lunes, 28 de febrero de 2011

Verdad y Justicia en Tres Lomas


IR A LOS HECHOS: ¿VERDADES O MENTIRAS?

En el tiempo transcurrido desde la revelación de las denuncias del Jefe de Servicios Urbanos de la Municipalidad de Tres Lomas, y las declaraciones y réplicas que suscitó, varios ciudadanos treslomense creemos necesario hacernos oír. Nos parece que hay que reorientar la discusión desde otro punto de vista, haciendo foco en la gravedad de la situación y su repercusión en la sociedad treslomense. Una vez más, la polémica se ha centrado en las figuras públicas y no en los hechos. En acusaciones cruzadas y apariciones mediáticas. Pero poco se sabe acerca de la veracidad de las denuncias, ni sobre las investigaciones iniciadas, si las hubiere. 

El funcionario denuncia situaciones de las que participó o que protagonizó. Es decir que se está declarando públicamente corresponsable de una serie de delitos diversos aunque, a la vez, intente ampararse bajo una suerte de “obediencia debida”, que no justificamos. La gravedad y la diversidad de las denuncias exige que la justicia intervenga en cada una de ellas por separado. 

Pero también es preciso que la sociedad civil y la dirigencia política se hagan cargo de lo que se está discutiendo: ¿Qué significa la posibilidad de que se haya incinerado, en el basurero municipal, una pierna humana? Algunas declaraciones parecen no dar cuenta de la gravedad de los hechos. La macabra situación descripta resuena en el pasado reciente de nuestro pueblo, donde otros hechos siniestros han ocurrido, sin que hasta hoy se hayan obtenido ni verdad ni justicia.  

¿Cómo es posible que un funcionario público se declare culpable de hechos de esa naturaleza? No podemos saber si sus acusaciones son ciertas o no, lo único que podemos hacer es reclamar que la justicia intervenga, procese a quién sea necesario y realice una investigación hasta las últimas consecuencias, de cada causa y de cada funcionario o civil interviniente. La posibilidad de que estas denuncias sean ciertas y que se hayan convertido en la comidilla de tardes de radio, cafés y sobremesas(como si en el fondo resultara divertido), hace posible que hechos como éste se repitan, porque la sociedad misma los habrá naturalizado. Peligroso y triste futuro.  

Al denunciante se lo califica de despechado. Es probable que así sea, nosotros no podemos saberlo y no nos interesa. Pero sí sabemos que el despecho no está reñido con la veracidad. El despecho, sin ser una virtud, puede llevar a que una persona hable cuando antes no lo hizo. Y esa persona puede hablar para decir la verdad o para decir mentiras. De lo que se trata ahora es de distinguir entre verdades y mentiras.  

Los firmantes no somos ciudadanos ofendidos por estos sucesos, sino ciudadanos preocupados por ellos. Pensamos que quienes se ofenden hubieran preferido que nada de esto se mencionara. A nosotros ni nos agravia ni nos gusta, por eso queremos que se investigue. Nos preocupan la verdad y la justicia en la sociedad de Tres Lomas. Y nos preocupa que una y otra no sean vulneradas, manipuladas o desvirtuadas.  

No nos interesan sus disputas internas, sino que producto de ellas se ventilan presuntos hechos graves de la comunidad.  
Hechos que reclamamos sean investigados de manera urgente y a fondo.  
Hechos que no son verdaderos porque las denuncie Uno, ni son  falsos porque las niegue Otro. Ahora ya no debe importar lo que digan ellos.  
Ahora es la justicia la que debe mirar, escuchar, investigar y finalmente dictaminar.  
Así esperamos que sea. 


El ColectivoMIDHTL 

Alberto Fernández San Juan DNI 16.355.894, Iñaki Carrera DNI 29.217.670,
Juan Agustín Méndez DNI 32.231.389, Guadalupe Prieto Tabares DNI 25.270.480,
María Beatriz Morero DNI 16.986.538, Gerardo Miguel Fernández DNI 13.999.180,
Celina San Juan DNI 25.639.612, Santiago Dahir DNI 32.826.671,  
Elsa Donari DNI 4.952.874, Ana Inés Méndez 35.130.805,  
Diana Rechach DNI 24.878.058, Luciana Pérez  DNI 26.183.522, 
Ana Iribarne DNI 25.357.316, Robertino Pérez Catellani DNI 33.239.683,  
David San Juan DNI 24.878.046, Julieta Balbín DNI 30.317.886, 
Dolores Corona DNI 4.948.470, Mirtha L. Méndez DNI 5.197.339,  
Guillermo Detzel DNI 24.155.208, Maria Claudia Catellani DNI 17.920.171,  
Nicolás Balladares DNI 31.658.667, Matías San Juan DNI 29.366.715,  
Dante Roberto Pérez DNI 17.920.179, Mariano Pérez CabriadaDNI 25.639.689,
Jeremías Compagnucci DNI 35.611.692, Santiago Norberto Montero DNI 29.829.654,
Tamara Daniela Cuadrado DNI 31.475.948, Lucrecia Piñuel DNI 28.828.796,  
Franco Enrique Pérez DNI 32.231.360, Horacio Rubén DahirDNI 13.999.167,  
María Cecilia González Lemmi DNI 14.724.107, Ignacio Balladares DNI 33.467.926,
Norberto Lorenzo Rechach DNI 5.515.489, Jorge Raul CareraDNI 8.366.243,
María Cecilia Carrera DNI 28.768.448, María de los Ángeles Rechach DNI 30.317.851, Lorena Retegui DNI 27.828.284, Olga María Acquaroli DNI 4.948.443

No hay comentarios.:

Entrada destacada

Carta Abierta a Carta Abierta