Entrada destacada

10 años de Tirando al Medio

lunes, 27 de agosto de 2012

Feliz día, radio


Que se cayó la comunicación y tenés que "estirar" porque no le diste música al operador; que tenés que entrevistar a alguien que no te interesa o sobre un tema que no dominás; que te perdiste cuando el entrevistado empezó a hablar y realiza una pausa temprana para que le repreguntes y en una milésima de segundo tenés que inventar una acotación; que muchos oyentes oyen una parte de lo que dices o directamente todo al revés y te matan mientras te tenés que guardar para no usar esa posición dominante de tener el micrófono; que impusiste la costumbre de abrir el programa con un comentario editorial y hay días que no tenés una puta idea o ganas de pensar; que te prometen salir al aire y cuando los llamás apagaron el celu; que se puso la piel de gallina por un pasaje pleno de un clima fuertísimo....

La radio es todo esto y mucho más, pero por sobre todo, la radio es un clima. Si tu programa tiene clima, será radio. De lo contrario será una sucesión de comunicaciones telefónicas, algo tan usual en nuestros días, pero sin llegar a ser radio.

La radio está muy colonizada por periodismo gráfico y ha olvidado la música, los momentos, las notas sobre temas que estrictamente no sean políticos.

La radio de hoy degrada a la música utilizándola para separar bloques.

Héctor Larrea le dijo el año pasado a Reynaldo Sietecase que para tener swing en la conducción de programas, hay que ser fanático de la música. Y si lo dice Larrea es palabra santa.

No se puede hacer buena radio si no se ama la música, si no se sabe de música.

Pisar temas en las intro e improvizar hasta que empiece la letra es muy de FM y delata a quienes no tienen swing.

Feliz día, radio.

1 comentario:

Minaverry dijo...

¡Feliz día, radio, y gracias por la gran compañía que nos hacés a los trabajadores nocturnos!