miércoles, 4 de julio de 2012

Los cartelitos demuestran que los radicales olvidaron la política


Al parecer, los radicales le tomaron el gustito a chicanear con consignas impresas en aquellas sesiones que, suponen, tendrán fuerte eco en los medios. Esta fascinanción por los cartelitos delata de manera cruel el vaciamiento de un partido que definitivamente ha abandonado su rol de fuerza política que gestiona sobre la realidad para subirse al show de los medios opositores como meros reproductores de consignas rimbombantes. 

El recurso al cartelito es propio de los grupos que se saben minoritarios y están acostumbrados a la marginalidad, por eso cada vez que tienen la oportunidad de ser filmados o vistos en manifestaciones masivas aprovechan a llevar todo tipo de estandartes y consignas para que la mayor cantidad de gente posible repare en ellos. El bloque de diputados radicales asume su encogimiento y lo hace de la peor manera, priorizando el cartelito. Asume de manera pavota su rol de fuerza chica, casi de minoría. Es conceptual el tema, es de cabeza. Se sienten menos que lo que son, se sienten sólo útiles para blandir consignas impresas.

Esta bien que ese recurso lo utilice, por ejemplo, la diputada Victoria Donda, que ha decidido "portarse mal"  y a ella le queda bien porque hace tiempo viene pergeñando ese perfil de joven estancada en la adolescencia, de "grandota", como dicen las tías. Pero esto en la UCR da pena y además preocupa porque la sociedad queda medio desprotegida cuando tiene como instrumento una fuerza que  lugar de posicionarse como actor político hace cartelitos con consignas que en muchos casos ha despreciado cuando tuvo la oportunidad de gobernar.

Al fin y al cabo le van a tener que terminar dando la razón al "lobo" Aguad cuando plantea que la UCR debe usar su despliegue nacional para ponerle encarnadura al PRO, que pone proyecto y candidato.
.



3 comentarios:

El Grito Primal dijo...

El partido centenario solito se baja del propio lugar ganado. Supongamos que por temas de mucho peso como Unasur, Malvinas o algún otro, el Gobierno Nacional requiera emprender una política de Estado de común acuerdo con la UCR. ¿cómo vuelven de esta chiquilinada?

Minaverry dijo...

Pero encima ni las consignas son de ellos, los cartelitos levantan de los medios los últimos temas de moda como la coparticipación...

Gerardo Fernández dijo...

Los puntos de coparticipación menos que tiene la PBA los cedió Alejandro Armendáriz, gobernador radical entre 1083 y 1987

Entrada destacada

Reivindicación del Chango Farías Gómez