Entrada destacada

El problema es nuestro, eh...

sábado, 30 de julio de 2011

Periodismo subjetivo


Los sucesos de Jujuy son gravísimos, qué duda cabe. Mario Wainfeld nos expresó a muchos ayer en esta columna. Pero una cosa es un cosa y otra cosa es otra cosa. Al mismo tiempo que sucede este horror en Jujuy, con un accionar peculiar de algún juez y de las fuerzas de seguridad provinciales, en el mundo están pasando cosas muy importantes que no parecen revestir una importancia noticiosa como para, al menos, compartir en importancia la tapa de los principales diarios argentinos. La reunión de Cristina con Dilma y Lula en función de la crisis de Estados Unidos está en las dos portadas pero en ambos casos el título principal, lo que la mirada registra al pasar por un kiosco, claramente, es Jujuy.

Las tapas de La Nación y Clarín de hoy son un ejemplo irrefutable de que esa vieja cantinela sobre el "periodismo objetivo" es la sarasa con que la prensa se adueñó hace mucho tiempo de "la verdad". Los grandes medios, al autoproclamarse cultores del "periodismo objetivo", quedaron automáticamente asociados al concepto de veracidad, entonces todo lo que ellos decían y titulaban terminaba siendo "la verdad". Para la sociedad, los hechos políticos y económicos no sucedían y se encadenaban en base a una lógica propia sino siguiendo el relato de los medios hegemónicos. Merced a este manejo de la información las grandes empresas periodísticas fueron modelando el sentido común de las masas al relatarles los hechos siempre en base a sus propios intereses. El problema que tenemos en la actualidad es que, enceguecidos en su accionar desestabilizador a como dé lugar, los dos principales diarios de Argentina llegan al extremo de invertir el orden de importancia de las noticias, poniendo en tapa los hechos de Jujuy y desplazando a un segundo lugar la gravísima crisis internacional en ciernes cuando estamos a horas de que muy probablemente Estados Unidos quede en default, algo que incidirá directamente en todo el mundo y que si bien encuentra a nuestra región muy atenta y fortalecida (hay que leer esta crónica de Martín Granovsky), no se puede negar que un sacudón de esas características siempre tendrá una incidencia compleja.

Las tapas de hoy de Clarín y La Nación delatan qué les interesa a estos medios: golpear al gobierno nacional, por eso todo el accionar periodístico está supeditado a esa directiva de hierro. Después se llenan la boca hablando de "periodismo independiente" y "libertad de prensa"...
.

7 comentarios:

ram dijo...

Tengo la impresión que esta "falta de objetividad" de esos diarios no es tal, ignorar hoy la crisis en USA y su entorno primermundista es coherente para cuando esa crisis repercuta en nuestro país (como va a repercutir en todos los países) y ellos "descubran" las "falencias y falta de previsión" del gobierno.
Lo de siempre, bah!

JC dijo...

Decime qué diario es "objetivo".
Es una discusión demasiado vieja, de los estudiantes de periodismo en los 70.No existe la objetividad periodística, Gerardo.
O creés que Pagina 12 lo es?
Si es así, están muy engañado.

eduardo j. dijo...

los jueces de JUJUY y las fuerzas policiales ,son lo que aspira el multi,reprimir ,como sugerían en el indoamericano ,además Ledesma está en el mismo grupo empresario que Clarín,Blaquier es un singular socio de AEA,la sra blaquier fue condecorada y nombrada embajadora de la cultura por el gobierno PRO ,Méndez y aún el cabezón..Lo de los combustibles es operación para que no haya en la vuelta de las vacaciones,en la Shell que cargo me lo hacen notar ,tapa de Clarín o Nación y se acaba en 6 hs lo que vende en dos días.Terrorismo sui generis.Hoy escuche a la hija de Aredes relatar como actuaron los parapoliciales de Ledesma en la tragedia.Sin olvido ni perdón ,ni manipulación..

eduardo j. dijo...

Los diarios de opo no son parciales son destructivos y desinformantes,verdaderos negadores de la libertad de prensa,no hablo de opiniones ,lo dañosos es ocultar información ,disfrazarla o proteger acciones delictuales de sus "amigos"..Prácticas de la entente mediática..

HERNAN dijo...

JC

La cuestión, como sabrás y estarás bien informado, no es la tan cacareada "objetividad periodística" sino la manipulación de la información y la distribución de la información en forma incompleta.

Los diarios de EE. UU. dicen sin complejos su pertenencia política (es uno de los tantos modelos... hay otros, de los que quieras...) Acá, eso no sucede y su pertenencia política, la disfrazan de "objetividad periodística"

Por caso, hagamos un debate y miremos (si hacés ese ejercicio diario, que yo lo hago) la misma noticia desarrollada por esos diario que nombrás y Página/12. Pongamos que pautas deberían respetar los diarios en una nota y todo lo que debería respetar el diario X, y cómo debería titular una noticia, cómo desarrollarla, etc. Luego, miremos los tres diarios...

Lo demás, es un debate al dope... ¿Te gusta Clarín?. ¿Te sentís más identificado con su línea editorial?. Bueno, seguí leyéndolo... Son elecciones.

Cuando la realidad (obviamente, lo que cada uno considera como realidad) te de un terrible tortazo (en múltiples ámbitos) te vas a empezar a preguntar qué pasa que estuviste afuera de la realidad (no digo que esto pase con vos, sino lo digo en forma figurada...)

Y eso, te va a pasar con Clarín y La Nación. Yo no la voto, ni la voté ni la votaré a Cristina Fernández, y ni por asomo hay un "clima" de fin de época, como pretenden volcar en sus títulos Clarín y La Nación. Ni tampoco, una entrada al paraís, convengamos.

Para mi es muy claro que Página/12 o su línea editorial, acuerda con las líneas generales del gobierno nacional, pero... No suele manipular la información y siempre se hizo eco de cosas que los otros diarios ni siquiera las cubren o las dejan para una paginita par... y en tamaño mínimo.

Fijate el caso de las Madres y Shocklender... El caso Noble-Herrera... El caso García Belsunce, por nombrar algunos. La información que aparece en Página/12, es completa, pero sin manipular ni intentar llevar al lector a que termine compartiendo la visión editorial del diario sobre el gobierno nacional.

Saludos.

Leandro Hanc dijo...

Sin duda, de las teorías de los efectos en la comunicación de masas la de "agenda setting" se ha demostrado la más fácilmente contrastable. Nadie puede negarlo.

De todas formas, mucha gente se avivó de los intereses detrás de los diarios, de las valoraciones que hacen, en los efectos que buscan generar. Quizás lo siguiente es que también se comience a discutir qué es importante y qué no. Que se empiece a reconocer que en donde pone un el foco, en la jerarquización y la selección de noticias está la subjetividad.

Me gustaría saber qué piensa la gente con respecto a Estados Unidos. Sospecho que ocurre el efecto "River no va a descender...". Es decir, que no creo que la gente esté informada de que este "gran país serio del norte" se va al carajo, irremediablemente.

Imaginando un default yanqui, una re-elección de Cristina, y un Chávez recuperado de su enfermedad, creo que a Bonelli le va a dar un ataque. Marche un psicólogo.

diego dijo...

Es también un error nuestro quedarnos encerrados en el pequeño mundo de los medios de información y política. LA realidad de cualquiera es muchsimo más amplia, y más aún las de las mayorías que no leen los diarios.
Por empezar, hay que intentar comprender sin prejuicios intelectualistas toda una articulación cultural de mediaciones mucho más amplia que los diarios, informativos y programas políticos. Allí donde se articulan perspectivas mediáticas muchos más potentes