martes, 5 de noviembre de 2013

De Narváez "Nosotros, los verdaderos pelucas"

(Click en la imagen para ampliar)

 Andrés Fidanza me hizo llegar un ejemplar de "Él o vos" una biografía sin desperdicios de Francisco De Narváez que tiene un pasaje, en la página 230, que no puedo menos que mostrar porque termina siendo enternecedor, aunque en el fondo no deja de ser un cachetazo pues nos muestra contra quién supimos perder una elección bonaerense.

Esta anécdota es de la campaña de 2007.

12 comentarios:

pame dijo...

que me contas gerardo que manzano estaba al lado de massita cuando es peraban los resultados de las elecciones ? que te parece ? este impresentable de manzano no querra volver no? otra vez el menemismo en accion?

Argentino Estrangeiro dijo...

Y la fuente? Después e quejan...

Guido

Politico Aficionado dijo...

Siempre creí que el Colo era un peluquista de la primera hora.

Tilo, 72 años dijo...

Pame, no se trata de que Manzano quiera volver, sino del nivel de inconsciencia de quienes votaron y posiblemente volverían a votar a sonrisal. Estos camaleones mentirosos no suben por sus propios medios. Previamente alguien debe VOTARLOS.

Saludos

Anónimo dijo...

el problema es que no escarmentamos , ahora nos gano un " peluca " que no conoce las frases mas populares del General ...

Anónimo dijo...

Los que votaron ALIKA ALIKATE (?????) en 2009 votaron a Massa en 2013. Que nivel. "gente como uno", vió? No como nosotros, los "peluquitas" que somos todos medios "drodracuas". Mamita!!

Pibitopolitico dijo...

jajajaja

Nando Bonatto dijo...

este es tan peronista como yo esquimal

Gustavo Marcelo Sala dijo...

La apuesta que hizo América por Massa fue demasiado notoria...

JLM dijo...

Gerar,
Por favor, podrías subir los audios del domingo que no pude teminar de escuchar el programa?

misterzeta dijo...

Para mi q se lo escribió Sabella!

Minaverry dijo...

Ojo que por ahí resulta que el colo era pelonista de la rama taiwanesa, rama que supo tener su unidad básica en la la calle Arribeños esquina Mendoza. ¡Pelón, Pelón, qué grande sos...!