jueves, 30 de julio de 2015

Gente que le pone soda a un Ruttini



El debate en torno a qué hacer con los comentarios discriminadores en la web es denso y lo suficientemente rico, por eso uno se sumerge de cabeza en esta nota de José Crettaz en La Nacion, titulada "Arde la web ¿Se viene la censura?" puesto que si bien se puede prever que el texto será parcial, dado que sabemos qué intereses defiende este diario, igual se le entra pues también reconocemos que suele publicar de vez en cuando notas realmente valiosas.

El proyecto en cuestión seguramente puede ser mejorado, no es intención de este post su defensa cerrada, entre otras cosas porque las objeciones de entidades como el Cels y la Fundación Vía Libre deben ser contempladas. Pero como decía el sabio Panigazzi, "Una cosa es una cosa y otra cosa es otra cosa". Pese a todas las previsiones sobre los manijazos que traerá impregnada la nota, la sorpresa es mayúscula cuando se llega a un párrafo donde el desbarranque es total, entre otras cosas porque el autor vuelve a agitar una serie de mentiras que ya creíamos superadas. Leemos:

"Pero además, el kirchnerismo, fuerza política que introdujo en el país las usinas de agitadores digitales -que surgieron en 2008 durante el conflicto agropecuario y cuyos integrantes fueron haciéndose conocidos como "ciber-K"- no tiene autoridad moral para promover la lucha contra la violencia textual en Internet. Miles de militantes digitales trabajaron estos años para hostigar las opiniones críticas en foros y redes sociales."

No vamos a salir a responder por enésima vez este tipo de falacias. Simplemente ratificaremos la defensa del espacio bloguero que entre tantos compañeros supimos crear en aquellos tiempos y que tanto contribuyó al debate de ideas que se instaló en nuestro país, algo que dista -lo sabemos- de esta mendacidad manifiesta de Crettaz.

El mismo artículo que defiende y promueve la libertad de expresión en otros países, criminaliza a quienes en sin ocultar identidad, tuvimos los reflejos de tomar un instrumento que nos suministraba internet para simplemente dar el debate y promover ideas cuyo "delito" era contradecir a medios como La Nacion.

Una verdadera lástima que un tema tan serio termine siendo abordado de una manera tan guaranga. Crettaz nos recuerda a esas personas a las que les regalás un buen Rutini y le ponen soda...

6 comentarios:

criterio dijo...

creo que es simple: opiniones sobre lo que dice una persona valen todas, sin censura; opiniones agresivas/insultantes etc sobre la persona son censurables.

Colorado del Monte dijo...


Sigo admirando tu caballerosidad al pensar que puede haber algo valioso publicado en La Nazión.
Ya hace rato desistí en el esfuerzo.
Como dice el entrerriano Hugo Amable... "en el nombre va el destino"
Estos de La Nazión son unos HIPÓ-CRETTAZ.
Abrazo patagónico !!!
...

Juan Estigarribia dijo...

Estoy de acuerdo, por eso en los blog K nunca
censuran ninguna opinión ¿o me equivoco?

Yo leo La Nación o Clarín y veo enjambres de comentarios de kirchneristas insultando a esos medios y sus periodistas..... no veo correlato en el universo K.

ruben dijo...

Yo creo que muchos plumiferos de The Nation se parecen a sus caceroleros.

sonaste dijo...

Hagamos análisis por el absurdo.
Si una iniciativa de esta naturaleza fuera presentada en distrito adverso, por ejemplo la CABA, por el PRO.
Qué haría el kichnerismo?
Qué haríamos nosotros?
Diríamos, no está bien, la discriminación es mala y perseguirla es razonable o, frente a una inminente elección haríamos una inmediata inferencia de la Ley Mordaza que rige en España desde este mes?
Haríamos razonable discusión o la utilizaríamos, como hacen ellos en la campaña electoral?
Yo creo que más allá de las bondades del proyecto, habría que preguntarse seriamente si Carlotto, Heller, Conti, Rivas han terminado el curso de pelotudos o todavía les falta el certificado.

Nando Bonatto dijo...

"Pero además, el kirchnerismo, fuerza política que introdujo en el país las usinas de agitadores digitales -que surgieron en 2008 durante el conflicto agropecuario y cuyos integrantes fueron haciéndose conocidos como "ciber-K"- no tiene autoridad moral para promover la lucha contra la violencia textual en Internet. Miles de militantes digitales trabajaron estos años para hostigar las opiniones críticas en foros y redes sociales."

En esos años hice el cambio de mi blog ,de la poesía a la opinión y siempre me casuaba gracia aquello de los "ciberK rentados" .Mas aun creo que encontrar un espacio de fuerte debate interno,con un lenguaje comun por cierto,fue uno de los momentos de mi vida personal que me hicieron recordar viejos tiempos en que se discutia con nivel...que manga de rastreros

Entrada destacada

Carta Abierta a Carta Abierta