viernes, 29 de mayo de 2015

Las puertitas del Sr. Scioli



Reproduzco íntegro este post del amigo Contradicto que, la verdad, me hubiera encantado escribir a mí.




Buenas noches, simpáticos amiguitos y amiguitas, las operaciones de lobby y alineamiento sobre el precandidato Daniel Scioli ya empezaron.

Al establishment no le pareció significativo que todavía no haya ganado las PASO del FPV ni mucho menos que no haya enfrentado al (los?) candidato opositor en las Generales.

Apenas empezaron a semblantearse difusas imágenes del escenario futuro más probable, los muchachos de siempre corrieron a morderle los talones a Scioli (ya es Daniel, o todavía falta?) para disciplinarlo. El grito de guerra fue “Cómo que Kicillof es insoslayable?

DOS la va a tener difícil, pero no sólo durante la campaña sino (si confiamos en las encuestas que se publican y lo que venimos prediciendo en este blog) a lo largo de sus primeros meses (años?) al mando del Ejecutivo.

Esta preocupación íntima que el establishment no puede disimular lleva a pensar que el latiguillo “Macri Scioli Massa son todos lo mismo porque son nuestros” que se sugiere desde ciertas usinas mediáticas puede haber perdido vigencia. Y verosimilitud.

Si el razonamiento fuera corto y voluntarista, uno podría abandonarse a la idea de decir: depende todo de Scioli, de su fuero íntimo, de lo que quiere y desea, para sí mismo, para sus compatriotas, para el país. Lo empezaríamos a comprobar con el discurso de asunción en la Asamblea Legislativa durante el cumpleaños número 32 de nuestra democracia adolescente.

Es bien más complejo que eso. En la hipótesis de convertirse en Presidente por el FPV, nuestro hombre se interna en el seno de dos poderosas corrientes contrapuestas, las de siempre, en Argentina mucho más a la vista que en otras geografías: el poder económico versus el poder popular.

Si decide por el primero y encarrila una serie de medidas tendientes a enfriar la dinámica de inclusión vía redistribución progresiva, gana el favor de los que vienen pensando que les es propio. Muy bien:  tenés el favor de ellos, que suele convertirse en el abrazo del oso. Como sugería García que le decía Magnetto, a un presidente se lo cuida al principio (para funcionalizar negocios), se le pega un poco durante (para disciplinarlo) y se lo maltrata al final (no para cambiarlo sino para mandarle señales inequívocas al próximo).

Además de ese activo lábil, tenés con vos a todo el cacerolismo marchador nismanista más puro pero también a una amplia masa de compatriotas a los que les es muy difícil entender y convivir con el clima de crispación (en el que el kirchnerismo se desenvuelve sin complejos).

Cuánto es eso? No es poco. Si la mejor imagen positiva a la que puede aspirar hoy CFK se sitúa en el orden del 50% (hola Lula), entonces estamos hablando del otro 50% que no la banca. La magnitud y densidad de la clase media baja que se autoasume media media es significativa y se incluye en el "viste-lo-que-hizo-la-yegua" que vocalizan en nombre de los patrones. Pocas cosas tan robustas como la autoestima de un argento. En particular si es hijo de napolitanos.

Decimos que el clima de “crispación” baja. En esta hipótesis nos animamos a creer que Scioli apuesta a que esto ocurra. Ojo, no estamos diciendo que elige esta variante. Estamos diciendo que creemos que Scioli creé que el clima crispado es un factor sobre el cual vale la pena trabajar. Lo que explica su propensión al tendido de puentes: visitar la muestra de Clarín, inaugurar alguna exposición ruralista, sacarse una foto con Macri, jugar un picadito con Massa, etc.

Creemos que su deseo es bajar esa tensión latente, porque creé que eso dificultaría su tarea ejecutiva. Podríamos denominarlo Síndrome de Bajo Umbral de Tolerancia a la Confrontación. Que abre un enorme signo de interrogación frente a cómo resuelve el conflicto. Negociar está siempre bien. Pero no es negociar si su única variante es ceder.

Proporcional a la magnitud y velocidad de este reajuste, en la vereda opuesta se erige la minoría intensa kirchnerista. Es la que, ahora sí, potenciará la crispación si el camino elegido por Scioli es el de jugar a menos frente a los factores de poder económico. En un punto, no es relevante si el que rompe la botella en la gresca es el Cuervo Larroque; el peligro que representa es menor.

“Pero si Ella, como Fierro,
por ahi se larga opinando,
el pobre se va acercando
con las orejas alertas,
y el rico bicha la puerta
y se aleja reculando”*

Esta claro que la opción de deslizamiento “a la derecha” significa también sentar los cimientos para un adversario de características únicas. Se llama Cristina Fernández de Kirchner y algunos eventos de las últimas semanas demuestran que no sería un adversario fácil (conviene ir a preguntarle a Magnetto qué opina al respecto). Sin soslayar que su capital político parece recién lustrado.

Hay expresiones facilistas aquí y allá. Las dicen los mismos que llenan el silencio de los ascensores hablando del clima: “en el peronismo el que tiene la lapicera manda”. Seguro: por eso el Tío Cámpora lo puso a Perón de concejal en Lobos. Nada más ilusorio. El peronista, ese que tiene el bastón de mariscal en la mochila, no sigue al que tiene el poder nominal sino al del poder real. Adivinaste. La particularidad del peronismo es que es un movimiento que tiene gran éxito en lograr que ambos sean uno y único.

La otra expresión que llena conversaciones de café es que el 11 de diciembre, con la partida de Cristina a Calafate, se termina el kirchnerismo. Otro espejismo. Sugerimos el "baño de realidad" consistente en pensar que si el sciolismo es finalmente lobo con piel de cordero, el kirchnerismo estará más cerca del peronismo resistencia 55 que del modelo neocon99. Se percibe un pasmoso baño de negación respecoto del fenómeno kirchnerista y algunos periodistas, en charlas privadas, parecen consumir lo mismo que venden.

Si así fuera, el 2016 argentino incluiría una suerte de Resistencia Peronista que en lugar de Puerta de Hierro inauguraría su Puerta de Hielo en Calafate y un largo besamanos en la Patagonia Sur convertiría al sillón de la rosada en una corona de espinas.

La cita de su discurso del 25 de mayo pasado es contundente: “espero que sigan pidiendo y luchando como lo han hecho durante la gestión de Néstor y la mía, porque si no, si no lo hacen yo les voy a decir a los trabajadores que cambien de dirigentes para que sigan teniendo los mismos derechos, los mismos beneficios que hemos tenido en estos años.” Es decir, se retira de la gestión para ir a la… política.

Varias gargantas deben haber tragado saliva en ese momento de la tarde.

En especial las de los vendedores de humo que convierten a la política en una miniserie por capítulos.
Del laberinto de Scioli se sale, como siempre, por arriba. Con un objetivo implacable.

Que el pueblo se olvide de Cristina.

Eso sólo se conseguiría de una manera: con más y mejor populismo
(y si quieren contraejemplo, basta con mirar un poco al norte, a la altura de Brasilia).

Es hora de pensar seriamente el futuro. Está en nuestras manos, dijo ella.

19 comentarios:

Leandro dijo...

Este post pendula entre la hijoputada y la inocentada

Gerardo Fernández dijo...

Ajá ¿Por?

Tilo, 74 años dijo...

El próximo movimiento electoral es demasiado serio para dejarlo librado al azar o al "vamos a ver qué pasa".
Comenzando con un verdadero infierno, fueron 12 años inaugurados con el ominoso pliego de condiciones del cipayo Escribano y sin solución de continuidad se intercalaron audacia, imaginación, desafíos, logros, conquistas, disgustos, traiciones, derrotas y sorpresas, no todas gratas y algunas de ellas decididamente terribles. Y nada de lo vivido, bueno, regular o malo, fueron excusas para no seguir empujando hacia donde se debía ir, aunque a veces, hasta algunos de los propios tuvieron miedo o dudas.
Se afrontaron todo tipo de iniquidades, ofensas, mentiras, calumnias, conspiraciones, tanto de adentro como de afuera, todas tendientes a abortar ese nuevo brote popular que había renacido con más fuerza que nunca.
Todos podemos equivocarnos, claro está. Pero tengo la intención de votar absolutamente convencido de que la opción que elija será LA MEJOR y no la menos mala.
Si no fuera así, creería que los realmente convencidos de que estos 12 fueron los mejores años del último medio siglo somos unos cuantos y que otros tantos, en lugar de una firme convicción se decidirán por lo que más convenga, por lo que menor riesgo implique. Como si los tres mandatos populares hubieran sido una prueba más. Como si la integración en una Patria Grande hubiera sido nada más que un ensayo sin compromisos. Como si verdaderamente no nos estuviéramos jugando nuestro futuro, ése que fue tirado a la basura a partir del 24 de marzo de 1976.

Don Frias dijo...

A mi tambien me gustaria que Leandro se explaye en cuanto a su comentario. Sus opiniones siempre son para tener en cuenta. Aunque a veces es mejor no meter la gamba, este articulo me da esa sensacion, es una expresion del vacio que esta interna se resiste a llenar de contenido.

Randazzo dio una charla nada menos que en carta abierta, dos horas traspirando la camiseta y todas las cosas interesantes que dijo y testimonió, fueron dejadas de lado en favor de una operetita de cuarta sobre un supuesto insulto que jamas salio de su boca.

Veo este articulo como una expresion cinica que refleja una interna de la no interna. Acaso Scioli es esto que dice el articulo? A esto nos tenemos que conformar? A la "relatividad teorica del condicionamiento"? Esto es lo que nos espera en los 4 años que vienen? No, compañeros, quiero a Scioli en Carta Abiera, quiero a los dos candidatos HABLANDO para todos y todas. Quiero que se haga un analisis honesto de la charla que dio Randazzo y los conceptos vertidos en carta abierta. Me resisto a que la interna de nuestros dos candidatos de como resultados este tipo de articulos, lastimeros y casi nostalgiosos de "algo deseado que no puede darse" como grafica el recorte del comic en la entrada original del blog cartonero.

Podemos tener nuestra continuacion nacional y popular, el candidato que queremos, podemos hacer que este romance continue si asi lo deseamos, es lo que nos dijo Cristina el otro dia.
Me niego a entregarme asi sin mas a este "mandato que viviremos resistiendo" que anuncia socarronamente el articulo, y no puedo esperar a acallarlo poniendo mi voto en la urna con la boleta del compañero Randazzo.

Leandro dijo...

Hey aclaro que ese Leandro que escribió ahí no es el de siempre, que soy yo. Y a mi el post del compañero contradictorio me pareció excelente y me hizo reflexionar mucho cuando lo leí temprano en su blog original.
Así que no se asusten compás, soy un poco ciclotimico pero tampoco la pavada!

leonel ianni dijo...

leonel
Comparto casi todo lo que dice la nota.
Creo que Scioli es un sobreviviente del poder. Que lo que vaya a pasar el 11 de diciembre está en su fuero íntimo como dice la nota, pero a mi entender no responde a sus convicciones más arraigadas sino al mero instinto de supervivencia. Que si no se bajo del barco en todos estos años (aunque amagó) fue porque las cuentas (políticas) no le cerraban para irse.
Me gusta/ría pensar que fue a la carpa de Clarín, a expoagro o a la Bolsa de comercio de Rosario sólo para que mi viejo (un asumido Castrista...de Nelson) me diga que va a votar a Scioli porque "este a los K los va a cagar". Y coincido con mi papá en que más temprano que tarde Scioli va a defeccionar a alguno de los opuestos. Pero a quién? Se lo dirá su instinto en ese momento.

claudio Maxl dijo...

A ver, la resistencia cristinista ante el sciolismo neoliberal con q canal mediatico contara para ser amplificada y no ser invisibilizada? o nos estan sugiriendo la vuelta a metodos no pacificos para luchar contra un presi circulo rojo? cual fue el resultado d la "resistencia" en la decada menemista: jubilados colgados d los portones en plaza Lavalle, despedidos a la intemperie sin proteccion d los sindicalistas-empresarios. Al menemismo ya lo vivimos y sabemos lo q cuesta desembarazarse d el, cuando el circulo rojo toma el poder los metodos no violentos le hacen coskilla.

Contradicto de San Telmo dijo...

Se agradece la generosidad, Gerardo, como siempre.

Abrazo, nos vemos el domingo en la radio y conversamos este tema.

Daniel dijo...


Contradicto;
es usted una verdadera luminaria en las reuniones de la MAK y es un gusto escucharlo allí hacer despliegue de sus análisis, plenos de información y entendimiento. Pero en esta... para mi que en la recta final el Flaco lo acuesta a Daniel Osvaldo, que quiere que le diga. De empecinados que estamos unos cuantos se lo digo, vea.
Lo que no le perdono es haber ninguneado al compañero Platini en lo que fuera su oficio en las canchas de fobal. Si lo habré disfrutado, un grande de verdad!, rescátese hombre.

Contradicto de San Telmo dijo...

Tilo, coincido en que el próximo movimiento electoral es demasiado serio para dejarlo librado al azar. Me pregunto cómo supone que se lo puede controlar. Mi post trata, humildemente, de evaluar un escenario al que cierto sector del kirchnerismo es muy refractario. Y trata de ser tan descarnado y objetivo como sea posible, sin soslayar que en la escarapela del autor ya hay dibujada una K.

Don Frías aplaudo su militancia. Lo que no veo es en qué lugar del post se habla de "entrega" o "resignación". Con un eventual ascenso de Scioli lo que viene es un juego de alta política, del cual el mejor exponente local es, sin duda, CFK. Si usté leyó cesión de poder, el artículo está lisa y llanamente mal escrito.

Leonel, así como no creo que Scioli va a visitar "la carpa de Clarín" inocentemente, tampoco creo que sea un agente secreto K que stiuza al poder económico. Creo que está probando hasta qué punto se puede bajar la crispación. Y no tengo opinión sobre si eso es bueno o malo. Es político

Claudio, no coincido. Su sentido de la pendulación en política desconoce 12 años medulares para nuestra democracia. Nada es igual después del 25 de mayo de 2003. Nada será igual después del 10 de diciembre de 2015.

Daniel, agradezco sus palabras y corro a contárselas a mi tía Clota, que siempre dijo que yo era "un chico excelente". El post es un ejercicio de conjeturas, no una apuesta. De hecho ni siquiera sé por quién voy a votar en la interna. Bueno, sí sé: voy a votar por Cristina. De Platini digamos que ni siquiera este último penal contra Blatter le entró: parecía su noche y la mandó a la columna de iluminación.

Don Frias dijo...

Contradicto. Agradecido de su respuesta, sigo su blog y lo leo en twitter. Sinceramente eso es lo que saque en limpio de su articulo, y no me parece que este mal escrito, al contrario, me parecio una cronica entre ironica, sarcastica e inteligente de lo que todos pensamos que sera la gestion Scioli.
La diferencia quizas esta en que yo no creo que el "condicionamiento" funcione asi, creo que el verdadero condicionamiento lo da el voto, lo estamos dando ahora mismo, en que Scioli anda con mas cautela que nunca. Una cautela que no mostro en su gestion en BsAs y en sus gestos hacia el FPV. No se lo pudo condicionar como gobernador y muchos menos como Presidente, opinion personal, ojala que dado el caso me equivoque.

Cristina lucho a brazo partido contra el condicionamiento del poder nacional e internacional, tantas veces las patearon en el barro, y aguanto y aguanto siendo PRESIDENTA. No es la mujer maravilla, no es una diosa bajada del cielo, no creo que desde una banca o un puesto menor esta gran mujer pueda sostener a un presidente, si vamos con esa premisa vamos fritos. Un presidente tiene que bancarsela solito, y estar preparado para batallar aun mas que Cristina, sin esperar que nadie te salve ni te venda un milagro gratuitamente.

Ojala nuestra historia no necesite otra puerta de hierro o de "hielo", ojala tengamos a un presidente con los huevos bien puestos, que sea el primero en la linea a la hora de resistir. Que la resitencia no tenga que hacerla Cristina, porque sino la vamos a pasar muy mal, y no va a ser culpa de Cristina.
Saludos cordiales!

oti dijo...

Excelente el posteo del compañero Contradicto. Y me parece que está en línea con lo que había planteado en el comentario del 22 de mayo de 2015, 7:42 p. m. al post de Gerardo titulado “los desafíos del kirchnerismo a partir del 11 de diciembre”.

Tenemos que luchar constantemente contra las ideas “nominalistas”, “positivistas”, mecanicistas o formalistas que surgen espontáneamente por todos lados. Muchos compañeros K y P son víctimas de tales ideas, incluso no pocos que se consideran a sí mismos muy inteligentes.

La virtud que tiene el análisis de Contradicto es que pone muchas cosas en su lugar. Las partes que estimo decisivas son los siguientes 3 párrafos:

1) “Es bien más complejo que eso. En la hipótesis de convertirse en Presidente por el FPV, nuestro hombre se interna en el seno de dos poderosas corrientes contrapuestas, las de siempre, en Argentina mucho más a la vista que en otras geografías: el poder económico versus el poder popular.”

2) “Hay expresiones facilistas aquí y allá. Las dicen los mismos que llenan el silencio de los ascensores hablando del clima: “en el peronismo el que tiene la lapicera manda”. Seguro: por eso el Tío Cámpora lo puso a Perón de concejal en Lobos. Nada más ilusorio. El peronista, ese que tiene el bastón de mariscal en la mochila, no sigue al que tiene el poder nominal sino al del poder real. Adivinaste. La particularidad del peronismo es que es un movimiento que tiene gran éxito en lograr que ambos sean uno y único.”

3) “La cita de su discurso del 25 de mayo pasado es contundente: “espero que sigan pidiendo y luchando como lo han hecho durante la gestión de Néstor y la mía, porque si no, si no lo hacen yo les voy a decir a los trabajadores que cambien de dirigentes para que sigan teniendo los mismos derechos, los mismos beneficios que hemos tenido en estos años.” Es decir, se retira de la gestión para ir a la… política.
Varias gargantas deben haber tragado saliva en ese momento de la tarde.
En especial las de los vendedores de humo que convierten a la política en una miniserie por capítulos.
Del laberinto de Scioli se sale, como siempre, por arriba. Con un objetivo implacable.
Que el pueblo se olvide de Cristina.
Eso sólo se conseguiría de una manera: con más y mejor populismo
(y si quieren contraejemplo, basta con mirar un poco al norte, a la altura de Brasilia).
Es hora de pensar seriamente el futuro. Está en nuestras manos, dijo ella.”

Lo valioso de estos párrafos es que ayudan a entender lo que a muchos analistas e intelectuales les cuesta horrores: que la realidad consiste en un proceso dinámico global continuo cuyos elementos constituyen sus singularidades. Esto se aplica a toda realidad, no solo a la política local, ni solo a lo local, ni solo a la política. Si no se comprenden las implicancias de esto se corre el riesgo de vivir en un mundo formal, de fantasía, es decir, fuera de la realidad local y mundial.

A) En tal mundo de fantasía las mentes renuncian a pensar y asumen supuestos (“autoevidentes”, Aristóteles dixit) y miran los elementos y hacen deducciones legítimas. Este es el mundo de los que les gusta argumentar, la elegancia estética, la autoridad académica.

B) Mientras que, en el otro mundo, el de la realidad, las mentes piensan y se apasionan por producir alguna hipótesis que les provea la clave de aquello que ven porque saben que lo que ven provee la paradoja, enigma o problema, pero no la clave. El valor de esas hipótesis residirá, como mínimo, en la congruencia lógica y univocidad que tengan sus conceptos y, como máximo, en la capacidad de predecir o pronosticar.

Sigo en el siguiente.

oti dijo...

La futura presidencia de Scioli o Randazzo no son elementos que se agregan “por afuera” al proceso político. Son una especificidad o singularidad del proceso mismo y, en cuanto tales, no pueden ignorarlo. Tampoco el papel político futuro de CFK será un elemento agregado por fuera de tal proceso. El contenido popular del proceso político tampoco es un elemento “externo” o “contemplativo”. El elemento oligárquico del proceso político general tampoco es algo externo o por fuera.

La ventaja que tiene el elemento popular por sobre el oligárquico es que el proceso global va más a favor de lo popular que de lo oligárquico. Si no fuera así no estaríamos discutiendo si Scioli o no Scioli, estaríamos pensando en organizar las movilizaciones contra Macri.

La tarea de los líderes populares es facilitar las condiciones que hacen que el proceso general juegue a favor de lo popular. Si no se dedicaran a esa tarea no serían líderes. Son tales en la medida que tengan éxito en la tarea.

En el mundo extraviado de A), ser presidente o ex presidente es más o menos lo mismo, sea Menem, Duhalde, Kirchner o próximamente CFK. Creen que la política es un teatro de pantomimas indistintas en actividad o en retiro.

En el mundo B) pensamos que la política es un proceso de construcción de una orientación hacia los principios cuya satisfacción mejora material y espiritualmente al elemento popular.

Probablemente, los de A) dirían que la política es una lucha de poder a lo Trasímaco, que no hay principios, sólo lo que el poder diga qué es bueno y qué malo. Frecuentemente, a los extraviados en este mundo les molestan las intromisiones cualitativas (diferencias de principios, de orientaciones estratégicas), puesto que pretenden que “todos están en lo mismo”, todos somos las bolitas que chocan caóticamente entre sí dentro de una cajita en el eterno vacío.

Estas maneras de ver de A) y B) cruzan todos los espacios políticos e ideológicos, no tienen correspondencia unívoca con ellos, de allí que resulta difícil la lucha permanente por la clarificación, puesto que, frecuentemente, los extraviados del mundo A) son nuestros propios compañeros.

Por eso es de decisiva importancia la función del liderazgo y, aún más, la de la conducción política entendida como la entendía JDP, porque contribuye a que, tanto extraviados como clarificados, todos pateen para el mismo arco, impidiendo que la voluntad política contraria (la del sector oligárquico) encuentre fácil la tarea de disminuir cuantitativamente el apoyo al sector popular.

Anónimo dijo...

Este post de Contradicto, tiene el mismo defecto que tantos otros. Pretenden desayunarse la cena.

Si todavia no gano las PASO imaginate lo que falta.

Ahora para consultar pitonisas...prefiero las gitanas.

Fraternalmente
Rojo y Negro

pequenia alesita dijo...

la verdad, espero muy sinceramente que gane randazzo.
no le tengo nada de confianza a scioli, y varias informaciones (independientes entre sí) de personas cercanas a él me lo refuerzan. realmente creo que la única forma de que se mantenga en la misma línea que hasta ahora es rodeándolo por todos lados, y aún así lo veo muy complicado.

creo que CFK hizo lo más cercano a apoyar abiertamente a randazzo, que fue impulsar la estatización de los ferrocarriles. también ahí veo señales que me llevan hacia ese lado.

pero bueno, estamos todos pensando en octubre cuando lo importante, ahora, son las PASO. elegir al candidato correcto. porque si nos equivocamos, y realmente scioli panquequea, se nos viene negra la cosa.

Carolina dijo...

Coincido con los que huelen en este artículo (y en los K que piensan votar a Scioli en las PASO) un tufillo a resignación.
Con el criterio del condicionamiento y la exigencia popular, también podríamos votar a Macri y después exigirle, con la ayuda de Cristina y el "aparato", que tome las medidas que nosotros queremos.
Todos los días a la plaza, piquete y huelga y ya está, ahí tendremos al Macri kirchnerista que tanto preferiríamos.
Sí, ya sé, es una comparación forzada, pero va por ese lado la cosa que proponen.
¿O piensan que vamos a tener una plaza como la del 25 de mayo cada vez que Scioli haga algo que no nos guste?

Lo sostengo otra vez: no demos por sentado que va a ganar Scioli en las PASO, porque si no, caemos víctimas de las "encuestas-operación".
Un abrazo

ruben dijo...

http://elhombre3.blogspot.com.ar/2015/05/todos-los-problemas-del-pais-se-reduc
En lo personal adhiero a lo que plantea Don Chango en su post.

oti dijo...

Peq. alesita, Carolina: en todos lados hay gente que genera desconfianza, en el K también. Hay cada atorrante! Esto no se puede evitar en política. Pero lo que sí se puede evitar es que, habiendo un líder que nos lleva en la dirección correcta, los atorrantes se metan a dirigir cosas que no tienen que dirigir.

Está claro para todos nosotros, que la líder es CFK y que esa cualidad no se la dio su condición de Presidenta sino algunas de sus decisiones que nos llevan a todos por el camino correcto.

Yo creo que estaríamos en problemas si CFK renuncia al comando luego de que venza su mandato. Pero por el discurso del 25 en la plaza (ver la parte que rescata el compañero Contradicto) parece que CFK no va a renunciar al comando.

Por lo tanto, en la medida que ella participe e influya en la orientación estratégica, es difícil que suceda algún extravío. Podrá haber medidas que gustarán más o menos, pero no creo que eso signifique un cambio en la estrategia que se mantendrá.

No se trata de condicionar ni del aparato, ni tampoco de que da lo mismo cualquiera. Ni Scioli ni Randazzo tienen las cualidades de CFK que son las que hicieron, junto con el apoyo popular, la realidad que Scioli y Randazzo tendrán que asumir.

uno dijo...

Como dice la compañera Presidenta: A todas y todos: En mi diaria militancia tengo oportunidad de conversar con muchas compañeras y compañeros, si bien no me he ocupado en hacer una encuesta puntual, el tema "a quién voto en la interna" surge constantemente. Y les puedo mencionar que el flaco Randazzo le gana a Scioli. Si bien esto que digo representa un ínfimo espacio de territorio (milito en Pcia. de Bs.As.)y no puede ser medida nacional, gana Randazzo!. Lo que la mayoría de los compañeros tienen en cuenta es que el ministro es un tipo MUY laburador, libre de cualquier sospecha de traición, dueño de una tenacidad al estilo de Cristina, y confiable en cuanto a no ceder ante los embates de lo que llaman stablishment, que la voz de la calle le dice de otras formas.
Nadie tiene ,en este tema, certezas absolutas, y les aseguro que la gente "de a pié", las bases, el electorado, como se le quiera decir....NO mastica vidrio, no es influenciada por "las encuestas" porque saben o sospechan que no son ciertas, no votan por el que les dicen "que va a ganar"....esas prácticas ,quizás, se vean en las clases más acomodadas. El "de abajo" valora SIN GRUPOS lo que el Kirchnerismo conquistó para ellos, quieren MÁS y no están dispuestos a perder ni un cachito........Se los puedo asegurar.

Entrada destacada

Corea del Centro, el hit del verano que se viene