Entrada destacada

Qué está pensando cada uno en esta foto?

sábado, 14 de julio de 2012

Cristina en el Panel de Control


Ayer hablé un largo rato con alguien que banca el proyecto a muerte pero que anda preocupado, más bien diría asustado porque es como que le han entrado las balas del discurso "se va todo a la mierda, estamos al borde del precipicio como en 2001". Resulta que hoy despierto escuchando en la radio a un tipo que habla del "consumo por desesperanza" como consecuencia de los problemas para ahorrar que tienen los argentinos. Empalmo con la charla de anoche y pienso que en algo estamos fallando porque si al mismo tiempo que se instala que todo se va al diablo, uno de los problemas es que "la gente se queja porque no tiene cómo ahorrar", algo esta absolutamente descentrado, fuera de lugar.

Creo que uno de los problemas que tenemos es que lo que viene por delante es muy duro, quizá más que lo vivido hasta ahora ¿porqué? porque cuando se confronta en política no existe la meseta: o avanzás o te caés, así de simple. Entonces lo que nos espera es muy complejo y no sé si lo estamos avisando, si lo estamos explicando en su debida manera. La pelea contra el dólar tiene una profundidad mayor de lo que se supone y es una puja enorme en lo simbólico: Se está atacando "una forma de ser", un núcleo duro de cierta argentinidad. Se está intentando liquidar una actividad parasitaria, venenosa, pero antes que todo, se está intentando combatir la convertibilidad mental de la sociedad. Cristina está en el Panel de Control del sentido común argentino dispuesta a desinstalar desde ahí una serie de programas muy pesados y por eso aparecen advertencias a granel, porque se están tocando articulaciones muy sensibles del sistema con la idea de que un país que siga convencido de que su moneda no sirve para nada está condenado a seguir arrodillado. Pero lo más grave es que está atacando las avivadas y las operaciones en negro obligando a que, por ejemplo, para adquirir dólares para viajar al exterior se exija hacerlo mediante una cuenta bancaria, algo absolutamente lógico ya que en líneas generales se supone que alguien que está en condiciones de viajar por negocios o turismo al exterior debe tener al menos una caja de ahorro ¿no? El problema es que el Estado se mete cada vez en la intimidad de muchos que estaban acostumbrados a vivir de operaciones en negro y que  para ellos hay dos pésimas noticias: que la tecnología facilita cada vez más el cruzamiento de datos y que tenemos un gobierno dispuesto a terminar con las avivadas

Yo le decía a este amigo que Cristina es mucho pero mucho más dura de lo que muchos se imaginan, entre otras cosas porque no accedió a un segundo mandato para hacer la plancha ya que sabe mejor que todos nosotros que se la llevan puesta donde se duerma 5 minutos. Cristina tiene en claro que para rediseñar el país hay que tocar resortes estratégicos y está obrando en consecuencia. El problema es que entre ella y mi amigo están faltando amplificadores. Si por razones laborales o lo que fuera te perdés un discurso suyo,  luego la mayor cantidad de información que recibas sobre sus palabras estará intermediada mayoritariamente por el complejo de medios opositores, pero además estamos en un tiempo de tanta rareza que hace que al gobierno le resulte muchísimo menos complejo recuperar YPF que pelear contra convertibilidad que ha quedado instalada como programa residente en la cabeza de buena parte de los argentinos.

Hay una constante y es que cada dos o tres meses el gobierno genera un hecho monumental y al día siguiente de su concreción reaparece la presión en temas como inseguridad, dólar, etc. A la semana del 23 de octubre estábamos discutiendo si era verdad o no que la gente había votado a Cristina y salió corriendo a comprar dólares. La semana posterior a la recuperación de YPF volvimos a lo mismo. Por empezar, la gente que corre a comprar dólares es en líneas generales la de siempre, sucede que tiene tanta sobreamplificación que ese sector es transformado por el dispositivo mediático en "la gente", en todos y cada uno de los argentinos.

Pero nada de esto quita el reconocer que desde el oficialismo no estamos comunicando adecuadamente. Da la impresión que tuvimos cuatro años sacándole el jugo al descubrimiento de la cueva donde se escondía Magnetto, pero que esa naranja se secó y ya no es noticia, no es sorpresa, no es novedad. Creo que la población hoy tiene bastante claro qué es Clarín, algunos más, otros menos, pero se sabe cómo es la cosa. El kirchnerismo logró que a nivel de país con Clarín suceda lo que en las pequeñas ciudades con los diarios locales. Qué se yo, en Trenque Lauquen todos conocen la historia de Juan Nazar, el dueño de La Opinión, y leen su diario dando por descontando que el tipo tiene intereses, que supo ser del PI y hoy expresa un antikirchnerismo furibundo, pero está naturalizado así como en mi caso tengo muy claro que el panadero al que le compro es gorilazo pero tiene un pan de maravilla. Hay algo por este lado que nos tiene embretados y no logramos descular. En estos días, sin ir más lejos, es todo un tema que digamos que estamos capeando el temporal mundial sin muchos sacudones cuando en la provincia más grande y poderosa no hay guita para abonar el aguinaldo. Para los muy informados esto tiene una explicación, pero para la mayoría de los argentinos es una luz roja inmensa. Y tienen sobradas razones para percibirlo así.


Es cierto que Scioli sabía que a mitad de año se quedaba sin caja. Tan cierto como que el gobierno nacional también estaba al tanto. Y si es cierto que Scioli no hizo nada y esperó hasta último momento especulando con que Casa Rosada lo iba a "rescatar", también lo es que desde el kirchnerismo no se trabajó el tema con anticipación. Deben existir otras maneras de procesar la relación con el gobernador, al menos deben buscarse porque cuando medio millón de bonaerenses tienen problemas para cobrar el aguinaldo, su preocupación de fondo es en realidad si cobrarán en agosto y así sucesivamente. Cuando en la disputa queda en el medio la gente en líneas generales la condena se direcciona al más poderoso, en este caso al gobierno nacional que por "H" o por "B" le estaría retaceando guita no a Scioli, sino al trabajador.


Eso lastima...


Por eso estuvo muy hábil el dispositivo mediático cuando desvió el eje del discurso de CFK en Gral. Rodríguez, para que los datos duros que tiró para demostrar la responsabilidad de Scioli en la crisis por su falta de gestión quedaran tapados por el affaire Toselli. Terminamos hablando de eso y no de porqué teniendo los recursos que tiene la PBA, hoy está en problemas para pagar sueldos.


Estamos al rojo vivo en términos de percepción y si bien hay menor actividad económica, el intento de Clarín de instalar que todo se derrumba inexorablemente tendrá mayor o menor penetración dependiendo qué capacidad de respuesta haya desde nuestro lado y eso, humildemente, exige urgentes acciones en el sentido de entender la nueva etapa que poco y nada tiene en común con lo que nos dio resultados pero ya pasó, ya es pasado.
.

9 comentarios:

Mabel dijo...

Te acordas cuando se hablaba de "la agenda propia"?
Deberiamos ahora dejar de mirar a los medios q ya sabemos q mienten ,dejar de intentar convencer de "q tienen mala leche "porq la tienen y tratar de ver q cosas hay q arreglar y como .Los q somos k (y por mi barrio hay muchos )tenemos problemas tb q no tienen q ver ni con el dólar ,ni con el langostino pero si con la droga,el aguinaldo en cuotas,la educación deficiente (a pesar de pc y libros ),pero estamos ocupados en defendernos de los ataques ,en tratar de entender el accionar de Scioli o de Moyano,y en poner cara de "no estamos tan mal "como dice Clarin .
CFK hace la suya ,se toma unos minutos para acusar recibo y sigue haciendo .
Todos deberíamos hacer eso

jorgelectro dijo...

Justamente es la verdad , Cristina se toma unos minutos , acusa recibo , y procede.¿ Cuando vamos a entender que tenemos que hacer lo mismo ? .Y mas aún , y no mirar el partido desde la tribuna.Una mina como ésta , hay una sola.Que no la derrumben los gorilazos , pero menos aún los que dicen quererla y están , o estamos , sentados esperando a ver que hace ELLA SOLA. Salute Jorgelectro

manuel el coronel dijo...

algo es claro gerardo, tal vez cristina ya sabe que no va por la re-reelección, y le quedan sólo 3 años y medio para lograr una tranformación lo más profunda posible.

Culpar a Cristina por el no pago del aguinaldo es la estrategia de Scioli (aunque hábilmente él no necesita decirlo) y la lógica reacción de quienes la culpan hasta de los días nublados. Si sabrá de eso usté cumpa que es cercano al ámbito docente. Es el costo estudiado en la estrategia.

Este año es crucial, más aún que 2009. De ahí la opereta moyanista del aumento al mínimo no imponible, de saber que como en ese 2009 seguramente 2012 no dé para aumentarlo, y obligar a hacerlo o evidenciar la "injusticia".

CFK es clara, el objetivo primero, además de la inclusión, es la mantención de los puestos de trabajo. Y comunicacionalmente, se ha avanzado enormemente. C5N es el claro ejemplo. Pero es obvio qeu mientras se le siga creyendo en Clarín, es difícil disfrutar el momento.

La clase media sí tiene capacidad de ahorro, sólo que el poryecto de país, como en varios aspectos, transforma la manera en que se venía haciendo, y por otro lado, te invita a que ese ahorro no sea a largo plazo, para motorizar el mercado interno. Hoy la clase media es el gran objetivo de Cristina, por ser el electorado capaz, en 4 años, de dar un giro de 360º que no sólo los perjudique a ellos, sino más aún a los que no han podido ser incluídos aún.

Es una carrera contra reloj con escacés de cuadros para tamaño desafío y con una crisis internacional sin prescedentes que nos hecha el aliento en la cara.

Es entender eso o la profecía autocumplida.

Y entender eso, es sentirce pieza del proyecto de país, y no simple beneficiario. Concientizar a la mayor cantidad de argentinos sobre eso determinará si seguimos así o si en 2015 elejimos otro rumbo

¿Era en 12 monos donde el protagonista, por tratar de cambiar su destino, lo termina cumpliendo, no?

Abrazo

Juan Ignacio Visentin dijo...

Muy bueno Gerardo, suscribo plenamente.

También con lo que nombra el comentarista Manuel, la lectura que hago también es la de un gobierno preocupado por mantener los puestos de trabajo antes que otra cosa.

Slds!

elbosnio dijo...

Gerardo, yo creo que no se puede viajar en un bondi a cordoba e ir mirando cada micromaniobra que hace el conductor. Porqué miró por el espejito? Yo no hubiese mirado. Porqué puso 4ta? Habria que esperar 100 m mas para poner cuarta.
Es como que el conductor que nos llevó y nos trajo sin problemas, en viajes placenteros, durante años, en momentos de tormenta y con situaciones de riesgo, esté pasando un examen de cada movimiento de sus dedos y ademas donde todos somos en cada instante su jurado.
Hay que dejarse de joder. Cada 4 años analizamos como conduce. Cada vez que lo hicimos, nos dió que es excelente. Dejemos de mirar cada micro movimiento. No hay forma de que acordemos con cada detalle. No solo porque quizas haga alguno errado sino porque no somos conductores sino pasajeros, nadie mejor que nosotros para saber si nos han traido a destino y comodamente, pero nosotros no sabriamos como hacerlo, como deberian ser los micromovimientos para lograrlo.

A tu amigo le recomendaria un blog de una gente increible, muy lucida que incluso han ganado una mencion del propio Gerardo Fernandez. GPS Psicotico. Porque nuestra presidenta logra no pasarse el dia escuchando las alarmas que suenan por todos lados y en cambio seguir construyendo un pais. Nos resta a nosotros la responsabilidad de dejar de escuchar las alarmas y aceptar juzgarla una vez cada tanto, segun el pais que vemos que se construye. No es tarea facil y probablemente la sordera sea una solucion. (Ulises tuvo que atarse al mastil para lograrlo).

Javier Rehl dijo...

Impecable análisis. Pusiste en tu blog la misma percepción política que tengo ahora.
La "comunicación" en su máximo sentido en todo este tiempo ha sido uno de flancos débiles. Hay que intentar redefinir cómo llegar nuevamente a todos los sectores que bancaron y bancan el proyecto.

Walter Javier dijo...

Gerardo, tendrias que hablar con Ezequiel Meier para intercambiar puntos de vista.http://ezequielmeler.wordpress.com
Wal

Javier Blanco dijo...

Muy bueno Gerardo sin embargo……
Creo que es un error juzgar anacrónico el insistir sobre los intereses detrás de la corporación mediática. Es cierto que ya son muchos los que han entendido esto y que también y por supuesto batir el parche con este tema ya no es novedoso ni original, pero todavía hay mucha gente -yo miro a mi alrededor en mi lugar de trabajo y no veo otra cosa- que compra el relato de Clarín y La Nación a pie juntillas. Ahora, insistir con esclarecer en este tema no debe evitar y no lo ha hecho a lo largo de toda la gestión kirchnerista, ocuparse de cada coyuntura, de cada hecho en particular. Creo que, desde la 125 (circunstancia en la que el gobierno tomo conciencia de la desventaja comunicacional en la que se hallaba y se propuso revertirla) para acá, la doble estrategia ha sido argumentar a favor de cada medida tomada y a la vez denunciar los intereses de las corporaciones (mediáticas y de las otras si es que esta diferenciación existe) detrás de la crítica a la misma. Una cosa no invalida la otra. No son autoexcluyentes ambos mensajes.
Es siempre bienvenido el replanteo en la estrategia comunicacional del gobierno, un ejercicio que es recomendable no dejar de hacer. A la luz de los resultados de las elecciones del 54%, es temerario sostener que el kirchnerismo a equivocado el camino en ese sentido. Recordemos que en 2009 nos ganó en la provincia de Buenos Aires un claro emergente de los medios como De Narvaez y nosotros perdimos poniendo toda la carne en el asador como fue la dupla Néstor-Scioli. Con gestión y buena comunicación se paso de una derrota con características de fin de ciclo a una victoria por muerte e inédita, en tan solo dos años. Es un error pensar que la batalla mediática está ganada. Muy lejos de ganarse está. Hasta me atrevería a decir que todavía está más cerca de perderse. No nos apuremos a desactivar el dispositivo de desenmascarar al poder detrás de los medios.
En cuanto a “los preocupados” por temas como el dólar nos equivocamos si pensamos que es una gran parte de la población, la mayoría de la gente no tiene ni un mango para ir a comprar dólares así que no le importa en absoluto. Hay algunos que aún no teniendo necesidad de comprarlos ven la falta de dólares como un problema porque los medios le dicen que lo es. En esos casos es más evidente todavía que se trata de una operación y más importante entonces denunciarla. Y por último atacar la cuestión cultural detrás de la necesidad de disponer de dólares, que como toda cuestión cultural lleva mucho tiempo y mucho esfuerzo, pero que es un buen momento para afrontarla con un gobierno muy legitimado y un contexto internacional que valida todas las medidas económicas que se han tomado desde el 2003.
Saludos.

Florencio F. Boglione dijo...

Gerardo: No, no sirve lo de "problemas de comunicación" Me hace acordar a las excusas del siraulismo ochentoso. Lo de llegar a pagar el aguinaldo de la PBA en cuotas fue la peor macana que he visto desde el 2003 hasta acá, y lo peor q la escalada política de dimes y diretes entre el sciolismo y el ultrakirchenerismo parece tener fin. Ya teníamos un horizonte complicado y parece q cierta pulsión tanatica nos lleva a meterle balas a la realidad. En las gradas del circo romano unos pocos se están divirtiendo a mandíbula batiente esperando la hora de subir y bajar el pulgar. No, ningún problema de comunicación, el tema seguirá siendo el precio del litro de la nafta de YPF "nacionalizada", el kg de yerba, si podemos pagar las cuotas de la tarjeta o salir un findesemana de vacaciones en verano con el sueldo en negro o en blanco, lo demás es verso para la gilada...

Saludos Cordiales.