viernes, 3 de julio de 2015

Por qué se estancó Lousteau y creció Recalde


Cuando Mariano Recalde le preguntó a quién votaba para presidente y Martín Lousteau balbuceó "al espacio", un flash boxístico cruzó la pantalla de TN y se lo vio caer cual boxeador que ha recibido un cross perfecto en la mandíbula, de esos que mandan a la lona a cualquiera.

Si están voto a voto lo sabremos el domingo. De lo que no hay duda es que la campaña de Recalde mejoró notablemente en relación a las PASO, pero también que se lo conoció más y ahí es donde pudo demostrar que es un buen candidato, mucho mejor de lo que muchos pensaban.

Mariano tuvo otras ayudas, como la remontada de Perotti en Santa Fe y las muy buenas performances del FPV en el resto del país, que lo mostró como la fuerza más potente por lejos. La resolución de la fórmula presidencial también le jugó a favor mientras que el bochorno de Xipolitakis, lejos de complicarlo, lo apuntaló. Pero quizá esta tendencia que, según todos los sondeos, lo está mostrando cerca del segundo lugar se asiente en el notorio estancamiento de Lousteau, que reconoce su causa principal en el ordenamiento del voto PRO.

Se especulaba con que una porción de los votos que tuvo Gabriela Michetti en las PASO migrara al candidato del ECO pero eso se hizo trizas cuando Mauricio la eligió como su vice. Ahí se encolumnó el electorado PRO en torno a Rodríguez Larreta y eso congeló a Lousteau, que además quedó pegado a Yacobitti y la rosca radiacal-nosiglista de la UBA y en los últimos días padeció el desquicio de Elisa Carrió que terminó declarando que no era su candidato.

Lousteau arriba a las elecciones desperfilado, con una referencia nacional difusa y haciendo malabares para omitir que si finalmente es orgánico con "el espacio", su candidato será inevitablemente Mauricio Macri.

Demasiados contrapesos como para aspirar a una buena performance cuando, además, llega el momento de definiciones y la historia demuestra que en estas instancias, siempre se termina optando por el original en desmedro de la copia.

jueves, 2 de julio de 2015

La asignatura pendiente para quienes aspiramos a gobernar la CABA, es entenderla


En las comunas donde viven los candidatos a Jefe de gobierno (Larreta en la comuna, Lousteau en la 14, Recalde en la 4, Bregman en la 3 y Zamora en la 15) hay una serie de demandas que bien pueden expresar la media de la ciudad de la CABA, exceptuando la comuna 8 y sus alrededores.

En el cuadro se puede observar cuáles son la principales preocupaciones de "los vecinos" y comprobar que temas como salud y educación públicas no están en agenda.

La asignatura pendiente para aquellos que aspiramos a gobernar este distrito es entenderlo

Julián Domínguez ataca a Sabbatella



Reproduzco este extracto del muy buen post de Oscar Cuervo en su blog La Otra pues me parece que hay otra polémica interesante en puerta, sobre la que escribiré más temprano que tarde.



Aníbal le gana en las encuestas. Es más: en cualquiera de ellas, oficialistas, opositoras, profesionales o chantas, siempre Julián está apareciendo cuarto, después de Vidal (PRO) y Solá (FR). Su apremio es hacerse conocer en pocas semanas. Eso resulta difícil, porque no se sabe bien qué valor político, ideológico o cultural encarna su candidatura -más allá de los barones y del Papa-, mientras está más claro qué valores encarnan Aníbal, Vidal o Solá, Julián está urgido por mostrar algún atributo. Su situación se parece un poco a la de Randazzo. La desventaja: Randazzo tenía los trenes. Domínguez no tiene nada similar. La ventaja: a Domínguez lo bancan el Papa y los intendentes de los distritos más poderosos. Ergo: Domínguez tiene aparato, tiene fiscales en todo el territorio para controlar la interna. Aníbal tiene los votos.

Y Aníbal tiene un vice: Sabbatella, que encarna ventajas y desventajas muy distintas a la de ser el favorito del Papa o del aparato bonaerense. Aníbal + Sabbatella dan kirchnerismo, en proporciones que conjugan el peronismo todo terreno de uno con la proveniencia PC y FREPASO del otro. Nuevo Encuentro representa en esa fórmula a sectores medios no peronistas, lo que no quiere decir antiperonistas, que se acercaron al movimiento respondiendo a la llamada de los Kirchner. Es decir: Sabbatella pesa, en la fórmula, más que él mismo y su partido, ya definitivamente integrado al FPV. Porque además logró construir en la provincia una fuerza propia en tensión con el aparato del PJ. Muchos intendentes lo odian porque ha venido sumando masa crítica a expensas de ellos. Cometió la osadía de construir un partido vecinal que venció al PJ en su propio terreno. Y en los años kirchneristas, con la anuencia de Néstor y Cristina, Sabbatella mantuvo esa tensión con el aparato, una manera de agregarle un valor diferente al movimiento, una auténtica transversalidad. El viejo espíritu frentista del peronismo clásico. La mayoría se construye sumando lo heterogéneo. El peronismo nunca fue el purismo. 

Ahora, muerto Néstor, con Cristina en el llano, los intendentes tienen ganas de cobrársela a Sabbatella.

Es raro que incluso algunos militantes y simpatizantes peronistas le busquen pulgas a Sabatella y no digan nada de Otacehé o Granados... ¿Será que están más cómodos con estos? O no es raro. El peronismo/kirchnerismo está hecho así.

Entonces, parece que Julián vio una oportunidad de crecer en la consideración del electorado atacando al vice de Aníbal. ¿Qué puede decir Domíngez de Sabbatella? Que no es peronista. Ay. Que no tiene historia peronista. Uf. Cosas que uno podría escuchar en boca de Julio Bárbaro o del Momo Venegas cuando hablan de Kicilloff. O de Cristina incluso, lo cual es más complicado de demostrar. Es decir: es el argumento hermiñista de los 80, el argumento vandorista de los 70: "la Patria Peronista". Esa hoja seca que se cayó con Alfonsín. ¿Se puede aspirar a ganar la provincia de Buenos Aires, bien entrado el siglo xxi, diciendo que el vice de tu rival en la interna no tiene historia peronista?

¿Julián Domínguez va a hacer campaña macarteando a Sabbatella? "No es peronista" es una macarteada. No está dirigido a un electorado de pibes que vivieron la mayor parte de su vida bajo gobiernos kirchneristas. Randazzo decía que Scioli no era kirchnerista, una frase que tenía cierta sustentabilidad en el contexto actual. Domínguez dice que Sabbatella no es peronista, una frase de hace 30 o 40 años. Se parecen en algo. Quieren crecer señalando la falta del otro, no la propia virtud. En algo difieren: Julián tiene que atacar no a Aníbal sino a... ¡su vice!, lo que revela cierta indigencia del preferido del Papa. Una debilidad ostensible. Uno sabe que cuando Randazzo atacaba de ese modo a Scioli había cientos de miles de kirchneristas que podían hacer verosímil esa acusación. Cuando Domínguez ataca así a Sabbatella parece que solo quiere conquistar el favor de los intendentes, no el de sus votantes. O azuzar viejos fantasmas macartos que él supondrá que todavía pueden surtir efecto en la política argentina. "El infiltrado". Ojo, puede ser que no sea una apelación pragmática sino ideológica y Domínguez piense realmente que no ser peronista es un disvalor para formar parte del Frente para la Victoria. Néstor, que era mucho más peronista que Domínguez y Espinosa juntos se reiría si escuchara eso. Porque cuando el peronismo tiene que replegarse en una esencia fijada, huele a derrota. La victoria es frentista.

La función de verdad en política no se resuelve en una correspondencia con los hechos objetivos, sino en los efectos del discurso. Lo peligroso de la macarteada de Domínguez es que logre abrir una caja de Pandora. Que inflame de macartismo a un sector de la militancia para quienes el Enemigo Interno sea el Progre de Nuevo Encuentro. Que es la transposición defectuosa, algo farsesca, de lo que significaba el Zurdo para Rucci o para Herminio. El hecho de ser el preferido del Papa y de contar con el favor del aparato no ayuda a disipar este tipo de prevenciones que el desempeño de Julián nos está despertando. Al contrario.

¿Será acaso Domínguez un facho al que hay que darle tiempo para que se manifieste? ¿Será el tipo destinado a arruinar el ordenamiento interno logrado por el acuerdo entre Cristina y Scioli? Con una campaña anti-Aníbal o anti-Sabatella, o más llanamente, macartista, ¿podrá Domínguez lograr la hazaña triste de dividir al peronismo/kirchnerismo bonaerense en vísperas del triunfo? ¿Logrará el milagro de desgastar en una refriega interna a un Frente que tiene todas las de ganar? Hay que pensar que, a diferencia de Randazzo, Domínguez no está solo. Que lo bancan ya sabemos quiénes. Pero ¿se gana así una elección? Y de ganarla, ¿se puede gobernar con este programa político (por decirlo de alguna manera) a una provincia que es casi un país?

miércoles, 1 de julio de 2015

Se viene la noche en España con la Ley Mordaza


Aunque cueste creerlo, en España, el Partido Popular ha puesto en vigencia la Ley Mordaza que tiene penas como las que a continuación se detallan. Es bueno saber que el PP es la principal fuente de inspiración del PRO, partido que ha puesto en funcionamiento el tristemente célebre 0800 Buchón, una línea donde se puede denunciar de manera anónima a estudiantes que hablen y/o hagan política en los colegios secundarios.

Uno puede pensar que este problema lo tienen sólo los españoles pero es un error. Cuando estas políticas empiezan a aplicarse en un país importante, se corre el riesgo de la imitación. De momento cuesta imaginar que algo así pudiera darse en Argentina, pero estar atentos no vendría nada mal.


1. COLGAR EN INTERNET DETERMINADAS FOTOGRAFÍAS DE LA POLICÍA EN ACCIÓN

La nueva ley considera una falta grave el uso no autorizado de imágenes o datos personales de los miembros de las fuerzas de seguridad que puedan poner en peligro su seguridad personal o la de sus familias.

Los opositores de la ley defienden la documentación en imágenes del comportamiento de la policía durante las manifestaciones, algo que en el pasado ha permitido registrar casos de brutalidad policial y ayudar a su proceso legal. Las faltas graves tienen sanciones de entre US$ 667 y US$ 33.300 (601 y 30.000 Euros).

2. DIFICULTAR OPERACIONES DE DESALOJO CONCENTRÁNDOSE FRENTE A LAS CASAS DE LOS AFECTADOS

Esta es otra falta grave según la nueva ley de seguridad. La norma castiga que se le impida a cualquier autoridad el ejercicio legítimo de sus funciones en el cumplimiento de resoluciones administrativas o judiciales.

Impedir la ejecución de desalojos, una práctica que se volvió popular entre los activistas en España durante la crisis, también acarreará penas potenciales de entre US$ 667 y 33.300 (601 y 30.000 Euros).

3. MANIFESTARSE FRENTE AL CONGRESO, EL SENADO Y LOS PARLAMENTOS AUTONÓMICOS

Según la nueva ley de seguridad, la perturbación grave de la seguridad ciudadana en manifestaciones frente al Congreso, el Senado o los parlamentos autonómicos también es una falta grave, incluso si las asambleas no están reunidas en ese momento.

Los opositores de la ley cuestionan qué es perturbar o no la seguridad ciudadana y quién lo decide. En cualquier caso, si se considera falta grave, se castigaría también con multas de entre US$ 667 y 33.300 (601 y 30.000 Euros).

4. DESOBEDECER O RESISTIRSE A LA AUTORIDAD Y NO IDENTIFICARSE

También entre las faltas graves que contempla la nueva ley está la desobediencia o resistencia a la autoridad, así como la negativa a identificarse cuando así lo requieran los agentes.

Además, podrán recibir multas quienes no colaboren con las fuerzas de seguridad en la averiguación de delitos o en la prevención de acciones que puedan poner en riesgo la seguridad ciudadana.

5. PROTESTAR EN EDIFICIOS O MONUMENTOS

La nueva Ley de Seguridad considera una falta leve escalar edificios o monumentos sin autorización cuando haya riesgo de que se ocasionen daños a las personas o a los bienes.

Los opositores de la ley, como la organización Greenpeace, conocida precisamente por este tipo de protestas, critican que se considere una infracción sin necesidad de que se produzca una alteración del oden público o daños a la seguridad ciudadana, ya que teóricamente el mero riesgo es sufieciente para aplicar el castigo.

Las sanciones estipuladas para las faltas leves van de 100 a 600 euros, es decir de US$ 111 a 666 dólares.

------------------------

Cosas de familia


Martín Lousteau, candidato del PRO-B tuvo una actitud de una bajeza poco frecuente al desacreditar a Alejandro Bercovich por ser esposo de una periodista que trabaja en Fútbol Para Todos y fue candidata a legisladora porteña en una lista afín al kirchnerismo. Por supuesto que esta actitud deleznable de Lousteau lo define de punta a punta y no hay mucho más que explicar. Pero ya que el candidato del PRO-B se metió con asuntos familiares, recordé que alguna vez había publicado en este blog un video de la CNN en español, más precisamente del programa del recalcitrante Ismael Cala, donde se entrevista a Guillermo Lousteau Heghy, que no es otro que el padre del candidato PRO-B.

Acá va el video citado para que lo veas y te enteres cómo piensa Lousteau padre. Por supuesto que sus posturas en absoluto lo involucran a su hijo. Simplemente me parece que periodísticamente es un buen aporte que sepamos cómo piensa el padre de uno de los dos candidatos que tiene Mauricio Macri en la ciudad. Entre otras definiciones para destacar, es interesante su mirada sobre Bolivia, ya que sostiene que en ese país hermano no hay democracia.



En el siguiente video, lo vemos a Guillermo Lousteau Heguy saliendo por Infobae TV, algo nada casual puesto que Daniel Hadad es un activista de primerísimo orden en la contienda político-ideológica del continente, por supuesto que enarbolando los postulados de los sectores más reaccionarios del aparato de propaganda estadounindense.



Finalmente, tenemos otra joya y es un reportaje que le realizó José Benegas, activista argentino ligado estrechamente a las usinas gusanas de Miami. Valga recordar que Guillermo Lousteau Heguy ha presidido hasta hace poco el Interamerican Institute For Democracy, quizá la entidad más retardataria de todas las que se crearon para combatir los gobiernos populares en América Latina