martes, 26 de mayo de 2015

De Narváez: Si la oposición no se une, el kirchnerismo gobernará 20 años (y si se une, también)


A esta altura de los acontecimientos podríamos arriesgar que las cartas ya está jugadas y que la gran PASO opositora es casi una quimera. Lo importante, empero, es pensar si esa unidad tendría la suficiente fuerza como para ganar a nivel nacional, entre otras cosas porque lo que está en juego ahora no es la sumatoria de individualidades sino la confrontación entre la continuidad del FPV en el gobierno y el retorno a las políticas que nos arrastraron a la peor crisis de nuestra historia. Para encabezar esta restauración, los grupos de poder ya han definido su apoyo total a Mauricio Macri y Sergio Massa se va secando de manera contínua e irreversible: para ciertas etapas dos son mucho y hoy Sergio sobra.

Por eso el principal desafío del FPV para garantizar la victoria consiste en mantener su unidad, entendiendo que el enemigo no está dentro de sus filas, pero fundamentalmente asimilando el mensaje de Cristina de ayer en la Plaza:

“NO TENGAN MIEDO POR LO QUE VA A PASAR, USTEDES SON LOS VERDADEROS DUEÑOS DE SU DESTINO"

Nosotros tenemos algo que ver en cómo seguirá el proyecto luego del 10 de diciembre, y por momentos se me ocurre que bastante más de lo que se pueda pensar.

5 comentarios:

Diego dijo...

A Massa no sé si le conviene bajarse. Podría esperar 4 años más mirando desde afuera. ¿Pero Macri? Si no gana ahora, ¿qué va a hacer 4 años en el llano?

Fer dijo...

El perdedor de las elecciones presidenciales muere electoralmente: Luder, Angeloz, Bordón, Masaccessi, Duhalde, Menem pos 2001, Carrió, Lavagna, Binner, Alfonsito.
Macri no será la excepción.
Que le vaya pidiendo la oficina y el gas mostaza a Angelici.

Politico Aficionado dijo...

No caigamos en el triunfalismo, ni en la depresión a la primera derrota. Debemos militar con inteligencia y sin desmayo en los meses que vienen, peleando cada voto.

No sabemos que operaciones tendremos que enfrentar, pero Cristina nos advierte en su alocución del 25-05, que no se van a andar con chiquitas.

Anónimo dijo...

tocayo fer, guarda con confiarse en que Macri desaparece como opción política si pierde, Lula perdió en Brasil tres elecciones antes de ser electo presidente; Evo creo que también perdió algunas. Ya se que la estatura política de unos no es la de otros, pero no creo que haya que dar nada por seguro
fernandobbca

oti dijo...

Gerardo, lo de Macri como candidato de los grupos de poder es mucho más peligroso que una restauración al estilo de los '90 porque los '90 fue posibilitado por la vinculación orgánica de nuestro país con una fase de auge globalista.

Hoy no existe tal cosa, ni siquiera una fase de declive. Lo que existe es una crisis sistémica de desintegración de los sistemas monetarios y financieros mundiales, sobre todo los relacionados a la burbuja de derivados en el sector NorOccidental.

Por lo tanto, lo que representa Macri como cara de esos grupos de poder es un enganche de nuestro país a esa crisis sistémica y, encima, a las políticas de deterioro geopolítico que tal crisis ocasiona y que practican USA y algunos países de Europa Occidental bajo la tiranía oligárquica angloamericana. Todo esto es un verdadero horror para la Argentina.

¿Se imaginan a Macri en componenda con Obama para alinear a la Argentina en las provocaciones contra Rusia y China? Esto sería una vergüenza indecible y, por suerte, impracticable.

Yo pienso que, como es impracticable, por eso los grupos de poder detrás de Macri no pueden gobernar a no ser que hagan forzamientos antidemocráticos.

Entrada destacada

Corea del Centro, el hit del verano que se viene