jueves, 3 de abril de 2014

¿Queremos más Estado o más policía?



Como bien dicen los amigos de artepolítica, "el tema es qué estado hace falta: ¿hace falta más policías que administren y manejen la frontera del delito? ¿Más trabajadoras sociales? ¿Más maestros? ¿Más obreros de obra pública? ¿Más empleados de Anses? ¿Más agencias impositivas? ¿Qué estado? ¿Financiado con qué dinero? ¿Orientado con qué leyes?"

En realidad los que hablan de estado "ausente" apuntan sólo a incrementar su faz represiva, sin contar que al mismo tiempo pactan una creciente ausencia estatal en áreas como el comercio exterior de granos, a juzgar por los fluidos contactos de algunos candidatos con la crema de la patronales agropecuarias.

Hay un espacio de irracionalidad que es presa fácil para los vendedores de humo manodurista y es la suposición de que podría llegarse a un punto óptimo en materia de seguridad: una quimera total, como la del cibernauta que instaló un antivirus de la ostia y cree, de manera infantil, que puede navegar seguro. Basta que se cruce con un virus puesto en funcionamiento un rato después del antivirus que compró para que su máquina quede infectada. Es como la utopía de la seguridad del que se compró el auto más "seguro" y no repara en que como no se lo pueden llevar cuando está cerrado entonces inventaron  la "entradera"...  ¿O, acaso, las rejas y alarmas han contribuido a disminuir los asaltos? (alguna vez habrá que abordar también la industria de la "seguridad"). ¿Y qué nivel de "seguridad" tiene el señor que se fue al barrio privado cuando sale a la "vía pública" y un semáforo lo detiene?

Los que abominamos las proclamas oportunistas en materia de seguridad también vivimos acá y padecemos las mismas consecuencias que el resto de los ciudadanos. Los chorros de baja estofa no elijen victimas "anti K" y así como no salen a la calle con el código penal bajo el brazo tampoco llevan consigo una tablet con el blog de Andy Tow. Tenemos familia, hijos que salen a bailar y los mismos miedos que el resto, con la diferencia de que intentamos analizar la problemática con un poco más de responsabilidad, sin desconocer, incluso, que seremos estigmatizados por defender esta posición. Pero hay que buscar algo de responsabilidad en este debate y la verdad es que sin trabajar seriamente en achicar la exclusión es impensable que se reduzca el arrebato callejero con el agravante de que la mayoría de las medidas que tomó el gobierno para llevar Estado a los sectores más desprotegidos fueron estigmatizadas o calificadas como meros espasmos clientelistas.

Porque la verdad es que "Estado ausente" es lo que nos dejó el neoliberalismo y no sólo en materia de seguridad: su desguace fue funcional a un proyecto político de despojo, por eso será interesante ver de ahora en más cuáles de sus áreas planean reconstruir los declamadores del estado "Presente", no sea cosa que les preocupe sólo su faz represiva y tiren para atrás su presencia en la economía, por ejemplo.

Lo que es innegable es que el kirchnerismo tuvo la firme convicción de reconstruir el Estado entendiendo que es el instrumento indispensable para enmendar el tejido social y si bien es cierto que cometió errores o que podría haber hecho más, también es verdad que el dispositivo político/comunicacional opositor en lugar de sumarse, de acompañar y proponer correcciones, se dedicó a petardear una a una cada medida. La enseñanza es que solo no se puede lograr todo, por eso el gobierno revisó sus errores y convocó a especialistas de las fuerzas de oposición a pensar en paz una reforma al Código Penal vigente y ya sabemos cómo se reaccionó desde algunos espacios.

El gran desafío es sacar de la agenda electoral estos temas y ponerlos como políticas de Estado.

El desafío es crecer.


10 comentarios:

Barullo dijo...

En el libro Freakonomics se analiza el tema de la relación del delito y el aborto (http://www.taringa.net/posts/info/4466356/Un-fragmento-del-libro-Freakonomics.html).

No voy a decir que tiene razón, pero lo que sí se pone de manifiesto en esa línea de pensamiento -y es algo que deberíamos señalar- es que los delincuentes son jóvenes. Pero no menores de 12 años. Por lo tanto, quien pretenda que el kirchnerismo no haga nada, ignora que ese delincuente de hoy es el producto de una infancia que transcurrió hace 15 años, por lo menos. Y que seguramente si alguno de sus familiares ya habían empezado a delinquir, lo más probable es que haya sido educado con esos valores. Después es muy difícil que la escuela se los quite.

Julio dijo...

Excelente nota Gerardo. Va correo privado con comentarios.


Osvaldo dijo...



En clave de caricatura , el Estado ideal de la derecha , en el límite, es el que se ocupe solo de la seguridad y financiado por impuestos cobrados...... a los que menos tienen (ya que, en su concepto, ellos son los que generan la inseguridad, no?)

Predicad0r ∞(...)∞ dijo...

La "gente" quiere presente un Estado que ejecute a los indeseables...Son losque disfruta con gatillo facil o la tortura policia..ESE Estado es el que quieren presente...

"el que mata tiene que morir" decia la filosofa del telefono desde las entrañas del fascismo de caricatura..

A los vecinos de barrio Azcuenaga de Rosario habria que mandarlos a Pakistan: "ISLAMABAD (AP) — Siete hombres fueron condenados a muerte el miércoles por participar en el linchamiento de dos adolescentes en una agresión que fue grabada y mostrada ampliamente por la televisión, informó una corte de Pakistán.

El abogado de la fiscalía Shakil Thakur señaló que la corte también condenó a 10 policías a tres años de cárcel por haber observado el linchamiento el año pasado y no intervinieron para impedirlo.

El ataque que ocurrió en la ciudad de Sialkot fue grabado en video por un transeúnte y fue difundido por la televisión paquistaní, lo cual sorprendió a muchos en el país.

Los dos adolescentes que fueron linchados al parecer eran ladrones. Fueron asesinados a golpes y luego colgados de un poste de energía eléctrica.

Los juicios se llevaron a cabo en una prisión de la localidad de Gujranwala, en la provincia del Punjab. Los veredictos fueron entregados el martes." https://ar.noticias.yahoo.com/pakist%C3%A1n-pena-muerte-participantes-linchamiento-065105963.html

Udi dijo...

En mi lejana infancia las panaderías no abrían los lunes. Había un estado que regulaba eso. ¿Será ese el estado presente que reclaman los que apañan linchadores? No, ese estado les molesta. Quieren el estado presente para que les mate a los que sobran.
Salute, Gerardo

Anónimo dijo...

A todos los que escribieron hasta ahora: Les puede entrar en su cabecita que somos muchos los que reclamamos un estado presente en todos los aspectos de la sociedad y no entramos n esa clasificación simplista y estereotipada? Seguramente que hay mucha gente que cae en ese baúl, y a los cuáles les pueden poner ese rótulo. Pero sepan que no somos todos iguales. Yo reclamo, exijo y lucho por un Estado que se meta, que participe, que regule, tanto en lo macroeconómico, como en el día a día. Quiero un estado que garantice nutrición y educación para todos los chicos, y trabajo para los padres, para que no sean tentados por la droga y el delito. Ahora bien, mientras eso sucede, tambien quiero que el Estado me proteja de los delincuentes, que no me roben cada 2 x3 en delitos violentos. Que los delincuentes no salgan a las 12 horas. La sociedad no se divide en "linchadores" vs. DDHH....

omar hernandez dijo...

Estoy totalmente de acuerdo con su comentario,sin embrago creo que un punto que nos es difícil abordar a los que pensamos en gobiernos progresistas es encarar la eficiencia en los servicios que presta el estado en relación a los montos que se invierten y la cantidad de recursos humanos involucrados.No es distinta la situación de la seguridad y su administración que la de la salud publica o la vivienda o la infraestructura o la educación,lo que pasa a mi juicio es que es mas explosiva desde el punto de vista mediático (miedo).Creo que es la cuenta pendiente mas grande que tenemos como sociedad y no desde el punto de vista liberal del análisis del gasto (recorte),por el contrario,desde el lugar que los que necesitan un mejor estado son los sectores mas vulnerables.Claro que este tema significaría repensar la relación con los sindicatos involucrados,las empresas proveedoras de bienes y servicios,la profesionalizan de la gestión publica como carrera universitaria y hasta donde los partidos politicos deben ocupar con cuadros propios la tarea.La esperanza es que al final de la administracion se encaro lo que a mi juicio serán éxitos que otro capitalizara YPF y Ferrocarriles.

El Monto dijo...

A los linchamiento en los 70 se los llamaba ajusticiamiento.

Anónimo dijo...

Hoy en día aparece en televisión gente diciendo que los pobres son potenciales asesinos. Creo que ese tipo de personas le quitan seriedad al reclamo por la inseguridad. Al fin y al cabo, la gente pobre es la que peor la pasa, porque convive todos los dias con la violencia. No somos "nosotros" y "ellos", somos todos los mismos y se tiene que garantizar seguridad para todos. Nadie pide un gobierno represor, pero todos sabemos que así como entran salen. Pedir más seguridad no es lo mismo que pedir que se los "mate a todos" . Al pedir seguridad la pedimos para todos: para la clase alta, la clase media, y para los que menos tienen, que son los más perjudicados. Me parece que se puede enfocar este problema de muchas otras maneras antes que seguir haciendo el caldo gordo, como se hace en este blog, proponiendo que todos los que piden seguridad seguro son fachos linchadores, porque esto ya parece una pelea de gatas de Tinelli.

el rulo dijo...

si el estado no puede garantizar salud , educacion y seguridad, todo lo demas son boludeces para la tribuna.Y por lo visto en este tiempo el estado, esta ausente sin aviso.

Entrada destacada

Carta Abierta a Carta Abierta