Entrada destacada

Se puede porque se debe

lunes, 3 de junio de 2013

Paco mediático


La operación funciona más o menos así: Se instala que el gobierno va a intervenir a Clarín, Lanata finaliza su show poniendo en duda la continuidad del ciclo, luego ni se interviene Clarín ni mucho menos el programa televisivo, a continuación se informa que gracias a la denuncia oportuna el gobierno no pudo llevar a cabo su atropello.

Semana a semana se instala una media docena de rumores, algunas se caen al toque, como el bolazo según el cual Alejandro Fantino concurriría a un puticlub de Almagro, pero otros sobreviven, más que nada gracias a la desesperación de esa porción de la sociedad que está a la intemperie política, sin representación, y el único cobijo que encuentra es un show televisivo que le hace creer por un un par de horas que efectivamente el gobierno nacional se cae a pedazos pero fundamentalmente por denuncias en inconcebibles, sólo aptas para consumo de desesperados, irrepresentados y esa porción de la sociedad siempre dispuesta a darle credibidad a toda construcción mediática que se apoye fuertemente en que a) todo es una mierda y b) todo es una sumatoria de conspiraciones diabólicas.

Cuánto hemos hablado de cómo el cuchicheo en los pasillos de los estudios de TV, radio y en redacciones terminan transformándose en una realidad "blue" que sube sin parar porque los mismos que inventan el bolazo al rato se lo terminan creyendo. La variante que ha potenciado el volúmen del rumoreo es la capacidad de Jorge Lanata de montar escenarios que resultan creíbles para los que necesitan aferrarse a lo que venga con tal de sentir que el fin del kirchnerismo está a la vuelta de la esquina.

Al finalizar el partido que Argentinos le ganó anoche a River, Victor Hugo comentó que esto le hacía muy bien al Fútbol, al bicho y al país en tanto se defenestraba el rumor que había instalado serias dudas sobe la transparencia del presidente del club de la Paternal. Resulta que hoy, un oyente de "La Mañana" razonó que en realidad como se descubrió el negocio de Segura, al Club y a los jugadores no les quedó otro camino que ir al frente y no descender ¿Te das cuenta hasta dónde llega la maquinación, hasta dónde puede enroscarse la fantasía?

Estamos ante un mecanismo sumamente perverso donde semana a semana se refritan bolazos que a los pocos días son tapados por otros ¿Alguien recuerda el hoy nombre de la encargada de la correspondencia de Néstor Kirchner que quisieron hacer pasar por su secretaria y amante? El rumor más inverosímil puede ser instalado de un momento a otro gracias al volumen de Clarín y sus aliados y al tercio de la sociedad predispuesto a consumir el peor paco mediático que le ayude a volar políticamente por un rato y así escaparse de una realidad cotidiana que le muestra un espectro opositor que no es más que una sumatoria de emprendimientos personales incapacitados de ofrecer una alternativa política que tenga dos requisitos básicos: programa y encarnadura.

Los efectos de este paco duran poco fundamentalmente porque tarde o temprano el sentido común va poniendo las cosas en orden y el bolazo se hace humo. En muchos casos los rumores ni siquiera llegan a sede judicial porque se esfuman a los dos o tres días. El último invento de Lanata es solicitarle a la presidenta que tenga a bien demostrar que sus investigaciones son truchas, como la primera mandataria no entra en ese juego, el showman se garantiza con esto que su "investigación" sería sólida ya que no fue desmentida... Como se observa, el mecanismo reproduce una coartada tras otra que le posibilita extenderse indefinidamente en el tiempo. Se lanza el bolazo de la intervención a Clarín, como no sucede, se dice que es gracias a que se descubrió la trama secreta. Se lanza otro bolazo sobre supuestas bóvedas, valijas y viajes que como no son refutados por la presidenta, facultan a deducir que son verdades, y así sucesivamente.

El problema lo estaríamos teniendo con los argentinos predispuestos a seguir dándole algún viso de seriedad a esta fábrica de rumores, algo parecido a lo que sucede con Macri, donde lo preocupante no sería su existencia sino el 60 % de los porteños lo visualice como un dirigente en condiciones de garantizarles gobierno. A pesar de errores como el cambio de horario del último partido de la fecha, el efecto del paco  va menguando, básicamente porque el sentido común se va encargando de separar realidad de ficción y porque hasta los más frenéticos opositores van comprobando día tras día que así como no desapareció TN, ni se tuvo que importar carne, trigo y leche, ni se intervino Clarín (y la lista sigue) existen altísimas posibilidades de que los estén tomando por boludos.

5 comentarios:

Daniel dijo...

Hubiese preferido haber visto a Lanata ayer (chiste).
En fin, me fumé el partido, hinché para River por primera vez y nos vamos a la B.
No hay caso, aparte de espantosa fue mufa la "idea" de los partidos a las 9 y media.

Como dice mi amigo Rick, Clarin y Lanata se caen solos por la ley de la gravedad. Y los efectos del paco que mencionás.

A los que hablan de confabulaciones tipo Segura les recomendaría que vean fútbol.
Hubo un muchacho Hernández que la rompió y no lo fabricó Segura en ningún laboratorio. Hasta le hicieron un penal que no cobraron. El arquero de Argentinos le sacó un balazo infernal a Funes Mori. Ponzio, uno de los mejores de River, perdió cinco pelotas casi consecutivas en la mitad de la cancha.
Y River, que supo contar con la 10 a cracks como Alonso, Morresi, Gorosito y Sabella, casi que juntos, y ni hablar de Enzo o Aimar, ahora lo tiene a Lanzini. Se entiende? Si van a buscar fantasmas escarben bien, porque ya bastante tenemos con los Lanatas.

No dijo...

"Paco mediático"...me gusta por el impacto que tiene, pero me suena muy fuerte. De todas formas, la falta de profesionalismo (por lo menos) que existe hoy en muchísimos medios por parte de cientos de periodistas es tremenda.
Si hasta la pobre "pato" Bullrich se malinformó y pensó que el gobierno nac quería trasladar "el teatro colón"

ram dijo...

La verdad, Gerardo, que ya no se entiende.
Para mí, lo del futbol era una jugada idiota, pero ahora tiendo a sospechar que una jugada inteligente (o de inteligencia) que los llevó al lechón de proa mañético a superar sus habituales niveles de ridículo con esta fábula del rating.
Boca penúltimo y un River ex-B cerca de la punta, no son precisamente situaciones que alienten el cambio de canal, salvo que alguien crea que el futbolero es de sentimiento volátil.
El lechón fue y como seguramente él será en último en admitirlo, hay que estimular el ingenio para agotar más rápìdo el fenómeno, ya no le alcanzan los reaccionarios, pide reaccionarios y estúpidos y tanto stock no hay.

Facundo Coronel dijo...

http://tropezonesycaidas.blogspot.com.ar/2013/06/el-bueno-el-malo-y-el-feo.html

walter dijo...

Un amigo vendìa repelentes de elefantes y cuando le decian que aquì no habìa elefantes el respondìa,vistes que funciona!!!!!!