principio; -"Qué muchacho de perfil bajo, de buenos modales Marquitos. Nada que ver con el otro gritón".
De manera que solitos y mediante el acompañamiento del guardián y guia de los cielos, Marcos Peña, se vayan topando con que ese cielo se va tornando infernal a medida que aparecen con sus cuchillos de cirujía sin anestesia; los Prat Gay, los Melconián, los Avelluto que ponderó a la Fusiladora, los Burzaco, los Aranguren y su "sinceramiento" de tarifas.
Para qué entonces vamos a hacer nosotros el odioso papel de levantarles el dedito en reprimenda?
Nada más horrible que cuando te caes y te rompés la nariz venga alguien a -todavía- reprenderte.
Luego, los contenidos de base cultural están ahí. Y no podés forzar a nadie a que los tome. Si van a leerlos, van y si no van, cada cual elige su destino. Es mejor que alguien coincida por las suyas, por su propio interés, en tanto jamás lo va a hacer forzado.
Los que ávidamente sintonizan Radio Mitre cada mañana, se van a ir aburriendo de tanta homogeneidad. Se van a ir molestando de tanta obsecuencia. Irán probando con otras radios. De a poco, como de pasada en principio.

Antonio (el Mayolero) dijo...

A dos dias de marcha (de camello) tengo un puestito de venta de anchoas....

JGC dijo...

El neoliberalismo viene a hacer una sola cosa: ajustar. No sabe de costos políticos porque no hace política. Y está impaciente. Eso será problema de Macri, qué tampoco hace política, pero lidera un gobierno débil con mucho que abarcar y con poco con qué apretar. El pro se encuentra con un triunfo para el que no estaba preparado. De casi desaparecer para siempre en las elecciones de CABA a quedarse con todo. Demasiado bizarro.

Pienso que sos demasiado pesimista. El 49% no es más piola pero le dijo que NO, y eso es lo importante. Y del 51% más de la mitad lo votó para lastimar a Cristina. Este pueblo vota como si se tratara de un reality show. Es un pueblo inmaduro, posmoderno y despolitizado. Fallamos en lo cultural. Aún así perdimos por nada.

Todo dependerá de la capacidad de lucha y movilización del peronismo.

Pero la sensación que tengo es esta: Macri no es Menem, sino Piñera.

Diego dijo...

En el tema de la percepción le das muy poca importancia a los medios.

Mi entorno (símil Córdoba, en mi ciudad perdimos 70% a 30%) estaba calado hasta los huesos de argumentos clarinistas. En la fábrica donde trabajo, los jefes terminan el día leyendo Infobae, Clarín y Perfil por Internet. Por radio, Cadena 3 (y eso que ni somos de Córdoba) y Mitre (tampoco siendo de Buenos Aires).

Es penoso responder a los "argumentos" de los amigos. Que se hacen los cancheros porque "descubrieron" que La Cámpora se apura a cubir los cargos en la Auditoría General. Y cosas peores. Pero cuando les rebatís todos los "argumentos", todavía les queda el "estamos cansados de soportar a un gobiernos que está todo el día peleando, la gente quiere tranquilidad".

HUINCA dijo...

Gerardo: lo ha dicho todo. Me dan ganas de poner un cartelito en nuestro blog redireccionando a esta entrada, con la leyenda "ahí está todo lo que tenemos para decir"

Mario dijo...


Gerardo, soy uno de los troll de tu blog y realmente te felicito por este texto; haces una gran lectura de los tiempos y lo que esta pasando.

Ahora dejame decirte una cosa, muchos de los chistes que yo y otros anónimos haciamos en este y otros blogs del palo iban sobre exactamente esto que decis vos hoy. En todo chiste hay algo de verdad, hoy lloran no poder llegarle al pueblo desde sus blogs... pero la verdad corrieron a todo lector "no ultra k que defienda a todos y cada uno de los dichos de la jefa".

En todo caso, este post me gusto y te saludo.

Mario.

tatincito dijo...

Los errores sin duda, fueron muchísimos. Pero a pesar de la parva de errores, Scioli ganó en la PBA y quedó a poco más de 5 puntos de lo que sacó Cristina en el 2011.

Creo que no es poco.

Pero eso es pasado. Ahora, ¿que pensaran hacer nuestros dirigentes? Porque a mi me parece que ha llegado el tiempo de dejar de criticar a los que no nos votan y empezar a averiguar cuáles son las razones por las que en realidad no nos votan. O porque llegaron a esas razones.

Herramientas tenemos, nos las dan las ciencias. Psicología, Psicología Social, Sociología y...el marketing.

Tenemos que conocer al no votante del kirchnerismo a fondo, basta de suposiciones o análisis, que no digo que están demás o que estén equivocados, digo que hay que analizar con la mayor cantidad de data posible los comportamientos de la gente, digo que hay aplicar una sintonía fina basada en datos conseguidos a través de las ciencias.

Militancia, creatividad y ciencias. Son los tres pilares en los que me parece nos tenemos que basar de ahora en mas. Amén de los que se puedan ir agregando, por supuesto.

Abrazos.

Andrés dijo...

Buenas Gerardo,

"Lo que pasó es que se hicieron muchas cosas mal, y lo mejor que se puede hacer es reconocerlo cuanto antes y listo. Estuvo mal que cuando Scioli dice que va a dar el 82% móvil Cristina haya celebrado su veto a esa ley; estuvo mal que Scioli haya dicho que iba a subir el piso de Ganancias, entre otras cosas porque el ciudadano de pie se preguntó, al escucharlo ¿Y recién ahora? ¿Por qué no lo antes si hace dos años que lo venimos pidiendo? Estuvo mal que ya en 2013, recién luego de la derrota ante Massa en las PASO se subiera el piso de Ganancias y se modificara el monotributo. Cuando lo que debiste hacer antes lo llevás a cabo porque perdiste, ya no sirve, no te modifica un voto."

Bueno, yo creo que en realidad esa batalla cultural impositiva no podía ganarse. La realidad es que los países "serios" cobran impuestos a rolete, sobre todo a los ingresos. Quizás como pueblo necesitamos experimentar qué significa cero impustos a los ingresos y fuertes impuestos al consumo. Cuando esté el campo orégano (cuando saqueen el bolsillo del laburante con IVA y similares y vea que le cobran cero ganancias pero tiene cero beneficios) habrá que lanzar una iniciativa de discusión de sistema impositivo en múltiples foros previo al ingreso de proyecto de ley como la que se hizo con la ley SCA.

No, yo no creo que aumentar el piso de ganancias esté bien. Es electoralista, no ayuda, es un espejito de colores. Eso hay que plantearlo de otra manera.

"Ahora se viene un gabinete de CEOS, un país atendido por sus dueños con guita que les van a tirar por la cabeza y apoyos de EEUU, los organismos financieros, los buitres, la chancha y la máquina de hacer chorizos."

Eso quiero verlo, porque esa gente está acostumbrada a saquear para después ver si en una de esas, quizás, tal vez, inviertan un peso teniendo la vaca atada. Sólo si se privatiza a mansalva podría llegar un boom, pero no veo una situación similar al 89 que convenza al grueso de la ciudadanía de apoyar ese camino.

Esto que estamos viviendo es un proceso lento, con tiempos diferentes para cada avance. Se venía una etapa de consolidación que no podía ser tan novedosa y prometedora como la primera de 2002-2007. Por eso, yo no hablaría de victoria y derrota porque este proceso no se da en esos términos.

Que son tiempos difíciles, seguro, pero todo cambia y Clarin y el establishment tampoco es el mismo de antes. Su poder se vio esmerilado, y ahora creo que se verán bastantes límites en su poder y accionar. EL pueblo observará y recalculará.

"Cuanto antes concluyamos el diagnóstico de lo que nos pasó y tomemos conciencia de la fortaleza del proyecto que ha ganado las elecciones, mejor nos irá"

No concluiremos nunca ese diagnóstico, por suerte. Hay mucha tela para cortar y muchas enseñanzas que, con los tiempos y la experiencia, nos harán "recalcular"

Saludos,

Andrés

Abel B. dijo...

Muy bien, Gerardo. Muy bien.y

Se puede decir que el diagnóstico (del futuro) es tremendista. Pero es preferible a creer que basta con decir "Macri es Malo" y confiarse en que además será boludo y nos llevará de la mano de vuelta al gobierno.

Abrazo

hector dijo...

Tenes razón Gerardo Fernandez, todo mal. Llegamos con el 22%y no vamos 13 años despues con el 48% de los votos y con el pueblo empoderado de sus derechos, que si quiere y los valora, debera defenderlos. Parece que haber obtenido el 54% es un castigo, que merece ser descalificado por los dos o tres supuestos errores del ultimo año. Los que no nos votaron a nosotros no son boludos, solo son equivocados, son personas que no se, si valoran o no sus nuevos derechos, pero se ve que no estan dispuestos a defenderlos. Yo soy de los que no cree en eso de que; "el pueblo nunca se equivoca" Compraron la felicidad general y eterna que les prometía Macri, se creyeron el discurso de que "sin discusiones, todos juntos" como si todos tubieramos los mismos intereses que defender. La autocritica es una cosa extraña para nosotros, los peronistas dejamos que la critica la hagan nuestros enemigos. nosotros seguimos adelante haciendo politica a partir de nuestra realidad cotidiana.-

Perro Cimarron dijo...

Creo que los CEOS de Macri vienen a defender sus jardines y no estan tan de acuerdo como se espera. Por lo tanto creo que a más tardar en 7 u 8 meses las tensiones internas se harán sentir y no será un campo de rosas el manejo de la economía para el gobierno de turno.

Politico Aficionado dijo...

Hacer leña del árbol caído no es lo mío, nunca lo fue. Prefiero creer que caimos por nuestros aciertos y no por nuestros errores, que tambien los tuvimos.

Hay un voluntarismo erróneo en este tipo de análisis ex post facto, que no toma en debida consideración la verdadera dimensión de lo que teníamos enfrente. ¿O acaso decirle no al ALCA, al FMI,a los buitres, a los agrogarcas, o a Claudi Escribano, a Magnetto y a La Embajada era gratarola?

¿ O ud cree que la verdadera satanización de todo lo K que hacen los Vargas Llosa y otros plumíferos neoliberales de los grandes medios del exterior se deben a nuestros malos modales?

Estamos en el medio de una contaofensiva de la derecha neoliberal que intenta derribar a todos los movimientos progresistas de la región, de Europa y de dondequiera que los Pueblos traten de hacerse respetar.

Nosotros lo hicimos, tal vez lo debamos pagar caro, pero no me arrepiento de haberlo intentado.

Un abrazo.

Politico Aficionado dijo...

Si el link no responde, es este:
http://www.pagina12.com.ar/diario/contratapa/13-286968-2015-11-26.html

Vanesa dijo...

"Mantenemos el modelo pero con una gestión más transparente y eficiente" ¿Ta? --> tengo un deja vu con 1999 qué ni te cuento!

Me queda la sensación que tendríamos que haber hecho más. Qué más? ¯\_(ツ)_/¯
Porque llega un momento que aunque hagas te contestan con un: "y por qué no lo hizo antes?"
Preguntando a los antik de mi entorno se reduce a cepo y mni de ganancias. Gente que vacaciona de Ezeiza para afuera, eh. Y explicar por qué existe el cepo y no se sube el mni lleva un paper de 4 hojas. Mientras que refutarnos una frase cómica (algo parecido se habló en 2008)

Me gustó tu post.

pd. los camellos aladrillados por favor.

Hugo dijo...

Tenés razón Gerardo con los errores que se cometieron. ¿pero del otro lado no hubo errores? Macri prometía privatizaciones, devaluaciones y ajuste, y de un día para el otro se desmintió a sí mismo y dijo todo lo contrario. Tuvo que bajar a su candidato a primer diputado en la PBA por corrupto, poco después de ensayar una tenue defensa. Presentó tardíamente y a regañadientes su declaración jurada, ridícula por donde se la mire, con fabulosos préstamos a su "hermano de la vida" Nicky Caputo, y una manifestación de bienes que hacía honor al mote de "Cartonero Baez" con que lo bautizara Maradona. Tuvo que esconder a sus economistas por las barbaridades que decían, en público y sin ponerse colorados. ¿pagó algún costo político? Ninguno. Por el contrario, fue creciendo en cada elección. Resultado final: por primera vez un procesado asumirá la Presidencia de la Nación en reemplazo de lo que la prensa hegemónica catalogó como "El Gobierno más corrupto de la historia". Y por primera vez el marketing venció a la política.

donchango dijo...

No digo que no esté de acuerdo con muchos de los planteos, me voy a tomar un par de días para estudiarlos, pero, muchachos, hoy fui a la carniceria y el asado pasó de 70 mangos a 110, en 15 días. La inflación de noviembre anda por el 5%. Y esto ni siquiera empezó. Fijense bien para donde va el camello.

feligne dijo...

me falta dentro de tu análisis la interna peronista, desde el 54 % para acá la manera de relacionarse con muchos sectores que estaban adentro del FPV fue como mínimo traumática; no solo los que se fueron con massa en su momento, también los que se tuvieron que fumar a insaurralde de candidato a diputado en 2013. Sostener la tropa también era un desafío. Hay muchos votos a macri que no son inocentes y no es que no les llegó el mensaje.

Anónimo dijo...

Bueno, ahora está de moda pegarle a CFK que nunca perdió una elección como candidata (es más, no bajó nunca del 40%)y remarcar sus errores (que los tuvo claro, como no tenerlos en 8 años de gestión) y encima no faltan los peronistas que añoran al carlo y ya miran con simpatía a Mauri, y encima otros que quieren bancar a ese adoquín con pelos (pocos) que es Daniel Scioli, un collar de melones insufrible que espero nos saquemos de encima pronto porque sino tenemos globitos hasta el 2023...
Roberto Petruzza.-

Chily dijo...

Perdimos o empatamos, despues de 12 años contra todos el gorilaje, los buitres y clarin con su rejunte AEA -UIA - FUND. MEDITERRANEA, va ser divertido cuando nos aumenten los servicios, cuando le toquen la billetera (la visera mas sensible)

Marisa dijo...

Hay algo que me intriga cuando se cansen de culparla a Cristina por la derrota, a quien van a seguir como líder? Porque alguien tiene liderar y como dijo Alberto Perez, en un arranque de sinceridad (antes de perder), "mal que nos pese Cristina es la líder", pero ahora Cristina es la madre de la derrota y no quieren a ningún kirchnerista porque dicen que no ven la realidad, son autoritarios, son sí cristinistas, etc, etc. quien queda entonces: Scioli, Massa, Duhalde, De la Sota, Urtubey, Insaurralde, Das Neves?

Anónimo dijo...

Comparto con lo de Daniel. Esto que releo antes de postearlo parece algo similar en el fondo:

No sé, que vayan a "tirarles guita por la cabeza", hay que verlo, cuánto, con qué condiciones, etc.

Esa guita, seguramente no va a llegar al realmente "interesado", que es el ciudadano, el votante, el pueblo.

Sí, su discurso económico general va a poner todas las fichas en que "ordenaron las cuentas", "hay estabilidad, seguridad", etc. La diferencia con el menemismo es que tenemos todavía más capacidad de endeudamiento...

Pero a toda la "tranquilidad económica" macro que quieras, el humor social se lo pasa por las pelotas. La bonanza económica macro da votos... si y sólo si es CONSECUENCIA de la bonanza que cada particular percibe.

Pero aún así en la medida en que los niveles económicos de la sociedad en general son más altos, sus demandas políticas tienen cada vez menos que ver con la economía personal (por más que ésta aumente: un clasemedia cree, con derecho, que eso es mérito propio). Es decir, en esto: usemos nuestros propios diagnósticos ¿no era esto parte de los motivos por lo que nunca se entendió al votante de CABA? ¿O a las crecientes clases medias de todo el país?

Bueno, hasta esos reclamos "sofisticados", pero no menos intransigentes... van a ser dirigidos al nuevo gobierno. Y en CABA, en BSAS, en todo el país; Macri no es más "oposición". No es más cambio de nada. Es gobierno.

Para la percepción política del votante posmo: ahora son "el Imperio" (véase Star Wars). Casi que digan lo que digan o hagan lo que hagan. La misma sospecha "rebeldona" detrás de cada acto, dicho, como estuvo para este gobierno, va a estar para el que viene. O más.

No en un primer momento (a menos que hagan un enchastro), pero con el puro transcurso del tiempo es inevitable. Por eso es que el negocio del "periodismo independiente" es ser "opositor" siempre que pueda (y por eso Lanata creyó ver un buen negocio en "Crítica" en su momento... no predijo el giro 180º de Clarín).

Si los medios no encauzan esta suspicacia social, peor para ellos (nota: no permitir que empiezen desde ya a "inventar" al futuro opositor; ya mismo deben estar estudiándolo). Y por eso esta es una mejor oportunidad aún que antes para de vez en cuando (no muy seguido, no repetir errores pasados) recordar el papel de los grandes medios.

Y aún con todo esto, a no olvidar: el verdadero objetivo primario económico del PRO es... bajar los salarios medidos en dólares. Lo más posible. Le lluevan los dólares que le lluevan al Banco Central.

Y paradójicamente, todos los (falsos) "buenos modales", impostados, acompañados por los medios, en contexto de ser gobierno, en situación REAL de tener que enfrentar y responder demandas REALES, de todo tipo y color de la sociedad... le van a resultar a esa misma sociedad, incluso a muchos de quienes los votaron, completamente antipáticos.

Por esquivar los problemas. Por hacerse los boludos. Por no responder. Por esconderse tras "buenos modales". Cosas que como oposición, a un votante "opositor", claro que no le importaba, no lo veía.

Recordar por ejemplo a Macri con Villarruel por su procesamiento. Esa soberbia, esa actitud sobradora... se va a sentir cada vez más, en la medida en que la gente vaya cayendo en que estos tipos ya no son oposición, no son alternativa, no son "cambio": ahora son gobierno.

Y a ver qué van a pensar de las famosas "conferencias de prensa" en donde tampoco las inquietudes van a encontrar la satisfacción que creían que sólo Cristila les negaba.

La respuesta más o menos "social" a estos modos de no-respuesta del gobierno de la (anterior) alianza puede resumirse en la caricatura a De la Rúa en lo de Tinelli. Las caricaturas contra Cristina fueron menos simpáticas. Pero Macri tendrá las suyas también, sea en los medios masivos o no.

Saludos

Alfre

Conurbano dijo...

Aca tenemos un gran problema! ya ni siquiera asumio y todas las cosas se fueron al carajo y creanme que aca no van a importar globos de colores o batallas culturales. Aumento la carne, el pan, no te dejan comprar mas de tres bolsas de cementos y las gondolas con los precios cuidados estan faltando. Hay gente del fondo de Jose C Paz que se esta armando para el saqueo. Como van a parar eso? La gobernadora tiene que empezar a actuar pero ni siquiera sabe si va a poder pagar aguinaldos. Esa alegria que se veia cuando gano Macri se va apagando. De verdad hay gente preocupada.

Felipe dijo...

Gerardo,

no me parece que entre 2011/2015 se haya hecho todo mal y eso por varias razones :
- las leyes votadas : nacionalización de ypf entre tantas otras
- las políticas llevadas a cabo : precios cuidados, ...
- los resultados obtenidos : se aguanto el nivel de empleo y de salario en un contexto económico mucho más desfavorable que aquel del 1er mandato

se habrán cometido errores, sin dudas, la prueba es que se perdió. Pero de ahí a decir que se hizo todo mal...

Gerardo Fernández dijo...

Felipe: ¿y quién dijo que se hizo todo mal? ¿Por qué esa costumbre de hacer decir al otro lo que no dice?

eduardo dijo...

epa que la ley vetada pro cfk incluía el regalo de las participaciones en las empresas derivada de la estatización de las AFJP..lo que hoy convalida la corte con el juicio ganado por las pro-vincias pro....ojo analicemos..ganancias :lo que hará el pro es una pequeña reducción...una mentira más..Como la soja:sólo el 5 % de reducción..como la 125 que rechazaron..

EDUARDO dijo...

no podemos vivir culpándonos,MM hizo más cagadAS SIN ASUMIR YA..

Eduardo dijo...

Nunca nadie como Cristina usó el poder para inyectar en la sociedad tanta mezquindad, altanería, soberbia, resentimiento y agresión.
Ahora van a arruinar el festejo de quien ganó esta vuelta.
Lo único que dejan en claro es que después de doce años no entienden el significado de la palabra democracia, ni de su ejercicio.



Eduardo López, Pigué, Pcia Bs As

dios dijo...

Eh, Conurbano, la gobernadora todavía no asumió.
Y si no puede pagar el aguinaldo, es porque Daniel le dejó la caja pelada...

Tranquilidad.

Florencio F. Boglione dijo...

Es cierto, el consenso neoliberal ochentoso o noventoso dejo marcada a fuego a nuestra sociedad sus preceptos y recetas no son fáciles de derrotar, este balotaje así lo demuestra, si algo rescato de DOS es su esfuerzo x ponerlo blanco sobre negro(mas allá de lo creíble q resultó), esta claro q el gobierno no pierde las elecciones x sus aciertos sino x lo q no supo, no quiso o no pudo hacer para revertir en serio el modelo neoliberal, no alcanzó con levantar el piso había q levantar el techo también. No obstante rescato que este empate político es un avance al discurso único de los 90. Comparto q manejar la administración nacional, de la PBA y la CABA, el respaldo de la elite empresarial argentina, ls corporaciones mediáticas y de las embajadas dl Norte es un poder de fuego q da miedo, el tema para ls amarillos y asociados es como conjugar sus promesas de pobreza cero y de revolución de la alegría con economía de libre mercado y demás recetario duro del neoliberalismo para que no impacte generando desindustrialización, desfinanciación del las políticas de bienestar social y desempleo. No lo veo muy posible x mas cobertura mediática q tengan. Además y lo fundamental y absolutamente distinto en estos años de democracia es q en la vereda de enfrente al gobierno neoliberal queda parado el peronismo y que no creo q su opción política sea correrse a la derecha. Si CFK algo aprendió de la historia del alfonsinismo y de Alfonsín deberá entender q su protagonismo excluyente en la historia ya se cumplió y q su rol debería ser contribuir a la unidad del frente electoral q el 22N sumó el 49% d ls votos y ayudar a q surjan nuevos dirigentes q puedan representar verdaderas mayorías populares, caso contrario será larga la agonía y como sostiene Gerardo ls camellos no solo no serán suficientes sino q el desierto será el cementerio de todo lo iniciado en esta década de reparaciones.
Saludos Cordiales.

Martín Lat. dijo...

Gerardo, varias cosas.

Ante todo, no tomés a mal que muchos (me incluyo) veamos excesivamente autoflagelantes tus últimos posteos. Tanto los de antes de las elecciones como los de ahora. Esto no quiere decir que neguemos la realidad, pero quizá por querer buscar culpas propias pensando que ahí está la verdad de la milanesa terminemos adoptando el discurso del enemigo. Es más, lo hicimos, muchas veces, en vano: en 2009 el kirchnerismo tomó el discurso opositor de la inseguridad, y eso fue creciendo más y más, se intensificó en la campaña de 2013 con Insaurralde y ahora con Scioli, más allá de que aún entiendo que era el mejor candidato posible para estas presidenciales.
El adversario adolece de defectos y errores, es más, hay evidentemente horrores ocultos ante los ojos de las mayorías. Nadie consciente puede pedir menos corrupción y votar a un procesado. No se trata de que el otro sea un boludo o no, pero hay una terrible incoherencia que no se puede pasar por alto y asumir que, entonces, el error es propio y listo. Eso también es facilismo, tanto como reducir al otro a un boludo.
Me parece que el análisis de que se perdió por errores políticos graves sería válido si el ballotage hubiese terminado 60-40 o más. No fue el caso, ni mucho menos.

1) El PJ/kirchnerismo no perdió por errores políticos serios, hubo un desgaste de la imagen de Cristina y del oficialismo en general. Pero la derrota no pasa por “ganancias” o el 82% móvil. Por ejemplo: el tema “ganancias” es una chicana, no tiene peso alguno en la mayor parte del electorado que no lo paga. Al 82% móvil faltaba poco y nada para llegar con la ley de movilidad, de nuevo: es pura chicana, le hacen creer a la gente que el 82% móvil es un fangote de guita para el jubilado, y apenas son unos pesos menos lo que estaban cobrando por ley.
Te garantizo de que muchos de los ciudadanos de a pie que hablaban de ganancias o el 82% móvil para pegarle al gobierno, ni pagan ganancias ni son jubilados. Algo similar al tema del campo en 2008: gente de la ciudad de Buenos Aires y GBA caceroleando por las retenciones a la soja.
Quiero decir: los argumentos que estás tomando de la oposición son los que culpan a Cristina por ser responsable antes que demagoga. Hace tiempo pedimos gobiernos responsables que no rifen nuestro futuro, éste gobierno priorizó el equilibrio y el desendeudamiento. Era mas fácil, como va a hacer Macri seguramente, pedir guita que pague el próximo gobierno para bajar retenciones y subir el techo de ganancias.

2) En esta elección inédita, además del desgaste del gobierno y la constante difamación organizada (no nos olvidemos de que no hace mucho que mataron a un fiscal, no se trata sólo de “Clarín”) estuvo la división del PJ gracias a la aventura del massismo y todos los que se fueron con el tigrense haciéndole el caldo gordo (y después volvieron, para colmo). Te pregunto: ¿vos crees que Scioli no podría haber ganado en primera vuelta si Massa no dividía al peronismo? ¿Crees realmente que Vidal sería gobernadora, o que se hubiesen perdido intendencias como las de Quilmes y Lanús? La derecha liberal se unió y el PJ se dividió, el resultado era esperable. Y aún así no fue tan malo.

(...)

Martín Lat. dijo...

(...)

3) El PJ/kirchnerismo va a ser oposición de un gobierno muy de derecha, lo más de derecha desde los militares (sin hacer comparaciones, hablo principalmente de la orientación económica). No queda otra que correrse a la izquierda. El peronismo va a perder aliados en el Congreso, pero puede ganarlos para posicionarse como fuerza progresista. A estas elecciones las ganábamos corriéndonos a la derecha, yo defendí a Scioli como candidato tanto por eso como porque me parecía un tipo muy leal. Pero si ahora creemos que haciendo massismo vamos a entender como descifrar al electorado y ganar en 2017 estamos en el horno y con papas. El Congreso se va a reconfigurar, casi seguro. Algunos se convertirán en aliados de Macri, habrá que ver si se forma un bloque opositor entre FPV/PJ/fuerzas progresistas y de izquierda que eviten las leyes más duras contra el bolsillo del laburante. El PJ tiene que volver a las raíces porque ahora el bipartidismo es que ellos son la derecha y nosotros el progresismo, la diferencia es que ahora ganó Braden. No queda otra. La inseguridad YA NO ES el principal problema de los argentinos, es obvio que se vienen otras urgencias si las primeras medidas son liberar el dólar y “sincerar” subsidios.

4) El oficialismo perdió por muy poco. Y por más que las elecciones se pierdan por un voto, el mensaje es claro: mucha gente no lo votó a Macri o porque prefiere al kirchnerismo o, más aún, porque cree que cualquier cosa es mejor que él. Macri debe leer esta realidad o está condenado a un fracaso rotundo. Hay que ver si tienen la humildad de hacer esta lectura. Me preocupa seriamente ver que no lo están haciendo ni un poco.

Creo que es hora de dejar de hacer leña del árbol caído. Leer la derrota electoral como una sucesión de errores es una posibilidad, pero mejor que eso es pensar qué se va a hacer y dónde nos vamos a parar de acá a los próximos cuatro años. Yo no tengo intenciones de formar parte de un espacio macrista-massista con DD.HH., sinceramente. Y no tiene nada que ver con ser progre o no progre, sino con que no es el lugar indicado para el peronismo como oposición en los próximos cuatro años. Así como defendí alianzas y posiciones más de centro en el momento que era oportuno, porque era lo que la sociedad pedía, me parece que la llave ahora viene por el lado de ser el bloque mayoritario que defienda los intereses de los trabajadores, que sin dudas van a necesitar una representación democrática fuerte en pocos meses.

Me disculpo por lo extenso.

Salutes.

Nando Bonatto dijo...

El acierto central de la entrada es que se puso el eje en defender el pasado regalando el futuro a la contra, ahi lo analizo en mi blog

Sísifo jubilado dijo...

Gerardo, tu autocrítica es acertada. No es que sea autoflagelante, como dice uno por ahí, sino que hay una parte de los demás comentarios que son en exceso autoindulgentes. Insisten en el error de poner a Macri como un boludo y restarle méritos a la militancia desarrollada por el PRO que, sumada a la pésima gestión de Scioli -publicitada negativamente hasta por Hebe- más la inconveniente elección de Aníbal como candidato, listo: perdés. Porque los otros también juegan y arman. Como nunca, le dieron sentido a la frase atribuida a Napoleón: "Si ves a tu enemigo equivocarse, déjalo tranquilo y no lo molestes." Acá, quien se equivocó muy feo fue CFK, y ni siquiera dentro de la propia tropa nadie fue capaz de molestarla, por aquello del verticalismo.
Por otro lado, una de las limitaciones del populismo es su marcada falta de futuro. Se vive el día a día y nada más. Tuvieron muchos años disponibles para crear un futuro sólido, no solo para el kirchnerismo, sino para todo el país. ¿Dónde está todo eso? Si ya de entrada, sin haber asumido, se quejan de que Macri está destruyendo todo lo hecho, es que lo logrado no ha sido muy sólido ni resistente, ni con ánimo de proyectarse hacia el futuro. No en vano se popularizó que para el kirchnerismo el futuro era apenas un fin de semana largo. Gastaron buena parte de la energía en una guerrita insensata contra Clarín que no sirvió de nada, con la vana ilusión de que ahora la gente sabe qué cosa es cada cosa. Tal como lo decís, eso no le cambió la vida a nadie. Sí quedó en evidencia el patetismo del oficialismo, con algunas de sus figuras reconociendo tácitamente que la pluralidad buscada no resultó y que finalmente era una movida solamente construída para cagar a Clarín. Eso sí, lograron que la audiencia del grupo se incrementara.
Las minorías intensas nunca han reflejado el ánimo social. El problema es que Uds. se lo creyeron.
Veo también que se indignan que un tipo procesado acceda a la presidencia. ¿Y? Les recuerdo que Uds. empujaron la situación hasta ese punto. La gente compara: Un Boudou que siguió en la vicepresidencia sostenido contra viento y marea, por qué no voy a poder votar a un Macri que está varios escalones más abajo en cuanto a responsabilidad?
Finalmente, ¿hasta donde creían que iba a funcionar la política de redoblar las apuestas?
Insisto, si hace 4 años ya eran dinosaurios con su visión de la política, ahora son apenas fósiles que el viento de la historia va descubriendo en las arenas del desierto.

Bautismal dijo...

como peronista, cada vez que leo a Gerardo describiendo el diario del lunes o describiendome en 3ra persona del plural, palpo mi Webley.
Si no depuramos detallecitos comunicacionales no volvemos el '19.
Habla por vos Gerardo, habla por vos querido. ¿No te lo dijo nunca nadie?. Despues los demas adheriran o no, internalizaran o no, acompañaremos o no.

Y Cristina, asi como aprendio a dejar tranquilos los microfonos, podria aprender a eliminar el "yo". Que siga hablando en primera persona que esta genial, tiene mas anecdota y experiencia que Lilita, pero que no use "yo". Nadie le dijo algo tan sencillo. Si tambien cambiara el tempo de alocusion haciendolo mas natural seria mil puntos, sorprenderia a millones, romperia varios esquemas, pero bueh

Carpe Diem dijo...

Yo creo que la situación hace necesario ser muy prudente para opinar, sobre todo si queremos evitar ponernos en supuestos viejos para situaciones novedosas.
Quiero destacar dos de ellas, que abren un abanico de posibilidades que pueden derivar hacia sitios muy diversos:
1. La derecha ha llegado al gobierno en elecciones limpias y sin proscripciones por primera vez en la historia argentina. Muchas veces sus recetas y elencos estables fueron adoptados por gobiernos que habían llegado con discursos electorales diversos (para ejemplos Frondizi, Menem y De la Rúa, cada cual con sus particularidades). Pero la primicia es que ahora llegan desde la hora cero de una nueva gestión, sin fraudes como en los '30 ni tanques de guerra como en las dictaduras. Esa legitimidad de origen no está acompañada por la adopción por parte de las mayorías, sin embargo, del discurso económico ni de las recetas neoliberales. Que la aplicación inmediata del combo previsible de medidas quen en materia financiera y económica se tomen, refuerzen o debiliten la posición de la nueva gestión es un punto importante. La tensión resultante entre un gobierno y prensa adicta echándole la culpa de todas las consecuencias "dolorosas" a la gestión anterior, por un lado y la percepción de la calle, por la otra, será de importancia no desdeñable en los tiempos fundantes de la nueva gestión. Lo que conecta con el otro elemento que entiendo destacable:
2. La transición se produce con un oficialismo derrotado en las urnas, pero con un nivel de apoyo electoral nada desdeñable, que deja a la mayoría de los ciudadanos con plata en el bolsillo, capacidad de consumo, y acostumbrada a derechos que en muchos casos se dieron por sentados. La crisis electoral del kirchnerismo es, a diferencia, de las que sufrieron históricamente otros oficialismos argentinos, una crisis de estómagos satisfechos.
Es cierto, como señalan algunos, que el embanderamiento con los logros del pasado, de alguna manera le regaló al candidato opositor las banderas del futuro. No me parece, sin embargo, que cuando ese futuro, en horas cercanas, se convierta en presente, sea tan sencillo convencernos de sus bonanzas, cuando aún esté caliente la cama en la que soñábamos nuestros sueños de prosperidad para todos.

Mas allá de sus indudables aciertos comunicacionales, estimo que la derecha argentina ha exhibido en todos sus cuadros no alcanzados las estrictas instrucciones de Durán Barba, señales de mantener vigorosos los rasgos que han marcado en nuestro país una ausencia estridente de burguesía nacional, una presencia intensa de gula e inmediatez por la ganancia sin esfuerzo y una notable carencia de respeto por los sectores del trabajo a los que se caracterizó siempre como ignorantes llevados con diversas zanahorias por demagogos corruptos. Eso está ahí, no solo en blogs, twitters y comentarios de lectores de los grandes diarios, sino apenas disimulado en el pensamiento vivo de muchos de sus referentes. Como decía Sturzenegger, el consejo del ecuatoriano era sobre lo que había que decir para llegar al gobierno, una vez ahí "hacé lo que quieras". Veremos entonces como se traduce eso en hechos.
Sigo...

Carpe Diem dijo...

De la vereda de enfrente, la característica costumbre de pegarse tiros en los pies, por parte del kirchnerismo alcanzó dimensiones paroxísticas en los últimos tiempos, con los resultados a la vista. Eso no desmientae ni descalifica, no obstante, los logros del gobierno. La responsabilidad de ser oposición exigirá eso, responsabilidad, pero no entendida en los términos que el nuevo oficialsimo y los grandes medios propondrán: es responsabilidad ante el pueblo, ante sus conquistas, ante el soberano interés nacional. Ello no incluye, necesariamente, los buenos modales. Pero sí la inteligencia que a veces no se tuvo para tejer alianzas, para hacer acuerdos con los sectores que necesariamente convergerán en nuestro camino (y que compensarán, quizás, las deserciones que inevitablemente también se registrarán).
Perdón por la extensión...

Por fin, una palabra para el autor del post: haberse equivocado mucho y reconocerlo es señal de humildad. Pero no otorga mejores credenciales para predecir el futuro, y menos si se insiste con un tono que mas que de autocrítica es de crítica pura a los compañeros. Sobre todo si se asume la posición de rentador de camellos, cuando según la lógica expuesta, el autor del post también debería estar preparando los bártulos para la larga marcha, y no haciendo negocios con los inminentes peregrinos.

Gerardo Fernández dijo...

Bautismal: Siempre hablo por mí, siempre, Y ¿Sabés? Hablar con el diario del lunes no es señal de genialidad sino de reconocer tarde lo que no se vio antes. No se trata de tener la precisa sino de intercambiar ideas, para eso existe este blog hace casi 10 años, para compañeros interesados en debatir y también para mamertos como vos ¿Así que sos peronistaaa? mirá vos

Bautismales dijo...

si, soy peronista y con una vivencia y tradicion familiar de peronistas a la altura de la de cualquiera.
Y te cuento una infidencia, personalmente no soy de recurrir a las armas de fuego, no me importa que describas lo obvio ni que hables en nombre de todos. Personalmente.
Pero me consta de primera mano que hay monton de gente medio pelotuda, compañeros y otros que no, que votan, y que se guian subliminalmente por esos detalles, aunque no lo creas.
Empezá aca, hace alquimia, hacete el homeopata, empeza con detalles y en este mundo recontraconectado va a terminar repercutiendo. Asi como pediste el voto en blanco, de a poquito

Gerardo Fernández dijo...

Bautismales: Los que arrancan una intervención diciendo "Como peronista" siempre me hicieron dudar de su condición. Hay algo raro ahí, cierta necesidad de reafirmación.

¿Y sabés una cosa? Volvería a pedir el voto en blanco si se diera nuevamente la instancia de que Macri lleve dos candidatos ¿Sabés a quién votó Lousteau? Como peronista, además, te debería dar vergüenza haberte metido en una interna del gorilaje, y encima perder...

Y lo de la gente medio pelotuda, naturalmente corre por tu cuenta.



Martín Lat. dijo...

Gerardo, te lo digo de onda y como compañero:

Cuando un grupete de opositores anónimos, que en su puta vida hicieron una autocrítica, viene con altanería a forrear a los que fueron tantos años tus compañeros y decirte que tenés razón, algo pasa. Hace varios posteos que estás pegándole a los kirchneristas y peléandote con nosotros. ¿Por qué crees que muchos te decimos que el autoflagelarse públicamente es un error? Si es que nos mandamos cagadas cruciales para lo electoral, los trapos se lavan adentro, como los lavan ellos. ¿O viste algún opositor, de los que ganaron ahora, haciendo autocrítica pública del mamarracho de 2011, por ejemplo? Dado que pedís que esto sirva para debatir, entonces aporto lo que puedo desde mi humilde lugar a ese debate: decir que uno es el culpable de todo es una respuesta casi fisiológica, emocional, y, creo, poco útil para construir. Porque a lo que lleva naturalmente eso es a asumir que los demás tenían razón, que lo que necesitábamos era un Macri (o mejor, un Massa, que cierra prácticamente con todo lo que enumerás que habría que haber revisado), que venga a cuidar las formas. Creer que las elecciones se perdieron por los aplaudidores es tan de porteñocéntrico como creer que en 2011 se ganó por 678.

Si el error fueron las formas, y no haber tomado las medidas que Massa dijo que había que tomar, entonces habría que haber votado a Massa. Ergo, Massa debe ser el futuro conductor del peronismo y sanseacabó. ¿Eso es todo? Listo, resolvimos el problema. Me parece que es un poquito mas complicado, que requiere un poco de prudencia y paciencia. Y que 2 puntos y pico de diferencia en una elección después de 12 años de gobierno y, fundamentalmente, de desgaste, son señal de que quizá alguna que otra cosa se hizo bien (diganle al sofista opositor que Menem se bajó en 2003 porque perdía por 30 puntos, conoce poco de ballotage el hombre).
Eso, y algunas cositas que deja el oficialismo, como un incremento en el poder adquisitivo de jubilados y asalariados, el menor endeudamiento de la Argentina en años, etc., etc.

Pero bueh... es la cadena es el origen de todos los males...

Salutes.

Gerardo Fernández dijo...

Martín Lat: Este blog lleva 8 años de actividad diaria, de debates interminables y esa es, precisamente, su razón de ser. No escribo para que todos los kirchneristas estén de acuerdo conmigo, es más, generalmente tengo marcadas diferencias con la mayoría de los comentaristas y me parece fenómeno.
Disiento pero a full con ese concepto de la autoflagelación. Reconocer que se han cometido errores groseros dista de una autoflagelación, es, por el contrario, un llamado de atención para que muchos vean que el microclima, el dejar hacer dejar pasar nos condujo a la derrota. Por supuesto que hay cosas que deben discutirse en otros ámbitos y no en un blog y esas discusiones no las doy acá, por supuesto.

Por supuesto que este renglón me ofende aún más:

"Creer que las elecciones se perdieron por los aplaudidores es tan de porteñocéntrico como creer que en 2011 se ganó por 678"

¿A qué viene tamaño desbarranque? ¿Acaso la lectura del post te lleva a pensar que estoy sugiriendo eso? ¿Tomaste la medicación?

Lo que digo que habría que haber revisado bajo ningún aspecto implica sugerir que necesitábamos un Macri. Fuera de joda: me ofende tamaña liviandad.

Te escribo no como compañero porque no sé quién sos (no sé ni tu nombre ni tu e-mail) Un blog es un espacio de discusión marginal, que reúne a kirchneristas, trolls, y opositores de distintas cepas. Donde el bloguero lanza un tema y vienen muchos contertulios a discutir. De esos intercambios a veces surgen algunas ideas piolas, las más de las veces no. Pero no mucho más.

Pero lo realmente grave es que pienses esto:

"Si el error fueron las formas, y no haber tomado las medidas que Massa dijo que había que tomar, entonces habría que haber votado a Massa. Ergo, Massa debe ser el futuro conductor del peronismo y sanseacabó. ¿Eso es todo? Listo, resolvimos el problema. Me parece que es un poquito mas complicado, que requiere un poco de prudencia y paciencia."

Si de la lectura del post tu deducción es ésta, la verdad, contigo no me interesa discutir, por la sencilla razón de que no entendiste absolutamente nada.

Hasta la vista

Anónimo dijo...

Soy uno de los que se/los bajaron del proyecto en algún momento, por diferentes razones. Mi proceso (sintetizando en poquisimas líneas) empezó cuando confirman a Moreno (asumí que iban a pasarlo calladamente a retiro) después del 54% del 2011 y culminó cuando terminé gritándole al televisor en 2012 durante el acto con los anuncios del proyecto Isla Demarchi, que me confirmaba el clima de aislamiento de los de arriba. A partir de ahi mi pensamiento recurrente fué "Estos tipos no tienen idea, no oyen a nadie, no ven" y CFK pasó para mi a ser una estadista a la altura del RA post '87, lejos de la infalibilidad que le atribuían.

Eso que puse mas arriba es apenas una fracción de lo que tenía ganas de escribir desde las PASO, pero que nunca hice. Porque no creí que valiera la pena, al fin y al cabo seguían blindados a las opiniones que no encajasen al molde con las suyas.

Leí el post (y cien posteos similares en otros sitios) hace varios días y aún coincidiendo pensé en que aunque fuese util la autocrítica, llegaba por lo menos dos años tarde. Y leí los comentarios, el ida y vuelta de los que sí y los que no en la discusión. Y me quedé pensando en algo distinto: que los que nos fuimos, también tendríamos que hacer autocrítica. Por miedo a ser vistos como "albertofernandistas" nos quedamos callados y mirando, cuando debimos haber hecho más fuerza, haber insistido más en la discusión con los que la clausuraban con el gastado "Si lo dice La Jefa, se acata". Leia el blog, los comentarios pero no dejé nada escrito, nos rendimos por miedo a que crean que "nos pasamos de bando". Cuando mandaba a cagar al termo que me decía "La Jefa" también aceptaba ése verticalismo como inevitable. No sé, me queda la sensacion de que renuncié a que al menos una fracción de mis opiniones (junto con las de otros) subiera la escalera hacia arriba, donde se tomaban las decisiones.
Al fin y al cabo, la ola que se viene a voltear el bote no me va esquivar a mi por haberme bajado.
Un saludo.
Fernando

mirta gaggini dijo...

Que sean muchos tus camellos, porque no sólo los podríamos utilizar los kirchneristas. Tengo para mi que los primeros desesperados por subirse a ellos serán el 50% de los "...." (ponele vos el nombre) de los que votaron a este engendro (el otro 50% de los votantes del "cambio" estarán cerca tuyo planeando sus propios negocios).
Un saludo

Entrada destacada

Corea del Centro, el hit del verano que se viene