sábado, 19 de abril de 2014

Para entender porqué los cacerolos hablan de "Diktadura K"


Escribe Luis Bruschtein:

"El filósofo y ensayista (Santiago Kovadloff) nunca dijo que apoyaba a una dictadura, pero su participación en ese colectivo demuestra que concibe a la dictadura como un mal inevitable y menor. De lo contrario no podría estar allí. Proyectado hacia la sociedad, resulta un discurso enloquecedor donde los supuestamente más democráticos aparecen asociados con los más autoritarios con el único fin de reprimir a la expresión política de las mayorías que son las que tendrían que gobernar en un sistema democrático. El mensaje no es democracia “o” dictadura, sino democracia “es” dictadura. Un mensaje enfermo que fue el predominante entre el ’55 y el ’83 que desembocó en los años de violencia furiosa. Y también fue el concepto que primó en el golpe del ’30 contra Yrigoyen.
Esta idea de que democracia es dictadura, siempre verbalizada con gran cantidad de intermediaciones (puede serlo o en algún momento lo es, o sólo es transitorio, o sólo es dictablanda y miles de otros seudoatenuantes) fue instalada en muchos hogares de clase media, incluso más o menos progresistas. La contradicción es tan grotesca que la única forma de tomarla era como retablo religioso. Son antagonismos que sólo puede unir una creencia ciega. Romper esa ceguera es abrirse a reacomodos y rupturas que, por desconocidos, toman el aspecto de un caos que está en la naturaleza de los cambios. El peronismo ha tenido grandes desprolijidades y muchas de las críticas que se le han hecho fueron acertadas. Parte del miedo al peronismo tiene esa causa. Pero otra parte importante es el miedo al cambio. Porque el cambio, lo haga el peronismo o cualquier otra fuerza, surge de la realidad que hay que cambiar, es parte de ella, no viene de las lunas de Saturno, y arrastra muchas de esas lacras. El que rechaza los procesos de cambio por impuros, en realidad está pidiendo que no cambie nada, como sucede con las sectas de izquierda y con los falsos republicanos de derecha.
Sebreli y Kovadloff no han apoyado dictaduras pero aparecen como emergentes de la ideología que siempre las justificó y sin la cual nunca pudieron existir. Representan el pensamiento de lo que fue la base social de las dictaduras argentinas a pesar de que ambos formulan expresamente una vocación democrática. Pero se convierte en un discurso sólo aparentemente democrático que tiene una centralidad autoritaria cuando excomulga a las mayorías populares de cualquier posibilidad de convivencia más o menos normal. Una fuerza política nunca es peor que una dictadura, como plantea Sebreli cuando acusa al peronismo y al kirchnerismo de ser “el huevo de la serpiente”, o Kovadloff cuando prefiere asociarse a funcionarios de la dictadura para descalificar a un gobierno democrático."

La nota completa acá

12 comentarios:

Raúl C. dijo...

Excelente nota, que desnuda la perversa unión de 'democráticos' y dictatoriales.
Lo que faltó en la nota es recordar que, irónicamente, Sebreli era peronista (y muy entusiasta) 'desde la izquierda'. Así se ve en su libro 'Eva Perón ¿aventurera o militante?' y otros escritos de la época.

Argentino Estrangeiro dijo...

Lo de Bruchstein es tristísimo.Es una versión larga y aburridísima de "si no pensás como yo sos golpista". En su análisis no hay una cita, párrafo ó frase de Sebrelli y Kovadloff en la que pueda argumentar porque llega a las conclusiones que llega. Es una nota hecha con la bronca de no saber como responder frente a dos tipos a los cuales Bruchstein no le llega ni a los talones.

Y es éste uno de los grandes logos en la discusión política del kirchnerismo: el haber actualizado y adaptado la frase "algo habrán hecho" a los tiempos que corren.


Guido

Gerardo Fernández dijo...

Argentino Estrangeiro: Tenés razón, no hay cita ni nada, sólo que Kovadloff se solidariza con el nazi de Vicente Massot.

Argentino Estrangeiro dijo...

Y cuál es el problema? Les molesta el pasado Massot y no les molesta el de Milani? Uds son tan cómicos...

Guido

Gerardo Fernández dijo...

Estrangeiro: Cuando se compruebe alguna culpabilidad concreta en Milani nos preocuparemos, por ahora son sólo denuncias, lo lamento ¿Por qué te apurás tanto?

Argentino Estrangeiro dijo...

No me digas...y a Massot ya lo han encontrado culpable de qué? Ya fué condenado? Ay Gerardo...

Guido

Anónimo dijo...

Perdón Gerardo por corregirle la respuesta al Estrangeiro: no se trata de que Massot está procesado y con un juicio en andamento mientras que lo de Milani son denuncias que no llegan ni a un procesamiento, sino que es algo más grave, más allá de lo penal, es que Massot defendió y defiende a la dictadura genocida. Milani, simplemente, no.

Pero además, no se trata de citar para refutar una argumentación. Y mucho menos compara a un argumentador "porque no le llega a los talones". Un cuatro de copas como yo puede y ha argumentado contra Sebreli y contra Kivadlof, y mis argumentos no son menos porque yo sea un absoluto desconocido.

MIre don Estrangeiro, si volvemos a los argumentos por apelación a la autoridad estamos volviendo a la Edad Media, a la Baja Edad Media, porque la mayor parte de la era tiene mucho para enseñarnos. POr ejemplo que el argumento de apelación a la autoridad está perimido desde, por lo menos, el Renacimiento.

Saludos
Ladislao

Gerardo Fernández dijo...

Coincido con Ladislao, el eje es el tuyo.

Argentino Estrangeiro dijo...

Su problema Ladislao es el de todo kirchnerista: se han autoproclamado la autoridad moral de la nación. Entonces pueden acusar sin argumentar, pueden decidir quien es digno de sospecha y quién no lo es (si es del palo y tiene un juicio hay que esperar veredicto, si no es del palo con el solo hecho de ser denunciado ya es culpable). La psicopatía y el infantilismo de vuestro criterio por momentos es muy divertido. No difiere mucho de la mentalidad de señora gorda que añora el "orden" que había en los 70, solo que desde el otro lado de la vereda. Pero el autoritarismo es el mismo.

Guido

Gerardo Fernández dijo...

Che Estrangeiro: ya que hablás de "ustedes esto, ustedes aquello" ¿Desde dónde hablás vos?

Argentino Estrangeiro dijo...

Hablo desde el mío propio. Yo sé necesitás imperiosamente saber quien me representa (es la típica pregunta del kirchnerista sin argumentos, así tiene la posiblidad de criticarte creyendo que eso lo excusa) pero los que gobiernan son unos corruptos y la oposición unos inútiles entonces lo mejor es mantenerse leal a los valores y principios propios.

Guido

Gerardo Fernández dijo...

Estrangeiro: Nadie habla desde sí mismo, siempre nos expresamos desde determinadas concepciones político-ideológicas y, eventualmente, partidarias. Y los que como vos creen estar un escalón arriba de oficialistas y opositores no son más que conservadores vetustos que no tienen necesidad objetiva de que la situación cambie y se autoelevan por encima de la media para justificar así su posición.
En suma, son lo peor. Banco mil veces más al, que aunque lo considere equivocado, toma partido. La gente como vos, que ni siquiera se anima a firmar un comentario en un blog directamente me produce náuseas.

Entrada destacada

Corea del Centro, el hit del verano que se viene