Entrada destacada

El problema es nuestro, eh...

jueves, 10 de marzo de 2011

Gil Lavedra tiene razón


Nunca imaginé que la vida me haría coincidir por un instante con el caballero de fina estampa Ricardo Gil Lavedra. El señor de la tetera tiene razón al sostener que "El kirchnerismo es un falso progresismo".

Es verdad.

No le demos más vueltas.

Hay un sino que define al kirchnerismo y lo escinde dramáticamente de "esa forma de ser" que podríamos definir como  "Progresismo auténtico" y es todo lo referido al Poder. Al kirchnerismo lo calienta el poder, lo excita, lo pierde, de ahí su adicción a disputarlo en cada rincón de la sociedad, todo lo contrario, del "modo de ser" progresista, para el que estos asuntos del poder no son en rigor materia de desvelo básicamente porque no le va tan mal, porque así como están las cosas, están mas o menos bien, salvo las minas, el problema de la oposición en Libia, el tren bala y Cristina que sigue sin dar conferencias de prensa....

Mientras el kirchnerismo pelea cada espacio de Poder, veamos cómo procede el progresismo auténtico y remitámonos a un ejemplo muy actual, del progresismo revolú  que practica el vecinalismo porteño del ferrocineasta, que ante la posibilidad cierta de ganar la capital huyó despavorido y lo puso a Charles Bronson de candidato para que vuelva al 9 % histórico (no hay caso, viejo, salen segundos una vez y se cagan en las patas. Como que no se bancan la turbulencia del  24 %. Son como esos corredores que siempre andan en la cola y si una vez el auto está para clavar el 1 en la clasificación no se animan a andar tan ligero)

La cuestión del poder debe ser quizá la marca de fuego que delata la falsía K y nos demuestra que papá tetera tiene razón al decir que el kirchnerismo es una fachada que no tiene muchas cosas en común con la historia del progresismo en Argentina. El progresismo posta posta que le gusta a nuestro fino hombre de leyes de la foto es ese que cacarea y cacarea, que se solidariza con todos los procesos revolucionarios del mundo, que firma solicitadas, realiza colectas solidarias pero a la hora de discutir la renta termina poniendo los huevos en el nido de las patronales; el progresismo bien progresista a la hora de los bifes vota con la Rural contra los chacareros, no jodamos, dejémonos de pavadas.

Y no es casual que el hombre de la tetera se brote en este asunto porque el radicalismo ha sido siempre el gran interlocutor y el gran paraguas de ese progresismo de cotillón que chorrea consignas bienpensantes. El radicalismo siempre se llevó bien con esas expresiones políticamente correctas que a la larga terminan siendo sus aliados, su colectora cultural.

Gil Lavedra expresa además a un amplio espectro del establishment que añora a ese progresismo Full Full powered By TN & América 24, esos expositores rimbombantes, esas voces convincentes, bravas, indómitas, ante BonelliHenry Fonda u otro justiciero del prime time político en el cable. Añoran un progresismo que dialogue y consensúe con ellos, un progresismo que los cuestione pero que jamás incida en la vida real de los argentinos. Les encanta ese progresismo que piensa bonito y se desgañita recordando que "en el año tal presentamos un proyecto para tal y tal cosa", añoran ese progresismo que en lugar de meterse en el territorio a laburar codo a codo inaugura grupos de especialistas para analizar la problemática social del segundo cordón.

Papá tetera tiene razón.

Pasemos a otro tema.
.

12 comentarios:

Gabriel Palumbo dijo...

Es verdad, Gil Lavedra es tan diletante que formó parte del tribunal que juzgó a las juntas

rinconete dijo...

Gabriel

El drama del doctor no es su pasado virtuoso sino su mediocre presente, en el cual le tema más a un improbable monopolio estatal de la información que al oligopolio privado existente.
En política es menos importante lo que se es (o en este caso, lo que fue) frente a lo que se dice y hace.

rinconete dijo...

Gerardo

Es cierto, nada define mejor al progresismo como su alergia a ejercer el poder. Desde Zamora hasta Solanas, pasando por Graciela, el Chacho (tal vez el más brillante de todos) y la Mentalista de Gorlero, todos han rifado con ahínco el poder que fueron ganando con tal de no llegar o al menos, no perdurar.

Son socios objetivos del peronismo, que suele liberarlos del fastidio de gobernar para que ellos pueden ejercer sin distracciones la crítica lejana, su gran especialidad: ¨Vos gobernás y yo opino¨.

Minaverry dijo...

En solidaridad con el exilio de Lanata y con la lucha de Pino Solanasa por lograr propiciar un diálogo de franca distensión que les permita hallar un marco previo que garantice unas premisas mínimas que faciliten crear los resortes que impulsen un punto de partida sólido y capaz de este a oeste y de sur a norte, donde establecer las bases de un tratado de amistad que contribuya a poner los cimientos de una plataforma donde edificar los acuerdos programáticos de ese mamarracho progre que quiere hacer con Stolbizer y Giustiniani.

sin dioses dijo...

Gil Lavedra el mismo progresista que firmó los 2 estados de sitio de la democracia reciente?

Matías Mosquera dijo...

Sin dudas tiene razón. Yo preferiría el progresismo, es más, un movimiento revolucionario; mi más profunda fe está que en el mantenimiento del proyecto pueda conformarse alas progresistas más efectivas (como Sabatella) y reales.

Sin dudas ahí no estará este Gil.

Markarita dijo...

Gerardo, creo que alguna vez te conté ésta anecdota.
Vengo de la militancia gremial telefónica. Lucha contra la privatización, 14 paros y movilizaciones. María Julia despidió casi el 20% de mi sector. Perdimos. Luego Telefónica y me fui. No soporté la perdida de la Entel. no lo soporto aún.
Estudié, me recibí, y las vueltas del camino me encuentran en la mesa en un debate en la "Asociación de Profesionales" del Borda. Trabajo allí, -bueno trabajo es decir, sin cobrar salario, variante esclava. Solo que en los "profesionales" se tolera. Conciencia de pequebú progre, que naturaliza laburar sin paga. - Me estoy preguntando porqué y estamos luchando para el pasaje a planta, dado que sostenemos los servicios concurrentes, becarios, visitantes, eufemismos de trabajo pre-capitalista.

Pero y acá se articula con tu post, se tolera desde la conciencia pogre.
Cuesta mucho trabajo movilizar, reunir y encarar un plan de lucha con compañeros, que no lo son tanto, dado que antes son profesionales, ¿se entiende?.

Cuando ingresé a la Asociación de profesionales, y encaré la portada de un email con la palabra compañero, me corrigieron, -por supuesto ya no estoy mas allí, - Y en cierto sentido temían alguna cuestión el relación al "poder" y al "sindicalismo tradicional".
Ahora bien, la mayoría se considera progresista, va a votar a Cristina "ojo", pero me aclaran SIEMPRE, que no son peronistas. "oscurece no?

un abrazo

Markarita de Wilde

Bussman dijo...

Tal cual! Gil Lavedra tiene razón y Néstor estaba equivocado cuando decía: "Progresistas somos nosotros".

Pero bue... Quién es Néstor, al fin y al cabo, para opinar sobre kirchnerismo????

Abrazo de oso panda,

::Bussman::

Anónimo dijo...

Gerardo...que carajo es el "progresismo autentico"? Es Pino? Es Luis Zamora? Es Martin Sabbatela? Fue Nestor, como dice Bussman?

Y si nos dejamos de joder con las etiquetas? las generalizaciones inutiles...y sobre todo las caricaturas q intencionalmente usan los q estan en serio en la vereda de enfrente...los Giles Lavedras, los companieros q estan a su derecha, seniora...

Vamos, Gerardo, no caigamos en pavadas. Si sos K, sos K y no tenes q demostrarle nada a nadie. No te enganches en chicanas de baja estofa.

Discutamos cosas mas importantes.

Con respeto,

SH

Ladislao dijo...

Suelo coincidir con usted Gerardo y esta vez también, pero con diferencias:
1) El ser se dice de muchas maneras decía Aristóteles. Y progresista también. Y peronista. Y tantas otras cosas.
Así que progresista en el sentido de que se promueven ideas así llamadas progresistas, sí, el kirchnerismo es progresista como dijo Nestor, quien lideró y sigue siendo una referencia primordial del proyecto.
2) En otro sentido el kirchnerismo no es uno de los progresismos. Porque no es una más de las variantes que, como Ud. dice, reniegan del poder. No. Articula gestión y poder, donde las variantes progresistas meramente proponen porque no accedieron ni a la gestión ni al poder. O cuando accedieron no hicieron cosas demasiado diferentes al resto por más que se llamaron progres.
Es una forma de peronismo cuya principal fuente de poder político es el PJ, más sindicatos, más militantes de diferentes corrientes, más muchos que se autodenominan progresistas, más otros partidos adherentes.
Podría ser un peronismo progresista, podría ser un peronismo de izquierda, podría ser un peronismo que suma una alianza con sectores no-peronistas... En cualquier caso es un peronismo por conformación, pero es el gobierno que ha ejecutado consignas tradicionales del progresismo.
3) Coincidir con la afirmación no implica coincidir con el cómo de la afirmación. Y ahí, usted, seguro, no le da ninguna razón a Teterita:

le preguntaron a tetera
"¿Cómo avanzó el kichnerismo en una ciudad que era anti-K?
Respondió
-Logró atravesar a la juventud, le dio un sentido épico a la política. Pero es difícil construir heroísmo sobre la mentira. Es un falso progresismo, que no avanza en resolver los problemas sociales, con una concepción paternalista de la política, como todo movimiento con impronta autoritaria.
Coincidimos en que "Logró atravesar a la juventud, le dio un sentido épico a la política", incluso en que hay cierta cuestión de aire heroico o épico.
No coincidimos en:
-'que se construye sobre una mentira'. (¿Cuál sería?. Si hay algo que se le puede reconocer a Nestor y Cristina es honestidad política -Ver a Contradicto)
-'que no avanza en resolver los problemas sociales' (¿dónde vive este muchacho? Si dejera que no avanza más rápido todavía... pero él de donde viene, qué plantea? la revolú?)
-'con una concepción paternalista de la política' (seguro, claro, por eso los punteros se quejaron en distintos momentos; por eso se busca debate y participación; en todo caso sería un buen paternalismo... de esos padres que buscan que sus hijos maduren y crezcan y tengan autonomía de pensamiento)
-'como todo movimiento con impronta autoritaria' (cuál es la impronta autoritaria? seguimos con la cantinela de que un gobierno con autoridad es autoritario y ese berretismo? )

Podemos coincidir en que llueve, pero no en que por eso estoy mojado, porque puedo estar duchándome. Y en esas supuestas causalidades que se muestran falaces es donde estos tipos esconden sus mensajes, ya no tan sutiles.

No hay que ser maniqueo. "El maniqueísmo es el recurso más elemental de los incapaces" dijo uno por ahí. Y resulta que estos tipos, puestos a discutir en serio, siempre caen en eso. No caigamos nosotros también, como la aparente antinomia peronismo Vs. progresismo que debatieron algunos hace un tiempo. Se trata, como todo, de quién se dice que es qué, pero lo importante realmente es lo que se ejecuta en favor de la mayor cantidad posible de personas (nótese que evito el 'gente'). Algunos lo llamaban gestión. Gestión nacional y popular.

Mis saludos con el respeto de siempre.
Ladislao Fokas

Diego Sívori dijo...

Muy bueno. Sos terrible...

susana dijo...

Alfonsín en su segunda etapa de su mandato y luego en su vida posterior fue un " genuino progresista radical"