lunes, 20 de julio de 2015

Mauricio para la Victoria



Cambiemos "cambiemos", pero yaaaa...

Mucho más temprano de lo previsto ha quedado claro que la estrategia trazada por Durán Barba quedó hecha pedazos y que ya es tardísimo para recalcular. Cuando en medio de un festejo forzado, Mauricio empezó a decir que YPF, la AUH y Aerolíneas seguirían como ahora pero mejor administradas, en un primer momento muchos pensamos que, a la Menem, había confundido el discurso. Pero no: No hubo error. Hubo sí un estertor, un manotazo de ahogado postrero y patético. Ahora la directiva ecuatoriana era olvidarse en tiempo record del "cambio" y salir a decir que todo seguirá igual, pero mejor administrado.

Como sabemos, la estrategia fue que Mauricio quedara como la única gran referencia opositora, creciendo en Santa Fe y Córdoba para coronarla en su pago chico, pero no hicieron caso a los datos que les fue suministrando la realidad. Mientras nada les indicaba que Del Sel tuviera el triunfo asegurado, siguieron adelante con el plan de secar a otros opositores -Massa, por caso- en el convencimiento de que tarde o temprano se quedarían con sus votos. Todavía se recuerda a sus dirigentes explicar que para protagonizar el cambio no se debía incurrir en prácticas de la vieja política, en acuerdos y componendas que sólo garantizaban la posibilidad de un triunfo electoral que muy probablemente fuera insostenible luego en la gestión. No quisieron, con tacto, aparecer como una remake de la Alianza, pero quizá desaprovecharon la posibilidad de sumar a Massa cuando, rendido, estuvo receptivo a un acuerdo que no ponía en riesgo la hegemonía de Macri ¿Por qué? Porque no los unía nada más que el espanto y eso podría hacer estallar el acuerdo a poco de andar.

En el blog hemos venido siguiendo los pasos de este minué y reconociendo que estaba por verse si el diseño de Durán Barba soportaría cuando fuera bajado del laboratorio a la realidad. Todo parecería indicar que el resultado de ayer puso todo patas para arriba y que no hay plan B. La pregunta más urgente del momento es qué fue lo que cerró tanto el voto en torno a Lousteau? ¿La burda operación conjunta de Macri con Clarín para bajarlo de las 48 posteriores a la primera vuelta? ¿La operación de Bonadio en Río Gallegos y la de Clarín en la casa de Victor Hugo? Es muy probable, porque ni siquiera el mismísimo Lousteau se esperaba esto, hasta el sábado a la tarde, donde aparentemente Julio Aurelio le confió a Christian Colombo que había un efecto tsunami. El viernes escribí sobre el fin de ciclo de un modo de oposición, quizá la semana pasada, con la UCA lanzando números increíbles de pobreza, con el juez Rodríguez cerrando el caso de la fabuladora Miriam Quiroga, más lo antes apuntado, motivó el desenlace.

Pero anoche hubo también algunos gestos del sistema Clarín que llevaron a más de uno a preguntarse si el grupo le había soltado la mano aMauricio y lo salió a abrazar a Daniel Scioli. No se sabe aún, pero a no dudar que alguna jugada por el estilo seguramente ensayará ante un candidato que viene moviéndose con mucha audacia y que en plan de campaña no buscará conflictos y estará receptivo a todo tipo de acercamientos (algo que probablemente genere ruidos al interior del FPV)

Si algo ha quedado ratificado es que una parte importante de la sociedad está dispuesta a proseguir con los lineamientos generales del modelo kirchnerista. Anoche Mauricio no hizo más que corroborarlo en un pasaje para la historia de un discurso donde sólo le faltó hablar de él...

Su núcleo duro lo acompañará aún a regañadientes pero ¿Cómo recibe este mensaje ese sector indefinido que lo tiene claramente caracterizado como un privatista? ¿Cómo podrá revertir las compaginaciones que ya están saliendo y lo muestran afirmando la voluntad de reprivatizar Aerolíneas? ¿Qué sintió el argentino de a pie al escucharlo hablar de una petrolera en manos del estado cuando él mismo fue el abanderado contra lo que en su momento caracterizó como "confiscación"?

10 comentarios:

Erkekjetter Silenoz dijo...

"La pregunta más urgente del momento es qué fue lo que cerró tanto el voto en torno a Lousteau?"

El voto del FPV basicamente

Raúl dijo...

Estimado Gerardo :
No les hagas caso a tus lectores enardecidos...estos son los mismos que se quejaban de las "macarteadas" cuando fue lo de Randazzo....ahora "macartean" de lo lindo a los que votamos en blanco como vos y yo.
Lo lindo es ver que son principistas cuando les conviene, realpolitikeros también cuando les conviene. Tristísimo papel, bien de progre iluminado rebolú...votando a un traidor consumado para que no gane un hijo de puta...brishante!!

Ahora me queda mas claro porque eramos la 2da fuerza en la Ciudad y ahora la 3ra (que era el objetivo original de la gorda naranja, no lo olvidemos): festejamos derrotas ajenas, y no podemos construir una alternativa solida para el 78% que no nos vota en la ciudad...nos borraron de la contienda y no queremos verlo...y por supuesto siempre le echamos la culpa al mediopelo "que no nos vota y vota amarillo" pero ahora nos felicitamos con nuestro voto a ECO y decimos que "el electorado nunca se equivoca y el voto en blanco es onanismo electoral", como leí en otro blog. Pavada de voltereta discursiva, no?...
Además nos acusan a nosotros de troskos y nos piden prácticamente humillación pública. Los mismos que decían que iban a votar en blanco en la nacional, para no tragarse el sapo Scioli...

Muchachos, debajo de la ropa cara de progre pequebu (comprada con Ahora 12, por supuesto)...se les ven demasiados pelos en el cuerpo...

Como bien dice el lucido Ricardo Tasquer, dudo que este fuerte cimbronazo fuerte redunde en mucha perdida de votos para Macri en la nacional. Todavía el antikirchnerismo es muy fuerte, o tienen alguna duda de ello?. No es que Scioli ya gano con 60%...ojo...

Yo no seria tan triunfalista todavía...el PRO esta herido, pero no esta muerto...y la caja municipal mas grande del país la conservan por otros 4 años...

Saludos y que no decaiga compañero, el tiempo dirá quien tenía razón (2017? 2019?)

Raúl

Anónimo dijo...

Si hubiera ganado Martín Lousteau, se habría convertido en el nuevo jefe de Gobierno de la Ciudad y habría terminado con la carrera de Mauricio Macri. Solamente tres puntos salvaron de la catástrofe al aspirante presidencial por el centroderecha. La diferencia entre seguir en carrera y despedirse de la política fueron apenas unos pocos votos. (...) Fueron tres puntos de diferencia que le hubieran cambiado la vida a un candidato que ahora competirá para ser presidente.(...) Si esos tres puntos inclinaban la balanza para el otro lado, el PRO se derrumbaba y bajo sus ruinas hubiera sido aplastada la apuesta de vida de Mauricio Macri orquestada por Durán Barba y salvada casi milagrosamente por los votos de Recoleta.

3 puntitos que tenian que salir de los que votaron en blanco. Una pena

Mariano

Cato dijo...

Gerardo: sos muy generoso con tus hipótesis acerca de "la pregunta más urgente del momento". Preguntas: "qué fue lo que cerró tanto el voto en torno a Lousteau?" pero en vez de mirar para adentro le echas la culpa a Macri, Clarín y Bonadío. El voto en blanco trepó del 2 al 5% entre la primera y la segunda vuelta. Los únicos que votaron en blanco fueron los militantes. Pero los no militantes que votaron a la izquierda y a Recalde no le hicieron caso a los dirigentes que mandaron a votar en blanco. A menos que los kirchneristas no quieran que Scioli gane en primera vuelta, ayer se privaron de la posibilidad de dejar a la oposición sin candidato. Te imaginás lo que hubieras festejado si a pesar de los militantes del blanco Lousteau le ganaba a Larreta?

TEO dijo...

Ahora, cerca de Scioli, rodearlo y ayudarlo. Va a ser tentado por el circulo rojo, y acorralado si no se tienta. Hay que dejar que se muestre ambiguo y receptivo para transitar sin olas hasta el 10 de diciembre y no provocar una hipersensibilidad tan tipica del kirchnerismo duro, hay que callar a Ricardo Forster y Cinthia Garcia por 6 meses.

Anónimo dijo...

El 9 de agosto el FPV tiene que ganar! Nos toca votar a Scioli para lograrlo, aún a aquellos que no estamos convencidos de hacerlo.
El FPV tiene que ganar en las PASO por una buena diferencia con el segundo para revalidar en la general y ganar en primera vuelta.
Coincido con Raúl, el PRO está herido pero no está muerto. Si no ganamos en primera vuelta el antikirchnerismo puede derrotarnos en el balotaje.
Scioli va a ganar montado en el proyecto kirchnerista, si traiciona el proyecto perderá el apoyo del kirchnerismo en el congreso. Seremos oposición pero una oposición que tendrá el valor que le dieron las urnas que votaron al proyecto.
En el 2017 en las legislativas veremos...
Gachi

Vanesa dijo...

La estrategia de Duran Barba no apunta a ganar la presidencia 2015.

El PRO no quiere ganar este año la presidencial. Su objetivo es sumar legisladores en todo el país. Para eso necesita una lista completa. Mantenerse puros es parte de eso. Sumando gente que sin Mauricio no es nada. Si realmente quisieran ganar la fórmula seria Macri - Carrio. O Macri - Sans. Sin internas. Con Massa de candidato a gobernador en provincia. Pero no es el objetivo de este año. Porque quién quiere / puede gobernar con menos de 20 diputados y dos senadores? es imposible. Es ecuatoriano no idiota.

Suma legisladores en 2015 y 2017 (tal vez con Mauricio otra vez de candidato a diputado) manteniéndose como principal opositor y crítico. En 2019 nos pasa por arriba. A menos que Scioli haga maravillas.

El punto débil era la Ciudad, que perdiera poder territorial. Vos y otros se la regalaron con el voto en blanco.

Antonio (el Mayolero) dijo...

http://elblogdelfusilado.blogspot.com.ar/2015/07/cuando-manyes-que-tu-lao.html

hector dijo...

Gerardo, seria interesante saber cuantos "tácticos" que votaron a Lousteau, ya están trabajando políticamente para intentar ganarle en 2017, o están esperando de brazos cruzados que a ultimo momento Cristina tenga que eligir el candidato, a pura intuición, porque en la capital ningún progresista hace el cotidiano esfuerzo político que es necesario hacer, para ofrecerse como posible elegible.

Fernando dijo...

Vanessa, si no quisiera ganar no se hubiera kirchnerizado anoche. Y si Scioli no la rompe, en 2019 puede presentarse Crtistina. Macri será historia en unos meses. Nuestro contrincante en 2019 será un radical, los diputados y senadores serán para ellos.

Entrada destacada

Corea del Centro, el hit del verano que se viene