jueves, 13 de agosto de 2015

El zombi ciudadano


Una de las cosas que más me llama la atención son esas personas que cuando uno las trata en aspectos de su vida tales como la profesión o temas generales son, digamos, "normales" pero cuando se ingresa en asuntos ciudadanos pareciera como que se atontan. Es algo que no logro explicarme. Porque además se da el fenómeno de que cuanto más grande es la idiotez, más se enganchan, más se la creen, más la repiten y más la defienden. Por ejemplo con este bolazo de que un preso gana más que un jubilado. En principio, da la impresión de que el tema está en la pereza de mucha gente que, educada en el desprecio a la cosa pública, ha tercerizado los temas ciudadanos en los medios y luego recibe y repite de manera mecánica las pelotudeces que les zocalean. Te habrá pasado, que hablás con un tipo de fútbol y ves que razona, que diferencia táctica de estrategia, hablás de las vacaciones y el chabón maneja lógica, sabe de diferencias de confort, es vivo para recomendarte atajos, etc. Pero te ponés a hablar del gobierno y los asuntos públicos y automáticamente se empelotudece de una manera que asusta. No me digas que no has tenido este tipo de situaciones.
Para mí que es consecuencia de tantos años de milicos en el gobierno, en el caso de los cincuentones, y del menemismo para los más jóvenes. Crecer en dictadura fue tener instalada la noción de que la cosa pública era algo lejano, muy lejano. Fue tener la certeza de que el gobierno era algo inaccesible y de otros. Fue saber que el ciudadano no incidía, no sólo que no votaba y por ende no opinaba. Fue estar convencido de que éramos algo así como presos y que los lineamientos del país no pasaban por nosotros sino por los carceleros.
Luego vino una reapertura democrática convulsionada, donde a los pocos años "los mercados" se llevaron puesto a Raúl Alfonsín y ahí sobrevino la noche menemista, una década donde si bien se votaba, funcionó un sofisticado aparato de propaganda que trabajó a destajo contra la política, donde se nos volvió a repetir que era mala, que no servía para nada y que de lo que se trataba era de conseguir "buenos administradores", ya no buenos dirigentes. Buenos gerentes, bah. El país estaba bien como estaba y sólo necesitábamos que se lo administrara bien, como si fuera una empresa, y aquí otro gran bolazo hecho verdad inexpugnable. El concepto de país-empresa, donde ramal que para ramal que cierra, donde lo que da pérdida se lo cierra o privatiza, y así nos fue...
Primero los milicos, luego los mercados. Ahí me parece que debemos buscar a los responsables de que hoy haya tantos pero tantos argentinos y argentinas tan proclives a comprar consignas y razonamientos truchísimos, incomprobables e insostenibles. Personas que al instante de haberte repetido una huevada fenomenal que escucharon a las apuradas en alguna radio no saben qué hacer cuando los mirás a los ojos y les preguntás ¿Me estás hablando en serio?
Porque los que manejan los medios no son giles y saben que todavía tiene vigencia eso de "lo escuché en la radio, lo vi en la tele, lo leí en el diario". Saben que hay una porción de argentinos que sigue creyendo que los medios dicen cosas en serio, que la maestra siempre tiene razón o que el cura no peca y sobre ellos trabajan con paciencia de orfebre para suministrarle la dosis cotidiana de pelotudeo.
Milicos y neoliberalismo atrofiaron la parte de la conciencia política de mucha gente, que es la que realmente se cree que un preso gana más que un jubilado.
¿Cómo se hace para desatrofiar esas conciencias? Porque, entendámonos, no queremos que piensen como nosotros ¡queremos que piensen!! con eso nos conformamos. Que dejen de ser zombies que deambulan por las redes balbuceando sandeces y repitiendo pavadas vergonzantes. ¿Se puede hacer algo? ¿Hay algún mecanismo para lograrlo?

16 comentarios:

Tilo, 74 años dijo...

Hacé un cálculo sencillo:

¿Cuántos años hace que vivimos en una democracia real con absoluta libertad de expresión que, además, te ha permitido comenzar a poner en tela de juicio lo que leés, oís y ves a través de los medios?

Cabría una respuesta similar si nos referimos a cuánto hace que te enteraste de que ciertos economistas del poder real han vivido engañándote e inspirándote miedo.

En ambos casos, son muy pocos años. Menos de 12.

Como complemento, calculá durante cuántos años estuvieron engrupiéndote y atemorizándote a través de esos medios y de esos "expertos" en economía.

Saludos

Anónimo dijo...

Un viejo rollo mío (aglo off topic, pero relacionado):

Entre otras tantas cosas, la educación (primaria, secundaria, e incluso antes) tendría que estar pensada para incluir a los "futuros ciudadanos" (además) en este tipo de cuestiones, justamente, "ciudadanas".

Aunque a algunos este planteo completo al final les pueda terminar sonando raro, lo resumo: la educación actual está al revés, en dos niveles. 1º en el apartado "contenido": se obsesiona por lo "superficial" al principio de la escolaridad y luego hacia el final tiende a incorporar lo "importante", pero desdeñándolo, como un "extra", un "bonus track". Cuestiones como ciudadanía, política, economía, legalidad, religión también, como así los posibles fundamentos de todo ello y a la vez los principios de su crítica (filosofía), deberían empezar, de modo si bien rudimentario, desde preescolar.

2º la forma, y esto incluye el contenido también (el medio es el mensaje): la estructura escolar (todo: desde los guardapolvos, hasta los horarios, las materias, la pedagogía y el edificio mismo), de por sí, no "iguala" ni da necesariamente "cohesión social", ni siquiera en su modalidad pública normalizada, sino que también tiene un principio socialmente "centrípeto", por así decirlo, y en definitiva "normaliza" también lo contrario: la de-coherencia, la desigualdad, el desnivel.

En su momento traje el asunto a propósito de dos cuestiones en que podía verse los efectos de esto en alguno de los ejemplos más llamativos: uno era las protestas cacerolas, pero el otro y más "gráfico" eran los linchamientos. Gráficamente: "el hijo del médico/abogado/empresario/etc que se sentaba junto al hijo del portero/barrendero/changarín", una vez graduado, convertido en "ciudadano", formado, todo un ejemplo de la educación pública, efectivamente podía terminar cagando a patadas a un simil de su ex compañero de grado inmovilizado (gracias a otros ejemplos de civismo heróico) en el piso, sin remordimientos, tal vez hasta matarlo.

Saludos

Alfre

Don Frías dijo...

Buen planteo. Gente inteligente que se prende a bancar chicanas pelotudas, tiene que tener una explicación. Para mi es el sindrome universal del militante. Porque militar se puede militar de todo, el tema es que herramientas argumentativas tenes a tu alcance. Estan militando una idea, valores centrales como se dice. Recordemos que a "nosotros" tambien nos plantean lo mismo; ¿Quién no escuchó de su antiK amigo: "Pero yo creía que vos eras inteligente"?
Cada linea de pensamiento tiene sus "muletillas militantes", 678 en su momento nos dió las nuestras, y hasta la aparición de Lanata el antiK emocional no tenia las suyas. Ahora las tiene, de pésima calidad, pero las tiene.


Esto de los presos que ganan mas que un jubilado no es de ahora, ya fue usado. Por mi parte le encontre la vuelta en tipicas discusiones. Los "valores" que se militan haciendo uso de esta chicana de forma desvergonzada (porque lo que importa es el fin, osea recuperar la república), es que un preso debe ser castigado no premiado, debe morir picando piedras en una cantera, o recoger basura encadenado a la vera de la ruta como en las peliculas. Hay una idea central originaria de militar valores ciudadanos que se dan de bruces con esta pavada.

A lo que logicamente uno responde "Esta perfecto que un preso eventualmente gane mas que un jubilado, si es que se lo gano con su trabajo, le corresponde su sueldo. Y esta mas perfecto aun que su empleador haga los aportes jubilatorios e impositivos que correspondan" (que en su momento esta era la discusión, que el preso tenga aportes jubilatorios). Asi que, A conservador, conservador y medio; a capitalista, capitalista y medio; a republicano, republicano y medio.
Se invierten fortunas en un sistema de prevencion, seguridad, carcelario, para que esos presos vuelvan a ser útiles a la estructura de engranajes de esta república. Se los reinserta con la idea de que sean gente que entiende cuales deben ser sus derechos y obligaciones, cobrar su sueldo y pagar sus impuestos como cualquier otro. Y no hacer cagadas.

Asi se recupera un "deshecho" para el mejoramiento de la república. ¿Cuál es el sentido práctico de gastar recursos manteniendo un irrecuperable en un establecimiento del estado? Esa persona sirve a la república con un trabajo, pagando sus aportes e impuestos. Entonces, cuando la chicana berreta se transforma en argumento militante de tu opositor politico es hora de manotear la bóveda que abre para adentro, la libreta de Nestor, la Playstation de Maximo, etc. O mejor todavia, hablar de fútbol.
A veces uno agradece el "material de militancia" que usa el antiperonismo manteniendolo débil y limitado. Como tantas veces se dijo, con esta oposición tenes 50 años mas de kirchnerismo-peronismo.

Martín Lat. dijo...

Interesante Gerardo, porque esto que decís puede ser un disparador de un debate un tanto... intenso, por así llamarlo.

Es un tema complejísimo. Creo que estás olvidando que ahora la divulgación de rumores y/o chimentos de la política tiene mucho rebote en las redes sociales. Particularmente me repugnan las redes sociales, no por la cosa en sí, sino por el uso que se les da. Hicieron que las personas se vuelvan mas zombies aún, en lugar de mejorar la comunicación y el intercambio de ideas.
En los blogs esto viene pasando hace rato, no falta el estúpido anónimo que viene a descargarse puteando a todos los que no piensan como él, sin un sólo argumento. Ni hablar de los comentarios en los diarios, es tan desesperante que yo evito leerlos a toda costa.

Es posible que lo que decís tenga algo de cierto. También creo que es fácil pegarle a la política. Digo, no es algo autóctono, en el mundo es así, en EEUU nunca hubo (formalmente) dictaduras, sin embargo la idea de que "los políticos roban" y "los medios, la iglesia y los famosos dicen la verdad" está un poco como instalada.

Me parece que ejercer un cargo político es algo bastante ingrato. Y esto aplica para todos, incluso para Macri o De Narváez, porque esos tipos están hechos hace tiempo. Sea por lo que sea que quisieron meterse en ese quilombo, la verdad es que meterse en política requiere bastante vocación. El "político" está sujeto a los caprichos de la población y de quienes tienen que informar. Hoy por hoy vivimos en la dictadura de los medios, no tengo dudas de eso. Los medios, como voceros del poder económico que los financian, los conforman, los poseen y les dicen lo que hay que decir, son el instrumento de condicionamiento de los pueblos. Es triste, pero es real, los medios no cumplen una función social como debieran, están absolutamente corrompidos por el poder. La frase "la realidad se puede tapar o hacer tapa" de Clarín es una confesión abrumadora. Es exactamente así y fué exactamente así siempre. Lo hicieron con Menem, cuando tuvieron que taparlo todo lo hicieron a Menem el mejor estadista de la historia argentina y cuando Menem no servía mas pasó a ser de nuevo el bruto que hablaba de las naves espaciales que iban a la estratósfera. Con Néstor y Cristina pasó mas o menos lo mismo, después del altercado Néstor-Magnetto de 2007. Con todos pasó exactamente igual, y le va a pasar a Macri, a Massa o a quien esté en el poder el día que les toque y que los medios decidan que ya no son rentables para ellos.

Lamentamente los medios de comunicación tienen un poder de penetración cultural y social gigante. No por nada un pobre diablo que era un mediocre relator de partidos se convirtió en uno de los tipos mas poderosos de la Argentina, con capacidad de presionar gobiernos desde su show y hasta con ínfulas de ser presidente de la AFA cuando no puede por reglamento. Hace mas de 20 años que ese tipo tiene un poder monumental, y después hablan del poder que tiene Cristina, que este año se va a la casa.

En tanto el público siga alienado con lo que le bombardean y no comprenda que es mucho mejor que el poder lo tenga el peor y mas corrupto de los presidentes posibles que un grupo de tipos que no fueron elegidos ni se someten a la voluntad popular para ejercer el poder, entonces estamos jodidos. Porque eso no es diferente de la dictadura, eso ES una dictadura de otra forma, con otros métodos, es cierto, pero lo es.

Perdón por lo extenso.

Saludos.

Daniel dijo...

No hay mecanismos para lograr lo que bien proponés sencillamente porque el mecanismo que se impone en alguien que cambia pensar por provocar espasmos (especialmente en las redes sociales hoy en día, claro) es el que traduce la conciencia embargada por emociones. Particularmente por una emoción que se establece como núcleo y es la que va a dirigir todo el proceso de "pensamiento".
Uno no piensa en esa situación, uno pone su pensamiento a expensas de esas emociones.
Como bien claro tenemos, las emociones que se han desarrollado en este proceso político intenso que hemos vivido han sido particularmente intensas, por supuesto. Tan intensas fueron que han provocado verdaderos fenómenos de enajenamiento.
Se ha gravitado alrededor de este núcleo emocional que en sectores opositores ha sido particularmente funesto, negativo.
A tal punto que para citar un caso, los radicales se inmolaron en ella que se dirigen a provocar la desaparición misma de su partido.
Tanto el liberalismo los comprometió a que se pongan a disposición de la "única alternativa para vencer al monstruo populista" que firmaron un cheque por el cual si no llegaban a cierto margen en la interna perderían toda representación parlamentaria. Y ahí fueron.
Observemos, no han medido lo que constituye su desaparición misma!

Por tanto, esa emoción profundamente negativa que conforma un verdadero clima donde uno se encuentra embargado (imaginémonos por caso que uno viviera en una zona donde impera el frío, jamás sale el sol y desde allí pretenda hablar del esparcimiento en los balnearios caribeños) es la que dicta, la que dirige, la que somete al "pensamiento".
Un solo ejemplo, que hay tantísimos:
Ayer lo escuchaba a Lousteau en el programa de Fantino analizar el tema de las inundaciones;
resulta que el tipo posee un método explicativo verdaderamente envidiable y desde allí me atrapó en escuchar su exposición. Hasta que derrapó, claro.
Empezó por cotejar la falta de presupuesto contra lo que sobra en Aerolíneas (?) y terminó dando como explicación suficiente de nuestro atraso como Nación el que países como Chile nos hayan superado en P.B.I. per cápita a lo largo de estos años.
Claro, obvió la fuerte presencia del Estado particularmente en educación y salud, nuestra, contra la espantosa ausencia en el caso de Chile.
Pero ya estaba.
El caso es que el tipo es ya un profesional de la política (y sería conveniente tener a esta altura en consideración ese estadio de la cosa) y más que estar él embargado, ha aprendido a llevar a los embargados por las emociones negativas hacia este tipo de gobiernos "populistas" a su redil.
Bueno, más o menos así funciona la cosa, lo cual se alimenta con el hecho de que muchas veces, nosotros, embargados desde el lado "positivo" barremos bajo la alfombra las falencias de los gobiernos que apoyamos. Todo lo cual da un tole-tole en la intercomunicación bastante significativo.

Daniel dijo...

Por ejemplo y desde el periodismo, Ari Parluch hizo el otro día otro tanto;
comparó la situación del boom petrolero en Noruega donde los tipos aprendieron a ahorrar y armar infraestructura y desarrollo contra el venezolano donde el "populismo" solo derrocha en asistencia (y corrupción, no se iba a perder de decirlo).
El pequeño detalle es que cuando Chávez se hace cargo de la administración de su país, el índice de pobreza rondaba el 80 %, hoy se construyen viviendas en cantidades porque la población se hallaba a las buenas de Dios en esa materia y los que habían dejado al país en esa situación horripilante de miseria y entrega comulgaban en el mismo signo político que aquellos noruegos que, particularmente habían implementado un sistema asistencial potente en la nación nórdica.
Aquí vemos a los "profesionales" del periodismo agitando las emociones negativas de sus escuchas, no tan grosera y descabelladamente como un Lanata, pero haciendo sí de las suyas.

El otro aspecto es que hay una porción significativa de componente perverso fogoneando en las redes para sacar de las gentes lo peor de su condición. Aquello sobre lo que uno no indaga en su interior, aquello negativo que lo boicotea y que estos "profesionales" del horror político -o de la antipolítica- saben convocar para propagar todo el daño que se proponen.

marcelo ignacio dijo...

Hay una idea que me da vueltas en la cabeza hace un tiempo: el tipo que lee una noticia que daña al gobierno la repite porque daña, no porque la crea. A ese tipo lo entiendo: como le da mucho trabajo pelear solamente con verdades, se prende a las truchadas. Además le da un poco de fiaca ponerse a pensar si es verdad o mentira, así que lo deja ahí: si la noticia es mala para el gobierno, la aplaude, se felicita que sea publicada, la repite. Si lo piensa un poco, bastante digamos, va a llegar a la conclusión de que es una pelotudez lo que aparece ahí en el zócalo. Que es muy poco probable que sea verdad una acusación a Aníbal que llega con tres años de retraso, una semana antes de las PASO. Pero le hace daño a su enemigo, así que le sirve.

Ahora bien, ese tipo tiene que saber que gran parte de lo que lee y escucha simplemente no es verdad. Si es muy fiaca, puede sospechar que hay algunas cosas (en su mente quizá pocas cosas) que no son verdad; pero que al menos parte de lo que lee y escucha es mentira.
Bueno, ese tipo, ¿por qué compra Clarín? Si el tipo sabe o sospecha que una parte de lo que lee es mentira, ¿cómo puede comprar ese diario? ¿Cómo puede poner ese canal?

Porque yo leo Página e incluso Tiempo, que no me dicen toda la verdad, y posiblemente a veces me mientan. Pero no mastico vidrio, también hojeo Clarín y La Nación. ¿Cómo se me va a ocurrir leer sólo Tiempo?
Entonces, el que lee Clarín, ¿cómo hace para estar informado? ¿Cómo puede creer estar informado si lee un diario que sabe que miente bastante seguido, o al menos le consta que ha mentido varias veces?

Obligar a pensar a un tipo que lee Clarín y mira TN es más bravo de lo que a vos te parece. Porque a poco que empiece a pensar, va a tener que llegar a la conclusión que aquellos en quien confiaba le estuvieron mintiendo; que no sabe lo que tiene que saber; que hizo todo mal. Y cuesta, hermano, cuesta mucho; duele. No tiene que partir del "sólo sé que no sé nada". Tiene que partir del "no sólo no sé nada, sino que todo lo que creía saber bien puede ser mentira".
Para empezar a pensar en serio no tiene que pasar solamente por la fase del "no sé nada", sino sobre todo por la dolorosa convicción del "soy un pelotudo que elegí que me mintieran durante toda o casi toda mi vida".

Marcelo, el gaucho

Diego dijo...

Para el primer anónimo (Alfre): yo no confiaría en la educación para eso. Los maestros en general te enseñan "educación cívica", que no tiene nada que ver con política y tienen argumentos casi de Billiken. No es por culpa de ellos, ya que eso viene bajado de la provincia respectiva, pero aún así, la mayoría de los que conozco son tan cerebro cacerolo como los que pululan en Facebook.

Agrego, además, que lo que llaman "inculcar el pensamiento crítico" no pasa de enseñar un cinismo del tipo "a mí no me la vas a venir a contar", y en ser críticos con todo lo que sea gobierno, no en otro sentido.

Saludos.

Diego dijo...

Tema redes sociales: ¡qué ganas de renegar! ¿No?

El otro día en Facebook un "amigo" publicó una foto de un vale por 200 pesos de nafta o gasoil con el sello y escudo del Partido Justicialista, válido entre el 7 y 8 de agosto (o sea, en las elecciones). El comentario del "amigo": "Así cualquiera".

Yo le contesté (posteriormente a varios comentarios "cacerolos") que a mí no me parecía que "cualquiera" pusiera su auto para ayudar al partido y estuviera sábado y domingo llevando gente, fiscales, morfi, etc. Que además me parecía bien que el partido por lo menos pagara la nafta y no asumiera que los colaboradores iban a poner además del auto, el combustible.

Se ve que el comentario pegó, porque borró el post de su muro. Pero me queda la duda: ¿por qué cuando vio el vale lo único que se le ocurrió que a la gente le iban a pagar con nafta su voto? ¿No era más lógico pensar que era un vale para el que pone el auto? A mí no me constaba, pero me parece lo más lógico que un partido se maneje con vales y no dándole plata.

Marcelo D. Foti dijo...

Hola Gerardo y todos, creo que aunque sea cansador hay que tratar de seguir explicando. Hoy la información en términos generales, está disponible con bastante facilidad en internet, lo que ayuda a construir argumentos sobre bases fácticas indesmentibles (cuando por ejemplo son leyes o decretos. Ahora por si no lo leyeron, les paso este link de P12 en su sección "la ventana" que aporta me parece, un par de ideas interesantes sobre el tema.

http://www.pagina12.com.ar/diario/laventana/26-279150-2015-08-12.html

A mi me ha pasado, en el intento de explicar/replicar al ocasional interlocutor, generalmente prendido fuego de indignación contra "este gobierno corructo que roba más que ningun otro en la historia del país", ante la presentación de argumentos al menos 4 tipos de respuesta. "Vos sos corrupto como ellos" "Cuanto cobras por defenderlos" una más bien rara, dado que son ellos los que traen el tema, "Eso mo me interesa" o su versión tácita desvían la vista y no te dan más bola y por último más raro todavía aquel que se para a escuchar, con cara de desconfiado, eso sí, pero que por ahí aunque no acuerde del todo se lleva el argumento.

Slds

Marcelo Foti

Martín Lat. dijo...

Marcelo Ignacio: Yo creo que lo peor del caso es que no se creen la mentira (incluso a veces puede no haber tal mentira), o bien, quizá creen el argumento (por ejemplo, "Aníbal Fernandez es un narco") pero son concientes a la vez que es una jugada política del medio para hacer daño.

El problema mas grave de eso, en este caso particular, es que los convencieron de que hay que sacar al gobierno como sea. No importa que un grupo concentrado de medios, respondiendo a un poder que pretende co-gobernar el país e imponerle a los gobiernos que medidas deben tomar, sea el que arma una campaña sucia contra un tipo que se somete al voto popular. Aún si yo supiera fehacientemente que Aníbal Fernández es narco lo preferiría a que Lanata me diga a quien tengo que elegir. Porque los tipos que están atrás de esa movida son gente tan jodida como un narco con el agravante de que no los podemos elegir ni sacar de su situación de poder, ni podemos evitar su extorsión a los gobiernos democráticos y sus imposiciones vía "mercados". Es inconcebible que muchas personas no se estén dando cuenta de que Macri va a licuar sueldos a morir con la excusa del "dolar libre" que el tipo fue a prometerle a los empresarios (y se encargan todos los días de que quede bien claro), sin embargo lo justifican y votan para el lado del empresario, es difícil de entender, pero así funciona la forma en que los medios te van llevando, haciéndote creer que tus problemas pasan por un cierto lugar ("inseguridad", "cepo cambiario", "indec") y que esos problemas se van a solucionar con el cambio de administración, cuando en realidad todo pasa por que ellos digan o no que existe (antes del 2007 no se hablaba de "inseguridad", por ejemplo). Por eso digo que es una dictadura de los medios, porque ellos imponen a la fuerza algo que en principio no es conveniente. La diferencia de la forma en que lo imponen es que no usan la fuerza o la violencia física, sino que lo hacen a partir del control del tráfico de información e imponiendo que es la verdad y que es la mentira, o "marcando la agenda".

Es tremendo que tantas personas pasen por alto esto, no ya la mentira o no, porque la mentira es algo que existe todo el tiempo en la vida en sociedad. Pero el hecho de que la información que los medios publican tiene un objetivo concreto que es en su propio beneficio y en beneficio de los tipos que los financian o los patrocinan, eso sí es un hecho grave que muchos eligen pasar por alto.

Salutes.

raul dijo...

Interesantes comentarios resultan Todos los anteriores. Con todos coincido en la mayor parte de lo expresado.
Ahora les cuento: Vivo en Mar del Plata desde hace más de treinta años. Esta es una ciudad que tiene una población de adultos mayores (3º y 4º edad) que llega al 21.30% de todos los que habitamos General Pueyrredon. Son muchos mayores, sin dudas. Desconozco si en otra ciudad de Argentina ocurre algo parecido. Ahora bien: De esa cantidad de adultos mayores la inmensa mayoría está jubilada y/o pensionada. Siempre tengamos presente que hay muchas/muchos que cobran su jubilación y también la pensión de su fallecido/a cónyuge. De ese universo, un grupo grande está jubilada sin haber completado aportes (la mayoría nunca trabajó: Ejemp. Amas de casa) ¡Y no me corran conque el ama de casa trabaja mucho, etc etc!. Los jubiletas esos pagan una moratoria que más que nada es un hecho simbólico.
Pues ocurre que vociferan barbaridades contra "los planeros", sin percatarse que sus beneficios si bien son justas reparaciones, también son planes. Todos usan la moratoria para justificar que ¡NO les regalan nada! ¡nosotros pagamos! Más caraduras imposible!!!.
Por supuesto que como son esos 3.5 millones que no aportaron, cobran la mínima. Entonces esta gente putea, critica todo acto de gobierno,odia todo lo que sea Kirchnerista. Uds. no saben lo que es frecuentar los muchos centros de jubilados de Marpla,. Todos los peores insultos hacia la Presidenta se pueden escuchar allí; Cuando se les recuerda que esos centros reciben aportes del estado nacional, contestan con el consabido ¡te tiran una limosna de todo lo que se roban! ¡Corruptos!
Lamento sentir que "los odiadores" NO tienen regreso, no quieren, no saben o no pueden, aunque personalmente creo que NO quieren. Hay varias radios que todo el día y todos los días del año, alteran la paz social destacando solo lo malo que ocurre en el país y sobre todo en Mardel; El comentario de los que llaman es ¡¡Nos están matando!! y el gobierno no hace nada, mejor dicho si hace ¡les paga un sueldo a los presos más alto que a nosotros. Entre las radios con móviles que solo entrevistan a victimas de hechos criminales, figura a la cabeza radio "brisas", que tiene repetidoras en Tandil y Pinamar. Figura como dueño Franco Bagnatto, pero todos sabemos que es un testaferro, el verdadero dueño es DON Pagano, titular de la cueva "La Monetta", quién tiene pedido de extradicción de yankilandia por lavado de plata negra. Acá todo comerciante que quiere sacar la plata evadida de impuestos recurre a el DON Pagano y su cueva.
Acá la Vidal fue votada para gobernador por el 41% del padrón, vive en CABA pero el jovaterío y muchos otros no la conocen pero la idolatran. Soy pesimista con respecto a los odiadores.

Politico Aficionado dijo...

Conozco personajes como los que describe raul, incluso tengo parientes con esas características. Por ese motivo descarto los medios cruentos como el rifle sanitario o la lobotomía frontal. Tampoco avalo el electroshock y los campos de reeducación.

Hay quienes cifran sus esperanzas en los tratamientos prolongados de dos tomas diarias de Boludiazol Compuesto x 8 mg, antes de las comidas principales y asistencia psicológica, pero por ahora los resultados son dudosos.

En conclusión diría que tenemos que aprender a convivir con estos conciudadanos, no enojarse (el que se enoja pierde), e intentar con la mayor paciencia del mundo, de hacerlos razonar.

Anónimo dijo...

Diego,

Das tan por supuesto que el típo de educación vigente es "dado", que pasás por alto que eso que notás cae dentro de lo que digo que debe cambiarse. Algun día, tal vez.

Es notorio que en general "no se confíe en la educacion para...". Siempre que se habla de política o sociedad en general, todos (todos) creen (o dicen que creen) en la "importancia de la educación", o cosas por el estilo. Pero también casi siempre dejan un apartado en el que, oh: "la educación no sirve para eso".

En general, si siguen los dos tipos de argumentos, con cierto rigor hasta alguna conclusión, llegan a la conclusión paradójica (a la que en general tampoco nunca llegan porque según el tema a veces piensan una cosa y a veces otra) de que la educación es socialmente de lo más importante, casi esencial, pero también es inútil.

Supongo, lo que se olvida es que la educación es una herramienta política, más o menos "arbitraria", diseñada para lograr determinados objetivos sociales. Es un instrumento. Pero hoy a su forma actual se la da tan por supuesta, tan natural, que se escapa que: en los hechos ya no cumple exactamente el objetivo original para el que fue diseñado (porque no puede, porque la realidad reveló ser otra); ni ese objetivo originalmente planteado es de por sí deseable.

En general: ¿no mueve ni siquiera una inquietud, que el "ciudadano promedio" pase años de su infancia, niñez, adolescencia -cuando no más allá- yendo horas diarias a una institución especializada... ¡en formarlo como "ciudadano"! y el resultado promedio sea esto que Gerardo llama "zombis ciudadanos"? ¿Y que es algo en que no incide la mayor o menor "calidad" de alguna institución, o maestros, o profesores, ni con la "calidad" (puntaje promedio) del alumno?

Saludos,

Alfre

Daniel B dijo...

Gerardo:

Termocéfalos hay en todos lados y partidos, tanto opositores como oficialistas.

Unos se dejan llevar por la bajada de linea de "monopolio Clarin", y los K por lo dicen los medios oficiales y los multimierdos para oficiales.
Hay legiones de zombies, tanto anti K, como ultra K. y los 2 aburren por demas,

Ya se que los opos son opas, pero lo que me llama poderosamente la atencion es el caso de los zombies K, que se caracterizan "por tener todo estudiado", es la capacidad para repetir sloganes vacios, defender posiciones sin argumentos tecnicos, y la flexibilidad mental para reconsiderar posiciones y contradecirse en menos de 24hs.

Politico Aficionado dijo...

Tambien están aquellos que cuando se deciden los destinos de la Patria deciden no estar en ninguno de los bandos en pugna (o en ambos).

Entrada destacada

Carta Abierta a Carta Abierta