Ir al contenido principal

Texto completo del documento "para defender la democracia"


Los abajo firmantes Representantes de Bloques Parlamentarios y de ambas Cámaras y Candidatos presidenciales de fuerzas políticas diversas nos imponemos como deber cuidar la democracia.
La libertad de expresión, la independencia del poder judicial y el efectivo cumplimiento de sus fallos se nos impone por encima de nuestros programas de gobierno, de nuestras coincidencias y de nuestras disidencias. Forma parte de un acuerdo pétreo, inamovible que debe respetarse gobierne quien gobierne la República.
No son cuestiones opinables. La constitución, de acuerdo a su propia definición en el artículo 36, mantiene su imperio siempre. No hay fuerza, ni derecho evocado que pueda poner en duda la supremacía constitucional.
 La democracia argentina debe ser cuidada y protegida de acciones de intolerancia, de persecuciones, de señalamientos, escraches o cualquier intento de discrecionalidad en el uso de los recursos que el mismo Estado posee. Los límites del Estado los define la constitución, no el poder gobernante.
Debemos unir fuerzas diversas en un único eje: no aceptar en silencio la persecución, el uso indiscriminado del poder, o la utilización de organismos del Estado utilizados fuera de su finalidad. Los medios de comunicación, las empresas, los trabajadores, las consultoras privadas que miden la inflación o cualquier ciudadano no deben ser penalizado por sus ideas o por el desarrollo de actividades licitas que el gobierno considera inconvenientes para sus intereses.
Los abajo firmantes nos comprometemos a convivir en el respeto, la aceptación de la diferencia, la tolerancia democrática, la amistad cívica y el cumplimiento irrestricto de las garantías públicas y privadas que están expresadas en nuestra constitución nacional. Cuidar la democracia es el imperativo de esta hora y lo vamos a hacer.


Firman: Ricardo Alfonsín, Ernesto Sanz, Ricardo Gil Laavedra, Gerardo Morales, Silvana Giudice, Oscar Aguad, Elisa carrió, Eduardo Duhalde, Felipe Solá, Mauricio Macri, Federico Pinero, Gustavo Ferrari, Francisco De Narváez.

Comentarios

Gladys Ramos dijo…
Hice un muy tonto ejercicio de cambiar algunas palabritas en el texto,lo que demuestra lo útil de este documento (cual formulario en blanco).

Lo más interesante me resultó la cita al art. 36 de la Constitución, la oposición parece buscar allí las justificaciones para remover al gno.; a ver lejos de mí está ser apocalíptica peeero como dijo el Gral. ¡siempre atentos y vigilantes!
Alfonsín reaccionó y ahora parece que se arrepiente de haber firmado:

http://lapoliticaonline.com/noticias/val/72481-6/alfonsin-salio-a-romper-el-acuerdo-para-unificar-a-la-oposicion-contra-cristina.html

Tarde

Saludos
Rucio dijo…
Un patético alegato a favor de la democracia formal... es decir sin sustancia, sin política y sin dirección. La democracia como límite al Estado, no como legitimación de un gobierno para "hacer o transformar" condiciones injustas en la sociedad. Cambiemos en el documentito las alusiones al Estado o Gobierno por los conceptos "poder económico real" o por "empresas dominantes" o "monopolios" y yo lo suscribo.
Para qué quieren ser candidatos a presidente estos tipos?

Entradas más populares de este blog

El Cadete es cosa sería, muy seria