jueves, 29 de mayo de 2014

Aunque usted no lo crea, a esta altura del campeonato el kirchnerismo vuelve a depender de sí mismo


Estamos en la interna más larga que recuerde la política argentina. Pensar en que todavía faltan 14 meses para las PASO da la pauta de todo lo que tenemos por delante. Por lo pronto se empiezan a ver algunas tomas de posición interesantes como la de Carta Abierta contra Daniel Scioli que sin duda expresa a un sector que aunque pequeño, forma parte del colectivo kirchnerista, también se ha conocido en las últimas horas la declaración del PC en un sentido muy parecido al de los intelectuales. Lo que es innegable es que ambas posiciones sintonizan con el dilema que reconoce a su interior el kirchnerismo y es que hasta ahora el portador de esa virtud tan escasa llamada "electorabilidad" sea una figura que no expresaría la continuidad deseada por muchos sectores que no reparan en que Scioli, de ser ungido candidato, dependería en demasía del conjunto del FPV y no tendría las manos tan sueltas como algunos imaginan y que además debería lidiar con la figura nada menos que de Cristina conduciendo objetivamente el espacio.

Mientras este debate fluye, en el espectro opositor se observan reacomodamientos que vendrían a exponer la escasa solidez de los armados. Carlos Pagni, quien hace muy poco operó desde La Nacion a favor del FAUNEN y luego describió a Mauricio Macri como un obstáculo para cualquier convergencia dado que tiene un proyecto biográfico y no político en el que lo único que importa es la candidatura presidencial, hoy anuncia la existencia de un laboratorio pensado por Ramón Puerta que posibilitaría un acercamiento entre Massa y el jefe de gobierno porteño. Mientras tanto, Werner Pertot, colega muy bien informado de Página/12, contó hace dos días que la confluencia del PRO con el sector del FAUNEN que expresa Ernesto Sanz, presidente del comité nacional de la UCR, viene cocinándose a fuego lento.

Estos movimientos delatan que la oposición no encuentra la forma de constituir una herramienta electoral lo suficientemente poderosa para anunciar de una vez por todas el fin del kirchnerismo en el poder y que esa imposibilidad impacta de lleno y de manera positiva en el oficialismo que por su parte viene mostrando una vida interna y un juego de posicionamientos que lo presenta con una dinámica política impensada para muchos un tiempo atrás.

Una de las enseñanzas de la continuidad democrática es que lo electoral es un instrumento que sirve para muchas combinaciones, como por caso la del macrismo y el massismo en las elecciones pasadas donde el PRO colocó pasajeros en las boletas del FR que la misma noche en que fueron electos anunciaron el retorno a su partido. Lo electoral es herramienta, está claro, pero cuando se llega a lo electoral con el frenesí que se está observando en estos días en los diversos espacios opositores indudablemente se proyecta una imagen de desesperación que la sociedad no puede menos que percibir. Mientras el famoso garrochismo de Asís es un recuerdo en letras de molde, mientras los radicales no saben cómo hacer para arreglar con Macri sin que Carrió les rompa todo, mientras la propia Lila no sabe cómo hacer para gestionar ella misma el acuerdo habiendo sido la gestora intelectual, mientras Macri ve que no crece en el interior, mientras Massa no sabe ya qué más hacer para no dejar de estar en los zócalos de cada día, también se ve al oficialismo con una muestra de vitalidad que asombra a muchos.

Es que lo que está en danza no es poco: una cosa es elegir diputados, muy otra votar intendentes, gobernadores y presidente. El ejemplo de Carrió es claro: no todos los que la votan para diputada lo harían para presidenta... Es que el tiempo pasa y no se logra consolidar un espacio sólido desde la oposición y ello es un valor muy apreciado por la sociedad. Es que así como hubo sectores del kirchnerismo que interpretaron mal el 54 % al no ver que hubo mucha gente que votó a Cristina entre otras cosas porque les garantizaba gobierno ante un espectáculo de minorías opositoras, pero que ello no significaba que la amaran ni que estuvieran en un todo de acuerdo con sus políticas, hoy la oposición corre el riesgo de no mostrar algo verdaderamente creíble y superador en términos de garantizar futuro. De ahí que el oficialismo se oxigene al demostrar que puede procesar internamente su debate político y sus posicionamientos, logrando al mismo tiempo contener los avances desestabilizadores como los de diciembre/enero, dar una respuesta contundente en lo ferroviario -sin dudas la materia que se llevó a marzo- demostrando que se pueden corregir errores y sellando un acuerdo como el que se anunció con el Club de París que obliga a esa misma oposición a celebrarlo.

Esto en política se llama nueva vida.

La conclusión es que para sorpresa de muchos e indignación de otros, el kirchnerismo sigue en el centro del ring demostrando una vez más que son los períodos de baja aquellos en los que se oxigena y saca lo mejor de si mismo. Aquella imagen del fin de ciclo inevitable que se intentó instalar luego de las elecciones de octubre está cada vez más difusa al tiempo que día a día se visualiza a un oficialismo en el centro del ring dando la imagen que, luego de tantos dimes y diretes, al fin y al cabo depende de si mismo para garantizarse otro triunfo.

9 comentarios:

Nando Bonatto dijo...

basta ya de lamentos a meter pata y que la sigan chupando,bien maradoniano el asunto

El Kumpa dijo...

Después de once años de la vuelt de la política, Massa o Scioli será el próximo presidente.
Es lo que hay. Por lo menos no sigan mandando al exilio o al río a testigos del caso Boudou- Ciccone.

Anónimo dijo...

Seria importante escuchar la grabacion del programa de Aliverti (Marca de Radio) del ultimo Sabado, para escuchar otras voces con respecto a la candidatura de Scioli (el Chino, un chico de la Campora, Luisito D'Elia y Heller). Es interesante.

Si bien no hay que expulsar gente que esta mas "al centro" tampoco hay que minimizar la contribucion de aquellos que estan "mas a la izquierda". El FPV es un colectivo, pero lo es para todos.

Yo soy de los que respeta al Manco, pero se que no me representa. Hay otras alternativas que me entusiasman mucho mas. El tema es si ellos quieren dar pelea y si les da el pine. Pero para mantener el caudal de votos van a tener que convencer a todo el colectivo que lo que se ofrece es tan bueno como lo que tuvimos hasta ahora o mejor. El manco coquetea todo el tiempo con el estblishment mas rancio y genera muchisima desconfianza.


Udi dijo...

No hay mejor garantía de un gobierno FPV en 2015 que una buena gestión los próximos 12 meses. Y no hay, asimismo, mejor garantía de continuidad de las políticas que entusiasman a CA, que esa buena gestión, que condicionará - y posibilitará, en buena medida - a cualquier gobierno FPV, incluido, o principalmente Scioli. ¿O creen que Daniel es un boludo que no le gusta repartir y abrazar a una viejita a la que le llegó el subsidio, o una parejita con su "ProCrear" a cuestas?
Y, en última instancia, es muchísimo más importante que lo que "diga" la oposición, lo que "haga" el gobierno.
Como dijo alguna vez un primer ministro israelí en referencia a lo que dijeran los "gentiles" de algunas medidas de su gobierno.

Anónimo dijo...

♫ ...en la tintorería de París, la pintaron con barniz, la plancharon en francés...♪ del derecho y del revés....♫

Poe dijo...

El frente económico va a ser clave y sobre todo la inflación. Si el gobierno demuestra que puede contenerla no lo van a poder sacar. Caso contrario no importa lo que se haga la vamos a pasar mal.

orejas dijo...

ja,ja arrancaron con un dolar alto, superavits gemelos, baja inflacion hasta el 2008, despues hicieron todo lo contrario, se enamoraron como los primos menemista de un dolar barato y recontra atrasado hasta el 2013, se vino la noche y devaluaron.El 2014 se pasaron a la derecha ajustaron, arreglaron de palabra con el club, la inflacion al galope, suspensiones y despidos por doquier, y vos decis que estan vivos, que buen chiste

Gerardo Fernández dijo...

Orejas: Y lo ratifico. Paramos la corrida de enero y la sublevación policial de diciembre, empezamos a eliminar subsidios tal como lo pedían uds, corregimos el tema dólar, arreglamos con el Club de París una deuda que no era nuestra, la inflación está bajando hasta en las mediciones de Pato Bullrich. Sólo el parate de Brasil que dejó de comprarnos autos por su crisis nos está generando conflictos puntuales, tampoco generalizados. ¿Te parece poco?


orejas dijo...

se arrodillaron con el club de paris y no pagaron, pagara el proximo, si puede. pararon la sublevacion policial, se bajaron los pantalones, y los muertos no regresaron a sus casas, que te pasa estas mal , en serio pensas que lo solucionaron y punto y los muertos y el baile en la plaza faltando el respeto, estas enceguecido, no sos periodista sos un fanatico, que lastima,. Y la inflacion, vas al super ja,ja,ja

Entrada destacada

Corea del Centro, el hit del verano que se viene