jueves, 27 de agosto de 2015

El debate no es de sistema electoral


Saben que es imposible el cambio de sistema electoral y que no se modificará. Ya están preparando el copamiento de las plazas para la noche del 25 de octubre.


A medida que el escrutinio definitivo en Tucumán avanza se le queman los argumentos. Como dijimos ayer: El debate no es de sistema electoral. En la CABA se votó sin ningún  problema para elegir autoridades locales, con boleta electrónica y el 9 de agosto se desarrollaron las PASO en el distrito con boleta-papel y tampoco hubo inconvenientes.

Lo bueno es que se juntaron todos, para que se aclaren los tantos y a nadie le queden dudas de qué es lo que está en juego.

La radio es...


La radio es mi vieja pasando a la cocina y poniendo “Charlando las noticias”, con Magdalena Ruíz Guiñazú y Silvio Huberman, en esos 5 minutos previos a que viniera a despertarme para ir a la escuela. La radio es llegar del acto del 25 de Mayo y escuchar la transmisión del desfile militar. Es Oscar escuchando Modart en la noche con Pedro Aníbal “Mansiliaa” y los sábados a Caffarelli relatando Box. La radio es cenar escuchando “Argentinísima”, el programa de Julio Marbiz -y los martes y jueves, “desde el estudio mayor de Radio El Mundo” con artistas en vivo”. La radio en mi adolescencia es fingir que estudiaba y colgarme con Larrea en “Rapi rapi rapi rapidisimooooo” y enganchar con Carrizo, que empezaba a las 11 con La Vida y el canto. Es jugar a la canasta con Mamá y Mary escuchando al negro Edgardo Suárez conduciendo “Kosak en la noche”, en tiempos donde el hit era “Saturdey in the Park”, de Chicago.

Completo, acá

miércoles, 26 de agosto de 2015

Si están tus cosas pero tu no estás...


En "Afiches" el tipo sufre al ver en la puerta del burdel la foto de la que fue su pareja años atrás

"Pero qué
si están tus cosas 
pero tu no estás"

Algo parecido sentimos quienes respetamos el origen plebeyo de la Unión Cívica Radical y nos ponemos de pie ante Yrigoyen, Moisés Lebensohn, Raúl Alfonsín y tantos radicales comprometidos con las banderas de las mayorías populares.

La foto nos muestra a estas señoras llevando la bandera de la JR pero más que un contrasentido es un documento del desenlace fatal de un partido político que luego de cien años no puede presentar fórmula presidencial propia y ha sido transformado en furgón de cola de un candidato tan conservador y antipopular como aquél régimen al que enfrentó el mismísimo Hipólito Yrigoyen.

Allá por 1983, Raúl Alfonsín se cansó de marcar a "los estertores de la Argentina vieja" como el gran adversario que teníamos por delante los argentinos. Duele que hoy los apoderados de las insignias y propiedades de la Unión Cívica Radical hayan entregado tan mansamente una historia de más de cien años precisamente al gran estertor de esa Argentina conservadora, elitista y antipopular.

Cuando Macri dice "Espero que en octubre las cosas sean normales" significa "Si no gano, se pudre"

El objetivo es pudrirla. Partir de la base de que el FPV va a hacer fraude y luego agarrarse de complicaciones y hasta delitos menores (que siempre los hay en todos los sistemas electorales serios) para salir a romper todo.

Como dudan de sus posibilidades electorales, juegan en el plano de la tensión social y mediática. Es otra fase -nueva- de disputa. Hasta ahora cuestionaban la legitimidad de ejercicio, decían "es una dictadura"  y Mauricio Macri declaraba


Ahora mudaron directamente al cuestionamiento de la legitimidad de orígen. Basta con sólo prestar atención a los títulos que lanza Mauricio Macri para entrever la trampa. 


O sea que ha puesto en palabras la verdadera estrategia. Al decir "Espero que el 25 de octubre las cosas sean normales" uno se imagina cómo deberían desarrollarse, ya que en código Cambiemos, "normalidad" equivale a Globos. Así las cosas ¿Qué debería suceder, que no sea una victoria de Macri, para que "las cosas sean normales"? Si el oficialismo gana las elecciones tendremos las principales ciudades del país con sus plazas centrales ocupadas por movilizaciones de personas que no aceptarán el resultado, como consecuencia de todas estas acciones que se han desplegado en torno a la elección de Tucumán.

Buscan acobardar a la sociedad, meter toda la tensión posible y movilizar a su núcleo duro que, como sabemos, tiene amplia capacidad de movilización.

Para tal fin, ya Elisa Carrió adelantó en julio cómo sería el plan


Hay que salir de la cuestión netamente electoral y los diversos sistemas de votación: En Salta, Córdoba y Santa Fe, con voto electrónico y boleta única perdieron. En CABA ganaron y en Mendoza, con sistema tradicional también ganaron. Graciela Fernández Meijide le ganó con el sistema tradicional al aparato monumental de Eduardo Duhalde en 1997. Los ignotos Alejandro Armendariz y Elva Roulet le ganaron con sistema tradicional nada menos que al todopoderoso Herminio Iglesias en 1983. Luis Juez hizo gran espamento en 2007 cuando perdió una elección ajustadísima con Schiaretti y en 2011, con boleta única perdió por más de 10 puntos...

Basta: el debate no pasa por ahí.

Como muy bien lo dicen los compañeros del blog Nestornautas:

"El problema acá es otro, y va más allá de una elección puntual, más o menos controvertida; y es que nos han arrojado fuera del mundo de la política, con moralina de púlpito y dedito levantado: nosotros somos los feos, malos, sucios, ladrones, perversos y asesinos; o todo eso junto, y más.

Ellos -por el contrario- son la encarnación misma de la esencia, la dignidad y las virtudes republicanas, y los designados vaya uno a saber por quien y cuando para custodiar las instituciones; incluso de los "excesos" y "errores" de la democracia, lo que los pone por encima incluso de la propia soberanía popular."


Este accionar desestabilizador antes se coronaba con los tanques en las calles. Ahora se les complica puesto que está en duda tanto la capacidad operativa de las Fuerzas Armadas como la adhesión de su oficialidad a volver a ocupar un rol que lo único que les garantiza, a la postre, es ir presos. Sí pueden contar con el despliegue de las policías provinciales que ya en diciembre de 2012 demostraron que pueden poner en vilo al país. Pero les falta una carta, un poder que pueda arrogarse legitimidad y ese poder no es otro que la corporación judicial que, como se sabe, está ansiosa por meter mano. 

Lamentablemente para ellos, el gobierno de Cristina Fernández de Kirchner ha tenido claridad política y audacia para prever posibles escenarios de golpes institucionales a la hondureña y a la paraguaya, y ha accionado al interior del aparato judicial que es el último recurso que tienen para llevar a cabo el trabajo sucio. Cuando el kirchnerismo objeta a la corporación judicial no lo hace para "quedarse con todo" sino para meter cuñas en un entramado históricamente dispuesto a avalar las peores tropelías.

No está claro cómo les saldría esa jugada pero todo indica que van por ese camino, que esa es la estrategia de fondo. Por lo pronto avanzan con el "Tucumanazo" y preparando el escenario de puebladas en las plazas para desconocer los resultados, mientras tanto van viendo cómo resuelven la etapa posterior. El plan es nefasto desde donde se lo mire y lo más preocupante es el nivel de daño que puede generar en el cuerpo social de los argentinos, pero hay que asumir que a eso están jugando y salir a denunciarlo por todos los medios posibles.

Están jugando a pudrirla y las consecuencias pueden ser tristísimas.

martes, 25 de agosto de 2015

El "Tucumanazo" es contra Scioli-Zannini


Aquí podemos ver un twitt del humorista Nik, de La Nacion, convocando a la movilización en Tucumán ayer a las 7 y media de la tarde, pero anticipando el "argentinazo", que indudablemente será el lunes 26 de octubre. 

Aquí abajo tenemos una captura de pantalla "macri + fraude" que arroja estos resultados a la cabeza con las fechas resaltadas en rojo:


Con gran lucidez, Oscar Cuervo escribe:

"El "Tucumanazo" no es una simple reacción de unos centenares de partidarios de la fórmula derrotada en las elecciones del domingo sino la admisión del agotamiento de la fase política por la cual la derecha intentó frenar en las urnas al FPV. La ingeniería electoral del Círculo Rojo que alineó a Macri, Carrió y Sanz para disciplinar a todo el voto no K/ no P mostró signos preocupantes con las complicaciones que el PRO tuvo en sus dos distritos "fuertes" (Santa Fe y CABA; perdió en uno y casi pierde en otro); en las PASO del 9 de agosto sonaron las alarmas: el "Elegido" apenas consiguió el 24%. El domingo en Tucuman... Dream was over. Una de las ilusiones que había alimentado la Alianza Cambiemos fue derrotar al kirchnerismo en algunas provincias del NO mediante una coalición opositora que juntara a todos: el macrismo, el carriotismo, los radicales, el massismo, los "progresistas" de Stolbizer y otros... Y el FPV les ganó a todos. Lo que anticipa el resultado de octubre de no mediar un intento más duro de desestabilización."



El Licenciado Baleno, por su parte, nos enumera acá los cinco puntos principales de la Teoría del Golpe blando.

En este audio, el director de Radio Nacional Tucuman informa que hasta anoche no se había presentado ninguna denuncia de fraude en la Junta Electoral de la provincia


Seamos claros: El objetivo es que Daniel Scioli asuma en un estado de absoluto descrédito y con niveles bajísimos de legitimidad pues buscarán convencer a la opinión pública y al mundo que el triunfo del FPV fue producto de un gran fraude nacional. Una vez instalada esta noción, lo que vendrá será muy parecido a lo que hoy le están haciendo a Dilma en Brasil.

Habíamos anticipado en varios posteos que si el resultado de las PASO dejaba al FPV cerca de ganar en primera vuelta, los dos meses y medio hasta las elecciones del 25 de octubre serían poco menos que un martirio. Bien, lo anunciado ya es realidad y mientras nosotros estamos preocupados por si llegamos o no al 45 % en la primera vuelta, el accionar sedicioso de Macri y cía nos está indicando que ellos sí están viendo que llegaremos. 

A no confundirse, el "Tucumanazo" es contra la fórmula Scioli-Zannini.

Tampoco hay que confundirse respecto a la represión policial de anoche frente a la gobernación, a la que repudiamos con todas nuestras fuerzas. Si algo faltaba para coronar la operación deslegitimadora era este accionar de una policía que ya dejó mucho que desear en diciembre de 2012. El funcionario que haya dado la orden ha jugado objetivamente a favor de Cano, Macri y cía.