sábado, 28 de febrero de 2009

Un e-mail de mi hermano

A veces un simple correo electrónico escrito a las apuradas contiene en unas pocas palabras una síntesis conceptual digna de resaltar.
Ayer por la tarde recibí un correo de Oscar, mi hermano, el que me lleva seis años y que siempre se me aparece cuando escucho a Serrat cantar “Crucé por la niñez imitando a mi hermano”
Oscar se fue a estudiar medicina a La Plata en 1974 y se llevó algunos discos pero no importaba: Yo ya había sido "infectado" por las letras de Serrat, Cortéz, Víctor Heredia, Patxi Andión y César Isella. Por él ya a los ocho años me sabía de memoria las formaciones de Credence, Los Gatos y Los Beatles.
Cuando Oscar venía en esos tenebrosos veranos del 75 en adelante eran usuales las discusiones en la mesa con mis viejos. En casa se compró siempre La Nación y naturalmente mis padres tenían una mirada de la actualidad nacional que contrastaba radicalmente con la suya. Oscar nunca militó ni se podría decir que haya tenido posiciones revolucionarias en aquellos años, pero vivió en el ojo de la tormenta y eso le bastaba para tener un diagnóstico que a mí me convocaba muchísimo más que las posturas de papá y mamá.
Entre sus discos y sus discusiones con los viejos se fue modelando poco a poco esto que soy ahora. Y esto que soy ahora no tiene coincidencias plenas con Oscar. Por ejemplo, yo he roto con Serrat, mientras que él lo sigue idolatrando, aunque fuera de eso, en materia musical la coincidencia es prácticamente total.
Y en política…nos cuesta debatir, entre otras cosas porque ambos somos calentones, aunque me encanta confrontar porque como es un tipo brillante, propone argumentaciones en muchos casos de un simplismo muy contundente y otras de alta sofisticación.

Oscar es médico y vive hace como veinte años en Bahía Blanca y lee las cosas que escribo en el blog. Ayer me mandó este correo que quiero compartir con ustedes por su contundencia y elocuencia:

Gerardo, cuando empezó el lío con el campo, discutí con algunos colegas en los lugares de trabajo, y sobre todo con un oftalmólogo , muy buen tipo con mucho campo y mucho dinero . Y le dije: Si joden tanto el Estado debería , siendo dueño de los puertos y de la comercialización, reflotar la JNG de otrora. Te compro toda la producción y yo , El Estado ,la vendo a Rusia , China etc. Porque en el fondo los granos , la tierra el agua son de Dios .Y se los dejamos manejar, pero a no hacerse los vivos.
Es como si los médicos hacemos huelga y no atendemos a la gente , a la larga nos retirarían el titulo o deberíamos atender compelidos por la Ley para no hacer abandono de persona que es lo que hace el campo. Y no pueden hacer presión con eso porque quieren ganar algo impensable para un ciudadano de a pie.
No es lo mismo que me saquen de impuesto a mi el 25% de mis ingresos, ingresos en pesos argentinos. Que el ingreso de los comodities internacionales en dólares.
Yo ponía como ejemplo que en lugar de operar a cien jubilados de pami de la cadera, pasemos a operar a cien viejitos bajados de un barco europeo y el "Pami" francés o alemán nos pague cinco veces más por el Euro comparado con el peso. Seguro que también deberíamos pagar retenciones...
No estoy de acuerdo con todo lo que publicás. Pero creo que al menos como una forma de presión, veo bien que amenace el gobierno con nacionalizar el comercio de granos.
_ "Eso es muy retrógrado" _ me dijo alguien y le contesté: y no es retrógrado que Obama le diga al Citi Group , basta de prestarte guita alegremente. Ahora cada blindaje que te doy me lo cobro en acciones de tu empresa. Y estoy de acuerdo, mirá el kilombo que armaron los yankees, y no creo que esos turros de Lehman Brother`s, anden cartoneando por las callles de Manhattan, pobres como las arañas después de haber puesto el mundo patas arriba.
Te mando un beso para Ceci , Vos y los chicos. Chau ( me gustó lo de "espamento"...je je je) (una palabra que siempre usaba nuestro padre)
Pero volviendo al comienzo, a los chacareros cebados se les fue la mano.
Cuánto hace que se "inventó" la Soja , en nuestros campos 10, 15 años?? y antes de qué mierda vivían??


No importa, hermano, que no coincidas en todo lo que publico.

viernes, 27 de febrero de 2009

Nuevos Carteles en las rutas









Están como locos con el rumor de la nacionalización!!


“Nacionalización de la banca y el comercio exterior”
Esta definición supo figurar en las plataformas electorales en 1973, por ejemplo las del FREJULI y la A.P.R (Alianza Popular Revolucionaria), incluso en algunos casos se hablaba lisa y llanamente de “Estatización”
En 1983, cuando la Convención Nacional del Partido Intransigente deliberó en las instalaciones del Hotel Crillón de Avenida Santa Fe y Rodríguez Peña, hubo un momento de suma tensión cuando se aprobó “Nacionalización de la Banca y el Comercio exterior” porque sectores del ala izquierda y la Juventud exigían que se pusiera “Estatización” en lugar de “Nacionalización”. Naturalmente la discusión trasuntaba largos debates que excedían a lo meramente semántico.
Luego el tiempo pasó y hemos ido tan pero tan para atrás que el recuerdo de estas discusiones parece traído de siglos lejanos cuando en rigor estamos evocando vivencias de 25 años atrás, no más.
Y es muy loco ver el ataque de nervios del “campo” ante estos rumores según los cuales existiría un sector del gobierno que estaría proponiendo la nacionalización del comercio de granos. Pero más “loco” se pone todo cuando leemos en Clarín que “El Estado norteamericano será el principal accionista del Citigroup" o sea, estamos ante una virtual nacionalización de los principales bancos yanquis, una virtual nacionalización de la banca norteamericana.
¿Cómo es? ¿Los yanquis están chapa? ¿El PO llegó al poder en la principal potencia occidental? No no no, nada de eso. Es jugoso el tema.
Miremos en perspectiva el brote de la patronal agropecuaria ante la posibilidad de una medida en Argentina que está en sintonía con lo que se está haciendo en el primer mundo ¿Se entiende?
En Estados Unidos y casi todo el denominado “primer mundo”el Estado se está haciendo cargo de los resortes fundamentales de la economía porque sino se les viene todo abajo, pero si acá se plantea que el Estado intervenga decididamente en el comercio exterior, la cosa se pudre.
Hay un detalle no menor y es que la réplica de las corporaciones no vendrá quizá por derecha y sí por la famosa argumentación de “la sed de Caja de los Kirchner”, aunque ya se escucharon voces diciendo que ese mecanismo –la nacionalización- es una medida del pasado que fracasó.
En fin, se pone cada día más lindo el asunto y el gobierno cuenta con ejemplos internacionales interesantes como el canadiense, del que nos habla acá María Esperanza.
No bien me enteré de esta bola pensé que así no se deben hacer las cosas, pensé que una medida de estas características requiere una reformulación bastante más extensa del comercio de granos pero también de una nueva política agropecuaria, pero finalmente concluí en que estas posibilidades de “radicalización” de un gobierno no son nuevas en la historia de la humanidad.
Pensé también que así como el Néstor se autoinventó en el gobierno, no sería raro que Cristina se radicalice en la gestión para beneficio exclusivo de las mayorías populares.
No obstante esto recién comienza y cualquier modificación deberá pasar por el Congreso con resultados altamente inciertos, pero de todos modos...
Esto se pone cada día más interesante…

Cristina en Tres Arroyos y los "autoconvocados"

Se pueden cotejar las crónicas de la visita de la presidenta a Tres Arroyos leyendo La Voz del Pueblo, La Nación o Clarín para extraer conclusiones.
La mía es que fue evidente el cariño con que fue recibida Cristina por la gente del pueblo, la gente de a pie que se arrimó a la ruta para tributarle su afecto, y también quedó demostrada una vez más la actitud patoteril de estos tipos que tienen el campo lleno de silos y salen a las rutas a mentirse pobres. Estos señores que le quieren hacer creer al país que el campo atravieza su peor momento cuando en los últimos años han ganado plata a lo loco, y eso se conoce, se ve y se palpa en el pueblerío. Estos tipos que están apretando con la baja de las retenciones para recién ahí vender, demostrando una vez más que sólo piensan en ellos y les importa un bledo el resto.
Habrá que acostumbrarse a verlos con su espamento en las rutas, verlos como parte del paisaje rural. Dentro de poco quizá Vialidad Nacional tenga que poner carteles como el que ilustra este post...
Lo de La Nación es penoso porque en ningún momento se menciona el fervor popular que causó la visita presidencial, si hasta el diario del lugar –que no se destaca por su oficialismo- tuvo que rendirse ante lo incontrastable porque –y esto lo sabemos los del interior- si los pueblos chicos se conmueven cuando va un funcionario importante, es de imaginar lo que mueve la visita nada menos que del presidente de la nación.
Clarín mismo refuta los datos “engordados” del diario de los Mitre/Saguier al decir que los propietarios que se manifestaron en contra no fueron mas que 400 (para La Nación, 700)
La gente en los pueblos está en otra sintonía y está comenzando a hartarse del patoteo de estos jetones.
¡Guarda!!

jueves, 26 de febrero de 2009

Se viene la restauración conservadora (y con todo)


Recuerdo que cuando se privatizó YPF un compañero comentó “¿Alguien podía suponer, allá por 1987, que esto iba a pasar y que además de YPF privatizarían Aerolíneas Argentinas?”
Y no, nadie en sus cabales lo hubiera imaginado.
En abril del año pasado, cuando el conflicto con las patronales agropecuarias estaba al rojo vivo, Barcelona publicó esta tapa:




Es notable que el año pasado este titular fuera algo gracioso por lo insólito y que en la actualidad esté siendo una realidad tangible en tanto ya nos hemos acostumbrado a escuchar como algo “normal” la eliminación de las retenciones. Lo preocupante es que los tiempos se acortan rápidamente: De 1987 a las privatizaciones menemistas pasaron tres o cuatro años. De la tapa de Barcelona a hoy, 10 meses.
La perspectiva asusta en tanto demuestra el envión con se viene la restauración de la derecha más salvaje. En medio de la crisis por la 125 el país se cansó de escuchar que había que retrotraer la situación al 11 de marzo, incluso en Palermo Soja festejaron esa noche como si hubieran erradicado una amenaza socializante. En agosto era impensable que pudiera tomar cuerpo una avanzada contra las retenciones, pero ahora vienen por todo como era esperable. Se guardaron unos meses para no tensar tanto la cuerda, hicieron alguna movida en la primavera con poco éxito y se aferraron a la sequía y la baja de los precios internacionales para dar el empellón final contra las retenciones.
Si alguien decía un año atrás que venían por “retenciones cero” era mirado como un marciano. Bien señoras y señores, el futuro llegó y acá estamos volviendo a discutir las retenciones como preámbulo, quizá, de futuros debates que hoy pueden resultar insólitos de no lograrse contener este embate soberbio que cual frente de tormenta que asusta está empezando a formarse en estas horas. La calma chicha esa que preanuncia la llegada de los vientos es lo que estamos viviendo. Los tipos fueron a la reunión del martes, heridos más que por la rosca fallida de Biolcatti y De Vido, por la frialdad del acto en Leones, sabiendo que tenían que ganar tiempo y no romper -lo mismo que el gobierno que tanpoco las tiene todas consigo- Pero 24 horas después armaron la foto en el Senado con fuerzas políticas irresponsables que se cuelgan de sus bombachas para ofrecer un espectáculo jurásico que estremece.
Esa foto desnuda con toda crudeza la miserabilidad de agrupamientos políticos que no tienen otro proyecto que sacar al kirchnerismo del poder ¿Para qué? Para retornar a 1880, así de sencillo. Por eso hablamos de “meopongoaltodismo”, porque no tienen proyecto, porque no formulan una alternativa hacia adelante y porque a lo único que aspiran es a ser la cereza de la copa helada que significa el renacimiento de una Argentina DE, POR y PARA unos pocos. La imagen patética del gobernador Binner viniendo a solicitarle a la presidenta la suspensión de las retenciones es de una elocuencia definitiva porque delata cómo se rinden al apriete agropecuario pero además desnuda la irresponsabilidad de estos sectores que se desentienden del hecho que las retenciones son un pilar fundamental en las cuentas del Estado nacional, pero eso no les preocupa porque miran la realidad nacional con ojos de pequeña agrupación que sabe que no llegará a gobernar. Por eso ayer mismo Cristina lo cruzó maravillosamente al gobernador ¿socialista? De Santa Fe, tapándole la boca al tirarle en un acto público los montos que esa provincia ha recibido en concepto de coparticipación, luego de que Binner echara mano al recursito de llorar que el gobierno nacional le debe plata.

Fueron al congreso a reclutar políticos mientras siguen adelante con la preparación de los cuadros propios, por eso ya empezaron desde la Rural con los cursillos donde con total naturalidad restituyen méritos, loas y agradecimientos a la última dictadura militar que, no hay que olvidarlo, contó con su apoyo militante.
El paquete es global y excede la cuestión de las retenciones para incursionar en la política y la cultura, por eso ya es normal escuchar debates que creíamos superados pero que simplemente se callaron a la espera de tiempos mejores.
Hubo, lo sabemos, una Argentina que apoyó fervientemente a la dictadura y que siempre masculló por lo bajo que, por ejemplo, muchos desaparecidos andaban viajando por el mundo ¿Cuántos de nosotros escuchamos a lo largo de las últimas dos décadas estos razonamientos que parecían provenir de ultratumba? Pero no, no eran voces de ultratumba. Eran voces de una porción importante del país que seguía esperando el día del retorno, por eso cuando irrumpió Radio 10 se clavó en el primer lugar y lejos. Porque fue el amplificador de esas voces de ultratumba y porque, para preocupación de muchos, la audiencia facha era mucho, muchísimo más grande de lo que se pensaba…
Ahí está radio 10, firme en la punta y reproduciendo mensajes de oyentes que son peores que lo que dicen sus propios conductores.
El contragolpe restaurador está a viniéndose con todo y no parece haber una defensa bien parada que pueda aguantar el cimbronazo. Escriba, que cuando se enchufa es una luz que ilumina y mucho, plantea hoy en artepolítica que:

“Empieza a haber un problema. Los informes de la tele y los diarios empiezan a no ocultar que todos los que están en la oposición son fachos y que el Gobierno tiene un proyecto mercadointernista y que pretende sostener empleo, producción, habla de redistribución, etc. Ni siquiera es “acá están los limpios, del otro lado la valija de Antonini”. No. Ponen a la oposición y sus discursos fachos desembozados. Y ponen al oficialismo con su retórica nacional y popular bastante clásica. Y con eso están seguros de ganar. No hay reflejos sociales.”

Y tiene mucha razón. No alcanza con la retórica que viene desplegando hasta ahora el gobierno. Hay que dar una vuelta de rosca porque el avance discursivo de la derecha tira abajo categorías que antes eran respetadas pero ahora parecen haber sucumbido merced al pisoteo de que han sido objeto.
Hoy un propietario de cuatrocientas hectáreas es mostrado en los medios como un pobre diablo que no tiene dónde caerse muerto, entonces si se le responde hablando de “los piquetes de la abundancia”, estamos errando el viscachazo porque incluso muchos bolsones urbanos no tienen la más mínima idea de cómo es la cosa tranqueras adentro, entonces le creen más al llanto agropecuario que a la aparente insensibilidad oficial.
Hoy un señor como Alfredo De Angelli, que alquila 800 hectáreas aparece como un pequeño productor y al presidente de la emblemática Sociedad Rural Argentina no se le cae la cara de vergüenza al decir que:

“Nada ha cambiado: los instrumentos con los que nos torturan son los mismos”

Si hasta tienen el tupé de usar palabras manchadas de sangre por el terrorismo de Estado que ellos mismos auspiciaron ¿O nos olvidamos ya de esta solicitada?



(Clickear acá y luego clickeen sobre la solicitada para leerla)

Se vienen tiempos de una discusión muy pero muy dura y hay que empezar a rediscutir cuestiones que ya creíamos saldadas, pero creo que también habrá que subir la apuesta y, por ejemplo, empezar a reconversar asuntos como la propiedad de la tierra y cuestiones impositivas como el Impuesto a la Renta Normal Potencial de la tierra.
Si este avance no es repelido con contundencia, nos espera un retroceso fatal.
Vamos a seguir discutiendo y escribiendo tratando de aportar elementos para la discusión pues al fin y al cabo estos blogs son espacios de mucho valor para tirar alguna idea a compañeros que en muchos casos tienen que bailar con la más fea en el interior, donde a un poroto de soja se le quiere dar más valor que a la utopía de un país con menos pobreza.

miércoles, 25 de febrero de 2009

El meopongoaltodismo y la restauración conservadora


El meopongoaltodismo dando vergüenza como pocas veces se cuelga de las bombachas agropecuarias para que el país se entere que no tienen propuestas, salvo el sumarse a la restauración salvaje que auspician las cámaras patronales.
Total, si se produce un agujero en las cuentas públicas, que se arregle el gobierno.
Si hasta esos usurpadores de la palabra “socialista” se suman a un coro patético que viene a reflotar los peores cánticos de la angurria agropecuaria que se desentiende del destino nacional en pos de conservar su renta obscena.
Vienen por las retenciones y si lo consiguieran seguirían pidiendo más: Plantearían la exención impositiva y seguirían sin prisa pero sin pausa pidiendo más porque su voracidad es infinita y porque como bien lo explica Roberto Navarro acá, pretenden seguir con un modelo donde 2 chupan de una misma teta ( el dueño del campo y el que se lo alquila) yendo a contramano de lo que ocurre en la mayoría de los países como Brasil o los mismísimos Estados Unidos.
Vienen por todo y enmarcados en un proyecto de restauración de las concepciones más retrógradas de la derecha vernácula como lo demuestra la ovación que arrancó días atrás el presidente de la Sociedad Rural de Bahía Blanca, quien sentado al lado de Vicente Massot casi a los gritos sentenció que se le debe agradecer a las Fuerzas Armadas esta democracia que vivimos puesto que fueron ellas las que aniquilaron la subversión…
Cada vez se escuchan más estos argumentos, porque la restauración no viene sólo con la cuestión económica sino que trae aparejada una serie de valores que permanecieron latentes a la espera de condiciones óptimas para su reverdecimiento.
Cuando hablamos de “Nueva Derecha Agropecuaria” nos referimos a todo esto. Buena parte de los cuadros de Carbap estaban en la primaria o el colegio secundario cuando sobrevino el golpe del 76 y crecieron con Videla y Martínez de Hoz. No es casual, entonces, el clericalismo y el fascismo que vomitan toda vez que pueden.
Como esta restauración necesita una legitimación política para institucionalizarse, estrecha vínculos con este meopongoaltodismo que hace rato ha demostrado que sólo quiere servirles a los grandes patrones.
Por eso se lo ve “juntitos juntitos” reclamando por ganancias, defendiendo rentas colosales que son una bofetada al pueblo que trabaja de sol a sol.
Aborrecen que lo que consideran “su plata” se destine a cloacas en el conurbano y demuestran una y otra vez que sus planteos siguen la línea de las fuerzas reaccionarias de la media luna boliviana, como ya lo hemos planteado tiempo atrás.
Es un buen momento entonces para retomar ciertos debates y pararse más que nunca sobre las retenciones porque esa es plata del pueblo y para el pueblo.
Que no sigan tensando la cuerda, porque en una de esas se rompe…

Aparición con vida de la Re-pregunta

Es conocida la capacidad de Elisa Carrió para el bolaceo. Cuando arremete contra la verdad y el sentido común lo hace con el rostro pétreo y una convicción tal que, la verdad, nos recuerda a esas escenas donde los grandes actores con un gesto le dan sentido a todo un guión.
Toda vez que mi organismo me lo permite la observo y es genial. La tipa manda las mentiras más groseras y cuánto mayor es el bolazo más firme pone el rostro.
Naturalmente esto es grave, pero más que nada es grave para ella, porque la teleaudiencia ya la conoce y no se toma muy en serio lo que dice
¡Pero ella sííí!!!!
Y ¿Saben? no es su culpa, pobre. El verdadero responsable de este desquicio es el “periodismo independiente” porque como cada vez que la reportean le ceden el espacio para que se explaye a gusto y placer, los conductores no saben que en el fondo le están haciendo mucho daño. Tanto ella como cualquier otro dirigente político pierden rigor cuando perciben que no serán interrumpidos, pierden la brújula y llegan a creer que todo lo que dicen es irrefutable pues se han quedado sin referencias que les indiquen que están mordiendo la banquina.
Tenga usted la paciencia –y la salud estomacal- de observar las actuaciones de esta señora en la televisión. Mírela detenidamente y repare también en la cara de feligreses escuchando el sermón que ponen sus entrevistadores (que siempre son mismos: Los empleados de Clarín, la oscura señora Mariño y no muchos más) La blonda del Chaco empieza sus “solos de boca” y los periodistas la miran con un aire reverencial. Que yo recuerde, fue el tocayo Rozín el que despertó a tiempo un par de veces el año pasado y balbuceó alguna re-pregunta, una de las cuales generó el famoso “No me minimicen” ¿Se acuerdan? La gordi se descentró esa noche aciaga y se descentró porque ha olvidado ya que la comunicación es intercambio, es dar y recibir. Pero ya casi no recuerda lo que es recibir, salvo los consejos misericordiosos del ser supremo con el que asegura tener vínculos realmente profundos.
Esto le pasa a esta pobre mujer que está siendo víctima de una falta, de una ausencia. A Carrió la está despedazando la carencia de la re-pregunta, señores. ¡Hagan algo porque esta mujer se está consumiendo en su propio verbo sagradado!
¿No se dan cuenta cuando la ven guiñar el ojo de manera canyengue y buscar con la mirada aprobación fuera del set que por momentos ni ella misma cree la sarta de sofismas que exhala y por eso busca una gesto, una mueca, algo para referenciarse?
En la música cubana hay pasajes en que el bongocero y el timbalero se turnan para darle a la campana porque al ejecutar ritmos tan sincopados el bajo va “en el aire” y se quedan sin referencia de “la tierra”. Entonces, más que nada el bongocero caza la campana y la emprende con un “Tum tum tum”, una referencia que le sirve a todo el grupo para saber dónde está “la tierra” el núcleo rítmico. Dicho esto, Clamamos entonces si no por la re-pregunta, al menos por un bongocero para esta muchacha…
Le están jodiendo la vida. Son como esos padres “modernos” que dejan que los hijos se manden todo tipo de cagadones, total… Ignoran el daño que les hacen.
Con Carrió pasa lo mismo.
Hace muchos años (si habrá pasado el tiempo que yo era joven y existía la Juventud Intransigente) fuimos con Griyo a Carhué a conversar con alguna gente para armar partido en ese distrito y lo llamamos al dueño de la radio del pueblo. Le pedimos un reportaje y nos dijo que fuésemos en media hora. Cuando llegamos el señor nos presentó a un pibe que nos haría la nota: Este chico nos preguntó de qué queríamos hablar y tomó nota detalladamente. Una vez que tuvo las preguntas redactadas comenzó la nota, que fue –ya se darán una idea- una sucesión de aburridísimos monólogos. Recuerdo esto claramente porque me pasó en otros lugares y puedo dar fe de la sensación extraña que genera el saber que uno no será interrumpido diga lo que diga. Llega un punto en que se entra en el desvarío.
El exponer en política sin contrincantes y sin entrevistadores que vuelvan para atrás, que te obliguen a rebobinar o que te insten a dejar más claro un concepto, te deja sin referencias, así como en una ruta con mucha niebla, perdés el rumbo y quedás expuesto al accidente. Por eso esta pobre mujer ya no recuerda las veces que ha volcado.…
Fíjense lo que dijo en una comida con “la pata peronista” de la Colisión. Reproduzco el párrafo de Página/12 de hoy:

“Es mentira que los compañeros del conurbano no nos votan, Kirchner y Duhalde saben que ganamos”, remarcó la ex diputada en su discurso y denunció que en 2007 “tuvieron que hacer fraude porque íbamos a ganar”. El escrutinio definitivo de esos comicios le dio a la fórmula Scioli-Balestrini el 48,24 por ciento de los votos mientras que la CC con Stolbizer-Linares sacó el 16,55. El 32 por ciento de diferencia equivale a unos dos millones de votos.

¿Será el vino que le cayó pesado?
¿Una maldición de Evita?
¿Ven, ven?
¿Quién se hace cargo ahora del desquicio mental de la pobre Lilita?
¿Sietecase?
¿La masticable Mónica Gutiérrez?
¿Quién?
¿Eh?

martes, 24 de febrero de 2009

La bancarización del piquete sojero

No deja de ser interesante la perspectiva de la avanzada de los “autoconvocados”, ahora la emprendieron contra una sucursal bancaria y estaría buenísimo que en cualquier momento copen las oficinas de Cargill y otras empresas que manejan la exportación de cereales. ¿Se agudizan las contradicciones en el seno de los propietarios?
Esta irrupción del productor autoconvocado es curiosa porque por un lado la definición de “autoconvocado” sugiere algún nivel de anarquismo o al menos de hombre de trabajo no alineado con ninguna entidad de tipo gremial. Pero siempre que aparecen los autoconvocados da la casualidad que también lo hacen los dirigentes de la Federación Agraria Argentina o de Carbap.
Es raro.
Vivimos un tiempo donde nadie se cree que los autoconvocados no sean convocados por nadie y donde las manifestaciones “espontáneas” están precedidas de cadenas de e-mails y avisos al dispositivo mediático opositor.
Autoconvocados orgánicos y espotaneísmo planificado, el mundo patas arriba.
En tanto, cuando criticás la “bancarización del piquete sojero” al toque se te llena la casilla de mensajes que te recuerdan la toma de la comisaría y las estaciones de servicio de la Shell por parte de las huestes de Luis D’Elía . Es notable con qué nivel de cuadratura analítica se pone en un mismo plano al accionar de los movimientos de desocupados y a estas manifestaciones de propietarios que tienen problemas para devolver créditos que tuvieron la gran suerte de poder solicitar ¿Son tan sutiles las diferencias como para no observarlas?
El chacarero que está teniendo problemas para devolver un préstamo debe contar con algún amparo, estamos de acuerdo. Pero hay que hacer notar la abismal diferencia entre la protesta de alguien que posee algunas hectáreas y no puede cumplir con un banco de aquellos argentinos que no son propietarios ni siquiera del terrenito donde tienen su vivienda.
Tanto el que reclama porque no puede pagar un crédito como quién lo hace porque no tiene para comer están en problemas, pero son problemas distintos, la gravedad de uno y otro caso varía. Esto es lo que pareciera que no se visualiza con la debida claridad.
A veces pareciera que cuando se critica el piquete verde o se condena el accionar violento de las bandas de autoconvocados que asolan la pampa húmeda se están avalando las tropelías que puedan realizar agrupaciones de desocupados. No es así. Y tampoco es que se le niegue el derecho de protesta y manifestación a los propietarios agropecuarios.
Todos tenemos derecho a manifestarnos, el punto es que si un chacarero toma un banco y exige de prepo una refinanciación porque no puede levantar las cuotas que le quedan del préstamo que tomó para comprar maquinaria, por caso, vale la pena preguntarse qué tiene que hacer entonces el empleado que no llega a fin de mes no ahora sino desde siempre o incluso qué tiene que hacer el trabajador que no puede pagar la cuota y los punitorios que le carga cualquiera de las firmas conocidas que venden heladeras, cocinas y lavarropas.

Inside man

Frente a la creciente sensación de que la violencia política está dejando de ser un fenómeno inédito para pasar a ser parte de nuestra vida cotidiana, es tiempo de que el gobierno nacional encare la cuestión con la seriedad que merece y deje de escudarse en argumentos inconsistentes que sólo invitan a los grupos de vándalos a profundizar el desorden público.
La ciudadanía viene contemplando con hartazgo las casi permanentes acciones de sectores piqueteros contra el derecho a circular libremente y contra la propiedad, y observa con particular inquietud la virtual ausencia del Estado para garantizar sus derechos.
Recientemente, el copamiento de instalaciones del Nuevo Banco de Entre Ríos Sociedad Anónima por los Autoconvocados que lidera Alfredo De Angeli aumentaron la preocupación ciudadana y pusieron de manifiesto la gravedad que reviste el problema, ante la escalada de violencia.
No puede causar menos que indignación que entidades representativas de la industria, y el agro no hayan criticado con dureza este accionar lesivo para la vida institucional y comercial del país.
Es que, al margen de la necesidad de investigar a fondo la situación de aquellos productores que se encuentran en aprietos para cumplir con las obligaciones contraídas -hecho que provocó la toma de esta entidad bancaria-, nada puede justificar una actitud como la desatada en la mañana de ayer, vinculada con el ejercicio de la violencia.
Debe preocupar sobremanera que, a 12 meses de haber asumido el actual gobierno nacional, se insista en una estrategia oficial a todas luces equivocada, que insiste en una actitud pasiva frente a los actos de violencia desencadenados por grupos de piqueteros. Resulta lamentable e inquietante que, transcurrido ese lapso, las autoridades nacionales se revelen impotentes para frenar el vandalismo de esos sectores.
Es necesario garantizar el orden público. Las fuerzas de seguridad deberían tener suficientes recursos para hacerlo. Y si no los tienen, el Gobierno deberá hacerse cargo de su responsabilidad y no mirar para otro lado.
Con cada vez mayor énfasis, los sondeos de opinión pública están poniendo de manifiesto el cansancio de la sociedad ante estas formas de violencia, al igual que su desacuerdo con la política seguida por las autoridades nacionales en este terreno.
Nadie le está reclamando al Gobierno que reprima salvajemente a los manifestantes. Simplemente, se le está demandando que cumpla con la ley y que no permita que bandas sin el más mínimo respeto por los derechos del otro controlen la calle o extorsionen a empresas.
Cabe también formular desde aquí un llamado a la sensatez a los dirigentes del agro, para que se pregunten cuál es el sentido de recurrir a acciones de violencia que rechaza la inmensa mayoría de la sociedad y que sólo conducen a sembrar peligrosas divisiones y a generar perjuicios sobre las instituciones y la economía del país.
-------------------------------------------------------------------------------------------------

Como no encontré un comentario editorial de esos a los que nos tiene acostumbrados La Nación sobre la toma del Banco en Entre Ríos, me tomé el trabajo de cambiar algunas pocas palabras del que publicó este diario el 30 de junio de 2004 referido a la toma de la comisaría 24 de La Boca por parte de la Federación Tierra y Vivienda, luego del asesinado de Martín “El Oso” Cisneros.
Calza perfecto.

lunes, 23 de febrero de 2009

domingo, 22 de febrero de 2009

El problema principal de la oposición


Viendo el empeño que pone la mayoría de los medios opositores para magnificar lo que Mariano Grondona denomina con exceso de voluntarismo “Diáspora kirchnerista”, a uno le da por sospechar que deben existir razones importantes y de no muy fácil visibilidad para instaurar tamaño desvarío, porque si bien es cierto que las masas no están al tanto del detalle político y que no tienen en su cabeza todos los nombres que están en danza dentro del candelero de la política, no se puede pensar que todo el mundo haya olvidado, por ejemplo, que el senador salteño Juan Carlos Romero –al que se lo promociona como la más reciente deserción de las filas kirchneristas- fue nada menos que el candidato a vicepresidente de Carlos Menem en 2003. De la misma manera es increíble que se le quiera hacer creer a la sociedad que Carlos Reutemann fue alguna vez un soldado del ex presidente. La figura del ex corredor está instalada en la mirada popular como un enigma, una suerte de santo grial inhallable e inasible de la política argentina, por eso los intentos de mostrarlo como un miembro más de la escudería santacruceña es cuanto menos una grosería conceptual, una falta de respeto al sentido común.
Quizá estos manejos reñidos ya no con la objetividad periodística sino con estándares de inteligencia media sean generados por la desesperación del Dispositivo Mediático Opositor que no encuentra el modo de revertir algunas corrientes de fondo que siguen jugando a favor del oficialismo, pese incluso a los errores que éste ocasionalmente cometa.
Hay algunas cuestiones innegables como que, por ejemplo, el modelo de país que se le vendió a los argentinos en los noventa estalló en mil pedazos primero aquí y ahora en el corazón mismo del capitalismo mundial. Por más que los gurúes operen y manipulen, los datos están a la vista y la gente los palpa: Los mismos que pronosticaron un dólar a 10 pesos en 2002, que son el elenco estable de “especialistas” que asolan el cable y la Cadena Nacional de la Gente Linda con sus pronósticos, han quedado sepultados por la implosión norteamericana. Ellos continúan diciendo lo mismo y siguen siendo convocados por programas y periodistas que, encorsetados por sus anunciantes e inmersos en un autismo preocupante, siguen profiriendo las mismas fórmulas de antaño sin observar que las condiciones han mutado drásticamente. Cual militantes de pequeñas sectas de izquierda dogmática, siguen repitiendo de memoria un dogma que ya no convoca, no convence y no suma adhesiones, sino dudas.
Mientras tanto es visible para el ciudadano de a pie que hay un gobierno operando, haciendo cosas, negociando para defender el empleo y gestionando incentivos para atemperar el enfriamiento del consumo. La sociedad lo ve y con mayor o menor nivel de aceptación o rechazo reconoce que hay gestión y que la Casa Rosada no está haciendo la plancha. También se observa que con las noticias de horror que llegan del mundo en materia de quiebras, de desempleo y de recesión en países de punta, la realidad fronteras adentro no es tan desagradable con lo que aquel titular emblemático de Clarín de setiembre del año pasado (“Algunos problemas de la Argentina reducen el impacto de la crisis”) termina siendo la confesión por el absurdo de lo acertada que ha estado la estrategia del kirchnerismo al diseñar una política menos dependiente del FMI y “del mundo financiero”.
La situación de la economía argentina dista de ser una panacea, obvio, y es seguro que las condiciones se agravarán, pero es innegable que de no haberse reorientado el vínculo con las entidades de la usura internacional el sacudón que estaríamos padeciendo sería extremadamente peor.
Esta es la gran corriente de fondo contra la que son vanos los intentos de la oposición en sus varietales mediático o político brut. He aquí una pared muy difícil de atravesar, una defensa difícil de perforar, porque la sociedad lo percibe, lo ve, e incluso lo ve hasta con enojo y disidencia, pero no observa una propuesta razonable, racional y superadora desde la vereda de enfrente.
Entonces el dispositivo mediático la emprende una y otra vez tirando anzuelos pero el pique es ínfimo. El intento de transformar en un tarifazo general los aumentos de luz y gas a los sectores pudientes no prende en las mayorías por la simpleza incontestable de los hechos: Al 70 % de la gente le vinieron valores similares a bimestres anteriores. Incluso la movilización motorizada por estas supuestas víctimas del PURE no superó las 400 personas contando aún con la capacidad movilizadora del zamorismo y las huestes del cineasta y la socióloga, que parecieran no encontrar tampoco un posicionamiento no tan penoso como lo es la defensa del derroche energético de las minorías opulentas y desvergonzadas que nada dicen, en cambio, de los incrementos en la telefonía celular o los servicios de Cable y Banda Ancha.
Y ni siquiera prendió el aumento del boleto en el transporte público porque pese a incidir directamente en el bolsillo popular, era sabido y por lo tanto esperable que el reajuste aparecía como inexorable.
Tampoco prendió el ninguneo a la temporada veraniega sencillamente porque todos los que se fueron de vacaciones el año pasado volvieron a irse ahora. Hubo menos cobertura mediática en Retiro pero las empresas tuvieron que reforzar sus servicios como en el verano pasado; Crónica TV hizo lo imposible para erradicarla pero terminó poniendo su placa ícono “Estalló el verano”; los comerciantes en la costa se quejan porque se redujo el consumo y es cierto, pero la costa se llenó y lugares como Bariloche fueron directamente rebasados por el turismo.
Una y otra vez fracasa el dispositivo mediático al recoger la carnada intacta y ya no sabe qué hacer con la oposición partidaria que pareciera no tener arreglo y sigue empeñada en demostrar que no está a la altura de las circunstancias. La hipótesis de Carrió matándose con Michetti y Macri, mientras Chiche Duhalde le salta a la yugular es desalentadora para Joaquín Morales Solá que palpita, además, un turno electoral nefasto en la provincia de Santa Fe que liquidará las chances de Binner o Reutmenann de seguir en carrera para el 2011, con todo lo que eso significa para la tan ansiada restauración conservadora que perderá así a uno de sus candidatos fuertes. Mientras tanto, la Mesa de los Galanes ya no puede ocultar la sorda puja entre De Narváez y Solá por ver quién encabeza la lista en la provincia y Jorge Macri ya es la primera víctima del trío más mentao…
Esta enumeración de datos y evidencias nos incita a concluir que la razón está del lado del gobierno o dicho de otro modo, que la sociedad observa que el gobierno está más en sintonía con la corriente profunda que orienta estos tiempos que las diversas escamas de la oposición en sus fases mediática y política.
Quizá por eso es que, entonces, los medios se incineran titulando gansadas y pretendiendo hacer del sofisma un argumento informativo valedero como el intento de mostrar al ex candidato a vice de Menem, que nunca comulgó con el oficialismo, como una deserción en el bloque de senadores del Frente para la Victoria.
Los tiempos han cambiado y diariamente se van cocinando nuevas condiciones en nuestra América latina, por eso no es casual que en la región, salvando unas pocas excepciones, estén gobernando fuerzas con planteos que por sobre todas las cosas son novedosos. No es casual ver que el discurso opositor en Venezuela o en la media luna boliviana tiene los mismos acentos y adjetivos que acá. No es casual que pese al manipuleo informativo de los grandes medios, férreamente embanderados con la oposición, se verifiquen triunfos arrolladores como el de Correa en Ecuador. No es casualidad, entonces, que pese a tanto poder en contra, los pueblos ratifiquen una y otra vez su voluntad de cambio en nuestra Sudamérica. Algo está cambiando a favor de proyectos políticos que sin llegar a tener una genética revolucionaria químicamente pura -ni mucho menos- tienen, al menos en el trazo grueso, una mirada más en sintonía con lo que perciben las masas como rumbo necesario para salir de la postración.
Por eso el dispositivo opositor se altera, porque su prédica no da los resultados buscados, porque sus dirigentes se pelean entre sí y se muestran incapaces de articular un único bloque de referencia electoral y porque cuando se largan a hablar de proyectos, la verdad, asustan.
La historia, por su parte, sigue empeñada en no dejarlos hacer pie, con todo lo que ello significa y el gobierno, en tanto, despliega un accionar por momentos errático poniendo, al decir popular, “Una de cal y una de arena”. No obstante cuenta con la gran ventaja de seguir teniendo de gran aliada a la corriente profunda de la que hablamos antes y eso es quizá lo que le sirva para sobrevivir aunque sea ajustadamente al plebiscito de octubre próximo. A juicio de este escribidor podría irle mucho mejor, pero eso forma parte de otro debate.

sábado, 21 de febrero de 2009

Dos Pasajes de Diario de la Argentina

Me comprometí hace días a transcribir algunos breves pasajes de “Diario de la Argentina”, la novela que Jorge Asís escribió contando su paso por un diario “que conocemos todos” desde mediados de la década del setenta hasta comienzos de la siguiente, de modo que acá van algunas muestras.
En la página 56 hay un párrafo muy interesante sobre el rol y el espacio de un periodista inmerso en un gran diario y las vinculaciones con los jerarcas de la dictadura. Defendiendo a un colega sospechado de servicio, Rivarola (Asís) dice:

…”Toribio González Aznar pudo haber tenido sus cosas pero pertenecían al pasado, habrá tenido o tendrá sus contactos decisivos con hombres de arriba pero no creo que por eso se lo pueda condenar, aquí está lleno de chupamedias que se jactan de sus amigos militares y nadie les da bola. ¿Porqué tanto ensañamiento con Toribio? ¿Cómo se puede ser un periodista importante en la Argentina de hoy si no tenés buenas relaciones arriba? En la Argentina de hoy y en la de siempre, no jodamos, si somos en el fondo mandaderos y publicamos lo que nos dicen, y no publicamos lo que sabemos, recibís un llamadito de arriba y te dicen: el cable 73 de Télam no va. Y no va. Vamos: Aceptemos que somos empleados de prensa y no periodistas, tenemos todos muchos más prejuicios que talento y entre nosotros un Jack Anderson nunca podrá existir, entre todos lo vamos a pulverizar, hombre de la cía, del pentágono, de la puta que lo parió, Y ahora, ahora que se hacen todos los mártires o los santos, ahora que tantos ponen cara de yo no fui ¿No se jactaban en su momento por los contactos conseguidos? O era sólo un estúpido yo. Demasiados defensores de la democracia de hoy que no eran precisamente importantes antes tal vez para mandarse la parte decían: “Ayer estuve con Harguindeguy, me dijo que…” O con Suárez Mason, o con Bussi, o Viola. Vamos ¿Cuántos entraron en trabajar en diarios y semanarios apenas porque tenían buenos contactos con el Almirante, o en el Ejército?

En la página 61, cuenta que lo mandan a Mar del Plata junto a un compañero (el Lotus) a cubrir la temporada (verano de 1977) y hay otro párrafo de notable contundencia para graficar cómo se posicionó la gran prensa en relación a la dictadura:

….”A divertir y divertirse entonces, en lo posible jugando convenientemente al loco, pero bajo el sol, en la playita y entre las hembras ideales para olvidar, en el casino y entre la euforia triste de una pequeña burguesía atosigada que trataba de ignorar lo que ocurría en otras ciudades o hasta en la periferia de Mar del Plata mismo, que los ardorosos y supremos militares pateaban puertas hasta derribarlas para arrancar brutalmente a tantos románticos desdichados que pensaban lo que pudieron pensar también el Lotus y Rivarola, quienes ahora, casi culposamente, se dedicarían a ilustrar, con información y color, dos páginas diarias, preferiblemente las centrales, había espacio para regalar en el verano y sobre todo en el verano de 1977, caracterizado por el horror que no debía pasar inadvertido y por el retroceso feroz de la política.
Debían ganar espacio entonces otras secciones del diario, especialmente Deportes, toda la manija posible al deporte porque había que empezar a vivir para el mundial y ganaba también columnas Información General, una sección que se convertía en una especie de basurero atómico, para la que arrojaba sus productos coloridos Rivarola, donde precisamente a veces podía hacerse el irónico y hasta el contestatario, porque le habían dicho muy clarito cuál sería el comportamiento (la línea) del diario respecto al violentísimo golpe militar que se había impuesto para regocijo de las capas medias apacibles y la gran burguesía. El Diario, le dijeron, sigue la línea del tiberismo (frigerismo), apoyamos al proceso en lo político pero estamos contra Martínez de Hoz en lo económico. Visto a la distancia, puede sonar a frívolo, como si se tratara de una cizañosa chicana que el narrador se atreve a lanzar en tiempos mejores, pero entonces se contaban a montones los optimistas o por lo menos los distraídos que suponían que Martínez de Hoz y Videla no representaban lo mismo, incluso más hacia la izquierda los disparates conceptuales llegaron horriblemente más lejos. Cómo no recordar, por ejemplo, con cierta ternura grotesca, a aquél ferviente militante comunista amigo que –mientras nos chupaban a tantos compañeros hasta el exterminio- advertía contra un supuesto golpe de extrema derecha y llamaba a evitar el pinochetazo que se avecinaba. Es más grotesco aún: porque aquél militante comunista que advertía fue también chupado y masacrado. ¿Y esto que es?, se le preguntaba, antes de que lo secuestraran a él, ¿Qué tiene que envidiarle a Pinochet el general Videla?, pero de todas formas el bolche desorientado invitaba a cerrar filas con los militares moderados para evitar así el fantasmagórico golpe fascista.”

Creo que estos dos pasajes son fotografías de un tiempo que dicen muchísimas cosas. El primero es definitorio cuando dice “Somos empleados de prensa y no periodistas”. No admite una réplica medianamente sustentable. Y el segundo descubre la trama perversa que se tejió entre los grandes diarios y los militares conteniendo, además, un relato de época conmovedor de los tiempos de la represión más feroz.
La lectura de este libro explica, además, el destino marginal al que se confinó Jorge Asís al publicarlo. Es mucha – y muy importante- la gente que es “tocada” en estas páginas, y eso suele pagarse carísimo.
Quizá la condena a la Siberia que le significó “Diario de la Argentina” es lo que lo transformó en ese jetón brillante y políticamente cloacal que hoy conocemos. En la novela se nota también cómo Asís por momentos reconoce autocríticamente su característica de canchero, de altanero y de figurón, con lo que es posible concluir que, aún sabiendo a lo que se exponía, editó esta obra porque su sed de protagonismo se lo impuso.
En el buscador de Clarín si usted pone JORGE ASIS, podrá leer “No se encontraron resultados” mientras que en Google son 392.000 las páginas que lo citan.
La lectura en estos tiempos de “Diario de la Argentina” (publicado en 1984) tiene dos ventajas: además de mostrar la cocina de la gran prensa durante la dictadura más sangrienta que padecimos, explica porqué Asís se recicló en ese francotirador de una inventiva singular y por momentos majestuosa que termina inmolándose en política junto a impresentables como Jorge Sobisch. Da la impresión que no le quedó otro camino o que el personaje políticamente incorrecto que fabricó es lo único que le quedó a mano.

viernes, 20 de febrero de 2009

Qué hacer con Cobos?

En los últimos días ha reverdecido la problemática que plantea al Poder Ejecutivo el tener dibujado un vicepresidente que ya no pertenece al gobierno en lo político pero se empeña en estorbar haciendo uso de atribuciones constitucionales.
Como es lógico, el gobierno lo ningunea y le niega hasta lo esencial pues, al fin y al cabo, entiende que no hay que tener ningún tipo de contemplación a un opositor que ocupa ilegítimamente un lugar institucional. El mendocino responde victimizándose y el Dispositivo Mediático Opositor se rasga las vestiduras ante el atropello K…
Es un tema sabroso verdaderamente porque en tanto el Cleto insista en ocupar el cargo las tensiones seguirán a la orden del día.
La única solución institucional a este entuerto es la destitución del vicepresidente mediante un juicio político pero como el oficialismo no cuenta con fuerza legislativa para hacerlo esa vía de momento está intransitable, con lo que no nos queda más remedio que seguir soportando estas campañas “republicanas” de medios y periodistas que en muchos casos no dudaron en apoyar fervorosamente las más flagrantes interrupciones de la vida democrática pero se agarran de Cobos para mentirse defensores inclaudicables de la “calidad institucional” y las buenas costumbres.
Habría que buscar alguna salida, alguna explicación para contrarrestar este chicaneo “republicano” constante ¿no?
Buscar alguna interpretación que dé algún marco jurídico para fundamentar porqué un gobierno tiene el derecho de defenderse de alguien que desvergonzadamente sigue ocupando un cargo al que debió renunciar.
Si en la vida hay “dos bibliotecas” para cada cuestión, pues también deberá haberla en este caso ¿No, Arballo?

Oficialismo o seguidismo?

Leyendo muchos comentarios de los últimos días observo cómo muchos visitantes del blog y fervientes seguidores del gobierno se ponen agretas cuando se publica un post con críticas puntuales a la gestión que encabeza Cristina. Por un lado se olfatea una actitud tipo “De esto no hay que hablar, no hay que divulgar estos asuntos”, otro reflejo es apurarte “¿De qué lado estás”?
Si el tiempo de los Kirchner nos devolvió, por suerte, mucho debate político ¿Por qué nos ofuscamos cuando desde el palo alguien realiza críticas? ¿Es que, acaso, criticar aspectos puntuales significa una traición? De ningún modo. Uno puede criticar con o sin razón, eso es harina de otro costal, pero con el objetivo de alertar, de avisar, de pedir “media pila ahí”.
Existe la posibilidad de que por ejemplo, mis críticas al manejo que hace el gobierno del conflicto con las patronales agropecuarias estén erradas, admito la posibilidad y me alegraría que así fuera pues eso significaría que “el problema del campo” se solucionaría. Sigamos los acontecimientos y los hechos arrojarán un veredicto.
Lo importante en esta etapa es sacarse las anteojeras y no incurrir en actitudes dogmáticas ni de seguidismo acrítico.
Es bravo mantener la calma cuando se observa diariamente el nivel de manipulación del Dispositivo Mediático Opositor. Uno se brota viendo al meopongoaltodismo; uno se agarra la cabeza cuando ve a las huestes del cineasta y la socióloga marchando junto a los consumidores de 2500 KVH; y la bronca es mayúscula cuando los señores del campo hacen tanto quilombo porque creen que deben ganar más. Es cierto, todo eso ayuda al abroquelamiento con el gobierno, generando un instinto de cerrar filas junto a Cristina.
Pero como siempre hay que releer las máximas del oráculo Panigazzi, es tiempo de volver a repetir que “Una cosa es una cosa y otra cosa es otra cosa”
El amigo Rob Rufino, del blog Catampeist dejó un comentario con un pasaje eminentemente esclarecedor:

“Los K, desgraciadamente (dicho con pesar por que son los únicos que intentaron cambiar el esquema de distribución de la renta) carecen del más mínimo sentido del mediano plazo. O sea, saben donde quieren ir en el largo plazo, pero solo toman medidas de corto alcance. Y De Vido es el máximo exponente de ese accionar. Si hoy hace falta energía el tipo te construye una central eléctrica en pocos meses.”

Lo que dice Rob da en el clavo o por lo menos expresa lo que quiero decir cuando manifiesto cierta contrariedad con alguna medida del gobierno: Apoyo su orientación política e ideológica pero observo implementaciones erróneas en algunas áreas. Por ejemplo con el tema de los aumentos de luz y gas: Ustedes conocen cual fue mi postura de apoyo incondicional, pero eso no quita que les recomiende a los que no la leyeron, la excelente nota que el sábado pasado publicó Alfredo Zaiat en Página/12. Entonces digo que quizá se pudo manejar el asunto de los aumentos comunicando mejor; que por ahí no era necesaria tanta virulencia entre otras cosas porque ya en Tucumán algún juez mandó los aumentos para atrás.
Mucho me temo que este proceder tan drástico en las tarifas para los sectores pudientes se debió más a la necesidad de achicar el gasto que a una profunda y razonada política tendiente a magnificar la redistribución del ingreso.
Esta eliminación de subsidios –que apoyé y apoyo fervorosamente- debió concretarse muchísimo antes y se la debió utilizar para explicitar cómo acciona un gobierno popular protegiendo a los sectores más débiles pero no haciéndose cargo del despilfarro de energía de los sectores de altos ingresos.
Me atormenta, como a muchos, pensar en el 2011. Pensar en Reutemann o Macri es definitivamente desesperante. Pregunto con la mejor de las leches ¿Qué piensan al respecto en la famosa “mesa chica”? A ver, especulemos: ¿Se trata de que Carrió quede en la banquina noqueada por Michetti y Binner sepultado a votazos sojeros para que entonces la única opción mal que mal “progre” sea Néstor?
Este dibujo aparece interesante, sin dudas, y por supuesto me encontrará entre sus fogoneros, por eso es que entiendo que hay que corregir el rumbo en aspectos puntuales.
A ver: No hay que mandarse cagadones al pedo (perdón por el castellano antiguo) como esta rosca fallida con Biolcatti.
¿Tamo?

jueves, 19 de febrero de 2009

Un verdadero enchastro

Ya está. La mesa de Enlace volvió al lockout, Reutemann salió a bancarla a fondo y mañana el Acto de Leones tendrá una potencia política muchísimo mayor a la esperada.
El gobierno queda muy mal parado y sospechado de haber procedido de manera pequeña y torpe. Cuando se opera a cierto nivel siempre debe que alcanzarse un resultado, que aunque no sea el deseado al menos te dé algo. Pareciera que desde Casa Rosada se hizo todo mal, que no se consigue nada salvo, obvio, generar condiciones objetivas muy favorables al accionar de las patronales agropecuarias.
La convocatoria para el martes ya está herida de muerte y se vuelven a transitar caminos similares a los del año pasado que sólo pueden perjudicar – y mucho – al gobierno y más en un año electoral.
Pareciera no entenderse que la lucha con las patronales agropecuarias tiene características muy especiales. Pareciera no visualizarse que ésta es gente con “mucho resto” como para aguantar una pulseada por tiempos muchísimos más largos que los de cualquier gremio de trabajadores. Los tipos tienen resto, tienen guita, tienen el grano guardado esperando el momento justo y no se perjudican con la tensión permanente, incluso la utilizan para oxigenarse y si las cosas en el pueblerío se empiojan, dirán pues que todo por culpa del gobierno…
Y por si fuera poco, cuentan con el Dispositivo Mediático Opositor operando como prensa partidaria.
Una historia conocida, muy conocida.
Pero parece que no se la quiere entender. Parece que el gobierno está empeñado en una puja que inexorablemente agrava de manera preocupante la herida política fulera que arrastra desde el año pasado.
Este minué fallido de De Vido y Biolcatti es la comprobación de que no hay una política, no hay una estrategia, entonces –y esto es de libro- cuando no se tiene un marco estratégico, la táctica se traduce en manotazos de ahogado que generalmente no conducen a ningún lado.

A desalambrar!!!

Hugo Biolcatti admitió los contactos con De Vido…
¡Es la política, estúpido!!! Ya lo sé, pero ¿Biolcatti y De Vido?
¿A qué está jugando la Rosada, a buscar un acuerdo o a empiojar el frente interno de la Mesa de Enlace?
A ver: Todo acuerdo es preferible a la extensión de un conflicto que al gobierno le ha hecho mucho daño. Lo que está por verse es si esos acuerdos que se vienen conversando entre De Vido y Biolcatti sirven para poner en caja por varios meses el problema “del campo”. El riesgo es que si se pudre todo y encima queda evidenciado que el gobierno apostó a quebrarles el frente interno, el costo va ser altísimo porque el núcleo duro de la avanzada está en Federación Agraria y Carbap. Quiero decir que aún logrando una escisión, o cierto raleo de la SRA, el poder de convocatoria lo tienen aquellas dos entidades. La SRA casi no existe en términos de movilización y tiene muy poca gente. Los que te ponen gente en las banquinas son los otros.
Por todo esto la jugada entraña un riesgo mayúsculo y el análisis político nos da que el gobierno nunca enfocó debidamente el problema y nada indica que haya ido al oculista, entonces, los riesgos de colisión se potencian.
La Mesa de Enlace funciona como un dispositivo de presión y se mueve siempre de contragolpe pues sus diferencias internas le imposibilitan generar consensos en lo referido a proyectos. Por eso corren siempre el arco, por eso la FAA en los cabildeos de la 125 todas las mañanas aparecía con algo nuevo. Porque lo que le sirve al pequeño productor no le cierra a los productores más grandes y así sucesivamente. De ahí que el factor aglutinante sea la oposición a todo lo que provenga del gobierno.
Si el gobierno ha desconocido nuevamente estas condiciones, estas características, esta “forma de ser” de la Mesa de Enlace se equivoca nuevamente y feo.
¿Qué pasa si mañana salen a matarlo la FAA y CARBAP en el acto como todo lo indica? ¿Qué pasa si vuelven a darle al asadito al costado de la ruta?
Claro, alguien podrá decir que ahora está en duda cuánta convocatoria tienen, pero eso está por verse. No obstante, cuando gobernás un país no podés arriesgarte a que una patronal te junte mucha o poca gente.
Más vale, en todo caso, morir con las botas puestas antes que salir a “muñequear” mediante uno de los funcionarios que es el blanco predilecto de la diatriva opositora, corriendo así el riesgo de consumirte en el mismo fuego que vos encendiste.

Pollitos en fuga

La impresión es que en el PJ comienzan a producirse reacomodamientos esperables y típicos en esta maquinaria de poder siempre dispuesta a formatearse según de dónde soplen los vientos.
Como se sospecha un “fin de época” (El fin del kirchnerismo) comienza la fiebre de aprestos y amagues que se potenció con la movida de Carlos Reutemann. Son varios los senadores que ahora pugnan por abrirse del bloque oficialista, en la mayoría de los casos se trata de legisladores que votaron en contra de la 125 y que mantuvieron un vínculo con el oficialismo pues no tenían otro lugar bajo el sol. Ahora, que parecen vislumbrarse otros emblocamientos, comienza el frenesí renunciador.
Si estos movimientos tuvieran la contrapartida de una acumulación por otro lado por parte del oficialismo la situación sería interesante, pero no parecen ser así las cosas. Desde un punto de vista histórico se están yendo al mismo tiempo desde Reutemann a Bonasso y esto tiene un significado que cualquier analista no puede eludir, salvo quienes siguen con las anteojeras puestas.
Es probable que la estrategia kirchnerista de atar caso por caso y provincia por provincia esté entrando en zona de turbulencias o bien que la situación de sangría esté controlada pero es magnificada por el Dispositivo Mediático Opositor. La verdad, nos falta información fina, pero el análisis político basado en los datos de dominio público nos lleva a suponer que la elección definitivamente se provincializará y ahí cada gobernador y líder peronista jugará su propio partido, pegándose y despegándose de la Casa Rosada cuantas veces sea necesario. El vínculo será meramente táctico: Toda vez que les convenga citarán a Cristina y al rato se olvidarán de ella.
Queda por delante, entonces, un escenario de ¡dos años! repleto de negociaciones puntuales y de carácter semanal: Acuerdos específicos para la sanción de una ley con unos y otros alternativamente, donde los que ayer te apoyaron para este proyecto, mañana se abstienen y te acompañan los que ayer se opusieron.

miércoles, 18 de febrero de 2009

Macri, Carrió, Binner, Reutemann y Michetti

Anoche recorrí un poco el dispositivo mediático opositor (DMO) y, la verdad, mete miedo.
¿Qué fuman chicos?
Hoy me encuentro, también, con el mismo “fumo” pero “en letras de molde” referido a la previsible movida de Reutemann, que “se aleja” del kirchnerismo (cuando nunca lo integró) para correr por derecha –aunque parezca imposible- a Rubén Giustiniani.
Debe haber asesores que aconsejen al dispositivo mediático opositor exponer ante la “opinión pública” análisis políticos tan celebérrimamente berretas. No pueden entenderse de otra manera, sino, opiniones como la que hoy publica Eduardo van der Kooy en Clarín.. ¿O piensan que la gente está definitivamente del tomate como para ignorar que Reutemann nunca fue kirchnerista?
O es esto o la consigna de adaptar la realidad a sus deseos, de otra forma no se entiende un vuelo analítico tan al ras.
Lo concreto es que en “el relato” oficial del DMO Solá se fue la semana pasada del Frente para la Victoria y ahora “huye” Reutemann. Claro, les viene perfecto para abonar la idea del desguace del FPV que estaría siendo, según estos análisis, la zaga de “Pollitos en fuga”.
No se puede negar que últimamente el FPV ha sufrido desmembramientos, pero no se puede mentir alevosamente como para informar que un dirigente que jamás fue kirchnerista y siempre mantuvo su perfil propio, como Reutemann, ahora se aleja de un lugar en el que nunca estuvo.
Desde este cándido rinconcito opinativo entendemos que esta movida de Reutemann contribuye a blanquear la escena política puesto que su hipotético triunfo jamás se lo hubiera podido atribuir el ex presidente que sí podrá festejar si Rossi se anima a ir por afuera y logra sus reeleción.
Octubre va a proyectar desde Santa Fe y Capital a dos candidatos muy fuertes y dejará malheridos a otros dos.

PAISANO SANTAFESINO
Santa Fe, se apresta a una confrontación electoral cuyo resultado sacará de carrera o al menos dejará malherido a Reutemann o Binner. Si el Lole perdiera los libros de política dicen se despediría para siempre del sueño presidencial. Si en cambio triunfara, quien quedaría hasta las manos sería Hermes Binner, porque aunque él no fuera directamente el derrotado, al día de hoy ya se metió en la campaña electoral de lleno con lo que luego no tendrá espacio para hacerse el desentendido y cargar sobre la mochila de Giustiniani todo el peso de la derrota.

VALS MUNICIPAL
Capital tiene elementos más singulares aún puesto que Michetti significa mucho, muchísimo más para el PRO que Giustiniani para el socialismo leve santafecino, con lo que octubre desencadenará más tuco político al interior del distrito que Santa Fe.
Ayer irrumpió Gabriela Michetti lanzada definitivamente a la lucha electoral y emplazando a Elisa Carrió a sacrificar la gélida candidatura del galancete de las finanzas. No le queda otro recurso a la chaqueña que salir ella misma a dar batalla con lo que desde el vamos está reconociendo la envergadura de su rival.
Eso pesa, porque era un secreto a voces que Michetti sería candidata, Carrió, en cambio, pretendió instalarse por encima de la disputa distrital autoproclamándose líder indiscutida de la oposición a nivel nacional pero ahora tiene que ir al pie de la vicejefa.

Arranca mal.

La autoproclamada líder del meopongoaltodismo tiene ahora que sacarlo del medio al economista y agarrar ella misma el volante de la campaña electoral porteña con serias chances de que octubre sea el mes de su defunción política definitiva si fuese derrotada.
La campaña porteña va a estar para alquilar balcones. Promete mucha sandunga y de la buena. Esperemos que las chicas no nos decepcionen.
Además de prometedora, tiene el condimento político, como Santa Fe, de que cualquier resultado altera el actual estado de cosas en la ciudad:
Si triunfara Carrió asestaría un golpe muy duro a Mauricio Macri, quien besaría la lona habiendo incluso gastado su Bala de plata. El PRO quedaría desprovisto de pólvora y preocupado seriamente ya no en las presidenciales del 2011 sino en no perder la jefatura de gobierno. Macri podría seguir con sus aspiraciones presidenciales pero entrando a la competencia arrastrando una derrota en su distrito habiendo jugado su mejor carta.
Si en cambio la copa se la llevara Michetti, no sólo Carrió saldría de la carrera para el 2011, sino que Macri quedaría seriamente condicionado por la jefa espiritual del Festilindo que objetivamente emergería de la confrontación de octubre con un peso propio lo suficientemente sólido como para aspirar al sillón que hoy ocupa Mauricio.
Definitivamente, un triunfo de la chica de Laprida la posicionará como la dirigente con mayor poder del distrito, incluso más que el de propio Macri que quedaría recostado sobre una muchachada peronista con pobrísimo predicamento en la ciudad y el staff tradicional de la derecha de barrio norte que expresan tipos como Pinedo o el sapo Rodríguez Larreta.

Octubre se pone cada vez más interesante y la política al rojo vivo
Por suerte!!.

martes, 17 de febrero de 2009

¿Lo digo o no lo digo?

No me gusta y lo voy a escribir aún corriendo el riesgo de que se monten sobre el post muchos chuchis con su consabida catarata de obviedades anti K.
Lo voy a escribir sabiendo que por ahí AAB me cuestione, o que algún amigo sugiera que “de eso no se habla”.
Al fin y al cabo, jetonazo irremediable cual Rivarola, uno goza con esto de decir, de escribir, de “publicar” ideas.
¿Lo digo o no lo digo?
Digo que no me caen bien los auditorios que le organizan a la presidenta para lanzar los anuncios. Digo que no me caen bien esos aplausos. Digo que no me caen bien las caras de funcionarios y gobernadores así, como cumpliendo.
Sé que este montaje busca disimular carencias de origen del gobierno actual, pero debieran pensar los que lo diseñan que de poco sirve poner a la presidenta todos los días ante casi los mismos auditorios a anunciar desde proyectos de envergadura, hasta cuestiones menores como las ligadas a la tarjeta para viajar en subtes y colectivos. Así no se refuerza la imagen presidencial, diría que más bien se logra todo lo indeseado.
La presidenta no tiene que hablar del problema de las monedas…
Cristina llegó el gobierno con una fuente de poder sospechada. El país sabía cuando la votaba que ella integraba una sociedad política con Néstor, pero que a la hora de los bifes, el que manda es él. Y si no fuera exactamente así, no sería un error suponer que por lo menos así lo avistan las masas, con lo que la resultante es parecida.
Dicho en criollo, tiene más poder él que ella.
Luego sobrevino la gran metida de pata política que fue la 125. No se vio que los días todopoderosos habían acabado y que salían, con poco resto, a enfrentar a un sector con un poder económico y simbólico colosal con el resultado por todos conocido.
¿Lo digo o no lo digo?
La derrota, habilitó el período de “pato rengo” mas largo de las democracias occidentales: El gobierno quedó condenado a sobrellevar dos tercios de mandato restantes con un capital político escueto y una imagen seriamente deteriorada, contando sólo con el oxígeno que significa tener en la vereda de enfrente a dirigentes políticos extremadamente incapaces de generar algo más que presencia en el dispositivo mediático opositor.
¿Será por eso, entonces, que se esfuerzan en montarle estos escenarios?
Cambien, muchachos. Todavía están a tiempo.
No van a convencer a nadie con los anuncios del día a día porque así como la sobrecarga de información opera en los hechos como desinformación, por ahí se corre el riesgo que tanto anuncio de corrido, sin prisa y sin pausa, genere cierto bloqueo receptivo y entonces parezca lo mismo anunciar políticas de Estado que cuestiones de rango administrativo de esas que hasta los ministros se excusan de anunciar porque son de incumbencia de Secretarios o subsecretarios.
La presidenta tiene que estar para otra cosa o, si se quiere, para anuncios acordes a su investidura.
¿Lo digo o no lo digo?
La presidenta tiene que dar reportajes acá. ¿Porqué le da una hora a Telefé en España? ¿Porqué no da conferencias de prensa si le sobra paño y muñeca para salir airosa?
A veces parece que no se dan cuenta de cuestiones evidentes.
¿Lo digo o no lo digo?
Digo que así como están las cosas corremos serio riesgo que en 2011 la presidencia pueda ser ocupada por Reutemann, Macri o Scioli…
Si si, dan ganas de balearse en un rincón.
Pero ¿Esto es lo que quieren Cristina y Néstor? ¿Entonces para qué tanto quilombo? ¿Para que vuelvan las AFJP? ¿Para que se vuelva a privatizar Aerolíneas Argentinas?
¿O resurgirá Néstor de las cenizas librando una heroica batalla contra Dios y María santísima para reasegurar el proyecto desde la presidencia?
Si ese fuera el plan, no pareciera que se está operando en consecuencia porque, mirá: Podés tener el dispositivo mediático en contra y una sobredosis de opositores puteandote en cadena nacional., pero si estás fuerte abajo te la podés bancar. Pero ¿Está fuerte abajo el kirchnerismo? No pareciera. Digamos que tiene un entramado de alianzas bien estructurado, pero alianzas al fin. Y ya sabemos que los acuerdos están hechos para ser incumplidos. Y si no se los inclumple, da la impresión que está todo muy intermediado, que la fidelidad es al puntero o al intendente, no al gobierno nacional.
Evo está fuerte abajo, Chávez también ¿Se entiende?
¿Lo digo o no lo digo?
Los Duhalde golpearon durísimo hace poco cuando en ese reportaje que dieron a Crónica TV plantearon que a Menem se lo quería y a Kirchner se le teme…
Lo último es mentira pero no atenúa la dolorosa veracidad de lo primero, porque al turco mucha, muchísima gente lo quería.
Curiosidades de la política son las que determinan que a veces muchas personas sientan como iguales, y por lo tanto admiren y quieran a personalidades que gestionan en sentido contrario a sus expectativas y necesidades. A Menem lo querían la mismísimas victimas de sus políticas mientras que a los Kirchner no sabemos cuántos de los que se beneficiaron con sus gobiernos realmente los quieren.
Todo un gran contrasentido ¿no?
¿Lo digo o no lo digo?
Estas son reflexiones lanzadas de una sobre el teclado y bajo ningún aspecto significan un quiebre. Uno de los desafíos del presente es asumir la complejidad de la coyuntura política con inteligencia y plantear desde el palo muchos interrogantes que reclaman respuestas urgentes.

lunes, 16 de febrero de 2009

Desde dónde hablan los Medios?

Acabo de terminar “Diario de la Argentina”, esa novela imperdible de la que ya les hablé y que recomiendo fervorosamente a todos aquellos que busquen elementos para comprobar las mentiras de la “prensa libre”
Al cerrar el libro explotó en mí una pregunta:
¿Desde qué lugar nos hablan de “libertad”, “objetividad” e “independencia” estas empresas y sus figurones?
¿Desde qué lugar nos habla alguien que se miente de lo más independiente de todo el periodismo patrio, pero se brota cuando se entera que la empresa donde trabaja anda especulando con instalar en la FM y en su misma franja horaria a un colega que se quedó sin aire?
¿Desde dónde nos hablan las grandes empresas periodísticas que aprovecharon la dictadura para asociarse al Estado y controlar nada menos que el negocio del papel?
¿Desde dónde nos hablan empresas que prohibieron la actividad gremial y han echado a decenas de periodistas por cuestiones sindicales?
¿Desde dónde nos hablan los grandes medios que mandan a sus lenguaraces a boconear “Dictadura” a un gobierno que se bancó casi una elección plebiscitaria cada dos años cuando ellos ni siquiera tienen la entereza de publicar cómo están compuestas sus sociedades y quienes son sus accionistas?
¿Qué legitimidad tienen estas empresas para erigirse en catadores de la calidad democrática cuando tienen su historia manchada de verde? (y su presente también aunque este verdor sea de origen más agrario)
Trate usted de saber quienes son las 10 cabezas principales de Clarín o La Nación. Si no cuenta con amigos en “el ambiente” fracasará estrepitosamente.
Trate usted de saber cómo seleccionan al personal, qué valores consideran importantes para ascender a sus empleados; Trate usted de saber cuánto cobran los gerentes, secretarios y figuras de sus canales y radios.
No conseguirá nada.

Pero resulta que diariamente formatean la sesera popular con sus consignas, sus slogans y sus sofismas.
¿Qué vara utilizan para juzgar democrático a Uribe y sospechar del compromiso democrático de Hugo Chávez y Evo Morales, que han dado sobradísimas muestras de someterse al voto popular para introducir reformas políticas de notable profundidad?
Siempre fue un gran contrasentido que en nuestra América dos organizaciones piramidales y tajantemente antidemocráticas en su estructuración se presentaran como baluartes de la vida republicana: La Iglesia y las Fuerzas Armadas. Ahora ha surgido otro poder colosal cuya fibra democrática directamente no existe. Los grandes medios hacen política (si alguien dijo con ingenio que en Argentina hay tres bloques políticos: El kirchnerismo, Clarín y La Nación) opinan, bajan línea y le miden el aceite a todo el mundo ¿Y ellos? O mejor dicho ¿Y a ellos quién los controla? ¿El rating medido por empresas propias?
Ya sabemos que la respuesta a esta pregunta se llama LEY DE RADIODIFUSION. Pero también sabemos que precisamente por eso no la hay y está en duda cuándo la pueda haber.
Mientras tanto se requiere por lo menos blanquear estas cosas, hay que sumar voluntades a la tarea de difundir quienes son los capitostes ocultos que manejan estos emporios fabulosos de prensa y difusión.
Un ejemplo: La desvinculación de Nelson Castro de Radio Del Plata sirvió para que se filtrara que este señor cobraba 140.000 pesos por mes, y supimos por un audio del Chavo Fucks en Continental que incluso habría solicitado un aumento en torno al 100 %...
Bueno viejo. Está todo dicho. No hay más que hablar. Que pase el que sigue.
Y bueno, así como esta filtración sirvió para desmitificar a un personaje que la iba de impoluto, muchas informaciones similares servirían para poner las cosas en su lugar.
Porque, y no jodamos, no podés jugarla de prócer virginal y llevarte ciento cuarenta lucas por mes. No no no. No sos creible, sos un impostor, un operador opositor.
Hay mucho por blanquear en Argentina y ahora le llega el turno a los medios. Y les llega el turno porque despacito la gente se va dando cuenta de que los medios son de alguien. Despacito despacito va menguando esa fe ciega que otrora se les tenía ¿Te acordás del “lo escuché en la radio”? Eso tenía por poco fuerza de ley. Si lo había dicho la radio era posta. Si hasta en el Café los lunes los parroquianos discutían si la falta había sido dentro o fuera del área cuando lo único que tenían como elemento probatorio era el relato de Fioravanti o el de Veiga…
Pero poco a poco el pueblo ve, escucha y elabora sus puntos de vista. Como cuando terminó la semana pasada la exhibición de la Mesa de los galanes
y en América y La Red lo primero que hicieron fue entrevistar a De Narváez –dueño de ambos medios- la cosa adquirió ribetes grotescos.
Y la gente ve todas esas cosas.
No se cuándo, pero el blanqueo mediático tendrá que llegar. Para poner las cosas en su lugar y para que se sepa desde dónde provienen los manijazos, las manipulaciones y las mentiras hechas verdades.
Para ver, en definitiva, cuántos quedan en orsay...
Marche urgente un telebeam!!

Alguien que le arrime algo mejor a Monner Sans, por favor!!!!

Esto que leo acá es desopilante.
Por favor... que alguien le tire algo más fuerte al doctor!!!
Que se nos va a morir de abstinencia.
En serio Doctor (y va con onda) Búsquese un temita que rinda un poco más y que no genere vergüenza ajena.

Las lecciones que nos da Venezuela

Contra todo el dispositivo mediático opositor, contra todas las operaciones y manipulaciones, contra diputados como ese del PP español que llegó como veedor y se metió desvergonzadamente en sus cuestiones internas. Contra todos, el pueblo de Venezuela se alzó con un triunfo inobjetable y de una contundencia que es corroborada acá en Argentina por la displicencia (Léase “ninguneo”) con que la “prensa libre e independiente” lo ha tratado.
Hoy lunes el tema casi desapareció de los títulos.
Cualquier repaso por aquellas elecciones donde perdió por un punto o las anteúltimas (donde habiendo triunfado holgadamente, los medios de acá y el “mundo libre” dedicaron muchísimo más espacio que ahora imaginando que había perdido) delata incontrastablemente el garrón que se están comiendo La Nación, Perfil y toda una caterva de impresentables cuentapropistas como Eliaschev o de “periodistas independientes” con sueldos de $ 140.000 mensuales, que de manera torpemente obtusa pretenden seguir viendo como una dictadura al régimen político más plebiscitado del continente en la última década.
Anoche en C5N se hablaba de “dictadura” al tiempo que se difundían los festejos populares luego de una gesta histórica para los archivos de las grandes jornadas democráticas.
Poco serio

A la victoria de un pueblo, a un resultado que amplía la participación popular la denominan dictadura. Qué loco ¿no? Los venezolanos tendrán derechos más amplios que los nuestros. Podrán reelegir cuantas veces quieran a gobernadores y al presidente y podrán también revocar sus mandatos.
Acá no se puede
Acá no podemos
Todavía estamos aprisionados por ese discurso tramposo que se inspira en la democracia estadounidense y que nos canta que si un gobernante supera los 10 años en le poder se pudre todo. ¿Porqué señores, porqué no puede un pueblo reelegir cuantas veces lo desee a un presidente?
¿Acaso De la Rúa hubiera sido reelegido de por vida, acaso Bush?
Si no tenés oxígeno político de nada te sirven las leyes.
Si no tenés existencia política real, las leyes y las formalidades (boleta única, por caso) no te privan del escarnio.
Menem quizá hubiera galopado con chances, de haber tenido la posibilidad de ser reelecto ¿Y si lo hubiera logrado? Si lo hubiera logrado hubiera sido porque una porción importantísima de los argentinos así lo habría querido, entonces, ha llorar a la Iglesia.
Claro, seguramente vendrá el argumento de que los gobiernos que perduran muchos años se corrompen y corroen las bases de sustentación de la democracia. Este discurso es conocido y quien más quien menos, todos lo hemos padecido ¿Pero es afectivamente así?
¿No será que las clases dominantes han elaborado este discurso y esta visión de la legislación para garantizarse que no se pueda generar un Poder popular lo suficientemente sólido como para tirar abajo las alambradas legales que fundamentan SUS democracias formales, democracias por arriba que encubren realidades sociales tiránicas donde muy pocos se benefician esquilmando a muy muchos?
Venezuela sigue dando que hablar y para bien.
Venezuela nos exige pensar y conmueve uno a uno los bastiones discursivos de las formas de ser “occidentales y cristianas”
En buena hora.

domingo, 15 de febrero de 2009

De vuelta a casa

Terminan los días en la playa. Fueron 17 jornadas donde , al fin, logré disfrutar, descansar y escaparme al ciber para darme el gusto de escribir. Logré también ser la estrella de esta temporada jugando a las Basas, un juego de cartas donde nos matamos con Ceci, con mis cuñados Tere y Juanjo, y las sobrinas Mariu y Chechu.
Casi todos los días pudimos disfrutar del mar con momentos gloriosos como la mañana de ayer, donde estuvimos cuatro horas más en el agua que afuera.
El libro de Asís me fue atrapando con una fuerza arrolladora y ya estoy en el final. Calculo que esta noche lo termino y me ha servido mucho, muchísimo y ya escribiré de eso.
Pero me ayudó mucho este placer que es escribir. La verdad que lo disfruto cada día más. A veces salen cosas rescatables y otras no tanto, pero es un ejercicio muy saludable. Pablo Caruso, de Cooperativa, me decía en enero que se me notaba cierto crecimiento en lo político y lo atribuía al blog. Creo que está en lo cierto: El blog y su exigencia cotidiana (porque si bien nadie te exige escribir todos lo días, vos te lo tomás como una obligación o como una necesidad de comunicar) te va puliendo el tecleo y todo eso va aceitando el tránsito entre la idea borrosa y el texto claro que la exprese. Ese ejercicio de transformar ideas en palabra escrita ordena el funcionamiento del bocho notablemente.
Pero bueno, lo cierto es que vuelvo con alguna espectativa (no muy grande) en lo relativo a mi año radial. Habrá que ver si pinta algo en la 740 que es el único lugar donde creo poder tener aire.
Y habrá que ver si logro dejar la presidencia de la Cooperadora de la escuela donde van mis hijos. Ya es tiempo: Arrancamos en 2005; pusimos los papeles en orden (pues la anterior conducción se había robado hasta los sobres...) y ya está funcionando 10 puntos y con padres nuevos. Misión cumplida. Me llevaré, eso sí, una experiencia hermosa y muy aleccionadora respecto a cómo funciona el Estado porteño en Educación y la enseñanza de que si algunas vez los padres le dieran un cachito más de bola a estos espacios de base, sin duda la cosa mejoraría y mucho.
Vuelvo a casa, vuelvo al laburo y lo hago con muchas ganas.

He visto que aparecieron lectores nuevos, o por lo menos nuevos comentarios y al venir solo una vez al día a administrar el blog dejé de moderar comentarios y, la verdad, no sé si al fin y al cabo no es lo mejor. La verdad es un tema que no logro resolver.
Mañana la seguimos ya desde casa.
Saludos

sábado, 14 de febrero de 2009

Ventajas de se opositor

Aquella tarde subíamos las escalinatas de la legislatura en La Plata junto a compañeros del PI con los que trabajábamos en el bloque partidario y Gustavo Cardesa en tono de joda nos dijo a Griyo, Jorge Drkos y yo:

-Acá el negocio es salir segundo y meter muchos diputados. Armás estructura y rentás cuadros...

A partir de ahí jodíamos a menudo con esa idea. Decíamos que siendo oposición no tenés la responsabilidad de la gestión y sólo tenés que preparar los contragolpes a las medidas del oficialismo. Naturalmente, cuando boludeábamos con esta idea pensábamos en los radicales, en su capacidad para hacer "oposición" y su nula predisposición para gobernar, demostrando que, como lanzó Asís, son una ONG.
Cuando ayer el gobernador de Santa Fe vino a pedirle a la presidenta la eliminación de las retenciones recordé aquellas tardes en el bloque Intransigente de la legislatura provincial. Binner viene con un pedido cuya respuesta es de libro. Sabe que la presidenta le dirá que no, y entre otras cosas lo sabe porque si él estuviera en la Rosada tampoco las eliminaría, entre otras cosas por el bache que generaría en las cuentas públicas. Pero igual viene y presenta la propuesta. Es obvio que retornará a su provincia con gesto de "Yo se lo propuse, muchachos, más no puedo hacer"
Este es un ejemplo de los tantos que se podrían dar de las facilidades con que cuentan los grupos opositores para hacer política y delata una postura, una vocación respecto a la toma del poder.
Ultimamente cuesta hallar movimientos opositores que delaten una verdadera sed de poder, ganas de llegar, interés en gobernar. Más parecen acciones cuyo horizonte es la gacetilla. Proyectos que se elaboran más pensando en estrategia de prensa que en el efecto e incidencia que pueda tener la iniciativa en términos de gestión, de incidir en la vida de la gente.
Daría la impresión que se opera siguiendo los reflejos de los encargados de prensa y siguiendo las pautas de la agenda que diseñan Clarín y La Nación.

Volviendo a Binner, lanzo una pregunta inspirado en el editorial de hoy de Eduardo Aliverti:

¿Qué tienen de "socialistas" estos socialistas?

¿Se puede pensar que Giustiniani ES un socialista? ¿Puede ser que el socialismo santafesino esté aliándose a un proyecto nítidamente reaccionario como el que encabeza Carrió? ¿Puede una fuerza que se dice SOCIALISTA votar contra los pequeños productores agropecuarios y encima ahora abogar por la eliminación de las retenciones a la renta extraordinaria del sector económico que más ha multiplicado ganancias en los últimos 5 años?

Ayudenme a pensar...

viernes, 13 de febrero de 2009

Diario de la Argentina

Mi llegada a Mar del Tuyú fue en uno de esos días grises y lluviosos de a ratos, de esas jornadas que obligan a curtir el pequeño "centro" de esta apacible comarca playera y a ceder ante los requerimientos de helados de los hijos. Pero esa tarde gris me tenía una sorpresa preparada: Esperándome en una casa de libros usados estaba -y al módico precio, encima, de 8 mangos- "Diario de la Argentina", aquella novela que Jorge Asís escribió en 1983 relatando su paso por Clarín en la segunda mitad de los setenta, cuando el país se transformó en el chupadero más atroz.


Quien quiera elementos para defenestrar todas las mentiras imperantes del tipo "Periodismo Independiente" debiera conseguirse este libro. Asís cuenta con una prosa muy propia y su sarcasmo conocido cómo transcurren los días en "la cuadra". Describe personajes que aún con nombres de ficción se adivina quienes son, como por caso "Malvárez Ferrer", que no es otro que Joaquín Morales Solá. Cuenta cómo es la trama de disputa sobre el control de la empresa entre los desarrollistas y los profesionalistas, hablando de Magnetto bajo el apellido de "Bagnatto".


El libro tiene párrafos para recortar y pegar, definiciones sobre el periodismo que hoy mantienen una vigencia notable.


Pero lo que me atrapa de esta historia que aún no terminé de leer, es lo claro que queda el asunto del Poder y cómo una redacción de un diario imponente como Clarín es una suma de individualidades dispuestas en la mayoría de los casos a pisar la cabeza del compañero con tal de ascender. Demuestra también cómo sutilmente la empresa va sumando cuadros, transformando en jefes que defienden a capa y espada "la línea del diario" y mochan notas y copetes cuando tan sólo meses atrás, antes del ascenso, eran rebeldes que enfrentaban con los tapones de punta a Jefes, pro secretarios y secretarios. Describe cómo con el ascenso viene la ropa más cara, el aumento de las cuotas y el miedo a caer... con lo que Asís nos muestra de manera incontestable la metodología con que la empresa selecciona cuadros y los formatea de manera tal de transformarlos en soldados que, antes que nada, lo darán todo por ella.


Diario de la Argentina es un acto de voyeurismo sorprendente sobre la cocina de la empresa de medios más poderosa del país y desnuda mitos y mentiras de las tantas que ha instaurado la prensa en nuestras tierras.


Por ejemplo denuncia la cantidad de "chivos" que se cocinan, notas de propaganda a, por caso, una fábrica cualquier rubro, que no aporta absolutamente nada salvo, obvio, los billetes para los gestores de la publicidad encubierta.


Y como hemos dicho varias veces en este blog aún a riesgo de pasar por resentidos o envidiosos, Jorge Asís demuestra de manera incontrastable que en esas empresas los que ascienden no lo hacen por atributos profesionales sino por capacidad de rosca y paladares a prueba de los sabores más nauseabundos.


Leyendo este relato de internas y traiciones, viendo con qué nivel de manchas y cadáveres llegan a la cúspide lo más aptos para la rosca y los negociados, te brota cierta indignación al ver cómo muchos figurones del ambiente mediático de estos días se hacen las carmelitas descalzas para analizar la trama política argentina.


Tipos que han llegado a los umbrales más altos en esta profesión -y lo han hecho a base de las peores transas- hoy aparecen en columnas destacadas o en horarios centrales de radio y TV haciéndole creer a la audiencia que se asombran por las roscas de legisladores, intendentes y cualquier otro tipo de funcionarios.


Es también notable que la mayoría de los nombrados por Asís en esta novela, artífices de las peores mañas y artilugios desde 1976 en adelante, ahora sean una suerte de próceres intocables y puros de la "prensa libre"


Prometo transcribir algunos pasajes antológicos de esta obra.


Y, por favor queridos chuchis, no pierdan tiempo en correrme por izquierda diciendo que elogio a un menemista. Tratemos de levantar un poquito el nivel del chicaneo. Porque antes que de un menemista estoy hablando de una novela y de un tipo que cuando se pone a escribir es una bestia de las mejores.


jueves, 12 de febrero de 2009

Lecturas recomendadas

Este post del Lic. Baleno sobre Fraudes electorales no tiene desperdicio.

Tampoco este recuerdo de Carlos Auyero del amigo Jorge Giles, gestor intelectual de una de las caracterizaciones mas mordaces que se ha inventado del progresismo que se moviliza a favor de los que consumen 2500 Kvh por bimestre: Jorge los definió como "PROGRESISMO PLACEBO"...
Brillante!!!

Cositas sueltas

Diego acaba de confirmar lo de Liliana López Foresi en Del Plata.
Es notable la juventud de algunos comentaristas que le achacan un pasado menemista. Sólo se requiere tener muy pocos años para afirmar tamaña pelotudez.
--------------------------------------
Acá cuesta bastante sintonizar emisoras porteñas, y más en el auto donde tengo un receptor berretón, entonces caigo aunque no quiera en el verde éter perenne de LS4, Radio Soja Continental y da la casualidad que casi siempre me choco con ese esperpento mental que es Susana Andrada, que no desentona con la pobreza intelectual del staff que lidera el mediocre de Morales (me refiero a Víctor Hugo, no a Gerardo que no le envidia nada) pero asombra con su estrechez. Esta señora es la encarnación de la tontera humana porque al escucharla se le nota en las inflexiones de la voz que verdaderamente se cree lo que dice.
Andrada está convencida que el aumento de luz y gas al 10 o 15 % de los consumidores constituye un "tarifazo". Sí podemos poner en ese rubro los aumentos del transporte público, pero no los otros, que incluso como quedó demostrado ayer, ni siquiera se movilizaron a reclamar junto a las huestes de Proyecto Norte. Como que se les iba a caer la cara de vergüenza...
Sin entrar a defender al INDEC, y aún suponiendo que el gobierno se ha equivocado fiero, o por lo menos que ha perdido la batalla política respecto a las mediciones, es un atentado a la inteligencia sostener, como lo hace Andrada y La Nación, que estos aumentos a un pequeña porción de la sociedad (en luz gas) puedan tener injerencia en la medición general de todo el país. Asimismo es pueril afirmar que los aumentos de las empresas que proveen educación paga puedan también incidir en el total/país. No hay que romperse mucho la cabeza para concluir que nos están bolaceando fulero.
------------------------------------
Jorge Martin Garcés tiene 27 años y Silvia Fernández, colega de La Red lo sacó al aire hoy temprano en el espacio cedido a la oposición que conduce Gustavo Sylvestre (otra de las comprobaciones que para conducir horarios centrales en los medios de De Narváez no se requiere formación e ideas) Garcés contó que recibió una notificación del juzgado electoral para que regularizara su situación dado que figura como afiliado desde 2008 en dos fuerzas políticas: Libres del Sur y Buenos Aires Para Todos. Garcés contó que nunca el firmó ninguna ficha de afiliación ninguna de estas dos fuerzas, una de las cuales es liderada por el Diputado Nacional Claudio Lozano, quien se ha desgañitado marcando sus diferencias con "El progresismo trucho" del ladriprogresista mediático Anibal Ibarra (con el cuál incluso capaz confluyen en la próxima primavera electoral)
La verdad que esta práctica de truchar firmas la creía superada, o por lo menos vigente en el punterismo execrable del tren fantasma peronista del conurbano. Pero en Capital, y gente de Lozano el cineasta y la socióloga? La verdad, sorprendente.
¿Tan poca gente tienen que deben recurrir a estas truchadas? ¿Tan poco suma Lozano? ¿No pensaron en ir a afiliar a las reuniones de la Mesa de Enlace?
Espero que no salgan apoyando la boleta única porque cuando me tiento mucho me descompongo y quedo como de cama.
--------------------------------------
Parece que a Carrió le achicaron la vereda los muchachos del trío más mentao. Va a estar divino ver cómo se las ingenia la chaqueña para defender la sangría de voluntades que, predicen los que saben, va a sufrir a manos de la rediviva Mesa de los Galanes (Che Zaiat, vos que leés el blog, decile a los turros de Página que busquen fotos más actuales de Carrió. El otro día refritaron una de su etapa oblonga que, la verdad, es de mal gusto. Casi como Crítica del Maipo que milita buscando fotos terroríficas de nuestra querida Presidenta)
Lo que se puede suponer al día de hoy es que si Michetti triunfa en Capital, Macri automáticamente descabeza a Solá (que demostraría la boludez que fue haber dejado de hacerse el boludo) y la malhiere a Carrió que si ya de por sí no es presidenciable, aunque salga argumentado que ella no compitió y que la derrota es patrimonio del Papito de las finanzas, queda condenada a aspirar no más que una banca.
------------------------------
Esto que teclearé ahora es para solaz esparcimiento de los chuchis, que competirán para ver quién deja el comentario más mordaz...
Me encantó ver a Cristina en Tartagal; Me encantó el contraste entre la Presidenta recién llegada de España embarrándose en el norte salteño y la pulcritud de la Mesa de los Galanes en el Hotel Intercontinental.
No lo vi a Menem ni a De La Rúa, Duhalde ni al propio Néstor hacer esto.
La figura de la presidenta se agiganta con actitudes como la de ayer.

Entrada destacada

Carta Abierta a Carta Abierta