Entrada destacada

El problema es nuestro, eh...

jueves, 12 de enero de 2012

Julio Queirolo


En aquellos en los que trabajé en radios barriales de Nuñez, Saavedra y Urquiza entablé un vínculo muy interesante con las comisiones de asociados de la zona del Banco Credicoop que me hizo conocer bien desde adentro al movimiento cooperativo ligado a las cajas de crédito, que fueron las que dieron sustento al Banco cuando Martínez de Hoz dispuso su cierre. 

Entre tanta gente valiosa que conocí hubo un dirigente con el que entablé una relación personal entrañable: Julio Queirolo, salido de la comisión de Asociados de Villa Urquiza, por entonces era Secretario de la mesa directiva del Banco. Un cuadro de fuste, muy pero muy sólido, de bajísimo perfil público, pero por sobre todo lo definiría como un comunista de aquellos, un convencido a fondo de un cuerpo de ideas que trabajó toda su vida tratando de hacer coincidir en todo lo posible a la palabra con el gesto. 

Anoche asistió a la cena de la MAK el diputado nacional Juan Carlos Junio, salido también del riñón del movimiento cooperativo. Hacía años que no nos veíamos. En un momento le pregunté por Julio y me contó que lamentablemente falleció un año atrás. 

Valla este pequeño post a modo de homenaje emocionado a un militante de lujo, a uno de esos innumerables cuadros que crean instituciones, que se reciben de dirigentes sobre la marcha y dejan una enseñanza valiosa. 
.



2 comentarios:

Daniel dijo...

No lo conocía, me voy a interiorizar sobre el.

Muy buena la reunión de anoche, Gerardo (aunque mi mujer se quejó por exceso de críticas a Cristina; jaja).

rinconete dijo...

Gerardo

Yo tampoco conocía a Queirolo. El PC ha sido tradicionalmente una usina de cuadros (aunque no de electores, pero eso es otro debate).

Un abrazo y gracias a vos y a Daniel por venir anoche.

r.