miércoles, 30 de septiembre de 2015

El #ARSAT2 o la herejía K


Que tanto La Nacion como Clarín ignoren en sus tapas el lanzamiento del #ARSAT2 y que le otorguen un espacio miserable en sus pag 16 y 32, respectivamente, va mucho más allá de una práctica de periodismo de guerra, expresa el desprecio que estos medios, como emergentes del poder tradicional del país tienen contra toda política que tienda a un desarrollo nacional autónomo.


El #ARSAT2 dará sus frutos cuando ya Cristina no esté en Casa Rosada. ¿Cuánto hace que nuestro país no emprende políticas que trascienden los mandatos de tal o cual gobierno? Es un ejemplo de una política de estado que demuestra las posibilidades que tiene nuestro país para integrarse de manera autónoma al puñado de países líderes en la materia y colisiona con que la visión que la oligarquía impregnó la conciencia de buena parte de los argentinos. Se nos quiso convencer de que sólo servimos para producir carnes y cereales, porque del resto ya se ocupan los países líderes. No casualmente la última y más feroz dictadura cívico-militar apuntó centralmente a destruir nuestro aparato productivo, básicamente en su estructura industrial. Por eso la gran mayoría de los desaparecidos fueron trabajadores y se abrió indiscriminadamente la economía, para aniquilar la estructura industrial, algo que luego se repetiría en la década del neoliberalismo noventista.

Entre las muchas herejías que ha cometido el kirchnerismo está la de robustecer el estado e implementar políticas como la aeroespacial y el desarrollo del polo energético de Vaca Muerta ¿Cómo vamos a fabricar un satélite pudiendo alquilarlo? ¿Cómo vamos a ponernos a explotar nuestras reservas energéticas pudiendo privatizarlas y que de eso se encarguen las grandes empresas? Mascullan los viejos ideólogos de la Argentina agroexportadora. Porque, a no confundirse. No se oponen a Chevron. Se oponen a que sea el estado nacional quien dirija el proceso de desarrollo energético.


Por eso la minimización de lo que hoy sucederá en la Guayana Francesa. No es una especulación de tipo electoral, va mucho pero mucho más allá.

No hay comentarios.:

Entrada destacada

Corea del Centro, el hit del verano que se viene