miércoles, 13 de abril de 2016

Volvió Cristina y se acomodaron los melones


Habíamos escrito, habíamos pensado, habíamos imaginado el regreso de Cristina, pero nos quedamos cortos. Seamos justos y hagamos un reconocimiento al juez Bonadio porque sin su accionar mañoso este retorno de la ex presidenta a la escena pública no hubiese tenido tanto impacto.
Hoy ha quedado más claro que nunca dónde está la fuerza de ese peronismo que fue traicionado hace 15 días en el senado y que bien fue sintetizado por Abel cuando escribió“La conducción (tentativa) del PJ nacional cometió un error al no hacerse presente en Aeroparque, aunque sea simbólicamente. Tiene territorio, pero le falta multitud” Porque si algo se escuchó hoy, además, del “vamos a volver, fue la marcha peronista. Que nadie se confunda, compañero.
Y tal como habíamos escrito en varios posteos, Cristina estaba esperando que los melones se acomodaran y que esa representación gastada demostrara en el senado que no sabe hacer otra cosa que rosca de palacio para mover, ayudada por la torpeza de un juez impresentable, poniendo la discusión en los términos justos y demostrándole al país dónde está la verdadera línea divisoria de la discusión política. Pero además, lo hizo con una multitud donde fue llamativa la inmensidad de lo que en la jerga se conoce como “gente suelta” y la heterogeneidad, con preeminencia en sectores trabajadores. Quien no haya estado hoy en los alrededores de Comodoro Py se equivocará feísimo si elucubra que lo que se movilizó fue “el plazismo” de clase media porteña, como dicen despectivamente los que aborrecen la emoción del kirchnerismo.
El pueblo que hoy se movilizó corta muy ancho: no piensa que La Cámpora esto, que Sabbatella aquello. El pueblo que hoy se movilizó, y los miles que lo hicieron a lo largo y ancho del país, tanto como los que no pudieron llegar por razones de distancia o trabajo, se identifican con el liderazgo de quien sencillamente les regaló sus días más felices, y contra eso no hay nada que hacer. Los que definen la historia siguen siendo los pueblos, y el pueblo argentino hoy le marcó la cancha al gobierno de los ricos.
Hoy ha quedado marcado con más precisión que nunca que la división política en el país es entre lo que expresa el gobierno de los ricos y el pueblo trabajador que se identifica mayoritariamente con Cristina, y esto preanuncia una dinámica que irá generado dos bloques claramente enfrentados donde los Pichetto, los Massa y los Urtubey van a quedar inexorablemente junto a Macri y donde más de un peronista tendrá que optar si se queda con la rosca o se viene con la multitud para empezar a reconstruir, a corregir a superar y mejorar para organizar el regreso de los días más felices.

9 comentarios:

Tilo dijo...

Estás haciendo una reflexión coherente que no implica otra cosa que ceñirse a la más estricta realidad. Y lo que se pone de manifiesto, sin lugar a dudas, es que hay mucho más peronismo y militancia en el pueblo que en muchos de sus dirigentes. Es decir, un pueblo que encuentra en Cristina, después de 4 meses de silencio, a toda la representación que sus dirigentes no ejercen ni merecen ejercer. Y, no hace falta aclararlo, Cristina no desempeña cargo alguno en la actualidad.

Hoy por la mañana, simultáneamente con el discurso de Cristina, me puse a escuchar a Roberto Cachanosky en Radio El Mundo (AM 1070) y, si bien tuve que hacer un esfuerzo para continuar oyéndolo, pude confirmar que la mente de esa parte de la sociedad, de ese "otro lado" de la grieta, ni siquiera concibe el verdadero motivo de la presenca de esa multitud bajo la lluvia, simplemente para respaldar a una ex-presidenta. Sin dudas, es algo totalmente atípico y singular, aunque como bien decís, ayuda de una manera insospechada, especialmente por el gobierno actual y el pistolero judicial, a acomodar con cierta precisión a unos cuantos melones.

oti dijo...

Te felicito Gerardo, tus últimos post son un verdadero lujo. Saludos y gracias.

Anònimo Veneciano dijo...

De un lado se ve a Cristina, al pueblo laburante, el peronismo que quieren "seguir siendo", y del otro la oligarquía, las corporaciones, los reaccionarios, los pro-buitristas y los "nada". ¿Cómo no amar la grieta?

Daniel dijo...

El odio que hay en estos momentos en los que la odian, explota.

Norberto dijo...

Sobre el último párrafo, triste destino de los Massa, Urtubey, Gioja, Pignanelli, Bossio y demases, si a Isidoro Blanco Villegas le salen bien las cosas, que no creo, ellos serán eternos segundones, si le salen mal, ya están pegados como rémoras de tiburón.
Nunca menos y abrazos

Anónimo dijo...

frente ciudadano ...dia de pensamiento....lo q dijo es juntarse con el pueblo..de cara a el. todos los q criticaban las movidas en las plazas poniendo violin en bolsa....el sujeto histórico el pueblo tiene una conductora....hay q ponerlo a andar. No nos garantiza q ganemos el prox.año..pero la tarea es intentarlo...conducción estratégica hay.
Ponerse a trabajar militar. Es la consigna
NUNCA MENOS
rodo

Comandante Cansado dijo...

Lo estoy oyendo entero, es brillante del discurso de Cristina. Ahora: ojalá el campo popular sea capaz de proponer candidatos nuevos (y ojalá Cristina ayude a eso), porque eso lo fortalece y lo perenniza. Porque murió Nestor y quedó Cristina, pero ¿y después?.

Juana dijo...

Totalmente de acuerdo. Cristina lidera la oposición

Anónimo dijo...

Conté con el método del FBI y me dio aproximadamente 223.450 personas. Rendondeemos para abajo, hubo 180 mil de cajón. Gloriosa jornada, de tal magnitud sociocultural y política que me eriza la piel. Porque habló la Presidenta, la que sigue liderando, la que sigue llevando para adelante este proceso de liberación nacional en pos de los que menos tienen, esos languidecientes compatriotas que fueron aplastados y oprimidos, y que gracias a ella y a Néstor hoy son lo que son, salvedad aparte de lo que están sufriendo actualmente. Porque dejeme decirle compañero que lo de hoy es es abrumadoramente espantoso. Tantos días de lluvia es NK que se muere de tristeza con lo que están haciendo con nuestro querido país.
JAcinto de Lomas.

Entrada destacada

Carta Abierta a Carta Abierta