Ir al contenido principal

Sarlomanía


En televisión no gana quien tiene mejores argumentos sino quien da mejor en cámara, es desde esta premisa que hay que entender cómo Beatriz Sarlo, avezada discutidora, se anotó desde el punto de vista televisivo, dicen, una victoria contundente.

Es raro, en lo conceptual no impuso una sola idea, se las ingenió para no decir desde dónde habla y cuando se vio contra las cuerdas por el buen planteo que le estaba haciendo Orlando Barone, descerrajó el ya célebre "Conmigo no, Barone" que quizá fue el gran momento de la noche. Es como que le hubiera dicho "Con tus antecedentes laborales, vos no podés venir a decirme eso a mí", y fue uno de los estiletazos efectistas que utilizó muy bien en cámara.

Llama la atención, no obstante, que en un desaguisado sin precedentes La Nación y Clarín celebren la actuación de Sarlo como una victoria propia cuando la escritora en ningún momento se embanderó con ellos y cuando se definió lo hizo contradiciendo de cuajo los lineamientos editoriales de ambos diarios, planteando claramente que los hijos adoptados de manera irregular por Ernestina Herrera de Noble tienen que acceder al examen de ADN, no haciendo nada para defender a Chiche Gelblung, diciendo que no va a votar por Macri y reinvindicando la política de Derechos Humanos del país en su totalidad, lo que incluye desde Raúl Alfonsín hasta Cristina Fernández de Kirchner. No se entiende entonces qué festejan los dos grandes diarios.

He conversado con muchos amigos "del palo" que son lapidarios, para ellos en lo televisivo fue goleada. La verdad es que luego de repasar un par de veces el video sigo sin verlo así y por momentos no sé si nuestras propias filas no han sido penetradas por el fuego graneado del dispositivo mediático que, como dije acá, salió con todo su poder a instalar a las 21.00 del martes 24 que Betariz Sarlo le había ganado la discusión al kirchnerismo aún sin saber qué pasaría en el programa.

Hay también una pregunta envenenada y es si todo el kirchnerismo en su conjunto quería que 678 y su correlato "progre", el "seisieteochismo", saliera bien parado en esta ocasión.
.

Comentarios

Admiro el compromiso de los panelistas de 678 con sus ideales. Y no me preocupo tanto, por un programa que tiene un rating bajísimo. Si hay pocos que lo ven, no sería para fustigarlo con tanta vehemencia ¿no?
Ahora... ¿Tanto lío por el programa y la Sarlo? ¿No era que el programa 678 se paga "con la plata de todos"? Parece que TODO EL MUNDO lo ve, porque hay cientos comentando en el diario La Nación, y días atrás sumó más de 4.000 comentarios en el mismo diario. El Face está repleto de lo mismo. Hasta Lanata usó este programa de la TV pública para situarse en el centro de la escena opositora!
Si 678 “se financia con los recursos del Estado, que son de todos, y no de un partido político”, hay que ver que Beatriz también usufructuó de tales beneficios... Pero la OPO no se ha llamado a analizar que los demás programas, de cualquier medio, también se pagan con nuestro dinero, ya que las propagandas se incluyen en el precio de los productos q promocionan.
El canal 7 es plural. Puede defender el Gbno y en ocasiones criticarlo. Han pasado por 678 personas q piensan diferente. Inútil caer en que el opositor "perdió" o los panelistas "ganaron". Porque se trata de un intercambio de opiniones entre Argentinos, no entre enemigos.
Hemos vivido años de censura fuerte: de canciones, de opiniones, de libros. Y ahí nadie se quejaba (obvio). Don Robert Cox, del Buenos Aires Herald, se animó a denunciar las desapariciones de personas (leer "Guerra sucia, secretos sucios" de David Cox, hijo de Don Bob)
Deseo que haya mil Sarlos, que visiten los programas de 678. Porque en la contienda verbal ganamos todos. Nos enriquecemos unos a otros. Todo lo demás: si le pusimos la tapa, si ganamos, si le contestamos... es pura chicana... Lo bueno de ella, es que fue. Lo bueno del programa es que la invitó. Lo mejor es que los televidentes apreciamos puntos de vistas diversos, que valen la pena pensar y repensar. Al fin y al cabo, con Sarlo, y con sus devotos, también hemos de construir este hermoso País.
Unfor dijo…
Quien lo sabe. A mi me refrega; debates hay todo el tiempo; no veo que sea más que uno más.
Para mí parecer los que dicen que B. Sarlo "gano" con goleada no vieron el programa y solo leyeron los diarios. Solo recordar como entro a patinar ante Nora Veiras cuando esta le dijo "eso no es verdad" con el tema del Indec que segun BS no se hablaba en P12, basta como botón de muestra. Fue un programa interesante y lo comparo con los demás que estaban dando a esa hora en los canales de aire. El ruido que se armo después es exactamente para eso para tapar lo poco que se dijo o no se dijo. Me parece que algunos muchachos están comprandose la opereta.
Saludos Cordiales.
Pablo dijo…
Gerardo, lo que decís es cualquiera.
Beatriz Sarlo fué invitada a un programa de propaganda oficial en lo que sigue siendo para los medios y el oficialismo una suerte de gran acontecimiento mediático donde opinó hasta el jefe de gabinete del país. Es como decir con grandes titulares: "Ven que discutimos con quienes piensan distinto?", lo cual solo me dice que la "pluralidad" planeada en el programa es una extra pluralidad de "7 contra 1".
Si alguien se pelea contra 7 personas y salie airoso con con algun rasguño apenas, sale triunfador. Es así de simple.
Mas que "dispositivo mediático", la victoria de Sarlo es una construcción planteada desde el formato mismo de 678, su anuncio sobre una pluralidads muy despareja y coronada por los panelistas que- salvo Forster- claramente no estuvieron a la altura de alguien que maneja muchas mas complejidad dialectica. Los argumentos propagandísticos de los panelistas quedaron mas mecánicos que nunca.
Sarlo demostró ser - además de inteligente. audaz. Le dejaron el arco y la pelota con un arquero poco sólido. Eso es un triunfo regalado por unaparte y bien aprovechado por la otra, de lo que decanta que 678 es un programas que solo se sustenta en el circuito cerrado de sí mismo y de quienes consumen propaganda oficial. Pero que no resiste un "7 contra 1" cuando alguien con mas entidad intelectual se sienta entre ellos.
Y Mariotto fué una perla de la brutalidad conceptual, que, al parecer, incomodó a los propios panelistas. Pero fueron ellos quienes lo sentaron allí a él
Quizá el único que podría haberle hecho frente era Horacio González.
El resto es poner a Tyson contra siete anémicos y después de la paliza salir a denunciar al monipolio de los malos porque les pegaron.
De todos modos, los argumentos de Sarlo sobre el juicio a las juntas y sobre Malvinas, me parecieron lo mas acertado de la noche, al punto que se volvieron indiscutibles en el momento.
Pablo: No podés negar que no hubo de parte del panel un planteo de "apretarla" en ningún momento, precisamente porque se sabía que la escena de 1 contra 7 favorecía absolutamente a Sarlo.
Pablo dijo…
Nunca dije que hubo intención de "apretarla", para nada. Estuvieron muy correctos todos en ese sentido. Barone la encaró de una manera desacertada, porque todos en Argentina tienen el culo sucio si se mira el pasado: si no apoyaron el proceso, apoyaron a Menem. No fué astuto al encararla así y por algo el "conmigo no" se tranformó en el leiv motif del sopapo.
Yo decía que sentar a uno ante siete y salir sin un rasguño multiplica por siete el logro del uno.
Eso lo construyó 678 invitándola como si fuera un atributo del programa la "pluralidad" o la discusión política, cuando no es así. No es una tribuna de debate sino de acuerdo sobre como el gobierno ve determinados temas. La propia producción construyó la Sarlomanía de manera involuntaria, lo cual evidencia sus propios límites conceptuales.
Cualquiera que haya sido el invitado- Kovadlof, Sebreli, Fernando Iglesias, Lanata, etc, hubiera salido trinfaudor si los nervios o la bronca no lo vencían, solo por no titubear y argumentar con claridad. Porque 7 contra 1 es una ecuación desparejísima. Y por el hecho de que no es la regla sino una concretísima excepción haber puesto en el panel a un opositor claro y erudito. Regalaron un triunfo arrollador con nada. Sarlo estuvo bien, pero el contexto la multiplica. Mas aún , cuando hasta el jefe de gabinete de un país sale a dar su opinión por algo que debería ser un tema bien menor, un debate en un programa de TV con alguien que piensa distinto, solo aporta importancia a escala estatal de un acontecimiento casi menor, que en otros lugares del mundo- basta cruzar el río e ir a Uruguay- son moneda corriente. También creo que evidencia lo poco de debatimos entre opuestos de manera cotidiana en los medios, en el congreso, en los espacio spúblicos para que una intelectual invitada un programa oficial sea un acontecimiento mediático tan importante.
Viví en Madrid entre el 2000 y el 2004 y me aencantaba ver los varios programas políticos que TVE- la tv publica española- emitía y donde todos los día había invitados del PP y del PSOE discutiendo. A mí me sorprendía lo poco acostumbrado que estamos a eso, mas allá de esta gestión. Es impensable ver en canal 7 a DE Narváez, Duhalde, Rodriguez Saá, Carrió, o cualquier opositor discutiendo en un programa polñitico. Invitar a alguien opositor en ese contexto obra un lugar desproporcionado, que es lo que pasó con la anunciada invitación a Sarlo en 678.Su "triunfo" está mas allá del uso que La Nación o Clarín hagan de él. Es un hecho desproporcionadamente grande en una sociedad que nu debate de verdad, sino que hace religión o ejerce pasión futbolísitica con la política.
La producción de 678 no deber pensar que es así y por eso la invitaron para darle un "triunfo" bien ganado, pero mas fácil y agigantado por la simple configuración del programa y de la politica argentina en los medios.
Para terminar, creo que es desacerrtado decir- como hizo Télam, en algo que juzgo casi de "perverso"- que su guión de "Secuestro y muerte" es un homenaje a un dictador, cuando no lo es para nada. Eso también es, a mediano plazo, darle un triunfo.
GrouchoMarx dijo…
Gerardo, en el blog de Goliardo opiné más o menos lo mismo que estás planteando acá.
Sarlo ganó en lo visual, en lo gestual, en lo plenamente televisivo.
Un panel evidentemente condicionado a hacer buena letra para evitar el escándalo que los medios esperaban ayudó más a la invitada.
Hizo fulbito para la tribuna con solidez, pero revisando sus argumentos, hay puerilidades indignas de una top five de la inteletualidad argenta.
Su defensa de la BBC con un ejemplo de 30 años, obviando las últimas performances de tan, otrora, prestigiosa cadena, su cita a dos diaritos alemanes progre o al liberal La Vanguardia español como fuentes de información veraz, su escape a debatir el poder real, su relativización de la capacidad de los medios sobre la opinión pública, la verdad que desconciertan.
En su cruce con Nora Veiras por el Indek patinó fulero
Fue hábil, televisivamente, para verduguear a Barone y para frenar las embestidas poco elegantes de Mariotto, pero eso es puro efectismo, chicana. Jorge Asís lo haría mejor.
Conceptualmente fue muy poco efectiva.
En lo sustancial, su discurso sólo fue anti-678 y, al que esperaba argumentos sólidos contra el kirchnerismo, no entiendo que festeja. Vamos a tener que leer el libro para enterarnos.
No se solidarizó con doña Ernestina y alabó la política de DDHH del gobierno. Su única crítica fue a la elección a dedo en la CABA, que, por otro lado fue común a todos los partidos. Prometió no votar a Macri. En fin, muy poco para tanta expectativa.
Una buena puesta en escena de BS y poco relleno.
mumi dijo…
VOS TAMBIEN CON ESTE TEMA GERARDO? BASTA , YO LO VI EL PROGRAMA COMO TODOS LOS DIAS Y NO ME GUSTO, ES MAS ,NO CONOCIA A SARLO Y SU SOBERBIA Y AGRESIVIDAD HICIERON QUE NO QUEDARA NADA POSITIVO DEL PROGRAMA, YO FELICITO A 6,7,8 POR HABERLA INVITADO,PERO SI NO HUBIERA IDO ,HUBIERA SIDO IGUAL PARA MI.
Pablo dijo…
Quiero agregar que considero un desacierto invitar a Sarlo a debatir con alguien tan esquemático como Mariotto. Es haberle dado mas changuí aún.
Pablo: Sobre cuál fue la estrategia del programa al invitarla no opino porque no la conozco, lo que sí fue evidente es que no hubo, repito, intención de apretarla y podría deducir por ello que sabían que el esquema de 1 contra 7 desde el vamos beneficiaba a la invitada, pero eso no es mi tema.
Respecto a tu planteo de contrastar Canal 7 con TVE, es un típico error de todos aquellos que desconocen las condiciones concretas en que se desenvuelve el debate político en nuestro país. Podría decirte que conozco gente que trabaja en el canal y día a día se encuentra con negativas a ir a invitaciones que se les formulan. Lo importante es que, como siempre, de tu discurso y tus años en España vuelve a quedar claro que no somos ni tan civilizados ni tan educados ni tan democráticos como ellos. El viejo llanto de los que siempre ven lo mejor allende nuestras fronteras.
Mumi: Yo escribo lo que se me ocurre y si no te interesa no lo lees, mirá qué fácil que es.
Pablo dijo…
Gerardo, parece que por el hecho de haber vivido en España no me permite entender que pasa aquí.
No lo decía en relación a canal 7 ni a la gestion, sino a las costumbre politicas de la sociedad.
Nos asombra que se invite a Sarlo a un programa oficial y hasta el jefe de gabinete opina. Eso digo.
Insistís con la "apretada" que yo nunca dije. Yo también desconozco la estrategia del programa pero creo que se la dejaron demasiado fácil.
El "7 a 1" no l" propuso Sarlo, ni la tosquedad de Mariotto tampoco.
Anónimo dijo…
Otra vez en el clavo Gerardo. Mas alla de si fue o no un buen programa o si la Sarlo fue mejor o peor q los panelistas de 678... En el peronismo hay mucho macartismo y eso se manifiesta en este debate como en tantos otros. Es parte de las muchas discusiones que tenemos en este mismo blog cuando le empiezan a dar a los progres.

Son problemas tipicos de un "movimiento amplio"...abarca gente con visiones diferentes...pero seria lindo que avanze la tolerancia.

SH
Pibe Peronista dijo…
Bien ahí Gerardo, especialmente el interrogante final.

Abrazo
ram dijo…
¿La tele es imagen, no? y qué cara presentó Sarlo?. La cara era la de la típica cheta (y chota) vieja oliendo mierda, ese gesto altivo de "¿Qué mierda hago aquí?" era demasiado obvio como para que alegremente se lo deje pasar como desapercibido - digo - ya que la idea es plantar una historieta de la pobre señora inhibida por la indiada hostil. La hostil - y en eso grosera, para los cuidadosos de las formas - era ella; la gente de 678, seguramente pensando en la segura opereta montada para el episodio Sarlo donde la diva se levante indignada, ofendida y se vaya de ese cueva diabólica y kirchnerista - si por una frase salieron "mágicamente" remeras, ringtones y tooooodo un coro de sirvenes rastreros a encontrar "batallas", "hidras de 7 cabezas" y "triunfos" recién inventados. Vamos, no jodamos, Sarlo, sin hacer nada ya tenía mucho por ganar y 678, haga lo que haga, sabían que tenían mucho por perder.
la Sarlo los podrá subestimar como "poco inteligentes" pero ninguno de ellos es gil y todos son gente de años y años en los medios, como para saber dónde te puede brotar una opereta. Si había margen a favor, era para sarlo y dijo lo que se le antojó, se hizo la distraída sin contestar lo que se le preguntaba o cambiando de tema si no le convenía.
Hábil la veterana, claro que sí, pero siempre bajo la "protección" del eventual y nunca descartable quilombo que podía armar si se le daba la gana.
¿678 "perdió"? Cuándo y cómo? si para empezar, así flojito y timorato como parecían, unos mininos casi, hicieron moco ante todos los nadie que vieron ese programa, todo el verso de que se comen los chicos crudos, son intolerantes, autoritarios y el largo etcétera con que bombardean los medios y, encima, son esos medios los que tienen que censurar a la propia "heroína" que los representó, ignorando partes de lo que admitió... ¿èso es "perder"?
Con 678 se cumple aquello de "los muertos que vos matáis, gozan de buena salud".
Lo increíble es cómo brota ese coro presuntamente K, que con tanto entusiasmo coincide con todo el menjunje opositor en que 678 "ya fue", "no sirve" y demás sarasa.
678 no se inventó para dejar contenta ninguna estética, se armó como línea de defensa de un proyecto político cuando todo parecía irse al carajo, no tiene que ser bonito, tiene que ser el grano en el traste que era y sigue siendo para toda la contra que, si serán giles, no se avivan que 678 es una porquería y todavía dejan que los desespere...
GrouchoMarx dijo…
Ay, Sarlo, Sarlo querida. Hoy confundió a Federico Jimenez Losantos y a Jaime Bayly como dos "comicos reaccionarios". Y no lo dijo como ironía. Es lo que le contó un amigo de Barcelona.En todo caso el cómico puede llegar a ser el que presenta a Don Federico en la Sexta (creo que es el actor "El Gran Wyoming" que hizo el CQC español y no es precisamente reaccionario. Trabajó con Santiago Segura en una de Alex de la Iglesia.
Jiménez Losantos es un personaje ultra conocido en España para que nuestra inteletual de isssquierda lo confunda con un comiquillo.
Dramas de nuestra creole intelligenzia .
Y con esa burrada pretendió adjudicarle a 678 pocos conocimientos de política internacional. Saludos
GrouchoMarx dijo…
PD: y suscribo lo de ram. Los panelistas hicieron lo que tenían que hacer. No acosar a la invitada y dejarla hablar. Ahora quedó lo que dijo. Y la verdad, muy, muy flojita de papeles nuestra ex-inteletual de issquierda devenida en pluma ilustre de la familia Mitre.
Más saludos.
El Cordobés dijo…
Sarlo hizo bien en ir. Al presentarse ella sola inmediatamente genera la simpatía del que se enfrenta contra un grupo.
Y 678 hizo bien en invitarla.
Después del martes ya nadie puede decir que es un programa que no ve nadie, que no tiene incidencia, etc. etc.
La trascendencia que logró no hace más que ratificar el peso específico que alcanzó culturalmente, y ojo que ese es un mérito muy grande. Durante tres días todo el país habló de 678.
Salud!
A ver si entendí bien:
-Los panelistas de 678 son unos cultores del mas puro fairplay que dejaron que Sarlo se expresara sin chicanearla never, never.
- Sarlo es una pelotuda que se rindió subliminalmente en todos los temas.
Si fué así, ¿alguien me podría explicar la calentura nuclear de Russo y Barragan o el silencio sepulcral del Barone al día siguiente?
Contango dijo…
Si de sumar opiniones se trata, pues ahí va la mía.
El programa, como tantos otros de 678, tuvo invitados interesantes, con la particularidad que una de ellas exhibía excelentes pergaminos, además de ser opositora, trabajar en grupos económicos opositores y estar deslumbrada por el fenómeno del programa. Deslizo críticas al formato, sin alumbrar ninguna visión novedosa. Planteos filosóficos interesantes, no se le escucharon. El marco referencial impuesto (ganadores o perdedores) exige posicionarse, pero no veo la necesidad de tomar posición ya que los debates me interpelan de otra manera. En ese mismo marco quisieron poner el debate entre H. Gonzalez y F. Andahazi y fracasaron, espero que esta vez suceda lo mismo.
Sobre tu pregunta. Cuando se empezó a emitir 678 fue tanta la satisfacción de escuchar en la tele algo parecido a lo que pensaba o a lo que leía en tu blog, que realmente me llamo la atención escuchar gente del palo espetar las peores criticas. Y tu primer post Gerardo, con todo el respeto del mundo, me sono a un cañonazo EL estilo LE MONDE, tiene sus beneficios.
Saludos
Tommy Barban dijo…
La decisión de la producción de recibir a Sarlo con el mismo programa y los mismos informes que hubieran transmitido si el ella no hubiera sido la invitada refleja la buena fe de los que hacen 678, pero también su ingenuidad. Este no era un programa más. ¿Por qué ninguno de los informes trató sobre las intervenciones de la propia Sarlo en los medios? Los dos informes proyectados (sobre los indignados en España y Chiche Gelblung en los Martín Fierro) parecían diseñados a propósito para permitirle a Sarlo adueñarse de la agenda del debate. Una lástima. Me hubiera gustado,en cambio, ver un debate sobre el "recorte" evidente de un libro escrito como "bitácora de las elecciones de 2011", cuya autora, al mismo tiempo que anuncia que recordará lo que "en él ha escrito a la hora de votar", aclara que el libro no se ocupará del manejo de la economía durante los gobiernos de Néstor y Cristina.
Algo de lo que comentó Pablo está bien. Para mí tiene razón: la disponibilidad a debatir sin atrincherarse y tirarse bombas por elevación es preocupante. No sé cómo será en otros países, y no me parece mal que si alguien conoció cómo se manejan afuera lo diga (no quiere decir que por eso sea tilingo o anti argentino o automáticamente se coma el verso de la dicotomía Argentia barbarie malo indio feo tonto y Europa civilizado progreso lindo inteligente). Juzgar es comparar, y para comparar no está mal recurrir a ejemplos foráneos, siempre entendiendo que nuestro contexto es América latina, no África ni Europa ni yanquilandia.
Yo no quiero que el debate televisivo promedio sea Coscia vs Aguinis porque me parece poquísimo.
678 es un grano y etc. Para mí ya cumplió su función, es hora de que cambie o se termine por fagocitar a sí mismo.
También sería bueno que de una vez el canal estatal no sea lo mismo que el canal gubernamental (y que eso corra para todos los gobiernos sin importar quién gane la elección).
A mí Sarlo me sigue cayendo bien aunque no comparta todo lo que diga, ni mucho menos. Me alegra que ella quiera entender el fenómeno kirchnerista. Realmente estar condenado a opositores tipo Aguinis, Majul o Sebreli es muy triste... siempre es bueno tener un opositor más digno criticándote.

Ojalá puedan irse produciendo debates e intercambios cada vez más fructíferos, sobre todo ahora que gracias a la impresentabilidad de gran parte de la oposición, el kirchnerismo dejó de ser el patito feo.
Anónimo dijo…
Aún sin estar de acuerdo en tomar el programa del 24 en términos de quién ganó o perdió, marco 4 puntos :
Sarlo discutió y ganó como cuando hizo referencia a la BBC y su cobertura de América Latina;
Sarlo discutió y perdió como cuando hizo referencia a la mención del INDEC por página 12;
Sarlo no discutió, interrumpió y le saltó a la yugular a Barone como cuando él cuestionaba la relación de los grandes medios hegemónicos con los delitos de lesa humanidad y el rol de los que escriben para esos medios;
Sarlo se puso en línea con 678 como cuando estuvo de acuerdo con la política de derechos humanos y con lo del ADN de los hijos adoptivos de la dueña de Clarín.

Lo del 7 a 1 y lo del formato, Sarlo lo sabía bien, y hasta adhiero al interrogante final de Gerardo.

V.Devoto
mariano utin dijo…
Gerardo tu análisis da en el clavo. Sarlo en lo conceptual no aportó nada, jugó para su tribuna de gorilas y no encaró ningún debate. Intentó dejar descalificados a los panelistas por ser (según ella) poco inteligentes o no dignos para discutir con su señoría la reina de saba de la ensayística argenta. Muy berreta la mina y muy elitista. Con respecto al que opina que en la TVE se debate, esa es una paparruchada. Yo, todavía,(por poco tiempo) vivo en España y acá no se debate nada mas que huevadas sin sentido. Los problemas reales y sus causas no son analizadas jamas porque no son convenientes a los intereses de los grandes medios ni al gobierno del unipartidismo PPSOE. que gobierna para beneficio de los grandes bancos y las grandes transnacionales ibéricas y europeas. Esos supuestos debates son una farsa montada, un teatro para la gilada española que compra la idea falaz de que estan viviendo una democracia plena cuando en realidad estan sometidos a la dictadura de los mercados (como nosotros hasta el 2001) adornados por una monarquía pedorra. Por eso es que miles han salido a las plazas cansados de que le vendan humo y que los medios los invisibilicen. La Sarlo es una vieja chota que hasta 1980 bregaba por La Revolución "Marxista-Maoísta" y hoy brega por su bolsillo... en el diario de los Mitre y del grupo Clarín (cómplices del genocidio) nada mas que lo hace haciendose la sofisticada con su investidura de "académica"...en fin, una pena.
Tenga las bolas por el piso con la Sarlo. El libro me lo iba a prestar una amiga, pero no lo voy a leer.

La vengo leyendo y escuchando en su produccion mediatica de los ultimos tiempos y no entiendo tanta veneracion.

En una entrevista sobre su ultimo libro se jacta de su excursion etnologica a los territorios de los indios K.

Sobre 6,7,8 dice que tiene una vision sencilla de las cosas dividida en "amigos" "enemigos" (suena no??)...

Ahora en una contraexcursion en la jungla sarliana, despejando la fronda en el fondo tambien hay un pensamiento sencillo: los K cooptan y basicamente ENGAÑAN haciendo creer lo que no son...

Cuanta entidad le dan a esta señora que escribe con LaNacion en la cabeza.
Pablo, sarlo sì sabia de las reglas del programa; ella mismo lo dice; que era un deber ir; luego de escribir tanto sobre el programa.
Ademas el 7 contra 1, no es tan asi: yo creo que era, 6 contra 1, en una "pelea" sobre el funcionamiento del mecanismo del programa, y la funcion de los medios en la creacion de subjetividad,desde una mirada periosdistica. y 1 contra 1, en la profundizacion de ese tema, ya con un tinte academico; con Forster.
Con respecto a la comparacion con los debates de españa o uruguay, es relativo. yo creo que seguir masturbandonos con la etica, las forma democraticas de otros paises; justamente provoca la perdida de la observacion de nuestra realidad; si yo me comparo con haiti, somos los mejores y si me comparo con europa y somos un pais bananero. Debes entender la anemia intelectual con nos sometieron los politicas ecnomicas de nuestra historia.
Yo celebro la diversidad, celebro que sarlo vaya a 6-7-8, pues nos devemos un crecimiento democratico.y no solo por el formato del programa, si no por la acptacion del que piensa distinto. ¿algun otro programa acepta que lo critiquen en vivo?.
Vos fijate como lo plantearon la nacion, clarin y perfil; y vos tambien como una pelea; donde hay ganadores y perdedores; y eso genera la dicotomia que encegece a la razon subjetiva; vos fijate que aqui en la sociedades posmodernistas, todo se basa entre ganadores y perdedores, entre el que mejor y la tiene mas grande contra el que pierde y luego su estigmatizacion. asi lo reflejan los medios, 6-7-8, nosotros mismos; y dejamos de lado lo importante que es el debate entre psturas distintas,y su potencial aprendizaje.
En la línea de Gerardo, me interesa reflexionar con aquellos compañeros que se sentaron para ver un Boca-River, y, a pesar de que no había pelota ni arcos, se amargaron con el resultado.
Me pregunto, ¿con qué expectativas se sentaron frente al televisor? ¿Qué era aquello que ansiaban ver? O, para ser más preciso, ¿de dónde sacaron que Sarlo era el rival a vencer? No hace falta decirlo, sabido es que uno de los pilares de este gobierno lo constituye su política de DDHH, un tratamiento del pasado que Sarlo, no solo comparte, sino que valora y reivindica.
Prestigiada voz en (y no "de") los principales medios hegemónicos, al tiempo que kirchnerista confesa, ambas cualidades hacían (hacen) de ella una invalorable aliada estratégica en nuestras mejores causas. Por tanto, insisto, ¿de dónde salió la peregrina idea de que había que defenestrarla?
Me cuentan que en las horas previas, desde algunos sectores “del palo” y de la contra se venía instalando en twitter cierto clima de cancha (no me consta, pero de ser así: grosso error, muchachos). Gvirtz es audaz, pero no come vidrio, por eso lo puso a Forster, no fuera cosa que la ensayista se parapetara detrás de una jerga indescifrable (acostumbra hacerlo, por otra parte), si a esto le sumamos la incorporación de un funcionario (hasta donde tengo entendido, fue una decisión de último momento ) que (tal vez cebado por esa atmósfera futbolera) casi nunca dio el tono (en el momento en que Sarlo, con su metro sesenta, sobreactuó el "no seas insolente", temí lo peor: que se levantara y se fuera, recurso que ya había utilizado frente a Viñas en un programa de cable que conducía Cristina Mucci), es lógico, entonces, que con el correr del tiempo aumentara la tensión entre los panelistas, algunos a duras penas pudieron meter bocado (en su primera intervención, después de media hora de programa, Sandra Russo lo dijo claramente: “parece que estamos pintados hoy”).
Llevar a Sarlo era un arma de doble filo: la cosa podía desmadrarse en cualquier momento, y, por otra parte, como bien dice Gerardo, los titulares del día siguiente ya estaban escritos de antemano. Había mucho en riesgo, pero también era una inmejorable oportunidad para poner en pantalla, en el prime time (es decir, a la hora de los culos) y nada menos que por la televisión pública, un programa de debate de calidad, con un cuidado y un respeto por el invitado del que no tengo memoria. Dejando de lado los debates políticos, donde los candidatos se ponen el casete y no dialogan, del 83 para acá, solo guardo en mi retina unos pocos cruces lamentables: Firmenich con el hijo de Aramburu, el genocida Etchecolatz y Alfredo Bravo, y un inclasificable duelo entre Asís y Romano. Fuera de eso, la nada misma.
Dicho esto, la única derrota, amplia, triste y humillante, hubiera sido si, en lugar de capitalizar para nosotros la participación de la invitada, el objetivo se centraba en tratar de destruirla, lo cual, afortunadamente, no ocurrió. La transmisión tuvo momentos de alto vuelo, con picos de rating y un rebote enorme, pero, fundamentalmente, la obtención del reconocimiento explicito de aquello que con buen tino enumeró Gerardo (necesidad del ADN, palo para Gelblung, elogio de la política de DDHH y el voto cantado en contra de Macri). Seguramente habrá que ajustar varias cuestiones, lo mencionaron ya los panelistas, el formato habitual parece un corset bastante incómodo.
Creo que es el mejor momento del gobierno y, en consecuencia, deberíamos poder empezar a generar nuestra propia agenda en los medios, se equivoca el funcionario que cae en el juego de la corpo y declara que “Sarlo no la sacó barata”. El programa del martes va a quedar en la historia, ojalá que cuando se haga la crónica de nuestro tiempo, se lo recuerde como el inicio de algo nuevo y no como una excelente oportunidad desperdiciada.
Pablo: Primer escribís:

"Es impensable ver en canal 7 a DE Narváez, Duhalde, Rodriguez Saá, Carrió, o cualquier opositor discutiendo en un programa político."

Y luego escribís:

"No lo decía en relación a canal 7 ni a la gestion, sino a las costumbre politicas de la sociedad."

La verdad, me confundís.
Pablo dijo…
Gerardo,

digo que ver a un opositor en el canal estatal no es común, como veía en la TVE. Tampoco sucedía durante el menemismo. Y digo que eso me parece una costumbre errónea de quien está en la gestión y considera que la tv estatal tiene que ser solo para gente "del palo".
Yo oo destestaba a Aznar y me encantaba ver en la TVE a opositores destruyéndolo- metafóricamente, en la discusión-.
Y es un error de nuestra sociedad aceptar que eso no sea algo corriente.
Para tu tranquilidad, creo que en la tv privada sucede algo parecido, quizá con algún matiz , ya que he visto a funcionarios en programas de TN, por ejemplo, pero también suena a consesión democrática politicamente correcta y no a modo corriente de participación de las opiniones en los medios.
Pablo dijo…
Martín Rodríguez,

me extraña mucho que no te guste la dialectica "ganador- perdedor" que ha sido desde el principio una herramienta permanente para la gestión kirchnerista.
Baste con recordar el deseo de "ver al campo de rodillas" que no connota demasiada inclusión de un sector de la sociedad adverso, sino que desea su derrota.
Me despierta ternura una opinión como la tuya, porque ahora pareciera que no hay ganadores ni perdedores sino que "la agradecida es la democracia", como leí en otro blog y en un comentario de este blog, lo cual es un titular digno para la revista Gente en vesión oficial.
Creo que "ganadora" fué Sarlo, por el hecho de multiplicar la venta de su libro. Tuvo mas que ganar que quienes la invitaron, que no sabían que le obsequiaban una buena estrategia de marketing para su libro.
susana dijo…
SARLO ES ASTUTA Y CALCULADORA, NO RESPONDIÓ A LAS CONSIGNAS DE LOS ARCHIVOS NI TAMPOCO A LA PREGUNTA DE FOSTER" BEATRIZ, ¿ DONDE ESTA EL VEDADERO PODER? "
RESULTÓ SER ELLA UNA ELITE, QUE SOLO QUIERE DISCUTIR CON ACADEMISISTAS.O SEA LE PIDE AL KIRCHNERISMO LO QUE ELLA NO HACE. DOBLE MORAL, COMO SIEMPRE¡¡
Pablo, ¿por que siempe tildan de kirchneristas al que piensa distinto? yo defiendo la creacion del una subjetividad critica en la sociedad; lose, suena romantico lo mio; pero no hay que retroceder. mira, yo no hablo de dialectica sino de creacion de subjetividad en la sociedad,y tambien mediante la invacion de los medios con su informacion-mercaderia. cosa que beatriz sarlo no le da importancia, no lo considera funcional. pregunta a los que "pierden" en los trabajos, en no "pertenecer" a ciertos grupos, a los que rechazan por ser "perdedores" pensa en como ellos arman su subjetividad a partir del fracaso impuesto por esta maldita forma de pensar en "ganadores y perdedores", pensalo de esta manera; y no de una mismidad mercantilista marketinera que observas, vos y los que eyaculan con el consumo. sarlo vendio libros, seguro, y fue una ganadora en lo material, quizas. pero lo importante, el espiritu del debate, se encuentra en la herramienta que nos proporciona estos aconteciminetos.
Tomar esto como un partido de Football es ser corto de vista.Beatriz Sarlo no me dejo nada en lo conceptual y tampoco fundamento, no dijo las fuentes de los supuestos estudios que decían que la gente no habla de política. Vive en un cascaron en la coraza que construyo su propio pensamiento. No es verdad que la BBC, Reuter y otras publicaciones y fuentes europeas sean confiables. Si como dice Sarlo los medios no influyen en la gente, porque siempre estuvieron en el centro de las disputas de poder y hoy están asociadas a mega corporaciones. Porque Sarlo le dijo conmigo no Barone, porque Barone la azuzo y en forma,y mintió al defenderse, ella no es una simple columnista, trabaja para La Nación que como Clarín fue cómplice de la dictadura y es responsable por Papel Prensa y esta en Radio Mitre, también tiene una columna de opinión en Clarín. Bravo por Foster y por Mariotto la sopapearon de lo lindo, no se que vieron otros tal vez estabamos viendo canales distintos. Típico de los Progres intelectuales, Socialistas no se bancan que el Peronismo haya tomado sus banderas y las haya llevado a la victoria, paso con Sabato, pasa con Martín Caparrós, el Peronismo les saca sarpullido, no se bancan a los cabezas, las patas en la fuente y a la liturgia del movimiento. Se quedaron sin partido, dicho por B.Sarlo.Nora Veiras cada día mejor.Saludos Cumpas

Entradas más populares de este blog

El Cadete es cosa sería, muy seria