miércoles, 22 de diciembre de 2010

Entrada destacada

No importa lo que se dice sino lo que se interpreta