jueves, 26 de junio de 2014

Escenas de Kirchnerismo explícito



La jugada del gobierno ha sorprendido a casi todos: puso la pelota en NY y anticipa una batalla dura en el plano diplomático. Decíamos días atrás que la única salida que tenía Argentina era política y pareciera ser que esa es la vía que se ha elegido.


(*) "Al fin y al cabo el juez Griesa nos vino a ratificar que era cierto aquello de la deuda como nuevo instrumento de dominación.

El gobierno argentino está en serios problemas y el sistema financiero internacional muy cerca del zugzwang, esa posición sumamente crítica que suele darse en el Ajedrez y consiste en que llega un momento donde uno de los jugadores está obligado a mover una pieza pero cualquier movimiento que haga lo perjudicará. Si Argentina paga los 1300 millones se le viene en banda una montaña de demandas que puede terminar significándole la friolera de 120 mil millones porque, por supuesto, se le cae la reestructuración de 2005 y 2010. Pero no se llegó hasta esta instancia por capricho o soberbia sino porque los buitres jamás quisieron negociar pues sabían que más tarde o más temprano le justicia norteamericana les daría la razón por algo muy sencillo que escribió Claudio Scaletta días atrás:

"El gran problema con los fondos buitre es que son malos, muy malos, pero son legales."

De ahí que Argentina buscó por todos los medios fortalecer su posición tomando como base de sustentación el acuerdo de reestructuración de la deuda con el 93% de los bonistas y recurriendo fundamentalmente a la única herramienta posible para darle una salida a esta crisis: la política. Eso explica el acuerdo con el CIADI, con Repsol y el Club de París y pone a nuestro país en el centro de la escena mundial como protagonista de una puja histórica contra los fondos buitre, esa podredumbre del sistema financiero internacional. Al mismo tiempo son estos antecedentes los que llevan a que desde mismísimo gobierno de Obama al FMI, pasando por los principales gobiernos del mundo y hasta el Vaticano se preocupen seriamente por el fallo de Griesa no porque les interese específicamente el drama de los 40 millones de argentinos sino porque se acaba de sentar un precedente explosivo para un mundo que tiene a varios países al borde de caer en reestructuraciones de deudas que quedarían expuestos al igual que nosotros a caer en las garras de esta carroña.

Así las cosas, sólo desde la política se puede articular una defensa internacional mancomunada contra los buitres y como se ve, nuestro gobierno está con un capital político fabuloso en esta instancia porque se está debatiendo nada menos que la continuidad de los estados soberanos y sus mecanismos de defensa ante esta carroña de nuevo tipo, algo novedoso que requiere instrumentación política de última generación."




1 comentario:

Nando Bonatto dijo...

es cierto se cuenta con el apoyo de sectores preocupados del mundo,no un apoyo desinteresado sino pensando en sus propias circunstancias, menos ....por supuesto el desdichado arco opositor de derecha a izquierda que salvo alguna mosca blanca dan vergüenza ajena

Entrada destacada

Corea del Centro, el hit del verano que se viene