miércoles, 8 de agosto de 2012

Dos ideas sobre Macri y el moño del subte

Hoy temprano escribí el texto que está a continuación:
----------------------------


El jefe de gobierno porteño dejó ayer una declaración para la historia cuando buscando excusas para no hacerse cargo del subte manifestó "No podemos hacernos cargo de algo en lo que no hay horizonte"

 ¿Qué habría pensado Néstor Kirchner en 2002 cuando en medio de una crisis que asomaba como terminal asumió la presidencia de la Nación con un porcentaje de votos menor que el de la desocupación?

Macri no hace más que confesar cuál es su visión de la política y la gestión. En su sistema de ideas no entra la posibilidad de poner al estado por fuera de la concepción empresarial a la argentina, caracterizada por encarar sólo aquellos negocios con ganancia asegurada. No entiende que la cosa pública es otra cosa, otro idioma, otro código. Gestionar el estado implica estar dispuesto a "perder plata", según las miradas que entienden, por ejemplo, que los recursos destinados a lo social son "gasto".

Macri dice que en lo referido al subte "no hay horizonte" y es probable que tenga razón si por horizonte se entiende "ganancia". Un servicio público como éste da pérdida, como la escuela y la salud pública, por eso no lo quiere agarrar mientras por abajo manda emisarios a negociar condiciones fastuosas para hacerse cargo del servicio.

 Pero no es ahora que Macri muestra sus cartas, en rigor de verdad las mostró hace muchos años, cuando entró a la política. Este señor que dice no estar dispuesto a tomar los subtes porque están mal es el mismo que hizo campaña con globos, el mismo que cierra grados en las escuelas, desfinancia los hospitales y hasta le ha querido sacar al Banco Ciudad una parte de las cuentas sueldo de los empleados públicos porteños para dárselas al Banco de Galicia.

Macri no les ha mentido a los porteños. Les ofreció globos como motivo de campaña y casi dos tercios los tomaron a dos manos. Las consecuencias recién comienzan a verse.

 Lo mejor está por venir...

 --------------------------------------------

Luego, camino a la radio, leí este post de Mendieta y a las ideas escritas más temprano le agregué cosas que me surgieron del texto de Abelardo.


Todo quedó volcado en este editorial

.




No hay comentarios.:

Entrada destacada

Reivindicación del Chango Farías Gómez