viernes, 28 de junio de 2013

El retorno del sujeto oficialista es el que genera la sensación de "encono y división"

Tiene mucho jugo este párrafo de la nota que hoy publica Jorge Fernández Díaz en La Nacion:

"Massa se encuentra, por ahora, al tope de las encuestas en la provincia de Buenos Aires, y su lema es "no estamos en Bagdad ni en Disneylandia". La mitad de la gente que lo votaría, según muestran esos sondeos, está conforme con muchas cosas del kirchnerismo y la otra mitad está abiertamente en contra. Pero ambas parecen buscar a alguien que no destruya todo, que no sea pendular, y que, por lo contrario, edifique un nuevo progreso sobre lo ya conquistado. Que los saque además del encono y la división. Que les permita volver a comer un asado con el cuñado que durante estos diez años estuvo en la otra orilla y que ha dejado de hablarles."

Lo destaco porque asombra que Fernández Díaz, sin duda uno de los más lúcidos pensadores de la oposición neoliberal, caiga en el razonamiento tan trillado de que urge salir del "encono y la división". Pensaba en lo profundo que hundió su aguijón ideológico Francis Fukuyama. Hay una parte de la sociedad argentina que no ha logrado salir de esa cárcel noventista y que termina confundiendo repolitización con división. La sociedad argentina recuperó dosis importantes de política pero más interesante y rico que eso es el hecho de que recuperó al oficialista, ese sujeto arrasado por la Libertadora y las sucesivas dictaduras y proscripciones. Es la recuperación del sujeto oficialista la causa de las discusiones con el cuñado, no consecuencia de un veneno social esparcido desde Casa Rosada para dividir a los argentinos. Han vuelto las discusiones porque hay mucha gente que apoya al gobierno, no como pasaba en tiempos de Alfonsín, Menem y De La Rúa que a poco de andar nadie se hacía cargo de los votos que los habían entronizado.

Y lo que está por develarse con la irrupción de Sergio Massa es si efectivamente el FR encarna una nueva fase en el desarrollo de la política y básicamente si ésta puede seguir teniendo los grados de autonomía de que ha dispuesto en los últimos 10 años, o si es inexorable la rendición incondicional para que todo vuelva a esa "normalidad" prekirchnerista por la que tanto parecieran bregar pensadores como Jorge Fernández Díaz.

Porque lo que está en discusión es eso, no nos confundamos. Massa debe demostrar si está dispuesto a enarbolar un proyecto autónomo como el kirchnerista o si finalmente va a terminar arreglando con Clarín, la Mesa de Enlace y los grupos económicos. 

Pero hay otro elemento y es que la sociedad argentina hoy no es la misma que la de 10 o 15 años atrás. Esa abulia que la caracterizó ha sido quebrada, y si bien es cierto que hay sectores que abogan incansablemente por el retorno a ese país de los noventa, también hay otros que con diversos grados de compromiso defienden los cambios que se han registrado, cambios que no sólo se refieren a medidas concretas sino a una serie de valores y postulados políticos.

Entre los aportes importantes del kirchnerismo a la política argentina está el de haber puesto en palabras y en discurso oficial muchas ideas y broncas que antes se rumiaban en pequeños grupos y por lo bajo. El kirchnerismo le dio cause a esa bronca del ciudadano de a pie que ve cómo los de arriba siempre se las ingenian para salirse con la suya; el kirchnerismo demostró que se pueden introducir cambios troncales en la vida cotidiana, el kirchnerismo abrió las plazas para que la bronca por una justicia clasista sea puesta en cuestión. Todo eso elevó el piso del sentido común político del argentino y está por verse si esta sociedad que experimentó esos avances estará dispuesta a una vuelta a ese país de cierta concordancia que desde algunos discursos se nos quiere vender.

La sociedad argentina no está dividida artificialmente por Cristina para controlarla mejor. Está discutiendo todo lo que hay que discutir porque logró salir del corralito mental que le levantaron desde el "felices pascuas" de 1987 y fueron fortaleciendo con el paso de los años hasta el 2001. Convencieron a la mayoría que no había posibilidad de cambio, que lo único que se podía hacer era salvarse en la personal porque lo colectivo se había esfumado. Hasta entonce inyectaron dosis de Fukuyama al por mayor para solidificar el convencimiento de que hasta aquí habíamos llegado y que el cambio había fenecido como concepto, como camino, como sentido de la vida, hasta que Néstor Kirchner vino a decirnos "Cambio es el nombre del futuro" y sobre la hora logramos salir de esa trampa y darnos un gobierno que pusiera volumen político e institucional para realizar transformaciones que virtualmente habíamos abandonado por creerlas impracticables. Los efectos de este accionar gubernamental fueron riquísimos para la experiencia kirchnerista y demoledores para los que se encerraron en el dogma pétreo del fin de la historia.

La esposa de Mario Benedetti dijo por aquellos años "qué se va a terminar a historia, a lo sumo se acabó el primer tomo" y vaya si tenía razón. Hoy, la discusión argentina pasa por ahí, con el agregado de que el retorno del oficialista ha hecho estragos en esa idea de sociedad armónica y mansa que quisieron edificar. 

Pretendieron instalar el modelo de Fahrenheit 451, esa sociedad adormecida donde por las noches la pantalla de TV le marca qué pensar, qué sentir y qué soñar, pero no lo lograron, por poco logramos despertarnos.

La disyuntiva actual es si seguimos despiertos o si nos duermen nuevamente.

20 comentarios:

Leandro Hanc dijo...

Hay algo importante que los massistas no toman en cuenta. La "división de la sociedad" es un etnocentrismo pequeño-burgués.

Al pueblo (El tipo invisibilizado, que toma el tren, que labura de sol a sol) no le interesa si Cristina se pelea con tal o cual. Le interesa tener laburo y las conquistas sociales que el gobierno consiguió.
Le preocupa, en todo caso, la inflación o la inseguridad. Pero no pelearse con el cuñado en el asado, porque eso, en general, pasa mas en la clase media.
Como dice Martin Rodriguez, "el kirchnerismo es la lucha de clases (medias)." Y el anti-kirchnerismo también.
¿Acaso creen los massistas que con esa clase media cansada de las discusiones alcanza para ganar?

OMIX dijo...

Aggggg me dio sueño.

Daniel dijo...

El massismo no es mas que una vuelta más a la tuerca. La huella kirchnerista es demasiado profunda. Es ya un hito histórico por mas vuelta que le den. O acaso quien está siempre en el centro del ring?

Daniel dijo...

Qué tuerca? La que gira para el otro lado.
Los que le van pegando vueltas se van turnando. En el 2009, De Narváez, después el Grupo A.
El massismo sacó número y le tocó el turno, luego pasará el que sigue.

Alfre dijo...

El lugar desde el que quiere venderse el massismo hoy, se me hace muy similar al que utilizó la campaña Cristina-Cobos 2007 (aunque capaz que la memoria me falla).

Un mensaje de sesgo "centrista", "institucionalista", con bastante foco en la clase media. Repito, a lo mejor mi memoria le erra un cacho, pero me parece que lo que uno llegaba a decodificar era algo así como... "hasta acá ya se modificó el país lo suficiente, de ahora en más se trata básicamente de consolidar lo ya hecho".

La realidad misma después demuestra que esos sólo pueden ser slogans de campaña. Relatos. Porque es la realidad misma que la política debe administrar la que no es ni "centrista", ni "ecuánime", ni está "en el medio" de nada.

Lo que siempre digo: el massismo, como todo el espectro político, lo único que ha hecho hasta ahora es oponer al "relato" oficial (post 2008, mudado más a la "izquierda" que en la campaña), un "relato" contrapuesto.

Dependiendo del caso, la oposición ha optado a veces por un "relato" de blanco honestismo denunciante, otras de "nosotros somos el verdadero peronismo", otras de "nosotros somos la verdadera izquierda", etc.

¿La "genialidad" massista? Intentar (porque hasta ahora no lo logran) elegir un relato que se oponga al resto de los relatos, que diga: "todos esos no son más que relatos". Bien, no puedo estar más de acuerdo. Ahora, ¿y?. Si se quedan ahí, a lo sumo, no pasan de ser un relato más, como el resto.

Porque la cuestión de la "superación", no pasa por quién "relate" mejor o más lindo. La superación pasa por la realidad, no por el relato.

Cualquiera puede recurrir a frases "superadoras", inventar las más elaboradas. No dejan de ser frases.

GUI dijo...

Gerardo: muy lindo articulo.

Omix: lo suyo ¿fue chiste o lo va a hablar en terapia?

carlos m dijo...

como era eso de que son 10 años de prosperidad y luego viene uno te pasa el rastrillo y tenes que empezar de nuevo ? sera otra vez lo mismo? lo de siempre? MASSA VIENE A ESO NO TENGO DUDAS.

walter dijo...

Buen post Gerardo,estos años son en mi vida los primeros en que soy oficialista y encima no me avergüenzo
y eso que mi familia era bastante gorilona.
Lo que me apena es la dificultad que tienen algunos de enfrentar discusiones sin chicanear agresivamente.

Mariano T. dijo...

Tanta iracundia adolescente para terminar idolatrando a millonarios!
Dentro de unos años nos va a causar la misma perplejidad con la que hoy nos sorprendemos del apoyo que recibía el turco.

Politico Aficionado dijo...

Que yo sepa, Mariano T, el único millonario que escribe por estos lares es Ud, y no creo que haya muchos que lo idolatren.

Muy bueno su post, Gerardo. Por supuesto que cualquier gobierno que intente sostener la ficción de que pueden existir explotadores sin explotados tendrá el aplauso de Fernández Díaz y sus amigos.

ruben dijo...

Omix como dijo Luca!!! Yo estoy al derecho dado vuelta estas vos.....

Nerd Progre dijo...

Pero en la obra publica de Santa Cruz,se robo o no se robo? Lazaro presentandose a licitaciones con 2 empresas, del mismo dueño, y cotizando 20p de diferencia, esta bien o esta mal?

Cuando De Vido pidio, luego de la tragedia de Once, "un aplauso para el compañero Schiavi", esta bien o esta mal?

La chatarra que compro Jaime? Sus millones?

Por que dejamos de crecer a tasas chinas? Por que para mantener el empleo hay que bancarse una inflacion del 25% anual?

Por que tenemos que volver a "yo o el caos"? es lo mismo que decia el turco... "o quieren volver al 89?"

No, no quiero volver al 89, ni al 95 ni al 99 ni al 2001 ni al 2003...

Lo positivo que se consiguio fue mucho, y por suerte son leyes. Financiamiento educativo, canal encuentro, pago al FMI, etc.

Ahora hay que volver al crecimiento, y abandonar proyectos mesianicos de "yo o el caos" "yo o los 90", paren de extorsionarnos, no nos sigan facturando la salida de la crisis de 2001 o el pago al FMI.

Para empezar, seria bueno un gobierno no tan soberbio y con mas autocritica, que no se refiera a los otros partidos al grito de "callate raton!"

La fuerza del amor

FC

Nerd Progre dijo...

Que bueno que haya gente como Leandro Hanc, que dice "lo que piensa el pueblo", arrogandose su representacion, para luego criticar a la clase media malvada, grupo del cual se autoexcluye... sera que el es rico, o pobre de toda pobreza?

FC

Mariano T. dijo...

Hanc o di Persia?

Nerd Progre dijo...

MT: youre talking to me?

No entiendo que me pregunta pero a mi no me hable, que uds quisieron voltear un gobierno cortando rutas para no pagar retenciones, esa no me la olvido. Y en las mismas circunstancias, volveria a estar del mismo lado. Aunque el gob hubiera sido el de Alfonsin, Mendez o De La Rua.

Por suerte, hoy las circunstancias son otras y la Mesa de Enchastre no convoca a la clase media ni a un microcine...

FC

Norberto dijo...

Nerd, yo que vos me informaría un poco mejor para discutir por ejemplo en IPC, que no es lo mismo que inflación
http://www.telam.com.ar/notas/201306/22963-clarin-contradice-los-indices-de-precios-de-las-consultoras-privadas.html
Y los valores a que llega la canasta Corneta son muy semejantes a los que obtiene marzo/marzo el instituto de Santa Fé y abril/abril Córdoba, por casualidad dos provincias no alineadas.
No voy a andar defendiendo funcionarios que seguramente tienen como y con que defenderse, son casos que suponiendo ciertos existen en todos lo gobiernos, pero hablemos de las tasas chinas.
Para no ser largo, ¿vos tenes idea de la situación mundial desde la crisis de las derivativas, 2007, a la fecha? Para darte un solo aspecto de lo que hay y lo que viene te tiro esto
http://graphics.wsj.com/national-debts/?standalone=1#i%5B%5D=999
Es muy interesante porque podés ver también el histórico desde 1991 y si querés su animación.
Ahora decime si con el panorama mundial recesivo haber mantenido al país andando, con progreso del PBI y sin perder puestos de trabajo no es un logro a destacar, y no estoy hablando del 2001.
La corto porque sería muy largo
Nosotros somos Ella, abrazos

Daniel dijo...

Vos que querés Mariano, que le saquemos el apoyo a la millonaria que es la única que tiene ovarios para jugársela y le regalemos el gobierno a ustedes para que terminemos sometidos y en bolas como en el 2001?

elbosnio dijo...

Gerardo, hoy toleramos el conflicto en niveles mayores a los 90's y exigimos un ritmo de progreso en derechos muchos mayor al de los 90's. Eso empuja a cualquier politico, mas alla de su ideologia y alianzas. No quiere decir que todos sean lo mismo, pero creo que la plutocracia se beneficia en situaciones donde el soberano acepta cualquier explicación a cambio de derechos, donde desconfía de sus representantes y no tolera el mas minimo conlflicto. Lejos estamos de su situación soñada.

ram dijo...

Lo bueno de este tiempo es que, siendo oficialista, claro; hay referencias concretas, por ejemplo, si a nivel general está lalalanación para que sepamos dónde exactamente ubicarnos, es decir, en el lado opuesto (el del bien), en la bloguería nac&pop está el inefable mariano T., sí, el faro que se coloca (y nos hace colocar) siempre del otro lado; eso sí, siempre es más original y divertido que lalalanación; un día se nos presenta indigenista, "preocupado" por las hectáreas formoseñas pa'l yuyito, uy, no, perdón, eran los derechos de los qom, o los apaches, o cualquier indio con tierra desmontable, seamos sinceros.
Ahora, se preocupa por los millones ajenos, se nos volvió hippie el muchacho y abandonó el materialismo, lo suyo son las ondas de amor y paz, el desinterés y la generosidad, además de la moral y las buenas costumbres - aprendamos - tener guita está mal, especialmente si sos abogada y presidenta con respaldo popular y retenciones al yuyerío y, ay, persecusión a los únicos millonarios con carné, los yuyeros, casualmente marianito y sus más que millonarios colegas.
Gerardo, está mintiendo, lo que apareció no es el oficialista, sino que es el oficialista malo, el que no tiene tradición ni respeto a los valores universales, como la codicia de la rural o, peor, sostiene ese verso de que las penas son de nosotros y las vaquitas ajenas, o rechazar la pureza angelical de las lilitas y los milicos aguad's y demases vírgenes opositoras o la confianza en los inmaculados jueces de la patria judicial y mañética; en fin, Gerardo, no festejemos lo impropio, seamos serios y buenos, y por nada en el mundo justifiquemos que una millonaria no sea todo lo garca y dañina que debiera ser, eso es caca, por supuesto!
Y en el 2015, votemos lo mejor, marianito presidente y una patria, al fin, colonial&exclusiva, ¿no va a ser divino?.

Che necesito de 500 euros para el lunes... dijo...

dijo ram ...sostiene ese verso de que las penas son de nosotros y las vaquitas ajenas,....

No, las vaquitas son de los funcionarios.

Entrada destacada

Corea del Centro, el hit del verano que se viene