domingo, 23 de octubre de 2011

Instrucciones para votar



Escribe Leonardo Killian

Supongamos que usted es ciudadano nativo o por opción y está decidido a ejercer su derecho de elegir a quien le plazca.
Levántese y desayune bien.Ni muy tarde ni muy temprano ...digamos, a media mañana. Diríjase al lugar que le ha tocado en suerte. Trate de no beber alcohol con el desayuno.
Si acude muy temprano corre el peligro de que la mesa no esté conformada y lo obliguen a fiscalizar la elección.
Su día será un infierno y maldecirá mil veces haber madrugado.
No se vista en forma estrafalaria.Si la temperatura es alta no vaya en ojotas y bermudas. Sea sobrio.
Recuerde que un argentino vestido como un brasilero siempre parece un pelotudo.
Cuando haga la fila compórtese con corrección, no escupa en la acera y trate de contener su flatulencia matinal con decoro (hágalo silenciosamente) y si el ciudadano que está a sus espaldas le recrimina algo invente una excusa creible. Si la contextura física del mismo es miserable , o es una anciana, ni le conteste, despáchese a gusto.
Llegado al interior de la escuela o lugar habilitado no le de charla a los gendarmes, policías o personal del ejército.No trate de hacerse el simpático con comentarios por lo bajo como "¿Cuando van a terminar con esta farsa?" o "¿Cuando vendrá un Franco a nuestro pais por dios...?" Puede que el tipo achinado que está dentro del uniforme tenga pocas pulgas y le haga pasar un mal momento.
Usted ya llegó a la mesa.Salude correctamente a las
autoridades y fiscales.Darles la mano está bien.
No se haga el vivo con la fiscal de escote generoso,no se aproveche de la ocasión para comerle la boca ni dirigirle miradas insinuantes a lo Groucho Marx .
Finja ser un tipo educado.
Dentro del cuarto oscuro usted tendrá varias boletas, busque la de su predilección, introdúzcala en el sobre y no abuse de ese momento de impunidad para mear contra la pared o cambiar el orden de la de los candidatos que usted detesta.
Usted ya salió del cuarto.Depositó el voto en la urna y volvió a saludar.No es necesario que agregue ningún comentario para intentar ganarse la simpatía de la pechugona. No intente con "Que lástima estar acá con un día tan lindo" o alguna boludez por el estilo.Se ganará su odio.
Cuando vuelva para su casa cómprele flores a su mujer y algún chocolatín a sus hijos.Si ella no va a votar por ser extranjera, impedida, o por simple imbecilidad, cuéntele los detalles de su actuación durante el acto comicial.Invente obstáculos y desafíos que debió sortear para votar. Sobre todo a los niños.
Incentive su fantasía infantil con algún detalle tenebroso sobre el cuarto oscuro.El terror los convertirá en chicos obedientes. Hágales ver que usted es una especie de cruzado de la civilidad.
Pase un día tranquilo.No se moleste en escuchar la radio o mirar en la tele a la sarta de imbéciles que aullarán cuando vota tal o cual.Le generarán un nerviosismo innnecesario.
Culminación de la jornada.
Usted ya se ha enterado que ganó o perdió su candidato.
Si está entre los dichosos ganadores meta a la familia en el auto y vaya a tocar bocina al obelisco.
Si usted es un tipo de a pie, conténtese con salir al balcón a saludar fraternalmente.No salga a la calle a gritar como un maníaco.Tenga compostura y moderación.
Evite los cantos hirientes y obscenos. Diríjase a los perdedores en forma moderada.
Supongamos que usted es peronista y ha triunfado algunas de las variantes que el peronismo adopta para derimir sus sanguinarias internas.Usted podrá salir gritando "Viva Perón carajo" .Si quiere recordar sus años mozos e
impresionar a los niños puede incluso cantar con voz impostada "con los huesos de Aramburu vamo a hacer una escalera para que baje del cielo nuestra Evita montonera".
Si usted perteneció a un sector mas tradicional puede elegir el ya clásico "ni yankys ni marxistas..."
Supongamos que usted es un hombre de izquierda y su secta obtuvo un porcentaje digamos algo mayor al de la secta rival.En ese caso mande correos hirientes a sus adversarios (trotskistas, maoistas, estalinistas, etc) de los que usted ya conoce pelos y señales.
En este caso No salga a festejar. Sus vecinos pueden ser escuchas de Radio 10 y corre el peligro de ser apaleado.
Si usted es un conservador, liberal o radical puede festejar desde su auto junto a otros ciudadanos, bajando la ventanilla y saludar con la mano.En ese caso puede hacer comentarios como : "al negro Moyano se le acabó la joda" "Mañána todos estos negros de mierda van a tener que ir a laburar".Si está muy exaltado puede
animarse gritando a voz en cuello "a rajar a los cartoneros a Bolivia" o "Viva la Patria abajo la horda bolche"
Vuelto a su hogar sea magnánimo. No aproveche la victoria de su partido para enrrostrale a algún vecino su condición de contrera.
Advierta que vivimos en un pais cambiante y mañana la tortilla se puede dar vuelta.Sea generoso no por ser buen tipo, sino por previsor.
Si usted (dios no lo quiera) es de lo que ha votado a perdedor váyase al cine o emborráchese y no se la agarre con su mujer o con los pibes.
Recuerde que ya dormido, la bruja puede partirle una plancha en la cabeza y que los chicos crecen..
.

1 comentario:

Charlie Boyle dijo...

Memorable, Killian se extraña

Entrada destacada

Carta Abierta a Carta Abierta