martes, 11 de diciembre de 2012

Cuánto se puede hacer sin el art. 161

El gobierno le ganó la discusión a Clarín hace tres años. Ahora tiene que seguir haciendo todo lo necesario para implementar la ley logrando su plena aplicación. Pero si creemos que todo se centra en el Art. 161 y si encima seguimos estirando un debate ya ganado, da la impresión que se entra en una calesita no muy beneficiosa. Se ha dicho hasta el hartazgo que una de las grandes virtudes del kirchnerismo fue descubrir la cueva donde mora Magnetto. Ya está, ya lo saben todos ¿Para qué seguir insistiendo?

Con el sistema de medios tal como está Cristina se alzó con el 54 por ciento de los votos ¿tan poca memoria tenemos? Lo preocupante es que cuanto más se alarga esta discusión se achican las posibilidades del gobierno de estirar la ventaja y naturalmente se agrandan las de Clarín de acercarse en el marcador, entre otras cosas porque lo actuado por la AFSCA desde 2009 a la fecha no fue nada del otro mundo y cuando gente que banca la ley dice que no se hicieron cosas que podrían haberse hecho, la verdad, dan el clavo. El mismísimo Damián Loretti repite a todo quien lo quiera escuchar que la ley es mucho más que el art. 161. Bueno, en una de esas lo mejor es ponerse a trabajar en todo lo que se puede hacer para que la sociedad vaya teniendo pruebas de las ventajas de la ley de medios, por ejemplo, concretando el desarrollo del famoso 33 por ciento para los medios comunitarios ¿no estaría bueno concretar eso de darle voz a los movimientos sociales y a los medios barriales?

Hay mucho por hacer

Sin el 161 "liberado" se pudo recuperar YPF y aprobar un montonazo de leyes con un claro sesgo transformador. Sin el 161 se le pudo demostrar al pueblo que hay un camino posible y que es mentira que en democracia no se puede avanzar en dirección opuesta a la de los intereses de los sectores dominantes. Se pudo y se puede hacer mucho todavía ¿Por qué desaprovechar esa posibilidad?

Hay dos formas de esperar el momento en que la corte termine de resolver el litigio con Clarín. Esperar cruzados de brazos o cumplimentar todo lo que la ley tiene previsto.

Va de suyo que voto por la segunda opción.


3 comentarios:

Martín dijo...

Buen post.

Pibe Clandestino dijo...

No quiero ser ni apresurado ni retardatario, pero este asunto de la "relación de fuerzas" que impide avanzar, me tiene los güevos yenos... disculpe el lenguaje Don Gerardo.

Carlos María dijo...

¿Quién espera cruzado de brazos? No conozco a nadie.

Entrada destacada

Reivindicación del Chango Farías Gómez