martes, 30 de junio de 2015

Martín Lousteau o la reacción del ECOPRO ante una denuncia


Consultado por María O'Donnell sobre esta muy  fundada denuncia de Alejandro Bercovich, Martín Lousteau  respondió textual:

"Me parece que Alejandro Bercovich tendría que hacer públicas otras cosas de sus vinculaciones ¿Si? Si su mujer trabaja en el estado, si fue candidata del Frente para la Victoria en las elecciones pasadas"

Así reacciona este candidato, que se muestra como un muchacho bueno que viene a mejorar la gestión del PRO. Lo sabíamos un saltimbanqui en extremo oportunista, mas no lo imaginábamos tan pero tan basura.

Más de lo mismo


Al parecer, los reflejos del espectro opositor vuelven a repetirse en fórmulas que ya demostraron su nula capacidad de cambiar los escenarios electorales. Estamos a meses de las presidenciales y lo que importa es qué proyecto alternativo se le ofrece a las mayorías populares que, en apariencia, estarían mostrando predilección por la continuidad, a grandes rasgos, del kirchnerismo.

Se elige presidente, algo para nada menor. El ciudadano de a pie quiere asegurarse algunas cosas y lo primero que hace es investigar qué fórmula está más capacitada para procurárselo. Se buscan muy pocas cosas y quizá la principal se denomine "normalidad". Nadie quiere volver a un país patas para arriba. Por eso es que, con sus vicios y sus virtudes, es evidente que el FPV aparece como la que más normalidad garantiza. Y esto ya sucedió en 2011, aunque cierta minoría intensa K no lo haya advertido. La fuente más potente para suministrarle votos a Cristina fue la inexistencia de algo más o menos serio en la vereda de enfrente. Nadie podía imaginar que el gritón de Ricardito Alfonsín o el triste Hermes Binner estaban en condiciones de presidir el país. Nadie en su sano juicio lo creía, incluso los que los votaron, que lo hicieron más por una vocación testimonial que por sed de victoria. Muchos votaron a Cristina aún con fuertes críticas a ella y a su gobierno, aunque algunos K no lo crean. Son los que acompañaron en 2007 y 2011 pero no dudan en poner el voto en otro lado si de manifestar su descontento se trata.

Lo interesante en la coyuntura es que mientras el FPV ha salido a rehacer el vínculo con esos sectores, desde el conglomerado opositor sólo se atina a llover sobre mojado con ejes que no interpelan a las mayorías y que no suman una sola voluntad más a lo que ya tienen acumulado como núcleo duro. Da casi vergüenza ajena ver a emblemas del conglomerado opositor, como la mesa de enlace o la corporación judicial, saliendo a las calles tratando de captar votos para Macri y Massa, creyendo que son esas puestas de escena pueden confundir al ciudadano de a pie.

Subestiman al electorado.

La insistencia en mostrar a un gobierno que, siempre según ellos, estaría empeñado en destruir el campo, la prensa y la justicia es una fotografía que nos muestra la desolación de una serie de corporaciones que no logra sintonizar con los intereses de las mayorías populares. Siguen sin entender que con el kirchnerismo a la gente le va mejor que antes y ahí está la causa de todas sus desventuras. En el fondo, hay un hilo conductor entre este electorado que se manifiesta a favor del FPV, pese a todo lo que le digan en la tele, y ese peronismo que sobrevivió dos décadas de prohibiciones y censuras varias. Mientras no apareció una expresión política que dejara en el olvido sus conquistas, el peronismo siguió siendo el recuerdo más grato en la memoria popular. Algo parecido se da en nuestros días, donde el peronismo sigue mostrándose como la herramienta más útil que tienen los sectores populares para mejorar su cotidianeidad, y a pesar de los inconvenientes que se presentan en la economía, sigue siendo lo más potable por la sencilla razón de que enfrente no se vislumbra un proyecto que pueda mejorarle la vida a las mayorías. Cuando Macri plantea volver a las bases estructurales del modelo que llevó al país a la crisis más grande de su historia, le está diciendo al laburante que le va cortar las piernas a aquellas medidas que le significaron recuperar el trabajo y por lo menos tener alguna previsibilidad. Resulta lógico que ese discurso no enamore aún en momentos en que ese trabajador no las tiene todas consigo. El tipo está enojado con el gobierno, pero sabe que la opción que tiene enfrente no sólo no le garantiza un modelo económico mejor sino que tampoco le suministra un gobierno perdurable. Con el kirchnerismo, en cambio,  sabe cómo son las condiciones, sabe que cuenta con ese valor no despreciable del que hablamos más arriba y que se llama "normalidad".

Con lo que tiene para elegir enfrente teme lo peor al ver que ni siquiera han tenido capacidad para congeniar listas en conjunto siendo que piensan lo mismo en todo. Estos datos no se le escapan a las mayorías.

La reelección de los oficialismos en la región y en las provincias no es una casualidad. Es la consecuencia de gobiernos que vinieron a poner una mirada distinta para solucionar problemas históricos y que, pese a momentos de auge y otros de depresión -como en el presente- se siguen visualizando como las mejores respuestas cuando, precisamente en estos días, Grecia está atravesando una crisis muy parecida a la que tuvimos en 2001 y todo hace suponer que a España y otros países de la eurozona se les viene lo mismo.

lunes, 29 de junio de 2015

Si gana Scioli, mirá todo lo que va a pasar

Lila afirma que


Aunque...


Pero mirá que...


Porque...


Y no olvides que...


y se supone que...


y no tengas dudas:


Recen por ellos


Y si un docente que se le termina la suplencia pide un amparo????


Podríamos comenzar a enumerar las operaciones del último tiempo tomando como referencia el monumento al potencial de Daniel Santoro, denunciado una supuesta cuenta de Máximo Kirchner en el exterior que, como se sabe, no existe. Pero en las dos últimas semanas la producción de operetas se ha incrementado notablemente, más específicamente desde que el FPV consagró su fórmula presidencial y el sueño presidencial de Mauricio Macri quedó ahogado en Rosario, a orillas del Paraná. Han tocado por todos lados: desde Xipolitakis a Víctor Hugo, quien según Sandra Borghi la habría acosado...

No deja de llamar la atención lo desguarnecido que está el dispositivo mediático para afrontar los tiempos actuales. Todo demuestra que siguen reaccionando en base a reflejos demodé que hoy ya no sirven para instalar una mentira como podía pasar décadas atrás. Pero además subvalúan la capacidad intelectual de la sociedad, creyendo que va a darle crédito fácilmente a una suma de titulares y montajes televisivos. Así es que fracasaron estrepitosamente en el intento de instalar que al fiscal Nisman lo había mandado a matar el gobierno y que la operación contra Máximo Kirchner se les terminó transformando en el bochorno más impactante de los últimos años. Es probable que confundan las reacciones de la minoría intensa anti K con la reacción de la sociedad, de otra forma no se entiende tanta flojedad.

¿Cómo puede ser que algún gerente crea que, puestos frente a frente ante la consideración pública, un periodista de la trayectoria de Víctor Hugo pueda quedar empatado con una movilera que se hizo famosa cuando a la ya desgraciada frase de Macri "Padecemos una inmigración descontrolada" le agregó "Y de baja calidad"?

Algo que llama la atención, Fundamentalmente, es que pasan los años y no entienden que las razones del apoyo al FPV son políticas y que por ende, sólo desde la política se encontrará el instrumental para destronarlo. Pero están en un callejón sin salida pues siguen insistiendo en editorializar a las fuerzas políticas opositoras y éstas parecen empeñadas en recibir órdenes de estos mandantes. Así es imposible que se rompa este círculo vicioso que se sigue revelando impotente para derrotar al FPV. Ahora la emprenden con los jueces interinos, que son removidos en cumplimiento de la ley. Tratarán de mostrarlos como víctimas de un atropello siendo que son suplementes, y como tales, sujetos a que cuando se nombra al titular tengan que dejar la silla. Es algo de una obviedad que asombra.

Hasta las PASO, y luego aumentando su intensidad hasta las elecciones de octubre, asistiremos a una sucesión de maniobras, muchas de ellas insospechadas.

Sólo hay que esperar.

domingo, 28 de junio de 2015

El Vermucito | Audio del 28-06-2015


PRIMERA HORA


SEGUNDA HORA
(Nota con Héctor Recalde sobre el juez Cabral)


TERCERA HORA


NOTA CON DIEGO DOMINELLI SOBRE AUSTRAL-XIPOLITAKIS


NOTA CON MARTIN RODRIGUEZ SOBRE SCIOLI


sábado, 27 de junio de 2015

¿Quienes resisten y rechazan?


Históricamente, estos grandes diarios impusieron agenda con titulares como los de hoy, buscando transformar los intereses de sectores minoritarios en preocupación de las mayorías populares. Los que defienden a un juez nombrado a dedo hace años son los mismos que nos quisieron hacer creer que a Nisman lo asesinó el gobierno y organizaron la marcha de los paraguas en febrero.



viernes, 26 de junio de 2015

¿Xipolitakis tapa Bercovich?


Nelson Castro dijo anoche en TN que "faltaron controles" en el episodio de Xipolitakis en la cabina del avión de Austral...

 El objetivo, naturalmente, es tocar lateralmente a Mariano Recalde, candidato del oficialismo en la ciudad de Buenos Aires. Pero hay algunas curiosidades, por ejemplo, que el video, antes de ser subido a Youtube haya llegado a Telenoche y TN. De hecho, fue subido a Youtube a las 22, cuando ya el sistema Clarín lo había viralizado durante toda la tarde. No deja de ser muy pero muy raro.

La pregunta es si esta opereta no fue lanzada para aplastar la denuncia del colega Alejandro Bercovich, que con datos duros delata al entramado radical franja moradista nosiglista que estaría financiando la candidatura de Martín Lousteau con recursos de la UBA. Llama la atención que ni ayer ni hoy se haya publicado una sola línea en Clarín y la Nacion y que tampoco se hable del tema en todo el sistema de medios que orbitan alrededor de esos matutinos. La intención de encriptar esta denuncia no pasaría tanto por la defensa del extraño de pelo largo sino por cubrir un entramado maloliente que es funcional al espectro opositor.

jueves, 25 de junio de 2015

"No sé que va a pasar con Macri si perdemos las elecciones"


Ernesto Sanz no deja lugar a dudas y ya empiezan a poner en palabras que las diferencias internas son cada vez más insostenibles. Algo que no por esperable deja de llamar la atención. Quizá esté sucediendo que ante la evidencia de que pierden -la derrota de Macri en Santa Fe es una herida que no deja de agrandarse- comienzan a deteriorarse los pocos denominadores comunes que tienen entre sí. El minué de los vices para Vidal del miércoles y el desacuerdo para conformar listas comunes en la CABA son evidencias incontrastables.

Es que sólo los pueden disciplinar sus verdaderos mandantes, que no son otros que "los mercados", pero esa autoridad sólo irrumpe si hay victoria. El capital no tiene alma y aborrece a los perdedores. El triunfo, o al menos la posibilidad cierta de lograrlo, unifica, aplaca las diferencias porque llegará el momento en donde todos cobrarán algo (aunque algunos casi nada) pero la perspectiva de una derrota a secas con el paso de las horas se va tornando insoportable. Entonces aparecen los reclamos y pases de factura. Mucho más cuando los primeros sondeos muestran al Frente Renovador reteniendo buena parte de los votos que hubieran sido esenciales para destronar al FPV fueron desestimados por el desafío de la blancura de Durán Barba y Mauricio.

Macri no habría logrado sortear con éxito el laberinto de no aparecer reeditando a Alianza y armar un bloque electoralmente vigoroso. Terminó sumando a un radicalismo desvencijado, a esa máquina de espantar votantes llamada Elisa Carrió y no logró resolver el dilema Sergio Massa. Sucede que en cualquier caso, lo que se evidencia es que los armados meramente electorales no transmiten sensación de perdurabilidad, algo muy caro a una sociedad que pagó carísimo el bochorno de De La Rúa y Chacho Alvarez. Por eso el análisis de Durán Barba, en un punto es racional: quizá la etapa de Mauricio sea la de la acumulación. Pero no está claro si el candidato está dispuesto a transitar ese desierto y si tiene condiciones para acometer una tarea tan pesada. Para colmo se le ahogó el mejor flete en el Paraná...


miércoles, 24 de junio de 2015

Certezas y preguntas


Tomando un promedio entre estas encuestas sobre el escenario electoral de la CABA y otras que andan por ahí (Zuleta Puceiro lo pone 44 a 41 en el balotage a Lousteau) y ante el empate de Santa Fe, el 40% obtenido por el FPV en Mendoza y las estimaciones cordobesas, que colocan al FPV por encima del amuchamiento de macristas, juecistas y radichas, en el plano nacional se agiganta la posibilidad de una victoria en primera vuelta con aire de paliza. 

Sólo en CABA el macrismo obtendría buena luz sobre el FPV ¿Con qué votos equipara las victorias en PBA, todo el norte y el resto de las provincias donde es gobierno el peronismo?

Yendo a la CABA y si es cierto que la seg. vuelta será entre el guasón y el extraño de pelo largo ¿Qué hará el FPV, o qué debería hacer? ¿Dejar en libertad a sus votantes o alentar en voto a Lousteau?

¿Por qué llegamos a Scioli?


La pregunta que nos hacemos casi todos es cómo o porqué llegamos a Scioli y la respuesta se presenta diversificada en varios puntos. Aquí va mi aporte.


PREGUNTAS VARIAS

¿Fuimos incapaces, nos dormimos en los laureles? No creo, sí que el diseño original del kirchnerismo tenía dos referentes y al faltar uno el plan quedó chueco. Pero hay otro factor y es advertir como algo casi inevitable que cuando surge un liderazgo tan imponente como el de Cristina es imposible que pueda surgir un heredero que se le parezca, entre otras cosas porque el líder -y si no su palacio- se encargará de evitar que crezca alguien que le pueda hacer sombra. La historia lo demuestra. No se conocen experiencias donde una figura que se elevó muy por encima del resto genere un heredero parecido ¿Quién lo hubiera sido con Perón, si el entonces coronel hubiese terminado su segundo mandato? ¿Por qué a Yrigoyen lo sucedió Alvear y por qué el candidato de Alfonsín fue Angeloz y no un joven socialdemócrata de la Coordinadora? ¿Por qué candidatos más "puros" como Taiana, Rossi o Urribarri no movieron -pero mal- el amperímetro electoral? ¿Por qué en 2013 tuvimos que ir con Insaurralde y no con un K puro  duro? (a propósito ¿qué es un K puro y duro?) ¿Cómo se hace para generar candidatos con potencia electoral? ¿Será que todavía siguen vigentes aquellas teorías de las organizaciones armadas que despreciaban la democracia liberal y eso tira para atrás las ganas de mostrarse con "la gente normal"? ¿Será que es más fácil "militar" que presentarse en sociedad y mostrarse para que nos voten? ¿Será que nos cuesta generar cuadros que sean bien vistos por el común de la sociedad? ¿Cuántos años lleva formar un cuadro electoral? ¿Será que estar a la izquierda de la sociedad implica no tener electorabilidad de masas?

HEREDAR DESDE LA DIFERENCIA

Llegamos a Scioli porque liderazgos como el de Cristina sólo permiten que pueda surgir un heredero pero desde la diferencia. Pensar que mientras Cristina esté activa políticamente, aparecerá un heredero que se le parezca -salvo Máximo- es una quimera. Eso jamás sucederá. Los pueblos no gestan líderes de recambio, líderes suplentes. Los generan cuando quedan huérfanos. Así fue que nuestro pueblo generó a Néstor y Cristina, cuando se vio a la intemperie y sin alguien que lo sacara del atolladero.

Scioli es lo apropiado para una etapa en la que habrá que tener menos frentes de confrontación abiertos al mismo tiempo, entre otras cosas porque tanta turbulencia sólo puede ser soportada por una persona de las condiciones especiales de Cristina. No hay otro dirigente con esa capacidad de entrar cruzado en todas las curvas. Es probable que el tiempo que tenemos por delante exija otro perfil, más contemporizador, y que la primera persona que lo tenga en claro sea Cristina y que por eso le deja a Scioli esa tarea, entre otras cosas porque para él es natural ese rol.

KIRCHNERISMO DE NECESIDADES BÁSICAS SATISFECHAS

Pero Scioli nos obliga a discutir algunos aspectos complejos de cierto folklore de eso que definimos como kirchnerismo puro y duro: por ejemplo la asistencia a lugares emblemáticos "del enemigo" como Expoagro ¿Por qué no ir? ¿Acaso nuestra ausencia lesiona el poder de las corporaciones agropecuarias? Esta reflexión se asienta en la valoración de una experiencia exitosa de nuestro gobierno que fue la gestión de Julián Domínguez en el ministerio de agricultura, ganadería y pesca ¿Acaso el diálogo que se entabló en esa etapa no fue el recurso más inteligente? ¿Y qué hizo Julián si no conversarlos y generarles contradicciones en su frente interno a los capitostes de la Mesa de Enlace?

La etapa que viene es la del reconocimiento que ciertas actitudes ya no aportan nada; que no se es más "duro" porque no se asista a una exposición de Clarín y que, al contrario, no se entrega ninguna bandera por hacer acto de presencia. Hay una cultura de las formas, de la consigna y el slogan que gratifica algunos espíritus pero que verdaderamente es inservible para hacer política. Es creer que se es un duro porque no se mira TN... Eso amerita una conversación, más tarde o más temprano, porque también hay un kirchnerismo duro y puro de necesidades básicas satisfechas al que no le preocupaba en demasía perder las elecciones a costa "de no bajar banderas". Ese kirchnerismo social, cuya vida cotidiana no se altera con Scioli o Macri en Balcarce 50 pues su situación socioeconómica le garantiza que su vida no cambiará sustancialmente con uno u otro, ese kirchnerismo es peligroso porque está más cerca del testimonialismo que de la política concreta. Ese kirchnerismo que pareciera no reparar en cómo le irá a los de abajo, a esos a los que decimos representar, si gana la restauración conservadora. Entre otras cosas porque le hicieron ceer que Macri y Scioli son lo mismo y, la verdad, que no lo son, entre otras cosas porque atrás de Scioli está el peronismo mientras que atrás de Macri están "los mercados" pero también porque Scioli está a favor del cumplimiento de la ley de medios y Macri no, porque Scioli está dispuesto a continuar la política llevada hasta ahora con lo buitres y Macri no, y así sucesivamente.


SCIOLI SE PARECE MAS A LOS GOBERNADORES QUE A CRISTINA

Llegamos a Scioli porque era inevitable que la continuidad la ponga el peronismo. Pero a muchos les complica reconocerlo y les genera grandes conflictos porque les han entrado algunas balas del fuego opositor y los han convencido de que Scioli es igual a Macri, cuando en realidad Scioli es más parecido a Urtubey, a Gioja, a Curto, a Perotti y al peronismo realmente existente que al líder del PRO.

Pero también más parecido a ese peronismo que a la mismísima Cristina.

En definitiva, Daniel Scioli se parece más al peronismo realmente existente, ese que gobierna municipios y provincias, que a Cristina. Y eso no está ni bien ni mal, es un dato de la realidad que se debe razonar y entender. Porque no hay que confundirse en el diagnóstico y dejar de reconocer que es gracias a ese peronismo que Cristina tuvo el volumen político que la respaldó en los peores momentos y que acompañó con sus diputados y senadores la aprobación de las leyes más complejas cuando hubo que sancionarlas en soledad.

Scioli es la candidatura natural en el actual estado de cosas, en la vida real, en la política concreta y terrenal de nuestros días porque siempre, en la base de la experiencia kirchnerista, estuvo el peronismo.

Aunque muchos no lo hayan advertido.

lunes, 22 de junio de 2015

¿Qué hacemos con "Lo Magnetto?


Cynthia García: Interrumpo por lo que le preguntaba Nora antes de la otra respuesta porque la tengo atragantada a esta pregunta ¿Qué hacemos con "lo Magnetto"? ¿Qué relación tiene usted con Magnetto y cómo lo define a Magnetto, como la representación del grupo Clarín y su resistencia a cumplir la ley de SCA?

Daniel Scioli: Perooo... la tiene que cumplir, porque la ley está para cumplirla. Se dijo que es constitucional y punto. Y se va a tener que cumplir. Es eso. Y yo lo acabo de demostrar ¿Qué compromiso? Ninguno.


¿Por qué ahora? ¿Por qué dejaron pasar tanto tiempo? ¿Por qué a otros candidatos sólo le tiran centros y a Scioli parecía que lo tenían en un interrogatorio?

¿Por qué esos aplausos forzados y manejados tras las cámaras?

¿Por qué esa imagen de mesa de examen?

¿Por qué no lo invitaron antes?

¿Por qué esos informes tan pero tan chupamedias cuando se pasaron 6 años despedazándolo?

El kirchnerismo no se merece esto. 

El kirchnerismo es algo mucho más amplio e inteligente.

¿Seremos capaces de dar ese salto de calidad?

domingo, 21 de junio de 2015

El Vermucito | Audio del 21-06-2015


Hoy nos visitaron Contradicto (Marcelo Kloster) y Héctor Stupenengo. Largo análisis del cierra de listas y del presente del FPV.

PRIMERA HORA


SEGUNDA HORA


TERCERA HORA

Cómo ¿Cristina no va en ninguna lista?


Hagamos un poco de memoria, nada mas, para ver hasta dónde llega la máquina de fabricar bolazos del mundo opositor. ¿Cuántas veces leímos, vimos y escuchamos en el último año que Cristina no habilitaría a Scioli para ser candidato? ¿Cuántas veces  leímos, vimos y escuchamos que Cristina sería candidata al Parlasur, a gobernadora y, preferentemente, a diputada porque, según dijo Eduardo Duhalde "Necesita fueros para esquivar la cárcel, por eso irá a la cámara baja y no a La Plata".

Una mañana, algún escriba rimbombante de la prensa opositora dijo que estábamos ante el  fin de ciclo inexorable, que el país se encaminaba a un retorno a aquél modelo pre 2003 que nunca debió abandonar y que a los K, los esperaba, entre otras cosas la cárcel. Un "Juicio y castigo" de la reacción contra los cuadros de un gobierno popular.

Hoy miramos las listas y vemos que "el cambio" de Mauricio Macri se sostiene parlamentariamente con las nóveles e impolutas figuras de Patricia Bullrich, la multipartidaria política a la que solamente le faltó pasar por el MAS, y el periodista deportivo Fernando Niembro, aquél que anunció los indultos siendo vocero de Menem y siempre transitó al lado de las orientaciones más retardatarias del justicialismo. Así viene de transformador "el cambio"

Cristina no está en ninguna lista y se caen montañas de especulaciones de los que nunca embocan una.

Argentina es asolada por una caterva de gurúes económicos que jamás embocan una y así y todo no faltan empresarios que derrochan millones en la manutención de charlatanes a los que seguramente no les darán mucha bola porque si no harían pésimos negocios. Pero también nuestro pueblo es asolado por otra lacra mediática que no sólo le miente y le oculta información, sino que, lo más grave, le inventa diariamente un cuento tras otro. A como está la situación pareciera que una parte importante de la sociedad ni siquiera los escucha.

La gente es más piola que lo que ellos suponen.

sábado, 20 de junio de 2015

Consejos de pesca



Nuevamente el gran Contradicto de San Telmo vuelve a hacer magia analizando la resolución de la interna del FPV.

Publicado originalmente en el blog CARTONEROS DE SAN TELMO


La pesca es una actividad con tantas especificidades y detalles que sus cultores, los pescadores, bien podrían asimilarse a artesanos, a artistas.

Pescar es, de alguna manera, desarrollar las mejores artes para obtener los peces más codiciados.

Los pescadores verdaderos buscan siempre hacerse de la mejor presa, usualmente identificada por su tamaño o por alguna característica como su rareza o, mejor, su agresividad y sentido de la supervivencia. Y cuando la consiguen, es usual que quieran registrar ese momento cúlmine en una foto. Se los ve orgullosos, felices, portando la pieza que viene a coronar no sólo la batalla con la naturaleza de los minutos previos, sino también los años de aprendizaje, disciplina y método requeridos para esa coronación.

La pesca con línea es, a diferencia de las pescas con arpon o red, un arte de engaño. En el extremo de la línea el pescador instala un artificio cuyo objeto es hacerle creer a la presa, al objetivo, que es inofensivo y apto para el bocado. Que no representa peligro atraparlo, engullirlo, tanto sea para satisfacer una necesidad orgánica como el hambre, o se trate de una reacción defensiva frente a una potencial enemigo.

En el artificio propuesto al pez radica una parte critica en el éxito del pescador. Puede usar señuelo alimentario, incluso vivo como una lombriz, un camarón, o algún alimento. Pero también están los señuelos que no incitan al hambre sino a la defensa. Los pescadores deportivos en nuestros aguas interiores, en la Patagonia, por ejemplo, usan señuelos que llaman cucharitas, voladores, caimanes, moscas e infinidad de artificios que convocan al pez no ya por su olor o por desprender restos ingeribles, sino por despertar curiosidad y defensa.

Lo importante es que parezcan reales. Y a veces, la búsqueda de verosimilitud por parte del pescador es tan sensible, que ni siquiera el señuelo sabe cuál es su realidad o, peor , cuál podría ser su trágico final. Digámoslo de una vez: el pescador no le dice a la lombriz que su final está cerca. Porque hacerlo sería contrario a los intereses de su pesca.

Lo que puede sorprender, lo que sería inédito, es que una mañana el pez llame por teléfono al Secretario Legal y Técnico de la pescadora y le pida que considere una propuesta de fórmula conjunta. No decimos entonces que estemos frente a una pesca convencional. Estaríamos frente a un caso único de pez que se engancha el anzuelo en la boca, lo asegura, le pega un par de tironcitos a la línea para que el pescador sepa que debe recoger la línea, se sube al muelle, se saca la foto con la pescadora y se mete cómodamente entre los hielos de la conservadora para llegar en buen estado a las GENERALES.

Sería difícil, dadas las características de lo acontencido, decir que esta fue una buena pesca. Más que eso, ha sido una jornada de milagros.

Milagros que a veces ocurren en la pesca. Pero que no han modificado la esencia de la actividad: el señuelo ha sido “usado” y esto lo ofende, lo irrita. Tiene derecho a esa calentura porque se le había hablado de una jornada de nado en aguas calmas y previsibles. Es razonable que decida patear el tablero de la pesca y hasta tener alguna reacción contra el pescador.

Hasta acá hemos hablado de política. Hablemos ahora un poco de pesca.

En primer lugar algunas premisas.

El pescador no se hunde en el agua portando un anzuelo e intenta agarrar al pez para clavarle un anzuelo en la boca.
Desde este blog refutamos absolutamente una línea argumental que pone a CFK como autora intelectual y gestora de la fórmula de unidad Scioli-Zannini. Fue la primera explicación escuchada desde los medios dominantes y su objetivo en esas páginas era indisimulable: una vez más erosionar la figura de Cristina adosándole un determinismo maquiavélico y perverso. Esa misma explicación late en algunos sectores oficialistas. La verdad es que no le consta a nadie. Y uno puede vivir y trabajar en la oficina vecina a la de la Presidente o en Sala de Periodistas de la Rosada, pero hasta ahora nadie confiesa que tejieron esa hipótesis como una conjetura y que el origen e intimidad de las negociaciones solo lo conocen los protagonistas. Desde aquí decimos que es una conjetura falsa. 

El pescador debe tener paciencia y estar listo para una tarde de sol, sin peces.
El denominado bottom line de la estrategia de CFK era, eventualmente, llegar hasta las PASO con un candidato muy propio, arropándolo con símbolos de pertenencia, pero en franca y leal competencia con el adversario, un candidato más díscolo, “volátil” digamos. Lo de competencia franca y abierta no es simple inocencia: la eventual derrota del candidato propio no debe simbolizar la derrota propia. Florencio perdía las PASO como uno más. Y mientras tanto Scioli evaluaba lo desértico que es el escenario político real cuando uno se aleja 2 metros del oasis denominado kirchnerismo.

El pescador también debe estar preparado para un pez que supere lo esperado.
Lo que también estamos diciendo es que una hermosa mañana de junio, mientras CFK degustaba un rico té en su oficina y firmaba quién sabe que resolución o decreto, entró el Chino Zannini con una noticia de esas que son “bomba”. Scioli entregaba TODO (el armado de listas de estas horas lo evidencia) por la banda presidencial y el bastón. Era el éxito anticipado e insuperable de la estratega mayor. Que sólo observaba dificultades menores: decirle al señuelo que la pesca había terminado.
Qué escenarios alternativos, de los que hoy se le reclaman al kircherismo, admitía este final?
Negarse a que el big fish se te meta solito en la conservadora con hielo?
Seguir el artificio y ofrecerle a Randazzo un candidato a vice desde el punto de vista simbólico simétrico, Alicia, Máximo, para continuar el juego hasta las PASO para satisfacer al señuelo y dejar contento a un sector menor del electorado ultrakirchnerista que hoy blande el “a-Scioli-no-lo-voto-antes-voto-en-blanco”?

Cuidar el anzuelo y el tippet
Y qué hay de la reacción de Randazzo? Pudo ser esa que tomó y cualquier otra, incluso una más virulenta. Al fin y al cabo es un ser humano que fue fiel al proyecto, que fue alentado a candidatearse y que fue provisto de medios y recursos para visibilizarse. Está más caliente que una pava de lata y con razón. Sus reacciones inmediatas fueron las de una persona ofuscada pero templada. Su carta es razonable. Intentar operar a CFK a la salida de su reunión es hasta entendible. O qué somos los peronistas kirchneristas? Monjes budistas? Un tipo que tiene ego, vocación de poder y experiencia sufriría de la misma manera que lo que está exteriorizando Randazzo su bronca. Lo dejaron sin el premio mayor.

Los pescadores suelen guardar con celo y orgullo al anzuelo del big fish
Y ahora dicen los opinadores que debe re-alinearse al proyecto y aceptar la convocatoria de CFK para candidatearse a provincia. La pescadora no está en condiciones de imponer nada porque maneja la política y las reacciones humanas mejor que nadie. Lo que pudo hacer (y queda confirmado por los tuits posteriores) es abrirle el panorama de opciones que le ofrece el kirchnerismo. Y el pueblo kirchnerista, insaciable como es, ahora quiere que Floro se cuadre como si aquí no ha pasado nada, haga la venia y marche seguro a gobernar la provincia más difícil del país.

Y si le dejamos estas horas para que enfríe? Para que lentamente recapacite y para que entienda que lo más importante no es ni siquiera hacerlo por Cristina, sino por el proyecto nacional, popular e inclusivo que está en juego? Cuando escribimos estas notas todavía faltan algunas horas para el cierre de listas. No podemos decir qué va a pasar. Podríamos tener un Florencio candidato en la PBA, pero sepa el pueblo kirchnerista y, en particular el opinador de feria, que le estamos pidiendo mucho.


CFK le ha mostrado a Floro a través de Facebook que su altísima estima no mengua y que lo quiere adentro, pero es la última persona que en estas circunstancias podría inducir ese camino. Quizás sirva, más y mejor, una llamada amigable y humana de un amigo, de un allegado, quizás de Wado. Pero tiene que ser alguien dispuesto a escucharlo, a dejarlo sacar el entripado que lleva adentro. Desestimo la existencia de espíritus delicados en la política. Creo que la persona podría ser Aníbal, nada menos. Pero, detalle no menor, es candidato a ese puesto.

Alguien dijo que esto terminó?
Alguien dijo que puedo poner al big fish en la piscina de casa y va a quedarse tranquilo?
La pesca, amigos, es una actividad extraordinaria.

Si Pagni sólo tiene esto para decir...



"Aníbal Fernández y Martín Sabbatella deberán tomar recaudos para asegurar la armonía. No porque sus procedencias sean opuestas: para ellos la ideología es un detalle. El problema es que ambos compiten por el récord de obsecuencia hacia Cristina Kirchner.

Fernández dio lecciones de disciplina a Randazzo recordándole que "se imponen las condiciones de la jefa del movimiento". En el barrio donde se crió Fernández esa conducta hacia el compañero en desgracia habría sido castigada. Pero a Fernández de ese origen sólo le quedó el modo de expresarse. Perdió lo más valioso.

Sabbatella, que vive haciendo la vertical, justificó todas las cadenas nacionales "porque todo lo que dice la Presidenta es trascendente". Ayer cruzó una raya: aceptó ser candidato a vicegobernador. Olvidó que la Corte, en un apartado de su fallo sobre la ley de medios -el denominado obiter dictum- exigió que el titular de la Afsca debe ser "independiente del gobierno y los grupos de presión". Hay reclamos judiciales quejándose de que Sabbatella no cumple ese requisito. Ayer él les dio la razón."



¿No tiene más que decir que estas huevadas?

Se dice en los mentideros que Pagni es una de las mentes más lúcidas de la escuadra opositora. Si ello fuera verdad, el texto que acabás de leer viene a confirmar que el FPV ha emergido del período de selección de candidaturas con una ventaja tranquilizadora. La nueva adquisición de TN no tiene más para decir que estas sandeces, porque no puede ni mencionar el bochorno del macri-radicalismo y las payadas de ayer con el vice de Mariu Vidal y demás escenas que nos llenan de gozo, como ver a la pobre Stolbizer que no consigue vice o las desventuras de Massa que no sabe cómo finalmente armar algo con lo poco que le queda.

Por las dudas, el dispositivo mediático casi no habla de Mendoza. No vaya a ser cosa que en la recta final y al calor del cierre de listas, que muestra al FPV con una solidez asombrosa y sucesos como los de Santa Fe y Chaco, los mendocinos entiendan que no sería conveniente tener una administración provincial enfrentada con Casa Rosada y terminen votando continuidad.

En la PBA, finalmente, Domínguez y Espinoza acordaron ir juntos con lo que tendremos una PASO más que interesante contra Aníbal y Martín Sabbatella.


viernes, 19 de junio de 2015

Gran columna de Mario Wainfeld

Recomiendo la columna de Mario Wainfeld que hoy publica Página/12. Transcribo un fragmento referido a mucho de lo que se viene discutiendo.

"De política hablamos, todo es opinable y se refracta según la ideología de cada cual. A los ojos de este cronista, la renuncia de Randazzo expresa más una posición individualista que una de quien milita en un colectivo. Trastrueca al tríptico “la patria, el Movimiento, los hombres”. Si el candidato es el proyecto, los criterios personales de los candidatos quedan (deben quedar) en segundo término.
El ofrecimiento no tuvo el mejor envoltorio, desde ya. El kirchnerismo no se caracteriza en general por la suavidad en el trato. Pero, a la vez, está a distancia sideral de ser un destino mezquino o desdoroso. La perspectiva factible de llegar a gobernador de “la Provincia” es un rotundo ascenso para cualquiera. Lo hubiera sido para Randazzo dada su trayectoria previa.
“Presidente o nada” se afirmó pero es demasiada pretensión si la líder del proyecto que se reivindica indica otra tarea. No hay cargos chicos para quien privilegia lo colectivo. La historia reciente oferta dos ejemplos notables, que no son los únicos. El presidente Raúl Alfonsín aceptó ser candidato a senador bonaerense en 2001, en plena debacle del gobierno de la Alianza. No iba por un éxito posible, como le hubiera tocado a Randazzo, sino para achicar una goleada contra el candidato peronista Eduardo Duhalde. Se sometió a salir segundo lejos, para atenuar la derrota de un gobierno pese a que el presidente Fernando de la Rúa lo desdeñaba y dejaba de lado.
Otro gran presidente con mandato ya cumplido, Néstor Kirchner, se puso a la cabeza de la lista de diputados bonaerenses del FpV en 2009. Su afán era ganarle por poco al casi inexistente Francisco de Narváez quien venía en ascenso en medio de un bajón pronunciado del gobierno de Cristina. Kirchner se arriesgó, a menos de dos años de irse en triunfo de la Casa Rosada, para ver si le sacaba tres puntos de margen al Colorado de Narváez. Ni eso pudo, pero se expuso sin que se le cayeran los anillos.
Cualquier mortal estaría dolido u ofuscado en la posición de Randazzo, el martes. Pero un cuadro político de nivel tiene la severa carga de poder controlar sus emociones o ambiciones y hasta de sacrificarse (si es que cuadra la expresión acá) cuando es menester."

¿Así que Randazzo no quería "kirchneristas puros" junto a Scioli?


A ver a ver: Clarín hoy vuelve a insistir con que Cristina le "ordenó" a Randazzo bajar a la PBA, pero en la mañana de hoy se supo por el jefe de gabinete que en rigor, el ministro del interior le habría exigido a Cristina que no hubiera un "kirchnerista puro" en la fórmula con Scioli. 



El jefe de Gabinete, Aníbal Fernández, sostuvo esta mañana que el ministro del Interior y Transporte (y hasta anteayer precandidato presidencial), Florencio Randazzo, pretendió condicionar a la mandataria Cristina Kirchner, al plantearle "que no hubiera kirchneristas puros" en la lista de su competidor en la interna presidencial del Frente para la Victoria, el gobernador bonaerense Daniel Scioli.

Fernández respondió que Randazzo "sí" pretendió ponerle condiciones a la jefa de Estado, y especificó: "Que no hubiera kirchneristas en la lista de Scioli, o algo por el estilo", y precisó que el titular de Interior "entiende que (Carlos) Zannini es un kirchnerista puro".




Ah bueno...


(Continuará)

jueves, 18 de junio de 2015

Cristina mandó...


Muy probablemente este sea el título de tapa de mañana de Clarín, que  viene trabajando con ahínco la imagen de una tirana que con su dedito manda a uno acá y a otro allá como si fuera una patrona de estancia. Un bonito ardid para antikirchneristas emocionales pero que también penetra en algunas capas de adherentes fronterizos a nuestro espacio.

Una sobredosis de republicanismo se ha desatado en hombres y mujeres que con las más puras y nobles intenciones se aferran a las rejas del kircherismo, que son las redes sociales, clamando ¡PASO PASO PASO...!

Las PASO se pueden usar con varias listas o con una sola, eso lo define la política interna no la letra de la ley. No se es más republicano ni más democrático por llevar más de una lista, eh. No nos confundamos, porque si no corremos el riesgo de adherir a nociones falsas como cuando te dicen en una radio "participá, llamá y da tu opinión" No, la participación en la vida política es algo más espeso. Creer que porque no haya PASO nacional se coarta el debate o se cercenan derechos es una chambonada importante. En el kirchnerismo venimos discutiendo hace muchísimo estos temas y los que estamos dentro del espacio lo sabemos muy bien.

Hay cosas más importantes para discutir, por ejemplo los "No voto a Scioli si gana las PASO" ¿Qué debemos pensar de quienes se paran en esa posición tan intransigente? ¿Hay posibilidades de caminar juntos con alguien que se para en esa posición? ¿Cuál es el compromiso real con el proyecto y con todo lo que falta por hacer de quien se posiciona de esa manera? Pero acá también hay responsabilidades de Randazzo cuando planteó que era candidato a presidente o nada y si perdía se iba a su casa... Epaaa!! ¿Cómo es? ¿Una coartada para salir después a decir que no borrás con el codo lo que escribiste con la mano y ser por unas horas el number one de Clarín, La Nación y todos aquellos que nos quieren hacer mierda?

Hay algo de extorsivo en eso de "soy candidato a presidente o a nada y si pierdo me voy a mi casa" y no se lo debe dejar pasar alegremente. Entre otras cosas porque desconoció olímpicamente el "baño de humildad" que había pedido Cristina un mes atrás. Cuando le tocó bajar -y no al llano precisamente- como Taiana, Rossi o Urribarri procedió de una manera que la presidenta no se merece y menos de su parte.


¿Sos soldado de Cristina sólo si hace lo que te gusta a vos?


Florencio Randazzo tensó tanto la cuerda y radicalizó tanto su verba que se fue encerrando en una posición tan intransigente de la que no hay una vía de escape que no sea renunciar a todo. Dijo tantas veces que si perdía se iba a su casa, que al parecer no le quedó otro camino que terminar en diciembre su función en el ministerio y volverse a Chivilcoy.

La verdad, digamosló antes que sea tarde, es una posición tan personalista que nos hace ruido porque cuando hablamos de proyecto colectivo nos referimos a una acción política de conjunto. No sirve a la causa nacional y popular el dirigente que si pierde se va a su casa. No le sirve a los sectores populares que un dirigente dotado para gestionar por ellos desista de realizar desde la gobernación todo el aporte que de él se espera.

Entre otras cosas porque nadie lo irá a buscar. 

Randazzo integra un proyecto y se debe a él. No es un librepensador. Randazzo es un gran gestionador y lo demostró con los DNI, los pasaportes y los ferrocarriles, pero lo pudo hacer porque hubo una presidenta que, primero, tuvo la virtud de descubrir estas condiciones en él y después le habilitó los recursos para que pudiera desplegar toda su capacidad, algo que todos le agradeceremos de por vida. Pero resulta que después, cuando esa misma presidenta toma una resolución que lo posterga, y con fundadas razones, el ministro se va a su casa, y eso no nos gusta, entre otras cosas porque se le propone ser candidato a gobernador de la principal provincia argentina, no una diputación o la intendencia de Chivilcoy. 

Randazzo es un cuadro con décadas de militancia en el peronismo y desde ahí es que integra un proyecto y se debe a él, aunque no esté de acuerdo con la decisión tomada por Cristina, porque si no era todo verso eso de que era "un soldado de Cristina" Recuerdo la prédica de muchos de los que lo apoyan como precandidato ¿No es que sustentan esa preferencia por considerarlo "un soldado de CFK" ante el infiltrado de Magnetto? ¿En qué quedamos entonces? 

¿O sea que somos soldados sólo si hacen lo que nosotros queremos?

Y después, algunas consideraciones sobre ideas y nociones que han dejado algunos  lectores. Ahora resulta que si la conducción toma una decisión política con todo el derecho que tiene de hacerlo, algunos se espantan ¿Dónde se creyeron que estaban, chicos? Porque, que se sepa, la decisión fue poner al lado de Daniel Scioli nada menos que al Chino Zannini, definido magistralmente por Wado como "La memoria y el corazón del kirchnerismo" ¿O ahora van a pelar el kirchnerómetro para decir que Randazzo es más kirchnerista que Zannini?

En las radios se oyen voces espantadas diciendo "Cristina nos dejó sin PASO", "Cristina no nos dejó elegir"

A ver: la conducción tomó una decisión fundamentada en miles de debates, de conciliábulos, de sondeos, de intercambios con referentes territoriales, con punteros, intendentes, diputados, funcionarios, gobernadores y toda esa red maravillosa que tiene el peronismo, que está en las sociedades de fomento, en las cooperadoras y en todos los espacios de "fuerzas vivas". Nadie duda de que a lo largo del país, Scioli le gana la interna a Randazzo. Sostener lo contrario es creer que la conducción tiene mala información y que por ende se equivoca ¿Alguien puede imaginar a Cristina eligiendo una fórmula para perder si sabía que con Randazzo ganaba? Pero de todas maneras, la decisión política que se tomó es fruto, además, de muchos debates horizontales. Se basó, además, en que se entendió que es prioritario ir con lista única para que todos los votos se sumen a una sola fórmula para obtener una victoria contundente y no dejarle a Macri la opción de salir ganador como fórmula individual, aunque las dos del FPV en conjunto sumen más votos. La vieja cuestión de la tapa del lunes diciendo "Macri fue el más votado" pesó en la decisión. Entonces, si se la puede evitar, pues se la evita. 

Estas decisiones tienen su fundamento y el que se dice parte de un proyecto colectivo debe acatarlas. Y si está en desacuerdo, debe dar todas las batallas posibles, pero siempre desde adentro.

Un mensaje para los que dicen que ahora van a votar en blanco: El sistema electoral, tal como funciona en la actualidad, no contabiliza los votos en blanco, por lo que, al fin y al cabo, el voto en blanco termina siendo u voto indirecto por la primera minoría ya que al no figurar no es un voto en contra.

Paso el dato para aquellos que no están debidamente informados y en una de esas terminan votando a Scioli sin querer.

miércoles, 17 de junio de 2015

Algunas consideraciones sobre Scioli - Zannini


* Se hizo trizas la especulación de que Cristina jugaba a perdedora. Hasta hace pocas horas, algunos pajarones como Jorge Giacobbe lo manifestaban. De nuevo los improvisados opinando de algo que desconocen: la acción política

* Estalló en mil pedazos la noción, tan trabajada desde el dispositivo mediático opositor, de que Scioli significaría un cambio de proyecto en la cúpula del poder kirchnerista. Quienes estamos adentro siempre supimos que el poder seguiría siendo ejercido por Cristina. Hoy lloriquean Morales Solá, van del Kooy y Cía al respecto. "Entregó todo", balbucea cándidamente Mariana Verón en el programa de Varsky ¿Es que alguien en su sano juicio pudo creer que eso no sucedería?

* Otros especulan con que un vice no condiciona el rumbo de un gobierno, incluso se escucha esto desde compañeros que bancan a Randazzo. Me permito disentir pues no es un vicepresidente solamente: es eso más un equipo de economía, las bancadas en el congreso y una presidenta que se retira con 70% de imagen positiva y lidera el movimiento.

* La designación de Zannini es una toma de posición  manifiesta de Cristina. El mensaje es claro y no puede prestarse a tergiversaciones. Elige el candidato con mayor electorabilidad y le pone todo su equipo. Por el lado de Scioli es una demostración de que el compañero está dentro del proyecto y acepta las condiciones de la conducción.

* La electorabilidad de Scioli no sólo surge de absolutamente todas las encuestas sino, fundamentalmente, de la información que sube desde los territorios, desde un municipio populoso del conurbano hasta de un pueblo floreciente del interior pampeano y las diversas provincias. El peronismo profundo ya votó hace rato, pero algunos todavía no se enteraron.
  
* Seguir sosteniendo que Scioli es un infiltrado, un quinta columna de Magnetto, etc, significa admitir entones que Cristina es al menos cómplice dado que acepta un infiltrado de las corporaciones mediáticas. Scioli es un compañero más moderado, lo sabe todo el mundo, pero es un hombre del espacio y cuando se hace políticas de mayorías, se debe estar dispuesto a convivir con compañeros y sectores con los cuales no coincidimos un 100 por ciento en todo, pero sí en los puntos centrales. Seguir sosteniendo que Scioli y Macri son lo mismo es una falta de respeto a la inteligencia, lo mismo que suponer que porque el tipo vaya a la inauguración de Expoagro, cuando se realiza en la provincia que él gobierna, o visite una exposición de Clarín juega para el enemigo. Hay que tener mucha pereza intelectual para barruntar tamañas sandeces.

* Randazzo debe entender que no es su tiempo y que yendo a la provincia de Buenos Aires le haría un gran favor al proyecto. Este gesto, además, lo ratificaría como un militante dispuesto a darlo todo. Es de esperar que lo haga, es joven y tiene mucho tiempo por delante.

* El kirchnerismo ha debatido a fondo y en cada una de sus instancias sus candidaturas, pero fundamentalmente ha discutido política. Hay que ir con lista única y destrozar en las PASO al macrismo para coronar en primera vuelta.

* Todos juntos, codo a codo mirando para adelante. Queda mucho por hacer y mucho por consolidar. ¡Vamos por ello!

martes, 16 de junio de 2015

Paren la rotativas!!



¿Hay alguien más cercano a Cristina que el Chino?

La misión de la militancia



Conozco mucho a Oscar Valdovinos. Milité con él en Partido Intransigente y compartimos el espacio que en 1987 se pronunció por la alianza con Antonio Cafiero. Lamentablemente fuimos derrotados y ello marcó el fin del PI como experiencia política influyente en la vida nacional. Lo considero uno de los analistas políticos más lucidos de nuestro país. El 7 de junio, Oscar fundamentó en esta nota publicada en Miradas al Sur porqué entiende que es más conveniente apoyar a Daniel Scioli y pongo en negritas algunos pasajes que me parecen centrales.

Escribe OSCAR VALDOVINOS
  
El discutible método que se utilizó para reducir la oferta de candidatos presidenciales produjo varias consecuencias negativas, entre ellas, que Jorge Taiana dejara de ser una opción que, sin duda, hubiese recibido el apoyo de un sector relevante del electorado más comprometido con la corriente nacional, popular y transformadora que se expresa a través del FpV. Hay que reconocer que las opciones sobrevivientes, en cambio, están poco dotadas de matices como para atraer a ese electorado. No obstante, los que apoyamos la conducción de Néstor y Cristina Kirchner en estos 12 años, tenemos un primer deber insoslayable que consiste en asegurar que el próximo gobierno pertenezca al Frente para la Victoria. No hay consideración política alguna que justifique, bajo ninguna circunstancia, dejar de hacer todo lo posible para conservar el gobierno.

No ignoro que algunos han consideran la posibilidad de replegarse, resguardando la pureza de las banderas -y, de paso, atribuyéndose su monopolio- para retornar, dentro de cuatro u ocho años, en condiciones más propicias. Adoptar una táctica semejante, tengo la certeza, conduciría hacia un error imperdonable.

Es indudable que el proceso tenderá a polarizarse entre quien en definitiva sea el candidato del FpV y Macri. Sabemos que Macri expresa a un neoconservadurismo engañoso que encubre el propósito de impulsar un proceso regresivo que recorte derechos, reimplante prácticas represivas, profundice las tendencias a la primarización, extranjerización y concentración de la economía, consolide las políticas causantes de marginalidad y exclusión y ahonde la brecha de la desigualdad. Todo eso bajo la apariencia marketinera y descontracturada de líder sin brillo intelectual y sin vocación por el esfuerzo. Nadie tiene derecho a facilitar esos designios porque no se entusiasme por el candidato.
La nueva derecha llegó después que el trabajo sucio hecho por los que manejaron el mundo desde Ronald Reagan y Margaret Thatcher. El neoliberalismo ya rediseñó la economía y la escala de valores que rigen la sociedad universal. El Estado fue declarado “culpable”, la política considerada una actividad innoble, los pueblos pasaron a ser “gente”, las causas colectivas se diluyeron y sólo el éxito económico individual quedó como ideal en una sociedad insolidaria, que se banaliza minuto a minuto. En ese escenario debutó la derecha cool, aparentando llegar desde afuera de la política, sólo preocupada por la eficiencia de la gestión, como si el conflicto no existiera y ella fuera ajena a los intereses de clase. Esa prédica neocon, después de la catástrofe de principios de siglo, ha colonizado el sentido de gran parte de la clase media urbana. Y la clase media urbana es un componente indispensable de la mayoría electoral que se necesita para llevar adelante la transformación de la sociedad por medios democráticos.

La coyuntura es propicia para recordar que la Historia no espera. Los dirigentes y los militantes quizá puedan esperar, pero no tienen derecho a hacerlo a costa del sufrimiento de las masas populares ni del retroceso en el terreno ya ganado ni del riesgo de que los derechos humanos vuelvan a ser una abstracción sin culpables ni genocidas.

El segundo deber consiste en ayudar a que quien gobierne por el FpV lo haga lo mejor posible. O sea, contribuir -participando, colaborando, presionando- para que las políticas correctas se mantengan y desarrollen y para que los errores se corrijan en un sentido favorable a la causa de la liberación. Esa labor empieza ahora, pactando los resguardos instrumentales y programáticos indispensables para asegurar que se promoverá el desarrollo pleno de nuestro potencial productivo y que la riqueza producida se pondrá al servicio de la inclusión, de la justicia social y de la igualdad entendida no sólo como la distribución equitativa de los bienes materiales sino también como garantía del acceso de todos a la excelencia educativa, al conocimiento científico y al goce de los frutos de la creación artística, en el marco de un nuevo consenso social y del rediseño de una sociedad moderna y justa.

Scioli, Randazzo, fortalezas, debilidades y polémicas. Daniel Scioli dista de colmar las aspiraciones de quienes evaluamos la etapa kirchnerista como el intento más serio, después del primer peronismo, de cambiar la sociedad desde el Estado. Está claro que no coincide con el “identikit” del candidato imaginado por el kirchnerismo avanzado. Tampoco lo pretende. En verdad, él aspira a expresar al peronismo kirchnerista promedio y por eso, seguramente, posee la mayor intención de voto. No obstante, Néstor y Cristina le confiaron las más altas responsabilidades y fue leal a ese mandato. Su pertenencia al espacio del FpV es incuestionable.

También Florencio Randazzo pertenece legítimamente a ese espacio.
Ahora bien, de allí a creer que está a la izquierda de Scioli y que expresa una propuesta articulada para afrontar el futuro extendiendo y profundizando lo ya hecho, media una distancia que sólo podría recorrerse con una imaginación excesiva o una candidez importante.

Está claro que el único candidato con posibilidades ciertas y amplias de derrotar a Macri en primera vuelta o en un eventual ballotage es Scioli. Sólo él asegura conservar el gobierno, que es el primer objetivo a alcanzar. No es el candidato del kirchnerismo más comprometido, pero es el candidato de los más y el único que suma votos adicionales, porque ha logrado permear los prejuicios de sectores medios que tampoco quieren un cambio regresivo. Seguramente no asegura la profundización de los ejes del proyecto ni ir por todo “lo que falta”. Pero es precisamente para eso que están los sectores más cercanos a Néstor y Cristina, para ayudarlo, impulsarlo, exigirle y, si fuera necesario, enfrentarlo. Y esta parte de nuestro papel debe empezar a ejecutarse ahora, no cuando todo esté resuelto y la capacidad para incidir se exhiba menoscabada por no haberla ejercido oportunamente.

La militancia no es un juego ni un medio para preservar el confort espiritual. Por el contrario, es una misión dura, riesgosa, muchas veces amarga, porque suele alejar a de otros deberes entrañables como son los que imponen los vínculos familiares, la amistad, el amor. Pero es así y el militante lo elige. En ese marco hay que tomar decisiones con responsabilidad y adoptar la mejor opción posible, la que mejor sirva al proyecto colectivo, evitando ser funcional a Macri.


No es más revolucionario el que se aísla en la solitud altanera y desdeñosa de las vanguardias. Sí lo es, en cambio, el que se compromete genuinamente con la construcción de una sociedad más justa, sabiendo que sólo puede ser el fruto de una obra colectiva y que, porque lo sabe, avanza con el conjunto, a su mismo paso, procurando desde allí, junto a todos, acelerar el ritmo de marcha, elevar el nivel de conciencia, clarificar los objetivos y convertir a ese conjunto en un sujeto político capaz de cambiar el rumbo de la historia.

Esta es la grieta verdadera


La grieta no es la pelea con el gordo Casero o Campanella cuando se mandan alguna declaración que aunque nos disguste, expresa sus legítimos puntos de vista como opositores que son. La grieta de verdad, la de fondo, la que sigue vigente, es la que coloca de un lado al pueblo y del otro a la cría de los que bombardearon Plaza de Mayo sesenta años atrás junto a los que los festejaron.

La oligarquía, que ahora se denomina "los mercados", no dudó en mandar los aviones contra el pueblo en 1955 y 21 años después lanzar una cacería que se llevó 30.000 argentinos. Su descendencia política es la que se movilizó, aparaguada, el 18 de febrero convocada por la corporación judicial. Son los mismos sectores que celebraron golpes de estado y proscripciones, los que nutrieron de cuadros a los sucesivos golpes de estado que siempre se promocionaban a favor de las instituciones y la democracia. Tenemos el triste privilegio de provenir de un tiempo donde el poder cívico-militar proclamaba que daban el golpe para generar las condiciones de una democracia como la gente, plena de diálogo y consenso. Esa democracia tenía una sola condición: que no gobernara el peronismo.

Por eso hoy, cuando se cumplen 60 años de aquél horror, bien vale la pena recordar cuál es la verdadera divisoria de aguas en nuestra patria. La lucha es contra los herederos de ese golpismo y contra los que jetean respeto y fidelidad a las instituciones pero se las pasan por el forro cuando se trata de defender sus propios intereses. Cobos fue transformado en la norma Iram del demócrata cuando votó en contra del gobierno al que pertenecía y representaba; hoy Fayt es defendido a capa y espada cuando todos sabemos que es un pobre anciano imposibilitado de ejercer su cargo. Los senadores opositores que se niegan a dar quórum para cumplir con la manda constitucional de nombrar un ministro que ocupe la vacante en la Corte Suprema son presentados como defensores de la calidad institucional. 

Si de oponerse a un gobierno popular se trata, valen los bombardeos, las pintadas a favor del cáncer, el golpismo como método y todas las violaciones a la Constitución que sean necesarias.

Ahí está la grieta

lunes, 15 de junio de 2015

La gente sabe dónde está el cambio y por eso sigue votando al FPV


La mirada de Mauricio es un editorial. Santa Fe resultó el instante fatal para sus aspiraciones ya que, ganando o saliendo segundo -cuando no tercero- lo hará en el contexto de un triple empate, algo que daña seriamente su proyección como candidato competitivo a nivel nacional. En las especulaciones previas, su fortaleza se basaba en realizar una elección decorosa en PBA y ganar con la fusta bajo el brazo la CABA, Santa Fe, Córdoba y colarse en el festejo de los radicales si estos finalmente ganan Mendoza.

Al día de hoy cosecha un triple empate en Santa Fe y un balotage clavado en CABA, donde muy probablemente tenga que terminar caminando a lo pavo para lograr una victoria ajustadísima ¡Y en su distrito, nada menos! En Córdoba, la mayoría de los sondeos están dando ganador a Schiaretti y en muchos casos aparece segundo el FPV, relegando al amuche PRO/UCR/Juecismo al tercer lugar mientras que en Mendoza están palo y palo los radicales con el FPV.

En este contexto, lo que surge claramente es que, salvo la CABA, en los otros distritos voluminosos, el FPV va voto a voto con las representaciones del macrismo, por lo que no hay que ser un ingeniero electoral para concluir que la ventaja holgada que el oficialismo logra en PBA. más la mayoría de las provincias chicas, donde reelegirá gobernadores es a todas luces indescontable.

Muy probablemente, el círculo rojo removerá cielo y tierra para que Mauricio sume a Sergio Massa como candidato a gobernador del PRO, algo que a esta altura aparece como una quimera y que, en caso de darse, a lo sumo aportaría dos o tres puntos, algo que no tuerce la tendencia.

El rostro duro de Mauricio anoche cuando habló en Santa Fe lo dijo todo. Estaba asumiendo que las pocas chances de triunfo nacional se le estaban esfumando.

Es que la gente sabe dónde está el cambio y por eso sigue votando al FPV.

Sabe que lo de Macri es retorno al país donde a la mayoría le iba peor que ahora. 

Entrada destacada

Corea del Centro, el hit del verano que se viene