lunes, 24 de agosto de 2015

"Una dictadura populista de la mayoría"


Anticipan que va  a haber fraude, cuando surgen los problemas que siempre surgen en cualquier proceso electoral, empiezan a darle máquina a la operación en las redes y en el territorio (los únicos apresados por quema de urnas son candidatos de la oposición tucumana) y ponen en tela de juicio el resultado. Al día siguiente organizan un cacerolazo y esperan que la justicia les de una mano.

De paso, van preparando el terreno par las generales de octubre. Están decididos a no respetar el veredicto de la urnas. Para Macri, Massa y el 3 % que votó a Sanz (porque escribir "Radicales" sería una ofensa a la historia de ese partido) la democracia es un sistema que sólo funciona si ganan ellos, lo que los transforma en una muy seria amenaza para la convivencia democrática. Por un lado politizaron la muerte de Ariel Velazquez en Jujuy sin que existan pruebas de que se trató de un crimen político, al mismo tiempo lanzaron una campaña contra el resultado que, sabían, se venía en Tucumán, y así sucesivamente.

La verdad es que es muy grave este accionar que enrarece el clima democrático, entre otras cosas porque la historia política argentina reconoce un fuerte predicamento del golpismo como método para sacar al peronismo del poder. Ahora no lo pueden hacer ya que las Fuerzas Armadas ya no son un factor desestabilizante y por eso depositan en los grandes medios tradicionales y la corporación judicial lo que antes delegaban en los militares.

Nada indica que puedan lograr su objetivo, pero eso es lo de menos en comparación con el daño que realizan al conjunto de la sociedad argentina. Algunos hasta llegan a hablar de "una dictadura populista de las mayorías". Están absolutamente jugados a tensionar el clima de convivencia, buscando en primer lugar generar zozobra, temor, y por otro, deslegitimar el sufragio universal, ese gran invento que hace que el voto del potentado valga exactamente lo mismo que el de su empleado. Y ese voto popular es el que fundamenta que, por ejemplo, en Tucumán el peronismo arrase en el interior, y no por los bolsones. Arrasa por la inmensa cantidad de escuelas y de obra pública que le ha ido devolviendo dignidad a los ciudadanos antes olvidados. Por eso también será paliza en Chaco, porque hay obras, hay devolución de derechos y hay generación de fuentes de trabajo, pese a los problemas que enfrenta la economía mundial y en consecuencia la del país.

Pero todo esto es negado de cuajo por el espectro opositor, que trabaja en generar condiciones de inestabilidad política ante la certeza de que no pueden ganar las elecciones. Por eso es muy importante revalorizar el espacio del FPV y entender que hay contradicciones principales y secundarias, y que la gran contradicción que tenemos que resolver en este tiempo es llegar al 45 % en octubre y liquidar el trámite electoral. Pero también observar cómo diariamente lo van demonizando a nuestro candidato, Daniel Scioli, en la medida en que, como era de esperar -pese a las sospechas de algunos compañeros- el compañero se alinea con los gobernadores y todos los espacios del kirchnerismo. Cuando lleguen las elecciones, poco quedará en la prensa hegemónica de buen trato para con el gobernador de la PBA. Por eso hoy más que nunca se impone cerrar filas para garantizar la victoria.

5 comentarios:

Dormidano dijo...

Tienen algo más abajo del poncho. Algo más jodido. Todo esto apenas fue un ensayo. Se traen algo más entre manos y sería bueno anticiparlo como en el ajedréz para cortar el movimiento a tiempo.

Gerardo Fernández dijo...

Dormidano: ¿Tenés alguna pista?
(Si querés escribime a pamperito5@gail.com)

Facundo Jesus Gonzalez Lauillui dijo...

Lamentablemente hay compañeros que ya decidieron que Scioli es igual a Macri y votaran en blanco. Esta complicado que lleguemos al 45%.

Abrazo!

tatincito dijo...

Tal como Dormidano, estoy seguro que tienen algo muy groso, muy grave preparado.

Y también me parece que es fácil advertir que es lo que se traen bajo el poncho: mas muertos.

Suena lógico: ¿O acaso las dictaduras no se dedican a matar? Y "Cristina es una dictadora"

Y de mal pensado no más que soy, ya me estoy imaginando quién puede ser uno de esos muertos.

Hace tiempo se corrió la bolilla que lo de Nisman estaba preparado para poco antes de Octubre. No tengo pruebas de que fuera así, pero todos sabemos que la imagen de Cristina bajó mucho debido a que se la acusó de esa muerte.

La semana antes del 25 de octubre será crucial. Si llega a suceder lo que temo, espero que Cristina suspenda las elecciones hasta tanto se aclare todo.

Abrazos.

Comandante Cansado dijo...

Lo de los opositores negándose a reconocer el resultado es imperdonable, pero no tendría peso si no se basara en una predisposición de sus votantes (y no solo) a demonizar el adversario. Una cuestión cultural de base. Ese combate cultural es difícil. Por eso estuvieron muy bien los de la MAK cuando invitaron a Pinedo, y muy bien Pinedo en ir. Cada filo K debería tener al menos un amigo civilizadamente anti peronista :)(lo digo muy, nuy en serio) . Yo tengo uno (no, no es Pinedo, je). Hay que ir quebrando la idea de que el que no vota como uno es imbécil/ antidemocrático/ racista, ect.

Entrada destacada

Corea del Centro, el hit del verano que se viene