miércoles, 31 de julio de 2013

El elegilegi te da oficialista y te querés matar



Una de las rarezas de esta campaña es que a la mayoría de las personas que se sienten opositoras, el test elegilegi les da como resultado que sus votaciones coinciden mucho más con el Frente para la Victoria que con las diversas expresiones del archipiélago opositor. Esto vendría a demostrar una vez más que a pesar de las diferencias en lo formal, en el fondo el kirchnerismo vino a sintonizar con la mayoría de las demandas de la sociedad. Algo de eso se está viendo en esta campaña donde hay un fuerte reconocimiento a varias de las leyes sancionadas en los últimos años, aunque al momento de su aprobación el oficialismo haya tenido que librar duras batallas contra el dispositivo mediático opositor y las fuerzas políticas que le responden incondicionalmente. Pero lo más rico es ver que hay una especie de sentido común K adherido como una costra en la conciencia política de la sociedad. Se reniega contra la ley de trabajo doméstico porque se la considera demasiado dura para los patrones pero al mismo tiempo se coincide en que debía ser sancionada; no se le perdona al kirchnerismo la 125 pero por abajo se reconoce que había que legislar como se legisló a favor de los peones rurales; se brotan muchos por el matrimonio igualitario pero después comprueban que tan mal no estuvo cuando en países "serios" se lo consagra; cuando se anunció la recuperación de YPF muchas fuerzas de oposición pusieron el grito en el cielo pero ni bien olfatearon que en la calle quedaban solos, despacito y sin hacer mucha alharaca vinieron al pie. ¿Y qué sucedió con las PASO? Sucedió que dijeron de todo contra la reforma política que impulsó el kirchnerismo y hasta la votaron en contra, pero hoy en el UNEN de Argen y Tina se llenan la boca diciendo que son un mecanismo maravilloso para saldar las disputas al interior de las fuerzas y coaliciones políticas.

Por eso dos años atrás dijimos en este blog que el 54 % albergaba también a muchos que votaron por Cristina pero con con grandes críticas al gobierno. Cuando elegís presidente votás por tu rutina, por tu futuro, por tu cosa personal, por tu laburo, por tu sueldo. Y el kirchnerismo te garantiza que al menos todo eso siga, que no te falte. Por eso muchos votaron a Cristina a pesar de todo, y nosotros lo sabíamos.

El kirchnerismo es esa fuerza que se pone el casco y le mete para adelante con una causa que vos bancás pero entendés que nunca se concretará porque tantas décadas de defraudaciones te amputaron la capacidad de armar lío. Y cuando alguien hace algo que a vos te hubiera gustado hacer, a veces sucede que te termina jodiendo y hasta podés llegar a sentirlo como un impostor que te robó una bandera. Conozco gentes que pasan por la vida diciendo lo que habría que hacer, los maestros del "Hay que" que nunca terminan de hacer nada. Dirigentes que hasta llegan a sentir orgullo por haber pasado 40 años diciendo lo que había que hacer pero no mostraron capacidad ni destreza en la utilización de las herramientas de la política y la democracia para construir al menos fuerzas políticas con proyecto propio y capacidad de perdurabilidad.

El mayor daño que te hacen cuando te amputan la capacidad de hacer lío es que te acorralan en tu circunstancia personal y eso te impide sumarte a lo colectivo cuando es precisamente por ahí por donde se van gestando las transformaciones sociales.

El kirchnerismo es la fuerza política que más lío hizo desde 1955 en adelante y por eso a vos, que sos un opositor hecho y derecho, el elegilegi te dio oficialista. Porque el kirchnerismo es ese compañero que armaba tremendos quilombos en el colegio sosteniendo causas que vos compartías pero no te animabas a defender abiertamente, porque el kirchnerismo es ese pasajero que se le planta al colectivero diciéndole un montón de cosas que más de una vez quisieras haberle dicho vos y hasta si querés es ese flaco que vino con decisión y chamuyo y se llevó a esa hermosura que no te decidiste a abordar; el kirchnerismo es esa fuerza que vino a amplificar muchas cosas que vos dijiste durante décadas contra los privilegios de los jueces y contra el oropel de la justicia; el kirchnerismo es esa fuerza que vino a poner volumen político para mandar en cana a toda esa runfla de asesinos y torturadores, algo en lo que estás de acuerdo pero mantenés en silencio para no complicarte la vida.

Por eso te da oficialista el elegilegi



martes, 30 de julio de 2013

Para Zuleta Puceiro, Massa cae a manos de Stolbizer y Martín Insaurralde sube

Estos twitts los fui redactando mientras escuchaba al consultor Enrique Zuleta Puceiro hablando con jorge Chamorro por Radio América y contando los datos de su encuesta terminada en estos días.











¿Los pueblos tienen la oposición que se merecen?

Lila se mandó un Stand Up de novela en lo de Grondona. No dejó títere con cabeza y recién al final, como volviendo en sí dijo sonriente "mañana me van a querer matar". Como era de esperar se armó la cola para pegarle y su compañero de andanzas hoy expresó en su defensa que "no dice cosas que no son ciertas" con lo cuál debemos pensar que Solanas está definitivamente flipado porque entre las tantas sandeces que dijo, Carrió volvió a sostener que las elecciones de 2007 las perdió porque le hicieron fraude...

Por si fuera poco, hoy Beatriz Sarlo destroza a Gabriela Michetti en La Nacion con lo que se vuelve a poner de manifiesto la imposibilidad del espacio opositor para armar algo que pueda resultarle confiable al electorado no kirchnerista.

Las diversas expresiones opositoras no tienen otro proyecto que no sea esperar que Clarín termine esmerilando al kirchnerismo con sus operaciones. No revelan capacidad de diseño de un proyecto político-ideológico alternativo ni mucho menos de un armado que pueda sostenerlo. Van de elección en elección corriendo con la carpeta de avales viendo qué acuerdo pueden hacer para salvar las papas, para cuidar las bancas, hasta que cierran las listas y no saben qué hacer para fundamentar las alianzas esotéricas que practicaron en esa carrera del "sálvece quien pueda". El festival de tonterías que son los spots publicitarios en esta campaña es revelador de la vaciedad conceptual que padecen.

La campaña también está horadando la paz del massismo, apretado segundo a segundo por el crecimiento de Martín Insaurralde, la muy fuerte marca que le realiza Francisco De Narváez y la comprobación de que el discurso de la nada tenía menos vida de la calculada y que de pretenderse como "lo nuevo", ahora debe asumirse como una mera variante más del espectro opositor. El discurso de Massa termina siendo una copia obvia del de De Narváez sin "estamos hartos" y "ella o vos".

La campaña avanza en su primer tramo y en este contexto vale preguntarse si el pueblo argentino tiene la oposición que se merece...

UPDATE: Lila la siguió hoy

Gana Massa. Gana? No, está empatado. Está empatado?

lunes, 29 de julio de 2013

Todo lo que el kirchnerismo une, Carrió lo desune


Les dimos las PASO para que dirimieran sus conflictos internos. Más por ustedes no podemos hacer...

Sergio está nervioso

El rigor de la campaña lo está complicando. Ya no le queda mucho espacio para la indefinición y el discurso lavado porque De Narváez le está disputando con mucha prestancia (anoche le tiró por Twitter que él tiene más de 100 proyectos presentados sobre inseguridad contra 7 que anunció el intendente de Tigre) y por otro el kirchnerismo que, como era de esperar, empieza a desplegar su potencial con los 78 intendentes más el peso de Cristina y Scioli, apalancando la figura de Martín Insaurralde y por ende recuperando su electorado. No olvidar que el piso es el 2009 cuando sacó el 32 % en PBA a lo que hay que sumar el 6% (o una parte) de los votos que obtuvo entonces Martín Sabbatella.

Otro frente complicado para Massa es la astucia con que Mauricio Macri lo intima a que reconozca la alianza entre ambos con el objetivo de subirse al palco en los festejos si triunfa en las elecciones de este año ya que si Massa gana "solo", el jefe de gobierno porteño definitivamente deja de ser un presidenciable de peso en la consideración de la sociedad.

En este contexto se empieza a observar un endurecimiento en la campaña del intendente de Tigre y eso se pudo comprobar el viernes pasado en el programa "La Vuelta", que conduce María O'Donnell por Radio Continental, cuando Diego Schurman le preguntó por sus declaraciones sobre Néstor kirchner reveladas por WikiLeaks. La reacción de Massa fue de por sí elocuente y se puede escuchar en esta edición del audio original.



Acá está el audio completo de la entrevista.

domingo, 28 de julio de 2013

Mariano Recalde, Verónica Magario y Liliana Mazzure en El Vermucito

(Liliana Mazzure - Carlos Montero - Mariano Recalde - Gerardo Fernánez
Néstor no está porque es el que sacó la foto)

Charla con Mariano Recalde


Nota con Verónica Magario


Charla con Liliana Mazzure


Audio del programa completo


sábado, 27 de julio de 2013

Dialoguito sugerente en Twitter


Rosario Ayerdi, colega que cubre la rosca bonaerense para Perfil le hizo esta pregunta en Twitter a Fabián Perechodnik, de la consultora Poliarquía.

La respuesta abre muchas espectativas...



viernes, 26 de julio de 2013

Definiciones de Sergio Massa


Anoche Maxi Montenegro habló con Sergio Massa quien por primera vez lanzó definiciones que ayudan a entender por dónde viene su proyecto político. Acá el audio y la desgrabación del tramo más importante. 

Me interesa tu opinión.




"Nosotros armamos una fuerza política que tiene la capacidad de convocar a todos los sectores sin distinción, porque tenemos la vocación de abandonar en Argentina las peleas del pasado para tratar de construir el futuro y eso incluye que tengamos la capacidad de sacarle los sellos a la gente, porque la gente no es ganado al que se le pone un sello u otro, la gente son seres humanos que piensan, que tienen sueños, que tienen esperanzas, que tienen espectativas y lo que tenemos que hacer es tratar de convocar a la gente desde todos los sectores para tratar de construirle futuro, esperanza, sueños, futuro.

Sobre todas las cosas dar las peleas que valen la pena ¿Sabe contra qué peleo yo? Yo peleo contra la inseguridad, yo peleo contra la inflación, yo peleo contra el impuesto a las ganancias, yo peleo contra las falsas antinomias, yo peleo contra la soberbia, yo peleo contra el atropello, yo peleo contra la reelección, contra aquellos que se quieren llevar por delante a la Corte y a la justicia, contra esas cosas peleo, que son las cosas que verdaderamente le importan a la gente.

Lo demás, en realidad, tiene que ver con un microclima de la política, porque ese señor que hoy nos está mirando, que viajó dos horas, que trabajó todo el día dice "estos tipos otra vez peleandose en lugar de ocuparse de arreglarme los problemas que tengo para viajar, de arreglarme los problemas que tengo porque la plata no me alcanza ¿Sabe el hartazgo que produce en la sociedad eso?

Nosotros elegimos dar esas peleas, las otras peleas que las den otros. Nosotros somos una estructura de raíz peronista, 20 intendentes peronistas de la PBA que abrieron los brazos a otros sectores: radicales, vecinalistas, del PRO, de distintos sectores pero sobre todas las cosas se distintos sectores sociales."

jueves, 25 de julio de 2013

Argentina: país donde...












A la caza del voto cacerolo

Ya desde los albores de la campaña para las PASO queda expuesto el escenario: Hay un proyecto político sólidamente instalado y decenas de patrullas que desde los diversos costados lo apedrean con un común denominador: la captación del voto caceroloel a través del manotazo a los viejos y recalcitrantes clichés de la antipolítica. Es curioso también que mientras por un lado se habla de un  fin de ciclo, en  la campaña de las diversas expresiones de la oposición el mensaje es que no sólo consideran vivo al kirchnerismo sino que hasta le temen. Dicen que Néstor Kirchner fue lo peor pero después se oponen que su foto aparezca en la boleta del FPV

¿Cómo se entiende?

¿No es que es un piantavotos?

Dicen que Cristina está acabada, pero tiemblan ante la hipótesis de una reforma constitucional que la habilite a presentarse para un tercer mandato. La verdad es que no deja de ser llamativo tanto pánico por una figura tan aborrecida…

La campaña es como una cortina que el viendo hace volar y permite que el fisgón vea lo prohibido ¿Y qué ve en ese instante? Cuerpos desnudos, casi famélicos, de sectores políticos que hace mucho no tienen una dieta compuesta por tres alimentos vitales: política, ideología y proyecto. Unos dicen que “en un país normal la política no divide”, con lo cual se aferran a esa máxima del golpismo que desde 1955 nos quiso hacer creer que la política era fea, sucia y mala, afirmación que habilitó, proscripción mediante, la erradicación de ese virus que generaba discusiones y desencuentro que no era otro que el peronismo. Parece mentira pero eso cuajó y  buena parte de la sociedad argentina abrazó esa negación de la política practicada por civiles. Muchos crecimos con esos valores, creyendo que “la política es sucia” ¿Qué política? La que practica el pueblo a través de sus partidos, porque mientras tanto la oligarquía, la Iglesia y las Fuerzas Armadas siguieron haciendo política como si tal cosa, pero nos decían que ellos “no hacían política” sino que solamente se limitaban a “administrar”. Así fueron zurciendo una suerte de sentido común que en realidad no es mucho más que un collar de clichés como por ejemplo, que discutir de política es perder tiempo porque sólo sirve para pelear; que un legislador debe ganar lo mismo que un jubilado; o directamente trabajar ad honoren, etc. No es casual que durante el éxtasis menemista se instalara la premisa de que al país sólo le estaban faltando “buenos administradores”, dado que se suponía que las cosas dentro de todo estaban bien y sólo requería de un gerenciamiento óptimo. La política ya la habían hecho los grupos económicos con Menem y Cavallo entregando el patrimonio nacional y desarticulando al estado, ahora sólo restaba era “administrar bien”, que fue en definitiva la promesa de De La Rúa y el Chacho Alvarez. 

Ya sabemos adónde nos llevó el buen gerenciamiento de la Alianza...


Cuando a un pueblo se le quita de su conciencia colectiva la certeza de que la política es la herramienta más poderosa que tiene para organizarse y luchar por lo suyo, se le cortan las piernas, se lo adormece como se lo adormeció en los noventa para posibilitar que se perpetrara un proyecto político de devastación. Una sociedad descreída, convencida de que no se puede cambiar nada, una sociedad desarticulada y desmovilizada posibilita que se pueda vivir una década como aquella. Pero como siempre los pueblos tienen reservas, hubo miles de argentinos que lograron ponerse de pie en una etapa que se presumía terminal y entonces fueron poco a poco reencontrándose en las calles apoyando un proyecto político que les demostró algo novedodoso: que se puede transformar la realidad en democracia, algo no menor puesto que el liderazgo ahora estaba siendo ejercido por la generación que 30 años atrás consideraba que los cambios sólo podían llegar mediante la toma del poder por la vía armada. 

No obstante, hubo una fracción numerosa que quedó a la intemperie, desrepresentada y muy infectada del discurso antipolítico. Por ese sector compiten en esta campaña desde los que niegan ser de derecha hasta los que se dicen de izquierda. Están yendo a los codazos a ver quién conquista antes y mejor el voto cacerolo. Aparecen dispuestos a llegar a niveles vergonzantes de entrega conceptual con tal de seducir a esa clase media que añora el país “normal” que empezó con Videla y terminó con Duhalde. Eso explica una parte del patetismo de esta campaña. La otra es que siguen sin animarse a exteriorizar que en el fondo su proyecto pasa por recrear los noventa pero con mayor prolijidad.

miércoles, 24 de julio de 2013

U NEN A LA ARGEN TINA RE PU BLI CA NA



Esto es una joda, che. Una bolsa de gatos donde la mayoría no se pueden ni ver le quiere hacer creer al electorado que son los garantes de "un país normal" y de "la unidad". De verdad, es un chiste: no se puede memorizar los número de listas que usaron todos estos muñecos desde 2003 a la fecha...

Margarita Stolbizer 

Se fue del radicalismo en 2007 manifestando que era un instrumento político perimido. Desde ese año hasta el 2009 estuvo aliada con Elisa Carrió en una cohabitación que empezó y terminó a los carterazos. Luego fue cofundadora del FAP, extraña amalgama de pymes políticas que en casi todas las sesiones del parlamento tuvo dos posturas, cuando no tres, y ahora resulta que se presenta aliada con el radicalismo, sí, con ese mismo partido del que se fue por considerarlo caduco.



Ricardo Alfonsín

Ay mamita querida los problemas que está teniendo little Richard: hace poco fue con Marga a presentar la alianza a Mar del Plata, pero como dejó afuera nada menos que al comité de distrito local, resulta que en medio del acto de presentación irrumpieron las autoridades de la UCR marplatense a dejarles un documento de repudio. Lo que se dice un papelón. Pero Ricardito no llega desde ningún lugar, viene hace sólo dos años de formalizar una una alianza -UDESO- nada menos que con el "progresista" Francisco De Narváez y compartiendo fórmula con otro progre que se las trae: Javier González Fraga.



Partido Socialista

Este partido que nos dice que en un país normal la política no divide es la fuerza política que más divisiones ha tenido en la historia política argentina. En un gesto de intolerancia muy poco democrática ya en la década del 30 echaron de sus filas a Manuel Ugarte porque había osado plantear que el partido debía incorporar la cuestión nacional en su doctrina. Como historiar las sucesivas escinciones sería muy largo, vayamos al panorama imperante allá por 1983 donde teníamos al Partido Socialista Popular (PSP) liderado por el estanciero Guillermo Estévez Boero; a la Confederación socialista, donde estaba Héctor Polino; el Partido Socialista Unificado (PSU) del gordo Simón Lázara; al Partido Socialista Democrático (PSD) de Alfredo Bravo y Norberto Laporta; el Partido Socialista Auténtico, de Enrique Inda y Emilio Corbiere, que hoy es manejado por el Legislador porteño Jorge Selser y el bonaerense Mario Mazzitelli.

Este partido es el que nos dice que "en un país normal la política no divide"



Libres del Sur

Estuvieron con el kirchnerismo hasta pocos meses después de la 125, cuando empezaron a olfatear que el kirchnerismo se caía, entonces se juntaron con Sabbatella. Cuando sospecharon que el líder del EDE se desvanecía políticamente se arrimaron al cineasta Fernando Solanas en Proyecto Sur al que a poco de andar traicionaron cuando junto a Claudio Lozano se fueron con Binner,  Stolbizer y Luis Juez para armar el FAP, instrumento que en menos de dos años rompieron para abrazarse con progresistas de la talla de 
Alfonso Prat Gay y Ricardo Gil Lavedra.



Elisa Carrió

Se fue del radicalismo y fundó el ARI, entre otros con Alfredo Bravo al que  traicionó y cómo. Luego de presentarse por el centroizquierda en 2003, dejó en el camino a sectores militantes como Eduardo Macalusse, Carlos Raimundi o Marta Maffei para mudar a la derecha desembozada en 2009 cuando sumó a Patricia Bullrich -con la que también se peleó-, Alfonso Prat Gay -con quien también se peleó-, María Eugenia Estenssoro, con quién terminó a los gritos y Adrián Pérez, a quien luego de considerarlo su hijo político lo ha castigado con los peores improperios. Ahora retorna luego de abandonar la "resistencia" proclamada en octubre de 2011.



Pino Solanas

Va por la vida en su pinomóvil repitiendo una y mil veces "Hay que"... Hay que formar un gran frente popular, hay que formar una gran alianza, hay que conformar una gran coalición pero ya lleva 40 años de hacer política y no ha tenido la capacidad de estructurar una fuerza. Estuvo con Chacho Alvarez y se peleó, estuvo con Libres del Sur y con Lozano y se peleó. Cada dos años aparece con un sello nuevo mendigando avales para su constitución, cuando no utilizando la estructura legal de otras fuerzas, como lo ha hecho recientemente con el Partido Socialista Auténtico. Es una especie de tordo, que empolla en nido ajeno y que en pos de confluir con la "progresista"  Carrió se quedó solo como en un suicidio, sin ningún comunero, sin la poca militancia que tuvo, pero además, y en un sincericidio de novela declaró hace unas semanas que esta mega alianza sólo dura hasta octubre...


A los mencionados hay que sumar emprendimientos personales menores como los de Rodolfo Terragno, el ideólogo de la 125 Martín Lousteau y el hijo del ex presidente Arturo illia.

Todos queremos un país "normal" pero para construirlo, una de las premisas debe ser terminar con el verso ¿No te parece?


Qué se juega en la elecciones de este año



Me tomé el trabajo de desgrabar parte de la exposición de Arnaldo Bocco del domingo en El Vermucito porque explica con mucha precisión qué se juega en torno a Massa en las elecciones de este año.

-----------------------------

La recuperación de casi el 70 % de las exportaciones automotrices, el crecimiento del 26 % del PBI del sector automotriz y el 7 % de crecimiento de la actividad industrial te determinan un cambio de humor importante. Yo creo que eso está siendo contrarrestado por tres hechos: el primero es que el discurso político es absolutamente negativo, es “todo funciona muy mal”, cuando las cosas están empezando a funcionar mejor. El segundo punto es que una parte del establishment económico consiguió lo que buscaba: la gran esperanza blanca. La sensación es que hay una discusión al interior de sector empresario donde el tema es qué va a pasar después de las elecciones si Massa las gana, porque creo que allí va a empezar una embestida muy fuerte contra el modelo económico. Yo creo que ya hay un sector del empresariado que, enancándose en un proceso de mucha bronca, por la inflación, por la desaceleración económica y por la perspectiva ideológica que tiene el gobierno, ve esta etapa como el tiempo para la revancha.

Esta historia instalada de la crispación es correcta, hay crispación porque esos sectores quieren dar vuelta los grandes efectos que el modelo tuvo en materia industrial, en materia de distribución de ingresos, en materia de gasto público. Hay una buena parte del discurso económico liberal, neoliberal, de derecha , etc, que lo construye la city. La city hoy apoya a Prat Gay, sin ir más lejos. En el menemismo, la deuda creció 100 mil millones, esa deuda hubo que emitirla. Ahí trabajaron estudios de abogados, financistas, bancos y compañías que trabajaron en la colocación de esa deuda y ganaron fortunas. Ese negocio lo perdieron con el kirchnerismo. Tienen que laburar de otra cosa ahora porque el país no está tomando deuda ahora.

Cuando hablás con los dirigentes empresarios de Brasil te dicen “Es muy difícil negociar con los empresarios argentinos porque hablan 90 por ciento de política y 10 por ciento de negocios y eso determina entonces que vos estás hablando con lobbystas. En cambio nosotros, hablamos 90 por ciento de negocios y 10 por ciento de política” Negocios en el buen sentido, o sea, la protección institucional de su sector, de cómo te parás frente a los próximos 10 años, qué hacés con relación a China, cómo es la integración en el Mercosur. En cambio (y esto lo escuché de boca del presidente de la Federación de industriales de San Pablo) cuando ellos vienen acá y se reúnen con su contraparte, la contraparte habla todo el tiempo de política, que el gasto público y toda una gama de detalles que hacen imposible hacer negocios porque los argentinos no hablan de negocios y esta es una costumbre: la gran tendencia que tenés en las empresas es que rápidamente se habla de Cristina, se habla de la política económica y de cómo te adaptás a ciertas circunstancias, porque vos desde una empresa no tenés la posibilidad de cambiar la política económica.

Entonces creo que hay un sector empresarial en Argentina que acompaña al modelo pero hay una parte del sector industrial que es menemista. No lo vota a Cavallo porque le da vergüenza pero su concepción es bajar el gasto público, bajar los salarios y una concepción más atada al atesoramiento de dólares. Ese sector empieza a discutir hoy qué va a pasar el día después. ¿Y sabés en qué consiste la discusión del día después? Es la embestida sobre cuánto se va a devaluar. Ese es el punto de fondo. Y detrás de eso está la Mesa de Enlace, grandes sectores del mundo financiero, están algunos sectores industriales, pensando en que esta elección está definida y están apostando naturalmente a una derrota de Cristina y ven en esta elección el debate anticipado del 2015, temen a una reforma de la Constitución porque si eso se da se va a una nueva elección con Cristina candidata y la ven ganadora. Por eso apuestan a derrotarla ahora. Si vos leés análisis en los diarios de tipos formados, te explican porqué el dólar va a costar tanto, porqué va a sobrepasar la barrera de los 10 pesos, toda una cantidad de hechos que después empiezan a circular en informes profesionales entre los empresarios y eso te genera un efecto muy fuerte en la inversión porque en un período electoral con incertidumbre las empresas dejan de invertir, claramente. Hay también una salida de capitales, de inversores extranjeros que tenían empresas en la Argentina que como no pueden remitir utilidades al exterior están vendiendo esas empresas y he escuchado conversaciones del tipo “no la compres ahora, esperá a las elecciones porque va a haber una devaluación y te va a costar más barata en dólares”

Massa ha armado un equipo económico que es bastante extraño pero no va a ser su equipo económico si llegara a tener un protagonismo político más elevado porque su equipo actual es demasiado amplio en su concepción para lo que es su ideología con respecto a la gestión pública. Además de que no sabemos qué opina Massa, lo que siente el sector empresario es que vos estás votando en esta ocasión el posicionamiento de un actor que va a llevar adelante el liderazgo de quien va a luchar contra el kirchnerismo en la elección del 2015 y Massa, cuando lo sentás a la mesa (y eso se vio muy claramente en la entrevista con Fantino) es la nada. Un dirigente con las ansias de liderazgo que pretende Massa, no sabe qué hacer frente al Mercosur; no sabe qué hacer frente a Estados Unidos, no tiene idea de lo que es la relación de la Argentina con China, donde hoy se están discutiendo una cantidad de puntos tremendamente importantes para los próximos 10 o 20 años; no tiene idea de los pasos que a dado Argentina internacionalmente con Africa; no tiene idea del debate dentro del Mercosur, con relación a cómo se juega frente al Pacífico. No tiene idea incluso de toda una cantidad de temas internos que los mira desde la perspectiva de los medios. Decodifica la realidad a partir de la lectura de los diarios. No tiene pensamiento propio. Entonces ahí se le mete por la ventana la inteligencia entre comillas que es la que le terceriza la administración de la agenda. La agenda se la coloca la inteligencia que compra.

Si Massa gana las PASO en la PBA el sistema de medios va a ir sobre él para construir la agenda futura porque ya lo van a ver como presidenciables entonces le van a ir arriba con una cantidad de definiciones que hoy no él no está en condiciones de dar porque no las tiene.

Massa tiene muy buenos vínculos con el sector desarrollador de emprendimientos inmobiliarios, tiene buen desarrollo en la utilización de las cámaras, el seguimiento satelital del delito y el desarrollo urbano medido en términos medio miaminescos de la Argentina. Esta es su carta de presentación. Ahora, Tigre no es un municipio como tenés en otros casos de la Argentina donde ha habido intendentes que se han deslomado en hacer programas de desarrollo inmobiliario, vivienda, etc. Sin ir más lejos el mismo Giustozzi, que hizo crecer el 200 % la capacidad del parque industrial en Almirante Brown. Tenés tipos que han mirado la política de desarrollo local con otra perspectiva. Massa no hizo todo eso, la riqueza relativa de su municipio sumado a su opción política de propaganda sobre tres o cuatro puntos para posicionarse, que es lo que hoy la sociedad le juzga como positivo, son el eje de su política. Massa nunca pensó en otros aspectos. Termina comprando los hacedores de su agenda, porque no la tiene. La agenda de Massa es su historia política. Es su tránsito por la UDECE, es su vínculo con Camaño y Barrionuevo en su período juvenil y por ende la construcción de una agenda de un "peronismo moderno" que se parece y mucho al menemismo.

CEDIN


Un punto que muestra con claridad esta idea que tiene la city porteña es el boicot al CEDIN. Hoy, toda aquella persona que quiere blanquear capitales, exteriorizar tenencia de dólares por pequeña que sea, el sistema está virtualmente aliado para boicotearla. Hay una persona muy prolífica que escribe en Twitter, Ariel Setton, cuenta de un llamado que hizo a una inmobiliaria muy grande del centro de la ciudad para compra de una cochera. Les dice que los llama porque publicitan que van a recibir CEDIN y le responden “si el pago se hace en moneda extranjera, en cualquier color de billete, pero en moneda, te lo escrituramos al 80 %. Si es con CEDIN te lo escrituramos al valor del 20 %”. Hay todo un rechazo, hay consultas a bancos que se responden mal. La ley es muy robusta en términos de protección jurídica de aquél que ingresa al blanqueo de capitales pero así y todo hay generación de temor, entonces la gente piensa por consejo de asesores financieros, contadores, etc, que les dicen “La AFIP te va a investigar”, entonces es todo un corrillo de meter miedo que hace que el proceso no avance. Mi impresión es que si vos hacés un blanqueo tenés que apoyarlo con mucha publicidad y aclaración ante la opinión pública. 

martes, 23 de julio de 2013

Cristina quiere gobernar con el dedito pero no la dejan


La tiranía K lo hizo de nuevo. Con el freezado del ascenso del general Milani hasta que se esclarezca debidamente su pasado, el gobierno nacional volvió a demostrar que lo más diabólico que tiene son las intenciones.

Ya es hora de que te avives.

De nada vale que Clarín y La Nacion, aliados incondicionales del terrorismo de estado, ahora aparezcan como adalides de la defensa de los Derechos Humanos, mucho menos relevante es que en realidad lo que les molesta del general sospechado es que aparezca con posiciones que nada tienen en común con el folklore del militarismo golpista tradicional. Menos importa aún que el gobierno haya demostrado una vez más que hay límites que no se traspasan y que si un organismo insospechado como el CELS objeta un ascenso, se lo tiene en cuenta. Acá lo que verdaderamente importa son las intenciones perversas del gobierno,  a ver si nos claro de una vez por todas.

En el relato opositor lo más pernicioso del kirchnerismo son sus intensiones. No importa que ayer el gobierno haya escuchado al CELS. Lo grave es que intentó ascender a Milani, así como no importó que en su momento retirara la candidatura de Daniel Reposo a la Procuraduría. Lo imperdonable fue haberlo propuesto.

Cristina Fernández de Kirchner tiene toda la intención de ser una dictadora, pero no la dejan...

Cristina Fernández de Kirchner quiere llevarse puesta a la Constitución y la justicia, pero no puede...

Cristina Fernández de Kirchner quiere cruzar con el semáforo en rojo, pero lo respeta para no comerse una multa.

En un punto es una fracasada y hay que ver si un país puede salir adelante con un fracasado en la presidencia. Habría que debatirlo un lunes en Telenoche.

Cristina quiso aumentarle las retenciones a los grandes sojeros pero no lo consiguió, luego, para peor, acató la decisión del senado. Hace poco quiso modificar varios aspectos del funcionamiento del Poder Judicial pero como la Corte dictaminó que ello era inconstitucional, terminó respetando esa determinación.

Cristina quiere gobernar con el dedito pero se lo impiden, si hasta da pena, pobrecita...

No importa que el gobierno respete la constitución, la división de poderes y a los organismos de Derechos Humanos, importa que si pudiera no los respetaría. Es como los impuestos, nadie celebra pagarlos pero todos lo hacen para evitarse problemas con el fisco.

Cristina no ha impulsado leyes como el estatuto del peón rural o el trabajo doméstico porque la desvelen la peonada o las "chicas que nos ayudan", noo ¿qué le puede importar? Lo que quiere es hacerle perder plata a los productores agropecuarios y a los matrimonios que como trabajan afuera del hogar deben contratar una muchacha para que les limpie la casa.

Todo el accionar de Cristina está científicamente planificado para joderte, no lo dudes.

A ella no le interesa que la gente pobre viva mejor, lo que le interesa es que la voten así sigue dándose el gusto de ser la número uno. Y si para eso tiene que ponerles asfalto, cloacas y agua corriente, gastando dinero que es de todos -no de ella- lo hace igual porque a ella nada le importa más que ganar elecciones.

lunes, 22 de julio de 2013

Massa ¿Neoliberalismo con mayor control de daños?

Siguiendo con el tema del massismo y los significados de su irrupción es probable pensar que la tensión de acá en adelante se dé entre la continuidad de los populismos o la llegada de un neoliberalismo con mayor control de daños. Desde ya que éste último no es una novedad puesto que viene siendo expresado de una u otra manera por Mauricio Macri, Hermes Binner y Francisco De Narváez, pero sucede que ahora ha encarnado en Sergio Massa con todo lo que ello significa, básicamente porque el intendente de Tigre toma el proyecto pero le pone más capacidad política de armado y sustentación territorial pero fundamentalmente le agrega el factor decisivo de provenir desde adentro de la coalición del FPV, eso es lo que lo diferencia y coloca por encima del resto.

Cuando Cristina obtuvo el 54 % dos años atrás quedó establecido que el futuro en términos de poder real se jugaba dentro del espacio oficialista dado que las expresiones opositoras no peronistas aparecían impotentes para construir una opción verdaderamente ganadora. Bien, la astilla del mismo palo ha surgido, está a la vista de todos y dispuesta  a dar una batalla que sintoniza con las corrientes continentales. Lo que se discutirá en adelante es si el ciclo de gobiernos populares perdurará o si inexorablemente tendremos que asistir a la llegada de expresiones más “moderadas”. En este contexto, la pregunta del millón es si es posible mantener las conquistas con gobiernos menos confrontativos y si luego de los avances experimentados en esta década los pueblos de la región, aceptarán mansamente la pérdida de conquistas en el caso de que ello se concretara.

Está claro que la diferencia entre Massa y sus intendentes con los del kirchnerismo no se da en términos de gestión municipal ya que todos han sido beneficiarios de un estado nacional que ha destinado muchísimos recursos básicamente a la obra pública (incluso hay gestiones como la de Insaurralde que puede mostrar mejores resultados en términos de realizaciones que las del propio Massa o Giustozzi) El discurso de lo municipal es indudablemente efectivo y taquillero pero no es lo central puesto que lo definitorio es si el estado nacional podrá seguir financiando las obras y la asistencia social si negocia una tregua con los factores de poder real.

El debate de fondo, entonces, se da en términos políticos e ideológicos, no en aspectos de administración. En los noventa, las usinas políticas y mediáticas del menemismo nos hablaban de la necesidad de contar con “buenos administradores”, o sea, buenos gerentes para administrar un estado de cosas que desde esas superestructuras se lo veía en líneas generales bien. Podríamos afirmar que el discurso actual de lo local, de lo pequeño, de lo mínimo, tiene vasos comunicantes con aquella utopía noventista. Parte de un diagnóstico similar, por eso la cuestión principal pasa, primero por el diagnóstico y luego por ver qué medidas se toman. Si se diagnostica que la situación económica y social está más o menos bien y que lo que falta es una mejor administración y asignación de recursos, se concluirá que hay poner el acento en eso. Si en cambio se diagnostica que el problema sigue siendo la persistencia de serios desajustes en materia social, naturalmente se concluirá en que hay que seguir pugnando por obtener recursos y fortalecer al Estado nacional para poder llegar e esos argentinos que todavía están afuera.



domingo, 21 de julio de 2013

Audio de El Vermucito (21-07-2013)

Hoy vino al piso Arnaldo Bocco. Hablamos con la abogada tucumana Julia Vitar sobre los antecedentes del general Milani y con Paula Español, candidata a senadora nacional por el FPV porteño .

Primera hora


Segunda hora


Tercera hora


Massa y el riesgo del consenso prekirchnerista

El voto a Massa lo olés en la calle, incluso en mucha gente que dice "Yo voto a Massa y a Cristina". Hay varias lecturas para hacer al respecto pero la que tengo en la cabeza en este momento es que atrás de Massa hay un pacto, hay un consenso hay un "hasta acá llegamos" y a partir de ahora empezamos a morigerar el conflicto, la confrontación. No es necesario seguir forcejeando y dentro del debate franco y tranquilo se puede ir a las cosas concretas, a la utopía municipal, la cosa minimalista, que la garrafa le llegue al vecino, que la cloaca se haga, que por la canilla que te pusieron efectivamente llegue agua.

Me parece que corremos el riesgo de que ese discurso encubra un "hasta acá llegamos y acá nos quedamos", dando la imagen de una meseta, como que en política hay un momento en que hay que parar con la confrontación y empezar a negociar con aquellos factores de poder con los que hasta hace dos días confrontabas. ¿Qué quiero decir? La oposición está diciendo que la AUH estuvo bien, que la inclusión jubilatoria también, que muchas de las cosas que hizo el gobierno y que en su momento se decía que estaban mal, ahora están bien. Las PASO, por ejemplo (donde los mismos que se opusieron a su sanción hoy las celebran como un mecanismo maravilloso para resolver candidaturas).

Ahora, muchas de esas cosas que muchos hoy dicen que están bien se hicieron en base a una gran confrontación. El kirchnerismo sangró para sacar la ley de medios, sangró para sacar la ley de matrimonio igualitario ¿Te acordás a Bergoglio hablando de "la ira de Dios"? El kirchnerismo sangró para la recuperación de los fondos previsionales. En todos esos momentos tuvo que enfrentar a la oposición y a los medios en batallas cruentas para aprobar muchas de las medidas que hoy la misma oposición reconoce como buenas, lo de YPF, tengo guardados comunicados de prensa de diputados radicales, las cosas que decían cuando se hizo el anuncio... ¿Qué quiero decir, entonces? Que lo que se logró, no se lo logró porque los factores de poder dijeron "si, en realidad vamos a aflojar en esto, vamos a  repartir un poco más"... No. Lo que se logró fue en base a confrontar, como pasa en la vida cotidiana: vos no lográs nada sin pelear cuando estás en una correlación de fuerzas como la de Argentina donde los sectores populares están en la calle y a pata y los factores del poder concentrado en las grandes torres digitando todo.

Entonces digo también que no creo que haya que confrontar al pedo, vamos a ser claros. Una cosa es confrontar y otra confrontar al pedo, pero creo que muchas de las cosas que se han hecho y muchas de las que faltan todavía, no se van a poder lograr si vos no te parás desde un lugar de legitimidad y dignidad política y dese ahí enfrentar, porque es mucho el poder y los privilegios que están del lado de los ganadores históricos de la Argentina y todo eso hay que arrancárselo.

Me parece entonces que este planteo de Massa de venir con la cosa de la gestión municipal y ese discurso no confrontativo esconde un acuerdo, una alianza, un consenso prekirchnerista y me parece que desde ese punto de vista es absolutamente riesgoso porque, repito, no hemos llegado hasta acá gratis; no hemos llegado hasta donde estamos porque nos hallan regalado las cosas. Todo lo que se ha conseguido para el pueblo a sido en base a que hubo un gobierno que así como me representó a mí y me hizo volver a la política y me hizo volver a creer, nos demostró a todos que sin volumen político y sin confrontación no obtenés las conquistas. Lo que pasó con el desendeudamiento, basta recordar los diarios de aquellos días, las cosas que dijeron de Kirchner y Lavagna. Este para mí es el peligro de Massa, este riesgo que yo sospecho del consenso prekirchnerista, anudando con sectores de poder muy importantes, la verdad me preocupa. Me preocupa porque hay sectores con los que no podés negociar alegremente porque te acuestan.


(Extracto de la respuesta que le dí ayer a Carlos Burgueño en esta nota.)

viernes, 19 de julio de 2013

Me entrevistó Carlos Burgueño


Desde qué lugar político hablo - Cómo me kirchnericé - El cepo cambiario - Massa


Todo mal

Todo mal, Chevron, Milani, ahora la justicia cooptada por el gobierno con lo de Jaime, todo mal con la colectividad por el memorándum con Irán, según Clarín el gobierno sigue con su plan de intervenirlo y dicen algunos que lo haría antes de las elecciones porque luego quedaría muy debilitado (porque las perderá estrepitosamente, deberíamos deducir ¿no?) Mayo creció al 7,8 pero eso es rebote de gato muerto y si hay espectativas de crecimiento es sólo por el viento de cola. AFIP encontró 300 mil toneladas de cereal no declaradas, lo cual no sería un delito sino la desesperación de algunos sufridos labriegos de la patria que buscan escapar a la voracidad de un estado que se queda con todo (Etchevere, presidente de la Sociedad Rural,  dijo que hoy el campo está peor que en el 1 a 1)

300 mil toneladas, suficientes para cargar 10.000 camiones que ocuparían puestos en fila la friolera de 200 km, la distancia entre capital federal y Gualeguaychú.

Todo mal con la AMIA, el gobierno es culpable de buscar un entendimiento con IRAN para que se pueda juzgar a los supuestos responsables.

Un gobierno que ha hecho de la defensa de los derechos humanos una de sus causas centrales ahora tiraría todo por la borda ascendiendo a un general con un pasado que, según Clarín, estaría manchado de sangre y desde los que estaban hartos de hablar de la dictadura hasta los que planteaban la necesidad de dar vuelta la página para dejar de reabrir viejas heridas y preocuparse por "los Derechos Humanos de los vivos", súbitamente están haciendo lo que tanto han criticado.

Un gobierno que se aisló del mundo al "confiscarle" YPF a REPSOL, de un día para otro se baja los pantalones ante la multinacional Chevron por sólo 1000 millones de dólares.

Hoy leemos en Clarín y La Nacion que el gobierno de EEUU no apoyará a Argentina en su puja  con los fondos buitre, y lo presentan por poco con signos de admiración, como festejando la noticia, es que ruegan que ganen los fondos buitre, lo que equivale que le vaya mal al país, al pueblo. Algún día hablaremos de esto, de cómo algunos sectores buscan que nos vaya mal ¿porqué? porque siempre que al país le fue para el diablo, a ellos les fue de maravilla.

jueves, 18 de julio de 2013

A propósito del muy buen post de Martín Rodríguez



A la muy interesante la observación de Martín Rodríguez sobre Alejandro Fantino quiero agregar algunas cosas que vengo rumiando hace tiempo. El conductor de Animales Sueltos ya se reveló como un gran entrevistador hace más de una década y lo hizo en base a un manejo exquisito de los recursos imprescindibles para lograr un buena entrevista: es antes que nada un gran conversador, un gran creador de climas, un encantador de serpientes que logra descontracturar al entrevistado, bajarle las defensas para luego a extraerle a gusto y placer las respuestas que le interesan, algunas de las cuales el reporteado no tenía previsto soltar. Es un manejo que aprueba uno a uno los ítems del manual del entrevistador (Quique Pesoa y Jorge Rial son casos similares) 

El arte de la entrevista tiene mucho de fascinación y embrujo, es un momento donde el entrevistado inevitablemente se presenta con las defensas en alto, dispuesto a cumplir con su plan de respuestas y a evadir aquellas preguntas que por una cosa u otra no quiera responder. Es ahí donde el entrevistador tiene que encontrar la forma de derribar las murallas y para ello debe seducirlo y lograr que pierda temor, liberarlo.

Si eso se logra es pan comido.

Y  Fantino lo logra a la perfección.

Pero hay otro costado para abordar el fenómeno Fantino y es que cierto grado de independencia da brillo. El conductor de Animales Sueltos no se ciñe a un libreto, a una directiva o a una postura. 

Fantino no se sienta frente a un kirchnerista para ponerlo contra las cuerdas ni ante un opositor para tirarle centros.

No usa al entrevistado para bajar su línea como, ponele, Nelson Castro. Fantino no aborda el reportaje para demostrar que Massa es tal cosa e Insaurralde tal otra. Al contrario, el periodismo político que abunda en el cable está infiltrado hasta el tuétano por la opinión editorial y por eso se transforma en algo muy cercano a su parodia. Es el drama del autodenominado “periodismo independiente”, que trabaja sobre preconceptos ya establecidos y cumple roles. El periodismo político existente es muy pobre, pero eso no se nota hasta que irrumpen tipos con exquisito manejo del idioma mediático como Alejandro Fantino o Jorge Rial y lo ponen en evidencia.

Alguna vez Cristina dijo acertadamente: “A los opositores les hacen preguntan y a nosotros nos interrogan”.

Es absolutamente así.

El periodismo político infectado por intereses empresariales ha perdido todo tipo de calidad, es aburrido, patético, predecible. Nelson Castro sirve para ejemplificarlo. Hoy puede preguntarle hoy a un funcionario:

“¿Porqué el acuerdo con Chevrón viola nuestra soberanía?”

Y sin escuchar la respuesta prosigue:

“¿Y han evaluado las consecuencias que traerá aparejada la violación de la soberanía”

Enmarcada en formato de pregunta hay una afirmación a la que la seguirán otras y en ese frenesí lo que menos importa es la respuesta. Por ende, no hay diálogo. Se utiliza el formato de la entrevista para bajar línea. Es el problema irresuelto del periodismo que ha sido atropellado por la opinión editorial y que sobregira en base a presupuestos que en la mayoría de los casos nacen en las redacciones y se sobrealimentan en los pasillos de estudios de radio y TV pero están lejos de sintonizar de verdad con lo que pasa en la realidad. Fantino no hace más que poner todo esto en evidencia desde un lugar que muy bien está descripto por Martín.

Y todo esto es ni más ni menos que el preanuncio de un cambio de época en la relación de los medios con la sociedad y la política.

Lo de Fantino es sólo la punta del iceberg.

Nuevos datos del plan del Gobierno para intervenir el Grupo Clarín

Cuando pasen los días y nuevamente no pase nada, la "prensa libre" dirá que de no ser por las denuncias oportunas ya se habría consumado un nuevo asalto a la libertad...

Nuevos datos del plan del Gobierno para intervenir el Grupo Clarín
Modificaron un informe técnico en la CNV para justificar la “irregularidad e ineficacia” de la última asamblea.

Anticipo. Vanoli y Bermúdez en la Asamblea del Grupo Clarín, en abril.

COMPARTIR

RELACIONADAS

ETIQUETAS

17/07/13
A medida que transcurren los días, cada vez se torna más clara la decisión política del Gobierno, a través de las autoridades de la Comisión Nacional de Valores (CNV), para declarar la “irregularidad e ineficacia” de las decisiones adoptadas en la última Asamblea de accionistas delGrupo Clarín, como forma de allanar el camino a una intervención posterior de la compañía.
Este procedimiento es el que usó el Gobierno cada vez que quiso tomar el control de una empresa, como sucedió con YPF, Siderar y Papel Prensa.
Ahora se supo que una funcionaria de la CNV, que acompañó al titular de ese organismo durante la Asamblea en Clarín -y que fue ascendida pocos días antes -,modificó un informe de un profesional técnico sobre dicho evento.
El subgerente de Emisoras de la CNV, Luis Felipe Marrollo, emitió el 1° de julio el informe técnico sobre el desarrollo de la Asamblea del Grupo Clarín. Pero allí no volcó ninguno de los cuestionamientos que luego hizo el directorio de la CNV, para declarar la “irregularidad e ineficacia” de la Asamblea.
El subgerente Marrollo no mencionó la “falta de información” al accionista minoritario (ANSES), ni la “excesiva” participación de la asesora legal, como figura en la Resolución de la CNV contraClarín. Y respecto a la ausencia de tres directores en la Asamblea -que estuvo justificada por nota-, el informe de Marrollorecomienda “advertir” a esos directores a que en el futuro deberán concurrir a la Asamblea, pero nunca recomendó que se sancionara a la empresa.
Como Marrollo no mencionó ninguna de las causas que figuran en la Resolución que luego tomó la CNV, entonces su jefa, larecientemente ascendida “a cargo de la Gerencia de Emisoras”, Karina Bermúdez, incluyó de motu propio esas otras cuestiones, que sirvieron de justificación a la Resolución que tomó la CNV y que fueron desmentidas por Clarín.
Ella fue la encargada de mencionar, por ejemplo, una supuesta faltas de información o una excesiva participación de la asesora legal del Grupo Clarín. Y a partir de esos supuestos, para los que nunca dio derecho de defensa a la empresa, sostuvo que “las observaciones efectuadas dan cuenta de irregularidades acaecidas en el acto asambleario”. Por estas razones, Bermúdez dice que se “aprecia recomendable declarar la irregularidad e ineficacia de los actos administrativos” de la Asamblea.
Esta funcionaria había acompañado al titular de la CNV, Alejandro Vanoli, a la Asamblea de Clarín, que se realizó el 25 de abril.
Otro dato llamativo es que Bermúdez recibió el informe de Marrollo el 10 de julio y ese mismo día ella elaboró un dictamen de 36 páginas, con citas de jurisprudencia y doctrina. Ese mismo día se lo giró al Servicio Jurídico, quien también ese día emitió su dictamen de 10 páginas. El 11 de julio se expidió el gerente general; y ese mismo día el Directorio emitió la Resolución que declaró la “irregularidad e ineficacia” de las decisiones de la Asamblea.
Todo un récord.
Esa Resolución fue similar a otras nueve que tomó la CNV desde 2009: una contra Siderar (cuando discutía incorporar a directores de La Cámpora); otra fue contra YPF, antes de su intervención; y nada menos que siete contra Papel Prensa,que sirvieron de base para el pedido que este año hizo la SIGEN de intervenir la compañía.
Esa es la herramienta que el Gobierno planea usar para avanzar sobre el Grupo Clarín.

Entrada destacada

Carta Abierta a Carta Abierta